Huelva.-Arboreto El Villar.-Bonares.-
Huelva.-Arboreto El Villar.-Bonares.-Bosquete de Eucalyptus sideroxylon

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En una fría y lluviosa mañana de invierno decidimos mi hijo y yo dirigirnos al Condado de Huelva en visita que ya teníamos programada  al Arboreto el Villar, un Arboretum primordialmente de Eucalyptus en unas 75 hectáreas que se encuentra en el término de Bonares, provincia de Huelva, en la comunidad autónoma de Andalucía, España.

Situado en la zona suroeste del término de Bonares, a unos 10 kilómetros del núcleo urbano y atravesado por el arroyo Palomeras, se llega por el camino de barro «Las Playeras» o bien, si se viene de Rociana, por el carril de La Vaqueriza.

Se encuentra en las cercanías del Parque nacional de Doñana.

La singularidad del Arboreto El Villar estriba en que constituye una de las curiosidades botánicas más interesantes y desconocidas de la provincia y de España del género Eucalyptus.

Un sendero  ofrece al visitante la oportunidad de adentrarse en un paisaje peculiar, muy diferente al de la mayor parte de los espacios sobre los que se localizan los equipamientos de uso público de la provincia de Huelva.

Como su propio nombre indica, es un área que se extiende en torno a las 75 ha, organizada en 90 parcelas destinadas a albergar distintas especies del género eucalipto, a modo de parcelas de ensayo en las que se realizaba el seguimiento y evaluación de la viabilidad de cada una de las especies implantadas, con la finalidad de comprobar su potencial utilización en los programas de repoblación forestal llevados a cabo a lo largo de las décadas de los años 40, 50 y 60 del siglo pasado.

Este Arboreto junto con los ubicados en El Acebuche; Los Cabezudos y El Loro, formaba parte de un entramado de centros de ensayo forestal que estuvo funcionando hasta principios de los años 70, siendo el de El Villar el único que se ha mantenido en su integridad lo que hace de él un elemento de gran valor educativo, histórico y botánico.

Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-.-Eucalyptus grandis.-
Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-.-Eucalyptus grandis.-

El sendero recorre la mayor parte del área botánica completándose con numerosas sendas que acercan al visitante a las distintas parcelas y permiten su acceso de unas a otras. En las parcelas del están representadas hasta 48 especies diferentes junto con algunos híbridos producidos entre algunas de ellas.

Al margen del valor botánico e histórico del lugar, la presencia de especies de características singulares por el color de sus troncos (E.diversicolor); por su tamaño (E.grandis); por el olor que desprenden sus hojas (E.citriodora); por el aspecto a corcho de su corteza (E.sideroxylon); por el color de sus flores (E.ficifolia),etc. causan sorpresa al visitante que no espera encontrar semejante diversidad en este genero despreciado por su abundante plantación en la comarca, con el tópico de que donde se criaba el eucalipto la tierra quedaba diezmada de tal modo que ya no se podía realizar cultivo alguno. que se lo digan a los de Ayamonte que donde antes había eucaliptos, ahora están los mejores naranjales de la provincia.

Como elementos complementarios, el sendero dispone de una zona de estacionamiento, de un pequeño merendero y de un pequeño habitáculo donde se exponen varios paneles informativos sobre la historia del Arboretum, las especies presentes y el papel del eucalipto como género forestal ampliamente extendido en nuestro territorio.

El sendero dispone además de una completa señalización en las que se van identificando las diferentes especies existentes así como sus características y peculiaridades correspondientes

UNA VISIÓN HISTÓRICA DE LOS ARBORETOS DE EUCALIPTOS DE HUELVA de Sánchez Gullón, E  ; Caraballo Martínez, J.M.  ; Ruiz, F..

Boletín del CIDEU 8-9: 43-56 (2010) ISSN 1885-5237

Para una mejor documentación de este articulo he acudido a la brillante exposición histórica  que más arriba se hace referencia que nos detalla el porque de la existencia del Arboreto.

Con este artículo quiero subrayar y reclamar la atención sobre la importancia de conservación de estas colecciones botánicas en forma de Arboretum, por su valor científico, etnográfico e histórico.

En España se inició el cultivo del eucalipto entre 1860- 1866 por P.A. Ventalló y Vintró (Anónimo, 1872; Navarro, 1928), en la Granja de Agricultura de Barcelona. Este farmacéutico de Tarrasa fue coautor con V. Cusó en 1877 de la publicación pionera “Los gomeros de Australia y la regeneración forestal de España”. En Galicia se plantaron por primera vez en 1863 en Pontevedra de la mano de Fray Rosendo Salvado (Rigueiro, 1993). Desde Galicia pasa a la cornisa cantábrica entre 1865-1867, en Asturias, Cantabria y País Vasco. En 1868 se plantaron eucaliptos en el Jardín Botánico de Madrid, algunos de los cuales fueron cortados en 1906 a causa de la prolongación de la Gran Vía. Eduardo de Aristegui en 1868 cita ya su cultivo en Valencia y Andalucía. En 1872 Ernesto Lambert publicó en la “Revista del Institut Agrícola Catalán de San Isidro”, que se daba como naturalizado en diversos puntos de la geografía española (Anónimo, 1872), como una de las primeras referencias de su naturalización en España. Posteriormente entre 1912 y 1927 se realizan plantaciones con esta especie por la Compañía Minera y Metalúrgica de Peñarroya (Córdoba), para obtener traviesas y vigas de minas. A partir de la segunda mitad del siglo XX su cultivo es generalizado en España.

La primera datación de su cultivo en Huelva se debe a la presencia inglesa en la mina de Riotinto en 1878 (Sánchez Gullón et al., 2009). La madera de estos árboles se utilizó para fabricar vigas y traviesas en la cuenca minera del Andévalo.

Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.–Eucalyptus cladocalyx.
Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.–Eucalyptus cladocalyx.

Los inicios de su cultivo como colección botánica en arboreto se producen en el municipio de San Bartolomé de la Torre, en la finca de Sierra Cabello en el año 1918.

Su propietario José Duclós, fue un hombre emprendedor que instaló una serrería y calderas de esencias, realizó un intercambio de garbanzos españoles (Cicer arietinum) por semillas de eucaliptos, las cuales se remitieron desde Australia (Martín Bolaños, 1946:15):

En la década de los años 30 la compañía holandesa Sociedad Forestal de Villarejos (N.V. Handelsmaatscharppij Ibérica), de procedencia indonesia, realiza una serie de parcelas experimentales con diversas especies exóticas y eucaliptos dentro del Espacio Natural Doñana (Burguers, 1949: 400):

En la primera mitad del siglo XX se promulgan una serie de leyes estatales encaminadas a incentivar y potenciar las repoblaciones forestales para paliar la demanda de materias primas deficitarias del estado español (Ley de Repoblación Forestal, 1908; Ley de Conservación de Montes, 1908; Ley de especies de repoblación de desarrollo rápido, 1926). Amparados más tarde por el “Plan Nacional de Repoblaciones Forestales” de 1940, se construyen una serie de arboretos con fines experimentales en Huelva (Echeverría, 1952; De la Lama, 1951; 1971; Ruiz de la Torre, 2006) (Tabla 1). Martín Bolaños (1946; 1952; 1958), cita diversos arboretos de experimentación de eucaliptos centrados también en el Espacio Natural Doñana (Los Cabezudos, Coto Ibarra, Coto la Matilla, Coto Bodegones, etc.), y su cultivo generalizado por la provincia:

En 1952  el Ingeniero de Montes Manuel Martín Bolaños asiste al Congreso Internacional sobre Eucalyptus celebrado en Australia, que le permitió recorrer ese continente y conocer “in situ” las poblaciones de un elevado número de las especies del género Eucalyptus. Como fruto de ese viaje trajo una colección de semillas de 200 especies de eucaliptos, que repartió en tres lotes. Uno de esos lotes fue remitido a Gaspar de Lama, que en aquel entonces era jefe regional de Andalucía Occidental del Patrimonio Forestal del Estado.

Huelva.-Arboreto El Villar.-Bonares.-Eucalyiptus eryothrocorys.
Huelva.-Arboreto El Villar.-Bonares.-Eucalyiptus eryothrocorys.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Huelva.-Arboreto El Villar.-Bonares.-Eucalyptus cinerea
Huelva.-Arboreto El Villar.-Bonares.-Eucalyptus cinerea.-Detalle

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Eucalyptus citriodora.–
Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Eucalyptus citriodora.–

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Huelva se inicia una serie de plantaciones de arboretos destacando “El Villar” en el término municipal de Bonares, donde se plantaron más de 70 especies.

A partir de la creación en 1963 de la Empresa Nacional de Celulosas de Huelva (en la actualidad ENCE ( Ence Energía y Celulosa S.A es una empresa española dedicada a la transformación de madera procedente de cultivos forestales para uso industrial ). aparecen algunos arboretos vinculados a dicha empresa en la provincia.

Con la reforestación de eucaliptos con intención inicial para aprovechamiento forestal por parte del Patrimonio Forestal del Estado, se implanta también su uso como una herramienta eficaz para luchar contra la malaria.

La vocación forestal de la provincia de  Huelva determinó la creación de diversos Arboretum o arboretos de investigación a principios del siglo XX con el objetivo de identificar las especies forestales de mayor potencial para la producción de madera, leña, carbón,… Por ello se introdujeron numerosas especies del género Eucalyptus en plantaciones experimentales de Arboretum, quedando muestras de algunos de ellos repartidas a lo largo de toda la provincia.

Arboretos Ayer y Hoy

El Villar (Bonares): Actualmente muy bien conservado con dotación de uso público tiene una extensión de 75 hectáreas, fue creado por el ingeniero de Montes  Gaspar de la Lama en 1955, funcionando hasta 1970.Se conforma como una de las más completas colecciones botánicas de eucaliptos de Europa.

La parcela más antigua fue plantada por el ingeniero de Montes  Manuel Martín Bolaños en marzo de 1955 con un conjunto de 18 especies de las cuales la correspondiente a E. creba fue la primera en ser plantada.

Por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en colaboración con E.N.C.E. se llevó a cabo en el año 2000 una restauración con revisión y el acondicionamiento para uso público dotándolo de información y equipamientos con una serie de paneles de interpretación. La colección se ha enriquecido con introducción reciente de otras especies que han aumentado el número de taxones de esta colección botánica (Eucalyptus leucoxylon, Eucalyptus cordata, Eucalyptus caesia).

Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Eucalyptus leucoxylon
Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Eucalyptus gunnii

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Concluye este articulo con esta serie de conclusiones sobre el eucalipto:

  • La primera datación histórica del cultivo del eucalipto en Huelva se debe a los ingleses que utilizaron y cultivaron este árbol en la cuenca minera de Riotinto en 1878 para fabricar vigas y traviesas para las minas.
  • Las especies cultivadas de eucaliptos que se tienen constancia son de 130 especies diferentes El último taxón introducido es Eucalyptus dunni plantado con otras 9 especies diferentes en el arboreto del Parque Moret de Huelva en 2009.
  • Muchas de estas especies han desaparecido o están en vías de desaparecer sin valoración de su importancia histórica o económica.
  • El viejo axioma, que para poder conservar debemos conocer lo que queremos proteger, nos manifiesta la necesidad urgente de determinar que especies de eucaliptos quedan todavía vivas en Huelva.
  • Estos arboretos son testigo de las actividades forestales pasadas llevadas a cabo en los siglos XIX-XX, con repercusión en el modelado de todo el territorio onubense, representando un recurso natural añadido de educación ambiental fundamental para conocer el paisaje de Huelva de un gran valor etnográfico y antropológico.
  • Su cultivo generalizado facilitó la erradicación de la enfermedad de la malaria en la provincia de Huelva producida por la picadura del mosquito Anopheles vector transmisor del protozoo Plasmodium.
  • El registro de arboretos pasados y presentes en Huelva asciende a 18.
  • El mejor exponente de estas colecciones botánicas aparece en el Arboreto de El Villar (Bonares), con más de 70 especies de eucaliptos diferentes muy bien conservado en la Campiña onubense. El segundo arboreto en importancia es La Garnacha en Cortegana con 42 especies, localizado en la Sierra de Aracena.
Huelva.-Arboreto de El Villar.-Boneres.-Eucalyptus smithii
Huelva.-Arboreto de El Villar.–Eucalyptus spp.

Herbario Digital del Eucalyptus:

El actual Herbario “MAIA” procede de las colecciones del antiguo Instituto Forestal de Investigaciones y Experiencias, constituidas esencialmente por muestras de plantas leñosas de la flora española o cultivadas en España.

Entre estas últimas es notable la colección que se presenta, dedicada al género Eucalyptus, que contiene 390 pliegos de 126 taxa específicos de este género cultivados en España; incluye algunos ejemplares asignados a los géneros afines Corymbia, Angophora y Symphyomyrtus, considerados por muchos autores como subgéneros de Eucalyptus.

La colección, iniciada hacia 1920, se incrementó especialmente a partir de los viajes para los que fue comisionado el Ingeniero de Montes Manuel Martín Bolaños para visitar en 1924 las plantaciones existentes entonces en el Sur de España y, pocos años después, las de varios países mediterráneos; su asistencia en 1952 al Congreso Internacional sobre Eucalyptus celebrado en Australia, le permitió además conocer las poblaciones naturales de muchas de las especies de este género y establecer relaciones con los principales expertos y centros de información.

Fruto de ese viaje fue, además, una rica colección de semillas contrastadas de 200 especies, que fueron distribuidas a diversas instituciones, viveros y arboretos, entre otros al Centro Forestal de Lourizán (Pontevedra), a la Jefatura Regional de Patrimonio Forestal del Estado en Andalucía occidental (Sevilla), al Servicio de Explotación y Mejora de las zonas áridas del SE Español y al Centro de Investigaciones y Experiencias Forestales de Larache, en la zona de Protectorado Español de Marruecos.

La gran mayoría de las muestras presentadas en esta colección fueron recolectadas y estudiadas por dicho ingeniero entre 1922 y 1966; a él hay que atribuir también los 68 pliegos etiquetados sin fecha ni nombre de colector explícitos, procedentes del arboreto de El Villar (Huelva).

Del resto de las muestras, las más antiguas se deben a D. Gil y a E. Caro, recogidas en el arboreto de Gaucín (Málaga). J. Duclós aportó las obtenidas en su finca de Sierra Cabello (Huelva), cuyo gran interés mereció una importante publicación de Martín Bolaños. Con este autor herborizaron A. Rodríguez y A. Zuloaga, especialmente en Gaucín (Málaga) y Guadacorte (Cádiz). F. Martínez Mata, J. Elorrieta y J. Echevarría recogieron muestras en la estación de Lanjarón (Granada); las enviadas por Ruiz de la Torre desde Larache corresponden a plantas de vivero obtenidas a partir de las semillas traídas de Australia por Martín Bolaños. Dos muestras de Argelia se deben a R. Maire.

Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Sendero para identificación de las especies de-Eucalyptus
Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Sendero para identificación de las especies de-Eucalyptus

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunas muestras de Madrid, Guadalajara y Guardamar fueron herborizadas por J. Ruiz del Castillo. Otras aportaciones se deben, en fin, a M. Prats y R. Benito (Galicia), L. Bustamante (Cantabria) y J. de Arana (Baleares).

A la jubilación en 1966 de Martín Bolaños, jefe hasta entonces de la sección de Botánica, sucedieron varios hechos que paralizaron la actividad en el herbario e hicieron difícil su atención, como fueron sucesivamente: la supresión de la sección, el fin del IFIE y la trasferencia parcial a la Comunidad de Madrid. Junto a estos hechos, la influencia de cierto tipo de ecologismo alentó en esos años una mentalidad que contribuyó al abandono de los estudios sobre Eucalyptus. El rescate, reagrupación y ordenación de la colección, lejos ya de sus creadores, se hicieron difíciles y en muchos casos problemáticos; no obstante fue conservada, ordenada y, finalmente, informatizada.

Actualmente la colección se custodia en las instalaciones del INIA. Los pliegos presentan los datos originales, incluyendo en muchos casos etiquetas de campo con notas y observaciones de interés.

En las décadas de los 40 y 50 del pasado siglo se procedió a la protección contra plagas mediante la inmersión de los pliegos en sublimado corrosivo, como consta en la etiqueta con el signo y leyenda de “envenenado”; esta práctica se abandonó más tarde, principalmente por la toxicidad del producto; por otra parte la actual disposición de los pliegos en cajas estancas, y éstas en armarios metálicos, reducen mucho los riesgos de ataques y simplifican los tratamientos preventivos.

Se ha respetado la taxonomía utilizada por los recolectores en cada momento, lo que en algún caso puede dar lugar a más de una entrada para una misma especie, debido a la utilización de unos u otros sinónimos. Los pliegos contienen en algunos casos fragmentos de corteza del pie herborizado, frutos y, con frecuencia, sobres con semillas, si bien éstas – de tamaño diminuto en el género – no son visibles en la digitalización efectuada. La ampliación de la imagen permite distinguir en casi todos los casos muchos de los elementos útiles o necesarios para la identificación: tipos y tamaños de hojas, nerviaciones, disposición de las yemas florales, forma de cálices y opérculos, frutos con sus valvas y disco, etc. Se ha añadido a cada pliego una escala milimétrica de referencia, para la comparación de magnitudes.

Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Eucalyptus sideroxylon
Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Eucalyptus sideroxylon

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descripción de las algunas de las especies representadas:

EUCALYPTUIS SIDEROXYLON A.Cunn . ex Woolls

Es un árbol de talla mediana ocasionalmente grande puede alcanzar los 30 metros. La corteza es persistente en el tronco y las ramas grandes, dura y profundamente surcada, gris oscura a negra, con las ramas superiores lisos y blancuzcos.

Las hojas adultas son pedunculadas, lanceoladas de 14 x 1,8 cm, sub-glaucas o verde opaco. Las flores son blancas, rosas, rojas, o amarillo pálidas y aparecen desde el principio de otoño hasta mediados de la primavera.

Se le conoce comúnmente  como Palo de hierro rojo, fueron plantados en el arboreto en abril de 1956 procedentes de Cabezudos del Término Municipal de Almonte.

burst
burst

CORYMBIA CITRIODORA Hook.) K.D.Hill & L.A.S.Johnson

Eucalyptus citriodora

Corymbia citriodora es una especie arbórea de hasta 50 m de altura, oriunda del este templado y tropical de Australia. Se le conoce popularmente como “eucalipto olor de limón”, “eucalipto limón” y “eucalipto moteado”. De hecho, el nombre Corymbia citriodora se deriva del latín citriodorus, que significa olor a limón.

Corymbia citriodora tiene corteza (ritidoma) suave, uniforme o ligeramente moteado, blanco a cobrizo en verano, y una conspicua copa de hojas angostas con una fragancia muy fuerte a esencia de limón. Las yemas, en forma de pera, brotan en grupos de 3 en la axila de cada hoja. Los frutos (cápsulas) tienen forma de urnas. Su corteza espectacular es lisa en toda la altura del árbol, a veces de aspecto polvoriento blanco, y con laminillas muy finas y rizadas.

Es un importante árbol forestal, en demanda de madera estructural y para producir miel. También es popular en horticultura tanto dentro como fuera de Australia.

El aceite esencial del “eucalipto olor de limón” consiste en citronelal (80%),​ producido principalmente en Brasil y China.

Estos bosquetes fueron plantados en el Arboreto El Villar desde marzo a diciembre de 1964 procedentes de Guadacorte.-Cadiz.

Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Eucalyptus cinerea
Huelva.-Arboreto de El Villar.-Bonares.-Eucalyptus cinerea

EUCALYPTUS CINEREA F.J.Muell. ex Benth

Es un árbol mediano a grande, con la corteza áspera, ancha, fibrosa, longitudinalmente surcada, café rojizo a café-gris; persistente en el tronco, y ramas más largas.

Los árboles usualmente maduran pronto, pero en la fase juvenil con frecuencia producen hojas intermedias y adultas que son pedunculadas, ampliamente lanceoladas de 11 × 2 cm, con color rosas, azul grisáceas y glaucas. En Eucalyptus L’Hér., los pétalos, soldados entre sí y a veces también con los sépalos, forman parte del opérculo, perfectamente ajustado al hipanto, que se desprende a la hora de la floración.

Las flores, blancas, aparecen desde mediados de primavera hasta inicios de verano.

Huelva..-Eucalyptus filicifolius en Cabezudos Detalle de floración
Huelva..-Eucalyptus filicifolius en Cabezudos

CORYMBIA FILICIFOLIA (F.Muell.) K.D.Hill & L.A.S.Johnson, 1995

Corymbia ficifolia, o eucalipto rojo, eucalipto de flores rojas (previamente Eucalyptus ficifolia) es uno de los árboles ornamentales más comúnmente plantados que están relacionados con la más amplia familia de los Eucalyptus.

En Australia se le denomina “Red Flowering Gum” (eucalipto de flor roja) y este nombre se usa a menudo, pero generalmente no para indicar Corymbia ficifolia en particular como opuesto a los de su propia especie y otros árboles similares.

Corymbia calophylla  es otra especie es muy difícil de separar taxonómicamente. ejemplares individuales son claramente una especie o la otra, pero aún los  expertos no siempre ven la diferencia, particularmente cuando muchos árboles cultivados se han hibridado.

Ambas especies son inusuales al crecer solo en primavera, lo cual significa que los brotes florales (que abren a fines del verano) están expuestos en el follaje y muy visibles. Ambas especies comparten el hábito de florecer de manera significativa solo en el segundo año; típicamente partes de un determinado árbol florecen un año y en otras partes el siguiente, pero esto varía enormemente.

En un típico comportamiento de Corymbia, cada árbol parece tener sus hábitos particulares.

Huelva..-Eucalyptus robusta en el término de Hinojos
Huelva.-Eucalyptus robusta en el término de Hinojos.-Detalle de tronco

EUCALYPTUS ROBUSTA Sm. 1795

Su fuste alcanza los 30 m; madera pesada (cerca de 850 kg/m3), muy dura, texturada, razonablemente apta para trabajar. Para construcción (tablas, vigas), paneles, botes. Bien cotizada para pisos y muebles debido a su rico color miel oscuro.

Se adapta a muchos tipos de climas y fue introducida en muchos climas tropicales, subtropicales y templados cálidos: Puerto Rico, sur de Florida, costas de California, Hawaii; estando completamente naturalizada.

Conocido comúnmente como «caoba de los pantanos» en Australia, en Estados Unidos se la llama «robusta eucalyptus» y como robusta, eucalipto o «beakpod eucalyptus» en Puerto Rico.

Es común su plantación para madera en Australia, Sudáfrica y Sudamérica

Otras muchas especies de eucaliptos están representadas en la  única coleccion del arboreto, cuando lo abandonas te dan ganas de volver a visitarlo para fundirte en un abrazo con estos grandes monstruos de la naturaleza.