Liuzhou- Forest City.-China.-

No es ningún secreto que China encabeza las listas de uno de los países con la peor contaminación del aire. La rápida industrialización ha llevado a China a convertirse en el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo. La dependencia del país de las plantas de carbón ha empeorado aún más las emisiones. La industrialización ha provocado el rápido deterioro de la calidad del aire de China, a pesar de ayudar a millones de ciudadanos a escapar de la pobreza. Gran parte del país está plagado de problemas de smog, que ha causado problemas de salud y muertes.

La primera “Ciudad del Bosque” del mundo, que se proyecta para combatir la contaminación, se  en Liuzhou, provincia de Guangxi, China.

El diseño es de  Stefano Boeri Architetti, un equipo que desarrolla proyectos ecológicos en todo el mundo, la futurista Ciudad Forestal será el hogar de una comunidad de aproximadamente 30,000 personas. Se cubrirá con vegetación, e incluirá cerca de 1 millón de plantas de más de 100 especies y 40,000 árboles que juntas absorberán casi 10,000 toneladas de dióxido de carbono y 57 toneladas de contaminantes, y producirá aproximadamente 900 toneladas de oxígeno por año.

Como resultado, Forest City ayudará a disminuir la temperatura promedio del aire, mejorará la calidad del aire local y creará barreras de ruido, generando hábitats y mejoras en la  biodiversidad local en la región

La planificación urbana del municipio de Liuzhou encargó el diseño de la ciudad forestal de Liuzhou de 175 hectáreas que se ubicará a lo largo del río Liujiang en la parte norte de Liuzhou a Stefano Boeri Architetti . El proyecto tiene un alto perfil en China y, si tiene éxito, será un ejemplo para el diseño de ciudades verdes en otras partes del país y del mundo.

El proyecto estaba previsto que se completara en algún momento de 2020

La ciudad forestal de Liuzhou es el resultado de los planes de China para crear atractivas áreas residenciales fuera de sus principales ciudades y para trasladar a más de dos millones de personas a las áreas rurales para frenar la migración y la pobreza, al tiempo que aumenta la modernización. El proyecto cumple con las nuevas regulaciones destinadas al desarrollo de edificios ecológicos y sostenibles. Ayudará a reducir la contaminación, al tiempo que creará espacios urbanos atractivos.

Y el Buró de Planificación Urbana del Municipio de Liuzhou ha contratado al arquitecto italiano Stefano Boeri, el padre del movimiento de la ciudad forestal, para construir una comunidad autónoma para hasta 30,000 personas.

“ Realmente creo que traer bosques a la ciudad es una forma de reducir el cambio climático “ Stefano Boeri

Liuzhou- Forest City.-China.-
Liuzhou- Forest City.-China.-

Después de la construcción del Bosco Verticale en Milán, el proyecto Liuzhou es una empresa mucho más ambiciosa. Sus hogares, hospitales, hoteles, escuelas y oficinas se construirán en un sitio de 175 has. en lo que Boeri llama el primer intento de crear un “entorno urbano que realmente intente encontrar un equilibrio con la naturaleza”. Se espera que sus 100 especies de vida vegetal absorban casi 10,000 toneladas de dióxido de carbono y 57 toneladas de contaminantes por año, mientras que al mismo tiempo producen 900 toneladas de oxígeno que darán vida.

El plan maestro de la ciudad forestal de Liuzhou contempla el desarrollo de un área de 175. has ubicada a lo largo del río Liujiang. . Los edificios se alinearán a lo largo del río, sirviendo como un puente urbano a la nueva ciudad de Liuzhou en construcción. Todos los edificios estarán cubiertos por plantas y árboles de diversas formas y tamaños.  Los árboles y las plantas se ubicarán en parques, jardines y calles, así como las fachadas de los edificios.

Además de la gran cubierta verde, la Ciudad del Bosque será autosuficiente energéticamente. Los paneles solares se instalarán en los techos del edificio para producir energía renovable y la electricidad para el aire acondicionado se obtendrá de la energía geotérmica. La nueva ciudad utilizará solo vehículos eléctricos para el transporte y se conectará a la ciudad principal a través de una línea eléctrica de alta velocidad.

El concepto de ciudad forestal se basa en la investigación forestal vertical de la empresa de Stefano, que ha dado lugar a la primera torre de bosque vertical del mundo en Milán, así como a planes para varias otras iteraciones del sistema en todo el mundo, incluidas las ciudades chinas de Nanjing, Shanghai y Shenzhen. . Con la construcción en Liuzhou Forest City  se esperaba  a que el proyecto se realizara en solo 3 años, con una apertura prevista en 2020.

Por lo tanto, la ciudad forestal de Liuzhou representará un asentamiento totalmente “verde”, así como un nuevo modelo urbano para el futuro, donde las necesidades de vivienda y el respeto por el medio ambiente coexistan en armonía.

Nanjing-Vertical-Forest-Stefano-Boeri-Architects
Nanjing-Vertical-Forest-Stefano-Boeri-Architects.-Plantas preparadas en vivero

En  junio de 2017, en Liuzhou, Stefano Boeri Architetti Studio se reunió con los expertos en planificación urbana para discutir sobre el proyecto Forest City. En esta  reunión estratégica se trató sobre los aspectos técnicos y los detalles arquitectónicos del proyecto. Asistieron a la reunión: el Departamento de Bomberos de Liuzhou, Liuzhou La Oficina de Planificación Urbana, la Oficina de Protección del Territorio, la Oficina de Desarrollo Económico de la ciudad y los Expertos en Planificación Urbana de Liuzhou renovaron por unanimidad su interés y aprecio por el proyecto; en dos semanas, la Oficina de Planificación Urbana de Liuzhou debería haber confirmado el inicio de los trabajos .

Los bosques verticales se están extendiendo en el mundo y hoy incluso podemos hablar de un “movimiento verde”.

El imaginario común significa edificios “verdes” como estructuras construidas con respecto al medio ambiente y la eficiencia energética.

Sin embargo, un número cada vez mayor de arquitectos considera que el componente natural es una parte integral de sus trabajos y, junto con las ciudades y las empresas que apoyan el “diseño biófilo” (el contacto con la naturaleza es esencial para el desarrollo psicológico humano.) , promueve la idea de envolver los edificios en un manto verde, alcanzando altas alturas y eliminando el límite entre el interior y el exterior mediante la integración de elementos naturales en el diseño de interiores.

El diseño “biofílico” no solo aporta beneficios económicos, a través del ahorro de energía, sino que también contribuye al bienestar ambiental, así como a la mejora de la calidad estética del entorno urbano.

“El diseño biófilo ha recibido reconocimiento internacional.  Primero fueron las dos torres del complejo residencial Bosco Verticale en Milán, caracterizadas por terrazas escalonadas con aproximadamente 900 árboles,  suficientes para cubrir un bosque de 2 hectáreas “.

El proyecto Forest City, presentado por primera vez en la conferencia internacional COP 21 en París en 2015, es una derivación del tema más amplio de Urban Forestry, que siempre ha sido el foco de la investigación de Stefano Boeri Architetti.

Stefano Boeri.-Liuzhou Forest City.-Masterplan China-

El desarrollo de modelos urbanos y arquitectónicos de regeneración ambiental, desmineralización del suelo y aumento de la biodiversidad ha llevado a la concepción de una ciudad de nueva generación, capaz de convertirse en un modelo de crecimiento sostenible a nivel global, a partir de China.

De hecho, China es el país del mundo con la mayor tasa de urbanización, con 14 millones de habitantes que migran cada año a las ciudades. Desde 2015, Stefano Boeri Architetti se dedica al estudio y diseño de prototipos de Forest City en diferentes regiones de China, desde la parte norte, donde se encuentra Shijiazhuang, hacia el sur, donde se encuentra Lishui.

En 2017, Liuzhou Forest City Masterplan, el asentamiento urbano que combate la contaminación atmosférica fue aprobado por la planificación urbana del municipio de Liuzhou. La primera ciudad forestal china proyectada por Stefano Boeri Architetti presenta oficinas, casas, hoteles, hospitales y escuelas que están completamente cubiertos por plantas y árboles.. La ciudad forestal de Liuzhou  que se ha divulgado que se está construyendo en el norte de Liuzhou, en la zona montañosa de Guangxi, en la parte sur de China, de momento es solo un proyecto.

La ciudad forestal de Liuzhou tendrá todas las características de un establecimiento urbano autosuficiente de energía: energía geotérmica para aire acondicionado interior y paneles solares en los techos para recolectar energía renovable.

La gran innovación del proyecto de Stefano Boeri Architetti es la presencia de plantas y árboles en cada edificio, de todos los tamaños y funciones. La ciudad forestal de Liuzhou albergará en total 40,000 árboles y casi 1 millón de plantas de más de 100 especies. La difusión de plantas, no solo en los parques y jardines o a lo largo de las calles, sino también en fachadas de edificios, permitirá que la ciudad autosuficiente en energía contribuya a mejorar la calidad del aire , disminuir su temperatura media , crear barreras de ruido y mejorar la biodiversidad de las especies vivas, generando el hábitat para las aves, insectos y pequeños animales que habitan el territorio de Liuzhou.

Por primera vez en China y en el mundo, un asentamiento urbano innovador combinará el desafío para la autosuficiencia energética y para el uso de energías renovables con el desafío de aumentar la biodiversidad y reducir de manera efectiva la contaminación del aire en las zonas urbanas. crítico para la China actual, gracias a la multiplicación de superficies vegetales y biológicas urbanas.

Stefano Boeri Architetti continúa sus investigaciones para una nueva generación de Arquitecturas y entornos urbanos frente al cambio climático, proponiendo nuevos modelos para el futuro de nuestro planeta

Para 2020, la primera ciudad-bosque china diseñada debía  ser una realidad: oficinas, hogares, hoteles, hospitales, escuelas completamente cubiertas de árboles y plantas. Las obras para la construcción de la ciudad forestal de Liuzhou nunca  iniciadas   deberían haber sido  la primera ciudad ecológica del mundo.. La ciudad forestal de  tendría todas las características de un asentamiento urbano autosuficiente con suministro de energía, a partir del acondicionamiento geotérmico de los interiores y el uso generalizado de paneles solares en los techos para la producción de energías renovables.

Por primera vez en el mundo, un el asentamiento urbano de próxima generación combinaría el desafío de la autosuficiencia energética y el uso de energías renovables con el de la biodiversidad cada vez mayor y eso, crucial para la China contemporánea, de reducir significativamente la contaminación del aire en las grandes ciudades, gracias a la multiplicación de ambos vegetales. Y superficies urbanas biológicas.

Con el proyecto de la Ciudad Forestal de Liuzhou, la práctica de arquitectura dirigida por Stefano Boeri continúa con su investigación en torno a una nueva generación de arquitecturas y asentamientos urbanos que desafían el cambio climático y se proponen como modelos para el futuro del planeta, inescrutables en la filosofía de los  proyectos llamados bosques verticales.

Se espera que la ciudad futurista, que dará un ejemplo de cómo las ciudades pueden crecer y reducir la contaminación de carbono, se inicie lo más pronto posible.

“  En febrero de 2017, los periódicos y revistas de todo el mundo informaron que el “terreno se ha roto” en el proyecto (unos siete meses después de que ya estaba en construcción). Una ciudad verde que lucha contra la contaminación, como ninguna otra, está cobrando vida en China, diseñado por Stefano Boeri Architetti, la primera “Ciudad del Bosque” se encuentra en construcción en Liuzhou, provincia de Guangxi. Las similitudes en la historia donde se publica me convencen de que está siendo tomada de un comunicado de prensa del Sr. Boeri.

Recientemente, junto con un conocido, me propuse descubrir exactamente dónde se estaba construyendo este lugar y determinar si realmente se había iniciado algún trabajo. Casi en todas partes que preguntamos, nos encontramos con caras en blanco que profesaban total ignorancia.

Finalmente, mi conocido visitó el Buró de Planificación Urbana de la ciudad de Liuzhou, quien supuestamente había encargado el proyecto y fue muy claro que no era cierto y que el proyecto no existe. La palabra utilizada, rum significa “rumor”, “acusación sin fundamento” o “informe infundado”, por lo que la respuesta oficial es que no existe tal proyecto o que haya comenzado, a pesar de todos los reclamos en el sitio web del Sr. Boeri y en la prensa.

El sitio web también afirma que otras ciudades similares se planifican o se construyen no solo en China, sino en todo el mundo, pero la única ilustrada por cualquier otra cosa que no sean las impresiones de los artistas que puedo encontrar son dos bloques de torre relativamente pequeños  del Sr. Boeri en la. ciudad de Milán, Italia

A pesar de sus calificaciones como arquitecto, la carrera de Boeri parece haber sido principalmente  la publicación de revistas y la promoción de eventos.

Esta no es la primera vez, este tipo de cosas ha sucedido. En 2010, se anunció que el estudio de arquitectura holandés MVRDV planeaba construir 2,700 casas nuevas en las montañas kársticas en el sur de la ciudad. Nuevamente, las impresiones de los artistas fueron ampliamente difundidas y el proyecto quedó en nada.

Si alguien tiene alguna información real sobre cualquier “ciudad forestal” que realmente se esté construyendo en cualquier lugar, me encantaría saberlo.” De Luizhou News

Empecé el articulo con la convicción de que el proyecto se estaba realizando después de la ingente cantidad de noticias existentes en los  poderosos medios de comunicación, mi desilusión cuando de buena ley conocí que el inicio de las obras nunca había existido a pesar de que se auguraba su inauguración en el 2020,un proyecto futurista anunciado pero nunca realizado hasta ahora.