Ficus elastica var.Decora helados en invierno del 2005
Dombeya x cayeuxii heladas en inviernos sucesivos

Le hemos perdido respeto al frio invernal en estos últimos tiempos de inviernos benignos en el Sur, los que llevamos muchos años en la profesión todavía recordamos aquellos ciclos de inviernos con temperaturas bajo cero, no de muchos días ,pero ,los suficientes para helar muchas plantas de las que ahora estamos utilizando en nuestros jardines cotidianamente sin reparos.

La floración en pleno invierno de plantas que durante muchos años los fríos no las han dejado florecer nos atestigua la bondad de los inviernos que estamos padeciendo, las dombeyas o árbol de las hortensias.-Dombeya x cayeuxii florecidas sin haber sido dañadas por los fríos, los margariteros.-Montanoa bipinnatifida en plena floración, las bignonias de invierno.-Pyrostegia venusta y hasta algunas veces la bugabilleas que ahora vemos en flor en pleno invierno.

¿ Ya será siempre así o nos exponemos a que en unos años decaigan las temperaturas a inviernos mas fríos que dañen nuestras plantaciones ¿

Cuanto costo la introducción de algunas plantas que año si ,año no, se helaban a la llegada del invierno retrasando los años de su cultivo me refiero a las jacarandas que ahora lucen en nuestras calles y jardines.

Solo algunas consideraciones por si llegan alguna vez aquellos fríos que en otras épocas hemos padecido.

Helada 2005 .-Phoenix roebelinii en un vivero de Jerez

¿Cielo despejado o nublado? La escarcha (también llamada blanca o escarcha) ocurre cuando las temperaturas del aire descienden por debajo de los 0º C y se forman cristales de hielo en las hojas de las plantas, hiriendo y, a veces, matando a las plantas tiernas.

Los cielos despejados y tranquilos y las bajas temperaturas de la tarde suelen ser las condiciones perfectas para las heladas. Si las temperaturas están cayendo rápidamente bajo un cielo despejado y ventoso, especialmente cuando el viento está fuera del noroeste, puede indicar el acercamiento de una masa de aire polar y una congelación fuerte.

Una helada fuerte o mortal se basa en movimientos de grandes masas de aire frío. El resultado es temperaturas bajo cero que generalmente matan a todas las plantas excepto a las más tolerantes al frío.

Cielos nublados:. Si la temperatura es fresca, pero las nubes son visibles, las  plantas pueden estar protegidas. Durante el día, el calor radiante del sol calienta la tierra. Una vez que se pone el sol, el calor se irradia hacia arriba, lo que disminuye las temperaturas en o cerca del suelo. Sin embargo, si el cielo nocturno tiene nubes, estas nubes atraparán el calor y mantendrán bajas las temperaturas más cálidas, más cerca de las plantas, evitando las heladas.

¿Viento? El viento también influye en las heladas. Si el aire está quieto y sin viento, el aire más frío se deposita en el suelo. La temperatura a nivel de la planta puede estar congelando, aunque a nivel de los ojos no lo está. Sin embargo, una brisa suave evitará que el aire frío se asiente y mantendrá las temperaturas más altas, protegiendo las plantas.

Si el viento está por debajo del punto de congelación, las heladas pueden ser muy dañinas.

Cuando la temida primera helada del otoño se avecina a la vuelta de la esquina para muchos jardineros de todo el país

. Durante una helada ligera, algunas plantas pueden morir, con poco efecto destructivo en la vegetación más dura.

. La escarcha y sus plantas: ¿Qué necesitamos saber sobre el cielo despejado o nublado?

Montanoa bipinnatifida.-Margaritero en los jardines de las Delicias
Dombeya x cayeuxii .-Arbol de las hortensias en el Parque de los Principes

¿Humedad?

La humedad es cosas buenas cuando se habla de escarcha. Cuando la humedad se condensa fuera del aire húmedo, libera suficiente calor para salvar algunas veces las plantas. Cuando el aire está seco, la humedad en el suelo se evaporará. La evaporación requiere calor, lo que elimina el calor que podría salvar las plantas.

Ubicación,

La ubicación del  jardín puede tener una tremenda influencia sobre si una helada temprana puede dañar un jardín, pero deja solo a su vecino. Como regla general, la temperatura desciende  con cada incremento  de altura. Cuanto más elevado sea su jardín, más fría es la temperatura promedio del aire y más probable es que sus plantas se vean afectadas por una congelación temprana. Sin embargo, menor no siempre es mejor. El aire frío es más pesado que el aire caliente y tiende a hundirse en las áreas más bajas, causando daños por heladas.

La mejor ubicación para un jardín es en una pendiente suave, orientada hacia el sur, bien calentada por el sol de la tarde y protegida de los ventosos vientos del norte.

Un jardín rodeado de edificios o árboles o uno cerca de un cuerpo de agua también es menos probable que se cubra de escarcha.

Suelo.

El tipo de suelo en el que crecen las plantas del jardín también afecta la cantidad de humedad que contiene. El suelo profundo, suelto, pesado y fértil libera más humedad en el aire circundante que el suelo delgado, arenoso o pobre en nutrientes. Cuanto más húmedo sea el aire, mayor será el punto de rocío y menor será la probabilidad de que se formen heladas en esas plantas. Las plantas muy cubiertas con mantillo son más propensas a congelarse ya que evitan que la humedad y el calor se escapen del suelo y calienten el aire circundante.

Pyrostegia venusta.-Bignonia de invierno
Pyrostegia venusta.-Bignonia de invierno invadiendo los muros verticales del Jardín Americano

Conocer el origen de las  plantas.

La propia planta determina su probabilidad de daño por heladas. Las plantas inmaduras que siguen presentando un nuevo crecimiento en el otoño son las más susceptibles, especialmente el nuevo crecimiento.

La tolerancia a las heladas tiende a ser mayor en las plantas con hojas de color marrón o bronce, debido a que tales hojas absorben y retienen el calor. Las plantas de hojas velludas o peludas también retienen el calor. Las plantas compactas exponen una menor proporción de sus hojas a los vientos fríos y secos. Por la misma razón, las plantas muy cerca se protegen entre sí.

Si se prevé una helada

Si se prevé una helada, cubra sus plantas, tanto para retener la mayor cantidad posible de calor y humedad del suelo como para protegerlas contra los vientos fuertes, que pueden acelerar el secado y el enfriamiento. Puede usar periódicos, cestas, lonas, paja y otros materiales para cubrir sus plantas.

Cubra toda la planta antes de la puesta del sol para atrapar el calor restante. Asegúrese de anclar los revestimientos livianos para evitar que se levanten. Mantenga el suelo húmedo al regar las plantas el día en que se pronostican las heladas.

Los productores comerciales de frutas y hortalizas dejan los rociadores toda la noche para cubrir las plantas con agua. A medida que el agua se congela, libera calor y protege a las plantas, aunque estén cubiertas de hielo. Para evitar daños, los rociadores deben funcionar continuamente siempre que las temperaturas se mantengan por debajo de la temperatura de congelación.

Efectos de la temperatura fría en las plantas y la vegetación

HELADA: El daño depende de la duración de la helada.

CONGELAMIENTO DE LUZ:  -2 grados C a 0 grados C. Plantas tiernas muertas con poco efecto destructivo en otra vegetación.

CONGELAMIENTO MODERADO:  -4 grados C a -2 grados C. Amplia destrucción en la mayoría de la vegetación con un fuerte daño a las flores de frutas y plantas tiernas semi-resistentes.

CONGELACIÓN SEVERA:  -4 grados C y más frío. Daños fuertes a la mayoría de las plantas

Ficus microcarpa.-Laurel de Indias helados en el Parque de los Príncipes.

Cuando el clima frío llega, no solo las personas necesitan abrigarse. Es posible que sea necesario cubrir algunas plantas de climas templados o subtropicales para garantizar que sobrevivan a las bajas temperaturas. “El propósito de cubrir es capturar el calor de la tierra”,  Sin embargo, no siempre se necesita una cubierta protectora.

. Muchas plantas, como las pacíficos, dombeyas, montanoas, Bouganvilleas etc.., pueden sobrevivir sin ningún tipo de cobertura en estos dulces inviernos que últimamente padecemos. Algunos pueden marchitarse de la noche a la mañana, pero se animarán nuevamente al día siguiente.

Cuando proteger

Decidir si cubrir sus plantas es una decisión que se basa en varios factores, incluida la resistencia de la planta y su ubicación. Las plantas más nuevas son más susceptibles al frío que las plantas bien establecidas. La ubicación de una planta también es importante. Si está cerca de un árbol, la casa  u otra estructura, estará más protegido. Las plantas pueden necesitar cobertura si hay un largo período de clima de -3º C, pero es probable que puedan sobrevivir a esta temperatura  si es muy breve durante la noche,  Las noches tranquilas son más duras para las plantas que las noches con vientos suaves. A diferencia de las personas, las plantas no “sienten” la sensación de frío, y el movimiento del viento puede ayudar a evitar que las capas frías se formen cerca del suelo.

Los cultivadores comerciales a menudo usan cubiertas flotantes para hileras. Esta cubierta de poliéster de tejido fino refleja el calor, pero permite que el riego pase. También puede usar plástico, pero debe ser negro, no transparente, el plástico transparente debe eliminarse en los días soleados porque creará un efecto invernadero si se deja colocado. El negro refleja la luz del sol, por lo que podemos dejarlo durante unos días. Las telas  no siempre son la mejor opción, porque si se mojan, se pondrán muy pesados. Esto puede aplastar muchos tipos de plantas. Las cajas de cartón pueden servir como un buen material de cobertura,.

Las plantas de contenedores son particularmente vulnerables al frío porque sus raíces no están ancladas en el suelo. Si es posible, mueva las plantas dentro de un cobertizo o sótano con luz. Si los está dejando afuera, júntelos y cúbralos. Envuelva los recipientes en plástico o arpillera para ayudarlos a mantenerse más calientes.

Una capa de mantillo o mulch puede ayudar a proteger las plantas perennes y los arbustos y árboles recién plantados cuando las temperaturas frías pueden aparecer. A medida que el suelo se congela y se derrite, puede expulsar algunas raíces superficiales del suelo, haciéndolas aún más vulnerables, y el mulch ayuda a proporcionar una capa de protección. Solo asegúrese de mantener el mantillo a unos centímetros de la planta para evitar que con la producción de hongos se descompongan..

Si tenemos árboles jóvenes o variedades que tienen una corteza delgada (incluyendo algunos árboles frutales), envuélvalos con una envoltura de tronco durante el invierno. De lo contrario, a medida que la corteza se expande en temperaturas cálidas y se contrae cuando hace frío, la corteza puede dividirse como ocurre en algunos árboles más propensos.

Este articulo es mas una alerta que una pura necesidad, el cambio climático que se esta produciendo a pesar de la incredulidad de algunos, nos está favoreciendo con inviernos suaves donde las heladas son casi imperceptibles, pero no siempre ha sido así hace unos años no muchos no durante todo el invierno pero si en algunos días del mismo las temperaturas bajaban a -4º C o -5º C y ocasionaban importantes daños a las plantas sub tropicales que ahora plantamos sin ningún temor al daño de las heladas.