Tal como prometí he dedicado un tiempo para traducir la carta del árbol de Lyon una de las primeras que llegaron a mis manos hace ya algunos años, ahora puesta al día  me ha parecido de interés que figure en mi blog, la experiencia de unos años ejecutándola la han enriquecido y se nos presenta como unas normas a seguir para sentar los derechos del árbol en la ciudad.

Una lectura pausada de la misma nos ofrecerá varios puntos de vista de cómo tratar los árboles que lógicamente podremos adaptar a la idiosincrasia a cada una de las sociedades donde queramos aplicar los principios que en ella se detallan.

Espero que os entusiasme su lectura y los principios que en la Carta  de establecen.

LA CARTA DEL ARBOL DE LYON..-CONSTRUYAMOS JUNTOS UNA NUEVA CULTURA URBANA

La búsqueda imposible de la expansión urbana es una de las conclusiones que podemos extraer del estudio del sector de emisiones de gases de efecto invernadero. Con la participación de viajes contaminantes y costosos en vehículos individuales, se debe detener el desarrollo de viviendas suburbanas. Este es el significado de las medidas que tomamos en el SCOT de la conurbación de Lyon adoptada el año pasado. Y sin embargo … El éxito del hábitat suburbano corresponde a una demanda real, que sería un error descuidar. Este éxito es particularmente el de un deseo por la naturaleza, la fauna y la flora. Es el deseo de un ambiente de vida pacífico, por lo tanto, limpie a priori los territorios en contacto con las áreas rurales, lejos de la contaminación y el paisaje mineral generalmente asociado con las grandes ciudades.

Por lo tanto, queríamos, en el Gran Lyon, liderar la reconquista verde de nuestra ciudad y organizar una densidad feliz. Este es el significado de proyectos urbanos como confluencia, donde se crean espacios tranquilos para peatones en las orillas del Saône. Once años después de la primera versión, la nueva Carta del Árbol es parte de esta dinámica. Si amplía el regreso de la naturaleza a la ciudad, piensa especialmente en el árbol urbano de una manera más global, interactuando con todos los demás elementos del entorno urbano. Está posicionando a nuestra ciudad a la vanguardia en términos de “bosques urbanos” y tiene la intención de dar un nuevo golpe al Gran Lyon … ya sus habitantes..- Gérard Collomb

Con gran placer asocio mis habilidades botánicas con los esfuerzos realizados por el Gran Lyon y sus municipios para que los residentes y visitantes puedan progresar en su conocimiento de los árboles.

Seamos realistas: muchos de nuestros conciudadanos ignoran el árbol urbano, no imaginan que puede ser un ser vivo, solo ven un objeto sin una función particular, aparte de la sombra. en el verano, y no se sabe nada de la cantidad de conocimientos, trabajo, dedicación y buen juicio necesarios para instalar y mantener en una gran ciudad, un conjunto de árboles que deben permanecer permanentemente hermosos, saludables y seguros para el caminante. Pero si este caminante hace el esfuerzo de interesarse por el árbol, aprender a reconocerlo sin importar su edad, recordar su nombre y su origen geográfico, observar la fauna asociada con él, seguirlo. su evolución durante las estaciones, de un año a otro, el árbol deja de ser un desconocido, se convierte en un personaje que saludamos, tan vivo como tú y como yo. A nivel nacional, se sabe que la aglomeración de Lyon ha hecho, una amistad hacia los árboles urbanos, una política real a largo plazo: el respeto por el suelo, la elección meticulosa de las especies para plantar de acuerdo con el espacio disponible, el rechazo de desperdicios inútiles y tamaños brutales que son todos peligros para el futuro. De ahí el lema de los responsables de este patrimonio: “El árbol correcto en el lugar correcto”. Reconozcamos su mérito; ¿Nos imaginamos cuál sería el horror de una gran ciudad sin un árbol? En el admirable entorno de las orillas de los ríos y las colinas que los rodean, los que viven o visitan el Gran Lyon tienen acceso privilegiado a varios cientos de especies de árboles de todo el mundo, desde Japón hasta Irán. , desde Corea a los Estados Unidos. La naturaleza está en la ciudad, la cultura también está allí: ¿por qué no unirse a ellos en el mismo paseo?

* Francis Hallé Botánico y biólogo, especialista en arquitectura de árboles, ecología de las selvas tropicales y gran defensor de los bosques primarios, Francis Hallé dirigió las misiones de la balsa de los picos de 1989 a 1993. Autor de muchos artículos. , publicó The Raft of the Peaks (Ed. JC Lattès / 2000), Praise of the Plant (Ed. Du Seuil / 1999), Advocacy for the Tree (Ed Actes Sud / 2005), Los orígenes de las plantas (colectivo – Ed. Fayard / 2008), La condición tropical (Ed Actes Sud / 2010)

RESUMEN DE ACTUALIZACIÓN SOBRE EL ENFOQUE

¿Por qué una nueva carta?

Todos los firmantes! Una carta para la acción

INTRODUCCIÓN AL ÁRBOL URBANO … /

El árbol y la ciudad, una historia rica y compleja El árbol urbano en el corazón de una paradoja El árbol “proveedor de servicios urbanos”

LIBRO DE TRABAJO 1

OCHO PRINCIPIOS PARA CREAR, MANTENER Y COMPARTIR EL PAISAJE ARBOLADO DE HOY Y MAÑANA

“Diversidad”, un tema estético, ecológico y cultural “Permanencia” para un paisaje atractivo durante todo el año ” duración “, o cómo hacer que el tiempo sea un aliado

La” dinámica del paisaje “, o cómo integrar una evolución perpetua”

La economía “, en el centro de los requisitos para el control de los gastos

La” pedagogía “, para una cultura del árbol

“Solidaridad” compartida o cómo transmitir valores esenciales a través del árbol

“Investigación e innovación” para un mejor futuro del árbol

El enfoque desarrollado por este nueva carta es similar a Concepto anglosajón de silvicultura. Urbano. La noción de “bosque urbano”, es considerar como un todo árboles de una ciudad así como planta de estratos vinculados a ellos. Con esto en mente, cada tema es importante en si mismo pero también en que contribuye a un vasto todo y una red interacciones. Esta idea es interesante porque permite abordar el problema del arbol urbano a escala de aglomeración. Haciendo referencia a este concepto es tanto más relevante como esto nos obliga a cuestionar el Compartimentación de responsabilidades. corriendo en Francia en relación con el gestión del patrimonio forestal, y más en general sobre la naturaleza en ciudad. Tenga cuidado de no confundir el “bosque urbano” con La valorización de las zonas boscosas. Alrededor de las ciudades, sobre el modelo de Bosques clásicos (entonces hablaríamos bosques más periurbanos)

 LIBRO DE TRABAJO

 CINCO EJES DE RECOMENDACIONES PARA LA ACCIÓN

  • De desarrollar conocimiento Utilizar nuevo conocimiento
  • Promover la transmisión de conocimiento
  • Promover la transversalidad y la fertilización cruzada de habilidades
  • Vincular las acciones a los procesos políticos o regulatorios

UNA NUEVA CARTA PARA GRAN LYON

¿POR QUÉ UNA NUEVA CARTA?

Han pasado once años desde la adopción de la primera Carta del árbol del Gran Lyon, en poco tiempo en comparación con la vida de los árboles. Durante este período, la forma de considerar el lugar del árbol en la ciudad, sin embargo, ha evolucionado significativamente hasta el punto de que hoy parece esencial renovar este enfoque.

EL ÁRBOL URBANO EN EL CENTRO DE LOS NUEVOS DESAFÍOS

En la década pasada, surgieron preocupaciones ambientales, económicas y sociales, algunas de las cuales apenas surgieron a fines de la década de 1990, cuando la primera Carta de el árbol.

La conversión de las ciudades al desarrollo sostenible se ha convertido desde entonces en un tema central en las políticas públicas.

La ecologización de los espacios urbanos jugará un papel clave en este proceso, particularmente a través de temas como la adaptación al cambio climático, la preservación de la “biodiversidad ordinaria” y la densificación de las ciudades.

La Carta del árbol no podría prescindir de una actualización que le permita ubicarse en relación con estos nuevos desafíos.

CAPITALIZANDO LA ADQUISICIÓN DE LA PRIMERA CARTA Y PERMANECEMOS CON LA PREGUNTA DEL ÁRBOL

La primera carta del árbol del Gran Lyon ha dado frutos en gran medida al permitir que los usuarios del territorio redescubran sus árboles y los servicios del Metrópolis de Lyon para desarrollar una gama completa de buenas prácticas para garantizar la protección y el desarrollo del patrimonio forestal. Este éxito innegable y obvio debe servir hoy como un trampolín para un enfoque aún más ambicioso. El desafío ahora es hacer que sea esencial tener en cuenta el árbol en el desarrollo urbano.

Cumplir con ese objetivo implica una pequeña revolución en la forma en que vemos el árbol en la ciudad.

> El árbol es un ser vivo que interactúa con su entorno.

> Cada árbol es parte del paisaje y el biotopo de la aglomeración, donde sea que crezca (calles, jardines privados, parques públicos, terrenos baldíos, áreas naturales o agrícolas …)

> Las cuestiones relacionadas con el árbol son transversales a todas las políticas urbanas.

Por todas estas razones, el tema del árbol en la ciudad debe abordarse de manera más global y transversal con la idea de que esta pregunta compromete la responsabilidad de todos. En esta perspectiva, esta carta ha sido concebida como una herramienta al servicio de una asociación dinámica abierta a toda “buena voluntad”. Pretende guiar la acción de todos los actores del territorio que deseen invertir en el tema del árbol en la ciudad.

Por lo tanto, es parte de una lógica mucho más amplia que la carta adoptada por el Gran Lyon en el año 2000, que apuntaba sobre todo a hacer que las prácticas de los servicios técnicos evolucionaran internamente. Este “cambio de marcha” al tener en cuenta los problemas relacionados con el árbol urbano representa un desafío comparable al del redescubrimiento del árbol urbano de la década de 1990.

Al participar en este enfoque, este año en la silvicultura internacional, la aglomeración de Lyon aprovecha la oportunidad para mantenerse a la vanguardia de un tema central en términos de calidad de vida.

¡TODAS LAS FIRMAS! Poder público, individuos privados u organizaciones, todos somos responsables colectivamente del lugar otorgado al árbol dentro de nuestra aglomeración

Me preocupa la firma de la Carta si:

> Soy propietario de áreas boscosas (autoridades locales, empresas, instituciones públicas, asociaciones, individuos …)

> El árbol urbano está en el centro de mi práctica profesional (vivero de árboles, vivero, Jardineros, planificadores urbanos, …)

> Como usuario de la aglomeración y beneficiario de los beneficios del bosque urbano, deseo actuar a través de mis comportamientos diarios en favor de un bosque urbano de calidad. (Particulares, empresas, asociaciones …)

Actuaciones sobre el patrimonio forestal (gestión, protección, plantación).

Acciones de sensibilización en lugar del árbol en la ciudad.

UNA CARTA PARA ACTUAR

A través de la Carta del Árbol, los firmantes dan a conocer su adhesión a los grandes principios que desarrolla. Pero más allá de la simple declaración de intenciones, la carta forestal urbana pretende ser, ante todo, una herramienta al servicio de la acción. De este modo, cada signatario se compromete a implementar a su propia escala las recomendaciones de la carta a través de un plan de acción hecho público.

 

PILOTO DEL ENFOQUE “ORDINARIO” O SIGNIFICATIVO: ¿QUÉ FUNCIÓN DE GRANDE LYON? Sobre la base de la experiencia ‘ con el árbol urbano en las últimas dos décadas y en línea con la misión de animación territorial propia, el Gran Lyon está lanzando y dirigiendo este enfoque de asociación. Este posicionamiento, sin embargo, no es exclusivo. Si el Gran Lyon asume este rol, es por el contrario, con la expectativa de que surja en su territorio una verdadera escena de gobierno en torno a los problemas de la silvicultura urbana y más ampliamente en torno a los problemas de la naturaleza en la ciudad. Esta es la razón por la que Greater Lyon está dispuesta a dirigir este proceso de la manera más abierta posible, como lo demuestra el proceso de desarrollo conjunto implementado para esta carta.

Pero el compromiso de Greater Lyon con la Carta no se limita a este papel de animación. El Gran Lyon administra más de 100,000 árboles de alineación y 56,000 árboles de parque diariamente. Al igual que los otros signatarios, el Gran Lyon está comprometido con un plan de acción limpio, basado en acciones de sensibilización y acciones dirigidas a mejorar la gestión del patrimonio forestal.

UNA CARTA QUE INCLUYE LA GLOBALIZACIÓN DE LYON EN EL MOVIMIENTO DE LAS GRANDES CIUDADES DEL MUNDO.-

En un momento en que más de la mitad de la población del mundo vive en áreas urbanas, el interés por la naturaleza en la ciudad ya no es una reserva. Las únicas ciudades importantes en los países occidentales. Lejos de ser un lujo ornamental, la naturaleza en la ciudad es de hecho un aliado indispensable para mantener las ciudades habitables en un contexto de explosión demográfica de la población urbana. Las Naciones Unidas no se han equivocado y aboga por las plantaciones de árboles en las ciudades para combatir los efectos del cambio climático. Desde Shanghai hasta Ouagadougou, muchas ciudades de todo el mundo se unen a los pioneros de la silvicultura urbana (en primer lugar, Chicago o Seattle). Con esta carta para el bosque urbano, el Gran Lyon es parte de la tendencia mundial de ciudades verdes.

UNA CARTA COHERENTE CON LA ESTRATEGIA DE DESARROLLO SOSTENIBLE DEL TERRITORIO.- El cuadro renovado de árboles, a través de la entrada temática que propone, se hace eco de las principales orientaciones estratégicas desarrolladas a nivel nacional y local, en relación con el concepto de “ciudades sostenibles”. . Desde las leyes Grenelle 1 y 2 hasta la Agenda 21 del Gran Lyon, a través de los PADD de sus SCOT y PLU, la carta de asociación del árbol se ajusta al marco legislativo y estratégico coherente en vigor. aglomeración. Al unirse con herramientas como el plan de clima o el plan de modos suaves, este enfoque temático que constituye la carta de bosque urbano ayuda a fortalecer la transversalidad dentro de la política del Gran Lyon. De hecho, esta pregunta se encuentra en la encrucijada de las cuestiones del medio ambiente, la accesibilidad, la adaptación al cambio climático, la solidaridad intergeneracional, el uso del espacio público o la gestión urbana del agua, etc. . Por lo tanto, esta carta pretende incluir el tema del bosque urbano en la agenda de la gobernanza metropolitana para que sea el tema de una asociación y un tratamiento comprometido.

LECCIÓN  1

EL ÁRBOL Y LA CIUDAD, UNA HISTORIA RICA Y COMPLEJA

Hacia el árbol urbano Unos pocos hitos de Lyon Un siglo XX que pone a prueba el árbol urbano

EL ÁRBOL URBANO EN EL CORAZÓN DE UNA PARADOJA- Resultados para el encuentro nueva política de árboles – Un balance positivo para el patrimonio boscoso del Gran Lyon – Un primer paso hacia una cultura compartida del árbol en la ciudad.- Los árboles urbanos aún se perciben de manera paradójica El árbol urbano popular … … y aun así a menudo abusado El árbol en la ciudad: un ser vivo sobre todo.

EL ÁRBOL “PROVEEDOR DE SERVICIOS URBANOS”

El árbol, un elemento esencial del paisaje urbano .El árbol al servicio del medio ambiente urbano El árbol que sustenta la biodiversidad El árbol al servicio de una gestión ecológica del agua urbana Un papel del acondicionador de aire urbano más que tópico Cuando los árboles preservan los suelos. El árbol, un agente en contra de la encuesta uso urbano … sonido … aire … agua. El árbol urbano al servicio del bienestar y la convivencia El árbol urbano: un desafío económico importante El factor de atractivo del árbol La madera y el campo económico del futuro cuando los arboles nos devuelvan

EL ÁRBOL Y LA CIUDAD, UNA HISTORIA RICA Y COMPLEJA.-

A lo largo de la historia, los habitantes urbanos han convertido el árbol en un lugar y un papel en constante cambio en el funcionamiento de sus ciudades. Teniendo en cuenta los nuevos problemas en torno al árbol urbano y considerando su futuro como lo propone esta renovada carta de árboles, implica volver a la historia de esta relación entre la ciudad y sus árboles. Esta iluminación histórica es de hecho esencial para comprender las representaciones y expectativas que son nuestras con respecto al árbol urbano y las prácticas que resultan.

HACIA EL ÁRBOL URBANO

Los árboles de la antigüedad son raros en la ciudad romana. Su presencia en un distrito indica el carácter residencial y próspero. Edad Media La ciudad medieval se considera un espacio cerrado, en oposición al campo circundante y, por lo tanto, la presencia del árbol es muy limitada. A veces hay un solo tema para señalar el carácter altamente simbólico de un lugar, pero la mayoría de las veces los árboles permanecen confinados a una misión alimentaria en los jardines de los conventos y las casas de la nobleza.

Renacimiento

A partir del Renacimiento, los árboles comenzaron a sembrarse en la ciudad en una escala masiva por motivos prácticos más que estéticos (reducción de la insalubridad, creación de reservas de madera). La moda del juego de malla (juego cercano al cricket que requiere un correo plantado) contribuye a esta evolución.

Siglo XVIII

Este período ve la aparición de árboles de alineación en relación con la planificación urbana y la creación de carreteras principales dentro de las ciudades (bulevares y patios). El árbol urbano se utiliza para estructurar y estandarizar los paisajes urbanos franceses.

Siglo XIX

El uso del árbol se sistematiza en las operaciones de modernización urbana inspiradas en la acción del barón Haussmann en París. El árbol urbano se convierte en la herramienta clave de un enfoque ornamental e higienista de la ciudad.

La operación Rue Garibaldi del proyecto urbano Lyon Part-Dieu tiene como objetivo facilitar la movilidad sostenible en el espacio público.
Lyon-Plaza General De Gaulle-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunos puntos de referencia de Lyon: – Hasta el siglo XVII, los árboles que se encuentran en Lyon son en su mayoría árboles frutales en jardines privados y tallos medicinales. – The Place Bellecour fue originalmente (a principios del siglo XVII) un juego de correo plantado con 300 tilos escalonados, reemplazado en 1740 por una segunda generación de árboles. – La primera plantación de alineación conocida en Lyon data de mediados del siglo XVIII. Estaba ubicado en el distrito de Brotteaux y probablemente estaba compuesto por álamos o sauces. – Los primeros avances importantes se remontan a 1820-1845 y se plantan con álamos. – En 1840-1860, los plátanos aparecen en las orillas del Saône. Luego invierten el curso de Verdún y los muelles del Ródano. – Lyon experimentó sus principales períodos de plantación en la era Haussmann. El prefecto Vaïsse, con la ayuda de su ingeniero Gustave Bonnet, crea grandes avenidas en la ciudad, el mayor de los cuales está plantado. Las avenidas construidas entonces son vegetadas como y cuando. – En 1850, los tilos de Place Bellecour son reemplazados por castaños de caballo; los otros tres lados de la plaza están alineados con una doble hilera de plátanos. – Desde 1856 hasta 1860, Denis Bühler realiza el Parc de la Tête d’Or. – En 1866, las murallas de Croix-Rousse dieron paso a un amplio bulevar bordeado por cuatro líneas de plátanos, o 930 árboles que constituyen la mayor alineación de Lyon.

CUANDO LA CIUDAD OLVIDA EL ÁRBOL … El siglo XX representa una verdadera ruptura en la evolución de la consideración de los problemas relacionados con el árbol dentro de nuestras ciudades. Durante la primera mitad del siglo XX, dos guerras mundiales sucesivas relegaron, obviamente, a un segundo plano las consideraciones relativas a la planificación urbana y el paisaje. Durante la década de 1950, que son años de reconstrucción, el esfuerzo se concentra en los edificios. En los barrios reconstruidos, la planta se vuelve rara. La adaptación de la ciudad al automóvil y la búsqueda de reducción de costos y el enfoque funcionalista, que caracterizan las políticas urbanas de los años sesenta y setenta, amplifican este declive del árbol en la ciudad. Glorioso, estas tres décadas no lo son tanto para el árbol urbano, que también es el gasto de un manejo inadecuado.

De hecho, la 1ª Guerra Mundial, al diezmar al personal encargado del mantenimiento de los árboles urbanos, provoca una pérdida considerable de conocimientos técnicos. Esta pérdida de experiencia libera un espacio donde se engulle un enfoque de arboricultura urbana directamente inspirado por la revolución verde en la agricultura. La generalización de tamaños severos, facilitada y económica por la invención de la motosierra, ilustra este pasaje a un manejo arbóreo que no es muy respetuoso con los árboles. …

 Y REDESCUBRIR EN EXTREMIS.- En la década de 1980, en relación con el surgimiento de preocupaciones ambientales, las ciudades francesas nuevamente implementaron programas masivos de plantación. Pero la diferencia entre las prácticas de manejo y las necesidades del árbol es tal que los árboles nuevos frecuentemente tienen mala salud. Las necesidades de renovación permanecen en una tasa anormalmente alta. Es solo a partir de la década de 1990 que la conciencia realmente tiene lugar en algunas ciudades francesas. Lyon, a través de una reflexión más global sobre la experiencia requerida por un enfoque de ecología urbana, es uno de los primeros en comprometerse a rehabilitar el árbol en la ciudad.

Esto incluye la creación de la unidad “Árboles y paisaje” en la dirección de la Voie du Grand Lyon en 1992. En 2000, la Carta de los árboles del Gran Lyon y los cinco principios que desarrolla ( Paisaje dinámico, diversidad, permanencia, duración y economía) proporcionan un marco para esta dinámica de redescubrimiento del árbol urbano.

EL ÁRBOL URBANO EN EL CORAZÓN DE UNA PARADOJA PARA CONSEGUIR LOS PRIMEROS RESULTADOS Y CONTINUAR … La primera Carta del Árbol (2000) se convirtió en una necesidad en un contexto donde las funciones urbanas habían prevalecido sobre la consideración de necesidades del arbol. Si hoy es el tema de una renovación, no se trata de una declaración de fracaso, sino en la óptica de perseguir y modernizar un enfoque en el que los últimos once años han demostrado la relevancia y la eficiencia.

HOJA DE EQUILIBRIO POSITIVO PARA EL PATRIMONIO ARBOLADO DEL TALLER GRAND LYON

Un patrimonio arbolado enriquecido .-Las buenas prácticas resultantes de la carta de árboles han enriquecido el patrimonio cultural del Gran Lyon desde el punto de vista ¡Cuantitativo como cualitativo y sin causar un aumento significativo en el presupuesto dedicado a su gestión! ¡Desde alrededor de 40,000 árboles a principios de la década de 1990, a 68,000 árboles en 2005 y más de 100,000 en 2015! Esto equivale a más de 400 hectáreas de espacios públicos sombreados, o el 13% de la superficie de la red vial metropolitana. En el aspecto cualitativo, el principio de diversificación de especies está comenzando a dar frutos.

Árboles mejor tratados.- A nivel mundial, el estado de salud de los árboles del Gran Lyon ha mejorado significativamente gracias a la difusión de buenas prácticas tanto en la planificación urbana como en la gestión diaria. Desde el tamaño razonado hasta el manejo diferenciado, a través de la lucha contra la impermeabilización y la compactación del suelo en los pies de los árboles … 11 años después de la 1ª Carta del árbol, las necesidades de este último son realmente mejor conocidas y tenidas en cuenta.

> UN PRIMER PASO HACIA UNA CULTURA COMPARTIDA DEL ÁRBOL EN LA CIUDAD UNA PERCEPCIÓN DE ÁRBOLES URBANOS TODAVÍA PARADOXAL

EL ÁRBOL DE PLACER URBANO … El árbol entre el valor simbólico y emocional El hombre siempre ha invertido el árbol con un fuerte valor simbólico . El árbol es el soporte de muchos mitos y un tema de inspiración eterna para la creación artística. Por lo tanto, ocupa un lugar de elección en nuestra imaginación colectiva. Debido a su longevidad, representa un vínculo privilegiado con el pasado. Por lo tanto, a menudo es un hito de memoria fuerte tanto desde un punto de vista colectivo (los árboles de la Revolución) como desde un punto de vista personal. En las ciudades donde los árboles son raros, las personas tienen una fuerte conexión emocional con los árboles. La demanda social de los árboles notables y su protección dan testimonio de este apego al valor simbólico del árbol. A pesar de los importantes avances posteriores a la 1ª Carta de los Árboles, está claro que los habitantes del Gran Lyon a menudo siguen teniendo una actitud paradójica hacia los árboles que pueblan su territorio.

EL ÁRBOL, SÍMBOLO DE UNA NUEVA URBANIDAD … La presencia de árboles en áreas urbanas es más que nunca aclamada por los habitantes y usuarios de la ciudad. De hecho, por la visibilidad que le otorga su estatura y longevidad, el árbol urbano es un verdadero emblema de la naturaleza en la ciudad. Sin embargo, este último es objeto de una creciente demanda social. Esta fuerte demanda es la contraparte de la masiva urbanización de los estilos de vida. En un momento en que el 80% de la población francesa vive en áreas urbanas, ya no es posible definir la ciudad en lugar de la naturaleza. Las ciudades modernas están siendo reinventadas y están soñando a su vez con “naturalezas”, “plantas” o “fértiles”. Detrás de esta aspiración, hay una doble intuición. La naturaleza ahora se considera absolutamente esencial para la calidad de vida. Esta naturaleza también parece ser más fácil de proteger a diario y cerca del hogar … es decir, en áreas urbanas o suburbanas para la mayoría de la población. Así, la naturaleza se convierte en un elemento clave de una urbanidad moderna.

Como un emblema de la naturaleza en la ciudad, el árbol tiene un valor simbólico adicional. Esto refuerza el lugar que ocupa en nuestra imaginación colectiva y enriquece la conexión emocional que tenemos con él. Más allá de los impactos directos en el patrimonio de los árboles, la Carta de los Árboles ha permitido comenzar a converger las energías de muchos actores del territorio para tener en cuenta los problemas que rodean al árbol urbano. A través de campañas regulares de concientización, el público en general también ha comenzado a sumergirse en esta cultura del árbol urbano. Los principios de la Carta han proporcionado a los servicios de Greater Lyon una base común necesaria para la implementación de un enfoque transversal al árbol urbano. Esta descompartimentalización permitió conciliar la mejora de las condiciones de vida del árbol urbano con otros problemas urbanos, como la coexistencia con las redes (agua, gas, electricidad, etc.) o la accesibilidad del espacio público (trabajo en las grillas de los arboles)

Y SIEMPRE MALTRATADO

A pesar de esta fuerte demanda social y el progreso de las buenas prácticas, la ciudad sigue siendo un entorno agresivo para el árbol urbano. La contaminación o la salazón de las calles en invierno, la luminosidad demasiado alta (efecto de los materiales) o la baja (sombra de los edificios …), son todas las consecuencias de una actividad urbana difusa que afecta a los árboles en la vida cotidiana. En cuanto a la agresión más directa, lamentablemente aún son legiones y tienen varios orígenes:

> Lesiones causadas por el tráfico de automóviles: colisiones a los daños del sistema radicular por el estacionamiento salvaje de vehículos. Compactación.

> Lesiones resultantes de actos de vandalismo (ramas rotas o grabados de mensajes en la corteza, por ejemplo).

> Lesiones relacionadas con el uso de árboles como soporte para sujetar cables, colocar carteles en una pantalla o incluso fijar un medidor de electricidad, un perchero o un estante …

> Quemaduras infligidas en el tronco y el sistema radicular por el presencia regular de excremento canino al pie del árbol.

Cuando ocurren pequeños conflictos de uso, los habitantes de la aglomeración a menudo prefieren la solución fácil de sacrificar el árbol y sus necesidades. Ramas que obstruyen la vista, hojas o frutos que caen, presencia de insectos …: la menor molestia provoca solicitudes de poda severa, incluso solicitudes de sacrificio. Esta intransigencia hacia el árbol urbano lleva a los habitantes a ver conflictos donde, de hecho, los usos pueden coexistir sin problemas. El arbitraje de estos conflictos más o menos establecidos también representa un costo significativo para la comunidad. …

EL ÁRBOL EN LA CIUDAD: UN SER VIVO ANTES DE TODO

¿Cómo explicar esta contradicción entre una mayor demanda de árboles y la persistencia de comportamientos agresivos hacia ellos?

A menudo involuntarios o incluso inconscientes, estos se deben con mayor frecuencia a la ocultación de la naturaleza viva del árbol. La visión de un árbol como un objeto, comparable en el peor de los casos a un mobiliario urbano vulgar, en el mejor de los casos a una especie de monumento, está ciertamente fuertemente anclada en las representaciones colectivas. En contraste con el resto del reino vegetal, los árboles pueden parecer muy robustos o invulnerables. Sin embargo, las lesiones superficiales infligidas en el tronco o sistema de raíces del árbol a menudo están lejos de ser benignas y pueden afectar en gran medida la salud del árbol, o incluso llevar a la muerte si se repiten. Contrariamente a la creencia popular, la madera viva se encuentra en la periferia del tronco, no en su corazón. Intuitivamente, el árbol permanece percibido como un elemento inmutable del paisaje. Dada la escala de tiempo en la que tiene lugar la vida del árbol, es necesario un esfuerzo de imaginación para representar su ciclo de vida. A pesar de la conexión emocional que nos une al árbol urbano, debemos recordar que es mortal. La oposición sistemática a la masacre y la renovación de los árboles al final de la vida a menudo se denomina “implacabilidad terapéutica” y, por lo tanto, es una forma de abuso por derecho propio. El árbol, aunque “urbano” en su forma actual, y aunque a menudo es de naturaleza artificial, sigue siendo un ser vivo por encima de todo. Respetar el árbol, implica reconocer esta cualidad. Como ser vivo, tiene necesidades y un ciclo de vida que debe tenerse en cuenta. Ha crecido y, sobre todo, el derecho al respeto.

Las etapas de la vida de un árbol en un entorno urbano. En la ciudad, el ciclo de vida del árbol sigue siendo el mismo que en el entorno natural. Sin embargo, corresponde al hombre garantizar el respeto de sus funciones biológicas, intervenir en cada etapa de su desarrollo y garantizar su renovación.

1 / El árbol de las ciudades nace en un vivero. Por lo general, permanece allí durante 5 a 15 años, tiempo durante el cual su corona y sus raíces se forman progresivamente.

 2 / El árbol joven llega a la ciudad. Es el objeto de un cuidado atento que le garantiza una buena recuperación y un desarrollo armonioso: es regularmente regado, un tutor lo ayuda a mantenerse erguido y los tipos de poda le dan gradualmente su silueta de árbol adulto.

 3 / Después de algunos años, el árbol está creciendo y no requiere ningún cuidado en particular.

 4 / Al final del ciclo, un árbol en descomposición produce una gran cantidad de madera muerta, se vuelve frágil, atrae a los parásitos y puede llegar a ser peligroso para los habitantes urbanos. Luego se requiere un cuidado especial, cuyo costo puede ser significativo: limpiar madera muerta, reducir el volumen de follaje, retener (ramas artificiales que pueden romperse). Es entonces que hay que pensar en su renovación.

EL ÁRBOL “PROVEEDOR DE SERVICIOS URBANOS”.

A pesar de una relación afectiva real con los árboles de la aglomeración, la actitud general oscila entre la idolatría y los malos tratos. La mejor manera de volver a un posicionamiento más coherente es observar objetivamente por qué los árboles son ahora esenciales para la vida urbana. El árbol luego se destaca como un proveedor de servicios urbanos formidable que merece toda nuestra consideración y un mayor lugar en la ciudad.

EL ÁRBOL, UN ELEMENTO ESENCIAL DEL PAISAJE URBANO

El árbol urbano cuenta con una importante función estética por parte de los habitantes de la ciudad. El dosel urbano ofrece una paleta infinita de percepciones agradables e inspira muchas expresiones artísticas. Sin embargo, la contribución del árbol en la ciudad no puede reducirse hoy a una sola dimensión ornamental. El árbol es de hecho un elemento constitutivo del paisaje urbano. Escala intermedia en comparación con el edificio alto, el árbol contribuye con su presencia a la construcción de una ciudad a escala humana. Además de articular espacios, los árboles también permiten la creación de entornos diversificados y cambiantes y estructuran el paisaje ocultando o resaltando elementos arquitectónicos o puntos de vista. Participan en la puesta en escena de los paisajes de nuestras ciudades. Los árboles nos brindan claves para la lectura esencial para entender el paisaje urbano.

Nos hacen conscientes de los volúmenes, distancias, alturas y perspectivas y, por lo tanto, sirven como puntos de referencia en la escala de la ciudad. También atestiguan la identidad histórica y cultural de la ciudad. Los árboles son testigos del paso del tiempo, ya sea a través de la muda de su follaje a lo largo de las estaciones o a través de su crecimiento durante el paso de los años. Constituyen una referencia temporal indispensable porque son inmutables y regulares, en ciudades más bien caracterizadas por cambios arrítmicos.

Debido a su longevidad, el árbol también es un enlace transgeneracional. Los tipos de especies y las disposiciones de las plantaciones urbanas actualmente maduras atestiguan las expectativas de nuestros antepasados ​​con respecto a la naturaleza en la ciudad. Por otro lado, la plantación de nuevos temas permite proyectarse en la ciudad del mañana y reflexionar sobre el patrimonio paisajístico que se transmitirá a las generaciones futuras.

1 árbol adulto = 5 acondicionadores de aire que operan durante 20 horas al día o 11,4 kWh de energía ahorrados por día para una economía de alrededor de 500 euros al año en consumo de electricidad (basado en el consumo de 1000 kWh/año) 1 árbol adulto = 5 acondicionadores de aire que operan durante 20 horas al día o 11,4 kWh de energía ahorrados por día para una economía de alrededor de 500 euros al año en consumo de electricidad (basado en el consumo de 1000 kWh/año)

EL ÁRBOL AL SERVICIO DEL ENTORNO URBANO

El árbol de apoyo a la biodiversidad.- Debido a su alta visibilidad y su alto valor simbólico, el árbol es un verdadero emblema de la naturaleza en la ciudad. Los árboles también son un soporte esencial para el desarrollo de esta naturaleza en áreas urbanas. Ofrecen refugio a una fauna y flora diversa (setas, aves, pequeños roedores, murciélagos, insectos …) y ayudan a mantener la continuidad ecológica. La diversidad de fauna asociada al dosel urbano está directamente relacionada con la diversidad de especies que la componen. Esto demuestra la existencia de un vínculo estrecho entre el árbol y la biodiversidad urbana. De manera más general, las prácticas de manejo respetuosas de las necesidades del árbol también afectan la calidad de los biotopos que conforman el tejido verde urbano de nuestra aglomeración.

EL ÁRBOL AL SERVICIO DE LA GESTIÓN ECOLÓGICA DEL AGUA URBANA

Los árboles desempeñan un papel clave en la gestión y el desarrollo del agua de lluvia en las zonas urbanas. Al interceptar temporalmente parte de la lluvia en sus ramas para restaurarla más tarde, los árboles ayudan a evitar la sobrecarga de las redes de saneamiento en áreas con suelos altamente impermeables. Donde los suelos aún son permeables, la presencia de árboles también es beneficiosa ya que este retraso en el retorno del agua de lluvia mejora su infiltración, lo que limita la erosión. Por lo tanto, los experimentos sobre técnicas alternativas y ecológicas para gestionar el ciclo urbano del agua deben realizarse en estrecha relación con la reflexión sobre el árbol en la ciudad.

UN PAPEL DEL ACONDICIONADOR DE AIRE URBANO MÁS QUE NOTICIAS

En la era del cambio climático, el árbol es, más que nunca, un aliado indispensable para la preservación de la calidad de vida en nuestra ciudad. Los árboles desempeñan el papel de un acondicionador de aire: pasivamente por la sombra que proporcionan o activamente gracias al fenómeno de la evapotranspiración que disminuye la temperatura del aire. También promueven la circulación del aire y, por tanto, la ventilación de la ciudad. Finalmente, los suelos de las áreas boscosas son capaces de almacenar grandes cantidades de dióxido de carbono a largo plazo, contribuyendo así a la lucha contra el efecto invernadero. En resumen, la presencia de árboles tiene una influencia positiva en el microclima urbano, en particular al mitigar los efectos de las islas de calor urbano. Reforzar el lugar del árbol dentro de nuestra aglomeración es una excelente manera de adaptar su funcionamiento al cambio climático actual.

Lyon-Jardines auditorio
Lyon.-Place Bellecourt.-1

CUANDO LOS ÁRBOLES PRESERVAN EL SUELO

Gracias a sus sistemas de raíces, los árboles ayudan a limitar la erosión y estabilizan los suelos mediante la prevención de deslizamientos de tierra y aludes de tierra. Los árboles son, por lo tanto, verdaderos aliados en la gestión y la preservación de espacios que presentan grandes riesgos geotécnicos, como por ejemplo los balmes de nuestra aglomeración.

EL ÁRBOL, UN AGENTE PARA COMBATIR LA CONTAMINACIÓN URBANA …

aire Los árboles desempeñan un papel importante en la mejora de la calidad del aire urbano. Debido a que, además de su conocida capacidad para producir oxígeno durante la fotosíntesis, también absorben los contaminantes del aire que están muy presentes en el aire de nuestras ciudades, como el ozono, el dióxido de azufre y el dióxido de carbono. Nitrógeno y dióxido de carbono. Finalmente, unen polvo, cenizas, polen y otras partículas suspendidas en el aire.

… sonido.- Los árboles ayudan a combatir la contaminación acústica cuando se utilizan en la implementación de barreras acústicas (además de terraplenes y / o barreras de ruido). Las plantaciones de alineación también ayudan a sofocar el ruido del tráfico al reducir su reverberación en las fachadas. …

suelo.- La calidad del agua y el suelo es un problema ambiental importante, incluso en áreas urbanas donde está particularmente amenazado. El árbol urbano tiene un papel que desempeñar para tener en cuenta este problema. Algunas especies de árboles como sauces, álamos, abedules y langostas negras son particularmente eficaces en la fitorremediación. Esta técnica permite a las plantas recuperar los suelos o acuíferos contaminados. Se basa en su propiedad de absorber, neutralizar y transformar un amplio espectro de contaminantes (metales, pesticidas, disolventes, hidrocarburos, etc.). Por lo tanto, es particularmente interesante preparar la reconquista de terrenos baldíos o desatendidos policontaminados urbanos como parte de un proceso de densificación urbana y lucha contra la expansión urbana.

EL ÁRBOL URBANO AL SERVICIO DEL BIENESTAR Y DE VIVIR JUNTOS.-

 El árbol urbano es objeto de una fuerte demanda social. Además de contribuir al buen funcionamiento de nuestras ciudades, también tiene beneficios directos para sus habitantes , tanto individual como colectivamente. En la ciudad, el árbol facilita la creación de vínculos sociales, transmite una sensación de seguridad y mejora la salud de los habitantes de la ciudad. La presencia de árboles en la ciudad, especialmente en los parques y espacios verdes, son un elemento clave, propicio para la creación de un vínculo social. A su vez, apoyando juegos infantiles, punto de encuentro o refugio temporal contra el sol o la lluvia, el árbol urbano ayuda a emerger espacios de intercambio y recreación para los habitantes. Además, mientras más árboles haya en un vecindario, más se utiliza el espacio público y alberga muchas actividades sociales diversificadas. Los árboles permiten una mejor apropiación de la ciudad por parte de sus habitantes.

En algunos países donde es común la plantación de árboles frutales en espacios públicos, la integración del árbol en la vida del vecindario va aún más lejos porque los habitantes se juntan para reunirse. En las ciudades francesas, el redescubrimiento de la función nutritiva del árbol representa un potencial real en términos de calidad de vida. Más allá de este fortalecimiento del vínculo social, se ha demostrado que la presencia de plantas en la ciudad y, por lo tanto, aún más árboles, aumenta la sensación de seguridad, reduce la agresión y ayuda a reducir el crimen. Pero estos beneficios no se detienen allí porque un entorno boscoso rico y diversificado ha reconocido efectos calmantes y promueve el bienestar psicológico. Algunos investigadores van incluso más lejos al argumentar que existe una relación de causa y efecto entre la presencia de la planta en la ciudad en diferentes formas y la reducción del estrés, la disminución del asma, la disminución de la obesidad o la reducción del tiempo necesario para la convalecencia.

 

 

EL ÁRBOL URBANO: UN DESAFÍO ECONÓMICO NO NEGLIGIBLE

La madera es un sector económico del futuro.- La industria de la madera es, sin duda, un área prometedora para el futuro. De hecho, la madera es un recurso renovable tanto para la fabricación de objetos como para la construcción y la producción de energía. La recreación de bosques periurbanos y el desarrollo de prácticas agroforestales pueden ser vías para explorar en vista del desarrollo de este sector a nivel local. La recuperación de la madera y los desechos verdes del mantenimiento de los árboles con combustible o compost también contribuye al funcionamiento de la industria de la madera a nivel local.

Parque tecnológico del Porte de los Alpes- Factor de atractivo del árbol Incluso si no siempre se identifican claramente todos los servicios proporcionados por el árbol urbano, el hecho es que la presencia de árboles se percibe como un factor de atractivo, ya sea a escala de una ciudad o de un barrio. El tamaño y la riqueza de las áreas boscosas representan los primeros parámetros de la evaluación del paisaje urbano y la calidad del entorno urbano. Por lo tanto, un rico patrimonio forestal contribuye a la imagen positiva de la ciudad y al “buen clima de negocios” esencial para fortalecer su atractivo económico.

¡Cuando los arboles nos pagan! .-El árbol urbano nos brinda muchos servicios pero ¿a qué precio? Una pregunta que ha permanecido sin respuesta durante mucho tiempo debido a la falta de conocimiento de estos servicios, pero también debido a la aparente dificultad de otorgarles un precio, dada su naturaleza difusa y multisectorial. Esto no contaba con investigadores estadounidenses que, con el apoyo del Departamento de Agricultura de los EE. UU., desarrollaron un método de modelado financiero (y la aplicación informática correspondiente) para los servicios prestados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Arbol urbano. Si bien no se esperaba un registro equilibrado, estos estudios muestran que los diversos beneficios asociados con las funciones de los árboles urbanos superan en gran medida los costos asociados con la plantación y el mantenimiento de estos árboles. La proporción sería de 1.4 a 2.7 dependiendo de los estudios y situaciones. ¡Invertir en el árbol urbano no solo es esencial para nuestra calidad de vida ,sino que también es rentable!

LIBRO  2

OCHO PRINCIPIOS PARA CREAR, MANTENER Y COMPARTIR EL PAISAJE ARBOLADO DE HOY Y MAÑANA

“DIVERSIDAD”, UNA CUESTIÓN ESTÉTICA, ECOLÓGICA Y CULTURAL

Saber aprovechar el valor agregado de los árboles en el paisaje. Elegir el árbol correcto en el lugar correcto. Formar una barrera preventiva contra el riesgo epidemiológico. Diversidad y alergias. Diversidad racional. Anticipar para adaptar la paleta de plantas.

 LA PERMANENCIA. PARA UN PAISAJE DE PAISAJE LONGITUD DE LARGO AÑO

Persistencia al servicio de la permanencia .Adiciones más allá de la persistencia del follaje Árboles de hoja caduca> Extender la temporada de crecimiento Gestión demográfica para la permanencia a largo plazo

LA « DURACIÓN O CÓMO HACER UN TIEMPO ALIADO

Extienda la vida útil: “plante menos pero plante bien” Resista la tentación de acelerar el tiempo durante las plantaciones jóvenes … … o para densificar y abarrotar el espacio Protegiendo los árboles del patrimonio

EL “PAISAJE DINÁMICO” O CÓMO INTEGRAR UNA PERPETUA EVOLUCIÓN

Inscribir las dinámicas del paisaje a lo largo del tiempo. Un proceso dinámico que sirve una visión ambiciosa del paisaje. Dinámicas del paisaje al servicio de las dinámicas ecológicas

“LA ECONOMÍA” EN EL CENTRO DE REQUISITOS PARA CONTROLAR EL GASTO DE LA PLANTAS

Plantar a una buena densidad .Plantar de acuerdo con el espacio disponible. Plantar árboles de tamaño mediano .Plantar bien para prolongar la esperanza de vida. Reduzca significativamente los costos de mantenimiento de rutina. Reconozca los servicios y beneficios del árbol en la ciudad

LA “PEDAGOGÍA” PARA UNA CULTURA COMPARTIDA DEL ÁRBOL

Escuchar y comprender. Facilitar la aceptación. Crear conciencia y educar Involucrar y potenciar la

“SOLIDARIDAD” O CÓMO HACER VALORES ESENCIALES A TRAVÉS DEL ÁRBOL

Árbol y solidaridad territorial. Árbol y solidaridad con las generaciones futuras Árbol y solidaridad de Intercambio de conocimientos Árbol y valores de la solidaridad

LA « INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN “PARA UN FUTURO MEJOR DEL ÁRBOL.

Falta de datos científicos. Participación en la red nacional” .Plante & Cité “. Un enfoque de mejora continua a través de la innovación.

Referencia Grand Lyon – Árboles y arbustos

EL PRINCIPIO DE LA DIVERSIDAD,UNA CUESTIÓN ESTÉTICA, ECOLÓGICA Y CULTURAL

Es probable que se usen más de trescientas especies y variedades de árboles en plantaciones naturales u ornamentales en la región de Lyon. Son fuentes de placeres y oportunidades para enriquecer paisajes en volúmenes, estructuras, transparencias, materiales y colores. La diversidad de plantas está en la raíz de la riqueza ecológica del medio ambiente y el enriquecimiento cultural y botánico de los ciudadanos. La diversidad es la clave para adaptar el entorno de nuestra planta al cambio climático.

Árboles ornamentales: una paleta rica y diversificada. Especies naturales de nuestros bosques, especies de origen europeo, asiático o estadounidense e introducidas con éxito durante siglos, o nuevas variedades obtenidas por el know-how hortícola, más de 300 tipos Adaptados a nuestro clima se puede plantar en la región de Lyon. Árboles, elementos de la cultura común La diversificación de las plantaciones en la ciudad permite a los habitantes de las ciudades conocer mejor muchas especies de árboles, pero también admirarlos y respetarlos. Acompañados por una política de comunicación específica, las plantaciones y los eventos de sus vidas (tamaños, adelgazamiento, renovaciones) se convierten en elementos consensuales de una cultura urbana del árbol, compartida por todos.

Saber cómo explotar el valor agregado de los árboles en el paisaje. El árbol no es solo vegetación. Flores, olores, frutas, cortezas, matices de follaje, brillo, forma de la hoja, silueta de árbol, calidad de sombra, variedad de colores según la especie y la estación, la persistencia y la manera de conducir la especie por tamaños arquitectónicos o libres, … los componentes del valor agregado ornamental combinado en la misma especie o entre especies diferentes están sujetos a múltiples composiciones.

Respetar el principio de diversidad no significa renunciar a la idea de plantar varios árboles de la misma especie uno junto al otro para estructurar y homogeneizar el paisaje urbano. El principio de diversidad es compatible con la tradición francesa de las plantaciones monoespecíficas … desde el momento en que los entornos urbanos son variados mediante el uso de una amplia gama de especies para lograr estos conjuntos homogéneos. También podemos intentar dar claves a la lectura de la jerarquía de espacios urbanos mediante lógicas de composición de plantaciones: regulares y organizadas en los ejes de estructuración y espacios cargados de valores simbólicos, diversificados y jardinizados en un tejido residencial.

Elegir el árbol correcto en el lugar correcto.- Un lugar para cada árbol y cada árbol en su lugar es el principio que debe guiar cada proyecto de paisajismo. En el contexto del espacio disponible limitado para la siembra potencial, la diversidad de especies es una ventaja innegable. Permitirá encontrar aquel cuyo desarrollo se adaptará al lugar, lo que hará que los tamaños sean inútiles o muy poco frecuentes.

 Este principio de diversidad se traduce mejor en objetivos cuantificados. Por lo tanto, es necesario generalizar la regla del 10% introducida por primera vez por los servicios del Gran Lyon en relación con el patrimonio forestal de la Comunidad. Al adaptar los programas de plantación para que finalmente ninguna especie supere el 10% del patrimonio total de árboles de la aglomeración, se reduce su vulnerabilidad general. En caso de una enfermedad epidémica abrumadora, solo el 10% de los árboles podrían verse afectados. Esto ayudaría a manejar la crisis con un impacto paisajístico, técnico y financiero más limitado.

 Con demasiada frecuencia, las consideraciones estéticas o del paisaje están en el origen de las elecciones de plantas en los proyectos (volumen, puerto, características del follaje o follaje, etc.). Las cuestiones relacionadas con el cambio climático imponen una idoneidad de la planta en el medio para limitar los riesgos de falla a corto, mediano y largo plazo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las características del sitio de la plantación aún no se han estudiado y tenido en cuenta de manera adecuada. La elección de un árbol se basa en su adaptación a las condiciones del suelo, la disponibilidad de agua y el clima. Luego se realiza de acuerdo con el espacio disponible, que debe ser el garante de un desarrollo libre y sin restricciones para los residentes.

Practiquemos la regla del “buen árbol en el lugar correcto” en proyectos de desarrollo públicos y privados. Formar una barrera preventiva contra el riesgo epidemiológico. Como todos los seres vivos, los árboles pueden enfermarse o ser presa de parásitos. Algunas de estas enfermedades tienen un carácter epidémico y se propagan muy rápidamente, por diversos medios (viento, insectos, aves, acción humana …). La mayoría son específicos y atacan solo una especie. Es por esto por lo que la concentración de árboles de la misma especie en el mismo lugar favorece la explosión de epidemias. Por otro lado, los ambientes naturales equilibrados por la diversidad son más resistentes.

> La diversidad es la única respuesta eficaz, económica y sostenible a los problemas de patología de las plantas.

El caso particular del plátano. La locura por el plátano desde 1830-40 hasta nuestros días ha creado una situación de monocultivo en Lyon como en muchas grandes ciudades de Francia. La fácil multiplicación de la especie, su plasticidad ecológica y arquitectónica, así como su rápido crecimiento explican esta elección. Esta concentración ha favorecido el desarrollo de varias enfermedades más o menos graves, incluido el chancro de color. Incurable, apareció en Lyon en 1992 y su tratamiento por erradicación sistemática de los sujetos afectados se hace obligatorio por orden prefectural.

DIVERSIDAD Y ALERGIAS

Cada vez más personas francesas padecen alergias..- De hecho, la contaminación del aire urbano ayuda a sensibilizar a las poblaciones que desarrollan alergias a muchos agentes (ácaros del polvo, polvo, alimentos, polen de plantas herbáceas o árboles). Entre estos agentes alergénicos, se debe tener en cuenta el polen producido por los árboles. Todas las especies no causan alergias. El polen más irritante proviene principalmente de especies indígenas presentes en gran número en nuestro medio ambiente y cuyo polen, muy ligero, puede ser movido por el viento a lo largo de cientos de kilómetros (abedul, álamo, aliso, fresno, pino, roble). . La cuestión de las alergias relacionadas con los árboles es, por lo tanto, compleja de tener en cuenta porque va más allá del marco de la gestión territorial del patrimonio de los árboles. Es posible y deseable actuar en dos niveles:

> En el diseño de proyectos: teniendo en cuenta el potencial alergénico de la especie y minimizando el uso y especialmente la concentración de las especies más problemáticas.

> En la información de personas sensibles: desarrollar una estrategia de alerta preventiva basada en el análisis de “jardines de polen centinela”.

DIVERSIDAD RAZONADA

A pesar de sus ciertos beneficios en términos de estética, buen desarrollo y prevención de enfermedades, el enriquecimiento de la paleta de plantas debe estar sujeto a la reflexión. Es necesario evitar cualquier exageración que conduzca a una pérdida de identidades locales, por ejemplo, alentando los estudios de identidades del paisaje a escalas macroscópicas, a menudo intercomunales (Val de Saône, Franc Lyonnais …). Al borde de las áreas naturales, debe fomentarse el uso de especies nativas, especialmente para la recreación de setos. Asegura que una transición suave sea propicia para la biodiversidad entre entornos naturales y paisajismo urbano.

ANTICIPA PARA ADAPTAR LA PALETA VEGETAL

Hoy más que nunca, si desea plantar un árbol de manera sostenible, es esencial cuestionar las perspectivas de cambio climático que este árbol se enfrentará durante su desarrollo. Los estudios llevados a cabo durante veinte años por investigadores de todo el mundo sobre este tema han demostrado que la Tierra ha conocido desde principios del siglo XX el calentamiento global de su temperatura. La magnitud de este fenómeno en el mediano o largo plazo, o el impacto de las medidas correctivas que la humanidad puede implementar aún son tema de debate de expertos. Ya se ha establecido que nuestro clima se calentará de manera inexorable en las próximas décadas, lo que llevará a un aumento de las temperaturas promedio para finales del siglo XXI entre 2 ° C para los más optimistas y 6 ° C para el más catastrófico. Para entender correctamente las ideas, vale la pena recordar que el calentamiento de la temperatura de la tierra desde las últimas glaciaciones del cuaternario es del orden de 5 ° C, pero también que el aumento de un grado de temperatura En concreto corresponde a un desplazamiento del óptimo climático de la vegetación del orden de 150 km al norte …

CAPITALIZAR EL CONOCIMIENTO

Las características de comportamiento, desarrollo y manejo de las nuevas especies introducidas en el Gran Lyon deben ser monitoreadas, particularmente su potencial para adaptarse a las condiciones climáticas cambiantes. Para ello, se realizan observaciones periódicas sobre las especies recientemente introducidas para seguir su fenología (ciclo natural de la floración, follaje, fructificación …), las patologías que pueden afectarlas, sus características de crecimiento … La recopilación de esta información. su cruce con otras observaciones en otros territorios también es esencial para asegurar una comprensión de los resultados y para asegurar la capitalización del conocimiento. El desarrollo de la base de datos VégéBase liderada por la asociación Plante et Cité ofrece a todos los observadores del comportamiento de las especies de plantas un lugar de acumulación de conocimiento. La cuestión de la elección de las especies se convierte en un tema central del proyecto de plantación, no solo por razones estéticas, sino especialmente en términos de la capacidad del proyecto para soportar  de manera sostenible el calentamiento global. Por lo tanto, la diversidad de especies debe valorarse para anticipar mejor estos cambios. La evolución progresiva de las paletas de plantas también afectará la percepción de los paisajes y alterará las identidades visuales asociadas con nuestros territorios. Un trabajo prospectivo de modelar estos cambios también se debe imaginar para anticipar esta evolución.

EL PRINCIPIO DE PERMANENCIA.- “PERMANENCIA” PARA UN PAISAJE DURADERO TODO EL AÑO. Debido a que la ciudad vive al ritmo de las estaciones, el paisaje debe conservar un valor estético permanente. Esto implica tener más en cuenta la evolución de las plantas a lo largo de las estaciones con el fin de aportar un valor paisajístico adicional a las diferentes facetas de la ciudad durante el año.

Persistencia al servicio de la permanencia.- Con respecto a las plantaciones de alineación, Lyon ha heredado una tradición de no persistente, asociada con un predominio del plátano, explicando el hecho de que nuestros paisajes solo pueden encontrar su desarrollo completo en verano. Sin embargo, la introducción de plantas de hoja perenne proporciona un mínimo de vegetación, incluso en invierno, ya se trate de especies de madera dura o de madera blanda. Se pueden usar alineados con la condición de que no creen barreras que oculten la vista de los residentes. Usados en forma ad hoc (sujetos aislados o arboledas) dentro de parques y jardines públicos y privados, llegan a enriquecer los paisajes invernales de la aglomeración de manera difusa.

Antes de emprender un proyecto paisajístico, es esencial reflexionar sobre cómo se modificará el paisaje a lo largo del año. Para ello, es necesario reflexionar sobre la evolución a lo largo del tiempo de todos los estratos vegetales. Sea cual sea el tamaño del proyecto de plantación, una breve serie de dibujos correspondientes a cada temporada hace posible comprender esta dimensión.

Persistencia y bioclimático urbano.- Si las especies persistentes ofrecen ventajas en términos de animación invernal de paisajes, sin embargo, deben usarse de manera razonada en una lógica de planificación urbana bioclimática. De hecho, frente a una fachada de un edificio expuesto a un fuerte sol, se buscará más bien deshacerse de las especies de hojas caducas para ofrecer una sombra en verano, pero traer transparencia en el invierno para permitir que el sol caliente las casas.

Contribuciones más allá de la persistencia del follaje.- Las flores de primavera, los colores del follaje en verano y otoño, la corteza y la fructificación, algunas de las cuales permanecen durante parte del invierno, son características que marcan las estaciones y los paisajes. De la misma manera, las siluetas de invierno difieren de una especie a otra y contribuyen así a la estética y la estructuración del paisaje urbano. Este enriquecimiento de la apariencia de las plantaciones ya sea en el parque, el jardín o el espacio natural, permite asociar otros componentes vegetales, en particular los estratos arbustivos, tapizados y herbáceos. Aquí nuevamente, la diversidad de formas, colores y colores contribuye a la búsqueda de un valor agregado paisajístico a lo largo del año. La persistencia de una parte del patrimonio forestal y los estratos de plantas asociados es esencial para mantener la continuidad ecológica del cinturón verde en todas las estaciones. A través de esto, la fauna asociada tiene albergues y alimento durante todo el año.

ÁRBOLES DE HOJA CADUCA> AMPLIACIÓN DE LA VEGETACIÓN

La poda razonable y poco frecuente deja una gran mayoría de ramitas, hojas y brotes en su lugar. Por lo tanto, las hojas se incuban en la fecha normal, generalmente en abril. Una buena calidad de las plantaciones y la elección de espacios adaptados permiten el desarrollo de sujetos vigorosos, manteniendo sus hojas a fines del otoño. Por otro lado, los tamaños severos que se deben evitar en todas las situaciones demoran la instalación del follaje de uno a dos meses, y permiten ver un paisaje invernal de mutilación deplorable y triste.

Utiliza la diversidad de especies y estratos de vegetación para componer paisajes que mantengan un valor estético cada temporada

LA GESTIÓN “DEMOGRÁFICA” PARA LA PERMANENCIA A LARGO PLAZO

Debido al crecimiento más o menos rápido de todas las plantas, su vida variable, accidentes, enfermedades y la muerte natural de los árboles, el paisaje está en constante cambio. Para que permanezca permanente, mientras que cada tema que se compone de él no lo es, debe manejarse de manera colectiva, demográfica y prospectiva. Los nacimientos y las plantaciones jóvenes deben compensar las muertes. Por lo tanto, debemos plantar y arrancar cada año y prever esta renovación necesaria a largo plazo. Estos principios de la gestión “demográfica” de los rodales se aplican por igual a los árboles de alineación, a los árboles de los parques públicos, a los jardines privados o a las áreas naturales. Su implementación requiere un esfuerzo constante de anticipación y el compromiso de los medios a lo largo del tiempo. Nunca debemos subestimar la importancia de la gestión en el resultado a largo plazo de un proyecto paisajístico.

En el Gran Lyon, se reemplazan 1000 árboles moribundos cada año en los espacios públicos. Se deben realizar esfuerzos a largo plazo para lograr un buen equilibrio demográfico en el patrimonio forestal y contar con presupuestos y habilidades constantes para la gestión de árboles.

EL PRINCIPIO DE LA EXPRESIÓN “TIEMPO ” o TIEMPO COMO UN ALIADO -La esperanza de vida de los árboles urbanos es generalmente más bajo que lo harían en su entorno natural original. Hasta cientos de años en la naturaleza, que rara vez supera los cien años en la ciudad y se encuentra más hacia cincuenta a sesenta años de media … Una situación en parte debido a las malas condiciones de las plantaciones en los últimos dos siglos y cada vez mayores ataques sufridos por los árboles. Sin embargo, esto no es inevitable si el hombre considera los factores necesarios para la vida del árbol en la ciudad. Alargar la vida de “planta menos bien, pero la plantación” Afín para aumentar el tiempo de retorno de la inversión y por lo tanto reducir el costo, el objetivo de maximizar la vida de los árboles ciudad en buenas condiciones de salud y la calidad del paisaje. Para lograr esto, ciertas condiciones deben cumplirse desde el principio:

> Una densidad adecuada para las especies y ubicación

> Una elección adecuada de combustible disponible el espacio aéreo afín para reducir el tamaño de las intervenciones> espacio suficiente subterráneo la salud en cantidad y calidad para el enraizamiento y la potencia en el eje

> reducir el tamaño del programa simplemente acompañar el crecimiento natural de los árboles

> protección contra los ataques, los choques, la contaminación del suelo de la ciudad.

La ciudad es un entorno artificial, por lo que las condiciones de vida del árbol son aquellas que uno “quiere” otorgar. Estas condiciones pueden mejorarse (calidad del suelo, disponibilidad de agua) para garantizar un futuro más sostenible para los árboles urbanos. Hay que asegurar que la vida útil de los árboles urbanos esté cerca de su vida útil potencial es un objetivo clave para garantizar el desarrollo sostenible.

 En 1996, el 48% de los 1000 árboles renovados en los espacios públicos del Gran Lyon tenían menos de 30 años y solo el 8% eran centenarios.

Tenga en cuenta que el desarrollo urbano y el crecimiento de los árboles tienen los mismos requisitos vitales.

Resistiendo la tentación de acelerar el tiempo de las plantaciones jóvenes … Frente a la demanda legítima de vegetación de los habitantes de la ciudad, a menudo presenciamos el trasplante de sujetos ejemplares maduros, plantaciones demasiado densas o la promesa inmediata de árboles que parecen adultos. Estas prácticas son inicialmente caras e irrelevantes a medio y largo plazo: más caras de comprar y, a menudo, no son compatibles con el trasplante, los árboles muy grandes reducen la vida de las plantaciones que constituyen. Esta situación es tanto más justificada porque los árboles jóvenes bien plantados y mantenidos ocupan el espacio asignado a ellos rápidamente. Elegidos de buena calidad, poseen en su bola de raíz de entrega todas las raíces necesarias para su buena recuperación.

Es indiscutible, una tala es siempre una lágrima. Por eso es esencial explicarlo, restarle importancia, sin embargo, trivializarlo. Al mismo tiempo, es importante desarrollar el “capital de simpatía” con respecto a las plantaciones jóvenes, destacando sus ventajas y cualidades.

Conceptos erróneos a favor de los trasplantes … El trasplante de un árbol permite

:> salvar un árbol adulto destinado a ser cortado porque impidió un proyecto urbano

> tranquilizar a los residentes del sitio de origen sobre el futuro de este árbol al cual se había acostumbrado, e incluso se apegaba a, ahorrar tiempo y ofrecer un paisaje ya preparado a los habitantes del sitio anfitrión, sin esperar a que creciera: una operación costosa: un precio diez a cien veces más alto que el de la compra de un árbol joven en un vivero y una esperanza de vida más corta porque cuanto más viejo es un árbol, menos reactivo es y tiene capacidades regenerativas

> una operación inútil: varios millones de árboles jóvenes están disponibles en viveros

> una operación Riesgo con una alta tasa de fracaso: ya sea que muera o que vegetará durante años porque el montículo trasplantado no podrá incluir todas las raíces desarrolladas por él una gran parte de la cual será cortada. … un error técnico y económico.

… o para densificar y gravar el espacio .-La densa vegetación del espacio es otra forma de error generalizado cuando se trata de dar un proyecto de paisaje desde el principio. Impresión de finalización. De hecho, plantados a intervalos bajos, los árboles, empujando, son traídos para unirse, para competir, creando una verdadera barrera verde que dificulta su desarrollo al introducir una molestia para los residentes al obstruir la vista y privarlos de luz. Esta situación omnipresente en la ciudad es lamentablemente aceptada culturalmente. Para encontrar el espacio ideal para que los árboles no interfieran, dos soluciones dividen a los especialistas durante más de doscientos años:

A / plante árboles de forma densa y, por lo tanto, privilegie el aspecto visual inmediato de la plantación y consiga adelgazamientos a medida que crecen. Una solución a menudo adoptada durante el siglo XX pero que rara vez se implementa en su totalidad. Es difícil derribar los árboles excedentes con buena salud cuando es el momento de aclarar. Mal asumida, esta estrategia ha ayudado a generalizar densidades demasiado importantes que generan costosos costos de tamaño. Sin embargo, sigue siendo relevante cuando uno comienza a partir de sujetos muy jóvenes (plántulas de bosque o plántulas) que es deseable plantar en masa y luego reducir gradualmente para adaptar la densidad al volumen de los árboles. Esta solución también puede considerarse con la condición de plantar alternativamente una planta con un ciclo largo y una planta con un ciclo corto.

La plantación en escalonado en el bulevar de Croix-Rousse permite preservar el efecto de doble hilera manteniendo una interdistancia que permite el crecimiento de los árboles en buenas condiciones

Así, el adelgazamiento de las especies intercaladas coincide con el final de su ciclo natural.

B / planta en sitios desafiantes respetando una interdistancia que permite el desarrollo posterior de la corona del árbol. Esta solución parece la más razonable: evita tanto el trauma psicológico causado por la matanza de árboles sanos como los costos económicos adicionales generados. También reemplaza los tamaños severos que son dañinos, antiestéticos y caros.

Protección de los árboles del patrimonio.- Ciertos árboles, debido a su edad, ubicación o rareza, adquieren un valor real del patrimonio. Pero a diferencia de un monumento, siguen siendo seres vivos tanto más frágiles como su capacidad de reacción y adaptación disminuye con la edad. La identificación y protección de estos árboles que marcan la historia de nuestros territorios y nuestras vidas es, por lo tanto, indispensable tanto en el dominio público como en el privado. Los reglamentos de planificación o de obras deben anticipar y garantizar claramente su conservación: no es el árbol el que debe adaptarse al desarrollo, sino el proyecto el que debe adaptarse al objetivo de conservación sostenible de árboles históricos

EL PRINCIPIO DINÁMICO DEL PAISAJE EL “PAISAJE DINÁMICO” O CÓMO INTEGRAR UNA EVOLUCIÓN PERPETUAL

 Debido a que el árbol está vivo y se desarrolla durante un largo período, el paisaje cambia constantemente en el espacio y el tiempo. Esta es la realidad expresada por la noción de dinámica del paisaje. Esta dimensión debe tenerse en cuenta en el diseño del proyecto de paisajismo para garantizar, por un lado, una forma y atmósfera armoniosa del paisaje a lo largo del tiempo y, por otro lado, limitar los costos adicionales de lo que podría surgir de una mala comprensión de esta dinámica. Inscribir la dinámica del paisaje a largo plazo .

Teniendo en cuenta la dinámica del paisaje requiere del proyecto inicial de planificación urbana de la plantación, elegir y organizar las plantas de manera relevante pero también programar las intervenciones necesarias en términos de mantenimiento y renovación de árboles demasiado viejos o muertos. Entonces será necesario llevar a cabo las acciones necesarias de manera sostenida a largo plazo si queremos preservar la calidad del paisaje y respetar su dinámica.

Un proceso dinámico al servicio de una ambiciosa visión del paisaje

> No renunciar a los paisajes a gran escala El aspecto dinámico que los árboles confieren a los paisajes urbanos debe verse más como una oportunidad que debe aprovecharse que como un riesgo. Este elemento debe tenerse en cuenta tan pronto como el proyecto de plantación se conciba sin reducir su ambición. Ante esta cuestión de la dinámica del paisaje, la salida fácil es optar sistemáticamente por las especies con bajo desarrollo. El riesgo es llegar a composiciones de paisaje algo limitadas con respecto a los espacios urbanos donde intervienen.

Entre el momento de la plantación y la edad adulta, la apariencia de los árboles cambia sustancialmente el paisaje, que por lo tanto nunca es fijo. ¡Tengamos en cuenta y respetemos esta dinámica del paisaje!

El gran Lyon está ahora en una capacidad para calcular y modelar las superficies sombreadas de la carretera gracias a los árboles comunitarios

Los vastos y majestuosos espacios son esenciales para la riqueza de los paisajes urbanos. Son especialmente solicitados por los lugareños, para quienes representan lugares populares para caminar, pero también espacios para respirar en una ciudad a menudo muy densa. Un paisaje amplio es un espacio con dimensiones generosas donde los árboles crecen libremente y desarrollan sus formas naturales. Está escasamente poblada y proporciona espacios vacíos en cuanto se diseña el proyecto, beneficiándose de una dimensión de profundidad y de vistas sin obstrucciones.

> Hacer que la evolución de la planta en sí misma, un elemento de la composición del paisaje de manera complementaria con el uso de varias especies puede ser interesante apostar en los diferentes aspectos que el árbol toma durante su vida para hacer. Varían las escalas del paisaje. Jugar al juego de la dinámica del paisaje, por ejemplo, también está tratando de promover a través de las plantaciones actuales el surgimiento de árboles del patrimonio del mañana.

Priorizar la calidad de la plantación en los aspectos cuantitativos. Por esta razón, no debemos centrarnos en el número de árboles, sino confiar en indicadores cualitativos: superficies sombreadas acumuladas, carreteras con sombra lineales …

El paisaje urbano es una construcción, una sucesión de vacíos y plenos. Muy a menudo, razonamos el desarrollo como un trabajo de relleno. El vacío entonces se convierte en una riqueza debido a su rareza. Es necesario integrar la noción de evolución de las plantas en el espacio y el tiempo desde la concepción de los proyectos y prever las operaciones de mantenimiento que acompañarán al proyecto en diez días.

La dinámica del paisaje al servicio de la dinámica ecológica .-El diseño de proyectos de plantación debe buscar reintegrar la planta en una dinámica de ecosistema natural. Esta lógica de planificación requiere un buen conocimiento del funcionamiento de las asociaciones de plantas, así como sus vínculos con las características del entorno. Busca el equilibrio ecológico, minimizando así las necesidades de mantenimiento recurrentes (tamaños, tratamientos, riego …) que generalmente resultan de situaciones de desequilibrios inducidos por las elecciones realizadas durante el diseño del desarrollo.

La búsqueda del equilibrio ecológico del paisajismo es esencial para obtener una ciudad más verde y atractiva, mientras se dominan los medios para dedicarse al mantenimiento de los espacios de la naturaleza.

EL PRINCIPIO DE ECONOMÍA “LA ECONOMÍA” EN EL CENTRO DE REQUISITOS PARA CONTROLAR LOS GASTOS

Plantar, administrar y mantener mejor y más por menos es parte del problema general de la racionalización del gasto público y privado. Por lo tanto, es un objetivo importante para la gestión del paisaje urbano. Este retorno de la inversión es altamente consistente con los primeros cuatro principios, cuyo principio de economía es también la consecuencia. Un paisaje seguido en su dinámica, diversificada y, por lo tanto, resistente a las enfermedades, permanente, es decir, renovado regularmente, sostenible para amortizar a largo plazo, es de hecho, un paisaje económico en inversión como en operación. Plantar a una buena densidad La observación es una lógica implacable: plantar un árbol cada 12 metros es dos veces más barato que hacerlo cada 6 metros. Por lo tanto, con un presupuesto de inversión constante, la elección de la densidad correcta permite financiar el doble de proyectos y satisfacer al doble de residentes, al mismo tiempo que garantiza el mismo volumen económico a los sectores económicos involucrados. Plantar de acuerdo con el espacio disponible Debido a que sus dimensiones y formas son muy diferentes, plantar el árbol correcto de acuerdo con el espacio disponible significa reducir en gran medida los costos de manejo y, en particular, el costo de la poda. A veces hay que saber no plantar en absoluto.

Plantación de árboles medianos.- Significativamente más baratos que los árboles más grandes, los árboles de tamaño joven (plántulas, plántulas y tallos jóvenes de hasta 20/25 cm de circunferencia) crecen más rápido que los árboles más viejos. En pocos años se puede borrar la diferencia de tamaño en la plantación. Por lo tanto, el dinero se invierte más económicamente en árboles pequeños y medianos, para una eficiencia de paisajismo equivalente o incluso mayor.

> Racionalizar la lógica y la calidad de las plantaciones. La implementación de los primeros cuatro principios paisajísticos hace posible alcanzar los objetivos del principio de econOmia

Es bastante normal tener paisajes jóvenes: son la condición para un día obtener paisajes adultos que beneficiarán a las generaciones futuras.

Plantar bien para ampliar la expectativa de vida .-La inversión representada por plantar un árbol debe amortizarse durante el mayor tiempo posible. Por lo tanto, se debe favorecer la calidad de la planta joven y la del suelo, que desafiarán el potencial de desarrollo de árboles a largo plazo.

Reduzca significativamente los costos de mantenimiento de rutina Al reducir la frecuencia y el costo de los tamaños, los costos de mantenimiento, que actualmente representan casi el 70% del costo total de administración del sistema, se reducirán significativamente. Herencia boscosa.

Reconocer los servicios y beneficios del árbol en la ciudad.- La economía de un árbol en la ciudad generalmente se considera desde el punto de vista del gasto, pero muy rara vez de los ingresos. Sin embargo, los servicios y beneficios que se derivan de su presencia en el espacio urbano son múltiples, ya sea a nivel social (reducción del estrés, satisfacción de una necesidad de la naturaleza …), ambiental (regulación del clima o del ciclo). agua …) o económica (valoración de la tierra y atractivo del territorio …). Estos beneficios son difíciles de comprender porque generalmente no tienen una traducción monetaria. Para beneficiarse plenamente de ellos, ahora es necesario evaluarlos e integrarlos en un modelo globalizado de desarrollo urbano sostenible. El contexto actual de escasez de recursos debería traducirse en un futuro próximo mediante una profunda evolución de las formas de pensar. Los criterios tradicionales de elección, tales como lo bello, lo útil o lo funcional, serían entonces suplantados por un criterio de necesidad que distingue los elementos esenciales de aquellos a los que se puede prescindir. El árbol de las ciudades es esencial, pero aún es necesario darlo a conocer. Más que nunca, es importante integrar su patrimonio histórico y estético y profundizar su relación compleja y sensible con la sociedad. Sus funciones ecológicas, sociales y económicas también se valoran, ya que son necesarias para el funcionamiento de una ciudad sostenible.

La comunicación de los beneficios para la comunidad en general a través de la presencia de árboles en la ciudad es esencial para cambiar las actitudes y los comportamientos.

EL PRINCIPIO DE PEDAGOGÍA “PEDAGOGÍA” PARA UNA CULTURA COMPARTIDA DEL ÁRBOL

 Los problemas relacionados con la naturaleza en la ciudad están casi sistemáticamente vinculados a los problemas de comunicación. Estos temas generalmente van más allá de la simple cuestión de la información y se abren a dimensiones pedagógicas y culturales. Pero más allá de las cuestiones de comprensión o aceptación, es hacia un cambio en el comportamiento y las actitudes de cada cara que debe lograrse el lugar del árbol en el territorio de la aglomeración de Lyon. Una ciudad boscosa y sostenible requiere una población sensibilizada y participativa.

Escuchar y comprender.- Las expectativas de los habitantes de una ciudad son generalmente difíciles de cuantificar y describir, a menudo diversas y contradictorias, y rara vez son definitivas. Mejorar el trabajo de escuchar los deseos y sentimientos de la población es ahora esencial para mejorar el diálogo, discutir los objetivos a ser considerados y compartir un proyecto común. El desarrollo de encuestas de opinión basadas en bases estadísticamente fiables es esencial para mejorar la comprensión de estas expectativas.

La importancia del factor de tiempo en el problema de la gestión de los árboles es un punto en el que se debe poner especial énfasis.

Facilitar la aceptación.- La comprensión de los sentimientos y las expectativas puede resaltar malentendidos, a veces verdaderos bloqueos psicológicos o culturales: “tabú” vinculado a la tala de un árbol, renuencia al cambio, rechazo del largo plazo … Un trabajo por lo tanto, la información debe ayudar a apoyar la evolución de estas percepciones facilitando la comprensión de los problemas.

El proyecto de plantación (espacio público urbano, jardín o reforestación) es una oportunidad para aprovechar para asociar a los habitantes con la comprensión de los problemas relacionados con la naturaleza en la ciudad.

La importancia del factor tiempo en el problema de la gestión de árboles es un punto para destacar particularmente.

Concienciar y educar.-. La consideración sostenible del árbol en la ciudad debe convertirse en el negocio de todos. Si usted es un habitante de la ciudad o propietario de una tierra boscosa, es importante que las funciones y servicios proporcionados por los árboles sean conocidos y apreciados por el mayor número. Por eso, se debe realizar un trabajo continuo de sensibilización y pedagogía con los niños en relación con la educación nacional y el tejido asociativo.

Involucrar y potenciar.- La calidad de nuestro entorno de vida no puede depender únicamente de la acción de las comunidades: también debe convertirse en un problema individual y diario que nos afecta a cada uno de nosotros. En muchas áreas de la aglomeración, los árboles de calidad paisajística se encuentran en propiedad privada, en otros lugares también se encuentran en terrenos privados donde se deben realizar esfuerzos de replantación para mejorar la calidad del paisaje. el medio ambiente. Además, la protección, el desarrollo y la replantación de árboles deben fomentarse con todos los propietarios (particulares, empresas, condominios …). Por lo tanto, la carta del árbol debe permitir la asistencia y el asesoramiento de los propietarios para la conservación, el mantenimiento y la plantación de árboles: poda práctica sobre el tamaño o la elección de las especies, ayuda económica o técnica, implementación relaciones de los actores …. Incluso si uno no posee un terreno elevado, es posible y deseable involucrarse en la protección de los árboles de la aglomeración: por su comportamiento ciudadano en la vida cotidiana ( evite, por ejemplo, dañar un árbol estacionando el vehículo), o participando en acciones colectivas con asociaciones (florecimiento de rodales, plantaciones urbanas desatendidas, etc.).

EL PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD DE SOLIDARIDAD O CÓMO VEHICULAR VALORES ESENCIALES A TRAVÉS DEL ÁRBOL

El árbol siempre ha sido portador de valores simbólicos muy fuertes: recursos arbóreos (alimentos, energía, medicamentos), árbol de refugio de los tiempos prehistóricos , árbol deificado por todas las grandes civilizaciones, árbol de la vida que conecta el suelo, la tierra y el cielo … A estos valores simbólicos se añaden las funciones de un hito al mismo tiempo en el tiempo y en el espacio: el árbol es un marcador de tiempo que pasa, su longevidad a veces le da un aura de inmortalidad, su presencia determina la identidad visual de un lugar … Todos estos valores y funciones acuerdan hacer del árbol un vector designado de altruismo y solidaridad. Estas preguntas son de hecho esenciales para el hombre de hoy y su aplicación a la cuestión del árbol en la ciudad puede ser particularmente esclarecedora. El vínculo entre el árbol y la solidaridad se puede prever en el espacio, en términos de equidad de acceso a la naturaleza, a lo largo del tiempo, destacando los problemas transgeneracionales, pero también como un apoyo para el intercambio de conocimientos y el intercambio de conocimientos.

Solidaridad con los árboles y el territorio.- Los árboles y los espacios naturales rara vez se distribuyen uniformemente en un territorio: geografía (accidentes geográficos, usos del suelo …), historia (desarrollo urbano, lógicas de desarrollo …) a la que contribuyó. Para influir en su distribución. Sin embargo, si el árbol desempeña un papel en la calidad del aire, el clima, el ruido, también actúa directa o indirectamente en las condiciones de nuestra comodidad y nuestra salud. Una ciudad de solidaridad debe tratar de ofrecer a sus habitantes servicios justos, o en la dirección opuesta para evitar la exposición a riesgos que son demasiado desiguales. En este contexto, las políticas de planificación urbana deben integrar el objetivo de buscar una mayor equidad en la calidad de vida y el medio ambiente, en particular a través de la preservación o plantación de árboles y espacios naturales.

> La planificación de una red territorial equilibrada e inalterable de espacios naturales en el territorio y la recreación de parques boscosos y bosques periurbanos en las áreas más pobremente plantadas pueden involucrar de manera sostenible a la aglomeración de esta manera.

Árbol y solidaridad con las generaciones futuras .-Uno de los mensajes clave del desarrollo sostenible es tratar de decidir el presente teniendo en cuenta el futuro. Esta filosofía se aplica particularmente bien al árbol cuya expectativa de vida a menudo supera una o más generaciones humanas. La plantación de un árbol es, por lo tanto, un gesto que compromete el futuro. Sin embargo, ante la necesidad de inmediatez y un cierto egoísmo que caracterizan a nuestra sociedad, las opciones a veces pueden favorecer una visión a corto plazo, a menudo efímera a una decisión más sostenible decididamente orientada hacia el futuro. La gestión de los árboles de un territorio siempre debe comprometernos con el largo plazo. Se debe buscar constantemente un equilibrio entre la lógica de la conservación y la lógica de la renovación para garantizar la calidad y la durabilidad de los soportes de árboles que legaremos a nuestros descendientes.

El árbol siempre ha sido portador de valores de altruismo. Un proverbio chino que data de varios siglos antes de nuestra era cuenta la historia de un sabio al que solo le quedan pocos días de vida. Se le pregunta qué le gustaría hacer mientras espera su muerte. Él responde: “Plantaré árboles porque nos sobreviven y nos conectan con las generaciones futuras”.

Árbol y solidaridad del intercambio de conocimientos.- Como cualquier forma de conocimiento, el know-how en arboricultura urbana es una riqueza real que debe ser formalizada, capitalizada y compartida. Formalizado, porque con demasiada frecuencia estos conocimientos permanecen en el dominio de la tradición oral y desaparecen con sus portadores. Capitalizado porque es el resultado de una suma de experimentaciones, hipótesis, fracasos y éxitos que se extienden a lo largo de décadas y cuya validación y perpetuación deben organizarse. Compartido porque este conocimiento debe poder beneficiar al mayor número: a todos los actores de la aglomeración, en primer lugar, pero también a los demás territorios que son objeto de proyectos de intercambio de hermanamiento o cooperación.

> Como parte de los programas de cooperación con ciudades en países en vías de desarrollo, Greater Lyon está participando en misiones de capacitación en manejo de árboles en ciudades con Ouagadougou en Burkina Faso y Ciudad Ho Chi Minh en Vietnam.

La plataforma Échos-Paysage Rhône Alpes fue creada por la Unión Nacional de Contratistas de Paisajes, la Dirección Regional de Agricultura y Bosques, la Ciudad de Lyon y el Gran Lyon para facilitar los intercambios entre profesionales. espacios verdes, pero especialmente para facilitar el acceso al conocimiento sobre desarrollo sostenible para pequeñas empresas y comunidades.

Árbol y valores de la solidaridad.- El árbol es un portador de valores y una fuerza simbólica arraigada en nuestra cultura. Por lo tanto, puede servir ventajosamente como apoyo para el desarrollo de acciones caritativas o solidarias.

Los árboles de la solidaridad: la asociación “Foyer Our Lady of the Homeless” ha desarrollado desde el año 2000 con el apoyo de las autoridades locales del Ródano una operación llamada “los árboles de la solidaridad”. Esta acción propone a los posibles donantes (empresas, autoridades locales …) el patrocinio de un árbol plantado en el espacio público, ya que los fondos recaudados están totalmente dedicados a la recepción de personas sin hogar. Ilustra la convergencia natural entre los problemas sociales, ambientales y económicos que se pueden hacer en torno al valor simbólico del árbol.

¿Hacia nuevas formas de solidaridad para fortalecer el lugar del árbol en la ciudad?

En muchos países, como los Estados Unidos, la plantación y el manejo de árboles públicos se llevan a cabo en gran parte por actores privados. En Francia, la naturaleza en la ciudad se deja tradicionalmente a la responsabilidad exclusiva de la comunidad. Sin mencionar la inversión total del modelo, hay indicios de que el árbol urbano podría, en un futuro no muy lejano, disfrutar del patrocinio privado. En Francia, el Palacio de Versalles ahora apela a la generosidad de los individuos para replantar parte de su parque y las asociaciones para la protección de la selva amazónica ofrecen “adoptar un árbol”. En este contexto, se espera que los actores privados evolucionen hacia una mayor participación en la implementación de la naturaleza en la ciudad. Esta mayor participación no intervendría en una lógica de sustitución a la acción del poder público en la materia. Por el contrario, sería para los actores privados formar parte de una lógica de apoyo al esfuerzo colectivo necesario para la transición a la ciudad sostenible. Esta evolución también nos lleva a considerar de una manera más global y compartida la cuestión de la vida en la ciudad, de la cual el árbol es solo un componente.

EL PRINCIPIO DE INNOVACIÓN “INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN” PARA UN FUTURO MEJOR DEL ÁRBOL

 La carta del árbol debe integrar los requisitos del desarrollo sostenible mediante la promoción de la innovación y la experimentación, particularmente en el campo del desarrollo sostenible. Marco para proyectos de paisajismo públicos y privados en el Gran Lyon. De hecho, solo el control técnico y paisajístico de las plantaciones es probable que garantice su sostenibilidad y el control de los gastos incurridos. Este objetivo debería llevar a la adopción de una verdadera estrategia de investigación y desarrollo en el campo de la arboricultura urbana y el paisaje.

Falta de datos científicos.- La plantación y el mantenimiento de árboles en las ciudades se ha basado durante mucho tiempo en el conocimiento empírico. Las prácticas actuales siguen siendo en gran medida habituales y rara vez han sido validadas científicamente. Para superar esta falta de conocimiento, los diseñadores y gerentes aún están recurriendo a los estándares técnicos definidos durante el período Haussmann. Pero las limitaciones de la ciudad de hoy ya no son las de las ciudades del siglo XIX. Además, la investigación científica y las tecnologías modernas nos ofrecen nuevas potencialidades para imaginar otras soluciones.

Participación en la red nacional “Plante & Cité”.- La asociación “Plante & Cité” es una plataforma nacional de información y experimentación que centra su trabajo en la cuestión de la naturaleza en la ciudad. Asocia a las principales autoridades locales francesas con los principales actores públicos y privados del sector del paisaje. El propósito de esta red es permitir la capitalización de los conocimientos científicos y técnicos existentes en este campo a escala internacional, así como el pilotaje de nuevos programas de investigación aplicados a nivel nacional. Varias comunidades, empresas y consultorías de la aglomeración ya son miembros de “Plante & Cité”, lo que permite el desarrollo de asociaciones de investigación.

El programa de investigación sobre el árbol urbano llamado “SCIENCIL” ha hecho de las plantaciones de la Cité Internationale de Lyon un verdadero laboratorio al aire libre: “el arbóreo”, donde durante más de 15 años, cientos de datos de observación. respaldar las innovaciones técnicas en paisaje y la comprensión del funcionamiento de los ecosistemas de paisaje reconstruido.

Un enfoque de mejora continua a través de la innovación.- Se debe prestar especial atención a la integración de un objetivo de innovación técnica o conceptual en los proyectos. Esto es para acompañar las principales operaciones de desarrollo de un objetivo de investigación y desarrollo sobre los temas de la arboricultura urbana y el desarrollo sostenible. Estos programas se basarán principalmente en tres temas principales (suelo, agua y clima) que cristalizan los problemas de las próximas décadas para los problemas del paisaje en la ciudad.

La problemática de los suelos .-Tradicionalmente, desde el siglo XIX, la tierra utilizada para las plantaciones urbanas proviene de la eliminación de las áreas agrícolas periurbanas. Hoy en día, este modelo conoce límites. Por un lado, porque las necesidades aumentan debido a que se tienen en cuenta las expectativas de entorno de vida en los proyectos urbanos. Por otro lado, porque la oferta está disminuyendo ya que las orientaciones del urbanismo intentan limitar la expansión urbana y proteger los espacios agrícolas periurbanos. En estas condiciones se hace indispensable:

> Optimizar el uso del terreno. Para ello, se ha desarrollado una metodología de caracterización preliminar para el subsuelo. Esta caracterización permite conocer y valorar el recurso local, guiar los métodos de movimiento de tierras y adaptar la elección de la paleta de plantas.

desarrollar metodologías para la reconstitución de sustratos artificiales que eventualmente puedan reemplazar el uso de tierras de origen agrícola (valorización de productos de demolición, escombros de limpieza de ríos o de movimientos de tierras profundos, uso de compost) Residuos verdes, recuperación de lodos de depuradora …)

 La cuestión del agua.- La paradoja de la planificación urbana es que, por un lado, es difícil recuperar y evacuar el agua de lluvia, mientras que, por otro lado, la creciente sequía del subsuelo urbano requiere un uso cada vez más frecuente de sistemas de riego artificial conectados a la red de agua potable. Por lo tanto, un acercamiento es esencial para hacer que el riego de árboles y espacios verdes sea una técnica alternativa de saneamiento de aguas pluviales. Además, el árbol con evapotranspiración actúa como una bomba. Esta agua es devuelta a la atmósfera creando un efecto de aire acondicionado.

Cambio climático.- El aumento esperado en las temperaturas esperadas para las próximas décadas afectará en gran medida la supervivencia de los espacios verdes y naturales, pero también cambiará nuestra visión del lugar que se le dará a la naturaleza en la ciudad. Por un lado, el calentamiento conducirá a una rápida evolución de la paleta de plantas. Ahora debemos anticipar esta evolución (estudio del comportamiento de las especies, orientación de la selección de especies en proyectos urbanos y para operaciones de reforestación en áreas periurbanas). Por otro lado, la vegetación que tiene un papel activo en el microclima urbano (efecto de aire acondicionado), es necesario considerar el uso voluntario de este efecto para adaptar la ciudad de mañana al aumento de las temperaturas.

LIBRO  3

CINCO EJES DE RECOMENDACIONES PARA LA ACCIÓN

Las reuniones de reflexión y consulta llevadas a cabo para la elaboración del carácter del árbol permitieron expresar muchas opiniones, expectativas y sugerencias para mejorar la consideración del árbol en la conurbación de Lyon. A partir de esta rica masa de ideas, se ha realizado una síntesis para traducirlas en recomendaciones. Estas recomendaciones serán utilizadas por cada signatario para elegir temas, para extraer ideas para el desarrollo de su plan de acción. Para facilitar su descubrimiento, se han clasificado en cinco categorías según el objetivo principal que se proponen tener en cuenta.

DESARROLLAR CONOCIMIENTOS (EXPERIMENTO, CAPITALIZAR CONOCIMIENTOS …)

Inventariar todo el patrimonio boscoso de la aglomeración– Adaptar las paletas al cambio climático Integrar árboles en la gestión del ciclo del agua. Racionalizar el uso de tierras agrícolas para el desarrollo creación de materiales de plantación en la ciudad Minimizar el riesgo de accidentes relacionados con los árboles urbanos

UTILIZAR EL NUEVO CONOCIMIENTO (BUENAS PRÁCTICAS, APLICACIONES PRÁCTICAS …)

Limitar el impacto de los árboles en los problemas de alergia. Desarrollar proyectos forestales periurbanos Promover técnicas movimientos de tierra que protegen las raíces de los árboles Diversificar paletas de plantas para plantaciones urbanas .Crear y fomentar la economía de los bosques y áreas naturales

PROMOVER LA TRANSMISIÓN DEL CONOCIMIENTO (COMUNICAR, AUMENTAR LA CONCIENCIA, EDUCAR …)

Sensibilizar a los profesionales de la construcción protección de árboles en los sitios .Promoción de técnicas de poda responsables. Promoción y difusión de los beneficios de los árboles urbanos. Fomento de la organización de celebraciones de árboles .Creación de una red de “senderos naturales” educativos

PROMOCIÓN DE CRUCE Y MEZCLA DESTREZAS (REDES DE LOS GRUPOS INTERESADOS, SINERGIAS DE TRABAJO …)

Desarrollar guías multidisciplinares de buenas prácticas.- Llevar a cabo planes territoriales para la eliminación de malezas y la gestión diferenciada de áreas boscosas. Reunirse más allá del paisaje tradicional para una consideración transversal de Temas relacionados con el árbol urbano. Desarrollar el uso del protocolo para la cohabitación de árboles y redes. Promover el desarrollo de la plataforma de intercambio ecos-paisaje.

CONFIANZA LAS ACCIONES A LOS PROCESOS POLÍTICOS O REGULATORIOS (PLU,AGENDA 21, REGULACIONES VIALES …)

Desarrollar propuestas para amé. mejora de la protección de los árboles en los PLU. Sistematice el estudio del costo general de todas las operaciones de desarrollo (públicas y privadas). Establezca las proporciones de áreas de espacios verdes o áreas boscosas para orientar las opciones en términos de Instalaciones públicas y privadas Integrar el objetivo de plantación en el plan de “modos suaves” Fortalecer la integración del tema del árbol en las ciudades en el Plan de “Clima”

DESARROLLAR EL CONOCIMIENTO PARA INVENTAR TODO EL PATRIMONIO ARBORADO EN LA AGLOMERACIÓN

 El conocimiento de los rodales es esencial para organizar su protección y gestión o para desarrollar acciones de comunicación. Sin embargo, este conocimiento resulta muy fragmentario debido a la multiplicidad de los propietarios y, a menudo, a la falta de medios, habilidades o envidia. Por lo tanto, es deseable promover la producción de inventarios del principal patrimonio forestal ubicado en la aglomeración, incluidas las propiedades municipales, departamentales y principales. Para fomentar esta adquisición de conocimientos y facilitar el intercambio de datos, es esencial proponer una metodología común, pero también herramientas de TI que se puedan mutualizar. Este conocimiento permitiría tener una visión global de la cobertura arbórea del territorio, seguir su evolución en el tiempo, calcular la tasa de cobertura sombreada y mejorar la gestión y la prevención de los riesgos de accidentes relacionados con la Estado de los árboles.

EJEMPLOS DE ACCIONES

:> Haga un inventario de la herencia de su árbol.

> Desarrollar una metodología de inventario común.

> Desarrollar una herramienta informática estándar para ingresar o procesar datos de inventario.

> Organizar un acompañamiento metodológico de los propietarios para el inventario y la gestión de su herencia.

→ Profundizar el conocimiento del patrimonio forestal mediante el enriquecimiento de la gama de indicadores utilizados en los inventarios existentes, en particular mediante la creación de nuevos indicadores cualitativos.

> Introducir un diagnóstico de biodiversidad dentro del diagnóstico de patrimonio arbóreo.

> Armonizar las herramientas de evaluación de acciones a favor del desarrollo cuantitativo y cualitativo del patrimonio arbóreo.

DESARROLLO DEL CONOCIMIENTO ADAPTANDO PALETAS VEGETALES AL CAMBIO CLIMÁTICO Hoy, cualquiera que sea el escenario, se acepta que nuestro clima se calentará inexorablemente en las próximas décadas, lo que llevará a un aumento en las temperaturas promedio de + 3 ° C Para los más optimistas y + 6 ° C para los más catastróficos. Vale la pena recordar que el aumento de un grado de temperatura induce concretamente un desplazamiento de tipos de vegetación del orden de 150 a 200 km hacia el norte … Por lo tanto, necesariamente habrá consecuencias significativas para nuestros paisajes. Sin embargo, si desea plantar un árbol durante al menos un siglo, la perspectiva del cambio climático que este árbol enfrentará durante su desarrollo debe considerarse necesariamente. Sin embargo, el conocimiento actual de la ecología de las especies ornamentales es todavía muy irregular y en estas condiciones es difícil cambiar nuestra capacidad de elegir especies para anticipar los efectos del calentamiento global. Además, el árbol ahora se considera un elemento importante para la adaptación de la ciudad al cambio climático, en particular gracias a su capacidad para enfriar el aire. Sin embargo, todavía existe la necesidad de desarrollar herramientas metodológicas destinadas a definir las condiciones óptimas para el uso de plantas en un objetivo bioclimático. Por lo tanto, se deben emprender varias series de acciones que conciernen a todos los actores en el sector del “paisaje”.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Desarrollar protocolos para observar el comportamiento de las especies.

> Mutualizar las observaciones sobre el comportamiento de las especies arbóreas.

> Buscar un mejor control de procedencia y mejorar la trazabilidad en la cadena de producción de árboles ornamentales.

> Continuar probando nuevas variedades en colaboración con FNPHP y PLANTE ET CITE. > Desarrollar contratos para el cultivo de nuevas especies con cultivadores de viveros.

> Desarrollar herramientas de asesoramiento sobre la elección de especies.

> Estudiar el impacto de la evolución de las paletas de plantas en las identidades paisajísticas del territorio.

> Realizar una vigilancia sobre el desarrollo de especies potencialmente invasoras.

> Monitorear la evolución de los principales patógenos y parásitos de los árboles.

> Definir las condiciones de uso de la planta para un objetivo bioclimático en los proyectos.

> Establecer una encrucijada con las orientaciones del “Plan Climático”.

DESARROLLO DE LOS CONOCIMIENTOS INTEGRANDO ÁRBOLES CON LA GESTIÓN DEL CICLO DEL AGUA

 Durante mucho tiempo, la gestión del ciclo del agua urbano se ha desconectado de un funcionamiento natural y se ha organizado en torno a una lógica de recuperación, evacuación y tratamiento. Esta lógica ha contribuido enormemente al aumento de superficies impermeables. Al mismo tiempo, los espacios verdes que acompañan a los espacios públicos y edificios a menudo sufren la falta de agua, lo que requiere el uso de sistemas de riego generalmente conectados a la red de agua potable. En los últimos años, sin embargo, se han realizado investigaciones para desarrollar técnicas de saneamiento alternativas. Esta investigación lleva en muchos casos a proponer encontrar un vínculo funcional entre el agua y los espacios verdes. Para este propósito, es necesario estudiar nuevos modos de operación, en particular probando las paletas de plantas y las modalidades de evolución de estos espacios (evolución de la permeabilidad, resistencia de los medios frente a la contaminación, métodos de regeneración …).

EJEMPLOS DE ACCIONES

:> Comprender y medir el potencial de los árboles urbanos para la recuperación alternativa del agua de lluvia.

> Organizar un acercamiento entre los actores de la Carta del Árbol, la GRAIE y la OTHU sobre este tema.

> Seleccionar especies de árboles y arbustos que puedan desarrollar funciones de saneamiento de aguas pluviales.

> Estudiar el papel del filtro purificador para árboles y sustratos forestales.

> Estudiar el impacto de la vegetación en la permeabilidad del suelo para promover la infiltración del agua de lluvia.

DESARROLLO DE CONOCIMIENTOS RACIONALIZANDO EL USO DE TIERRAS AGRÍCOLAS PARA LA CREACIÓN EN LA CIUDAD DE APOYOS DE PLANTACIÓN.- Desde el siglo XIX, la expansión de la ciudad en las áreas periurbanas naturales y agrícolas permite el suministro de tierras para la realización de plantaciones . Nuevos espacios públicos de la ciudad. Esta lógica, fuente de una importante pérdida de fertilidad del suelo, sigue siendo hoy en día el modelo dominante para los proyectos urbanos. Sin embargo, muestra claramente sus límites e incluso su antagonismo con respecto a los nuevos desafíos del “desarrollo urbano sostenible”. De hecho, el potencial ecológico y el potencial alimentario de las zonas periurbanas deben protegerse. A diferencia del modelo de expansión urbana, la densificación de las ciudades puede parecer a primera vista poder preservar los suelos de los espacios agrícolas y naturales periurbanos. Sin embargo, la ciudad densa plantea el problema de las islas de calor, un problema que ha sido amplificado por el cambio climático. La reconstrucción de la ciudad en sí misma, por lo tanto, debe integrar masivamente la planta para mejorar su atractivo residencial y actuar en su microclima. Sin embargo, estos proyectos de ecologización requieren una gran cantidad de suelo, ya que los suelos ya urbanizados se han vuelto estériles. Por lo tanto, la densificación también conduce a un aumento en la demanda de tierra … Por lo tanto, una estrategia para la preservación y el mejoramiento de los suelos vivos es esencial en las áreas metropolitanas. El Gran Lyon ha estado trabajando durante unos diez años en el desarrollo de una estrategia de este tipo, que implica mejorar el conocimiento del suelo, racionalizar el uso del suelo y adaptar los proyectos de planificación y paisajismo. También implica el desarrollo de programas de investigación aplicada para desarrollar técnicas innovadoras para reconstituir sustratos fértiles para futuras plantaciones urbanas.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Hacer un mapa del suelo del Gran Lyon.

> Desarrollar una metodología simplificada de caracterización y valoración de suelos para operaciones de desarrollo.

> Sistematizar las encuestas de caracterización del suelo antes de la siembra.

> Crear un intercambio de tierra y un intercambio de desarrollo para grandes proyectos en la aglomeración.

> Desarrollar sustratos artificiales para plantar que puedan reemplazar el uso de la tierra agrícola.

> Desarrollar técnicas de mejora del suelo en su lugar.

DESARROLLAR EL CONOCIMIENTO MINIMIZAR EL RIESGO DE ACCIDENTES ASOCIADOS CON ÁRBOLES URBANOS

Las tormentas que han cruzado Francia durante algunos años nos han recordado que los árboles también pueden ser la causa de muchos daños, ya que el riesgo de caída o rotura de las ramas sigue presente. Es obvio que el riesgo cero no puede existir si decidimos conservar los árboles en áreas urbanizadas. Sin embargo, se pueden implementar varias medidas para limitar estos problemas: – el monitoreo regular del estado de salud de los árboles realizado por técnicos competentes hace posible detectar los signos de debilidad que pueden provocar roturas en los árboles. – El mantenimiento regular de los árboles hace posible eliminar gradualmente los árboles y ramas potencialmente peligrosos. – El trabajo preventivo para el desarrollo de obras cerca de los árboles ayuda a limitar las lesiones que se les infligen (especialmente en el sistema radicular) y puede ocasionar que se caigan algunos años después. – La sensibilización de los habitantes sobre la actitud a adoptar en caso de riesgo de tormenta también es esencial. En los últimos años, el estudio de la aerología ha proporcionado el conocimiento necesario para comenzar a modelar los niveles de exposición de un sitio o territorio a la acción de los vientos. Estas líneas de investigación deberían ayudar a mejorar la prevención y el manejo de los riesgos relacionados con las tormentas.

EJEMPLOS DE ACCIONES

:> Estudiar y modelar los riesgos asociados con el viento y las tormentas en la aglomeración.

> Desarrollar recomendaciones sobre la elección de especies y el manejo de árboles en relación con los riesgos de tormentas.

> Mejorar el conocimiento del enraizamiento de los árboles urbanos.

> Mapeo de áreas del territorio en riesgo de tormentas.

> Organizar la gestión  para limitar los problemas de estabilidad de los rodales.

> Mejorar la conciencia de los residentes sobre los riesgos asociados con las tormentas y los vendavales.

UTILIZAR EL NUEVO CONOCIMIENTO PARA LIMITAR EL IMPACTO DE LOS ÁRBOLES EN LOS PROBLEMAS DE LAS ALERGIAS

 Cada vez más franceses son sensibles a los problemas de alergia. Entre los factores que causan estas alergias se encuentran el polen producido por ciertas especies de árboles. El tema del polen es un tema particularmente complejo, particularmente debido a la volatilidad de los granos de polen que pueden ser transportados por el viento a lo largo de cientos de kilómetros. En cualquier caso, existe una cierta cantidad de conocimiento y, por lo tanto, se puede implementar para limitar los riesgos (elección de especies o asentamientos), o para mejorar la información de las personas sensibles.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Limitar la siembra de las especies más alergénicas

> Desarrollar información pública preventiva sobre los ciclos de polen de proximidad mediante la creación de jardines centinela de polen.

> Trabajar con especialistas en alergias en la aglomeración.

UTILIZAR LOS NUEVOS CONOCIMIENTOS DESARROLLAR PROYECTOS FORESTALES PERIURBANOS Los bosques en Lyon son bastante raros debido a su historia industrial y agrícola. Sin embargo, algunas áreas boscosas se han conservado (valles del oeste de Lyon, Balmes, Mont d’Or) o se han reconstruido (bordes del Ródano). Debido a una distribución bastante desigual en el territorio, existe una desigualdad en el acceso a estas áreas boscosas. No todas las personas se benefician de los efectos positivos de estos bosques. Con el desarrollo de la metrópolis para continuar en las próximas décadas, es esencial anticipar la creación de espacios naturales cerca de la ciudad del mañana alentando y alentando proyectos de reforestación. Estos bosques, además de sus funciones recreativas, también pueden cumplir otros servicios del ecosistema (mejora de la calidad del agua, remediación de suelos, sumideros de carbono, etc.) o servicios económicos (desarrollo de la cadena de suministro de energía de la madera, etc.). La planificación de estos bosques podrá completar la red de Espacios Naturales Sensibles y los Proyectos de Naturaleza de la aglomeración.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Fomentar la creación de bosques o bosques periurbanos.

> Mejorar la calidad del agua y proteger las zonas de captación mediante la creación de bosques.

> Construir en la red de Espacios Naturales Sensibles y Proyectos de Naturaleza.

> Establecer un mapa de intenciones de reforestación en la aglomeración para mejorar la equidad de acceso a las áreas naturales.

> Desarrollar proyectos forestales relacionados con objetivos de producción de biomasa para el sector de la energía de la madera.

> Promover la remediación de tierras mediante técnicas de fitorremediación para la valorización y renaturalización de terrenos industriales desolados ..

.> Desarrollar, en asociación con los municipios, la operación “un nacimiento de un árbol”.

UTILIZANDO LOS NUEVOS CONOCIMIENTOS QUE PROMUEVEN LAS TÉCNICAS DE ALARGADO QUE PROTEGEN LAS RAÍCES DE ÁRBOLES.-

 Muchas de las muertes de árboles urbanos son el resultado de daños a los sistemas de raíces durante la construcción o el desarrollo. Este daño puede tener consecuencias catastróficas en el destino de los árboles al acelerar su caída o hacerlos potencialmente peligrosos. Sin embargo, existen técnicas de movimiento de tierras en la vecindad de los árboles o la protección en el lugar que se utilizan comúnmente en otros países. Por lo tanto, es esencial enumerar y detallar estas técnicas, con el fin de identificar maneras de hacerlas más conocidas y adoptadas por los actores del desarrollo urbano y la construcción.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Difundir a los socios de la Carta del Árbol el protocolo para la convivencia de árboles y redes.

> Desarrollar acciones de asesoramiento técnico para el paso de zanjas..

> Promover el desarrollo de técnicas de hundimiento o perforación direccional.

> Adaptar las técnicas de movimiento de tierras y construcción al objetivo de la conservación de los árboles.

DIVERSIFICACIÓN DE LAS PALETAS.-USO DE NUEVO CONOCIMIENTO DE LA PLANTACION.-

Los fallos de plantación urbana  suelen estar relacionados con errores en la elección de las especies. La variedad de plantas, árboles y arbustos de uso común se limita actualmente suficiente como cientos de especies son potencialmente útiles y permiten la optimización de la adaptación de la planta al sitio de plantación (tamaño adulto, la adaptación a los criterios de suelos las necesidades de agua, oraciones y follaje floración …). Esta situación se debe principalmente a la ignorancia de esta diversidad vegetal induce un círculo vicioso: la ignorancia de la demanda límite de la especie, por lo que los productores se ven obligados a limitar la producción. Esto limita la disponibilidad de esta planta en el mercado y, por tanto, el nivel de visibilidad. Sería deseable impulsar las paletas de plantas  diversificadas, mejorar la promoción de nuevas especies de árboles y arbustos, para entender mejor sus condiciones y para fomentar la producción regional de estas especies.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Pruebe las nuevas especies producidas por los viveros para estudiar sus comportamientos y promover su uso.

> Proponer gamas de arbustos y árboles para setos (setos, setos agrícolas, setos de jardín …).

> Desarrollar herramientas de comunicación y estructuras de asesoramiento sobre la elección de especies.

USO DE LOS NUEVOS CONOCIMIENTOS PARA CREAR Y FOMENTAR UNA ECONOMÍA DE BOSQUES Y ESPACIOS NATURALES

El desarrollo de la forestación periurbana también puede cumplir los objetivos de desarrollo económico. El desarrollo de la forestación o la inversión en plantaciones de árboles puede, de hecho, emprenderse para generar valor agregado. Se debe alentar el desarrollo de técnicas agroforestales para apoyar el desarrollo de actividades agrícolas que involucren árboles. En este caso, se consideran las plantaciones de árboles de rotación corta para la producción de biomasa para el sector energético de la madera. Estas actividades constituyen un medio para satisfacer el doble objetivo de aumentar la cobertura arbórea de la aglomeración y participar en el desarrollo económico del territorio.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Promover proyectos agroforestales.

> Desarrollar proyectos de producción de biomasa para el sector energético de la madera.

> Crear parques urbanos.

> Desarrollar proyectos de áreas de árboles lúdicos (circuitos de gancho y rama …).

PROMOCIÓN DE LA TRANSMISIÓN DE LOS PROFESIONALES DE LA CONSTRUCCIÓN SENSIBILIZANDO LOS CONOCIMIENTOS A LA PROTECCIÓN DE LOS ÁRBOLES EN TALLERES

 Los árboles públicos o privados generalmente sufren mucho durante el desarrollo o en los trabajos de construcción, creando así una considerable pérdida económica y paisajística. Esta situación se debe principalmente a la falta de conocimiento de los profesionales sobre el funcionamiento de un árbol. Por lo tanto, es necesario participar en un cambio cultural real ayudando a crear conciencia sobre este problema. Esto implica trabajo pedagógico, pero también lo acompaña a nuevos procedimientos para trabajar cerca de los árboles (técnicas de movimiento de tierras por aspiración, paso de redes en hundimiento o perforación direccional debajo de los árboles, técnicas de cimientos en pilas …) .

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Desarrollar y distribuir guías técnicas para proteger árboles en sitios de construcción.

> Sensibilizar a los diseñadores (arquitectos) y contratistas (desarrolladores, particulares …).

Sensibilizar a las empresas de la B.T.P.

PROMOCIÓN DE LA TRANSMISIÓN DEL CONOCIMIENTO PROMOCIÓN DE LAS TÉCNICAS DE PODA RAZONADA

 El árbol, como todos los seres vivos, es particularmente sensible a las lesiones y la agresión. La poda deficiente puede ser una mutilación real que, además de su naturaleza antiestética, puede debilitar significativamente el árbol, desencadenar su declive o incluso hacerlo peligroso debido a la degradación de su duramen. El desarrollo de técnicas de poda razonadas permite el mantenimiento de árboles al tiempo que limita el daño que podría afectar su estado de salud. Por lo tanto, los propietarios de árboles deben conocer mejor los beneficios de estas técnicas de poda razonadas. Las empresas involucradas en el cuidado de los árboles también deben participar en este trabajo de sensibilización, en particular prohibiendo sus prácticas profesionales radicales. La promoción de la poda responsable también depende de la elección de las especies y la ubicación de los árboles; Por lo tanto, también debe incluir recetas y consejos en esta área.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Desarrollar argumentos para los tomadores de decisiones a favor de la poda  razonada.

> Asesoramiento a los gestores del patrimonio forestal del territorio.

> Desarrollar materiales educativos para particulares.

PROMOVER LA TRANSMISIÓN DE LOS VALORES DE CONOCIMIENTO Y CONOCER LOS BENEFICIOS DE LOS ÁRBOLES URBANOS

 Las funciones y los servicios que brindan los árboles en las ciudades generalmente no son bien conocidos por los tomadores de decisiones y el público en general. El acento se pone más a menudo en los costos inducidos por la presencia de árboles (recolección de hojas, trabajo de poda …), que en los beneficios relacionados con su presencia. Sin embargo, varios estudios internacionales muestran que el árbol proporciona muchos servicios en la ciudad y que estos pueden ser objeto de un análisis económico (en relación con el aire acondicionado de la ciudad, la gestión del agua, el comportamiento mecánico de los terrenos, la valoración económica del territorio, impacto en estrés y salud …). Estos estudios también muestran que el balance general muestra beneficios por encima de los costos, lo que brinda una justificación adicional para invertir en plantaciones de árboles en las ciudades. Por lo tanto, es esencial sintetizar estos estudios y hacerlos más conocidos para fomentar un cambio de perspectiva y apreciación. También existe la necesidad de iniciativas públicas y privadas para proteger los árboles y replantar los nuevos.

EJEMPLOS DE ACCIONES

:> Establecer un argumento para los representantes electos y los proyectos de comunicación.

> Desarrollar herramientas para calcular el valor y los beneficios del ecosistema de los árboles urbanos públicos y privados.

> Evaluar el papel y los retos del árbol en la planificación urbana

. > Evaluar periódicamente la evolución de las representaciones y expectativas del público en relación con el árbol urbano y la naturaleza de la ciudad, y esto en relación con las campañas de sensibilización para mejorar su eficiencia.

PROMOCIÓN DE LA TRANSMISIÓN DE LOS CONOCIMIENTOS ENFOCANDO INICIATIVAS LOCALES Y CIUDADANAS PARA EL ÁRBOL EN LA CIUDAD

El medio ambiente y la calidad del entorno de vida deben ser asunto de todos. Ya en la actualidad, muchas iniciativas de ciudadanos y asociaciones permiten la apropiación por parte de los habitantes de espacios abandonados, pero también la realización de plantaciones: microimplantaciones florales, jardines efímeros, plantación de árboles, mejora de un En barbecho … Todas estas experiencias son para alentar, acompañar, incluso aconsejar cuando sea necesario. Los censos de áreas a ser valoradas o plantadas deben realizarse en cada municipio de la aglomeración. Las campañas de comunicación de incentivos se coordinarán y se considerarán ayudas técnicas o logísticas para el apoyo de estas iniciativas (préstamo de equipos, suministro de semillas o plantas de semillero, consejos prácticos …). Estas iniciativas también pueden conducir a una mejora festiva o cultural que también contribuirá a la apropiación y protección sostenible de estos nuevos espacios de la naturaleza en la ciudad.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Mejorar la escucha de las expectativas de los residentes con respecto al lugar del árbol en la ciudad.

> Organizar festivales de árboles.

> Combina las dimensiones festivas y divertidas con acciones para crear conciencia sobre el árbol en la ciudad.

> Fomentar iniciativas ciudadanas para plantar y desarrollar árboles.

Desarrollar dispositivos que permitan el surgimiento de un patrocinio vegetal.

PROMOCIÓN DE LA TRANSMISIÓN DE LOS CONOCIMIENTOS QUE CREAN UNA RED DE TRAILS EDUCACIÓN “NATURALEZA”

 El descubrimiento de la naturaleza ya sea en el corazón de la ciudad o en un área natural, es siempre una oportunidad excepcional para aprender y comprender su entorno. Esta es la razón por la cual están surgiendo muchos senderos educativos o rutas para caminar que permiten descubrir las especificidades de un sitio (paseos urbanos, guías de descubrimiento …). Estos enfoques pedagógicos y culturales proporcionan claves para leer el territorio. Todos estos enfoques y dispositivos pueden enriquecerse mutuamente, tanto en términos de método como de contenido; pueden permitir una comprensión rica y diversificada de los territorios y ofrecer una red coherente en la escala de aglomeración.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Desarrollar senderos de descubrimiento de árboles en cada comuna en asociación con una guía de los árboles notables de la aglomeración.

> Desarrollar una red de senderos naturales y árboles.

> Fomentar iniciativas ciudadanas para la creación de senderos naturales.

PROMOCIONAR LA TRANSVERSALIDAD Y MEZCLAR LAS HABILIDADES, HACIENDO GUÍAS MULTIDISCIPLINARIAS BUENAS PRÁCTICAS –

Las disciplinas que conforman las profesiones de planificación urbana no se comunican bien entre sí. Esta observación, que es una de las consecuencias de la especialización del conocimiento que se intensificó en el siglo veinte, a menudo conduce a situaciones conflictivas, antagonismos insolubles y elecciones reductoras. Por lo tanto, es esencial recrear una cultura común a estas profesiones, desarrollar los valores de la escucha, el diálogo y el compromiso. El árbol urbano interactúa con muchos comercios, con diversos actores y políticas. Se tratará de organizar intercambios con los actores de estos oficios, realizar análisis conjuntos y co-construir soluciones compartidas que permitan una sinergia de las prácticas profesionales.

EJEMPLOS DE ACCIONES

:> Organizar encuentros entre el mundo del paisaje y el urbanismo.

> Proponer análisis conjuntos y soluciones compartidas sobre el tema de árboles y alumbrado público.

> Proponer análisis conjuntos y soluciones compartidas sobre el tema de árboles y videovigilancia.

> Proponer análisis conjuntos y soluciones compartidas sobre el tema de árboles y accesibilidad.

> Proponer análisis conjuntos y soluciones compartidas sobre el tema de la gestión de árboles y las limitaciones de la limpieza y el servicio de invierno.

> Establecer una guía conjunta de técnicas de gestión y gestión de rodales.

> Proponer análisis conjuntos y soluciones compartidas sobre el tema de la recuperación de residuos verdes (energía de la madera, compostaje, B.R.F …) y residuos domésticos fermentables.

> Establecer una guía conjunta de convivencia entre árboles y transporte público.

> Proponer análisis conjuntos sobre el tema de “vivir en la ciudad”.

PROMOVER LA TRANSVERSALIDAD Y MEZCLAR LAS HABILIDADES PARA LOGRAR PLANES TERRITORIALES PARA EL CONTROL DE LA MALLA Y LA ADMINISTRACIÓN DIFERENCIADA DE LOS ESPACIOS ARBOLADOS

Ciertas habilidades se ejercen en un territorio determinado por diferentes actores. Para mejorar la coherencia y la eficacia de las acciones, es esencial buscar su armonización. Este es el caso de la escarda y la práctica de manejo diferenciado de áreas arbóreas. La creación de un plan territorial que reúne a los principales actores involucrados hace posible crear sinergias de trabajo, compartir métodos y objetivos, comunicar las elecciones técnicas realizadas y ofrecer a los usuarios un servicio mucho más claro al final. Es por eso por lo que este tipo de plan debe comprometerse en colaboración entre el Gran Lyon y los municipios que lo deseen. Este trabajo puede servir como ejemplo para permitir la difusión de estas prácticas al público en general.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Producir guías técnicas comparativas de los métodos de deshierbe.

> Desarrollar un plan territorial para el deshierbe y la gestión diferenciada de los espacios públicos.

> Crear conciencia entre los profesionales y el público acerca de los problemas relacionados con la limitación del uso de pesticidas.

> Desarrollar acciones de sensibilización para fomentar y apoyar la evolución de las prácticas del público en general.

PROMOCIÓN DE LA TRANSVERSIDAD Y MEZCLA LAS HABILIDADES QUE COLABORAN MÁS ALLÁ DEL SECTOR TRADICIONAL DEL PAISAJE PARA LA TOMA TRANSVERSAL DE LOS DESAFÍOS DEL ÁRBOL URBANO.

 La Carta de los árboles es un enfoque territorial diseñado para armonizar las prácticas en el diseño y la gestión de áreas de árboles en la ciudad, pero también para crear conciencia e involucrar al máximo número de actores en el área. Entre estos actores, es importante considerar el trabajo específico con los principales propietarios públicos, parapúblicos y privados, cuyos campos presentan un problema estratégico real para la calidad de los paisajes de la aglomeración, a saber: transporte relacionado con el objetivo de promover la imagen del territorio percibido desde las principales vías de acceso a la aglomeración (administradores de autopistas, VNF, CNR, SNCF y RFF, aeropuertos de Bron y Saint-Exupéry …) – los principales gestores públicos del patrimonio forestal (hospitales, universidades, gestores de vivienda social …) – los principales gestores privados del patrimonio forestal (juntas inmobiliarias industriales …) – promotores inmobiliarios sobre el objetivo de proteger los árboles y la mejora de los paisajes durante las operaciones de desarrollo privado. Por lo tanto, se debe proponer una concientización, asistencia técnica o metodológica para lograr que estos actores se comprometan con los principios de la Carta del Árbol.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Llevar a cabo la sensibilización y presentación de la carta con miras a su adopción.

Proporcionar conocimientos técnicos para la creación de guías prácticas por tipologías de actores.

FAVORECER LAS TRANSVERSALIDAD Y LA MEZCLA DE DESARROLLO DE HABILIDADES USO DE LA CONVIVENCIA DE PROTOCOLO DE ARBOLES Y REDES DE ARBOLES  PROMOVER es a menudo limitada por la presencia de redes subterráneas o aéreas. Las normas vigentes sobre estos temas imponen fuertes restricciones hoy en día tanto para el establecimiento de árboles cerca de las redes existentes como para el establecimiento de redes en el entorno de árboles instalados. Para superar estas limitaciones, algunas comunidades han organizado procedimientos de derogaciones en un protocolo para la cohabitación de árboles y redes. Gran Lyon ha desarrollado un protocolo de este tipo en 1997 con redes de concesionarios (FEDER GrDF, France Telecom …), lo que permitió la liberación de situaciones de conflictos en las muchos proyectos desde entonces. Por lo tanto, es deseable actualizar y reactivar este protocolo abriéndolo a más socios, en particular a los firmantes del diagrama de árbol.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Actualizar el protocolo para la cohabitación de árboles y redes.

> Fomentar la firma del protocolo por otros maestros de obras y concesionarios.

> Adaptar las disposiciones a las diferentes limitaciones específicas de las redes.

> Promover el desarrollo de técnicas para cruzar las redes bajo árboles mediante hundimiento o perforación dirigida.

PROMOVER LA TRANSVERSALIDAD Y MEZCLAR LAS DESTREZAS PROMOVER EL DESARROLLO DE LA PLATAFORMA DE INTERCAMBIO ECHO-LANDSCAPE

 La difusión de buenas prácticas en el área del desarrollo sostenible es esencial para permitir un cambio en las percepciones, los hábitos y las formas de hacer las cosas. Esta difusión requiere la existencia de lugares de intercambio de conocimientos e intercambios que puedan reunir al mayor número de actores. Por lo tanto, se ha creado una plataforma llamada Échos-Paysage para cumplir este objetivo en toda la región de Rhône-Alpes. Actualmente, esta plataforma incluye a las autoridades locales (Ciudad de Lyon y Gran Lyon), la delegación regional de la Unión Nacional de Empresas de Paisaje (PNUMA) y el DRAF que representa a los centros de formación profesional de la región en los campos de la horticultura. y el paisaje. Por lo tanto, es esencial perpetuar este enfoque, ampliar el campo de actores asociados con su desarrollo para crear una sinergia real entre los actores públicos y privados del sector del paisaje.

EJEMPLOS DE ACCIONES

:> Organizar un acercamiento de Echos-Landscape con las organizaciones profesionales del sector del paisaje (COMEP, FFP, FNPHP, AITF espacios verdes, HORTIS …).

> Multiplicar las colaboraciones con la agencia de planificación urbana (coorganización de reuniones del “proyecto de la naturaleza”)

> Desarrollar asociaciones con el CAUE du Rhône

> Organizar un acercamiento con el CNFPT y PLANTAS Y CITE para la organización de los días Técnicas de capacitación o sensibilización> Movilizar a los estudiantes de educación superior en temas de investigación desarrollados por la red.

CONECTAR ACCIONES A PROCESOS POLÍTICOS O REGULADORES DESARROLLAR PROPUESTAS PARA MEJORAR LA PROTECCIÓN DE ÁRBOLES EN EL PLU

 Casi el 80% de los árboles en la aglomeración están en el dominio privado. La organización reguladora y el control de su protección es por lo tanto esencial. El Plan de planificación urbana local contempla medidas reglamentarias, como la clasificación de árboles o la forestación para garantizar su protección. El mapeo de estos espacios debe ser completado y actualizado. También es esencial buscar mecanismos de compensación para reconocer los beneficios para la comunidad de la presencia de árboles en la propiedad privada y, por lo tanto, compensar las cargas (responsabilidad, costos de mantenimiento) y los impactos económicos que esto genera. la clasificación

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Mejorar el mapeo de los árboles a clasificar.

> Especifique los criterios y restricciones de las clasificaciones (EBC, EVMV …).

> Evolucione las clasificaciones EBC y EVMV * para incluir los objetivos de administración y mantenimiento.

> Llevar a cabo acciones de comunicación sobre normativas relacionadas con los árboles urbanos.

> Acompañar los archivos de permisos de construcción con los documentos de consulta de plantación (protección de árboles, selección de especies, diseño y gestión de coberturas …).

> Requerir el uso de un profesional de paisajismo o arboricultura para cualquier proyecto de desarrollo en tierra con un EBC o EVMV.

> Incorporar una obligación de resultado relacionada con las funciones bioclimáticas de las plantas en el espacio urbano.

> Fomentar la clasificación voluntaria de árboles mediante la introducción de un procedimiento simplificado.

> Desarrollar medidas compensatorias para compensar el impacto de la clasificación de árboles para un propietario.

* EBC: Áreas boscosas clasificadas / EVMV: Áreas vegetadas para mejorar

VINCULACIÓN DE LAS ACCIONES A LOS PROCESOS POLÍTICOS O REGULATORIOS QUE SISTEMA SISTEMÁTICO DEL ESTUDIO DE COSTO GLOBAL PARA TODAS LAS OPERACIONES DE DESARROLLO (PÚBLICO Y PRIVADO)

 La lógica del proyecto a menudo no separa la cuestión de la creación de la de ser y la gestión. espacios creados. Pero los costos de administración están directamente relacionados con las opciones de creación. Por lo tanto, es esencial integrar en el análisis económico de los proyectos todas estas fases en sentido ascendente y descendente. De manera similar, los requisitos del desarrollo sostenible requieren la aparición de soluciones estándar para desarrollar una ingeniería de proyecto que pueda adaptar las elecciones metodológicas, políticas y técnicas a la realidad de cada situación. Nuevamente, un análisis general de costos muestra con frecuencia que una mayor inversión en diagnósticos terrestres puede generar ahorros significativos en la fase de implementación y, por lo tanto, debe considerarse desde el inicio del proyecto.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Integrar el análisis de costos de gestión relacionados con las opciones de gestión.

> Calcular los beneficios del ecosistema asociados con la preservación o plantación de árboles en el proyecto.

> Desarrollar una guía de costes de gestión para particulares.

VINCULACIÓN  DE MEDIDAS DE POLITICA PARA PROCESO O COEFICIENTES REGLAMENtARIOS DE  LA SUPERFICIE DE LOS ESPACIOS VERDES O BOSQUES.-ESPACIO PARA ORIENTAR LA ELECCION DE INSTALACIONES PUBLICAS Y PRIVADAS

 La distribución de los árboles y bosques en el territorio de la actual Gran Lyon existen muy fuertes disparidades. Estas diferencias están directamente relacionadas con la historia y la geografía de los lugares. La historia de la urbanización primero: los barrios más antiguos suelen ser los más densos, los árboles han desaparecido gradualmente de los espacios privados, solo se encuentra en el dominio público. La forma urbana entonces: en las áreas suburbanas se encuentra una correlación entre el número y la altura de los árboles y el tamaño de las parcelas. La urbanización individual reciente se está desarrollando en un terreno tan pequeño que no hay espacio para la plantación de árboles. finalmente  La historia de la agricultura, las zonas de cultivo mixto y la ganadería mantener una red de setos y bosques, que retrocedieron significativamente en las áreas de cultivo de cereales intensivos. La geografía, especialmente la topografía y la pedología, también explican la disparidad en la distribución de áreas boscosas. Es esencial tener un conocimiento cartográfico de la situación, que  defina relaciones de zonas de bosques,  desafío de objetivos cuantificados para guiar los esfuerzos públicos y privados que se realizarán en los próximos años con el fin de mejorar y armonizar la calidad ambiental del territorio.

EJEMPLOS DE ACCIONES:

> Adoptar el modelo de “coeficiente de biotopo” para P.L.U.

> Integrar un programa de adquisiciones de tierras para reequilibrar la equidad del acceso a áreas de árboles en la aglomeración

.> Fomentar proyectos públicos y privados de plantación de árboles.

CONECTAR ACCIONES A PROCESOS POLÍTICOS O REGULADORES QUE INTEGRAN EL OBJETIVO DE PLANTACIÓN DEL PLAN DE MODO SUAVE

Desde la antigüedad, la plantación de árboles en espacios públicos se ha justificado por la búsqueda de sombreado para los usuarios. También es este objetivo el que está en el origen de la tradición de alineación de plantaciones a lo largo de las carreteras francesas desde Colbert o, más recientemente, en la creación de una estructura de árbol urbano que caracteriza a la ciudad moderna imaginada bajo el Segundo Imperio. El vínculo entre los movimientos y el árbol también se incluyó en el nombre de este trabajo: “los paseos”. Hoy en día, los desafíos del desarrollo urbano sostenible nos están haciendo redescubrir y promover modos de viaje suaves. Pero para peatones y ciclistas, la comodidad de viajar es esencial y el clima se siente directamente. También en vista de las perspectivas de calentamiento global y la multiplicación de las olas de calor amplificadas por el efecto de isla de calor en la ciudad densa, la plantación de árboles para el sombreado de peatones y ciclistas parece esencial. Por lo tanto, este objetivo debe mencionarse claramente e integrarse en los modos del plan Doux du Grand Lyon.

EJEMPLOS DE ACCIONES

:> Desarrollar acciones para promover el paseo urbano.

> Reconocer el vínculo entre el movimiento suave y el paisaje (sombreado, sensación de protección, placer …) al integrar esta preocupación en el Modo Modos Doux.

Planificar plantaciones junto con las principales rutas de modos suaves.

CONECTAR ACCIONES A LOS PROCESOS POLÍTICOS O REGULADORES FORTALECIENDO LA INTEGRACIÓN DEL ÁRBOL DE LA CIUDAD EN EL PLAN CLIMÁTICO

 Las perspectivas del cambio climático requieren que todos cambien sus hábitos y adapten su comportamiento. Como la mayoría de los habitantes vive en ciudades (50% en todo el mundo, casi 80% en Francia), las comunidades tienen un papel muy importante que desempeñar para acompañar y promover estos cambios. La adopción de planes climáticos territoriales, como el que actualmente está desarrollando el Gran Lyon sobre la aglomeración, responde directamente a este objetivo. El plan climático suele incluir dos ejes principales. La mitigación busca cuantificar los factores de producción de gases de efecto invernadero de una región para definir objetivos concretos de reducción de emisiones. La adaptación está buscando medidas que permitan a los territorios adaptarse a las consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del cambio climático. La tabla de árboles muestra la importancia del desarrollo de los árboles en una estrategia para mitigar los efectos de las olas de calor y los picos de calor y para limitar los efectos de las islas de calor urbanas. Por lo tanto, es importante vincular estas dos acciones para que exista una coherencia real en la definición de las acciones a realizar.

EJEMPLOS DE ACCIONES

:> Integrar los objetivos y las recomendaciones de acción de la carta del árbol en el plan climático.

> Desarrollar una guía técnica sobre el uso de plantas como herramienta para limitar los efectos de las islas de calor.

Proponer esquemas experimentales en proyectos para mejorar el conocimiento técnico sobre el papel de la vegetación en el clima local.

La organización firmante nombra al Sr. / Sra. _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ Detalles de contacto de Referent: _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ Para obtener las firmas y ser informado de la agenda, por favor envíe este formulario de vuelta. en la siguiente dirección:

METROPOLE DE LYON 20, STREET DU LAC CS 33569 69505 LYON CEDEX 03 Correo: arbres@grandlyon.com