francia-anduze-la-bambuserie-2003-af
La Bambuserie.-Anduze.-Francia

(Ponencia de Charles Jordania)

Un proverbio chino dice “la época de influenciar en la vida de un niño es la de 100 años antes que nazca”. Un proverbio africano nos recuerda “Es necesaria una aldea entera para criar un niño”.

Estos proverbios han sido mi guía los últimos siete años. Han sido mi ancla, mi timón, siempre que pienso en ello me pierdo, ellos me sirven de compás, me sirven de refugio y me proporcionan inspiración.

Los 90 fueron tiempos que nos demandaron dos grandes objetivos. Uno que todos debíamos trabajar. La segunda es que debíamos de actuar no como de costumbre. Y como teníamos que trabajar con gente que no valoraba nuestros esfuerzos, teníamos que recordarnos que lo que no entendían no lo valoraban. Lo que no valoraban, no lo protegían. Y el que no proteja, fracasa. ¡Qué bueno que les dejáramos esta herencia, las cosas que entiendan las protegerán y las valorarán! Si no será una herencia vacía.

afton-villa-1
Aftoon Villa Park

¿Cómo lograr estos objetivos?

Debemos tener un gran respeto por lo que hacemos y conocer que todas las situaciones no son idénticas. Los políticos de nuestras ciudades, las disponibilidades de recursos, las formas de gestionar, las necesidades y los deseos de nuestros ciudadanos son distintos. No estoy en disposición de darles respuestas válidas a todos. No soy un consulting. No soy un experto. Lo que puedo es compartir con uds. lo que he visto y oído durante muchos años mientras he viajado a través de todo el país, hablando con la gente como vosotros y gente que no entendía la importancia de los parques y sus actividades de ocio.

El título de esta charla podría haber sido la de “Contrato sostenido”. Intenté al prepararla seleccionar sólo los problemas y temas más comunes. El primer tema que tomé con interés para implicar a los ciudadanos fue el planeamiento, la financiación y el desarrollo del proyecto. ¿Cómo lo hacía? Después de la “luna de miel”, ¿como podía mantener el proyecto intacto?.

Para los ciudadanos, su vecindad es la ciudad, y en la ciudad, su barrio. Otras vecindades, otros barrios, son lugares de paso para ir al trabajo, al hospital, al colegio. El ciudadano no ve relación entre estos espacios urbanos. No ve las ciudades como núcleos urbanos enteros. Al igual que muchos burócratas es sólo su oficina o negocio. No relacionan los distintos espacios. La salud y el bienestar de otros barrios es algo para hablar de ello, pero no para actuar o hacer algo para mejorarlo.

walled-gardens-newstead
Newstead.-Walled Garden

Los ciudadanos no ven las conexiones necesarias entre los distintos organismos municipales. De alguna manera, a través de la organización municipal cada uno nos hemos integrado a un servicio y luchamos para que éste funcione, todos luchamos para nosotros mismos, pero sin conexión con otros departamentos donde la ciudad se contemple de forma global. Existe mucha desconfianza a la hora de actuar y, muchas veces, cuando intentamos hacer las cosas de forma distinta a como se ha venido haciendo, de acuerdo con las nuevas necesidades, no encontramos apoyo.

¿Por qué es importante el tema del contrato y el contrato sostenido?

Nuestro objetivo debe ser convencer a los ciudadanos y ayudarles a entender mejor lo que queremos conseguir, porque el hecho es que los parques no están en la línea preferente de las actuaciones que ellos piensan deben de ejecutarse. Esto es importante. Tenemos que liberarnos de nuestras ideas preconcebidas en las que valoramos sólo lo que a nosotros nos interesa. No podemos intentar convencer a otros que asignen valor a lo que hacemos, si no los implicamos en el tema. Si no, no tiene sentido, les estamos hablando en otro idioma. Esto no significa que nuestras ideas sean las verdaderas… sino que no estamos conectando con los ciudadanos.

union_square
Union Square.-San Francisco.-California

Déjeme ser absolutamente sincero con uds. Podemos pensar que hemos hecho lo que pretendíamos, pero no hemos realizado ninguna conexión válida con los ciudadanos y en esto está la diferencia.

En particular, la gente de color, y yo lo soy, somos gente urbana. Al igual que en los blancos hay excepciones, lo sé. Pero basado en un estudio del Servicio Nacional de Parques, la gente de color no frecuenta generalmente parques nacionales y áreas desérticas a menos que éstas estén cerca o en las proximidades de sus viviendas.

Ahora bien, si queremos preguntar a un sociólogo, a un psiquiatra o a un antropólogo acerca del porqué de esta razón, estoy seguro que nos podrían dar gran cantidad de razones que ninguno de nosotros entenderíamos probablemente.

Pero si usted me preguntara, con sentido común le diría el porqué. Tengo el gusto de ver la gente alrededor mío igual que yo. Déjeme decirle –para usted que no es de color- cuando no veo a gente que se parezca a mi, pienso que el ambiente no es amistoso. No piensen que no soy sensible a lo que está pasando. Pero créanme, aunque usted nunca lo sintiera, esta sensación está dentro de mi, y esta sensación es la que causa la tensión.

malaga_paseo_de_espana_01-2
Malaga.-Paseo de España.-Parque de Malaga

Tendemos a juntarnos en las áreas urbanas donde nuestra gente o gente parecida a nosotros, estamos… porque nos sentimos más seguros. Es una situación triste, pero es una realidad. Debemos entender estas cosas antes de entrar en un área e intentar conectar con la gente. La razón es que hay cosas en su agenda que no están en primacía en su agenda.

Una de las cosas que debemos hacer es convertirnos en vigilantes de nuestras comunidades. En la era del profeta Isaías, en el Viejo Testamento, ya tenían lo que llamaban vigilantes. Eran gente situada encima de los muros y vigilaban los alrededores para conocer si había un peligro inminente. Interpretaban el tiempo meteorológico o cualquier circunstancia inusual. Y la gente abajo –los Elamitas, en este caso- gritaban de tiempo en tiempo. “¿Vigilantes que será la noche?”. La noche era su opresor, así es como definían su posición. Les pedían que los vigilantes explicaran todo esto, ¿por qué nos oprimimos con esto? ¿por qué no podemos dirigir nuestro propio destino? ¿por qué no podemos progresar?.

De tiempo en tiempo, nosotros, los que somos directores, los que son líderes de organizaciones, debemos situarnos sobre los muros y debemos mirar hacia el ambiente que nos rodea para ver qué está ocurriendo. Los elementos externos pueden tener más influencia en nosotros que nosotros hacia ellos. Si no sabemos qué está ocurriendo a nuestro alrededor, tenemos nuestra cabeza oculta en la arena. Debemos de pasar tiempo leyendo los periódicos, mirando las noticias, hablando con la gente para saber qué está ocurriendo. Si lo hiciéramos, sabríamos que cada vez hay mayor preocupación en las encuestas por el mundo joven, por la droga, por el crimen y por un futuro incierto. Para saber en los próximos años dónde van a invertir sus recursos las ciudades.

Cuando hablamos con los políticos de nuestras ciudades necesitamos saber esto. No podemos ir de ingenuos por la vida.

green-roof-monaco
Green Roof.-Azoteas plantadas en Monaco

En las encuestas nacionales sobre las ciudades, el primer problema era la criminalidad juvenil. Fue seguido por las pandillas urbanas, las drogas, los jóvenes embarazos, la violencia en las escuelas y la inestabilidad de las familias. Además de la criminalidad juvenil, la calidad en la educación fue considerada. ¿Qué nos dicen las encuestas?. Hay un mensaje hacia nosotros: ¡Nos dice en qué piensan esta gente! Tenemos un papel importante en estos temas, pero si no conseguimos conexionarnos a los problemas, estamos perdiendo nuestro tiempo.