Sevilla.-Banco antiguo en el Paseo de la Palmera                                                                          Sevilla.-Paseo Marques del Contadero.-Bancos existentes retirados.Sin bancos

Quería iniciar el articulo reclamando la inexistencia de bancos ,entre otras cosas, en el recién “ restaurado “ Paseo del Marqués del Contadero en Sevilla, los que existían han desaparecido ,así como la casi desaparición de los de la Avda. de la Palmera, bancos de la época que poco a poco se han ido retirando de la vía publica en un paseo que por su longitud los agradece, y con estas premisas he dedicado el articulo a los bancos en la vía publica en los antiguos y nuevos parques ,como indicadores de la calidad de vida de la ciudad. Sus ventajas y sus problemas.

¿De qué hablan los bancos en el espacio público?

Hay un elemento del mobiliario urbano, modesto, singular y elocuente que suele hablar con propiedad de nuestra vida en los espacios públicos: un banco.

Estos objetos son testigos mudos de nuestras actividades, contemplaciones, silencios… Acompañan conversaciones, atienden cansancios, guardan mensajes, son estaciones temporales de muchas actividades vitales y cotidianas. Y en su composición formal, plantean un tema conciso de diseño por la sencillez y desnudez que requieren para cumplir con características de confort, durabilidad, mantenimiento, etc., expresadas en la imagen sencilla y funcional de un plano sobre patas con o sin respaldo.

Los bancos urbanos construyen micro espacios en calles y plazas y dialogan con condiciones del relieve y el clima para albergar estancias cortas de tiempo y ayudarnos a definir distancias entre los espacios cotidianos que utilizamos: de la casa al mercado, a la escuela, al centro de salud, al parque, al lugar de trabajo y en general, hacia y entre la red de espacios que forman el tejido de las actividades que dibuja nuestra cotidianidad.

Sevilla.-Bancos decorativos de azulejos en Plaza Doña Elvira

Marbella.-Bancos decorativos de cerámica en el Parque

Sentarse en el espacio público, es una actividad cotidiana y necesaria y puede ser placentera o sufrida según las cualidades formales y de relación que se han tenido en cuenta para su definición y ubicación. Aunque un banco suele venir de un proceso de diseño anterior al proyecto urbano donde se inscribe, siempre concentra en su razón de ser una depuración de soluciones para adecuarse a nuestro cuerpo, a los materiales con que será construido, a las condiciones climáticas de su vida en el exterior, siempre como objeto individual y casi nunca como la oportunidad maravillosa de relacionar, acompañar y construir la red de relaciones que entretejerá con las actividades de las personas diversas a las que atenderá.

En los espacios urbanos, el banco en su condición de objeto, suele tratarse como una pieza de composición, con un estilo, un precio, una cantidad y últimamente con unas normativas de uso para definir “cuales” actividades permitirá. Pero los bancos urbanos, son presencias abnegadas que nos cuidan y han de estar en los lugares donde vivimos con la voluntad de acompañar, facilitar, apoyar, acercar, soportar, conectar, el descanso entre trayectos, los encuentros pactados o fortuitos, la estancia que nos vincula a los lugares que deseamos… Es decir, han de estar para pautar las distancias que recorremos tanto si nos desplazamos a pie plano como si tenemos que mitigar el relieve o si somos jóvenes como si somos personas mayores o tenemos necesidades particulares por alguna diversidad funcional.

Por lo mismo, han de estar para:

  • generar una conversación entre el vecindario que no se conoce,
  • disfrutar una lectura bajo la sombra de un árbol en verano,
  • reposar el cansancio propio o de las personas que acompañamos y cuidamos,
  • acoger la hora de comer en medio de la faena,
  • recibir encuentros entre amistades, escuchar y guardar nuestras conversaciones, dar tranquilidad y reposo a una madre cuando amamanta,
  • acompañarnos en la espera de un autobús,
  • vincular actividades entorno al juego infantil,
  • acoger nuestra estancia sin necesidad de consumir en las terrazas de los bares, disponer un lugar donde contemplar, pensar y soñar y hasta sentir que el tiempo transcurre en compañía…
  • Bancos  decorativos de cerámica en Talavera de la Reina.Bonitos pero fríos e incómodos.
  • Tenerife.-Plaza de los Patos.-En este caso se utilizo la publicidad para sponsorizar los bancos

Los bancos urbanos se ven solo como objetos cuando están desarticulados de nuestras actividades cotidianas, en cambio, tienen alma cuando en su razón de ser son una proposición para acompañar y facilitar el descanso de las personas mayores porque mejoran su autonomía; o cuando apoyan y mejoran la estancia y el trabajo de “cuidar” a otras personas en el espacio público, porque atienden y visibilizan esta labor en la sociedad -una tarea que en el reparto de los roles de género mayoritariamente seguimos desempeñando las mujeres-; o cuando atienden los trayectos que realizamos entre actividades cotidianas de día, de noche, tomando el sol o protegiéndonos del calor; o cuando promueven encuentros entre las vidas diversas de las personas, entendiendo que hay diferentes maneras de estar y apropiarse de los espacios comunitarios cuando estos encuentros se dan entre la misma o entre diferentes culturas; o cuando su presencia está vinculada a las condiciones ambientales tanto de los espacios públicos como del interior de nuestras casas, si se ubican en lugares con mucha o poca actividad y si son una extensión de los espacios interiores de nuestras viviendas, etc.

Estos objetos solícitos no merecen desarticularse de nuestras vidas ni se ven muy a gusto cuando regurgitan monólogos ensimismados en espacios urbanos que desconocen las necesidades de la diversidad de personas que somos.

  • De un artículo del País por Marta Fonseca arquitecta e integrante de Col.lectiu Punt 6

Y sigo con los bancos, ya con aportación propia.

¿Por qué ciudades están llenas de bancos incómodos ¿

Bien ubicados, son asientos atractivos que atraen a todas las edades, mientras que otros están destinados a impedir que la gente siga durmiendo en las calles.

Mientras que los diseños pueden fomentar comportamientos positivos, a menudo están diseñados para detener lo contrario. diseño defensivo tiene muchos nombres: la arquitectura, la planificación hostil distópica, la vigilancia natural. Pero el objetivo es todo lo mismo: controlar el comportamiento y limitar las formas en que un objeto o espacio pueden ser mal utilizado, los muchos diseños hostiles se pueden encontrar en las principales ciudades

Las ciudades de todo el mundo arrancan bancos en un esfuerzo por disuadir a las personas sin hogar los utilicen para dormir o distribuir drogas, contra la vagancia, que penaliza dormir en público, sentado en aceras o la vagancia. también para forzar a los indigentes a moverse a lo largo, los peatones y los usuarios del transporte pueden encontrar cada vez menos lugares para sentarse y descargarse un peso de encima, o pasar el rato y ver el mundo pasar, y eso es una mala noticia no sólo para los que estan cansados, sino por la misma vida de la ciudad.

Sevilla.-Bancos artísticos de cerámica en los Reales Alcazares

“Si hay bancos allí, hay indigentes sin hogar allí”

Muchas comunidades están quitando bancos por temor a un comportamiento ilegal o indeseable, algo que sugiere mantener o incluso añadir más ,es el envejecimiento de la población de nuestro país.

. “Pero dondequiera que puedas sentarte, es vulnerable a las citas vagancia. No queremos que las personas sin hogar tengan ninguna paz “.

Cuando más gente bancos, más gente de la tercera edad habría salido de sus edificios, si tienen un sitio para sentarse.”

“La disponibilidad de áreas de descanso es generalmente visto como una característica urbana necesaria para las personas mayores.”

“La eliminación de bancos también elimina parte de la actividad positiva”

“En todo el país, las personas son cada vez mayores, que viven más tiempo, y permanecer en sus comunidades o Distritos”.

. “La gente se mueve a donde les gusta vivir, se quedan un rato, y entonces ellos no quieren salir a menudo se centran en permanecer en su barrio, un área donde durante décadas pueden haber caminado a través el mismo parque, comprar en las mismas, y asistir a los mismos lugares. “

Los asientos que son accesibles, cómodos, bien mantenidos y situados en los lugares adecuados son fundamentales para un éxito de su uso.

Los lugares para sentarse son lugares donde hay personas, especialmente en las zonas donde la gente puede ver a otras personas.

Sevilla.-Bancos paisajistas de fundición y madera en los Reales Alcazares

Los buenos espacios públicos dan a la gente la opción de dónde y cómo les gustaría sentarse. Ofrecen diferentes tipos de opciones de asientos, tales como repisas, escaleras, bancos, sillas movibles, así como diferentes lugares o lugares dentro de la misma área, tales como al sol o a la sombra, en grupos, solos, cerca de la actividad, o algo retirado de la actividad.

Apoyado a cómo las personas se sientan o formas en que la gente le gusta sentarse en bancos o asientos afecta el diseño de los bancos´

Teniendo en cuenta el vandalismo, que por desgracia existe en muchas ciudades. No hay asientos perfectamente resistentes al vandalismo. La mejor solución para el vandalismo consiste en desarrollar una comprensión de qué tipos de vandalismo se produce, en qué momento y con qué tipo de personas, a continuación, tratar de desarrollar un programa para evitar que ocurra. Por supuesto, la mejor forma de disuadir al vandalismo es un uso intensivo y frecuente del espacio, normalmente los vándalos, no les gusta estar acompañados.

Probablemente el mejor tipo de asientos es la silla móvil como había existido antes en la ciudad.? Quien no recuerda las sillas de la Plaza Nueva o las sillas de la Plaza de América ¿. No es perfecto en cada situación, es casi lo que en la mayoría. ¿Por qué? Muchas razones. En primer lugar, las sillas son más cómodas que los bancos. En segundo lugar, son de más bajo costo que los bancos y, en tercer lugar, las personas pueden organizar las sillas cómo les gusta, para sentarse más cerca o más lejos, y moverlas al sol o sombra, notables de asientos móviles se pueden encontrar en París de los jardines de Luxemburgo y en el Bryant Park de Nueva York.

Paris.-Silllas en los Jardines de Luxembourgo.-

Ciertamente, el suministro de mobiliario móvil abre la posibilidad de que podría ser robado. Sin embargo, si el área es supervisada por un cuidador, o si el mueble se encuentra cerca de otro equipamiento o actividad donde el personal está presente, entonces el vandalismo y el robo son mucho menos propensos. Es una exquisitez para lugares puntuales.

Un banco bien diseñado en el lugar correcto puede ser un verdadero centro de actividad a lo largo de una acera. A pesar de que el propósito principal de un banco debe ser la comodidad y el confort de la persona que lo usa, muchos bancos no se usan porque son fríos, duros, incómodos, o mal localizados en lugares equivocados.

Desafortunadamente, en muchas ciudades, los bancos son también la fuente de los problemas. Por ejemplo, los bancos ubicados en zonas aisladas a veces son objeto de vandalismo o se utilizan como lugares para dormir. Estos problemas ocurren generalmente debido a que uno o más de los siguientes errores se producen. Un error es pensar que más es mejor.?  Con demasiada frecuencia, muchos más bancos que se compran son realmente necesarios ¿. Otro error es que los bancos se colocan a menudo en intervalos regulares a lo largo de una calle y no en relación con la forma en que serán utilizados, o sin tener en cuenta cómo el banco va a funcionar en relación con los usos del suelo adyacentes y otros servicios a lo largo de la calle. Para evitar este tipo de errores debemos plantearnos algunas preguntas iniciales importantes.

¿Se necesitan más bancos?

¿Dónde deben estar situados?

¿Cuál es el tipo de banco a instalar?

¿Cómo van a ser mantenidos una vez que se han instalado?

NECESIDAD

La decisión más importante que hay que hacer en la selección de un banco, o cualquier otro tipo de equipamiento espacio público, es si es necesario y si se va a utilizar. Esto requiere que visite la zona y tomando nota de los tipos de asientos que ya existen; los tipos de usos de la tierra y la clientela potencial en el área que sería probable que el uso de los bancos. Lugares donde la gente ya se sienta también deben tenerse en cuenta. Este tipo de observación en “in situ “es importante para tomar decisiones acerca de dónde, cuántos y qué tipos de bancos son necesarios.

Barcelona.-Bancos Parque Güell

UBICACIÓN Y COLOCACIÓN

Los lugares para colocar bancos son los lugares donde hay personas – lugares donde la gente pasea, junto a paradas de taxis o autobuses; fuera de los grandes almacenes y las entradas de edificios de oficinas; cerca de las tiendas de alimentos; y en cualquier lugar que la gente puede ver a otras personas. lugares malos son lugares donde hay poca actividad, como frente a los bancos que cierran temprano, edificios sin ventanas, lugares que están ocultos a la vista o se encuentran demasiado lejos de la actividad. Una vez que una decisión ha sido tomada sobre la ubicación general, las siguientes pautas pueden ser utilizados en bancos de posicionamiento a lo largo de una calle, plaza o jardín:

Bancos deben colocarse a la vista de la acción, pero fuera del camino de la circulación de los peatones. Ellos deben estar retiradas al menos 60 centímetros de la pasarela peatonal para permitir espacio para la gente que camina.

Bancos no deben enfrentarse entre sí directamente, a menos que se utilizan para los juegos. La gente tiende a sentirse incómodo cuando se sientan cara a cara con un extraño, y se retuerza alrededor o sentarse de lado para evitar el contacto visual. Ocasionalmente, los pares de bancos deben ser colocados en un ángulo de 90 a 120 grados, lo cual es bueno tanto para conversaciones como para sentarse solo.

Bancos generalmente no se deben alineados en una fila porque esto hace que sea difícil para un grupo para tener una conversación. (Donde hay muchos transeúntes o donde hay una vista excepcional, los bancos pueden ser alineados.)

Bancos deben ubicarse a fin de dar a la gente una opción de sentarse en el sol o sombra, y donde haya protección contra los fuertes vientos.

En las zonas donde las personas con discapacidad puedan sentarse, bancos deben espaciar de manera que las sillas de ruedas pueden ser acomodados en el lado o en frente del banco. Esto permitirá que las personas en las sillas de ruedas para hablar con la gente en el banco, sin estar en el camino de los transeúntes. Las personas que usan andadores también necesitan espacio para descansar su andador adyacente al banco mientras están sentados.

DISEÑO

La comodidad es un factor importante en el diseño de un banco. Pero lo cómodo que un banco debe ser depende de cómo se va a utilizar. Por ejemplo, en una calle comercial donde la gente se detendrá brevemente con los paquetes, la comodidad no es tan importante como en un parque donde las personas pueden pasar toda una tarde. La preocupación por la comodidad debe ser combinada con otras consideraciones. Por ejemplo, en una zona donde los adolescentes pueden sentarse en los respaldos de los bancos, se debe utilizar un banco con grandes listones, porque es más fuerte, a pesar de que para sentarse las grandes lamas son menos cómodas que los pequeños. La lección general que debe tenerse en cuenta es que todos los factores deben ser considerados juntos en elegir o diseñar un banco para un lugar determinado.

Un segundo factor en el diseño del banco es la apariencia. Es importante que un banco encaje con su entorno. La razón de esto es que un banco, junto a lo que parece ser una extensión de la propiedad que se encuentra, ayudará a dar una sensación de propiedad de la calle. Esto aumenta la probabilidad de que los propietarios de negocios se harán cargo del banco (y la calle) que, a su vez, tiene un efecto positivo en la seguridad y la seguridad en la zona.

Sevilla.-Bancos obsoletos en los Jardines de Santa Justa                                                           Hong Kong.-Bancos modernos

Las siguientes pautas de diseño se pueden utilizar en el diseño o la selección de un banco que es adecuado para la mayoría de situaciones:

Altura del asiento

La ideal está en 45 ± 2 cm, la altura crece con las personas. Debe estar unos 2 cm por debajo de las corvas. Por debajo de 35 cm de altura es difícil levantarse para muchas personas, sobre todo para los mayores.

A las personas que les resultan pequeños los bancos en altura, se les obliga a estirar las piernas hacia el frente, para repartir mejor el peso sobre toda la superficie de apoyo. Estas personas, para estar cómodas, deberían tener un plano inclinado donde apoyar los pies, de forma que entre pie y pierna se formase un ángulo de 90º.

Fondo del asiento

Lo ideal es de 40-45 cm, lo más largo posible sin que moleste a las corvas.

Inclinación del asiento

Hasta 5º respecto de la horizontal.

En la silla de trabajo se busca que los muslos estén horizontales, en los bancos también o ligeramente caídos hacia atrás. La inclinación del asiento exige un mayor esfuerzo para levantarse, razón por la que estos bancos tienen unos pocos cm menos de altura, de forma que se favorezca la colocación de los pies de modo firme bajo el asiento.

Bancos con distintas formas

Forma del asiento

Ligeramente cóncavo en la parte de atrás y convexo cerca de las rodillas, con el borde redondeado.

El asiento y el respaldo pueden formar una superficie curva continua o estar separados. El borde anterior del asiento no tendrá un espesor mayor de 10 cm. Los asientos deben permitir la evacuación del agua de lluvia.

Longitud del asiento

La longitud del asiento libre, limitado por dos apoyabrazos, no será inferior a 1,20 m para permitir estar confortables a 2 personas que no se conocen.

La longitud libre de asiento en los bancos sin respaldo o bancas, para una sola persona, es de 70 cm. Los asientos muy largos, de más de 2 m, deben dividirse con apoyabrazos.

Las personas tienden a sentarse junto a un apoyabrazos, antes que a sentarse entre dos. Los apoyabrazos permiten estar más juntas a las personas sin molestarse. Los asientos largos permiten acostarse.

Espacio bajo el asiento

Debajo del borde anterior del asiento deberá existir un hueco de 10 cm a partir de la vertical, para colocar los pies de modo firme al levantarse.

El respaldo:

Banco con respaldo abatible

Altura del respaldo

La altura ideal es de 40-60 cm.

Un respaldo muy bajo se manifiesta dolorosamente en la espalda.

Un respaldo muy alto, que llegue a la altura de la cabeza, obliga a mantener ésta en una posición incómoda.

Inclinación del respaldo

La inclinación ideal es de 90º a 106º. La inclinación del respaldo puede crecer a medida que crece la del asiento. La inclinación del respaldo exige un mayor esfuerzo para levantarse, sobre todo si está acompañada de una inclinación fuerte del asiento.

Varsovia.-Bancos de madera y hormigon                                                                          Barcelona.- Bancos Escofet en el Parque Diagonal Mar

Forma del respaldo

Ligeramente cóncavo en la parte inferior, para recoger la curvatura lumbar de la espalda, y convexo en la parte alta, para permitir arrellanarse sin molestar a la cabeza.

Los apoyabrazos:

Altura del apoyabrazos

La altura ideal es de 18-26 cm, tanto menor cuanto más inclinado es el asiento.

Forma del apoyabrazos

Horizontal o con caída hacia atrás de acuerdo con la inclinación del asiento. Su extremo no será puntiagudo, permitirá asirse con facilidad y mantendrá un resguardo respecto del borde del asiento.

El pavimento donde se colocarán los pies, no será:

Disgregable. Polvoriento, mojado o húmedo

El mejor pavimento para colocar los pies es la madera.

El borde del asiento estará retirado: 2 m del tráfico peatonal más cercano 5 m si el tráfico es rodado

El banco debe colocarse siempre con el asiento en posición horizontal. En las calles con pendiente, deben calzarse las patas para corregirla.

Se buscarán las mayores utilidades a la situación del banco por lo que se eludirán los lugares molestos: ruido, polvo, viento vibraciones etc.…

Se tendrán en cuenta los reflejos que pueden afectar a las personas sentadas: los pavimentos claros, las láminas de agua, los muros cortina de cristal de los edificios.

 

Barcelona.-Bancos Edificio La Caixa                                                                                                    Inglaterra.-Bancos con dedicatoria a un difunto

En la colocación se prestará atención a todas las funciones que puede ser desempeñadas por el banco, por ejemplo:

  • en la parte alta de una larga rampa o de una escalera, no en la parte baja, en un mirador, junto a una fuente, sin que lleguen gotas de agua, a la sombra o al sol, dependiendo de la exposición que busquemos
  • en lugares estratégicos: de observación de sosiego, de diversión etc.…
  • en áreas deportivas para descansar y observar los juegos retirado de malos olores:  olfativos, visuales, en lugares donde hay que hacer algún tipo de espera, la colocación enfrentada o angulada favorecen las tertulias, todos los usos inadecuados que podamos imaginar

En relación con el mantenimiento se tendrán en cuenta los siguientes aspectos: La buena accesibilidad para la limpieza bajo el banco, Que no se mojen con los riegos, Que no se dificulte la siega por las patas, Que no crezcan malas hierbas bajo las patas, o que su escarda sea fácil.

Que no estén expuestos a un ambiente que los ensucie más de lo normal, porque se usarán menos y costará más mantenerlos, por ejemplo:

  • en áreas de juego infantil polvorientas y a favor de los vientos, junto a calles de fuerte circulación rodada y por tanto alta contaminación, cerca de aglomeraciones de jóvenes, que usan los bancos para poner los pies.

Texto extraído de Paisajismo. -Base de Precios

Alemania.-Baden Baden.-Bancos de madera                                                                                                           Bancos metalicos

Continuo con los bancos:

Bancos deberán estar construidos con materiales duraderos que son resistentes a la intemperie, el vandalismo y la oxidación. Bancos pueden ser de hormigón, madera, hierro, acero y fibra de vidrio, pero el material más cómodo y duradero es la madera.

Si se utiliza la madera, las partes que más a menudo requieren la sustitución son los listones. Listones deben ser almacenados, o un fabricante de banco deben ser seleccionados que tiene listones que pueden ser recolocados rápidamente.

La pintura de los listones y soportes requiere tiempo y dinero. Algunas formas en torno a la pintura son: el uso de aluminio para soportes; o el acero galvanizado y el uso de hormigón para evitar la corrosión o la oxidación.

El uso de listones que son las mismas ayudas de tamaño en los costos de reemplazo y mano de obra.  Por ejemplo, puede ser más económico mediante el uso de tan sólo dos diferentes listones en un banco. reemplazo de las lamas puede hacerse más fácil por la forma en que está unido a la estructura banco y soluciones de compromiso puede ser necesario considerar entre la facilidad de reemplazo y la frecuencia.

La instalación debe ser de bajo costo, el tiempo eficiente y lo más duradera posible. Los planes de instalación deben permitir la experimentación con la ubicación y disposición de banco.

Debido a que muchas ciudades no cuentan con personal suficiente para un buen programa de mantenimiento de los bancos a veces se dejan abandonados y en mal estado. Este problema se acentúa cuando la gente ve el descuido y luego hacer generalizaciones que influyen en sus percepciones o sentimientos acerca de todo el espacio, ya sea jardín, plaza o calle.

Y volvemos con el vandalismo. No hay ningún banco que sea resistente al vandalismo. Sin embargo, debemos ser conscientes de la posibilidad de vandalismo en áreas particulares que puede afectar el tipo de banco seleccionado para esa área. La mejor solución para el vandalismo no radica en el tipo de banco utilizado, sino en el desarrollo de una comprensión de qué tipos de vandalismo van a producirse, en qué momento, por lo que los tipos de las personas y, a continuación, desarrollar un programa para a evitar que este se produzca.

CREAR UN LUGAR, NO UN DISEÑO

Nuestro objetivo debe ser crear un lugar (que creemos que debería ser), y para ello un diseño no será suficiente.

El objetivo es crear un lugar que tiene tanto un fuerte sentido de comunidad y una imagen cómoda, así como un ajuste y actividades y usos que en conjunto suman a algo más que la suma de sus partes menudo simples. Esto es fácil de decir, pero difícil de lograr.

Todos podemos aprender mucho de los éxitos y fracasos de los demás. Al observar cómo la gente usa (o no utiliza) los espacios públicos y averiguar lo que les gusta y no les gusta de ellos, es posible evaluar lo que los hace funcionar o no funcionar.

Cuando los espacios se construyen, sin dejar de observar les enseñará aún más sobre cómo evolucionan para poder gestionarlos con el tiempo.

La complejidad de los espacios públicos es tal que no se puede esperar a hacer todo bien al principio.

La creación de buenos espacios públicos es inevitablemente sobre el encuentro con obstáculos, porque nadie en cualquiera de los sectores público o privado tiene la tarea o responsabilidad de “crear lugares.”

El aporte de la comunidad y la comprensión de cómo los espacios tienen otra función, la experimentación, y la superación de los obstáculos y detractores ofrece el concepto para el espacio a crear. Aunque el diseño es importante, estos otros elementos que dicen lo que “forma” que necesita para lograr la visión de futuro para el espacio.

Por naturaleza los espacios públicos que respondan a las necesidades, las opiniones y los cambios en curso de la comunidad requieren atención. Los servicios se desgastan, las necesidades de cambio y otras cosas suceden en un entorno urbano. Estar abierto a la necesidad de cambio y tener la flexibilidad de gestión para decretar que el cambio es lo que construye grandes espacios públicos y grandes ciudades y pueblos.

Enero 2018