Celtis australis y Fraxinus americana en el Paseo Rey Juan Carlos I.-Sevilla

 

Porque el  almez es un árbol resistente que puede hacer frente a la contaminación urbana y hasta ahora no se le conocen plagas específicas.

El cultivo en retoños proporcionará mangos de herramientas flexibles y excepcionalmente resistentes. es una especie de árbol tradicionalmente incluida en la familia de las ulmáceas (Ulmáceas), aunque en la actualidad se incluye dentro de las cannabáceas, una familia próxima

Ulmáceo — Cannabácea

Hay alrededor de 15 especies de almeces que se pueden cultivar en nuestro clima. Llevan hojas simples y deciduas. No muy evidentes, sus flores son solitarias o agrupadas en pequeños grupos y no tienen gran interés ornamental. Los frutos son drupas que se parecen a los guisantes grandes, unidos a las ramas por largos pedúnculos. Cuando están maduras, estas frutas contienen un grano grande.

Celtis australis – Almez

Es un árbol originario de Asia Menor, introducido en la cultura en el siglo XV. Es una especie vigorosa, pero el crecimiento  es bastante lento.

Nativo de la cuenca mediterránea y Europa central, hasta altas latitudes.

Naturalizado y/o cultivado en el resto del mundo.

Está muy extendido en la región mediterránea y el sudoeste de Asia, empleándose con frecuencia como árbol ornamental en parques y jardines, y en alineación de calles por su tolerancia a la contaminación y la dureza de sus ramas.

Puede alcanzar los 20 a 25 m de altura. Su corona, ancha y tupida, supera un tronco recto con corteza, gris y liso. Las hojas caducas son finamente serradas. Son verdes arriba, grises y pubescentes abajo, con un follaje muy denso que proporciona una hermosa sombra al jardín para un lugar de descanso o en la calle que esta plantado.  De tronco recto y corteza gris y lisa, , sin estrías o hendiduras marcadas; posee una copa redonda y ancha.

Sus hojas, de 5 a 15 cm de largo, son alternas, pecioladas y de forma ovo-lanceoladas y delicadamente aserradas, con dientes de punta más clara; el haz es de color verde oscuro algo pubescente y el envés, de color más claro con pilosidad en los nervios. Tienen estípulas caducas.

Las flores pentámeras son inconspicuas, pues no tienen pétalos y únicamente están formadas por 5 sépalos caducos (flor monoclamídea); son de color amarillo verdoso. El fruto, llamado almeza, almecina o latón, entre otros, es comestible y de sabor agradable parecido al dátil; es una drupa carnosa de alrededor de un centímetro de diámetro, casi negro por fuera y amarillo por dentro en su madurez, con un hueso del tamaño de un grano de pimienta. Crece solitario sobre largos pedúnculos en las axilas de las hojas. Atrae a los pájaros.

Celtis australis.-Colonia Güell.-Barcelona

Florece entre marzo y abril, y sus frutos maduran a finales de verano y en otoño.

No suele formar bosquetes, apareciendo generalmente aislado sobre suelos sueltos y frescos, incluso pedregosos, independientemente de su naturaleza caliza o silícea.

Se reproduce tanto por semilla como por estaquilla, y su capacidad para establecerse sobre suelos pedregosos le hace muy útil en trabajos de restauración y sujeción de terrenos degradados,

Es una especie de gran longevidad, pudiendo vivir hasta 600 años.

Sus ramas verdes se han utilizado tradicionalmente, y aún hoy se utilizan, para fabricar horcas de madera para el manejo de las mieses y la paja. así como bastones.

Por su porte majestuoso y el color grisáceo del tronco es un árbol muy arquitectónico. Genera buena sombra. Adecuado para grandes alineaciones, pero debe vigilarse el marco de plantación ya que es un árbol que en la madurez desarrolla una copa de gran tamaño.

Minador de hoja del almez

 

Enfermedades abióticas: soportan bien el frío aunque puede sufrir con las heladas tardías.

Enfermedades bióticas: Ganoderma lucidum, hongo facultativo (saprófito que puede ser parásito con árboles debilitados), afecta a árboles vivos, provoca el decaimiento de las raíces y de la base del tronco, produciendo un debilitamiento de la estructura del árbol e incrementando por tanto, el riesgo de caída de ramas y de rotura del tronco a la altura del cuello. El carpóforo (fruto del hongo) presenta en su parte superior una coloración rojiza. Las oquedades que deja en el tronco son muy empleadas como refugio por la avifauna.

Virosis, cierto número de almetes se ven afectados por una decoloración en las hojas, parecida a una clorosis, este fenómeno está producido por un virus.

Plagas: planta muy resistente y poco susceptible a ellas. El minador de las hojas Phyllonorycter millierella un Insecto lepidóptero muy parecido biológicamente a la Cameraria puede ser uno de sus enemigos

 

 

Celtis occidentalis – almez de Virginia

Es un gran árbol de hoja caduca nativo de Norteamérica del este de los Estados Unidos. Árbol con un magnífico tronco que alcanza los 60 metros de altura con una copa muy ramificada.

Familia Ulmacée — Cannabácea

Este árbol se distingue por su corteza de corcho con grandes verrugas. Sus hojas son asimétricas y de textura gruesa. Produce pequeñas bayas que se tornan naranja-rojo a negro-púrpura. Son fácilmente confundidos con (Celtis laevigata) y su más fácil distinción es por sus hojas y hábitat. Su madera es suave y se pudre con facilidad, haciendo que la madera no sea deseada comercialmente, aunque a veces es utilizado para los muebles u otros usos.

Las bayas, aunque son comestibles, son pequeñas y al estar fuera de alcance, rara vez son comidos por los seres humanos. El árbol sólo se utiliza ocasionalmente como un árbol del paisaje, aunque su tolerancia a las condiciones urbanas lo hacen adecuado para esta función.

Principales características :

Corteza  de color  marrón claro o gris plateado. Madera: Amarillo claro, pesada, suave pero no fuerte. Usada en el contrachapado de muebles.

Hojas: Alternas, ovadas a ovadas lanceoladas, serradas excepto en la base que son enteras, caducifolias, trinervadas de color verde pálido amarillento al caer, cuando crecen son verde brillante. Las flores: Se producen en mayo después de las hojas. Son pediceladas de color verdoso. Cáliz: amarillo verdoso, cinco-lobulado, dividido cerca de la base con lóbulos lineales. Estambres: Cinco con filamentos blancos. Fruto: Drupa carnosa, oblonga de color púrpura oscuro que se mantiene en las ramas durante el invierno

Cultivo de almez:

Plantación

Puede considerarse en la plantación de árboles de raíz desnuda, aunque normalmente se plantan en cepellón o contenedor.

No son muy exigentes con la naturaleza del suelo donde los plantan.

Viven tanto en tierras pobres como en buenos jardines. Apoyan las tierras secas y los humedales, pero estos deben estar bien drenados.

El almez solo se puede cultivar en zonas de clima mediterráneo.

Multiplicación del almez:

Por Semillas

Se realiza sembrando en vivero. Sembrar en otoño o principios de primavera.

La germinación es larga y aleatoria. Antes de plantar al suelo se clasifican por tamaños.