. Algunas hojas son dentadas, otras no. Algunas tienen pelos en el haz y en el envés. En otras, los pelos sólo se encuentran en el haz, mientras otras disponen de pocos manojos a lo largo de la hoja. Estos manojos de pelos pueden ser de diferentes colores, rojizos en algunas especies, grisáceos en otras. Si todas estas mínimas diferencias son tenidas en cuenta y comprobadas en variadas descripciones, es probable que las especies puedan ser identificadas sin mayores problemas. Una lupa puede sernos de gran ayuda para observar las diferentes clases de pelos en las distintas partes de la hoja.

hojas

Sin embargo puedes preguntarte que esto es muy fácil con un árbol que es fácilmente reconocible o bien conocido, pero ¿qué ocurre si el árbol no es fácilmente identificable? ¿Cómo podemos identificar este árbol?. La respuesta honesta es que esto no es particularmente fácil. Si el árbol está cultivado en un jardín privado podemos preguntar al propietario. Si crece en la naturaleza tenemos pocas posibilidades y debemos de consultar una guía fiable o el Departamento de Botánica de la Universidad. Sin embargo las hojas son capaces de ofrecernos a menudo mucha información y pistas. Pueden ser muy finas o coriáceas. Y si el árbol puede ser observado en invierno sabremos si es de hojas persistentes o caducas. Frecuentemente en verano usted puede ser capaz de precisar si el árbol es persistente- en climas templados todos los persistentes generalmente tienen hojas algo gruesas- sin embargo esto no es garantía suficiente para clasificarlo como persistente.

Toda identificación es básicamente una busca de posibilidades hasta que sólo una respuesta permanezca. Otra cuestión que podemos hacernos es si la madera del tronco tiene espinas. Si es así, las posibilidades son reducidas considerablemente. La siguiente pregunta será si los crecimientos nuevos son lisos o pelosos. ¿Tienen algún color particular?. ¿Es posible avizar signos de floración?. ¿Tienen amentos o tienen pétalos?. ¿Hay algún signo de fructificación?. Si los hay, ¿A qué se parecen?. ¿Es el tronco liso o áspero?. Si es áspero, ¿puedes por su parecido incluirlo en algún patrón particular?. Algunas veces el olor puede ayudar ¿Tienen las hojas algún aroma especial?. El color de las hojas puede ser también una ayuda. ¿Son verdes brillantes ó medio ó verde oscuro?. Estas son preguntas relevantes cuanto intentamos identificar un árbol. Algunas hojas tienen colores brillantes en otoño, mientras otras no. Si observamos el árbol en otoño puede proporcionarnos alguna ayuda, en otoño también es frecuente poder observar el tipo de frutos que produce, por ejemplo, en algunas partes de Europa donde la tierra es muy yesosa puede verse un árbol pequeño con hojas parecidas a las del sauce. Sin embargo una detenida inspección nos muestra que las hojas son opuestas, mientras en el sauce está primero en un lado y en el otro lado del tallo. El árbol, entonces, no es un sauce. Prueba de ello es que la madera es lisa, mientras en la mayoría de los sauces tienen el tronco fisurado. Si pueden ser observadas las flores, éstas son pequeñas y verdes, pero muy discretas. Una vez el fruto es reconocible, salimos de dudas. La inconfundible forma de los frutos del árbol (Evonymus europaeus) es capaz de ser identificado, a menudo antes que los frutos maduren en otoño y muestren sus frutos rosados con semillas naranja en el interior.

hojas13

El  (Evonymus europaeus) crece en terrenos yesosos y a menudo su hábitat da una fuerte pista para averiguar el nombre del árbol. Pocos árboles viven en marismas o terrenos pantanosos y los árboles que viven en estos terrenos probablemente serán sauces, alisos o tarajes.

Si el suelo es muy pobre y la otra vegetación es principalmente brezo, los abedules pueden estar presentes. Pueden parecer la más atractiva (Bétula péndula) pero el tronco es marrón o gris, no blanco como la  (Betula alba)

Los grandes árboles en el paisaje andaluz son frecuentemente Quercus más que otros árboles, aunque esto no es general. El Quercus tiene una corteza lisa y gris y no hay otros árboles a su alrededor, tienen así mismo el verde brillante de sus nuevas hojas. Si las hojas son más o menos en forma de corazón, es probable que sean unos chopos. Los alamos blancos ( Populus alba ) tienen hojas blancas al envés, un fenómeno que no encontramos en los tilos autóctonos, sólo en algunos cultivados en jardines privados.

La silueta de los olmos y los chopos son completamente diferentes. Los chopos llevan amentos masculinos y femeninos a principios de primavera. Hay una serie de árboles que pueden ser identificados en invierno por sus yemas invernales. Los más distinguidos son los grandes, brotes marrón oscuro del Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum). Sin embargo, si usted está observando plantas en un jardín puede confundirse. Existe el (Sorbus sargentiniana) que en invierno tiene yemas muy parecidas a las del Castaño de Indias. Una vez que las hojas han emergido, es fácil de distinguirlo, pero en invierno las yemas son muy parecidas.

siluetas-arboles-vector-silueta-arbol-tree-silhouette

LAS SILUETAS INVERNALES DE LOS ARBOLES.-

Las siluetas de los árboles de hoja caduca en invierno son suficientemente características para hacer posible a las personas expertas la identificación de árboles, conocer su nombre y el género del árbol, pero es casi imposible distinguirlos por descripciones escritas. Como ejemplo, las descripciones de dos árboles muy conocidos que aparecen frecuentemente en guías de árboles: 1º gran árbol de 30 m. con copa ancha y densa corona, 2º gran árbol de 30 m. con ancha corona. Parece que ambas siluetas sean similares, pero no es así. La primera es la descripción de una encina y la segunda de un roble, sin embargo pueden ser reconocidos a distancia, a pesar de que la descripción escrita sea idéntica.

LA IDENTIFICACION DE ARBOLES EN INVIERNO.-

A menudo es posible identificar el género de un árbol en invierno; sin embargo, la especie puede ser más difícil. La evidencia más importante es su forma de yemas de reposo- largas y delgadas en las encinas y redondeadas en el roble. Frecuentemente el color de los crecimientos del último año puede ayudarnos, así como los nuevos brotes. Estos son algunas veces vellosos, con pelos de un color particular y en otras ocasiones glabros (sin pelos). Son diferentes en el color de la madera vieja.

IDENTIFICANDO POR FAMILIAS.-

Debemos procurar memorizar las más importantes familias a través de guías especializadas, una vez memorizadas estas la identificación es más fácil. Aunque en principio nos parezca difícil conseguirlo.

Sevuilla Julio de 2016