Pyrus calleryana Chanticleer es un árbol atractivo y de bajo mantenimiento que lo convierte en el favorito de arquitectos, paisajistas y jardineros por igual. Un árbol de tamaño mediano con una copa cónica y tolerancia a la contaminación es el candidato ideal para entornos urbanos, de avenida o de jardín. A principios de la primavera se cubre con abundantes flores de color blanco cremoso y es uno de los primeros árboles en entrar en hoja. Durante todo el verano, el follaje es atractivo, de color verde oscuro y brillante antes de convertirse en tonos brillantes de amarillo, naranja y carmesí en el otoño. También es uno de los últimos árboles en perder sus hojas y, por lo tanto, uno de los mejores árboles de hoja caduca que se utilizará para su plantación en el ámbito urbano en climas apropìados.

Se han plantado en la ciudad en calles con acerado estrecho por su porte piramidal, pero hay que considerar su espacio climático un árbol que se desarrolla bien en altitudes de 400 a 500 m sobre el nivel del mar con temperaturas más frías que las que se contemplan en la ciudad y con una altitud de 6 m sobre el nivel del mar,estos como las otras variedades de peral de frutas comestibles necesitan horas de frio en invierno para desarrollarse normalmente, es imposible ver campos de perales en producción en estas latitudes, por lo que el comportamiento de los arboles fuera de su hábitat apropiado puede que no ofrezcan los valores que vienen precedidos d ni proporcionen los atractivos que se les atribuyen.

Un árbol apropiado para la Sierra Norte Aracena ,Cazalla de la Sierra, Constantina donde las temperaturas son más acordes con las necesidades de la familia del peral. Los hemos visto en un desarrollo aceptable en Antequera.

Los he visto que protegidos por los edificios del tórrido sol veraniego presentan una aclimatación algo favorable en los microclimas que nos ofrece la ciudad, no hay que olvidar sin embargo  que proceden de viveros del norte de España con temperaturas mas amables para su cultivo.

Resiste heladas de hasta los -18ºC, pero no vive en climas sub-tropicales y tropicales. Es más, en climas templado-cálidos, con otoños e inviernos suaves, es normal que sus hojas pasen del verde al marrón (seco) antes de caer.

Su principal atractivo para nuestras calles reside en su resistencia a falta de agua. Como está injertado sobre peral de semilla (Pyrus comunis o silvestris), tiene una extraordinaria capacidad de resistencia a la sequia.

Pyrus Chanticleer fue criado por Edward Scanlon en la década de 1950, y sus plantas madre fueron traídas de China a principios del siglo XX.

Rango nativo: China, Japón, República Popular Democrática de Corea, República de Corea, Taiwán y Vietnam

Descripción .-Pyrus calleryana es un árbol ornamental caducifolio de tamaño mediano con una forma cónica vertical, que a veces se extiende con madurez y alcanza entre 10 y 20 metros de altura. Las hojas son alternas, simples, en forma de corazón a ovadas u ovadas anchas con márgenes crenados; brillante y de color verde oscuro en la parte superior, verde claro más pálido en la parte inferior; coriáceo y glabro con una punta acuminada y márgenes finamente aserrados. Las flores aparecen en grandes racimos de aproximadamente 7,5 centímetros de diámetro, antes o con hojas en primavera, de color blanco y muy atractivas . La fruta consiste en una pequeña pepita de aproximadamente 1,5 centímetros de diámetro,

 

Sevilla.-Prunus calleryana ” Chanticleer “.-Calle Avicena.-Protegidos por el edificio del sol de poniente

de color marrón oliva a tostado moteado con pequeños puntos rojizos; se asemeja a una pequeña pera, muy amarga. Cada fruta generalmente contiene 2-6 semillas. Las ramitas son de color marrón rojizo a gris con brotes terminales grandes, ovados y difusos de aproximadamente 0.5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antequera.- Pyrus calleryana ” Chanticleer ” a 500m. altitud
Antequera.- Pyrus calleryana ” Chanticleer ” a 500m. altitud

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

las puntas de las ramas y brotes rectos. La corteza es de color marrón claro a marrón rojizo y lisa con lenticelas cuando el adolescente se vuelve marrón grisáceo con surcos leves y crestas escamosas con la madurez.

Desde su introducción comercial el Pyrus calleryana es uno de los ornamentales plantados más comúnmente en parques, calles y plazas de las ciudades.. Es apreciado por sus flores de principios de primavera, su rápido crecimiento y color de otoño .El , P. calleryana también se usa como material de injerto y como donante de polen para la producción comercial de pera

Hay un número creciente de cultivares de Pyrus calleryana. Algunos de los cultivares más comunes disponibles comercialmente son Aristocrat, Autumn Blaze, Bradford, Redspire y Cleveland Select, que también se conoce como Chanticleer.

Al principio parecía ser el árbol callejero ornamental perfecto, pero su talón de Aquiles resultó ser su producción de ramas verticales y muy juntas. A medida que estas ramas mal unidas crecían y se expandían en circunferencia, la corona tendía a separarse durante las tormentas  y viento. A menudo les ocurría a árboles no podados o podados mal cuando alcanzaban los 15 a 20 años. Para superar este defecto estructural, se desarrollaron cultivares que ofrecían mejores hábitos de ramificación, como “Aristocrat” y “Chanticleer”.

El  Pyrus calleryana prefiere la luz solar completa con suelos húmedos y bien drenados, puede tolerar sombra parcial en suelos pobres de pH variable, sequía, calor, contaminación y zonas de enraizamiento restringidas o poco profundas y  tiene una dureza incomparable que incluye tolerancia a la sequía y poca resistencia al tizón, una enfermedad bacteriana devastadora que hiere y mata los perales de fruta comestible.. También es susceptible al moho gris y la pudrición de la madera, y también puede ser blanco de insectos como la oruga de la carpa oriental y al arrugado de las  hojas.

Medidas preventivas:  Se recomienda no plantar Pyrus calleryana. La raíz de las plantas injertadas puede brotar y reproducirse cruzando con el vástago superior. El crecimiento de los retoños debe eliminarse rápidamente para evitar la posible polinización cruzada con el vástago.

Pyrus calleriana Bradford en clima frio en primavera

Reproducción.- Pyrus calleryana es un árbol perenne que comienza a florecer alrededor de los 3 años. Los brotes florales se producen a principios de la primavera en racimos de 6 a 12 flores por inflorescencia. Cada flor puede producir un máximo de 10 semillas, sin embargo, es más probable que tengan de 2 a 6 semillas por flor. Las flores son muy atractivas para los polinizadores de insectos. Muchos cultivares a menudo no se autopolinizan, exhibiendo una incompatibilidad gametofítica hasta cierto punto. De forma aislada, el cultivar Bradford pera dará frutos a un ritmo muy bajo y es incompatible con el cultivar Hansen pear y P. communis. Plantar más de 1 cultivar de cualquier especie de P. calleryana en un área a menudo aumentará en gran medida la producción de frutos.

El  Pyrus calleryana es una especie de vida corta a mediana, que a menudo vive entre los 25 y los 30 años si se poda correctamente y alcanza la madurez sexual alrededor de los 3 años. Las semillas necesitan un período de estratificación en frío para su viabilidad. Las semillas exhiben latencia secundaria si se exponen a temperaturas cálidas a fines del invierno, lo que hace que los bancos de semillas sean más viables.

También conocido como pera Callery, este árbol a menudo tiene problemas estructurales, y es propenso a la rotura alrededor de los 20 años. Hasta hace poco, se consideraba que la especie no podía escapar del cultivo debido a la autoincompatibilidad, la propagación vegetativa y la producción de frutos.

 

En Estados Unidos la hibridación ha permitido que P. calleryana produzca frutos con semillas viables, que posteriormente son dispersados por estorninos  y otros animales . Como consecuencia, se encuentra un número creciente de individuos salvajes propagados en áreas naturales

Si bien tiene una lista de rasgos deseables: hermosas flores blancas de primavera, poco en cuanto a problemas de insectos y enfermedades, y una reputación de resistencia general, el hecho de que sea tan invasivo es demasiado difícil de ignorar y lo condena a no plantarlo, al igual se está convirtiendo en una molestia a la par de la mimosa (Albizia julibrissin) y el árbol del cielo (Ailanthus altissima) como invasores.