china-the-pavilion-of-infinite-pleassantness
China.- The pavilion of infinite pleassantness

El diseño y construcción de jardines forma una parte importante de las tradiciones culturales de China y, en realidad, la de las artes a través del mundo. Por ello, quien persigue entender la cultura tradicional china, el estudio de sus jardines clásicos le es imprescindible.

El orígen de los jardines tradicionales puede señalarse en las dinastías Qim y Han (221 B.C. hasta 220 A.D.) En la dinastía Tang (618-907 A.D.) el arte había ya crecido en madurez, abrazando desde entonces la historia hasta dos mil años. Durante este largo periodo de gestación, hubo un contínuo desarrollo en destreza y técnica, así como el enriquecimiento en niveles de sentido. Tanto como la cultura internacional cambiaba, la tradición china de los jardines influenció el desarrollo del diseño de jardines en otros países. Por ejemplo, el arte del diseño de jardines fué exportado al Japón en el siglo VI A.D. y germinó la fuente para sus jardines.

Cristalizado desde una larga historia de desarrollo cultural, los jardines chinos en su diseño reflejan la predisposición del pueblo chino hacia las bellezas naturales y su profundo conocimiento de la naturaleza. Comparativamente hablando, los chinos han sido uno de los primeros pueblos en apreciar la belleza en la naturaleza y han utilizado sus inherentes formas como guía estética de sus jardines. Los jardines tradicionales chinos difieren de los geometrizados y formalizados jardines clásicos occidentales. Señalado como uno de los más expertos e inteligentes entornos artificiales, el jardín chino está especializado en formas libres, en un contínuo flujo de inesperados serpenteos y curvas.

Los jardines chinos, por su clásica elegancia, reflejan la alta sensatez de la cultura china en el mundo entero. Dibujos de arquitectura estética, pintura, literatura, teatro, caligrafía y escultura nos llevan a una sintetizada perfección para crear un entorno lleno de poesía y una forma de composición como una pintura. Esta es la fórmula básica del diseño del jardín. Por estas verdaderas razones, los jardines tradicionales todavía causan satisfacción al pueblo de hoy en día y el poder de su artística experiencia… Podemos descubrir en este tesoro cultural muchas teorías estéticas y técnicas prácticas utilizadas.

El proceso de formación de los jardines tiene una cerrada conexión con el arte tradicional de las pinturas paisajistas en tinta y acuarela.

Muchos de los jardines chinos fueron creados por poetas y pintores, quienes encontraban una atmósfera de poesía y pintura en los mismos.

Al apreciar estos jardines, uno puede fácilmente imaginarselos en términos de poesía de contemplación de la naturaleza y un lento abrirse en las pinturas de los pergaminos chinescos.

china-yuyuan_garden_-_rocks
Yuyuan Garde

En los jardines chinos, la más expresiva y característica expresión son las montañas en miniatura. En el vasto trecho de China hay muchas montañas famosas que han servido como una interminable fuente de inspiración para los creadores de jardines. Del mismo modo, China goza de una abundancia de muchas formaciones rocosas, que han sido utilizadas por los creadores de jardines en sus formas, colores y texturas, dentro de la esencia natural de las piedras, para crear acantilados, cumbres, valles, grutas y cavernas, realizando variadas montañas en miniatura. A través de estas formas espectaculares que inspiran una asociación con las famosas montañas majestuosas, el ambiente de verdadera naturaleza es creado. Recordando el método del pintor chino que sólo quiere “un pié para crear en todo el mundo montañas y bosques”, este modo de crear paisaje reduce la vasta naturaleza en orden a aumentar su apreciación y comprensión a través del arte. Este simbólico representacionismo es el más característico del arte de los jardines chinos. Difiere del tradicional realismo de los jardines occidentales en incorporar la especial atracción y poder del teatro.

La arquitectura goza de plena expresión y desarrollo en los jardines chinos, comparándolos con los jardines occidentales, los de China contienen y dan más importancia a los edificios. La arquitectura en estos jardines llega a ser parte importante en toda la composición. Los edificios proporcionan los puntos focales desde los que se aprecian el jardín paisaje, siendo a la vez lugares de estancia y recreo. Tal como la arquitectura es diseñada de forma apropiada con el tono y disposición del paisaje, formas variadas de construcción son utilizadas. Ting (pabellón), xiè (pabellón o casa en una terraza), Iáng (porche), giáo (puente), pang (barco de piedra), fang (arco en el camino), ting (hall), tang (gran hall), Ióu (dos halls historiados), gé (dos historiados pabellones), etc… Los estilos arquitectónicos en los jardines chinos, en término de suelo, formas de techos, forma y posición de las puertas y ventanas, superficies de muros, esculturas, etc… todo posee especiales características e indeterminables variaciones. Sin embargo, armonizan con toda la composición y no estorban el principal tema del jardín.

El agua constituye una característica de los jardines chinos que no puede ser olvidada. Desde enormes lagos artificiales hasta delicados estanques, el agua forma el mayor elemento temático de la composición del jardín. En el tratamiento de la superficie del agua y sus márgenes, se busca un efecto natural. Los lagos geométricos son rara vez encontrados en los jardines chinos. En contraste con los jardines occidentales que usan el movimiento del agua, en fuentes, para expresar una alegre y brillante atmósfera, el elemento esencial en el tratamiento del agua en los jardines chinos es quieta. En esta calma y quietud, el agua establece un aura contemplativa y de paz.

Otra parte componente de los jardines chinos es “paired couplet” con típicas apariencias de columnas y “lintel tablets”. Estas son el elemento decorativo más importante en los edificios. Esculpidos en lápidas, poéticas líneas nos indican el tema especial del paisaje o las fuentes imaginativas o la inspiración del creador del jardín, o quizás expresa su propio interés y temperamento.

chinese-garden-2-2
Galerias cubiertas unen los edificios

De este modo, mientras recorren el jardín, los visitantes pueden también apreciar la cultura artística de la caligrafía, esculturas y poesía. Los jardines chinos pueden estar agrupados en tres categorías principales: los jardines imperiales, los jardines privados y los grandes jardines naturales y paisajistas, este último tipo agrupa los múltiples templos, monasterios y jardines ancestrales. Todos difieren en tamaño, tema y características. Porque muchos jardines imperiales están situados en el Norte, sus jardines poseen las características de los jardines nórdicos. En el Sur, los jardines tradicionales son privados, el más famoso de ellos está situado en Suthou (Soochow), distinguido especialmente por su imprevisible trazado y atmósfera profundamente tranquila. En muchas escenas de los jardines paisajistas chinos existen lugares para turistas, los templos y sus muros ancestrales han sido conformados después de muchos años. Estos jardines utilizan el entorno natural como un vestido y añaden aquí y allá elementos artificiales para complementar toda la composición.

Los jardines son más rústicos y naturales en comparación con los otros dos tipos mencionados. Porque el material constructivo más utilizado es la madera. Muchos jardines chinos fueron destruídos por la degradación del tiempo, los desastres naturales y la guerra. Los que han sido conservados, la mayoría construídos durante las dinastías Ming y Qing. Todavía en éstos, podemos vislumbrar el gran arte de los jardines tradicionales chinos.

chinese-garden-tangdynasty7
Jardin Chino -Dinastia Tan

JARDINES IMPERIALES

Los jardines chinos, a diferencia de otros países antiguos, tienen su orígen en los jardines imperiales. Los jardines sólo pueden progresar después de que la economía de la sociedad ha alcanzado un nivel donde la riqueza ha sido concentrada en manos de gobernadores de élite. Con esta enorme riqueza crearon magníficos jardines.

De datos históricos, antiguos pintores y literatura, las primeras indicaciones de jardines se encuentran en las dinastías Qin y Han. El primer emperador Qin construyó un jardín llamado Shang Lim Yuan, al sur del río Wei, en el que construyó el palacio Epang. Este es el más temprano jardín imperial recordado en la historia. El jardín de Shang Lim Yuan ocupa un área de varios cientos de “square li” (un Ham li son cerca de 400 metros). Existen diez grupos de palacios. Dentro del jardín hay toda clase de animales, flora y plantas poco comunes. El enorme tamaño puede ser imaginado. En la actualidad, la importante característica del jardín son “las tres islas en el lago”. A partir de aquí fué establecida la composición básica de los jardines imperiales cuyo tema, los jardines imperiales construídos después imitaron.

Durante las dinastías Wei y Jim, las guerras fueron contínuas. El pueblo fué sumergido en el desastre, pero los gobernadores aristócratas todavía vivían con excesivo lujo y construyeron muchos jardines. El emperador Wem, de la dinastía Wei, construyó el famoso Fragant Forest Garden en Luoyang, el capital y las piedras fueron traídos desde la montaña de Tai Xing, tema del conocido nombre de la montaña de Jing Yang reproducida en el jardín.

Durante las dinastías Northern y Southern (420-581) las construcciones en los jardines llegan a estar aún más de moda. En el Norte, los jardines imperiales imitaban básicamente las características de las dinastías Qin y Han, pero en el Sur el arte de los creadores de jardines fué más influenciada por los pensamientos sociales de “Western Jin” (265-316), así como su literatura y las bellas artes. La influencia de la inteligencia donde estaba implantado el Taoismo, el Budismo, el Ocultismo, cada sabio o erudito se divertía en discursos metafísicos y misteriosos viviendo en medio de las montañas separados de los asuntos cotidianos, era el ideal de estos intelectuales. Bajo la influencia de esta atmósfera, el arte de los creadores de jardines en el Sur cambió de rumbo hacia la búsqueda de la naturaleza y el espíritu contemplativo. El emperador Wen, de la dinastía (Liu) Song, construyó el jardín para Lake Sang en el área de Jian Kang (hoy en día Lake Xuan Wu in Nanjing). Por comparación este jardín tiene pocos edificios y está dominado en su mayor parte por alterados elementos de la naturaleza.

chinese-gardens-13
Jardin chino a traves de una ventan

Durante las dinastías Sui y Tang, el sistema feudal fué más próspero y dinámico. Este fué el periodo en el que maduraron varias artes chinas y los jardines imperiales experimentaron un gran desarrollo. El emperador Wen Di, de la dinastía Sui, construyó el Western Garden, que tienen aproximadamente 200 square “li” (un Sui “li” es aproximadamente 500 metros) de tamaño. El lago en el jardín tiene cerca de diez “li” en circunferencia, con árboles celestiales plantados en medio de las islas que existen en medio. En este enorme y espléndido jardín, hay sesenta grupos de edificios, entrelazados canales, volados puentes, bambúes y sauces, así como grupos de flores por todos sitios. El barco del dragón puede recorrer todo el jardín a través de los canales que conforman el lago.

La dinastía Tang fué hasta incluso más próspera. El emperador Xuan Zongs viajó mucho. El palacio de HuaQing fué muy famoso. Los alrededores naturales del área fueron “unsurpassed” y fueron fuertemente embellecidos por las calurosas primaveras, lo cual cambió el área en un muy especial palacio de retiro.

La familia imperial pudo no estar satisfecha con los palacios y los jardines dentro de los confines de las murallas de la ciudad, y encontró mayor placer en este entorno natural. El famoso poeta de la dinastía Tang, Du Mu, describiendo el Hua Qing Palace escribió:

                                                  “De vuelta a la capital, estoy

                                               todavía hechizado por la belleza

                                                        del palacio Hua Qing.

                                              Tumbado parecido a un bordado

                                      miles de entradas permanecen orgullosas

                                           una detrás de otra en magnificencia”

 

Esto indica gráficamente la extravagancia y grandiosidad de la casa de huéspedes imperial.

Buscar la naturaleza extraña e inusuales formas de las rocallas y haberlas colocado en escogidos lugares dentro del jardín le dan una especial tendencia popular durante los tiempos de la dinastía Song.

Durante la dinastía Northern Song, el emperador Hui Zong estuvo tan entusiasmado por la literatura y las bellas artes que abandonó sus deberes estatales y perdió China para los bárbaros. Tardó diez años en construir el Golden Brigthness Lake en Biang Liang, la ciudad imperial y creó allí la famosa Longevity Mountain, y también la cumbre de Gem Yue. El no vacilaba en derruir puentes y destrozar caminos y canales en orden a transportar las rocas desde Biang Liang. Fué una notable aventura el “masivo transporte de flores y rocas”. Hasta incluso en nuestros días, podemos todavía vislumbrar algunas de estas rocas dispersas por otros jardines, como los jardines del emperador Hui Zong´s, que fué destruído con su imperio. cubre un área de aproximadamente diez “square Li”. La cumbre más alta alcanza los 150 m. de altura. La cadena de montañas discurre del este al oeste. El área oriental del jardín es un bosque de ciruelos. Existen en el jardín no sólo los paisajes imitando la naturaleza, sino que también valles artificiales, lagos, riachuelos y sofisticadamente situados pabellones dispersos en el jardín para la observación de sus más importantes vistas, desde puntos estratégicos. Su evidencia en la construcción de Longevity Mountain, el arte de los diseñadores de jardines, así como la destreza utilizada para ejecutar estos diseños que enriquecieron su cima. La técnica de construcción de la montaña en miniatura alcazó una faceta sin precedentes.

Las dinastías de Liao, Jin, Yuan y Ming no construyeron muchos jardines imperiales. El más importante fué el jardín del Este en la imperial Beijing (hoy en día Mar del Norte, Mar del Centro y Mar del Sur). Durante la dinastía Qing el interés en construir jardines alcanzó nuevas dimensiones. Los jardines imperiales de la dinastía Qing tienen muchas variaciones distintas de los tipos estándar familiares. Dentro de la Ciudad Prohibida había cuatro pequeños jardines: el jardín Real, Fortune Seeking, Kindness Tranquility Garden y Qian Long Memorial Garden. Dentro de la ciudad imperial, tres lagos: el mar del Norte, el mar del Centro y el mar del Sur que fueron aumentados. En el barrio residencial del Este de Beijing, había tan bellos jardines como los de Yuanming, Chang Chun, Qing Yi, Jinming y Jing Yi. Cerca de 200 Km. al Norte de Beijing estaba el distrito de Cheng De donde fué construído el Palacio Imperial de verano.

Los jardines imperiales se extendían en varios lugares, sirviendo de diversión a la familia real en diferentes tiempos.

the-old-summer-palace-yuanmingyuan_wanfang
The old summer palace en Yuanmingyuan wanfang

La dinastía Qing mejoró en gran manera el arte de los jardines. El emperador Kan Xi y Qian Long viajaron juntos en numerosas ocasiones hacia el Sur e importaron al Norte muchas técnicas de los jardines del Sur. La más impresionante y grande, a través de los jardines imperiales fué Yuan Ming. Conocido como el “Jardín de los jardines”, Yuan Ming estaba situado en la zona residencial del Norte de Beijing, construído en el año cuarenta y ocho del reinado de Kang Xi. Era un jardín paisajista construído completamente en un terreno plano, comprendiendo decenas de atrayentes escenas. El número de edificios, así como la variedad y complejidad de los paisajes no tenía precedentes. Este magnífico jardín fué destruído en 1860 por las armadas francesas e inglesa. Fué una irreparable pérdida de la tradición jardinera china y de su patrimonio.

Retrospectivamente podemos apreciar un contínuo desarrollo y mejora en el arte de los creadores de jardines a través de los pasados dos mil años y las realizaciones de los creadores de jardines chinos podrían decir que eran gloriosos. La composición de los jardines imperiales claramente refleja la considerada especialización de funciones. Dentro de los jardines hay una administración, salones de estar y áreas de recreo cada una sirviendo a diferentes propósitos. Los templos también fueron incluídos en los jardines imperiales de Qing, añadiéndoles un aire especial religioso. A través de ellos, la familia imperial reivindicaba su divinidad gobernante. En la mayoría de los jardines imperiales chinos el equipamiento más sobresaliente era el templo grandiosamente dignificado. Debido a cambios en las condiciones socio-económicas e influenciados por el desarrollo de otras formas del arte, la estética en los jardines imperiales también evolucionó. Una vez enfatizada la formalidad y la dignidad con todos los edificios, los jardines imperiales gradualmente aparecen más similares al jardín paisajista en el que la naturaleza era modelo.

reflexion-garden-retreat_garden_thatched_hall
Reflexion garden retreat.-Garden Thatched Hall.

Debido a que la arquitectura asumió una posición muy importante en el jardín, el emplazamiento de los edificios en los jardines imperiales formaban la columna vertebral del diseño. En la composición de los patios tradicionales, los edificios son organizados en un eje de Norte a Sur, principio que se utiliza en los jardines imperiales. En los más amplios, existe un eje Norte-Sur relacionado con las agrupaciones de edificios, mientras un eje secundario vincula en menor grado edificios de varios tamaños y funciones. Los edificios menos importantes están situados generalmente en el medio del paisaje natural, buscando compensar y juxtaponerse a la formalidad del eje principal conformando una armoniosa composición. En cada conjunto, los edificios están orientados hacia el interior, formando una entidad independiente dentro del paisaje natural.

En la construcción de todo el jardín se utilizan elementos artificiales junto con elementos naturales para crear equilibrio y armonía en toda la belleza escénica.

Los jardines imperiales no son tan formales y solemnes como los palacios imperiales. En esquemas y formas, son muy libres, y generalmente no poseen una organización jerárquica. El imponente estilo “Wudian” es rara vez incluído: las tejas amarillas vidriadas están limitadas para los grandes edificios dentro del jardín y la mayoría de los edificios utilizan tejas grises. El color básico de la composición consiste en árboles verdes, columnas rojas y montañas grises. La atmósfera es clara, brillante, rica y elegante. En orden a crear una alegre y relajada atmósfera, el estilo “Hexi” sereno con dibujos de dragones y fuertes colores es evitado. El estilo “Shuzi”, que consiste en embellecer el paisaje con fábulas, flores y árboles, fué adoptado.

Por su escala, los jardines imperiales son enormes, el tamaño de las montañas en miniatura y los lagos artificiales son también considerables, todo para satisfacer el placer y los caprichos de régimen gobernante. Montañas y agua son la columna vertebral del jardín. Juntos marcan el perfil del jardín y definen su organización en toda la composición. En el lago existen a veces pequeñas islas, un tratado leído en la antigüedad nos indica que un jardín debe tener “tres islas en el lago”.

En la era Ming y Qing sin embargo, no se ha seguido estrictamente esta tradición.

La mayoría de los valores artísticos y refinamiento, los objetos menores como las pagodas, los arcos commemorativos, vallas y balaustradas, pavimentos de piedra, esculturas de animales, muros separadores, puentes de piedra, fueron también elementos importantes en los jardines imperiales. Formando los puntos centrales de los patios y estableciendo puntos de yuxtaposición, abriendo nuevas perspectivas y haciendo los jardines más animados e interesantes.

Los jardines imperiales existentes incluyen Bijin´s Bei Hai Park, el palacio de verano y el jardín real con la Ciudad Prohibida, el centro turístico de verano en el distrito de Chengde y el magnífico Clear Lake en el distrito de Lingtom, en la provincia de Shaanxi. Estos jardines incluyen los ejemplos de jardines dentro de la Ciudad Prohibida, junto a jardines en la zona residencial de la ciudad imperial y jardines de monarcas retirados. Son finos ejemplos de los jardines imperiales con inestimable calidad artística.

JARDINES PRIVADOS

Los jardines privados surgen más tarde que los de patrón imperial. Las primeras noticias históricas aparecen en la dinastía Han y, desde entonces, cada dinastía desarrolla y mejora sus formas. Durante las dinastías Ming y Qing, la fiebre de construir jardines privados alcanzó la cumbre y fueron construídos muchísimos.

the-lingering-garden-m1
The Lingering Garden

La asociación de jardines con pintores y literatos llegó a ser importante y la habilidad y la destreza empleada en la construcción de éstos alcanzó altos niveles. Durante las dinastías Ming y Qing, los jardines de Suzhou fueron los más renombrados por su elegancia y sofisticación. Hasta internacionalmente, estos jardines adquirieron un alto estanding, siendo considerados como la perla del arte chinesco. El más famoso jardín de la dinastía Han fué construído en Luoyang por un hombre rico, Yuan Guangham. La superficie del jardín tiene aproximadamente tres hectáreas. Serpenteantes corredores lo recorren, con pabellones que dan al paisaje su verdadero sentido. Dispersos entre éstos, existen rocallas y estanques con aguas claras, muchos animales y una flora y fauna poco común.

Durante las dinastías Wei y Jim, las casas de los mandarines tuvieron jardines en la trasera de sus habitaciones. Las montañas fueron construídas, los estanques excavados, creando islas dentro de ellos y pabellones construídos de diferentes maneras. Los más conocidos jardines de ésta eran Luxuriam Forest Garden, Zhang Lum´s Garden y Eastern Xiang Garden en Louyang. Este era el tiempo donde el arte de “piling mountains” (amontonar montañas) llegó a ser sofisticado. Las “montañas” eran modeladas como las de la naturaleza, con enormes rocas creando increíbles cimas y espectaculares acantilados a través de accidentados pasos de piedra que nos conducían por el jardín. Muchos mandarines y sabios eran apasionados en expresar su amor a la naturaleza, creando una tendencia en la historia cultural china que valoraba altamente estas bellezas estéticas. Muchos de estos bien conocidos personajes se retiraron de la vida cotidiana y se apartaron como ermitaños.

La tendencia tuvo profundas influencias en el arte de la construcción de jardines y su desarrollo se dirigió, ya desde entonces, en la dirección de imitar la naturaleza.

lingering-gardens-liou-yuan-1
The Lingering Gardens.-Liou-yuan

Durante los periodos Sui y Tang, los poderosos mandarines siguieron las tradiciones en construcción de jardines durante las dinastías Northern y Southern. A causa de la prosperidad de la época, la riqueza se incrementó de la mano de particulares y la expansión de los jardines privados llegó a ser muy grande. La época famosa de la poesía en la dinastía Tang alcanzó su apogeo y el romanticismo de los poetas se mezclaba armoniosamente con el arte de los jardineros, dándole vitalidad en su desarrollo. Muchos de estos grandes poetas apasionados por la naturaleza, para “retirarse” de la vida de la ciudad, vivían en cabañas con tejado de paja construyendo allí sus propios jardines.

Wang Chuan Villa, construída por el famoso poeta Wang Wei, fué el más conocido jardín de aquella época. Localizado dentro del bello Long Nam Peaks. Wang utilizó el marco natural, añadiendo una pequeña cantidad de toques humanos, creando un jardín de especial elegancia. Fué comparable a una pintura impresionista del paisaje. Los nombre poéticos fueron utilizados para crear escenas, por ejemplo: Willow Waves, “oleada de sauces”, Melody Lake, “lago melódico” y Dainty Apricot Hostel, “albergue del albaricoquero delicado”. Intelectuales y eruditos marcaron su influencia en el diseño de jardines, siendo pioneros en el arte de mezclar lo natural con lo artificial. Este fúe un tiempo fundamental en el desarrollo de los jardines.

humble_administrators_garden1
The Humble Administrators Garden

Durante la dinastía Song, las actividades comerciales y la artesanía se incrementaron substancialmente. La población creció rápidamente, trayéndola a las proximidades de las ciudades, creciendo éstas en número y dimensiones. Mandarines y relacionados con las familias imperiales así como ricos mercaderes deseaban disfrutar de la vida de la ciudad y, al mismo tiempo, probar las ricas esencias del verde de las montañas. Ellos todavía continuaron y desarrollaron la tradición de construir jardines a lo largo de los barrios residenciales, creando lo que luego fué conocido como la “urbanización de los bosques de montaña”, “urban mountain forest”. En este tiempo, la capital del Este de Kaifeng y la del Oeste de Luoyang eran las ciudades más grandes y prósperas. De acuerdo con antedecentes históricos, había en Luoyang sobre un millar de casas familiares con jardines privados de los vuales veinte eran muy notables. En Kaifeng había no menos de una docena de jardines famosos. En el Sur, los jardines privados estaban concentrados alrededor de Pingjiang (hoy Suzhou), Wuxing y Lin’an (hoy Hangzhou).

El tamaño de los jardines privados en este periodo era de gran magnitud con flores y árboles plantados por doquier. Estanques y plantaciones de bambúes, pabellones y edificios altaneros, así como montañas de tierra, fueron construídas. El número de estructuras en los jardines también se incrementó para proveer al propietario de diferentes lugares de recreo.

Componiendo el plan, las teorías de “yuxtaposición de vistas” y “borrowing views” fueron aplicadas para incluir visualmente las escenas naturales desde lejos dentro de la total imagen del jardín, proporcionando una gran impresión. Se hizo popular crear increíbles montañas con formaciones tan espectaculares de cumbres, desfiladeros colgantes, valles y cavernas. La utilización de rocas era ya un símbolo de elegante afición. Situadas en posiciones singulares eran conocidas como las “rocas solitarias” o “las extrañas cumbres” para determinar sus formas y dimensiones. La dimensión artificial fué en aumento, así como la calidad de los artistas implicados.

rock-lion-grove-garden
Rocas en The Lion Grove Garden

Debido a que las dinastías de Liao, Jin, Yuan, Ming y Qing, todas tenían su capital en Beijing, la asamblea de mandarines rápidamente hizo de Beijing la ciudad de famosos jardines. Durante la dinastía Qing no había menos de cincuenta jardines construídos de los cuales, sin embargo, sólo siete u ocho se conservan hoy en día, los principales son: Pringe Gongs’s Palace, Ke Garden, Nuo Tong’s Mansion y Liu Yong’s Residence. Estos jardines cambian frecuentemente de propietario y muchos están a punto de desmoronarse o de ser reconstruídos para otros propósitos. Como resultado de ésto, los diseños originales han cambiado totalmente.

Al mismo tiempo, los jardines del Sur se agrupaban en los alrededores de ciudades prósperas, que disponían de buenas comunicaciones, clima templado y un avanzado estado de logros culturales. Entre las más importantes ciudades donde los jardines privados abundan están: Yangzhou, Namjing, Suzhou, Jiaqing y Hangzou.

Durante los principios de la dinastía Qing, Yangzhou estando situada en la encrucijada del Gran Canal y el río Yangtze, monopolizaron el comercio de la sal, llegando a ser excepcionalmente próspera. Era la ciudad de mercaderes con dinero, así como sabios y nobleza. Frecuentemente, el emperador Qian Long, en sus muchos viajes hacia el Sur, pasaba a través de Yangzhou. Como resultado de ello, muchos empezaron a construir jardines con vistas a tener el privilegio de poder aposentar al emperador. Si el emperador se quedaba en el jardín, o escribía un poema dentro del mismo, la importancia del huésped podía ser elevada y el jardín adquiría más valor.

Muchos jardines fueron construídos en el área forestal de los alrededores de Slemaer West Lake. No sólo “borrowed wiews” desde el lago y el bosque, sino que también de unos a otros, creando situaciones que nunca habían existido antes. De todos modos, estos jardines no fueron construídos para residencias. Eran utilizados para reuniones sociales, para tomar una copa o escribir poemas, cantando y bailando como relajación del cuerpo. Fueron abiertos al público por las mañanas para poder visitarlos. No existían más de un ciento de estos jardines, los ocho más famosos eran: Shadow Garden, Garten of Wang The Equerry, Bian’s Garden, Round Garden, East Garden, Charming Spring Garden, South Garden y Dwarf Bamboo Garden.

chinese-garden-2

Los jardines de Yangzhou fueron famosos por su técnica de colorear las rocallas para formar montañas. En el clima de esta moda, casi cada familia en Yangzhou ha diseñado sus propias rocallas en medio de estanques de agua en un fondo brumoso junto al pabellón solitario. Pero cuando el emperador Qing, Dao Guang accedió al trono, la hasta entonces próspera Yangzhou empezó rápidamente a decaer. Las melodías de la música y la danza enmudecieron y el arte de la construcción de jardines se marchitó. Los jardines que se salvaron pueden contarse con los dedos de una mano, pero entre estos pocos, podemos apreciar cómo el arte de los jardines hasta entonces había prosperado.

Los jardines privados de Suzhou tienen una verdadera larga historia. Desde el tiempo de las Five Dinasties (907-960), en medio de la dinastía Qing, los jardines de Suzhou experimentaron un ininterrumpido desarrollo. Las industrias artesanales y las actividades comerciales de Suzhou fueron muy prósperas, añadiendo properidad a la ciudad, hasta que fué la más grande y rica ciudad del Sur del rio Yangtze. Suzhou disponía de mejores elementos naturales para construir jardines. Los canales entrelazados dentro de la ciudad y sus abundantes cursos de agua propiciaban un fácil transporte y bellas escenas. Cerca, existían muchas canteras de rocas y una gran variedad de plantas y flores podían encontrarse. Estos factores, todos juntos, hacían de Suzhou un lugar para los mercaderes, así como poetas y pintores que contribuyeron al desarrollo del arte de los jardines. Mandarines y ricos mercaderes competían por terrenos e hicieron estos jardines dentro de centros de recreo donde cantaban sus poemas y componían pinturas o hacían dentro elegantes paraísos de retiro para sus últimos años de vida. Suzhou ha preservado más jardines clásicos que ninguna otra ciudad china. Estos jardines son cadenas de alta calidad artística, los más famosos: el Garden of the Unsuccessful Politician (Zhuo Zhen Garden), Lingering Garden (Liu Garden), Garden of the Master of the Fishing Nets (Wang Shi Garden), Lion Grove Garden (Shi Zi Lin) y Surging Wawe Pavilion (Cam Lang Ting). Como ha podido ser visto en estos jardines, las especiales calidades de los jardines de Suhzou se encuentran en los serpenteos y vueltas de su trazado, así como la desentrañable atmósfera misteriosa. Lleno de imprevisibles variaciones, con elegancia poética y efectos pintorescos, son los más prominentes de los jardines del Sur, teniendo gran influencia sobre toda China. La arquitectura de los jardines de Suzhou es conocida especialmente por sus bellas formas y decorativas esculturas. Montañas de piedras, grandes superficies de agua, flores y bosques están plantados en su justa medida.

En el arte de “crear montañas y bosques en un espacio reducido”, el estilo de Suzhou, demostró su más alta habilidad.

Los jardines privados en el Sur estaban normalmente situados dentro o al lado de los barrios de viviendas. Mientras las varias partes de un barrio están agrupadas juntas alrededor de un eje central, creando un orden formal de salones y cámaras, los jardines son libres y asimétricos. Esto pone un contraste encantador y unas vistas armoniosas. En la composición es normal un gran espacio abierto en el que las escenas principales, así como las principales perspectivas del pabellón son puestas en escena. Alrededor del principal centro abierto, existen numerosos pequeños espacios. Partidos por corredores y muros, el central abierto, cerrados los pequeños espacios conectados visualmente por ventanas o puertas. En los jardines grandes, la principal puerta de acceso es decorada con arquitectura accesoria, árboles y rocallas, para formar especiales serpenteos y vueltas haciéndolas más misteriosas y serenas.

Las principales estructuras dentro de los jardines fueron construídas para recepción de huéspedes e invitados. Un pabellón mirando la superficie del agua o un salón espacioso abierto de todos los lados donde los invitados podían contemplar las escenas de los alrededores. Las vistas eran compuestas de rocallas, árboles y agua organizados como si se tratara de una pintura paisajista. La estética de la pintura paisajista era observada en todo con los gustos especiales de cada uno, así como las consideraciones de la disposición del suelo.

rock-garden-mountain_garden_main_grotto

JARDIN CHINO DE MONTAÑAS

Siguiendo las formas de las bien conocidas montañas, las grandes superficies de jardín se componían con colinas, rocas y acantilados con serpenteantes caminos para subir y bajar. Las montañas en miniatura más pequeñas consistían solamente en unas piedras colocadas en espacios limitados y sólo con una finalidad decorativa visual.

Las superficies con agua eran generalmente de formas libres, mientras los bordes de piedra seguían dándole un ambiente natural. En ello podemos ver la gran influencia de los pintores paisajistas chinos. Algunas veces, el borde de un podium o terraza dando vistas al lago era utilizado para formar un borde del estanque. La línea recta formaba un gracioso contraste con las formas naturales del estanque. Con pequeños puentes, el estanque parecía un gran espacio sin límites. Había pocas plantas en el borde pero sí había nenúfares o jacintos de agua flotando plácidamente en el agua. Desde el exterior del jardín el agua fluía en una elegante, cuidada y quieta manera a través de espacios abiertos antes de entrar, no existen rápidas cataratas en los jardines chinos. La superficie de aguas serenas, parecidas a un espejo, dan una clara reflexión de las escenas y edificios, dando la sensación de que el jardín es mucho más espacioso de lo que es, otorgándole ello una apariencia de mayor tranquilidad.

Los edificios en los jardines privados del Sur ocupaban mayores espacios que sus homólogos del Norte. Los planos y elevaciones de la arquitectura variaban, pero generalizando, todos aparecían vivos, libres y vivaces. Estos edificios eran frecuentemente conectados con porches serpenteantes formando un conjunto orgánico. Los porches daban abrigo y protección de la lluvia y el viento, así como del fuerte calor del verano. Estas estructuras, combinadas en diferentes caminos con árboles, rocallas y montañas artificiales, producían una gran variedad de escenas que realzaban y daban importancia a los jardines del Sur.

the-master-of-nets-garden-m
El jardin The Master of Nets en Suzhou

Además, las variadas y artísticas formas de los enrejados de las ventanas y las puertas, los muros simbólicos, los mosaicos artísticos de guijarros, los poemas y caligrafías manifestados en las columnas y cuadros, los finos y arcaicos muebles, las esculturas en balaustradas y podiums y otras decoraciones arquitecturales contribuían a ensalsar su belleza.

PARQUES ESCENICOS NATURALES Y JARDINES DE TEMPLOS

El pueblo chino históricamente ha apreciado y disfrutado de las bellezas naturales. Muchas áreas naturales han sido utilizadas como parque y han atraído numerosos turistas. Estas áreas frecuentemente incluían muchos jardines bonitos, cerca de las populosas ciudades o con la ventaja de un transporte conveniente, fueron elegidas para ser desarrolladas.

Estos parques difieren de los dos tipos de jardines en los que la mano del hombre era el elemento dominador. Pero estos parques no pueden ser considerados totalmente naturales, aunque están diseñados con la naturaleza como elemento base, añadiéndoles elementos artificales en unos puntos cruciales, uniendo los trabajos de la naturaleza con los esfuerzos humanos. El proceso es parecido al de escoger una pieza natural de jade, puliendo algunas partes, esculpiendo otras, en orden a conseguir artificialmente destacar las cualidades naturales con una nueva construcción.

beijing-olympic-forest-park-wetland-2
Beijing Olympic Forest Park.-Wetland

Los parques paisajistas tradicionales difieren mucho de los jardines privados o imperiales. Estos están diseñados para recreo del público. Durante la dinastía Tang, semejantes parques estaban situados en el Sureste de la capital Chang’an. Este es probablemente el ejemplo más recordado. El Meandering River (QuJiang), región paisajística, es conocida por su extraordinaria belleza. Dentro de esta región, muchos pabellones con vistas y perspectivas hoteles, palacios, alojamientos y pagodas fueron construídos para facilitar el disfrute de la naturaleza. En este tiempo, el pueblo y los mandarines, así como la familia real iban a este sitio para recrearse.

Como una famosa atracción, las escenas naturales en los parques contienen una belleza excepcional. Estas escenas, conocidas como “Jing”, frecuentemente adquieren nombres poéticos. Típicamente hay varias y diferentes escenas en cada parque, por ejemplo: las ocho escenas del Great Brightness Lake (Jinan), las diez famosas escenas de West Lake (Hangzhou) y las 24 escenas de Slender West Lake (Yangzhou) o las 60 escenas en Foolish Ola Man en el Valle de Wuxi. Estas escenas son siempre bellas, insólitas y espectaculares, incluyendo a veces grutas naturales, riachuelos y cataratas. Son los mejores sitios para disfrutar del paisaje, aposentos, pabellones y pagodas fueron construídos. El diseño y planeamiento de estas estructuras fué adaptado según la utilización y manifestación de las especialidades del parque, con pabellones situados junto a las grutas, puntos de vista sobre colinas, y lagos o estanques. A diferencia de los otros dos tipos de parques, en éstos no existen reglas y modelos a seguir, es la propia naturaleza la que es la mayor determinante.

Muchos templos antiguos y casas ancestrales eran situados en paisajes naturales de tal belleza que parecían pinturas. La existencia de estas casas y templos promocionó el desarrollo del paisaje de sus alrededores. Estaban construídos en el límite de las ciudades en los que frecuentemente no existen jardines, pero en estos lugares paisajísticos los edificios eran abrazados con la naturaleza y la arquitectura se diseñaba combinada con el entorno. Fueron áreas de relajación y contemplación de vistas.

El desarrollo de estos parques naturales estaba muy relacionado con asociaciones de figuras históricas, poetas, pintores y calígrafos. Estas figuras históricas frecuentemente dejaron huella de su paso en sus visitas en forma de poemas o caligrafías. Con mucha frecuencia, cuando un famoso pintor o poeta daba con una hasta entonces intocada escena, ésta se promocionaba e iniciaba su desarrollo. Sus palabras glorificaban las bellezas naturales del área, haciéndole más conocida del público. En conmemoración a estas figuras históricas, generaciones posteriores han escrito sus poemas en lápidas de piedra o madera, colocándolas en pabellones o plataformas de vistas, incorporándolas en partes esenciales dentro de todo el conjunto. Estos signos enriquecen el significado y la importancia histórica de los parques, añadiendo interés para sus potenciales visitantes. Para los que visitan estos parques en estrecho y tangible contacto con la historia y sus figuras históricas, le hace consciente de la riqueza de la cultura china y provoca sensación de orgullo cultural.

Por ejemplo, en Foolish Old Man Valley, en Wuxi, el famoso calígrafo Wang Xizhi escribió a mano el “Prefacio del Pabellón de la colección de orquídeas” inscrito sobre piedra y colocado en el pabellón Arhat. En Taiyuan, el epígrafo en el Templo Memorial de Jim y su prefacé ejecutado en caligrafía del gran emperador Tang Tai Zong, es un tesoro. En West Lake, la tumba de Yue-Fei, un héroe den la Southern Song, existe otra. Casi todos los parques paisajísticos naturales antiguos tienen preservadas algunas reliquias históricas, ésto es muy peculiar de los parques paisajisticos chinos.

Fábulas y leyendas, desde algunos miles de años, frecuentemente están relacionados con estos parques. Cuando el visitante va a estos parques, es natural que asocie las fábulas y leyendas con los sitios y, especialmente, busca los signos y reliquias. Esto incrementa el interés y añade aura mística a estos parques. Los parques paisajistas es donde las personas mayores van a recrearse y disfrutar de la naturaleza, así como para la adoración de sus dioses. El tiempo para ceremonias religiosas, representaciones culturales, mercados artesanales, es simultáneamente el tiempo que el público afluye con mayor densidad al parque.

Estas actividades dan mucho color a los parques chinos. Distinto de los otros dos tipos de parques, los parques naturales no son construídos de acuerdo a un plan maestro con un programa preconcebido. Construídos gradualmente, son desarrollados en un largo periodo. Sin embargo, en su interior podemos apreciar diseños singulares y estilos de diferentes periodos. Las estructuras construídas de estos parques generalmente utilizan materiales locales o de las inmediaciones. Por ello, no son tan sofisticados como los de los jardines imperiales o privados para los que grandes cantidades de piedras especiales y madera fueron importados. La arquitectura en los parques naturales permanece simple, más llana y clara de decoración, sobresale su rústica belleza.

Porque los parques paisajistas son más públicos en naturaleza, su conservación presenta grandes dificultades. Muy a menudo, prosperan y se arruinan con los altos y bajos de una dinastía. Amenazados con desaparecer cuando la dinastía acaba. Por lo tanto, muchos no existen mucho tiempo, sólo algunos que han sido restaurados por generaciones posteriores han podido ser preservados. Muchos de los parques naturales son de la dinastía Qing, de los cuales muchos han sido restaurados y reconstruídos por la República del Pueblo.

 

Sevilla, Septiembre de 1998