sevilla-museo-de-bellas-arte23
Sevilla .-Plaza del Museo.-Bartolome Esteban Murillo

El Museo de Bellas Artes de Sevilla fue instituido en septiembre del año 1835 e inaugurado oficialmente en 1841. Actualmente es considerada una de las pinacotecas más importantes de España. Se ubica en la llamada Plaza del Museo, que está presidida por una escultura dedicada a Bartolomé Esteban Murillo. Es un museo fundamental para conocer tanto la pintura barroca sevillana, especialmente de Zurbarán, Murillo y Valdés Leal, como la pintura andaluza del siglo XIX.

El edificio que en la actualidad alberga el Museo se construyó en un principio como convento de la Merced, para la Orden de la Merced Calzada de la Asunción, fundada por san Pedro Nolasco en época de Fernando III. Este rey, tras la reconquista de la ciudad en 1247, cedió unas tierras con la finalidad de levantar el edificio conventual, que por la época de su construcción era de estilo mudéjar.

Tras unas remodelaciones promovidas en el siglo XVII por Fray Alonso de Monroy (General de la Orden desde 1602) y ejecutadas por el arquitecto y escultor Juan de Oviedo y de la Bandera a partir de 1603, se comienza el edificio que actualmente contemplamos, después de derribar el antiguo Convento que ocupaba el solar, terminándose la obra principal en 1612, si bien la obra no concluyó definitivamente hasta 50 años más tarde, resultando de ello un edificio de estilo manierista andaluz, del que es uno de sus principales referentes.

En 1625, el dramaturgo Tirso de Molina, perteneciente a la Orden de la Merced, fue desterrado de Madrid a Sevilla por dictamen de la Junta de Reformación, residiendo en este antiguo Convento de la Merced.

sevilla-museo-de-bellas-arte58-2
Sevilla .-Museo de Bellas Artes

La Orden que ocupaba el edificio fue expulsada en 1835, tras la desamortización de Mendizábal. La convulsa historia del siglo XIX está relacionada con el devenir del Museo. Fue creado por Real Decreto el 16 de septiembre de 1835 como “Museo de pinturas” con, sobre todo, obras de arte expropiadas a la Iglesia por la desamortización. Fue gestionado por la Academia de Bellas Artes desde 1849 y un inventario de entonces recoge la existencia de 2.050 piezas. En el año 1993 solamente se conservaban poco más de 300 obras debido a que muchas fueron robadas o malvendidas, a veces por los propios directores del Museo. Si a eso sumamos el expolio artístico que tuvo lugar en Sevilla durante la invasión francesa en 1810, puede afirmarse que, de no haberse producido esos robos y saqueos, hoy el Museo de Bellas Artes de Sevilla sería uno de los mayores del mundo.

Afortunadamente, las donaciones en los años posteriores fueron abundantes. En el siglo XX ha sido especialmente admirable la ayuda de la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes de Sevilla, donde varios centenares de personas se asociaban para la compra de piezas que fueran de interés para el museo.

Se encuentra en la Plaza del Museo de Sevilla, que cuenta con una estatua de bronce del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo. De esta estatua existe una réplica exacta en frente del Museo del Prado de Madrid, cerca del Jardín Botánico. Ambas son obra del escultor madrileño Sabino de Medina.

museo-de-bellas-artes-022
Sevilla .-Museo de Bellas Artes

Patios

Claustro grande, que consta de dos cuerpos:

Inferior, formado por arcos de medio punto que apean sobre columnas pareadas de mármol.

Superior, reformado en 1724 por Leonardo de Figueroa, asoman balcones enmarcados por pilastras jónicas.

museo-de-bellas-artes-020
Sevilla Museo de Bellas Artes.-Patio de los bojes.-Ahora plantado de arrayanes

 

Claustro pequeño o de los boj, diseñado por Juan de Oviedo.

museo-de-bellas-artes-031
Museo de Bellas Artes.-Patio del Aljibe.-Acebuches
museo-de-bellas-artes-011
Sevilla Museo de Bellas Artes .-Patio

Claustro del aljibe que sirve como patio de ingreso al museo. Destaca el panel de cerámica de la Virgen del Rosario, realizado por Cristóbal de Augusta en 1577 para el convento de Madre de Dios.