grecia-academia-de-atenas-1959
Grecia.-Academia de Atenas 1959

Al estudiar los orígenes  de la jardinería, es necesario estudiar la evolución de los jardines de la antigua Grecia. Sin embargo, se ha dedicado poca atención a ellos.

En particular, los avances en arqueología  del jardín ejemplificados en los últimos años en Pompeya y Herculano se pueden aplicar a los sitios griegos.

No se ha hecho una excavación arqueológica completa.

Estamos obligados a montar una imagen con una variedad de referencias ocasionales e imágenes. La evidencia poética para la actividad de jardinería en Grecia existe desde al menos el siglo VIII aC descrita  a través de los poemas épicos de Homero, la Ilíada y la Odisea.

Otras han sido las referencias ocasionales de dramaturgos, filósofos, historiadores y oradores como Aristófanes, Aristóteles, Demóstenes, Eurípides, Iseo, Píndaro, Platón, Teofrasto y Jenofonte de mucha utilidad, donde encontramos dispersa y ocasional, la información sobre la jardinería en la  siglos V y IV.

El más exacto de estos escritores fue Teofrasto (371-c. 287 aC), Una Investigación en Plantas y De Plantarum Causis son fuentes excepcionales de información sobre las plantas cultivadas y su plantación.

Más tarde, autores como Teócrito, Filóstrato el Viejo y  Ateneo proporcionan datos esporádicos de jardines griegos en la época helenística, también  se pueden encontrar ocasionalmente en vasijas pintadas griegas del BC siglos V y IV. Otras pruebas se pueden derivar de las investigaciones arqueológicas.

grecia-personajes-de-la-odisea
Grecia.-Personajes de la Odisea

Los jardines de los dioses y de los filósofos

En el árido paisaje de Grecia, los jardines eran tesoros que se transmitían de generación en generación, en estas parcelas verdes fue probablemente  el origen de la primera asociación entre el verdor y el concepto de la divinidad.

Desde los tiempos primitivos de la civilización griega, los bosques sagrados habían sido una parte integral del paisaje rural. Fue sólo a partir del siglo cuarto a tercero que estas arboledas se plantaron en la ciudad  o alrededor de ella.

Las famosas escuelas filosóficas de Platón y Aristóteles se originaron en estos paraísos verdes, los lugares ideales para la meditación, en las afueras de Atenas.

En los últimos tiempos, los reyes de la Edad Helénica rodearon sus palacios con parques de lujo, famoso entre ellos fue el Museo de Alejandría, donde las áreas dedicadas al estudio y la investigación estaban flanqueadas por un jardín botánico rico en plantas y animales.

La existencia de fabulosos jardines, descritos en la literatura Edad Arcaica y Clásica, se pone de manifiesto en las vasijas pintadas encontradas en las excavaciones arqueológicas.

Ejemplos llamativos llevan a los visitantes a lo largo de un camino encantado, desde los jardines de Alcínoo a los de Adonis y Proserpina, mucho aclamado por fuentes antiguas por las maravillas de la naturaleza en su interior.

En los límites más lejanos del mundo estaba el jardín de las Hespérides, sede de uno de los trabajos de Hércules, el asesinato de la monstruosa serpiente que custodiaba el árbol de las manzanas de oro.

Oasis verdes en el árido paisaje Helénico, los jardines eran tesoros preciados.

Y en la Odisea, estamos sorprendidos por el discurso de Ulises con su padre Laertes en el mundo subterráneo, cuya primera preocupación es por su viña floreciente.

En los bosques sagrados, áreas protegidas, en las afueras de las ciudades, los  altares y piedras conmemorativas se erigieron como testimonio de la presencia de lo divino que residía en su interior.

grecia-desarrollo-del-mundo-de-las-ideas-y-el-mito-platon-2-638

Los jardines de la filosofía

Algunas de las escuelas más famosas de la antigüedad filosófica crecieron en torno a los espacios verdes creados en las afueras de Atenas, en el siglo cuarto antes de Cristo y el  tercero.

El gimnasio, que ocupa un área de cerca de la arboleda dedicada al héroe Akademos , se convirtió en el lugar preferido por Platón y su escuela, mientras no muy lejos, los recintos sagrados consagrados a Apolo Liceus eran el hogar del famoso Liceo de Aristóteles.

Un punto de inflexión, según los historiadores  antiguos, estuvo marcado por el filósofo Epicuro, cuando trajo el jardín, el lugar de su escuela filosófica, a su casa.

El césped verde adyacente a su casa se convirtió en un lugar simbólico del pensamiento de Epicuro, cuyo objetivo es revelar el sendero que conducía a la verdadera felicidad y la libertad, aislado y protegido de las preocupaciones de la vida política.

historia-jardines-de-babilonia
Historia.-Jardines Colgantes de Babilonia

Los Jardines Colgantes de Babilonia

Los Jardines Colgantes de Babilonia están  considerados una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, fueron construidos en el siglo VI a. C. durante el reinado de Nabucodonosor II en la ciudad de Babilonia, a orillas del río Éufrates.

Hacia el año 600 A. C., Nabucodonosor II, rey de los caldeos, quiso hacer a su esposa Amytis, hija del rey de los medos, un regalo que demostrara su amor por ella y le recordara las hermosas montañas de su florida tierra, tan diferentes de las grandes llanuras de Babilonia.

Según una leyenda, en cambio, los jardines habrían sido construidos en el siglo XI a. C.

Pero entonces reinaba en Babilonia Shammuramat, llamada Semíramis por los griegos, como regente de su hijo Adadnirari III.

Fue una reina valiente, que conquistó la India y Egipto.

Pero no resistió que su hijo conspirara para derrotarla, y terminó suicidándose. Los jardines pertenecen a la Mesopotamia antigua y son parte de las siete maravillas del mundo antiguo. Con la posible decadencia de Babilonia y el fin del Imperio neobabilónico, los jardines fueron abandonados progresivamente.

Cuando Alejandro Magno llegó a la ciudad en el siglo IV a.C., los jardines ya estaban parcialmente en ruinas y totalmente abandonados.

Finalmente los jardines fueron destruidos por el rey Evemero en el año 125 a.C.

Los jardines estaban situados junto al palacio del Rey, precisamente al lado del río, para que los viajeros los pudieran contemplar, ya que el acceso estaba prohibido al pueblo.

Desde la más alta de las terrazas se situaba un depósito de agua desde el cual corrían varios arroyos. Los Jardines Colgantes de Babilonia no “colgaban” realmente en el sentido de estar suspendidos por cables o cuerdas.

El nombre proviene de una traducción incorrecta de la palabra griega kremastos o del término en latín pensilis, que significa no justamente “colgar” pero si “sobresalir”, como en el caso de una terraza o de un balcón.

El geógrafo griego Estrabón, quien describió los jardines en el siglo I a. C., escribió:

“Éste consta de terrazas abovedadas alzadas unas sobre otras, que descansan sobre pilares cúbicos. Éstas son ahuecadas y rellenas con tierra para permitir la plantación de árboles de gran tamaño. Los pilares, las bóvedas, y las terrazas están construidas con ladrillo cocido y asfalto.”

Las excavaciones arqueológicas más recientes en la antigua ciudad de Babilonia, en el actual territorio de Irak descubrieron el asentamiento del palacio.

Otros hallazgos incluyen la construcción abovedada con paredes gruesas y una irrigación cerca del palacio meridional. Un grupo de arqueólogos examinó el área meridional del palacio y rehicieron la construcción abovedada como los Jardines Colgantes.

Sin embargo, el historiador griego Estrabón había indicado que los jardines estaban situados en el río Éufrates, mientras que la construcción abovedada está alejada varios cientos de metros.

Reconstruyeron el lugar del palacio y localizaron los Jardines en el área que se extendía del río al palacio. En la orilla del río, las paredes recientemente descubiertas de 25 metros de espesor pudieron estar escalonadas en forma de terrazas, tal como las describen las referencias griegas.

Sin embargo, hay pocas pruebas para cualquiera de estas teorías, pues no se menciona nada en los numerosos documentos babilónicos de la época.

grecia-valle-de-enna-rio-latte
Grecia.-Valle de Enna.-Rio Latte

El Valle de Enna

El valle de Enna se describe como un hermoso valle lleno de muchas  flores silvestres.

Bulfinch describe “un lago integrado en los bosques, que la pantalla de los rayos ardientes del sol, mientras se cubre el suelo húmedo con flores, y reina la eterna primavera”.

Aquí, Perséfone se reunió con flores silvestres y fue hechizada por el narciso mágico.

Cuando ella se apartó de sus compañeros, Hades, dios del inframundo, condujo su carro frente a un agujero en el suelo y la llevó de nuevo bajo tierra.

La moderna  Enna se encuentra en Sicilia, que fue supuestamente vinculado a Grecia por un río subterráneo que recorría  Hades.

El Jardín de Dionisio

Un mito se origina en Brasiae, Grecia acerca de Dionisio.

Cuando era un bebé, él y su madre, Sémele, nos pusieron en una caja por su padre, Cadmo, rey de Tebas. Cadmus estaba enojado de que su hija había sido embarazada por Zeus. La caja fue arrojada al océano y eventualmente varó en Brasaie. Los ciudadanos enterrada la madre muerta en el llano. Su hijo fue criado en una cueva cercana. Después, la llanura fue, y sigue  llamándose  el Jardín de Dionisio.

grecia-museo-metropolitano-de-arte-nueva-york-arte-griego-y-romano-67-728

Los Jardines de las Kharites

Los Kharites o Cárites, fueron las Tres Gracias. Por lo general representado como tres diosas virginales jóvenes, hay muchos nombres Kharites en la mitología griega.

Ellas representaban la belleza, festividad y gracia natural.

Ellos decoraban a los inmortales  en sus fiestas con flores, rosas y mirtos en particular.

Los jardines están asociados con otros  jardines y pueden ser diferentes en todo el mundo conocido por los antiguos griegos. Algunas referencias incluyen los jardines Eritreo que están vinculados a los legendarios jardines colgantes de Babilonia.

Los jardines griegos se caracterizan por contar, en lo que refiere a sus diseños y sus formas, con elementos singulares en la relación a los diferentes estilos de jardines existentes.

En los jardines griegos, frecuentemente se evoca, mediante estatuas o fuentes, a la misma naturaleza. En sus parques y estructuras, se destaca la belleza y concepción de la naturaleza en si. En muchas ocasiones, los jardines griegos se consideran sagrados, con significados religiosos o, inclusive, funerarios.

De tal manera que el Jardín Griego no se elaboraba ni destinaba al descanso o al esparcimiento, sino que mediante el simbolismo, los jardines contaban con una fuerte influencia cultural, y su significado era trascendente. Habitualmente, los jardines propios de Grecia se erigían y confeccionaban como formas de culto.

Cada lugar entre los griegos es una manifestación de una multitud de fuerzas manifestaciones vitales y divinos protegido por el genius loci, el espíritu del lugar.

El raro ejemplo viene de la civilización minoica, donde el jardín es una representación reducida de la naturaleza que pone al hombre en relación con lo sobrenatural.

“El territorio en su totalidad lleva una huella de lo sagrado que a su vez se convierte en una fuente de inspiración para el poeta y el filósofo. Todo lo que es natural es divino.” Bruno escribió Marmiroli.

Las ciudades fueron construidas a menudo en un tablero de ajedrez con las casas y jardines.

Fuera de las ciudades, la tierra fue asignada al agricultor por mucho que compartir en tres partes: una para cereales con barbecho, y la otra en el viñedo y en la tercera plantación de higueras, olivos, nogales, moreras, manzanos, perales y castaños.

El acceso a la ciudadanía estaba condicionado por la posesión y el desarrollo de una parte del territorio nacional.

Al parecer, lo principal de la tierra  que dieron de comer a los griegos como los vegetales eran pocos: ha habido sólo ensaladas, frijoles , repollo , rábano, calabaza y cebollas.

Tal vez ha habido una descripción de un jardín de Homero  que describe de Alcínoo, aunque se trata de un jardín mítico y un jardín maravilloso .

«Y más allá de la cancha, con las puertas, había un gran jardín de cuatro hectáreas, rodeado por todos lados por una cerca de […] Y había dos fuentes, una de ellas corría a lo largo del jardín, mientras otro pasaba por debajo del umbral de la pista, se mantenían altos, y los ciudadanos podían sacar agua ..»

Sin embargo, en el jardín, sólo había árboles frutales.

Pero la antigua Grecia con su agricultura en crisis, tal vez a causa de la dureza y el agotamiento del suelo, dio lugar a un éxodo masivo de personas hacia el Mar Negro y el Mediterráneo  y por lo tanto los griegos aprendieron de los galos, según Justinius ,la cultura de la vid y el olivo.

Un siglo después de Estrabón, Petrarca describió la desolación de la tierra griega.

grecia-manzanas-de-oro-jardin-de-las-hesperides
Grecia.-Manzanas de oro.-Jardín de las Hesperides

El jardín de las Hespérides

Las Hespérides eran las ninfas que cuidaban un paradisíaco jardín en el lejano oeste, o en el borde del mundo conocido por los antiguos griegos.

Este jardín tenía plantas mágicas y hermosas flores, así como árboles  en los que crecían las manzanas de oro que otorgaban la inmortalidad.

Una de sus tareas de Hércules fue robar las manzanas de oro y matar a su tutor, el dragón Ladón.

Hesperia se refiere a las tierras occidentales en general, pero la investigación moderna ha vinculado a los jardines Hesperidian con la tierra en la costa del norte de África o  a Libia.

El jardín de las Hespérides , Hesperia, Egle, y Erythie, las ninfas nacidas de la unión de Hesperis y Atlas, es el huerto de Gaia .

Gaia, la diosa de la Tierra, dio los árboles de manzana de oro a la esposa de Zeus Hera ‘como un regalo de bodas.

En este huerto crece un árbol con manzanas de oro custodiadas por el monstruo Ladón con expresión de serpiente que fue muerta por Heracles.

Una de las tareas de Hércules fue robar las manzanas de oro y matar a su tutor, el dragón Ladón.

No se está de acuerdo donde estaba este jardín, algunos en el monte Atlas en Marruecos, entre Tánger y Larache otros en la costa atlántica marroquí o incluso en las Islas Canarias.

Estas hipótesis se apoyan en el hecho de que el Hespérides son ninfas  y las manzanas  naranjas.

«Dónde … esta  el jardín de las Hespérides.»

 «Este lugar tiene dieciocho orgys de profundidad »  «Escaleras en todos los lados en ninguna parte presenta un fácil acceso y tiene una forma cuadrada, y su extensión en todas direcciones es de dos etapas.»

«Este jardín está cubierto de árboles frondosos y entrelazados entre sí y las principales son las manzanas de todo tipo, granadas, peras, madroños , moras, uvas, mirto, laurel, hiedra, aceituna, acebuche, la almendra y la nuez.»

«Además de los diferentes lugares que he mencionado y que son desde el jardín, hay Ampelos, lejos de Apis treinta estadios Quersoneso, notable por su variedad de jardines Zenertes, Tauchira, Caucalos el pueblo y la ciudad y el puerto de las Hespérides, cuyas paredes están bañadas por los ríos Ecceios.»

«Estos se encuentran dispersos en varios lugares a orillas del mar, un lado de Aulides Quersoneso, y la otra en frente de Cyrènes, y terminan en el Hespérides.»

El naturalista Paccho , buscó establecer una posición exacta real del jardín y en Cirenaica, señaló el promontorio como lugar probable para un jardín Thycus.

Este promontorio ofrece un refugio que los fenicios frecuentaban y donde los argonautas podría aterrizar. Están todas las plantas que crecen en la lista Scylax; Ofrece una pendiente alta y Scylax rápido como se describe.

Sin embargo, a menudo se considera que las manzanas de las Hespérides eran en realidad las naranjas y no se pueden encontrar rastros de naranjos en este lugar … salvo error de Scylax debido al hecho de que los griegos no conocían el árbol en ese momento y él tomó la manzana por la  naranja, o no se sabe  si realmente eran manzanas.

grecia-el-jardin-de-las-hesperides
Grecia.-El Jardín de las Hespérides.-.

Hespérides

En la mitología griega , las Hespérides son ninfas que tienden un jardín maravilloso en un rincón occidental del mundo, situado cerca del barrio de Cirene  o Benghazi  en Libia o las montañas del Atlas en el norte de África en el borde de las rodean Océano, el océano mundial .

Según el poeta griego siciliano Estesícoro , en su poema “Canción de Gerión “, y el geógrafo griego Estrabón , en su libro Geographika (volumen III), las Hespérides estaban en Tartessos , un lugar situado en el sur de la península Ibérica .

Para los antiguos romanos , el jardín de las Hespérides había perdido su lugar arcaico en la religión y se había reducido a una convención poética, en cuya forma fue revivido en  la poesía del Renacimiento, para referirse tanto al jardín ya las ninfas que se establecieron allí.

El Jardín de las Hespérides era  el huerto de Hera en el oeste, donde cualquiera de los dos un solo árbol creció o un árbol de la inmortalidad que daba  manzanas de oro .

Las manzanas fueron plantadas de las ramas con frutos que Gaia le dio  como un regalo de bodas cuando Hera  había aceptado  a Zeus.

Las Hespérides se les dio la tarea de atender a la arboleda, pero de vez en cuando no de fiaba de ellos mismos. Al no confiar en ellos, Hera también  coloca en el jardín de nunca dormir, cien cabezas del dragón llamado Ladón ,como una garantía adicional.

Sin embargo, en la mitología que rodea el juicio de Paris , la Diosa de la Discordia Eris logró entrar en el jardín, arrancar una manzana de oro , se inscriben “Para la más bella” y rodar en la fiesta de la boda (que no había sido invitada ).

En los últimos años se pensó que las “manzanas de oro” podrían haber sido en realidad naranjas , una fruta desconocida para Europa y el Mediterráneo antes de las Edades Media .

grecia-casa-griega

Elementos habituales en los jardines griegos

En lo estrictamente natural, los jardines de Grecia se caracterizan por contar con grandes parques arbolados. Plátanos, cipreses, álamos y olmos, eran las especies  más habituales.

En general, se destacaban las formas en donde lo primordial era la vegetación sobre las formas arquitectónicas o estructuras marcadas.

En los jardines griegos es común encontrar estatuas o fuentes, que funcionan como decoración así como también objetos de culto.

En Grecia, también se da la particularidad de los jardines interiores. Era común que se elaboraran jardines interiores, con fines ornamentales o estéticos. En estos casos, se destacaban la diversidad de especies. Los árboles frutales, la vid y las rosas, son algunos de los elementos que se encontraban con frecuencia.

grecia-prienes
Grecia.-Antigua ciudad de Prienes.

Jardines de la Antigüedad: Grecia

Los expertos coinciden en observar que el desarrollo del jardín en la antigua Grecia fue tardío; María Luisa Gothein justifica este hecho en su obra: Geschichte der Garten Kunst con la teoría de que el sistema democrático griego no favorecía el desarrollo y concentración de medios financieros lo que dificultó su aparición y, por otro lado, André Motte indica, en sus estudios, que en la tradición literaria griega el tema del jardín es infrecuente y que, al parecer, los griegos serían más sensibles al paisaje natural y no necesitan transformar la naturaleza para buscar sensaciones de  reposo y placer.

La realidad es que existen testimonios literarios que demuestran que los escritores griegos de la Antigüedad tenían cierta confusión respecto al significado de algunos términos relacionados con la agricultura y el jardín, términos que para nosotros están perfectamente delimitados pero que para ellos no presentaban diferencias; algo, por otro lado, plenamente justificado ya que para ellos inicialmente la finalidad utilitaria del jardín fue determinante para su creación y desarrollo.

Las investigaciones arqueológicas sobre el tema, como apunta Carrol-Spillecke, no parecen ser lo suficientemente exhaustivas como para dejar claro la falta de interés del pueblo heleno por el jardín.

La realidad es que la orografía de la zona continental del país es un elemento negativo más para su desarrollo al ser escasos los cursos de agua; sólo el Peneo en Tesalia, el Alfeo y el Cladeo, y el Aqueloo pueden ser considerados verdaderos ríos y en zonas como el Ática, el Iliso y el Céfiso únicamente existen pequeños torrentes cuyos cauces se retuercen semisecos en un paisaje árido de suelo infértil nada favorable.

grecia-viajando-entre-piedras-portada
Grecia.-Paisaje

Jardines famosos

Los más famosos jardines descritos por la literatura griega están vinculados a personajes mitológicos o regios; los poemas homéricos presentan los mejores ejemplos describiendo los de la ninfa Calipso en la isla de Ortigia: “Rodeando su gruta había crecido una verde selva de chopos, álamos y cipreses olorosos, donde anidaban aves de luengas alas […] allí mismo, junto a la honda cueva, extendíanse una viña floreciente cargada de uvas; y cuatro fuentes manaban muy cerca la una de la otra,[…]“.

La Ilíada incluye, también, la descripción del jardín del palacio del rey de los feacios Alcinoo: “En el exterior del patio, junto a las puertas, hay un gran jardín de cuatro yugadas y alrededor del mismo se extiende un seto […] allí han crecido grandes y florecientes árboles; perales, granados, manzanos de espléndidas pomas, dulces higueras y verdes olivos […]

En el fondo del huerto crecían legumbres de todas clases, siempre lozanas. Hay en él dos fuentes, una corre por todo el huerto […]“; aunque el verdadero jardín griego es el de Laertes descrito por Homero en la Odisea situado en la isla de Ítaca, al pie de la ciudad: “Ulises y los suyos descendiendo de la ciudad, llegaron muy pronto al bonito y bien cultivado predio de Laertes”.

Antecedente del jardín griego serían los jardines existentes en las culturas prehelénicas establecidas en las islas del Égeo, entre las que destaca la cultura Minoica que desde Creta había ido extendiéndose colonizando islas próximas, los restos de sus principales centros los hallamos en los palacios de Knossos, Hagia-Triada o en las casas de Santorini en la isla de Thera, muestran algunos ejemplos de jardines, aunque, en este caso, hablamos de jardines pintados en las paredes de algunas de sus habitaciones a modo de decoración y como queriendo crear en ellas ambientes mágico-sagrados o, ante las dificultades de organizar jardines reales, simularlos artificialmente, de manera que permitieran evocar las mismas sensaciones de placer y reposo que buscamos en los jardines reales.

grecia-el-principe-de-los-lirios
Grecia.-El Principe de los Lirios

 

En una de las habitaciones de la Casa de las Señoras en la isla de Thera se halló El Fresco de los papiros o El Fresco de los lirios, también procedente de Santorini, que reproduce un paisaje rocoso; en él crecen lirios rojos sobre los que revolotean unos pájaros que bien podría simular un jardín domestico aunque la imagen no está exenta de aspectos rituales dada la significación del lirio como planta evocadora de escenas mitológicas: el rapto de Perséfone por Hades o los amores entre Apolo y Jacinto y/o su simbología de amor versus muerte.

No obstante, y hablando ya de jardines reales, una cuestión clara es que éstos están íntimamente ligados a los sistemas y modos de vida y que nada hay mejor que estudiar el paisaje urbano y sus características para averiguar las costumbres de sus habitantes y descubrir sus lugares de reposo y solaz y, en esta cuestión, la Grecia antigua no es una excepción.

Históricamente el pueblo griego se conformó partiendo de unas civilizaciones anteriores o prehelénicas ya establecidas en la zona y una serie de pueblos que, procedentes de diversos puntos, la invadieron y dominaron, estableciéndose en ella, organizándose política y territorialmente y creando lo que hoy día venimos a denominar la civilización griega.

Hay que pensar que sólo cuando su modelo de organización territorial – la ciudad estado- estuvo consolidado y el número de habitantes adquirió cierto volumen, comenzarían sus ciudadanos a necesitar este tipo de espacios como descanso de los agobios de la urbe.

Los estudios de Robertson sobre el tema demuestran que aunque las ciudades griegas presentan desarrollos diferenciados y gran variedad en la morfología de sus viviendas puede ejemplificarse un modelo dominante del cual tenemos un buen ejemplo en los restos de la ciudad de Priene; reproducimos la planta y el alzado del modelo de casa XXXIII, en el que puede observarse la existencia de un patio central o jardín alrededor del cual se distribuye el resto de las habitaciones.

Su existencia se debe todavía, posiblemente, a unas funciones utilitarias en la búsqueda de las mejores condiciones higiénicas posibles para la época, más que otras cuestiones relacionadas con las necesidades espirituales de sus ciudadanos. Plinio en su Historia Natural dice que el primer jardín privado de la ciudad fue obra de Epicuro: “Fue Epicuro maestro del ocio, el primero que en Atenas instituyó el uso de los jardines de recreo,  hasta él, no entraba en las costumbres vivir en el campo dentro de la ciudad.

grecia-las-columnas-del-templo-de-zeus-en-olimpia
Grecia.-Las columnas del Templo de Zeus en Olimpia

En la ciudad

En la ciudad existen otros ejemplos de jardines, en este caso en espacios que podríamos denominar públicos ya sean estos sagrados, culturales o lúdicos.

Son espacios dentro de la ciudad en los que los ciudadanos realizan actividades en común.

Plutarco nos cuenta que Cimon fue el primero que embelleció Atenas, transformando la Academia, al parecer en principio un lugar árido  seco, en un bosque regado por fuentes, con espacios sombreados y avenidas de olmos, álamos y plátanos y que con el tiempo se acabó convirtiéndose en el primer parque público que existió en Atenas.

Platón instaló su Academia filosófica en un gimnasio, a las afueras de la ciudad entre árboles y Aristóteles situó su Liceo entre avenidas de plátanos por donde paseaba mientras disertaba con sus alumnos que acabaron adquiriendo el nombre de Peripatéticos.

En el resto de ciudades griegas sucedió algo similar y fueron creándose jardines en las proximidades de los lugares públicos, tal cómo podemos ver en la reconstrucción ideal del entorno del Santuario de Zeus en Olimpia.

griega-prienes-romana
Grecia.-Anfiteatro de Prienes

Expansión del jardín

Una vez que los griegos consolidaron su poder y las ciudades estado aumentaron sus niveles de población de manera que la vida en ellas comenzó a ser difícil, sus ciudadanos debieron plantearse sistemas para solucionar el problema; por un lado, y dadas las condiciones del país, iniciaron su expansión mediante la colonización, sobre todo a través del mar, el Mediterráneo fue su mejor aliado, y poco a poco tuvieron colonias en muchas de sus islas y regiones costeras.

Paralelamente y en parte como consecuencia de ello su sistema económico fue evolucionando permitiendo mayores acumulaciones de riqueza, lo que elevó el nivel económico de sus ciudadanos y facilitó su salida de la urbe hacia el extrarradio, planteándose la creación de explotaciones agrarias y la consiguiente construcción de jardines de manera, ahora sí, plenamente intencionada.

La expansión colonial y contacto con otros pueblos facilito el conocimiento de otras culturas en las que los jardines eran un bien habitual y muy preciado; hay que considerar que Alejando Magno llego hasta Babilonia, donde debió disfrutar de sus famosos jardines; por tanto, la influencia de culturas como la egipcia o mesopotámica consiguieron dotar a los jardines griegos de mayor diversidad y exotismo.

Todo ello hizo que sea en la época conocida como Helenística en la que el jardín griego adquiera mayor desarrollo, dejando su impronta en otras culturas, principalmente la romana; sobre todo, en lo referente a las Villas o lo que vino en llamarse sistema casa jardín, en griego: Oikia kai kepos, y que fue determinante para el desarrollo del jardín romano, con creaciones especialmente significativas.

grecia-palacio-de-cnossos-donde-podemos-ver-dos-tinajas-minoicas-de-las-usadas-para-conservacion-de-vision_juctas_desde_cnossos_tartessosyloinvisible426
Grecia.-Palacio de Knossos.-Tinajas minoicas donde se guardaban alimentos,principàlmemte aceite

JARDINES GRIEGOS

Se hace una distinción entre los jardines griego, realizados en la antigua Grecia , y jardines helenísticos nacidos bajo la influencia de la cultura griega en los últimos tiempos clásicos.

Poco se sabe acerca de cualquiera de los dos.

Antes de la llegada de los proto-griegos en el Egeo, la cultura minoica representaba jardines, en forma de sutil de apariencia salvaje ,paisajes domesticados, que se muestra en los frescos, sobre todo en un paisaje estilizado floral sagrado con algunas características Egyptianas representadas en fragmentos de un fresco minoico Medio en Amnisos , al noreste de Knossos.

En el ala este del palacio de Festos , Maria Shaw cree, fisuras y agujeros herramienta tapizados en vez pudo haber sido plantados.

En el mundo post-minoico, el arte micénicao se concentra en las interacciones humanas, donde el mundo natural tiene un papel disminuido, y tras la caída del palacio micénico-la cultura y la pérdida de la alfabetización relacionada con él, los jardines de recreo es poco probable que hayan sido una característica de la ” Edad Oscura griega “.

Jardín de Alcínoo

En el siglo VIII antes de Cristo las obras de Homero contienen una referencia a los jardines, en el País de Nunca Jamás de Alcínoo en lo puramente mítico feacios , que se sitúa lo más apartado del mundo conocido de los oyentes de Homero como lo hizo en el mundo heroico de aquellos que estaba recreando , con mucha licencia poética:  “Vivimos muy lejos”, dijo Nausicaa “, rodeada por el mar tormentoso, el más exterior de los hombres, y  los demás mortales han de tratar con nosotros”,

No hay tales jardines eran conocidos por los contemporáneos de Homero, por lo que los arqueólogos pueden discernir, no más que palacios como Alcínoo, cuya puertas eran de bronce.

Los jardines del mito griego  en forma ordenada, habían sido mantenidos simplemente porque el orden, themis , estaba en la naturaleza de las cosas, como en el jardín de las Hespérides , que era un huerto .

grecia-bien-conservado-en-la-antigua-casa-del-senado-bouleteri-n-en-la-antigua-ciudad-de-priene
Grecia.-antigua-casa-del-senado-bouleteri -en-la-antigua-ciudad-de-Priene

Grecia clásica

Los arqueólogos no han identificado patios plantados dentro de los palacios de la cultura micénica ,ni en las casas griegas del período clásico.

Cuando los editores de un simposio sobre jardines romanos  incluye una contribución sobre los precursores griegos esperados, en un artículo de Brunilde Sismondo Ridgway  se le solicita una crítica  para observar, “Para todos los propósitos prácticos parece ser que ha habido jardines de cualquier tipo en los hogares de la ciudad griega, no más allá de quizás unos cuantos botes con plantas “.

Aparte de huertas y frutales, Ridgway  ha encontrado algún literaria y una pequeña cantidad de evidencia arqueológica de jardines públicos o semi-públicos vinculados a los santuarios  En el quinto y cuarto siglo de Atenas, algunos lugares públicos fueron plantados con árboles, como Platón indica en sus Estatutos Sociales, “Las fuentes de agua, ya sea de los ríos o manantiales, serán adornados con plantas y edificios para la belleza”, a pesar de que no ofrece más detalles.

En Atenas, los primeros jardines de recreo privado aparecen en las fuentes literarias en el siglo IV. La Academia tiene su sede en un antiguo bosque de plátanos sagrados a un oscuro héroe arcaico , Akademos arboledas,sagradas,

Las arboledas sagradas nunca fueron plantadas activamente, sino que simplemente habían  existido desde tiempo inmemorial y fueron reconocidas como sagradas. no tienen lugar en la historia de los jardines , guardadas como un recurso para la contemplación y en la Academia de Platón , para el discurso intelectual.

Por el contrario, los olivos de la Academia, regados por el río Cefizo , fueron plantados, cultivados.

grecia-ruinas-del-liceo-jardin-de-aristoteles
Grecia.-Ruinas del Liceo.-Jardin de Aristoteles

 

En 322 aC Teofrasto , el padre de la botánica , heredó el jardín de Aristóteles , junto con sus alumnos y su biblioteca; del jardín sólo sabemos que tenía un paseo, y que Teofrasto dio una conferencia allí: es posible que haya sido en algunos aspectos, un jardín botánico con un propósito científico en lugar de recreo.

A su regreso a Atenas en el 306 aC, el filósofo Epicuro fundó el jardín, una escuela lleva el nombre del jardín de su propiedad a mitad de camino entre la Stoa y de la Academia que sirvió como punto de encuentro de la escuela, poco se sabe del jardín del filósofo asceta, aunque en la historia de la cultura creció a posteriori de alegría: de su jardín en Ginebra, Les Délices, Voltaire pudo exclamar, con más entusiasmo que la historia, “Es el palacio de un filósofo con los jardines de Epicuro-que es un refugio delicioso”.

Jardines de Adonis

Adonis es un personaje relacionado con el mundo vegetal desde la cuna: nació del tronco del mirto en que había sido convertida su madre por cometer incesto.

Este suceso tenía que dejar huella en el recién nacido, y Adonis se convirtió en uno de los jóvenes más atractivos de todo el Oriente Medio, tanto, que las mismas diosas se disputaban sus caricias.

Pero fue Afrodita, la diosa del amor, la que consiguió a Adonis como amante.

Sin embargo, el amor no es eterno: Ares, el dios de la guerra, estaba celoso por haber perdido a Afrodita y envió un furioso jabalí que destrozó la belleza y la vida de Adonis.

De cada gota de sangre derramada nació una anémona; de cada lágrima de Afrodita, una rosa.

Por ello, la rosa y la anémona simbolizan la fragilidad de la belleza ,de la belleza y el amor.

Pero el mito de Adonis no se acaba ahí.

Cuenta la leyenda  que Afrodita instituyó la fiesta de “los jardines de Adonis” en honor a su amante muerto. En primavera, las mujeres de muchas zonas del Mediterráneo oriental sembraban en cestas trigo, cebada, lechuga, hinojo y varias flores que cuidaban durante ocho días. Las plantas crecían rápidamente por el calor del sol, pero como carecían de raíces, se marchitaban con la misma rapidez.  Entonces, se recogían, y junto a pequeñas estatuas de Adonis, se arrojaban al mar.

Con este ritual se pretendía propiciar las cosechas.

grecia-el-palacio-de-cnosos-creta-cnosos-palacios-1
Grecia.-Palacio de Knosos .-Creta

Jardines helénicos

Harpalus , sucesor de Alejandro en Babilonia, plantó algunas plantas griegas en el palacio real y los paseos,  la Grecia continental, la madre de la democracia y tradiciones occidentales  y culturales, no era la madre de los jardines europeos: el jardín helenístico grande fue la del ptolemaico dinastía en Alejandría , un gran paraíso  amurallado  con paisaje que incluía la famosa Biblioteca , parte del Musaeum .

Los  autómatas y los órganos de agua aparecen en los jardines helenísticos, juguetes elaborados por los técnicos como Herón de Alejandría , que, no por casualidad, la maquinaria también la  ideó para el escenario.

A finales de la época clásica ,la forma del peristilo ,llegó a ser dominante en las  grandes casas particulares.

Este fue un patio pavimentado, que llegó a ser equipado con plantas en macetas , una idea persa y egipcia, rodeadas por una columnata cubierta. Fue usada para palacios y gimnasios.

La jardinería decorativa romana apareció por primera vez después de los encuentros con las tradiciones romanas de jardinería del Oriente helenizado.

grecia-el-palacio-de-cnosos-creta
Grecia.-Palacio de Knosos. Creta

ANTIGUA GRECIA

Los antiguos griegos se llenaron de asombro cuando contemplaron por primera vez los magníficos parques de los potentados orientales. Su propia civilización había producido nada comparable con los logros de estos sátrapas y reyes poderosos imperiales.

En la mejor época, cuando las otras artes en Grecia avanzaban rápidamente a su punto más alto de desarrollo, no oímos nada acerca el jardín en  la cultura griega . Tampoco, a través de la excavación, podemos esperar ninguna prueba satisfactoria de la más perecedera de todas las artes.

Por otra parte, los testigos que nos dan imágenes de jardines orientales y egipcias-de poetas, historiadores y pintores-no nos dicen nada.

Así pues, sólo escuchando los comentarios casuales en la literatura que podemos rastrear cualquier desarrollo de los jardines griegos, tan simple pero tan importante en sus resultados.

La razón de esta diferencia notable del arte griego de la mejor época es el diseño y el diseño de sus ciudades .

Era una especie de marco que encierra la vida entera, intelectual y política, de los griegos.

No se permitió ningún espacio, incluso en el momento de su máxima expansión, para el cultivo de jardines privados.

En todas las épocas cualquier desarrollo importante del arte se ha debido a la clase culta, que será políticamente poderosa y refinada artísticamente.  Pero la creciente democracia observaba con ojos celosos que ninguna superioridad mental debe elevar de familia a un hombre de alta posición.

Pero  a pesar de esto, el espíritu griego en sus resultados ha demostrado ser importante, sin embargo debemos buscar para el desarrollo jardín en un lugar muy diferente.

Grecia había conocido un momento en que las condiciones eran favorables para la horticultura suficiente, la gran época del arte cretense y micénica.

Cada año nuevas excavaciones han dado pruebas de la importancia increíble de la época, y han revelado edificios de poderosa fuerza y tamaño, junto con un estilo de vida refinado al tono mayor de lujo.

Palacios de todo tipo y tamaño han salido a la luz, pero las indicaciones de la jardinería son dudosas  y la licencia para poco más que conjeturas.

Los castillos en la parte continental de Grecia fueron la mayor parte fortalezas  y tenía tan poco espacio interior, debido a las casas densamente empaquetadas cerca del palacio, que no debe haber habido sitio  aún menos para los jardines que en los castillos de épocas posteriores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Grecia.-Basílica de San Tito.-Siglo IV.-Creta

En Creta, de la cual nuestro conocimiento actual revela toda la civilización desde sus comienzos hasta su máximo desarrollo, la situación era muy diferente.

Aquí reinaban familias reales en profunda paz, protegidas por el mar.

Aquí no había muros de la fortaleza para restringir severamente los terrenos del palacio.

Podemos ver su amor por el mundo de las plantas de la ornamentación de las embarcaciones que utilizaban, la pintura en sus vasijas, los frescos que decoraban las habitaciones: las flores y los árboles son retratados con una habilidad artística asombrosa.

Hábilmente elegir un sitio, protegido de los vientos en invierno áspero, abierto en verano a los aires frescos, en la ladera de la colina se construyó el ala de vivir en una, tres historias encima del otro, en el palacio de Knossos .

De abiertas salas de pilares y terrazas que miran al  hermoso verde aislado valle .

Pasos en el lado conducen a ella.

Por desgracia, las excavaciones no nos llevan más lejos, pero hay que pensar que las necesidades de un precioso jardín contiguo de placer, para satisfacer el gusto estético de un señor noble y rico estaban presentes.

Esta página en la historia del arte cretense, que sus monumentos año tras año, son imprescindibles de divulgar ,sin embargo para nosotros por desgracia siguen siendo un enigma..