Ficus macrophylla.-28 de Julio 2018

Ficus macrophylla, Iglesia de San Jacinto en Triana

. Este espacio era público, donde se reunían indigentes, la comunidad religiosa solicito su incorporación o se le facilito el cierre, ahora cargan con la propiedad del árbol.

Delicada operación de reducción de copa por podadores acreditados. -Veremos cómo lo resuelven.-

La caída de una rama precipito a la comunidad religiosa a una actuación sobre el Ficus para lo cual precisaba de una licencia de la Gerencia de Urbanismo según establecen las Normas de Ejecución del PGOU, esta precedida de un informe del Servicio de Parques y Jardines sobre la actuación que quería llevarse a cabo,.este debia ser el protocolo normal. tipo de poda a ejecutar, empresa acreditada que lo realizaría, seguro de responsabilidad etc.… No sé si la licencia había sido concedida.

Una vez conseguida la licencia solicitar a la Policía Local el día y la hora para poder llevar a cabo los trabajos.

Es una pena que un árbol centenario plantado en el 1913 carezca de protección como árbol singular o monumental en la ciudad. El Catálogo de Árboles Monumentales nunca se ha hecho y ha sido aprobado para que figure en el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana de la Ciudad) a falta de un Plan estratégico sobre el arbolado urbano.

Durante los trabajos de reducción de copa del árbol ocurrió el accidente de caer una rama sobre la cruz de mármol que desde 1775 está instalada frente a la Iglesia de San Jacinto en Triana. La cruz será reparada y los daños reparados.

Fotos del 30 de julio 201

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El árbol sin embargo ha sido debilitado para toda la vida, la estructura natural del mismo ha sido modificada. Las nuevas ramas, ya secundarias no tienen la misma resistencia que las estructurales, su inserción a las ramas principales es más frágil lo que a la larga producirá más caídas. Un ligero despunte de las partes más cargadas de vegetación hubiera sido suficiente para controlar el desarrollo del árbol.

La actuación actual ya la había realizado el Servicio de Parques y Jardines hace algunos años cuando el espacio no estaba vallado e incluso después.

Los grandes ejemplares de Ficus macrophylla existentes en la ciudad, los de la Plaza Cristo de Burgos, Paseo de Colón, Calle Palos de la Frontera. Parque de Los Príncipes, Jardines de Murillo, Parque de María Luisa, Parque de Amate etc.…necesitan una inspección continua de sus desarrollos, principalmente donde las caídas de ramas pueden ocasionar daños.

Al igual y de la misma familia los Ficus microcarpa. -Laureles de Indias de la Plaza de la Encarnacion, Plaza de San Leandro, Jardines de San Telmo, Glorieta de San Diego, Torneo, Parque Rectora Rosario Vallpuesta, Parque de Miraflores, Plaza San Francisco etc…

La época adecuada para intervenir en estos árboles de clima templado subtropical es primavera verano cuando las cicatrices de los cortes tienen menos peligro de la invasión de hongos.

Los arboles que no tengan problemas de espacio pueden no ser podados, con sanearlos de ramas secas y/ o enfermas es suficiente para que se conviertas en bellos ejemplares.

Otras especies de esta misma familia no son significativas en la ciudad.