Interesante artículo sobre los arboles adaptado a la ciudad de Sevilla

L’arbre en ville : le paysagiste concepteur face aux contraintes du projet urbain por Stéphane Le Gourrierec

Introducción. -El árbol

En la ciudad el árbol es un tema complejo de estudio porque son posibles múltiples enfoques: biológicos, estéticos, técnicos, ecológicos, sociales o incluso políticos.

Es un ejemplo perfecto de la naturaleza multidisciplinaria del paisaje.

Los beneficios y desventajas del árbol ahora se mencionan en libros o folletos que muestran su importancia en las ciudades. También se describen sus usos, como son sus formas, o colores. Los catálogos son cada vez más detallados, indicando su comportamiento en un entorno urbano y especificando, entre otras cosas, su resistencia, su comportamiento cerca de las redes, su tolerancia a determinados tamaños Si bien un proyecto de plantación aporta un valor estético inmediato a un proyecto, lo que garantiza un proyecto exitoso son, sobre todo, las elecciones. Plantar árboles en la ciudad no se trata solo de la técnica y la adaptación del árbol a su entorno. Como paisajista es necesario tener un enfoque global a la situación del árbol en la ciudad. Tal enfoque debe permitir posicionarse en relación con los ciudadanos y justificar las opciones de planificación.

Tenemos que analizar las operaciones practicadas alrededor del árbol y permitir una visión continua del árbol desde la concepción hasta su desarrollo futuro. Por lo tanto, es un planteamiento sobre todos los elementos que intervienen. Nuestra reflexión se centrará en “El árbol en la ciudad: el paisajista frente a las limitaciones del proyecto urbano”. ”

El árbol que evocaremos no es el árbol de nuestros bosques sino el de nuestras ciudades, a veces llamado árbol ornamental. Nos centraremos en el papel del diseñador paisajista (contratista principal) en proyectos urbanos. Primero nos acercaremos al árbol y su entorno, el conocimiento del árbol será la base de las elecciones técnicas que se realizarán. Veremos en particular que las condiciones del entorno urbano influyen en el desarrollo de la planta. El segundo capítulo será más operativo y mostrará los elementos a tener en cuenta en la elección del árbol y su implementación de acuerdo con las condiciones del sitio. Finalmente daremos un paso atrás para analizar el enfoque del proyecto y el papel de los diversos actores en relación con la vida del árbol. Esto implicará la representación del árbol en los proyectos y las formas originales de integrarlo en la planificación urbana. Una presentación de la investigación actual y reuniones alrededor del árbol proporcionará una base para la discusión del problema.

Capítulo I.

Los árboles en la ciudad: la planta a mediados obligado incluso antes de saber cómo utilizar en las instalaciones, el conocimiento del árbol es la base de las decisiones que deben tomarse en el diseño, implementación y gestión. . I El árbol, un ser vivo ¡

I.1.1 Definición del árbol

Los árboles son seres complejos que tienen una gran variedad, por lo que es difícil dar una definición completa. Ningún consenso parece existir en la actualidad. Sin embargo, varias definiciones están de acuerdo en los siguientes elementos: la producción de lignina de la planta (planta leñosa) hasta al menos siete metros de altura (desarrollo de la planta), la formación de un tronco y las ramas (crecimiento secundario). Sin embargo, tal definición puede parecer incompleta, especialmente en términos de altura.  Pero también es una planta con una larga vida. Sus condiciones le permiten llegar a varias décadas o incluso siglos. Sin duda es el elemento más sostenible de un proyecto siempre que esté bien dirigido. Como ser vivo, el árbol tiene necesidades vitales. Su vigor depende de un equilibrio entre la parte aérea y la parte subterránea. Este importante equilibrio se desestabiliza en la ciudad, porque la parte subterránea es a menudo el factor que limita el desarrollo. Las raíces, sin embargo, juegan un papel indispensable. De hecho, las raíces y las hojas están en la base del desarrollo de la savia cruda y la savia elaborada. Estos flujos de savia vital en tejido conductivo en la periferia de troncos, ramas y raíces: SAP crudo en la savia de la xilema y desarrollados en el floema. Se recuerda que hay dos tipos principales de árboles de hoja caduca – o angiospermas que pierden sus hojas en invierno (también conocido como “caducos”) – coníferas o gimnospermas cuyas hojas son persistentes (también conocido como “persistentes”). El ginkgo y el ciprés calvo son excepciones porque pierden sus hojas en invierno.

I.1.2 Etapas de desarrollo y crecimiento

El conocimiento de las etapas del desarrollo del árbol es esencial para anticipar la evolución de un proyecto de plantación. Después del nacimiento a partir de la reproducción de la semilla o la propagación vegetativa, hay cuatro etapas de crecimiento en el árbol: – la etapa juvenil donde el crecimiento es fuerte, la planta tiene una gran adaptabilidad – la etapa adulta donde el árbol crece especialmente en volumen (tronco, corona y sistema radicular) – la fase de madurez donde el árbol alcanza su altura “máxima”, el crecimiento ralentizado – la fase de senescencia que corresponde al envejecimiento y luego a la muerte del árbol, caracterizada por un descenso de la copa. En la siembra, la mayoría de las plantas utilizadas se encuentran en la etapa juvenil. Los de mayor edad son sujetos excepcionales que son trasplantados.

Entendemos que en la ciudad algunos árboles no alcanzan su altura natural. Otra medida a tomar es la de las estaciones y los ciclos vegetativos. Además de la apariencia del árbol, debe recordarse que los flujos dentro de los tejidos del árbol variarán. La sudoración es una de las fuerzas impulsoras de la savia cruda desde las raíces hasta las hojas. La fotosíntesis permite el desarrollo de savia elaborada que circula en todas las partes vivas del árbol. Las plantas generalmente experimentan dos o tres fases de crecimiento relativamente grandes durante el año. Dependiendo de la especie, el crecimiento puede ser rítmico o continuo y depende de factores climáticos como la temperatura y el fotoperiodo. En invierno, las plantas observan un período de descanso vegetativo (estado latente). Los tejidos como los meristemas ya no se desarrollan, la vida del árbol se ralentiza. En la primavera, el flujo de la savia se reanuda activamente y se crean nuevas ramas y hojas (estallido de brotes). En verano las temperaturas son más cálidas y las condiciones son menos favorables para el crecimiento, el árbol busca limitar sus pérdidas de agua.

I.1.3 Las raíces tienen un papel vital

Las raíces tienen tres funciones principales: el suministro de agua y minerales, el anclaje en el suelo y el almacenamiento de las reservas. La mayoría de las especies tienen raíces pivotantes o de tracción, pero la arquitectura de la raíz es única para cada especie Las raíces leñosas más grandes proporcionan anclaje, mientras que las raíces no leñosas más finas forman un árbol peludo que alimenta al árbol. el 95% de las raíces se encuentran en 1,30 m de suelo. La mayoría de los trabajos también muestran sistemas de raíces poco profundas en términos de volumen aéreo, pero cuya extensión puede exceder el ancho de la corona. En condiciones óptimas, la superficie explorada por las raíces excede a la de la corona, Pero esta cuestión del volumen raíz sigue siendo un aspecto desconocido del árbol porque las mediciones son difíciles de llevar a cabo, por lo tanto, es necesario tomar esta información con precaución. Además, la distribución de las raíces alrededor del árbol no es uniforme, particularmente debido a los vientos predominantes. En las áreas urbanas, el estado de las raíces depende del suelo en el que evolucionan. Cada especie tiene su propia sensibilidad a las propiedades del suelo y sus variaciones. Los principales límites para el desarrollo de las raíces en la ciudad están relacionados con la separación del suelo, la sección de raíces (obras viales y redes), la impermeabilización del suelo y la provisión de suelo en el fondo del árbol.

El árbol de la ciudad: el diseñador de jardines frente a las limitaciones del proyecto urbano 5 micorriza es una forma de simbiosis entre las raíces de una planta y el micelio de un hongo. El hongo proporciona una mayor superficie de raíz al árbol, mejorando su nutrición, mientras que el árbol proporciona nutrientes al hongo. Algunos viveros ahora ofrecen “árboles micronizados”, pero esta práctica se refiere principalmente a árboles forestales y frutales (huertos, cultivos de trufas). Esto se llama “micorrización controlada” [

. I.2. El entorno urbano

El entorno urbano se opone al llamado entorno “natural”. Se puede definir como el conjunto de factores químicos, físicos, biológicos y antropogénicos que interactúan en el territorio de la ciudad

Este ambiente se caracteriza por suelos impermeables, aire más caliente y contaminado (contaminantes atmosféricos, gas), una menor higrometría. La sombra se puede reducir en muchas áreas debido a la presencia de edificios relativamente altos. El efecto del viento se puede acentuar en ciertos corredores o por efecto de remolino. Por lo tanto, podemos hablar de un clima urbano real, y a veces un microclima urbano Para el árbol, estas características son todos factores que pueden limitar su desarrollo, particularmente debido a las dificultades de suministro en el suelo. Pero su adaptabilidad le permite sobrevivir e incluso mejorar el clima urbano.

.2.1 El suelo para respirar, beber absorber y nutrirse El suelo es el soporte de las plantaciones. Desempeña el papel de suministrar elementos de aire, agua y minerales necesarios para el buen desarrollo de los árboles. Sus propiedades dependen de sus componentes y sus interacciones. La mayoría de los suelos urbanos han sido modificados por humanos y muestran gran heterogeneidad. También son la causa de la mayoría de los problemas encontrados por el árbol en la ciudad. Sequía, asentamiento, compactación, anegamiento, deficiencias minerales, impermeabilización son todos problemas con los que se enfrentan las plantaciones. Algunos suelos pueden estar contaminados por herbicidas, metales pesados, gases o aceites. Además, la impermeabilización del entorno urbano provoca una alteración de la recarga de agua de los suelos de las plantaciones, provocando ya sea una sequía o un anegamiento (asfixia). Las perturbaciones también son orgánicas o minerales, porque hay menos regeneración de humus, menos micorrizas y deficiencias o excesos de ciertos elementos. Por lo tanto, es importante anticipar estos problemas desde la etapa de diseño, recomendando terrenos y volúmenes adecuados.

Entradas y riesgos relacionados con el árbol en la ciudad contribuciones riesgos e implicaciones situación social de personas que se reúnen Lesiones en el lugar (caída de rama, espinas …) Los alérgenos del polen, presencia de parásitos (por ejemplo, las orugas) en base, toxicidad (contacto con la piel, ingestión) valor patrimonial / propiedades de valor impacto en la salud si la falta de árboles uso de la propiedad de madera para el árbol que cae función ecológica o la rama de bienes, contribución cortavientos, clima, tierra y aire de aire más frío de purificación de aire más alta humedad del aire Intercambios gaseosos (CO2, O2) S Estabilización del suelo

No faltan los beneficios de los árboles en las áreas urbanas. Al comparar estas contribuciones con los riesgos de seguridad, entendemos por qué son una parte esencial del paisaje urbano. Aspectos pueden destacarse en proyectos para la conservación o renovación de plantaciones.

 I.3. ¡El árbol urbano tiene una historia!

Ningún proyecto de paisaje se realiza sin tener en cuenta el historial del lugar. De la misma manera, ningún proyecto de plantación debe hacerse sin tener en cuenta su historia. De hecho, el árbol está asociado con muchas prácticas que todavía se observan hoy en día, especialmente en la gestión de su alineamiento, en forma de cortinas …

I.3.1 Antigüedad y la Edad Media: El árbol símbolo el árbol de utilidades Abordar la historia del árbol en la ciudad nos lleva a hablar sobre la historia de los jardines y el paisaje. Uno puede mencionar primero el fuerte carácter simbólico que el árbol siempre ha ocupado: el Jardín del Edén, los Jardines de Babilonia, la “conexión tierra-cielo”, la longevidad. Las plantaciones anteriormente más pequeñas ocupaban lugares especiales como plazas, monasterios o patios (La mayoría de los sujetos crecieron en aislamiento o en grupos pequeños, por lo que su desarrollo fue más importante. En la Edad Media, alrededor de los árboles se tenían las festividades lugares y también en sus ramas se condenó a algunos. Su utilidad gradualmente los acercó a los lugares de vida: el árbol frutal para la comida, los grandes sujetos para la leña, la carpintería o el armamento

. I.3.2 El siglo XVIII y el “nacimiento del árbol urbano”

La literatura concuerda en que el árbol se vuelve verdaderamente urbano durante los siglos XVII y XVIII. Bajo la influencia de los Medici en Italia, los senderos y las alineaciones a lo largo de las carreteras se están desarrollando. El árbol se convierte en un elemento estructurante para crear largas perspectivas, destacando los caminos de las grandes haciendas, las reservas de caza, los castillos, avenidas, etc. La alineación sigue siendo un fuerte símbolo del establecimiento de plantas en áreas urbanas. André Le Nôtre lo usará en sus jardines a la francesa en Versalles y sus alrededores París: “Es en el campo de los Campos Elíseos se representaron y se plantaron árboles por Le Nôtre, de ahí la excepcional belleza de la famosa avenida.

I.3.3 En el siglo XIX, el árbol se convierte en una “herramienta” del urbanista.

En el siglo XIX, los árboles formaban parte integral de los proyectos Haussmann y Alphand en Paris. La precisión traída al proyecto desde su concepción se confirma hoy gracias a las plantaciones de calidad realizadas en ese momento (avenidas, bulevares). Así, París estaba dotada de árboles con múltiples formas en sus plazas, parques y paseos … El plátano, el olmo y el tilo eran las especies privilegiadas. Con árboles de arce, castaños, acacias negras y chopos de Italia, constituyen el tejido vegetal principal del paisaje urbano. Hoy las cosas más bellas que conocemos datan de plantaciones en los siglos XVIII y XIX, especialmente en parques privados. El árbol siempre ha sido un portador de símbolos, evocando la relación entre la tierra y el cielo. Evoluciona junto con las mentalidades a lo largo de la historia. En los Campos Elíseos, la alineación del árbol subraya la perspectiva de la avenida dibujada en el pasado y, por lo tanto, es un símbolo de grandeza. Los plátanos se han utilizado ampliamente a lo largo de la historia en avenidas y plazas.

I.3.4 Fin del siglo XX: de la indiferencia a la reconquista del árbol en la ciudad Después de la década de 1950 y después de las dos grandes guerras, el patrimonio arbóreo de las ciudades comenzó a ser maltratado, dejando espacio para la construcción y el desarrollo caminos  En los años 80, después de las intervenciones mal razonadas que ocurren en muchas ciudades, comienza a surgir una conciencia que reúne a los actores alrededor del árbol, que se convierte en un bien para preservar y exhibir.

Hoy en día los profesionales se benefician de un conocimiento más específico sobre el árbol, y especialmente una mejor diseminación de la información. Esto da como resultado nuevos métodos de gestión: plan de gestión para espacios verdes, gestión diferenciada (“razonada”), cartas de árbol, o más ampliamente en las cartas de paisaje. Finalmente, las medidas de catalogación y protección del sitio apuntan a proteger este patrimonio vegetal

I.4. ¿Disciplinas específicas del árbol en la ciudad?

En las condiciones específicas de la ciudad el árbol ha sido conducido al desarrollo de “nuevas” disciplinas: la silvicultura urbana, la arboricultura urbana, planificación de las plantaciones … Es difícil decir cómo estas áreas superpuestas de estudio, que cubren todas las aplicaciones gestión del patrimonio de las ciudades. Caroline Mollie con su libro Des arbres dans la ville : L’urbanisme végétal ha contribuido fuertemente al desarrollo de la condición del árbol urbano. Ha permitido dar a conocer el término de la planificación de la planta, que se refiere a la relación entre la ciudad y la planta, cómo la planta se inscribe en el tejido urbano, y cómo hacer frente a zonas verdes. La silvicultura urbana se refiere a una disciplina forestal separada. Este término apareció en América del Norte en los años 60 sigue siendo poco utilizado en el idioma francés (a diferencia de “silvicultura urbana” en inglés). Miller lo define como tal (1988): “el enfoque integrado y urbano para plantar, mantener y administrar árboles urbanos para proporcionar a los habitantes urbanos múltiples beneficios ecológicos y sociales. También puede incluir el manejo forestal en las afueras de las ciudades. Por lo tanto, esta disciplina está interesada en el árbol en sí mismo en su entorno y sus contribuciones a la ciudad y sus habitantes (entorno de vida). El enfoque no es único, pero incluye consideraciones ecológicas, sociales, económicas y geográficas.

Los árboles de una ciudad se consideran como un todo. El cultivo de árboles urbanos se refiere principalmente al cultivo y mantenimiento de árboles y no a sus usos industriales o comerciales. Además, muchos inventarios del patrimonio de las ciudades están hechos para facilitar la gestión. Para un paisajista, el conocimiento de este inventario puede facilitar las opciones de plantación. Sin embargo, no discutimos esto en detalle aquí, el inventario que resulta sobre todo un enfoque limpio para el Administrador, tales como los espacios verdes. Estos inventarios a menudo conducen a planes de manejo o se integran en cartas de árbol.

. I.5. El árbol y la legislación:

La influencia del marco legal en los proyectos Ya sea en el dominio público o privado, las leyes y regulaciones permiten enmarcar las intervenciones en la planta. En diferentes escalas, el Código Civil, el Código Ambiental o el plan General de Ordenación Urbana influyen en la gestión del árbol en la ciudad. El Código Civil también establece sanciones en ciertos casos de daños a la vida de los árboles. Sin embargo, las regulaciones y prácticas locales pueden ser implementadas por los ayuntamientos, el departamento de planificación urbana, las regulaciones de Comunidades … convirtiéndose en la regla a seguir.

Paseo de San Juan.-Barcelona

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I.5.1 El árbol y la planificación urbana

Debe tenerse en cuenta que el estado del árbol en la ciudad no existe como tal en el Código de urbanismo, pero las disposiciones relativas al árbol pueden aparecer en el PGOU Los PGOU distinguen, entre otras cosas, el uso de la tierra de los municipios con áreas urbanizadas, urbanizaciones, agrícolas, naturales, etc. Como tales, pueden identificar áreas boscosas y zonas de protección que pueden limitar o prohibir la tala de árboles, o incluso forzar la plantación].

El árbol en la ciudad: el paisajista frente a las limitaciones del proyecto urbano

Como parte del paisaje, el árbol entra en juego en el desarrollo de muchas áreas de protección. Estas áreas están sujetas a una solicitud de autorización para cualquier corte o tala. Estas son las principales medidas de protección que pueden afectar a los árboles: – Monumento histórico: la clasificación de un monumento ayuda a protegerlo y proteger su entorno. Por lo tanto, los árboles de la zona en cuestión pueden beneficiarse de la protección. – Espacios protegidos pueden referirse a bosques, parques, alineaciones, árboles aislados o setos para su conservación, protección o creación. –

Área Natural Sensible – Ley costera: bajo la protección de los paisajes, la ley litoral también protege la forestación presente en este perímetro (cualquier intervención debe estar justificada). –

Sitio registrado y sitio clasificado: el registro implica una declaración del trabajo a realizar, mientras que la clasificación implica una solicitud de autorización previa.

– Área de protección del patrimonio arquitectónico, urbano y paisajístico.

Los límites de aglomeración deben respetarse entre plantaciones y fachadas.

Para esto podemos referirnos a la regulación en aplicación en la ciudad, pero lo mejor es considerar las dimensiones del árbol en la edad adulta,

Se debe respetar una distancia mínima de 3 metros con los edificios y, en general, 1,50 metros con los límites del pavimento.

Las primeras ramas también deben estar a una altura mínima para facilitar el paso de vehículos altos como autobuses y camiones. Existen otras reglas cerca y a lo largo de cursos de agua, ferrocarriles y redes

I.5.2 El árbol y el patrimonio privado

El Código Civil regula las relaciones entre las personas y se refiere a las disposiciones generales relativas a las plantaciones. La regla general es que las plantaciones de más de 2 metros deben plantarse a 2 metros de la línea divisoria. A lo largo de una pared, no hay una distancia fija, siempre que el árbol no exceda la cresta de la pared. El mantenimiento de las plantaciones es siempre responsabilidad del propietario. Además, la receta de treinta años protege un árbol que excede una altura o distancia legal si la ofensa tiene más de 30 años (evidencia de respaldo). Carta de paisaje y cartas de árbol. Los Parques Naturales Regionales a menudo establecen cartas de paisaje para dar coherencia a las acciones de planificación espacial. Pueden afectar los PGOU y las construcciones individuales. Sobre todo, es una herramienta de apoyo a la decisión que, sin embargo, debe ser tenida en cuenta por todos los actores del territorio. Contiene pautas para la protección, la mejora y el desarrollo. Sin embargo, no tiene valor reglamentario, pero los documentos de planificación urbana deben ser compatibles con las directrices y medidas de la carta. En los últimos años, varias ciudades han puesto en marcha Cartas del árbol o Planes Estratégicos del árbol a corto y largo plazo.

De hecho, estas ciudades han tomado conciencia de la importancia del árbol en su patrimonio vegetal, así como la importancia de una gestión adecuada. Hay direcciones de la ciudad en la “política” del árbol. Así encontramos temas de preservación, diversidad, comunicación, intercambios e innovaciones. Desde el 2º Congreso Europeo de Arboricultura en Versalles en 1995, incluso varios países han redactado una “Carta Europea del Árbol de Acreditación”.

I.5.4 Trabajo de plantación

El paisajista debe llevar a cabo el trabajo de plantación de acuerdo con las reglas de la técnica. Recordemos que es la referencia del NTJP. -Normas técnicas de Jardinería y Paisajismo es un documento que sin ser oficial que se aplica a muchas de las obras públicas y que define las reglas del arte que debe respetar el propietario, el maestro de trabajo y negocios. La Norma Granada redactada por la Asociacion Española de Parques y Jardines públicos. -PARJAP a probada por muchos municipios valora los daños a las plantaciones que puede dar lugar a una indemnización

. Donde el trabajo es cerca de árboles, se requiere protección. Los protectores, a menudo envueltos alrededor del tronco, están destinados a proteger los impactos, pero pueden ser insuficientes. Las placas pueden completar este dispositivo. La otra solución es instalar barreras alrededor del árbol, asegurando así un perímetro suficiente alrededor del tronco.

. La garantía de recuperación de la planta no es legal sino contractual. Durante el período de garantía, el trabajo de mantenimiento es responsabilidad del contratista: riego, tamaño, supervisión, desherbar … Este es el trabajo de la comodidad. Con respecto al final de las obras, se realiza una primera observación durante la finalización de las plantaciones, pero la recepción de las obras se manifiesta en el momento del informe de recuperación de las plantas. Para la contratación pública, el proyecto sigue muchos pasos. Esto nos lleva al segundo capítulo de este estudio, que trata sobre el diseño real y reafirma las diferentes fases relacionadas con la vida del árbol y el proyecto de plantación.

Trabajos de plantación

Conclusión I: el paisajista debe tener en cuenta las peculiaridades del árbol urbano. – Si los árboles tienen muchos elementos comunes, cada uno de ellos tiene sus propias características y requisitos en relación con su entorno. Sus mecanismos biológicos y fisiológicos son la base de su comprensión. – La situación del árbol ha evolucionado a lo largo de la historia. Esto se ve en sus usos y prácticas asociadas. Ahora se reconocen muchos beneficios y existe un marco legal para guiar las prácticas. – En la ciudad, el árbol está sujeto a condiciones especiales. Este entorno requiere servicios específicos para acomodarlo.

Capítulo II. Bienvenido al árbol de la ciudad

El diseñador de paisaje no interviene directamente (físicamente) en el árbol. Sin embargo, es la base del proyecto de plantación: elección de especie, elección de las distancias de plantación, elección del revestimiento, elección de los elementos de protección … A través del plan de plantación, las recomendaciones de las NTJP y mantenimiento, debería permitir a las empresas y al futuro gestor tener una visión clara de las operaciones que se llevarán a cabo, Por lo tanto, no vamos a entrar en detalles sobre el proceso de construcción, sino más bien sobre los elementos que tienen un impacto en el diseño de los espacios, especialmente el espacio plantable que representa todos los espacios aéreos y subterráneos reservados para la plantación.

El árbol de la ciudad comienza su vida en un vivero donde se forma durante varios años. Cuando llega a la ciudad, la preparación de su nuevo espacio vital debe permitir su recuperación y su buen desarrollo.

II.1. El diseño de un plan de plantación

Un proyecto de desarrollo resulta de muchos factores específicos para cada operación: arquitecto, urbanista, vial y de red, diseñador de iluminación, paisajista. Las elecciones realizadas en cada nivel tendrán un impacto en el diseño del proyecto y, por lo tanto, en el espacio disponible para las plantas. El gerente / diseñador del proyecto es el primer interesado en el proyecto de plantación (excepto el vivero). Hemos visto las muchas limitaciones biológicas, físicas, climáticas y legales que constituyen la elección de las especies. Pero estos aspectos no siempre son límites para el proyecto. De hecho, un proyecto a veces se nutre de las limitaciones del sitio: una zona de inundación que se convierte en un espacio cambiante, una pendiente que le permite admirar el tejido vegetal (jardines de plantas), un terreno seco que permite plantas adaptadas para expresarse (jardines de roca, jardín seco) … Por lo tanto, los criterios de elección del árbol se hacen inicialmente de acuerdo con las condiciones del sitio del proyecto. Un inventario y un diagnóstico de plantaciones existentes pueden definir estas condiciones, pero se deben considerar muchos otros criterios.

La elección de una especie determinada depende de sus características específicas, el entorno en el que se implantará y las limitaciones del proyecto.

El diseño generalmente resulta de varias etapas:

1ºEstado del arte: descripción y ubicación de los diferentes componentes del sitio y las plantaciones

2º. Diagnóstico de plantaciones existentes: muestra el estado de salud de los árboles (sanos o senescentes) y el impacto del proyecto (trincheras, podas). El inventario y el diagnóstico permiten así decidir si preservar o suprimir los árboles presentes, o plantar nuevas especies.

3º. Desarrollo del proyecto (diseño real). Así pues, el diseñador del paisaje debe incluir: – especies seleccionadas, así como el número y densidad – su ubicación en el sitio – las características de las áreas de plantación (hoyos, tierras, redes) – las protecciones requeridas – el proceso y los costos generales trabajo de plantación – la anticipación del mantenimiento.

 II.1.1 Integración de los riesgos fitosanitarios en el diseño del paisaje

“Tener en cuenta los riesgos fitosanitarios desde la etapa de diseño reduce el uso de insumos, protege mejor las plantas y el medio ambiente, y preserva la salud pública. Esta anticipación es esencial para el desarrollo sostenible de espacios verdes. . De hecho, las restricciones urbanas dificultan la aplicación de tratamientos fitosanitarios, que son más nocivos para los seres humanos y el medio ambiente. Los errores de diseño pueden llevar a la muerte del árbol: plantas inadecuadas para la naturaleza del suelo, plantar en suelos de mala calidad, exposición inadecuada, volumen aéreo o subterráneo demasiado pequeño, plantar sujetos grandes.

Las consideraciones ecológicas también deben tenerse en cuenta. La autoecología es una ciencia que se centra en las demandas de la especie sobre los factores bióticos y abióticos del medio ambiente. Los estudios auto ecológicos siguen siendo muy poco utilizados, pero reducirían los riesgos en ciertas situaciones. Por ejemplo, algunas asociaciones pueden ser riesgos, donde una planta alberga plagas o plagas de otra planta Finalmente, ejemplos como la mancha del chancro y grafiosis del olmo o el picudo de las palmeras conducen a la vigilancia: por un lado, para conocer las especies susceptibles a ciertas enfermedades y, por otro, para evitar las plantaciones monoespecíficas al favorecer la diversidad.

II.1.2 Diversidad, “una cuestión estética, ecológica y cultural”

En términos de composición, la diversidad de especies ofrece una amplia variedad para determinar los estados de ánimo dentro de la ciudad. Pero esta diversidad no debe imponer la concepción de plantaciones variadas en cada espacio. De hecho, los conjuntos homogéneos permiten priorizar los espacios urbanos: definición de un barrio, encuadre de vistas, continuidad verde, apoyo vial. La diversidad también se puede expresar en diferentes tipologías: árbol aislado, alineación, grupo de árboles o franja boscosa.

El árbol aislado podrá expresarse más libremente y tendrá un carácter más llamativo en un desarrollo. La alineación es probablemente la forma más clásica del árbol en la ciudad, como lo demuestran los grandes bulevares acompañados de plátanos, jacarandás o almeces. Finalmente, los grupos traen un carácter más “natural” y se utilizan para espacios más espaciosos. Como se señaló anteriormente, la diversidad juega un papel importante en la ecología (biodiversidad). El plátano fue ampliamente utilizado en el siglo XIX en las ciudades de Francia, especialmente en la mitad sur, antes lo había sido de Londres. De hecho, tenía todas las características de la adaptación del árbol en el entorno urbano: crecimiento rápido, plasticidad ecológica y arquitectónica, fácil multiplicación.

Pero la aparición de ciertas enfermedades el oídium. -Microsphaera platani o la Corytuca o la antracnosis, o las lesiones producidas, básicamente, por la termita Kalotermes flavicollis, o como el chancro de color no aparecido en la ciudad pero que ha tenido un efecto desastroso en estas plantaciones. La enfermedad es por el momento incurable y se propaga fácilmente por agua o herramientas de mantenimiento. Las órdenes ahora requieren la supresión total de los arboles infestados. Esta enfermedad ha hecho conscientes a los desarrolladores y gerentes de la diversidad. La selección de variedades resistente, Platanus Platanor® ‘Vallis Clausa’, una la esperanza de ver el plátano reaparecer gradualmente en algunas ciudades.

Los olmos ya desaparecieron con la grafiosis y los pocos que quedan se ven atacados por la galeruca. Que actúa defoliándolos y debilitándolos. Pero esto de ninguna manera representa la solución única al privilegio. En otra medida, la variación de la especie evita la concentración de especies alergénicas en el mismo lugar. Estas especies son a menudo autóctonas y están presentes en un número bastante grande en el entorno local. El polen muy ligero puede ser transportado por el viento durante varios km. En conclusión, la diversidad aparece como una “respuesta efectiva, económica y sostenible a los problemas de patología de las plantas”. Sin embargo, no debería convertirse en un pretexto para un introducir un gran número de plantaciones exóticas u hortícolas. Las especies locales si las hay son preferidas en muchas plantaciones. También puede ser una forma de anticipar el cambio climático.

II.1.3 ¿Qué distancias en las plantaciones?

La distancia de plantación depende de los obstáculos físicos que puedan encontrar los árboles en su espacio aéreo: red aérea, edificio, otro árbol … La distancia debe por lo tanto tener en cuenta la altura y el ancho del árbol en la madurez No existe una regla estricta al respecto, pero debe tenerse en cuenta que una buena distancia de plantación debe permitir que el árbol se extienda lo suficiente en altura y ancho. Estas dimensiones se indican con mayor frecuencia en los catálogos de viveros. Sin embargo, pueden ocurrir distancias más cercanas en el caso de determinadas plantaciones (cortinas) u obtener diferentes efectos (forestación, setos). En este caso, la entrevista es más importante.

II.2. El vivero

Además de las características específicas del árbol discutidas anteriormente, la elección del diseñador es la categoría de vivero. Esta elección tendrá un impacto en el costo del proyecto y en la fase de plantación: preparación del suelo, herramientas, tamaños, monitoreo y desarrollo en los primeros años.

Las características de las plántulas producidas en el vivero están definidas por estándares (AFNOR, ENA, ISO, NTJP.).

II.2.1 Categorías de plántulas

Las siguientes son las categorías de plántulas encontradas convencionalmente en viveros (- Planta joven: planta al comienzo de su desarrollo (máximo de 3 años), resultado de la multiplicación sexual o asexual. Por lo tanto, es pequeño

. La planta joven se usa poco en el paisaje urbano, sino en la reforestación. –

Cépée -MULTICAULE: conjunto de tallos a partir de la misma cepa (generalmente de 3 a 5 tallos). Un grupo se forma cortando una planta joven en la base y seleccionando los brotes de este corte. Un grupo falso se compone de varias plantas. La espada es interesante para su puerto particular. Sin embargo, se debe tener cuidado de tener suficiente ancho de siembra.

– Baliveau: esbozo de árbol madre producido a partir de una planta joven. La cuneta se cultiva a distancias suficientes para permitir el desarrollo equilibrado de los sistemas aéreos y subterráneos y se ha sometido a dos trasplantes. El tallo es único, con flechas y tiene ramas laterales.

– TRONCO: árbol joven con un tronco podado y coronado por un conjunto de ramas. La circunferencia medida a 1 m del suelo es igual o mayor a 6 cm. Los tallos son flechas, coronados o formados para ser conducidos en una forma arquitectónica.

Figura 11: Principales categorías de plántulas en viveros (Le Gourriérec 2012, después de Bonardot 2004). El tallo sin duda presenta las características más buscadas para los árboles de la ciudad. Pero las otras formas permiten no estandarizar los árboles encontrados en un entorno urbano.

El vástago tiene la ventaja de estar ya formado con una corona relativamente alta Esto tiene su interés en alineaciones, bordes de caminos, espacios circulados … También tiene un aspecto estético más llamativo, incluso si su costo sigue siendo mayor. Las tablas se usarán más para grupos de árboles

 

. II.2.2 Embalaje

La categoría tiene un impacto en la forma de la planta futura en la ciudad. El acondicionamiento tiene un impacto en el período de siembra y el transporte. Esto juega un papel importante en la recepción y finalización del trabajo. Encontramos principalmente: –

  • Las raíces desnudas: estas plantas se entregan no envueltas con sustrato terroso. Se usan para plantas de semillero, maderas duras de fácil recolección y tallos de menos de 16/18. Sus ventajas son su bajo costo y su facilidad de transporte e implementación. Sin embargo, se deben seguir las reglas relacionadas con el arranque, almacenamiento, instalación y plantación
  • Los cepellones: el sustrato se mantiene después de rasgarlo con un paquete (tela, tela). Los cepellones se utilizan para los persistentes, el trasplante de grandes sujetos y para el trasplante de especies con recuperación delicada. Tanto de persistentes como de caducos.
  • Contenedores: esta técnica normalmente garantiza una alta tasa de recuperación de la planta, además de las instalaciones de transporte y plantación. Sin embargo, presenta el riesgo de aparición de espiralización en las plantas. El seguimiento durante el primer año debe estar bien hecho, especialmente en el riego.
  • Contenedores biodegradables: tienen la ventaja de ser fáciles de implementar y proteger el medio ambiente. Sin embargo, siguen siendo poco utilizados.

En la planificación urbana, los terrones son a menudo preferidos porque corresponden mejor a las expectativas de recuperación de las plantas. Al conocer todos estos elementos y sus impactos en el proyecto, puede realizarse la selección de la planta en el vivero Esta selección es hecha por el gestor del proyecto y la contrata de las plantaciones. El supervisor valida la elección de las plántulas en el vivero y también puede rechazar las plantas en malas condiciones sanitarias durante la recepción en el lugar de la plantación.

1 los tamaños de árboles más utilizados en el paisaje son 20/25 y 15/20 (cm) para las circunferencias del tronco, y 200/250 y 250/300 (cm) para las alturas del tallo.

 2 las indicaciones “16/18” y “20/25” corresponden al perímetro de circunferencia del tronco en cm, medida a 1 m del suelo. Las indicaciones más importantes corresponden a la altura de las plantas en cm e incluso el tipo de cultivo.

II.3. La plantación de árboles satisface sus necesidades fisiológicas

La plantación debe ser la consecuencia lógica de la vida de los árboles en el vivero. Esta operación generalmente es responsabilidad de una empresa especializada que debe respetar las reglas del arte. Estas reglas deberán están escritas por el gerente del proyecto y el cliente

. II.3.1 Conciliación del trabajo y el tiempo de plantación

Como vimos en el Capítulo I, la actividad del árbol varía estacionalmente. El condicionamiento de las plantas y las estaciones afectan el período de plantación. ¿Qué períodos elegir en la organización del trabajo? Según la NTJP sobre paisajismo, la plantación de plantas leñosas con matas o raíces desnudas se lleva a cabo normalmente entre el 15 de noviembre y el 15 de marzo. Este período coincide a menudo con el período de descanso vegetativo o vida más lenta. Las plantaciones nunca deben realizarse durante períodos de heladas o lluvias fuertes (suelo húmedo).

Las coníferas se siembran preferiblemente a principios del otoño En teoría, las plántulas de los contenedores pueden plantarse durante todo el año, siempre que se proporcione riego adicional, pero el verano sigue siendo inadecuado para la plantación. Las plántulas se pueden plantar desde principios de octubre hasta finales de abril. Finalmente, las raíces desnudas se siembran durante un período más restringido desde mediados de noviembre hasta mediados de marzo.

 

Se espera que la mayoría de la plantación de árboles sea desde fines del otoño hasta principios de la primavera. Cabe señalar que algunas recepciones del sitio no pueden coincidir con los períodos de plantación. Como las plantaciones se producen con mayor frecuencia después de las carreteras y la mampostería, es aconsejable prever esta peculiaridad, de lo contrario el buen desarrollo de las plantas se verá comprometido (consulta entre el propietario, el contratista y las empresas). En la práctica, es importante tener en cuenta las condiciones climáticas de cada sitio. Las especies subtropicales que temen las heladas es preferible plantarlas después de que estas puedan aparecer, aunque estos últimos años los fríos han sido inapreciables, nos referimos a temperaturas menos 4 o 5º C bajo cero

I.3.2 Diseño de hoyos de plantación

El hoyo de plantación es el espacio subterráneo desarrollado que permite el anclaje y la alimentación de agua y minerales de los árboles. Con mayor frecuencia, debe prepararse con des compactación de las paredes y el fondo de la forma para permitir una buena colonización de la raíz. En suelos impermeables, generalmente se proporciona una capa de drenaje en el fondo del hoyo durante unos veinte centímetros. El volumen del hoyo de plantación varía según el suelo existente y del desarrollo del árbol que se plantará. En el caso de un buen suelo, el hoyo puede reducirse a unos pocos metros cúbicos. Pero en un suelo pobre, el volumen de sustrato aportado tendrá que ser más importante, es decir, 10-15 m3 (cantidades que se usan en Francia de promedio) en España somos menos generosos con dos a cuatro metros3 salvamos la situación y en la mayoría de las plantaciones mucho menos de 1m3. La profundidad varía entre 1m y 1.50m, de acuerdo con el desarrollo de las raíces.

Deben buscarse zanjas continuas en lugar de hoyos únicos, ya que ofrecen una mejor extensión de raíz. Además, la forma del hoyo también debe adaptarse a la situación.

El volumen del pozo depende del suelo existente que acomodará las plantaciones.

En algunas situaciones más complejas, el refuerzo se puede colocar en las celdas para acomodar el sustrato y las plantaciones. Esto mantendrá una buena estructura de la acera al tiempo que garantiza que los árboles tengan suficiente espacio subterráneo.

Los suelos urbanos tienen características físicas, químicas y biológicas que a menudo no son aptas para la plantación de árboles. Por lo tanto, es necesario construir suelos fértiles como parte del paisajismo, mediante aportaciones externas. En algunas ciudades utilizan un sustrato estándar para todas las plantaciones que se realizan en la ciudad o especial para cada especie plantada.

II.3.3 Mezclas de plantación

Sólo un análisis de suelo permite conocer las características del suelo en su lugar. Este análisis debe ser realizado por un laboratorio especializado. Este análisis depende de las operaciones que se llevarán a cabo en el suelo (enmienda, fertilización). También permite, y, sobre todo, selecciona plantas adaptadas al suelo que vayamos a aportar.

– El árbol en la ciudad: el paisajista, frente a las limitaciones del proyecto urbano

Las operaciones que se llevarán a cabo antes de la plantación se registran. Estas operaciones tienen como objetivo garantizar la fertilidad física (porosidad), la fertilidad biológica (materia orgánica, vida del suelo) y la fertilidad química del suelo (elementos minerales). Los hoyos de los árboles a menudo se llenan con una mezcla de tierra vegetal convertida en sustrato que se convierte en el constituyente fértil del suelo. Esta tierra debe permitir el suministro de agua y elementos minerales, pero también aireación y circulación de agua. Por lo general, proviene de capas superiores de suelo cultivable y contiene un alto contenido de materia orgánica. También puede combinar varios materiales con la adición de materia orgánica (por ejemplo, compost). Grandes terrones de más de 2 cm y grava deben ser minimizados.

La mezcla de tierra y piedra recrea el suelo en áreas mineralizadas y reconcilia el tráfico en espacios públicos y hoyos de árboles. Esta mezcla mantiene una cierta porosidad al tiempo que garantiza el anclaje y la alimentación de los árboles gracias al suelo superior presente en los intersticios. Las mezclas recomendadas suelen ser del orden del 35% -65%, el diámetro de las piedras utilizadas varía de 40 a 120 ms. Este tipo de mezcla se realiza en el sitio o en una plataforma, y requiere mayores volúmenes de los hoyos. Hoy en día es ampliamente utilizado en las instalaciones. Todas las mezclas deben prepararse por adelantado en los hoyos de plantación.

II.3.5 La cuestión del agua para las plantaciones de árboles

El riego debe garantizar el suministro de agua al árbol y permitirle formar un número suficiente de raíces para vivir de forma independiente. De hecho, los árboles recién plantados generalmente tienen una baja capacidad de absorción de raíces. Cuanto más grande es el árbol plantado, mayor es la necesidad de agua. Esto es especialmente cierto para árboles trasplantados con volumen de raíz reducido. Las necesidades de agua del árbol se pueden obtener llevando a cabo un balance hídrico de las plantaciones. Se basa en datos empíricos de lluvia y evapotranspiración. Esto no siempre es respaldado por las oficinas de diseño paisajístico, sino por compañías especializadas en riego e irrigación.

Si no se proporciona un dispositivo de riego automático, el riego se puede hacer manualmente durante el primer año después de la plantación. Por lo tanto, el trabajo prevé la creación de una poceta de riego para promover la penetración del agua directamente sobre el cepellón (F Además de los métodos “tradicionales”, las contratas ahora ofrecen sistemas de riego específicos para árboles. En la mayoría de los casos, los sistemas de riego consisten en desagües o tuberías que proporcionan agua en profundidad en lugar de hacerlo en la superficie, Sin embargo, el uso de estos sistemas debe ser razonado. Cabe señalar que una planta implantada joven y en buenas condiciones debe ser capaz de desarrollar un sistema de raíces suficiente para satisfacer sus necesidades de agua. Por lo tanto, el riego se usa a menudo los primeros años y luego disminuye. Limitar el riego también significa ahorrar dinero en la plantación y el mantenimiento, si no se hace a expensas de la supervivencia del árbol. El riego también dependerá de otro factor: la superficie en la parte inferior del árbol.

Sujeción

II.4.2 Replanteo, anclaje y sujeción 

Al plantar, los árboles que no tienen un sistema de raíces suficientemente desarrollado para anclarlos. El replanteo permite que el árbol soporte el viento a medida que desarrolla su sistema de raíces. El replanteo de monopie se usa a menudo para plantas jóvenes. El principal riesgo es entonces la fricción del accesorio con el tronco.

Las estacas Rípod, Tripod y Quadripod se utilizan para los postes y tallos. Tienen la ventaja de señalar bien el árbol y protegerlo contra ciertos golpes mecánicos. Clod ancla se utiliza principalmente para árboles grandes y sotobosque, especialmente coníferas. Requiere una fijación en suelo duro o construcción subterránea y permite, en particular, liberar espacio en el suelo. Finalmente, el guying se usa para calibres grandes (> 30/35). Sin embargo, es menos estético y requiere una distancia al suelo suficiente. Se debe informar que es visible y evitar accidentes, y se debe volver a probar regularmente.

Estas estructuras deben ser removidas tan pronto como el tronco pueda soportar la corona y el sistema de raíces haya podido desarrollarse.

II.4.3 Otras protecciones para garantizar la protección del árbol

Se pueden usar otras protecciones para satisfacer las necesidades de frecuentar el sitio. Estos incluyen bordillos y protectores de ruedas en áreas de estacionamiento y circulación; protecciones del tronco como arpillera, bastones de bambú o esteras de junco. Estas protecciones no son sistemáticas y representan costos e implementaciones adicionales. Los dispositivos se vuelven esenciales cerca de automóviles y áreas ocupadas. Las protecciones alrededor del tronco se usan especialmente para prevenir el riesgo de quemaduras de la corteza y ataques de plagas

. II.5. Mantenimiento y tamaño: ¡una historia de práctica!

“Todos cortan, pero pocos saben cómo cortar”.

Jean de La Quintinie (jardinero y agrónomo del siglo XVI)

El tamaño de los árboles ornamentales requiere un conocimiento particular. Se lleva a cabo para garantizar la seguridad de los bienes y las personas, para mantener el volumen del árbol en un espacio determinado o para obtener formas particulares (estéticas). El tamaño sigue siendo una intervención antinatural, especialmente cuando toma formas como topiaria, cortinas o marquesinas … Desde los años 80, muchos libros deploran las prácticas de poda demasiado drásticas. La AEA. -Asociación Española de Arboricultura ha estado llevando a cabo una “campaña nacional contra el tamaño radical” durante varios años

Debemos recordar que la poda es principalmente una lesión al árbol y, por lo tanto, una puerta de entrada de infecciones. Cuanto mayor es la herida, más tiempo tardará el árbol en sanar, por lo que la eliminación de ramas importantes debe ser razonada. El trabajo del investigador estadounidense Alex Shigo ha sido muy importante para comprender la respuesta del árbol a las lesiones. Destacó particularmente la compartimentación de la madera para luchar contra las heridas.

La poda es un término usado para una gran cantidad de tamaños.

La poda “blanda” elimina algunas de las ramas sin cambiar la forma del árbol y también es menos costosa a largo plazo. Existen muchas técnicas de tamaño y son más a menudo complementarias.

Jacarandas mal podadas.Crecimientos verticales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intervienen en diferentes etapas de desarrollo. Los tamaños principales son los tamaños de conservación, mantenimiento y reducción. Sin embargo, existen otras operaciones: tamaño de la reforma, reestructuración, reducción de copa, el tamaño arquitectónico……: El tamaño de cortina requiere personal calificado y tiempo en la planificación de la gestión. Estas operaciones son responsabilidad del gestor, pero el conservador debe poder anticipar estos tamaños, desde el simple mantenimiento hasta la poda de grandes ejemplares. Debe recordarse que un árbol joven puede someterse a múltiples intervenciones dependiendo de su etapa de crecimiento. Por lo tanto, la elección del tipo de árbol que queremos implantar condiciona intervenciones futuras importantes. Por lo tanto, la mejor prevención es elegir un árbol cuyo desarrollo esté de acuerdo con el volumen de espacio disponible.

Conclusión II: elegir el árbol y su entorno de plantación:

 La elección de una especie depende de las condiciones del sitio, las expectativas del proyecto y las características del árbol en un entorno urbano. – Debe saber cómo promover la diversidad y proporcionar suficiente espacio para acomodar el árbol. – Las jóvenes plantas en el vivero constituyen la base del proyecto de plantación. La disposición de los hoyos de plantación requiere una reflexión particular: definición del volumen, determinación del suelo superior, convivencia con las redes, elección del revestimiento de la superficie. – El diseñador de paisaje debe anticipar la gestión integrando dispositivos de protección y previendo posibles tamaños

Capítulo III. El árbol urbano, una parte integral del pensamiento del proyecto

No debe olvidarse que el diseño vinculado al árbol es solo una parte del proyecto general

Los proyectos de plantación de la ciudad se llevan a cabo con mayor frecuencia durante los contratos públicos que están definidos por la ley (ley sobre la autoridad contratante pública y su relación con la gestión de proyectos privados).

El árbol puede entrar en juego en cada fase del proyecto. La fase de estudio es la fase durante la cual el diseñador de paisaje interviene. Esto corresponde al trabajo realizado en la oficina de diseño ya sea Urbanismo o Parque y Jardines. La fase de construcción corresponde a la fase en la que está involucrado el contratista o el personal municipal, cuyo monitoreo es llevado a cabo con mayor frecuencia por el contratista principal.

El papel del paisajista. –

“El paisajista es el director del proyecto de proyectos y estudios de desarrollo del espacio exterior, del jardín al territorio. Un arquitecto paisajista, basado en un programa y un sitio a ser arreglado por el cliente (cliente), diseña el proyecto y produce los documentos técnicos y escritos para la selección de compañías y de la realización respetando el programa y el costo del objetivo. Verifica la ejecución de las obras de acuerdo con las cláusulas de los contratos y asiste al cliente cuando se reciben los trabajos). Echemos un vistazo a los otros actores del proyecto, para comprender mejor las elecciones hechas en términos de planificación urbana.

III.1. Los actores alrededor del árbol

En el caso de una falla del proyecto, las reacciones pueden ser agudas (más allá del costo adicional). Pero es culpa del diseñador debido a una mala elección de la especie, la de la compañía de paisaje que ha derogado las reglas del arte, ¿o el propietario que por razones económicas o políticas impuso sus elecciones …? No se puede enfatizar lo suficiente que cada actor es importante y que el éxito del proyecto depende de su buena cooperación.

Asociar diseñador y gestor puede ser un factor de éxito.

Cliente

El cliente es responsable de encargar el proyecto. Tiene el poder de tomar decisiones para guiar el proyecto en elecciones específicas. Él también juega el papel de arbitraje. El propietario suele estar representado por comunidades, alcaldes, funcionarios electos, administradores u organizaciones privadas.

Gestión de proyectos Proporciona el soporte técnico necesario para las decisiones del cliente. En términos de plantar, es él quien propone las especies de árboles para usar, etc. de acuerdo a las expectativas del proyecto.

Empresas -Contratas

Son responsables de la realización y, por lo tanto, deben aplicar las reglas del arte relacionadas con las plantaciones (implementación). Es necesario asegurarse del respeto de las prescripciones descritas en las NTJP, y previamente de las competencias de la empresa durante la consulta de las empresas.

Gerente

El gerente puede ser un municipio en el que haya un Servicio de Parques y Jardines, un parque, un propietario privado o una compañía. Está a cargo del mantenimiento de su herencia boscosa y, por lo tanto, elabora un plan de gestión.

Ciudadanos

Como usuarios del espacio público, los ciudadanos son muy sensibles a su entorno. También se pueden unir a los árboles presentes para que cada intervención genere reacciones. El valor asociado a los árboles puede ser importante (valor simbólico y emocional). Más allá de eso, el árbol tiene una función social que responde a la demanda de espacios verdes. También tendría un impacto en la salud, la presencia de zonas verdes que atestiguaran espacios de calidad. No olvidemos que las plantaciones urbanas sostenibles dependen en gran medida del bosque urbano privado y, por lo tanto, de los ciudadanos.

Un viejo árbol protegido en Paris

Arbolista, profesionales, especialistas, investigadores, prensa.

Estos actores aportan sus conocimientos. Pueden apoyar un proyecto de diseño. Algunos intervienen en las fases de diagnóstico. Al mismo tiempo, las actividades de investigación y publicaciones mejoran el conocimiento del árbol en la ciudad.

Al comienzo de las obras, el Arbolista propondrá un vivero para el suministro de plantas en caso de no disponer la ciudad de sus propios viveros. Se programará una visita al vivero en presencia del gestor para validar el pedido. Posteriormente, la empresa llevará a cabo todo el trabajo de plantación.

Para cada uno de estos actores, el árbol es importante. Usado principalmente en la ciudad por su valor de “amenidad”, se le atribuyen otros valores

. Valor forestal relacionado con la silvicultura urbana; un valor emocional que a menudo se atribuye a los ciudadanos; un valor ambiental vinculado a sus beneficios ecosistémicos. Pero uno de los valores más difíciles de captar es el valor económico del árbol. Por lo tanto, han surgido diferentes métodos de cálculo, pero actualmente no existe una evaluación oficial. Estas evaluaciones generalmente se basan en el estado de salud, la edad, la esencia misma y su situación (aislado, grupal, marco verde). Testifican el interés de la comunidad en los beneficios de la naturaleza en la ciudad

. III.2. La representación del árbol en proyectos de desarrollo

Como ser vivo, el árbol evoluciona constantemente a lo largo del tiempo.

Esta peculiaridad parece desvanecerse durante la realización de las piezas gráficas del proyecto: las perspectivas y los cortes muestran elementos fijos, el proyecto parece bien terminado con árboles desarrollados y en buen estado de salud. Pero, ¿qué lugar le das a las diferentes etapas de desarrollo del árbol? Es obvio que muchos visuales para mostrar la evolución de las plantaciones no parecen viables en términos de producción, pero deberían estar informados sobre este concepto de tiempo que interviene en el proyecto. La idea es tener una visión sostenible a largo plazo.

III.2.1 El plan de masa y el plan de plantación (2D)

“El plan de masa especifica la ubicación, las dimensiones, las formas y los materiales de los componentes del proyecto” (Grant W. Reid, 2007). Los árboles rara vez se detallan y aparecen principalmente en forma de círculos o masas verdes. Por lo tanto, las dimensiones no siempre se respetan porque el plan debe seguir siendo legible y mostrar todo el proyecto. Sin embargo, debemos ser capaces de leer las pautas del proyecto y, a veces, el tipo de gasolina: bosque, seto, grupo, tallo del árbol, árbol notable …

“El plan de plantación indica la ubicación, dimensiones y cantidades de cada especie plantada, especificando su nombre habitual y / o su nombre científico. Este es un plan detallado que hace que los árboles aparezcan con mayor precisión que el plan masivo (Apéndice XIII). Estas vistas de planta se pueden complementar con diagramas, secciones o detalles que se pueden realizar a mano alzada o de forma precisa por computadora. El nivel de detalle depende directamente de la fase del proyecto (boceto, anteproyecto, fase del proyecto). Los ejemplos de cortes se presentan en el Apéndice XIV.

III.2.2 Perspectivas (3D)

Con el desarrollo de herramientas informáticas, el 3D ocupa un lugar considerable en proyectos de desarrollo (arquitectura, bienes raíces, paisaje). La dificultad en el paisaje es representar los árboles en estas piezas gráficas. De hecho, la elección de la representación depende de la especie elegida (puerto, follaje, flores), la temporada (hoja de asistencia o no, color de la caída), el puerto deseado (fastigiado, bola, libre …) y, finalmente, la edad de la planta (etapa de desarrollo y altura). Requeriría una base de datos considerable para ser realista. Y, sin embargo, los gráficos por computadora tienen un fuerte impacto en la percepción del proyecto futuro (Figura 20)

. Es una herramienta de ventas efectiva, pero presenta un riesgo, el del “impacto de la imagen”. Esta es la razón por la comunicación y la relación con el propietario es esencial. Figura 20: Perspectiva que muestra el desarrollo propuesto por el taller de planificación urbana François Grether para la rehabilitación de los bancos de Maine (Phytolab, 2011).

El árbol y la vegetación tienen un fuerte impacto visual que da la impresión de una gran renovación para las orillas del centro antiguo. Pero, ¿cuánto tiempo llevará alcanzar el efecto deseado?

El árbol en la ciudad: el diseñador paisajista ante las limitaciones del proyecto urbano

Pero representar el árbol en gráficos por computadora no es fácil. “El análisis de la arquitectura de los árboles es relativamente reciente en su origen. Su objetivo es interpretar la estructura del árbol para comprender los mecanismos morfológicos que lo dieron a luz. En cada etapa de su desarrollo, se estudian todas las estructuras que conforman el árbol

Este enfoque de la arquitectura arbórea ha permitido a algunos científicos representar fielmente árboles en tres dimensiones. Este es particularmente el caso del software AMAP. Pero este software se usa principalmente para cultivos con el fin de anticipar los rendimientos y, a veces, los tamaños. Por lo tanto, el software más usado sigue siendo AutoCad o VectorWorks para dibujos en 2D y detalles técnicos, Skecthup para modelos 3D y Photoshop para todas las pieles y el trabajo de imágenes, ya sea en 2D o en perspectiva. Illustrator también es muy útil para bocetos, diagramas maestros o mapas. Pero otros programas menos conocidos puede ser utilizado por los diseñadores gráficos o estudios de arquitectura: 3DS Max, Bow, Artlantis, Cine 4D … Finalmente plugins adicionales permiten obtener representaciones fotorrealistas (Blender, Final Render, Indigo …).

Estos métodos se han desarrollado considerablemente en los últimos veinte años, y al observar el progreso realizado en el sector audiovisual, uno puede imaginar una representación cada vez más clara y realista para los proyectos de paisaje. El árbol solo estará mejor representado.

Avenue Ménard – arbres de Judée

III.2.4 La paleta vegetal, una herramienta de paisaje

La presentación de una paleta de plantas para un proyecto es más objetiva. Debe permitir identificar las especies utilizadas y posiblemente mostrar las características de estas especies de plantas. También permite justificar ciertas elecciones de arreglos (composición). Tenga cuidado de nuevo para distinguir entre períodos de floración, follaje y el tamaño de las plantas. El extracto de paleta vegetal tiene la distinción de mostrar el árbol en diferentes estaciones y a diferentes alturas. Los catálogos de los viveros permiten conocer con precisión las características de los árboles. Es una herramienta indispensable para el paisajista. Existen otras bases de datos que deben convertirse en una herramienta para elegir plantas al diseñar espacios verdes.  En particular, debe permitir seleccionar criterios de selección de plantas (por ejemplo: árbol de floración roja, adaptado a suelos calcáreos, etc.)

III.3. Otras formas de tratar con el árbol

Cada proyecto de plantación es diferente, el papel del diseñador es también anticipar el futuro de los sitios de desarrollo y las formas urbanas. Esta visión perenne de los desarrollos siempre debe tenerse en cuenta. Hemos visto que se deben tomar un mínimo de pasos para garantizar un buen desarrollo de las especies. Pero más allá de estos elementos técnicos, otras reflexiones del proyecto pueden aparecer.

 III.3.1 “Pequeño sujeto vs. gran tema»

Aquí hay un tema que a menudo se debate entre los funcionarios electos, los ciudadanos y el gerente del proyecto. Por motivos de imagen o estética, algunos proyectos favorecen la plantación de grandes árboles. La única ventaja: tener un aspecto “acabado” al final del trabajo; algunos dirán un ahorro de tiempo. Si se implementan los medios, esta práctica se puede realizar, pero debe seguir siendo una excepción. La razón es simple: cuanto más antiguo es el árbol, mayor es el volumen raíz. Al trasplantar esta planta, se eliminan muchas raíces. El árbol recibe menos agua, está menos anclado en el suelo y el equilibrio entre la parte aérea y la parte subterránea ya no se mantiene.

Como resultado, el árbol recurre a sus reservas y se debilita, se vuelve más vulnerable y su esperanza de vida disminuye. Es comprensible que, en ausencia de condiciones óptimas, este tipo de negocios rápidamente puede resultar insostenible.

Trasplantar es a veces un error técnico y económico. Un estudio realizado por la División de Investigación de Plantas de la ciudad de París muestra que los mejores tiempos se logran con los trasplantes realizados en invierno en los árboles de diámetro pequeño “” (20-60 cm) y con mayor trasplante Por encima de 60 cm de circunferencia, la mortalidad se vuelve demasiado importante. Además, observamos que la muerte de los árboles ocurre solo varios años después del trasplante (de 4 a 8 años). Podemos imaginar que, durante este período, el árbol no presentará ni un buen vigor, ni un buen aspecto estético buscado en las instalaciones. Finalmente, se debe tener en cuenta que ciertas especies son más tolerantes al trasplante, como carpe, almez, soporta y plátano; en contraste con robinia, paulonia, tilo y castaño

. III.3.2 ¿Mantener o replantar? ¿Cómo reemplazar un árbol adulto?

Aquí hay una pregunta para los gestores de espacios públicos. Un árbol de primera magnitud deja una huella significativa en el paisaje urbano, pero también en profundidad. Durante el nuevo trabajo, si el árbol existente no puede mantenerse, existen dos soluciones posibles: cortar el árbol o trasplantarlo.

Un “Cahier d’Arbre Actuel” publicado por la IDF en 1994 ilustra casos de conservación o adaptación del proyecto a plantaciones existentes (el árbol en la ciudad y construcciones subterráneas). Puedes ver la diversidad y complejidad de los proyectos. Algunos de ellos utilizan técnicas especiales: – derivación – cajones temporales para mantener los hoyos de plantación – apuntalamiento – procesos de movimiento de tierras (excavación completa, paredes inclinadas) – plantación en losas o cubos.

Las plantaciones en losas o en contenedores tienen la gran desventaja de limitar la exploración de la raíz. Esto no se nota en los primeros años, pero eventualmente el árbol sufre disturbios, especialmente porque la materia orgánica no se renueva. Si el uso de losas es la única solución, entonces es necesario favorecer a los árboles de pequeño desarrollo (tercer tamaño). Mientras que el trasplante ayuda a conservar los árboles afectados por el proyecto, esta operación sigue siendo traumática incluso para sujetos jóvenes y vigorosos. También representa un costo significativo, que oscila entre 500 y 2000 € por unidad, dependiendo del tamaño del árbol. Acabamos de mencionar el hecho de que la recuperación de árboles de gran diámetro es difícil. Por lo tanto, la elección de mantener un árbol existente debe hacerse según el tipo de especie y su tamaño. El proyecto debe por lo tanto identificar los “árboles del futuro” desde su concepción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Figura 23: Trasplante de Magnolias en Nantes (Frédéric Fouan, SCE 2012). Durante el trabajo en las líneas 1 y 2 del tranvía de Nantes, las magnolias se trasplantaron después del diagnóstico de su estado de salud.

Aunque pueda parecer paradójico, para ciertas alineaciones o grupos de árboles con demasiada densidad, la eliminación de ciertos sujetos puede ser útil (por ejemplo, la eliminación de un árbol de dos). La eliminación se reduce y permite que los árboles restantes crezcan mejor. En ocasiones, la tala de la totalidad de la estructura vegetal existente permite renovar las plantaciones, ya que la conservación presenta inconvenientes (limitaciones técnicas y costos adicionales). Pero lo que dificulta a quienes toman las decisiones en tales compañías es la reacción de hostilidad de los ciudadanos hacia el proyecto. Se puede encontrar un compromiso renovando puntualmente los árboles moribundos. Finalmente, el reabastecimiento del suelo también es problemático en el caso de reemplazos de árboles o suelos alterados. Algunos suelos permiten, por ejemplo, crear una mezcla de piedra de tierra del suelo existente. Se realizó una alineación de Sophora de Japón con este tipo de mezcla en Luisant (aglomeración de Chartres), con reutilización de una parte del suelo presente en el sitio (limo de Beauce) y los agregados de concreto reciclado del sitio de demolición Veremos que hay investigaciones en curso sobre este tema.

 III.3.3 El árbol espontáneo, una “composición de la naturaleza”

Las plantas espontáneas son plantas que se establecen y desarrollan sin la intervención del hombre. Se asientan especialmente en espacios descuidados como páramos, caminos, tierras abandonadas … Esta implantación puede ser el hecho de especies invasoras, especies locales o aclimatadas. En el caso de una especie invasora, el proyecto debe, por supuesto, aspirar a suprimir esta especie. Pero, ¿y otros árboles espontáneos? Al proponer preservar los árboles existentes, el proyecto puede beneficiarse rápidamente de un marco vegetal y, además, integrar árboles del paisaje local. Por lo tanto, algunos proyectos contemporáneos incluyen la dinámica de la planta en el concepto del proyecto. Esto se hace más fácilmente en áreas que se convierten en parques nuevos o en la rehabilitación de sitios industriales. Anticipar la colonización de especies de plantas puede compararse con la pre-colonización.

III.3.4 El árbol y el urbanismo vegetal

El urbanismo vegetal es un término que fue desarrollado en gran medida por Caroline Mollie, cuyo libro de referencia del mismo nombre, que data de 1993, fue reeditado en 2009. Ella trae su mirada hacia el árbol en la escala de la ciudad, donde cabe en el espacio y el tiempo.

Por lo tanto, el árbol ofrece una multitud de posibilidades en términos de composición urbana. Es difícil tener este tipo de aspecto en proyectos puntuales que integran solo una pequeña parte de la ciudad. Los gestores deben lidiar con el patrimonio existente, que es la mayor limitación de nuestras ciudades actuales, donde la densificación hace que cada metro cuadrado sea codiciado. Los proyectos relativamente grandes pueden, sin embargo, integrar este concepto de espacio. El preverdecimiento es un concepto de desarrollo que apareció en la década de 1980. Consiste en plantar espacios antes de edificios (edificios e infraestructuras), lo que permite una pantalla verde desde el comienzo del proyecto. Estos marcos pueden ser precisos ya que organizan el espacio alrededor de alineaciones, macizos boscosos y zonas de transición. Los macizos así creados brindan todas las ventajas de espacios verdes en la ciudad. Sin embargo, esta técnica requiere un seguimiento para poder dibujar los principales ejes futuros, de lo contrario, la vegetación natural se instala rápidamente. El costo de una operación de este tipo es menor que un desarrollo que comienza desde cero. La vegetación que ya está en su lugar también requiere menos mantenimiento

. Este principio se habría utilizado para parte del desarrollo. Las ciudades jardín imaginadas por primera vez en Inglaterra muestran una composición de espacios donde la planta ocupa tanta importancia como el edificio. Ejemplos como la Cité Floréale en Bruselas o el suburbio de Hamstead cerca de Londres ilustran esta forma de planificación. Pero el tamaño de las ciudades actuales y la densificación de los hábitats hacen que sea difícil integrar este tipo de enfoque de “campo en la ciudad”. Y si el urbanismo vegetal se combina con el urbanismo clásico para componer la ciudad. “En otras palabras, si se basa para desarrollar una planificación donde la vegetación juega un papel importante, junto con el clásico esencialmente urbanismo mineral”, como ya se ha evocado Cabanel en francés Forestry Review en 1989.

De hecho, es alrededor de las construcciones que se articula la urbanización, pero los marcos vegetales tienen un papel estructurante en la ciudad. Las mallas del bosque, el trazado de las principales avenidas y las antiguas murallas aún muestran el pasado de las ciudades.

III.3.5 Árbol y arquitectura

“Los árboles, tan pronto como alcanzan un cierto tamaño, pueden considerarse como elementos arquitectónicos de los espacios públicos …” Didier Larue, arquitecto paisajista. Esta cita destaca el hecho de que el árbol tiene un papel estructurador en el espacio: es una estructura real en la ciudad, como puede ser un edificio. Pero combinado con la arquitectura, el árbol da un paso más.

Los jardines colgantes de Babilonia son parte de los logros que han marcado la historia de los jardines, de losas levantadas y sistemas de terrazas. Hoy el árbol todavía tiene proyectos ambiciosos donde se combina con la arquitectura, como lo demuestran las torres “Bosco Verticale” en Milán. Diseñado por un estudio de arquitectura italiano, estas dos torres están diseñadas para acomodar más de 400 árboles. Este proyecto parece haber sido estudiado cuidadosamente, con la ayuda de botánicos. Pero aún plantea preguntas en términos de sostenibilidad porque, como hemos visto, el árbol tiene una vida limitada. ¡Así que está la cuestión de reemplazar estos árboles y el futuro de los suelos de las plantaciones! Además, este entorno artificial deberá ofrecer al árbol la alimentación y el riego en consecuencia. Otras “torres vegetales” deberían ver el día en Nantes y París en 2014.

 

 

Figura 25: Imágenes de Torres Verticales Bosco en Milán, Italia (Studio Boeri, 2012). A la izquierda, un fotomontaje. A la derecha, un diagrama descriptivo de la estructura.

Estos ejemplos a veces desmesurados muestran que el hombre coloca la planta en el centro de sus preocupaciones para el futuro. Con recursos significativos, el paisajista puede por lo tanto aliarse con el arquitecto para dirigir proyectos a gran escala. Pero, ¿por qué no combinar más a menudo el diseño urbano de arquitecto y paisajista?

III.4. Formación, investigación y comunicación alrededor del árbol en la ciudad

En esta última parte destacaremos aquí la existencia de una verdadera red de profesionales alrededor del árbol ornamental.

Esta será la primera base para el debate antes de la conclusión.

 III.4.1 Ciudades,

Los primeros investigadores de las ciudades de los árboles urbanos donde se ha escrito cartas del árbol parecen tener problemas específicos relacionados con el árbol urbano, e incluyen más frecuentemente innovaciones y enfoques experimentación. Pero es difícil aprehender el conocimiento y el conocimiento de toda la industria. Los gerentes están muy interesados ​​en administrar el patrimonio de sus árboles, particularmente en términos de economía y medio ambiente. Esto es por qué son un lugar de reunión para los actores: para los diseñadores, la ciudad es el sitio incluso los proyectos, mientras que, para los investigadores, es un lugar privilegiado de estudio.

 III.4.2 La importancia de la comunicación

En la difusión de información y comunicación en torno a los árboles urbanos se puede establecer a diferentes niveles – entre los interesados ​​en el proyecto a través de informes, piezas técnicas y gráficos reuniones, … – en la rama profesional a través de la prensa, publicaciones o conferencias – en la formación profesional – entre las plaquetas y de la comunidad de radiodifusión pública y por la conciencia – entre los participantes del proyecto y los ciudadanos.

 Profesionales

La prensa técnica y científica es sin duda el principal proveedor de información en este campo. Periódicos del paisaje, horticultura y jardinería, horticultura difunden regularmente los problemas que afectan el árbol en la ciudad. Pero las asociaciones también existen a este respecto. Este es el caso de la Sociedad Española de Arboricultura y la Asociacion Española de Parque y Jardines públicos y veremos que hay muchos otros.

Usuarios y ciudadanos

Vis-à-vis el público, informando es de una manera y evitando reacciones negativas, como puede haber sido el caso para la gestión diferenciada. El objetivo es mostrar el árbol como un ser vivo y no como un simple objeto o un simple mobiliario urbano. Porque a menudo existe una contradicción entre la demanda del árbol y el descuido de las conductas hacia ellos. La sensibilización también debe hacerse desde una edad temprana. La participación de las escuelas en los proyectos de plantación ha sido una práctica que ha estado ocurriendo durante muchos años, pero rara vez en las zonas urbanas. Como se ha sugerido Caroline Mollie (2009) “Siempre y en todas partes es, en reuniones de vecinos, encuestas públicas en obras de construcción, en los periódicos, en las escuelas que tienes que estar presente para recordar los fundamentos y explicar las elecciones y acciones. ”

La formación. –

No olvidemos la importancia de la formación

Los cursos de arboricultura y silvicultura ponen al árbol en el centro de la formación. Los relacionados con la horticultura y el paisaje también incorporan el conocimiento del árbol en sus programas. Pero es difícil integrar todo el conocimiento relacionado con el árbol en la ciudad, ya que las situaciones encontradas son variadas. Además, hemos hablado desde el comienzo de la cohabitación del árbol con las redes, los caminos, la gente del pueblo … y su importancia en la planificación urbana y el acompañamiento de la arquitectura.

¡Esto muestra que tiene una influencia en todos los desarrolladores del espacio urbano!

Entonces vamos a hablar sobre el árbol en formaciones distintas al paisaje.

El paisajista, ya sea arquitecto, biólogo, ingeniero o técnico, debe por su formación tener los elementos básicos necesarios para la gestión del árbol en la ciudad. Pero, ¿cómo se aborda el árbol mediante la formación de urbanistas, arquitectos, edificios o infraestructuras?

Al cuestionar estos oficios, uno se da cuenta de que el enfoque es solo parcial, y que es el diseñador paisajista quien establece el vínculo entre las construcciones duras y las estructuras de las plantas.

III.4.3 Plante & Cité, un actor importante en conocimiento e innovación

El nacimiento de la asociación Plante & Cité ha permitido centralizar la información relacionada con la naturaleza en la ciudad, pero también seguir la investigación. Por lo tanto, asocia a todos los actores del sector. Plante & Cité proporciona a sus miembros una importante base de datos sobre cuestiones urbanas y está organizada en seis temas que pueden interesarle al árbol:

– experimentos – hojas de resumen sobre las técnicas utilizadas

– logros originales por comunidades o empresas

– herramientas en línea –

registros bibliográficos –

prescripciones técnicas.

Estos temas definen tres líneas principales de investigación sobre el árbol en la ciudad: agronomía y artificialización de suelos urbanos, innovación y diversificación de plantas, gestión de la salud.

Otros programas de investigación de Plante & Cité también están relacionados con el árbol en la ciudad: ecología urbana y gestión de la biodiversidad, percepción de paisajes urbanos, herramientas de gestión del patrimonio arbóreo.

III.4.4 Muchas asociaciones relacionadas con el árbol

Una colección de asociaciones que actúan alrededor del árbol en la ciudad

Días de Formación. -Árbol GEA Grupo de Estudio del Seminario Seminarios 1987 “Árbol y el medio ambiente: alrededor de la ciudad de árboles” en Lyon en abril de 2012,

Ciudad de Plante & P & C 2006 Jornadas Técnicas de Francés Arboricultura Sociedad SFA 1994 reuniones regionales de Red Arboricultura de Tree Professionals Europe y Asociación Suiza Internacional de Cuidado de Árboles ASSA 1997 European Arboricultural Council EAC 1992 Annual Meeting Su objetivo es la armonización de profesiones relacionadas con la arboricultura ornamental en Europa International Society of Arboriculture ISA 1924

Talleres, conferencias Con 16,000 miembros en todo el mundo Sociedad Internacional de Arboricultura de Quebec SIAQ 1977

Conferencias, capacitación Reúne a más de 200 profesionales

El árbol reúne regularmente a los interesados ​​en el sector

Varias asociaciones tienen el papel de diseminar conocimiento científico y técnico, fomentar vínculos entre investigadores y profesionales, coordinar la investigación de árboles y comunicarse con los gobiernos. Además, ciertas comunidades u organismos públicos tienen acciones en el campo de la arboricultura urbana.

. En resumen, nos damos cuenta de que existe un gran número de actores en todo el árbol, pero parece difícil tener una visión clara de las relaciones entre ellos. Varias asociaciones muestran actividades similares que resaltan la necesidad de poner en común el conocimiento. En este sentido, Plante & Cité se ha convertido en un actor esencial de la naturaleza en la ciudad. Esto confirma lo que dijimos en la introducción: el árbol está realmente en el centro de varias disciplinas que a veces se unen, entre la arboricultura, la silvicultura y la amenidad.

 III.4.5 Otras áreas de estudio: ¡suelo, aire y agua!

El árbol se beneficia de una verdadera red de profesionales que actúan en campos de aplicación muy variados. Los institutos de investigación deberían jugar un papel importante en la investigación avanzada. No es solo el árbol en sí, sino también el conjunto de su entorno lo que está sujeto a investigación y preocupación: – La cuestión del agua, que está cada vez más avanzada como una de las los principales problemas de las ciudades de este siglo 21, es un área de estudio para desarrollar. De hecho, el agua de lluvia que llega a la ciudad sigue un ciclo particular: las superficies impermeables lo dirigen y lo canalizan a plantas de tratamiento o zonas de infiltración. Parte de esta agua podría integrarse juiciosamente en el riego de muchos espacios verdes y jóvenes plantaciones.

Además, los cambios climáticos anunciados pueden tener consecuencias en la paleta de plantas utilizada. Los datos científicos serán útiles para los futuros paisajistas. – El fenómeno de escaldado sigue siendo poco conocido y un programa de investigación sobre el tema comenzó en 2010 – La micorrización controlada que mencionamos al comienzo de este estudio es uno de los elementos desconocidos de los gestores. Los beneficios que aporta a la planta aún no están probados.

¿Queda por determinar cómo configurar estas simbiosis en condiciones urbanas? Un estudio reciente realizado por el INRA ha llevado al desarrollo de un método para evaluar la tasa de micorrización de las raíces y el desarrollo de sus intereses. El objetivo de este tipo de evaluación fue poder establecer el estado de las plantaciones con miras a mejorarlas. Sin embargo, este tipo de estudio parece difícil de aplicar al proyecto urbano (costo adicional, análisis por personal competente o laboratorios especializados, monitoreo …). La principal dificultad es que la actividad de los microorganismos y hongos es limitada en los suelos urbanos (en comparación con los suelos forestales), por lo que hay menos micorrizas.

Al mismo tiempo, es probable que el desarrollo de las raíces interese a muchos desarrolladores- La gestión del suelo urbano es una gran preocupación para los profesionales. De hecho, es probable que la tierra cultivable adecuada para proporcionar tierras de plantación sea escasa o cause un mayor desplazamiento. La mejora del suelo urbano y la reutilización de los residuos son el núcleo de la investigación realizada. Se preparó un resumen redactado por Jean-Pierre Rossignol para elaborar un inventario de los conocimientos científicos y bibliográficos adquiridos en los suelos urbanos, así como de los actores científicos en este campo. – Finalmente, se estudiarán las preocupaciones ecológicas y, en particular, la autoecología del árbol urbano, siendo el ideal obtener datos precisos sobre cada árbol.

Conclusión III: conocimiento y aplicaciones en progreso, pero diferentes miradas en el árbol.

Debemos encontrar un equilibrio entre la conservación, la tala o el trasplante de sujetos existentes. La elección se realiza según criterios económicos, patrimoniales y técnicos (enfoque en árboles del futuro). – Los desarrolladores de espacios al aire libre son variados y actúan en campos complementarios de aplicación. El urbanismo vegetal a veces puede estar más cerca del urbanismo y la arquitectura clásicos. Los actores alrededor del árbol son numerosos: incluso en el corazón del proyecto, los diseñadores del paisaje, los que toman las decisiones y los diferentes oficios tienen un enfoque diferente para proyecto. – En paralelo, investigadores y especialistas trabajan para mejorar el conocimiento de la arboricultura urbana.

Los árboles de la ciudad están respondiendo al cambio climático y al crecimiento urbano, aprovechando al máximo el efecto isla de calor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conclusión general

Abordar el tema del árbol impone una forma de sabiduría. De hecho, el espacio y el tiempo son dos dimensiones que deben tenerse en cuenta: el espacio porque el árbol ocupa un espacio subterráneo y aéreo; tiempo porque el árbol evoluciona con el tiempo (estaciones, años). Por lo tanto, a veces es necesario aceptar que durante su vida un árbol no siempre seguirá el desarrollo que a uno le gustarusión generalía obtener. Los elementos sintetizados al final de cada capítulo recordaron los puntos clave que debe tener en cuenta el diseñador paisajista frente a las limitaciones del proyecto urbano. Así, este estudio permitió identificar los factores que intervienen en el árbol en el proyecto de desarrollo: el árbol como ser vivo, el entorno urbano en el que evoluciona, el espacio de plantación y finalmente los actores del proyecto. Se enfocó en el diseño porque es la primera fase de intervención que determina la sostenibilidad del proyecto.

Esta función de diseñador es una de las operaciones dirigidas por el arquitecto o ingeniero paisajista. Dado el conocimiento actual del árbol, casi se podría decir que se sabe lo suficiente como para hacer proyectos sostenibles. La reflexión se centró principalmente en el conocimiento del árbol y su uso en proyectos urbanos, pero otras áreas cubiertas de manera sintética también son esenciales: agronomía, riego, monitoreo y mantenimiento. Por lo tanto, el buen desarrollo del árbol depende mucho de su gestión y su evolución en la ciudad.

Este aspecto requería un enfoque diferente que no podría abordarse aquí suficientemente. Sin embargo, podríamos haber ilustrado el punto con mayor precisión mediante un mayor número de desarrollos. Además, la misma definición que hemos dado de los árboles nos ha demostrado que sus requisitos no son idénticos. Como resultado, intentar generalizar las prácticas de diseño por un único método hubiera sido inapropiado. Además, la retroalimentación sobre la experiencia parece ser difícil de llevar a cabo si no es piloteada por un grupo de trabajo. Dada la gran diversidad de proyectos, la puesta en común del conocimiento no siempre se facilita.

Sobre la base de estas observaciones, quisiera llamar la atención sobre varios elementos: – los hábitos de diseño a veces llevan a limitarse a prácticas de planificación que podrían mejorarse. Mantenerse al tanto de las actividades de investigación e innovaciones ayuda a encontrar nuevas técnicas aplicadas a las plantaciones y a encontrar soluciones directamente en el sitio. – la supervisión de las plantaciones varios años después de su concepción a veces es difícil de asegurar por el gestor del proyecto por falta de tiempo o medios.

Tener una retroalimentación sobre la evolución de los servicios es una buena manera de verificar qué funciona o qué no funciona en el espacio público. – todos los proyectos no parecen ser capaces de integrar todas las recomendaciones tratadas en esta memoria. Las pruebas de suelo, los estudios auto ecológicos, los diagnósticos fitosanitarios y la preparación de hoyos de plantación a veces son reducidos o inexistentes. – las plantaciones, considerando el beneficio que aportan y su menor costo en comparación con las obras de infraestructura, probablemente merecen más tiempo y recursos.

En conclusión, la cuestión de la naturaleza en la ciudad se ha convertido en una gran preocupación para el medio ambiente y el desarrollo sostenible. La plantación de un árbol es un legado para las generaciones futuras de patrimonio vegetal importante. Cada desarrollador debe tener esto en cuenta. Por último, pensar en una ciudad sostenible no es solo tomar en cuenta el medio ambiente, sino también todos los elementos que construyen la ciudad: personas, edificios, flora y fauna urbana … El jardinero paisajista tendrá, por lo tanto, un papel preponderante en el futuro de espacios públicos junto a planificadores, arquitectos y ecologistas.

La evolución del suelo de los árboles bajo el pavimento

ANEXO III: Suelos Además de las subpartidas I.2.1 y II.3.3.

Apéndice III.

1 Definiciones El suelo es un sistema dinámico y complejo. Sus propiedades dependen de la roca fuente, los efectos del clima, el clima, los organismos vivos, la topografía y las actividades humanas … El suelo puede ser natural (poca intervención humana, ya que todavía hay algunos parques, jardines públicos), agrícolas (tierras cultivadas), artificiales (substratos) o exteriores (cortes, extracciones). Los suelos naturales cubiertos pueden ser una buena base para las plantaciones. Para el árbol, el suelo es indispensable como soporte y reservas en el aire, en el agua y en los elementos minerales.

  • Sustrato: medio de cultivo cuya implementación da como resultado la formación de un medio con una porosidad y una capacidad para anclar los órganos absorbentes (mezcla de compuestos)
  • Tierra: material mineral que constituye el suelo, derivado de la cubierta del suelo y se caracteriza por su naturaleza, su tamaño de partícula y sus propiedades físicas, químicas y biológicas.
  • Capa superior: capa de suelo enriquecida en los (primeros horizontes) de grosor variable, generalmente entre 10 y 30 cm.

Un suelo se caracteriza por los siguientes elementos: –

  • granulometría: distribución de partículas según su tamaño (arcillas, arenas, limos, piedras) – estructura:
  • modo de ensamblaje de los diferentes constituyentes del suelo que constituye agregados (complejo arcillo-húmico)): particulado, fibroso, abultado, laminar. –
  • textura: clasifica los suelos de acuerdo con el contenido de los diferentes elementos, es decir, la composición del tamaño de partícula (arcillas, arenas, limos).
  • contenido de materia orgánica: la materia orgánica proviene de la fauna, la flora y las contribuciones humanas. La humificación transforma el OM en humus, que forma arcillas con el complejo arcillo-húmico. Este sistema juega un papel importante en la retención de cationes (CEC = Catión
  • Capacidad de cambio) – pH: ácido, neutro o alcalino, tiene una influencia en la elección de las especies, el pH. – salinidad (conductividad)
  • relación C / N: este informe indica el grado de evolución de la MO (humificación o mineralización) – equilibrio de calcio – contenido de elementos químicos – presencia o ausencia de sustancias fitotóxicas – porosidad: volumen de vacíos, expresado como% del volumen total. La porosidad total es la suma de microporosidad y macroporosidad.

El triángulo de texturas permite definir las características del suelo según el contenido de arcillas, arenas y limos. En general, los suelos arenosos tienen poca retención de agua y nutrientes; los suelos arcillosos tienen un alto riesgo de asfixia y exceso de agua; y los suelos arcillosos presentan un riesgo de crecimiento y crecimiento.

APÉNDICE III: Terreno

Anexo III.3 Siembra de suelo

Las propiedades de los suelos en áreas urbanas generalmente no son fácilmente compatibles con el crecimiento y desarrollo de los árboles. Para acomodar las plantaciones, el suelo puede mejorarse física o químicamente si es necesario. mejora física (ejemplos de intervenciones): – limpieza de la superficie (escarda, eliminación de desechos, demolición)

  • Stripping (muestras de material terroso en lugar de 20-30 cm para mantener sus propiedades)
  • drenaje (drenaje el exceso de tierra) para la capa de drenaje ejemplo bajo la capa superior del suelo
  • subsolado en una profundidad determinada, y la sustitución de la tierra (y nivelación) – hasta que (30 cm) – el trabajo superficial (aflojamiento del suelo)
  • ingesta la tierra vegetal (compuesto de materia gruesa <5%, de elementos de arena <50%, de partículas muy finas <40%, arcillas, <30% de MO <2%, pH entre 5,5 y 7, relación C / N = 8- 12, la ausencia de elementos tóxicos …)
  • la mejora de la estructura: la adición de materia orgánica, enmienda húmica, mejora de las propiedades físicas del suelo (químicos y Biológicos) • mejorador de mineral, el ajuste del pH y asimilación de los elementos por las plantas
  • mulching. Mejora química: se lleva a cabo principalmente por fertilización y fertilización (simple, compuesta, orgánica, de acción lenta …).

 

ANEXO III:

Terreno Anexo III.

La capa superior del suelo será de calidad uniforme, adecuada para el cultivo de plantas prescritas. La capa superior provista debe cumplir con las características generales establecidas en el NTJP. El contratista propondrá la aprobación del contratista para uno (o dos máximos) sitios de uso agrícola donde se eliminará la capa superior del suelo (mención de parcelas …). El suministro de suelo que ya está en existencia está sujeto imperativamente al acuerdo del director del proyecto. Antes de cualquier operación, los sitios de extracción serán visitados por el gestor del proyecto para su aprobación. Durante esta visita, se tomarán muestras de suelo para su análisis. características físicas (textura) artículos gruesos: piedras (+ 2 cm) + de grava (de 2 mm a 2 cm) = 5% o menos o 50 g / kg de tierra seca elementos muy finos: larguerillos (0,002 a 0,02 mm ) + arcilla (menos de 0,002 mm) = 40% máximo o 400 g / kg de arcilla tierra seca sola (menos de 0,002 mm) = 30% máximo o 300 g / kg de suelo seco pH datos química entre 5,5 y 7,0 materia orgánica: 1,5% mínimo en peso seco (método de Anne) relación C / N entre 8 y 15 no tóxico elementos herbicidas persistencia en el suelo o hidrocarburos puede afectar negativamente a la vegetación

Debe estar libre de restos de subsuelo, terrones de arcilla, raíces de árboles, malezas y cualquier materia indeseable. Debe estar libre de parásitos (gusanos blancos, anguilas,

La vegetación de una ciudad puede afectar la calidad del aire tanto positiva como negativamente.

Apéndice IV: Carta europea del árbol urbano

Carta Europea del Árbol Urbano

Preámbulo El propósito de esta Carta es gobernar las principales relaciones entre el Hombre y el Árbol Urbano

Fue escrito con motivo de la segunda Arboricultura Europea celebrada en el Congreso de Versalles el 29 de septiembre de 1995 y luego firmado por los representantes de la Sociedad Internacional de Arboricultura presente (Francia, Italia, España, Alemania, Austria, Dinamarca, Inglaterra e Irlanda, Noruega).

Artículo 1: El árbol es un ser vivo: nace, florece y muere. Sin embargo, su existencia no está a la escala de la escala humana y puede extenderse durante varios siglos.

Artículo 2 El árbol del placer, plantado y mantenido en el desarrollo urbano, parques y jardines, en el acompañamiento de las formas o el edificio, juega un papel esencial en el equilibrio ecológico de la mayoría de nuestros lugares de vida. Trae bienestar y los embellece. Por sus roles e historia, se distingue de los árboles forestales, agrícolas o frutales, plantados y mantenidos con fines esencialmente utilitarios. A veces, sin embargo, el árbol urbano, heredero de este último, también es el sobreviviente de usos pasados ​​y, como tal, participa en la memoria del territorio.

Artículo 3 Los árboles ornamentales, portadores de historias y símbolos, son testigos de la evolución de las sociedades humanas. Son una herencia viva que hemos recibido, que debemos mantener y embellecer para transmitir. La sostenibilidad de dicho patrimonio, teniendo en cuenta la diversidad de situaciones ecológicas o culturales, solo puede garantizarse mediante el desarrollo de programas integrales que incluyen:

– Información de la población, desarrollo de la investigación y todas las acciones de diseño, gestión, mantenimiento y enriquecimiento de estas plantaciones en una constante preocupación por la calidad.

– Aquellos que son los garantes de esta sostenibilidad y la transmisión de este patrimonio deben fomentar el desarrollo de dichos programas a largo plazo y garantizar su implementación.

Artículo 4: El conocimiento científico del árbol comienza a desarrollarse, pero permanece en estado embrionario. El progreso de la ciencia en este campo requiere recursos técnicos, financieros y humanos que deben ser tenidos en cuenta por instituciones públicas o privadas, con el apoyo de comunidades nacionales, europeas e internacionales.

Artículo 5 El árbol urbano está sujeto a restricciones específicas que implican prestarle especial atención para mantenerlo en un estado satisfactorio y garantizar la seguridad de los usuarios. La organización y la realización de este trabajo son portadores de una actividad económica que crea empleos y riqueza que deben ser respaldados.

Artículo 6 Las habilidades requeridas para la gestión dinámica de dicho patrimonio requieren una capacitación específica en todos los niveles de diseño, decisión e intervención. La armonización de esta información debe llevarse a cabo dentro de la Comunidad Europea teniendo en cuenta las singularidades culturales.

Artículo 7 La gestión de los árboles es una cuestión de arboricultura ornamental. El mismo deseo de intercambio y cooperación debe animar a los profesionales a avanzar en métodos y técnicas para alcanzar el mismo nivel de competencia en todos los países de la Comunidad Europea.

Artículo 8 La información del público debe estar respaldada por una preocupación constante por la educación tanto del niño en la escuela como del adulto y la familia en todos los lugares. Esta conciencia debería permitir a los ciudadanos descubrir los árboles y participar en la preservación de este patrimonio.

Cultivo con AirPot

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

C

Apéndice V: Pasos clave en el diseño y la construcción de plantaciones

Apéndice VI: Lista de especies que se prohibirán en ciertas situaciones

Anexo VIII: Criterios para la elección de las plantas en el vivero

La elección de los árboles en el vivero se realiza bajo el acuerdo del contratista. En algunos casos los árboles se pueden marcar (requisito de calidad especial, grandes cantidades…). Las plantas seleccionadas deben cumplir con las especificaciones y estar en buenas condiciones.

Estas condiciones son las siguientes:

-buena fuerza, caracterizado por ramas sanas y bien desarrolladas

-ausencia de enfermedades, lesiones y deformidades en la totalidad de la planta (raíz, tronco, corona)

-árbol formado según la naturalidad de la especie o según el uso previsto (ex: pantalla o marquesina,) Flecha del árbol …)

-buen sistema radicular, es decir, con las raíces bien distribuidas alrededor del cuello del tronco y equilibrado en cuanto a la parte aérea. Presencia de raíces jóvenes y falta de espiralización. Sin cortes aparentes grandes.

-tronco recto y lo suficientemente fuerte

-equilibrio entre altura y diámetro del tronco

-ramas regularmente distribuidas alrededor de una flecha dominante y ramas secundarias muchas y bien equilibradas

-cepellón sólido y bien proporcionado con la altura y el volumen de la planta

Estas observaciones están en el vivero,, en la recepción de las plantas en el sitio y después en la  plantación.

 

Anexo VIII: Criterios para la elección de las plantas en el extracto del vivero de las NTJP

Antes de cualquier oferta de temas de la empresa para aprender técnicas seguimiento hojas de cultivo de viveros que ella se acercó para el suministro de los árboles y coníferas.

Todas las plantas proporcionadas por el contratista deben ser coherentes con la especie y la variedad requerida, libre de heridas y ataques de parásitos. Los cuernos serán regulares, bien surtidas, enraizamiento en perfecto estado.

Estos deben ser: -cumplir con las normas AFNOR: 12,051

Especificaciones generales, especificaciones y reglamentaciones llevaron a la edición de la NTJP. – buena vegetación, es decir, atestiguan el vigor de la juventud, – ser libre de enfermedades y parásitos, lesiones y deformaciones, -ser cultivados según el carácter natural de la especie (silueta, forma, resistencia. a los vientos,) por un desarrollo progresivo. Sus raíces deben formar un sistema suficientemente bien dividido, extraído sin lesiones y proporcionado a la corona. Para los árboles, sus troncos: – deben ser razonablemente recto y bastante fuerte para sostener la corona sin un tutor, – no puede tener daño a la corteza, – no debe tener excesivo reborde del injerto. Andamios () principal a un mínimo de 5, serán de la misma fuerza, equilibrada y bien equipado en ramas, regularmente distribuidos alrededor de una flecha de dominante, en una altura de aproximadamente 50 cm y en diferentes niveles, sobre la altura de coronación. Las ramas laterales serán suficientes y equilibradas. Los terrones deben ser proporcionales a la raíz del sistema y el volumen de la planta (partes aéreas): la tierra debe mantenerse firme (mantener el cepellón) y la máxima de las raíces se mantendrá en el cepellón, La relación entre el tamaño del cepellón y el perímetro del tronco debe ser de al menos 3 (tronco 25/30 – cepellón 25 x 3 = Ø 75-90 cm). Los arboles enmatollados debe tener al menos 3 troncos semejantemente la fuerza equilibrada y bien proporcionado en ramas secundarias distribuidas regularmente en la corona. Las raíces de árboles crecidos en contenedor (bandeja, caja, envase,) tenemos que hacer cuerpo con el volumen entero de la tierra sin formar espiralización. …]

Resumen:

El árbol es una parte imprescindible del paisaje urbano de muchas maneras, pero la ciudad es un espacio con las múltiples limitaciones para la planta. Basado en esta observación que este estudio aborda el papel del diseñador de paisaje en el diseño de áreas de plantación. Inicialmente se aborda el contexto particular del árbol urbano. Se destacan las particularidades del entorno urbano y la evolución de las prácticas y leyes sobre arboricultura. Entonces la elección del árbol para el sitio se establece para mostrar que cada árbol no tendrá el mismo impacto en paisajismo. La convivencia con los seres humanos y sus actividades por lo tanto requieren adaptados logros técnicos: mezclas de plantación, protección del aire y del agua subterránea, razonaron tamaños…

A completa el árbol es abordado de una manera más distante para evocar los actores de los métodos de diseño y proyecto urbano. Por lo que el árbol tiene una red profesional real en que se encuentra el diseñador del paisaje. Este último es importante hacer valer el lugar del árbol en las instalaciones y representarlo. Investigación y publicaciones destacan la preocupación de los desarrolladores, con el fin de mejorar las condiciones del árbol en la ciudad.

“Árboles para el futuro” permitirán a las ciudades perpetuar su patrimonio arbolado.