Artículo publicado en el Diario Económico EXPANSIÓN por Manuel P. Durán sobre estudio de la empresa Agrojardín. Antonio Bazán, propietario de Agrojardín, es miembro del Consejo y Socio Fundador de AMJA.

Un estudio de Agrojardín, empresa líder en la Costa del Sol, concluye que en los nuevos desarrollos urbanísticos, más del 50% de la superficie se destina a áreas libres y zonas verdes.

Cuando proliferan las promociones inmobiliarias es cuando más necesaria se vuelve la reflexión sobre el modelo de crecimiento, de ciudad y del entorno que se está creando. Por ello, tanto desde la administración pública, que debe adoptar una postura vigilante y marcar una correcta política en este sentido, como desde la propia visión del promotor privado que busca diferenciarse de la amplia oferta existente en la actualidad, cada vez está adquiriendo mayor importancia el paisajismo y la jardinería, entendidos ambos como las herramientas diferenciadoras que aportan calidad de vida a los habitantes, empleo y una conservación del paisaje y del entorno. En definitiva, la jardinería es la ‘cara amable’ del desarrollo urbanístico.

En este sentido, desde la empresa líder en la creación de jardinería y paisajismo en la Costa del Sol y el Campo de Gibraltar, con más de 30 años de experiencia y protagonista de la creación de los mejores jardines de las promociones inmobiliarias de la zona, Agrojardín Obras y Proyectos, se asegura que acometer un buen ajardinamiento en las promociones inmobiliarias aporta valor y riqueza al entorno.

El urbanismo, integrando también el paisajismo, es un auténtico restaurador del paisaje. Las cifras, según el estudio realizado por esta empresa líder en el sector, así lo demuestran. En la mayoría de los nuevos desarrollos urbanísticos, más de 50% de la superficie se destina a áreas libres, viales, aceras y zonas verdes.

Según Agrojardín, para crear estas nuevas zonas verdes se necesitan 420 jornadas de empleos directos por hectárea. Diez empleos indirectos se necesitan durante la ejecución de los jardines y se crean de forma permanente y de por vida entre 3 y 4 empleos para el futuro mantenimiento de la zona.

Biodiversidad

Además, destaca Agrojardín, una hectárea de zona verde absorbe más de 157.000 partículas de CO2 por millón y supone un incremento de la biodiversidad, el bienestar social y otorga un componente estético de calidad a la urbanización. El paisajismo es una potente herramienta de la que disponen los desarrollos urbanísticos para minimizar el impacto medioambiental, mantener y potenciar el paisaje, aportando valor a su inversión y ofreciendo mayor calidad de vida a la población existente y a los futuros residentes.

Ésta es la síntesis de la importancia que tiene que un desarrollo urbanístico vaya acompañado de un buen proyecto de paisajismo que potencie y mejore su entorno.

«El urbanismo es un restaurador del paisaje si se acomete con una jardinería y las técnicas adecuadas y de calidad, ya que llega a convertirse en una verdadera habitación exterior que da valor añadido a la inversión inmobiliaria y calidad de vida a los futuros residentes», según explica Antonio Bazán, CEO de Agrojardín.

Agrojardín Landscaping cuenta con una experiencia de más de 30 años creando jardines en la Costa del Sol y Campo de Gibraltar, en los que se ha obtenido información suficiente y dispone de los estudios que acreditan los beneficios aportados por una buena obra de jardinería en las promociones urbanísticas.

Estos estudios demuestran que acometer la zona verde de una promoción en una primera fase, por un lado, acelera el ritmo de ventas, por otro, incluso puede incrementar el precio de la vivienda y lo que quizás es más importante para el promotor como argumento de venta, «un jardín bien ejecutado y planificado desde el inicio supondrá unos costes posteriores de mantenimiento mucho menores», explicó Bazán.

Bazán: «Buscan la habitación exterior»

En la Costa del Sol y Sotogrande se registra más de un 80 por ciento de compras de viviendas por parte de extranjeros que buscan principalmente la climatología de la que se disfruta en la zona.

De ese porcentaje, un número nada desdeñable se sitúan en el segmento de viviendas de lujo para el que el paisajismo interior y exterior y la jardinería son esenciales.

«Por eso entendemos que empresas como la nuestra tenemos la obligación de recordar a los promotores que nuestros clientes pasan mucho tiempo en la ‘habitación exterior ‘y que hay que darle la importancia necesaria porque un paisajismo y una jardinería de calidad es la cara amable y sostenible del urbanismo», explica Antonio Bazán.

El responsable de Agrojardín Landscaping, va más allá al señalar que una actuación en jardinería no supone un coste extraordinario en la promoción urbanística. «La inversión para que una promoción cuente con un buen proyecto de jardinería supondría una inversión de entre 100 y 140 euros por metro cuadrado frente a los 1.200-2.000 euros por metro cuadrado que supone el coste medio de una vivienda de calidad media-alta construida».