ÍNDICE

  1. INTRODUCCIÓN .
  2. CRITERIOS DE SELECCIÓN .
  3. CONDICIONANTES PARA LA SELECCIÓN DE ESPECIES .

1.1. Especies no adecuadas en ningún caso .

1.2. Especies no recomendables .

1.3. Especies de uso restringido en ciertos emplazamientos .

  1. ESPECIES RECOMENDADAS Y NO RECOMENDADAS .

RECOMENDADAS .

NO RECOMENDADAS

  1. INTRODUCCIÓN

Para disponer de la población arbolada deseada su busca la “Idoneidad de las especies” que la componen, lo que implica una buena representación de distintas especies bien adaptadas al entorno urbano en el que se encuentren, que no sean invasoras del medio natural y generen menos impactos negativos (incremento de costes ecológicos y económicos) que beneficios aportados (ver figura recogida en el apartado DISTRIBUCIÓN POR EDADES dentro del punto 1.1.5. ESTRUCTURA DE LA POBLACIÓN ARBOLADA del documento central del Plan Director).

Elegir árboles óptimos y adecuados en áreas urbanas minimizará las influencias negativas y aumentará los efectos positivos y la aceptación estética por parte de los residentes urbanos, ya que permite que los árboles puedan desarrollar todo su potencial en un futuro más o menos próximo y adicionalmente se ven minimizados sus posibles efectos negativos. En cambio, una mala selección de especie implica que se tengan árboles pero que estos produzcan impactos sobre infraestructuras urbanas, molestias sobre la ciudadanía – suciedad, interferencias, alergias, etc. -, costes de conservación, desvitalización de árboles – lo que implica plagas y enfermedades o problemas de riesgo e incapacidad de hacer frente a futuros problemas, etc.

También los costos de mantenimiento para la IVU aumentan cuando los árboles no están adaptados a las condiciones ambientales locales o no son bien aceptados por la población local debido al diseño inapropiado del paisaje (por ejemplo, ocultación de vistas) o la selección de especies exóticas que pueden afectar negativamente la flora y fauna autóctonas por su potencial invasor del medio natural.

Los factores específicos que afectan a la implantación del arbolado (disponibilidad y uso del espacio) junto con la consideración de especies no invasoras deben ser los condicionantes prioritarios en la selección de especie, no obstante, existe una amplia gama de criterios que debe ser considerada en el proceso de selección, adicionalmente habrá que tener en consideración los portes de las especies en relación al espacio en el que se van a desarrollar por lo que también se tendrá en cuenta el documento de DIRECTRICES PARA LA ADECUACIÓN DEL ARBOLADO AL ESPACIO DISPONIBLE.

El presente documento, que se plantea como un Documento Complementario del Plan Director del Arbolado Urbano de Sevilla, pretende servir de guía en el proceso para la correcta elección de especie al que debe enfrentarse el gestor en los proyectos de nuevos arbolamientos o renovación de espacios previamente arbolados en busca de una mayor funcionalidad.

Se abordan, tanto los criterios de selección como los condicionantes. Finalmente, a partir de la experiencia de las especies ya presentes en la ciudad de Sevilla y la previsión de la incidencia que tendrá el fenómeno del cambio climático, se identifican

  • Especies no adecuadas en ningún caso
  • Especies no recomendables
  • Especies con condicionantes que restringen su uso
  • Especies ya presentes, de uso recomendado
  • Propuesta de introducción de nuevas especies

No obstante, la clasificación de especies en las categorías anteriores debe quedar, en muchos casos abierta y con la posibilidad de ser modificada en función de cambios en los múltiples factores influyentes.

  1. CRITERIOS DE SELECCIÓN

La selección de especies viene condicionada por distintas variables, entre las que se encuentran la compatibilidad climática, edafológica, ecológica, aspectos desarrollados en mayor profundidad en las DIRECTRICES PARA LA IMPLANTACIÓN DEL ARBOLADO, así como la ya comentada compatibilidad espacial.

A partir de la determinación de especies que cumplan las condiciones de compatibilidad que se adapten a nuestro terreno, la selección final estará determinada por:

  • Criterios funcionales
  • Criterios paisajísticos
  • Criterios culturales

En cualquier caso, antes de introducir una especie determinada se debe garantizar que poseen los certificados fitosanitarios correspondientes con el fin preventivo de no poner en riesgo la masa arbórea.

  1. CONDICIONANTES PARA LA SELECCIÓN DE ESPECIES

Siguiendo los criterios citados, para la selección de especies es necesario atender a una serie de condicionantes específicos y evaluar los posibles problemas que pueden ocasionar en determinados espacios, particularmente donde los usos son más intensivos como los espacios viarios.

Los listados de especies anexos a estas Directrices incluyen una relación de taxones y cultivares recomendados, no recomendados y adecuados pero con condicionantes que restringen su uso, ya que potencialmente pueden causar problemas debido a sus características específicas.

Además, en dichos listados se muestra la adecuación de las distintas especies para su uso en viario y zona verde o sólo en zona verde.

La elección de especies para la red viaria debe estar supeditada al cumplimiento de las siguientes características de la especie:

  • Adaptación a las condiciones climáticas y edáficas de la ciudad.
  • Concordancia con el espacio disponible.
  • Que permita un mínimo grado de iluminación en las viviendas, particularmente en invierno (preferible especies caducas o perennes de porte pequeño).
  • Resistencia a plagas y enfermedades.
  • Moderadas necesidades hídricas.
  • Resistencia a las condiciones urbanas como contaminación atmosférica.
  • Especies sin fructificaciones molestas.
  • Especies no alergénicas.
  • Especies sin espinas en las zonas de fácil acceso.
  • Especies de madera resistente, no quebradiza.
  • Especies con alta capacidad de compartimentación frente a las pudriciones y al cierre de las heridas.
  • Especies que admitan las labores de poda.
  • Evitar el uso de especies que presenten a medio plazo problemas estructurales y/o de baja calidad de madera.
  • Evitar especies con sistemas radiculares agresivos e invasores.

A continuación, se describen los principales inconvenientes que pueden ocasionar ciertas especies en función del espacio en que se encuentren según la siguiente clasificación:

  • Especies no adecuadas en ningún caso para la ciudad.
  • Por ser invasoras del medio natural
  • Por inadecuación de la especie a las condiciones meteorológicas
  • Por motivos fitosanitarios
  • Por motivos de riesgo o por tratarse de especies con ramas quebradizas
  • Especies no recomendables
  • Por su presencia excesiva
  • Por su sensibilidad al cambio climático
  • Especies de uso restringido en ciertos emplazamientos.
  • Por envejecimiento rápido
  • Por propensión a plagas y enfermedades
  • Por propensión al fallo
  • Especie alergénica
  • Por producción de sustancias tóxicas
  • Por frutos molestos que provocan suciedad
  • Por afecciones al pavimento

No obstante, existen otros condicionantes como la producción de espinas, producción de malos olores, o la tendencia de una especie a crecer retorcido e interferir con el paso de peatones, todos ellos recogidos en el CATÁLOGO DE ESPECIES.

1.1. ESPECIES NO ADECUADAS EN NINGÚN CASO

Por ser invasoras del medio natural: No se recomienda en ningún caso el uso de las especies exóticas invasoras del medio natural recogidas en la normativa estatal o autonómica. En particular las siguientes:

  • Acacia dealbata por estar incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.
  • Ailanthus altissima por estar incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.
  •  Nicotiana glauca por existir pruebas suficientes de su naturalización en el medio natural, particularmente en solares consecuencia de su elevada capacidad de multiplicación. En ocasiones esta planta se desarrolla en edificios y monumentos pudiendo contribuir a su deterioro.

Entre las especies no inventariadas en Sevilla debe evitarse el uso de las siguientes especies invasoras como Buddleia davidii.

Por inadecuación de la especie a las condiciones ambientales de la ciudad: Son especies en las que se ha constatado que no tienen un funcionamiento correcto en la ciudad de Sevilla:

  • Aesculus hippocastanum
  • Cupressocyparis X leylandii, en este caso, existen pocos ejemplares y en la mayoría de ellos se han identificado problemas. No obstante, convendría confirmar estas impresiones en el futuro.

Por motivos fitosanitarios: Son especies no plantables por su elevado grado de afección por plagas o enfermedades:

  • Phoenix canariensis: especie que el picudo rojo ataca preferentemente.

Por motivos de riesgo o por tratarse de especies con ramas quebradizas

  • Robinia pseudoacacia ‘Casque Rouge’, ya que ha mostrado un pésimo comportamiento en cuanto a vitalidad, respuesta o podas, problemas de pudriciones y fallos estructurales.
  • Ulmus pumila: por tratarse de una especie muy quebradiza bajo las condiciones de desarrollo habituales de la ciudad, lo que origina un ratio de fallos estructurales muy superior al de cualquier especie de la ciudad.

1.2. ESPECIES NO RECOMENDABLES

Por su excesiva presencia: Tal y como se ha descrito en el apartado 1.1.5. ESTRUCTURA DE LA POBLACIÓN ARBOLADA, y teniendo en cuenta que la proporción actual del naranjo es de un 25 % sobre el total de la población, se recomienda restringir el uso del naranjo amargo (Citrus aurantium) a reposiciones de conjuntos arbolados existentes, evitando las nuevas plantaciones con estas especies salvo criterio técnico basado en la funcionalidad de la especie para determinados espacios.

También es conveniente restringir, al menos temporalmente, el uso de algunas especies de éxito y bien adaptadas a la ciudad, paro que alcanzar una proporción superior a la recomendada para la ciudad, en concreto Celtis australis, Melia azedarach y Tipuana tipu, salvo para reposiciones. Se establecen recomendaciones particulares específicas para cada distrito.

Por su sensibilidad al cambio climático global

1.3. ESPECIES DE USO RESTRINGIDO EN CIERTOS EMPLAZAMIENTOS

A continuación, se muestran algunas causas y ejemplos de especies cuyo uso debe considerarse de forma excepcional y controlada, siendo recomendable bajo ciertas circunstancias. Además, algunas de estas especies no son recomendables por tratarse de especies sensibles al cambio climático.

Por envejecimiento rápido: Son especies en las que habitualmente se producen fallos estructurales, por su madera quebradiza o por su inadecuado desarrollo bajo ciertas condiciones específicas.

Se recomienda limitar la implantación de estas especies por su riesgo intrínseco a emplazamientos concretos de bajo tránsito peatonal, entre las que actualmente se desarrollan en la ciudad se encuentran:

 Populus alba

 Populus alba ‘Bolleana’

 Populus nigra

 Populus simonii

 Populus tremula

 Populus x canadensis

 Salix alba

 Salix babylonica

Por propensión a plagas y enfermedades

En la fase de diagnóstico se ha apreciado un problema por una elevada proporción de ejemplares pertenecientes a especies sensibles a sufrir plagas y enfermedades en la ciudad, citándose alrededor del 58 % de la población arbolada sensible a este problema.

Hay que tener en cuenta que los árboles vitales son más resistentes a patologías que puedan sufrir, por lo que también se ven influidos por las condiciones ambientales en las que se desarrolla el árbol o por el historial de actuaciones y podas, ya que una baja calidad de estos factores puede llegar a producir una merma de su capacidad de resistencia frente a agentes bióticos o abióticos. Quitando las especies no recomendadas en ningún caso tenemos las siguientes especies incluidas como susceptibles a plagas y enfermedades:

 Acer negundo

 Brachychiton populneus

 Catalpa bignonioides

 Cercis siliquastrum

 Citrus aurantium

 Cupressus sempervirens

 Eucalyptus camaldulensis

 Ficus benjamina

 Ficus binnendijkii

 Ficus carica

 Ficus elastica

 Ficus lyrata

 Ficus macrophylla

 Ficus microcarpa

 Ficus natalensis

 Ficus rubiginosa

 Ficus rubiginosa ‘Australis’

 Ficus virens

 Jacaranda mimosifolia

 Koelreuteria paniculata

 Lagerstroemia indica

 Melia azedarach

 Phoenix dactylifera

 Pinus canariensis

 Pinus pinea

 Platanus hispanica

 Robinia pseudoacacia

 Ulmus americana

 Ulmus glabra

 Ulmus minor

 Ulmus umbraculifera

Para estas especies se recomienda el uso de variedades mediterráneas resistentes a enfermedades consolidadas como por ejemplo de Ulmus minor frente a la grafiosis. No obstante, si bien no se prohíbe la plantación de ejemplares de esta especie no se recomienda uso por tratarse de una especie sensible al cambio climático, y por tanto encontrase más expuesta a sufrir plagas y enfermedades.

Por propensión al fallo

En la fase de diagnóstico se ha que cinco especies que generan el 59 % de las incidencias registradas en la ciudad, mientras que sólo representan el 21 % de la población arbolada. No obstante, Ulmus pumila y Robinia pseudoacacia ‘Casque Rouge’ presentan un ratio de incidencias inaceptable con relación a su población, de ahí que haya sido incluida entre las especies no plantables en ningún caso.

No obstante, existen algunas especies con mayor propensión al fallo estructural, al menos con las condiciones ambientales y de conservación en las que actualmente se desarrollan en la ciudad. Estas son:

 Brachychiton populneus

 Erythrina caffra

 Eucalyptus camaldulensis

 Eucalyptus globulus

 Eucalyptus gomphocephala

 Ficus macrophylla, particularmente cuando no desarrollan columnas de raíces adventicias pueden sufrir el fenómeno de “Caída Súbita de Ramas de Verano” también llamado SBD.

 Phoenix dactylifera

 Pinus pinea, especialmente los ejemplares situados en praderas de riego o terrenos encharcables por mal drenaje.

 Populus alba

 Populus alba ‘Bolleana’

 Populus nigra

 Populus simonii

 Populus tremula

 Populus x canadensis

 Robinia pseudoacacia

 Salix alba

 Salix babylonica

Muchas de estas especies probablemente no serían tan frágiles con un adecuado sistema de conservación, acorde con las características específicas de cada una y a su comportamiento biomecánico. No obstante, se recomienda la restricción de uso de estas especies en espacios con ratios de ocupación elevados (elevada intensidad de uso)

Especie alergénica

Tal y como se ha desarrollado en el ámbito SALUD, algunas de las especies más comunes en las ciudades generan problemas relacionados con la emisión de polen causante de problemas de alergia. Algunas de las familias que incluyen árboles que más comúnmente producen problemas de alergias en la ciudad de Sevilla pertenecen a las siguientes familias:

 Cupressaceae

 Fagaceae

 Oleaceae

 Platanaceae

 Ulmaceae

Si bien no es posible la eliminación de estas especies, muchas de las cuales se encuentran bien adaptadas a las condiciones ambientales de la ciudad, la gestión debe evitar que existan zonas con elevadas concentraciones de dichas partículas, con medidas como las recogidas en el ámbito SALUD y las acciones que se proponen en el Plan Director y que incluye la restricción de uso de estas especies en espacios próximos a vías con elevado tráfico (por intensificar la capacidad de producir alergias) o el empleo de ejemplares femeninos en especies dioicas como en Fraxinus spp.

Otro factor para tener en cuenta es la producción de compuestos orgánicos volátiles (VOCs) en algunas especies, que en grandes cantidades pueden contribuir a la pérdida de la calidad del aire cuando reaccionan con otros elementos químicos. Si bien estos fenómenos no se conocen adecuadamente, existen estudios que demuestran que ciertas especies de coníferas en climas fríos han contribuido a la pérdida de calidad del aire en días especialmente calurosos, por lo que se recomienda investigaciones de estos fenómenos en mayor profundidad y, de manera preventiva elegir frondosas como especies dominantes frente a las coníferas cuando se prevea el diseño de nuevas grandes masas arboladas en la ciudad.

Por producción de sustancias tóxicas

Existe una serie de especies de árboles y arbustos cuyas hojas, flores, frutos y/o semillas pudieran llegar a ser venenosos en determinadas concentraciones, por lo que como medida de precaución se debe mitigar su existencia y plantación en el entorno de áreas parceladas de uso específico infantil o colegios. Algunos ejemplos entre las especies existentes en la ciudad son:

 Cycas revoluta

 Erythrina crista-galli

 Lagunaria patersonii

 Melia azedarach

 Myoporum acuminatum

 Nerium oleander

 Phytolacca dioica

 Schinus molle

Por frutos molestos que provocan suciedad

Son especies que ensucian, mediante pelusas o frutos, producen resbalones o molestias y pueden ser molestos particularmente en espacios viarios. Además de las especies no recomendadas como el Citrus aurantium y Aesculus hippocastanum, algunas especies presentes en Sevilla que pueden producir este problema son:

 Annona cherimola

 Arbutus unedo

 Bauhinia acuminata

 Bauhinia forficata

 Bauhinia purpurea

 Bauhinia variegata

 Broussonetia papyrifera

 Celtis australis

 Celtis ehrenbergiana

 Celtis occidentalis

 Celtis sinensis

 Ceratonia siliqua

 Citrus aurantium

 Citrus limetta

 Citrus limon

 Citrus reticulata

 Citrus x aurantifolia

 Citrus x paradisi

 Cydonia oblonga

 Diospyros kaki

 Diospyros virginiana

 Eriobotrya japonica

 Ficus carica

 Ficus macrophylla

 Ligustrum japonicum

 Ligustrum japonicum ‘Variegata’

 Ligustrum lucidum

 Ligustrum sinensis

 Ligustrum vulgare

 Maclura pomifera

 Malus domestica

 Melia azedarach

 Mespilus germanica

 Morus alba

 Morus alba ‘Pendula’

 Morus nigra

 Olea europaea

 Olea europaea ‘Sylvestris’

 Persea americana

 Phoenix canariensis (hembras)

 Phoenix dactylifera (hembras)

 Populus nigra (hembras)

 Populus x canadensis (hembras)

 Prunus armeniaca

 Prunus avium

 Prunus domestica

 Prunus persica

 Punica granatum

 Ficus rubiginosa

 Ficus rubiginosa ‘Australis’

 Ginkgo biloba (hembras)

 Pyrus communis

 Schinus molle

 Ziziphus jujuba

Se debe evitar su uso en alineaciones de los grandes paseos, así como fomentar el uso de variedades mejoradas que han suprimido la generación de frutos como Morus alba var. ‘Fruitless’.

Por afecciones al Pavimento

Son especies en las que se ha de tener especial cuidado con su plantación en alcorques de dimensiones reducidas o terrenos muy compactados, por tener capacidad para producir serios problemas por elevación de pavimentos.

 Acer pseudoplatanus

 Acer saccharinum

 Araucaria araucana

 Araucaria bidwilli

 Araucaria cunninghami

 Brachychiton acerifolius

 Brachychiton discolor

 Brachychiton populneus

 Broussonetia papyrifera

 Cedrus atlantica

 Cedrus deodara

 Celtis australis

 Celtis ehrenbergiana

 Celtis occidentalis

 Celtis sinensis

 Ceratonia siliqua

 Cupressus macrocarpa

 Cupressus sempervirens

 x Chitalpa tashkentensis

 Erythrina crista-galli

 Eucalyptus camaldulensis

 Eucalyptus globulus

 Eucalyptus gomphocephala

 Ficus elastica

 Juglans regia

 Laurus nobilis

 Liquidambar styraciflua

 Magnolia grandiflora

 Melia azedarach

 Morus alba

 Olea europaea

 Paulownia tomentosa

 Phytolacca dioica

 Pinus canariensis

 Pinus halepensis

 Pinus nigra

 Pinus pinaster

 Pinus pinea

 Pinus sylvestris

 Platanus hispanica

 Platanus occidentalis

 Platanus orientalis

 Populus alba

 Populus alba ‘Bolleana’

 Populus nigra

 Populus tremula

 Populus x canadensis

 Quercus robur

 Ficus lyrata

 Ficus macrophylla

 Ficus microcarpa

 Ficus rubiginosa

 Ficus rubiginosa ‘Australis’

 Firmiana simplex

 Fraxinus americana

 Fraxinus excelsior

 Ginkgo biloba

 Gleditsia triacanthos

 Gleditsia triacanthos ‘Inermis’

 Grevillea robusta

 Jacaranda mimosifolia

 Quercus suber

 Robinia pseudoacacia

 Salix alba

 Salix babylonica

 Schefflera actinophylla

 Schinus molle

 Schinus terebinthifolius

 Sophora japonica

 Sophora japonica ‘Pyramidalis’

 Taxodium distichum

 Taxodium mucronatum

 Tilia x europaea

 

Fotoos.-hhhhhhhh

ESPECIES PRESENTES NO RECOMENDADAS EN NUEVAS PLANTACIONES POR SU EXCESIVA PRESENCIA