Salva tus arboles opina

Sobre el “inventario” publicado por el Ayuntamiento de Sevilla

Este jueves el Ayuntamiento de Sevilla anunció, por fin, la publicación del inventario de árboles de Sevilla en su web.

Esta publicación acontece tras años y años de petición de este por parte de ciudadanos y de entidades. En este blog puedes consultar actos, escritos e intervenciones en el pleno municipal sobre este asunto. No es por tanto una gracia del gobierno municipal ni una iniciativa del mismo,  sino un derecho que hasta ahora había sido inexplicablemente negado y que sólo gracias a la presión ejercida ha podido ser obtenido.

Pero ¿es este el inventario que necesitamos?.

Antes de responder corresponde un pequeño análisis que en líneas generales pretende responder a las siguientes cuestiones

¿Qué han publicado exactamente?

¿Qué puede obtenerse de lo publicado?

¿Qué no puede obtenerse de lo publicado?

¿Por qué no se puede?

¿Es fiable lo publicado?

Epílogo

¿Qué han publicado exactamente?

Aquí  el enlace ofrecido por el Ayuntamiento :

http://www.arbomap.com/arbomapciudadano/accesos/sevilla/main.html?lang=es

Es básicamente una geolocalización de los árboles de Sevilla de titularidad municipal.

Al pulsar sobre el mapa varias veces, ampliándolo, aparecerán unas luces, verdes, rojas o grises. Cuando se pulsa sobre una de ellas se convertirá en amarilla, y aparecerá una pantalla en la que  informan de si es un árbol, palmera o alcorque vacío (tocón o marra).

Su publicación no es en sí una novedad. Hace tiempo ya que estaban publicadas geolocalizaciones de los árboles de Sevilla, como por ejemplo la ofrecida por el grupo Nomad Garden. Es de destacar el marcado tono pedagógico de la misma, que no se encuentra en la del  ayuntamiento.

https://lucesdebarrio.gardenatlas.net/gardener/nomad-garden/map?zoom=auto

¿Qué puede obtenerse de lo publicado?

En principio, en  cualquier calle o parque de Sevilla se puede consultar de cada árbol o palmera su localización exacta, su especie, y una parca valoración de su edad con adjetivos del tipo joven, maduro o recién plantado.  Ofrece el programa la posibilidad de dirigirse a una calle concreta mediante un buscador si así se desea.

 

Están señalados con una luz verde los árboles y con un icono característico las palmeras.  Los alcorques vacíos, marras o tocones  vienen señalados con una luz roja o gris sin que hayamos distinguido de momento la diferencia entre ambos colores. Se echa de menos una distinción, tanto en las fichas que aparecen como en los colores, entre alcorque vacío, alcorque anulado, alcorque con tocón o alcorque con árbol muerto. Además cuando se abren las fichas no aparece la ubicación exacta  de éste, sino sólo la zona.

También en el icono de la lupa se obtiene información  general de una especie y el número de ejemplares que dicen que hay de cada una en Sevilla.

Hay que comentar que la interfaz no es excesivamente cómoda, fundamentalmente porque adolece de tres problemas que deberían de corregirse:

La geolocalización no es todo lo fina que cabría esperar y sobre todo en parques hay ejemplares muy desviados de su posición real.

Sería de mucha utilidad que el programa identificara la posición del usuario y la marcara en el mapa tal y como ocurre en el de Nomad Garden citado.

Por último sería muy conveniente que la capa cartográfica que se muestra, y sobre la que se sitúan las luces, fuese una más actual. La usada debe de tener varios años ya, y se nota mucho en zonas donde se han ejecutado obras de edificación.

¿Qué no puede obtenerse de lo publicado?

De un árbol concreto no pueden obtenerse:

Sus características: edad exacta, altura, perímetro del tronco…

Las actuaciones realizadas sobre él: podas, terciados, tratamientos…

Su estado de salud: vigor, afecciones, calificación de riesgo…

Las características del alcorque sobre el que se encuentra: dimensiones, libre, pavimentado,…

De un alcorque vacío, marra o tocón no puede obtenerse:

La especie que había plantada (especialmente preocupante en parques BIC)

La causa de su tala o desaparición

La fecha desde la que falta el correspondiente árbol.

Si es sellado, desaparecido o anulado.

Listados con información numérico-cualitativa como, a modo de ejemplo,:

Número de alcorques vacíos, marras o tocones de una calle, zona, parque o de la ciudad completa.

Número de árboles de una calle, zona, parque o de la ciudad completa.

Número de árboles talados o plantados en un determinado espacio de tiempo o en una zona determinada

Número de árboles de una determinada especie, edad, o estado de salud

¿Por qué no se puede?

Las causas pueden ser tres, según creemos:

porque no se disponga de los datos,

porque el programa de donde proviene la web no lo permita,

o por una decisión política.

Conviene explicar que lo que nos permiten ver del inventario, proviene de una aplicación llamada Arbomap, que es comercializada por la empresa Tecnigral, que a su vez ha sido la que ha elaborado el Plan Director de Arbolado presentado también este mismo jueves.

La aplicación es la elegida por Parques y Jardines en cumplimiento de las cláusulas correspondientes a la misma. Están establecidas en el macrocontrato firmado con distintas empresas privadas de jardinería, y por el que pagamos unos 15 millones de euros al año.

Se pueden consultar estas cláusulas al final del documento

Su  lectura no deja lugar a dudas si se está cumpliendo lo que marcan, sobre qué datos deben estar registrados en la aplicación, cómo deben actualizarse, cómo pueden tratarse y en qué formatos están disponibles.

Es decir, todo aquello que no podemos obtener del inventario publicado, puede obtenerse desde la aplicación. Por tanto las dos primeras causas posibles señaladas de por qué no podemos obtener más información quedan descartadas.

Sólo nos queda como explicación la causa de la decisión política. En ella abunda una de las cláusulas:

” La plataforma incluirá una web de acceso ciudadano donde se podrá mostrar el inventario que el ayuntamiento desee”.

En definitiva, parece incuestionable que la respuesta a la pregunta ¿por qué no se puede? no es otra que porque el ayuntamiento no lo desea.

¿Es fiable lo publicado?

A pesar de todo lo expuesto nos alegramos de que al menos una parte de lo que podría verse, la geolocalización, pueda verse pero ¿lo que puede verse concuerda con la realidad de nuestras calles?

Al momento de redacción de estas líneas hace apenas  48 horas que está accesible, y poco tiempo hemos tenido para pisar las calles, pero lo que estamos comprobando no nos gusta.

Una pequeña muestra de los errores que estamos detectando, de las centenas que nos están llegando por parte de nuestros colaboradores, es la siguiente:

Hay zonas amplias en las que el arbolado que muestra Arbomap no existe, debe corresponder a una etapa muy anterior, y el arbolado que existe actualmente no está mostrado.

Ejemplo de ello es la Avenida 28 de Febrero y el Parque sobre el tanque de tormentas de la Avenida de Kansas City. Figuran árboles talados para la obra, y no muestra las decenas de árboles que existen actualmente en el parque o en la rotonda.

Hay numerosos árboles secos, muchos de ellos de las últimas plantaciones, que figuran en Arbomap como un árbol lo que nos lleva a dudar de los datos recabados sobre el estado de salud de los árboles. En ningún caso deberían computar como árbol

Ejemplo de ello es la calle Arroyo en las aceras cercanas al colegio Antonio Machado.

Figuran en parques, árboles en Arbomap que no existen en la realidad o son tocones

Ejemplo de ello son dos árboles de Júpiter que no existen en la realidad (id: 435 y  697), ambos detectados en un breve paseo por una pequeña parte del Parque de las Delicias. Especial atención merece un almez centenario talado el año pasado (id: 440) Al borde de su tocón rodamos una parte del documental “Cortar por lo sano” de Ricardo Gamaza. También ocurre por ejemplo, en el Parque de María Luisa, que hay alguno (id:16886)  clasificado con ingenioso nombre “científico”: Tocón Tocón.

Figuran en calles, árboles en Arbomap que son alcorques vacíos, tocones o marras.

Como ejemplo tienen uno en la entrada del colegio Antonio Machado (id: 108628) donde hoy hay tres alcorques vacíos consecutivos y en arbomap sólo figuran 2. También figura en pie la desgraciada y muy sana casuarina de 18 metros talada en la Avenida de Lemos 33 (id: 1178) a principios de Octubre y que tanto hemos denunciado en redes sociales.

Hay fichas de árboles con la ubicación errónea

Es tremendo el descontrol en la calle Camino de los Descubrimientos. Hay hileras completas de árboles en los que cuando pinchas sobre ellos, y va apareciendo la ficha de cada uno, te los sitúan en cualquier otra parte de Sevilla. Por ejemplo, y en esa calle y con uno a continuación del otro, puede leerse: Narciso Monturiol (id: 228), Pedro Garfías (CEIP) (id 230), Parque Norte (id: 232), Parque de Amate (id: 233), Las Almenas (id: 236), Ruiz de Alarcón (id: 238). Está toda la calle igual.

Y por último y por no extendernos y a modo de ejemplar ejemplo, por lo simbólico y triste de la historia, les contamos que poco antes de la elecciones se inauguró a bombo y platillo en el Parque de María Luisa, con la asistencia de Juan Espadas, el monumento a Forestier que se construyó sobre un magnífico ejemplar de ciprés (id: 1327) del que aún hoy no se saben las causas de su súbito deceso. En Arbomap lo dan como árbol existente con su correspondiente luz verde (id: 1327)

Resumiendo y más allá de errores puntuales, puede concluirse que el inventario contiene errores de bulto en fichas de árboles, en la geolocalización y en el estado de muchos árboles. No tiene el más mínimo sentido que manejando la aplicación en táblets o en móviles, no se actualice el inventario en el mismo instante de la ejecución de los trabajos. El inventario debe ser vivo y si es el medio de control de las operaciones que hacen las empresas, por las cuales pagamos, no es admisible que figuren árboles vivos en posiciones de las que desaparecieron hace años.

Epílogo

Celebramos como no puede ser de otra forma la publicación de este inventario.  La ciudad lleva años esperándolo y reclamándolo.

Los errores enunciados sobre lo que muestra el inventario o  la forma de mostrarlo no deben tomarse como una crítica destructiva, sino como sugerencias de mejora y una llamada de atención de lo mucho que aún queda por actualizar y corregir, y de que la presentación es francamente mejorable.

Esta plataforma se brinda a colaborar en lo posible en su mejora, desinteresadamente y sin coste alguno. Sería interesante para ello que el programa permitiera algún tipo de interacción directa por parte del usuario con cada posición concreta, tal y como es posible en inventarios geolocalizados de otras ciudades.

Sin embargo, publicar una versión “mutilada” del inventario que no permite el acceso a la totalidad de los datos disponibles, cuando es técnicamente posible, no es justificable de ninguna manera. Se sigue en la línea de falta de transparencia que hemos sufrido hasta ahora.

En conclusión, no es este el inventario que necesitamos.  No es el que podríamos disfrutar y no es de recibo que no pueda accederse a la versión completa.

Los árboles, el dinero con el que se ha pagado y los datos completos que en él se albergan son de la ciudadanía.

ANEXO:

Especificaciones del Macrocontrato, Reproducción exacta del mismo.

Inventario Macro 1

En verde cómo, cuándo y a partir de qué información debería haberse realizado

Inventario Macro 2Inventario Macro 3Inventario Macro 4Inventario Macro 5Inventario Macro

SHARE THIS:

Publica Esto Twitter Facebook