Umbráculo del Jardin Americano Año 2010

La Exposición Universal  de Sevilla  tuvo como uno de sus principales aspectos caracterizadores los espacios comunes, las pérgolas y la operación raíces con la creación del Jardin Americano.

Con motivo de la celebración en Sevilla, en 1992, de la Exposición Universal conmemorativa del V Centenario del Descubrimiento de América, el comisario General para la Exposición solicitó a los países de Iberoamérica en 1987 el envío de especies vegetales características con el fin de incrementar la presencia de plantas americanas en el recinto de la Exposición, creando los que se llamó la OPERACION RAICES.

Fue un  equipo de la Universidad de Sevilla dirigidos por el Catedrático Benito Valdés que coordinó la Operación Raíces, el que con su asesoramiento permitió la ejecución del Jardín de las Américas, a cuyo frente se incorporó durante la etapa expositiva como director del jardín, el biólogo Mariano Martín Cacao, siendo el único recinto verde que contaba con un director dada la importancia de su contenido, equiparándose su estructura a la de los pabellones expositivos.

Este Jardín era sin duda único en Europa y no  sigue siéndolo por la negligencia de algunos que pudieron haber hecho y no hicieron..

 Su singularidad se debe a que contiene muchas especies traídas a través de la operación raíces de Expo 92. Operación que hizo que muchos países enviasen a la muestra especies características de estos países. Y aunque se han perdido muchas de las especies originales traídas de 690 hoy en día solo se conservan unas cuantas.

El Jardín Americano incluía jardines parciales como el de la Esclusa, un palmeral, un huerto con plantas hortícolas del Nuevo Mundo y otras productoras de aceites, fibras y otros productos industriales; el jardín del Puerto de Indias, el de las plantas de flor, la Colina de las Coníferas y el jardín de Cactáceas y Crasas, plantas de zonas semidesérticas o desérticas de América. Un tesoro que se ha perdido a través de los años de abandono de la gestión del jardín y espacios ajardinados.

En la edición de LAS ESPECIES VEGETALES DE LA EXPOSICION UNIVERCAL DE SEVILLA EN LA ISLA DE LA CARTUJA   de  Cristina Andrés Camacho, Mariano Martin Cacao y José Manuel Rodríguez Pérez  editado por la Asociacion Española de Parques y Jardines Públicos y EULEN Medio Ambiente en el 2010 ,ya se pone de relieve que los autores  eran ajenos al desarrollo posterior de lo ejecutado y advertían del valioso patrimonio que tenían en sus manos los futuros conservadores , el abandono de la gestión del  Jardin Americano se había iniciado desde que este pasara a depender de la gestión publica del Ayuntamiento de Sevilla.

En la relación de especies introducidas plantadas en los trabajos de jardinería ejecutados, se mencionaba el origen de las especies ,sus variedades y cultivares, su sistema de reproducción y su situación donde estaban plantadas en la Isla de la Cartuja, algunas plantas  ya existían en los parques y jardines de la ciudad.

El 12 de octubre se clausuró la Exposición Universal, y durante 16 años el Jardín Americano quedó prácticamente abandonado.

En el año 2005 se habían perdido prácticamente todas las plantas del invernadero, incluidas dos magníficas colecciones de Orquidáceas y Bromeliáceas. De las 297 especies que en 1992 crecían en los jardines abiertos, se conservaban solamente 119 (Rossini & al. 2005)

Algunas de las plantas inicialmente introducidas ya habían desaparecido, unas faltas de cuidados y mantenimiento y otra porque habían cumplido su ciclo biológico y no se habían reproducido.

Otras especies introducidas requerían cultivos especiales en zonas protegidas por invernaderos para su aclimatación y no podían adaptarse a crecer en el exterior, estas permanecieron en el Vivero de la Expo, donde hoy a pesar de las muchas vicisitudes pasadas todavía pueden observarse como veremos más adelante.

Pero el capítulo más importante y lamentable del abandono de las plantaciones que se ejecutaron para la Exposición Universal de Sevilla del 1992 y el que me voy a centrar en este articulo es  el de la falta de gestión de un programa de  propagación por alguna entidad pública responsable de las plantas de interés introducidas.

En los próximos años se incrementarán tanto los estudios de aclimatación como los de multiplicación, con objeto de cubrir el segundo objetivo del envío de plantas, con la difusión de estas a otros puntos de la geografía española.” Asi rezaba en los propositos de los que lo crearon.

El objetivo más ambicioso al introducir en España nuevas especies no utilizadas hasta ahora, una vez adaptadas a las condiciones climáticas de Sevilla, era que las plantas   pudieran multiplicarse y enviarse para su cultivo a otros puntos de la geografía española o de otros países de Europa. La celebración del V Centenario del Descubrimiento de América dejaría así un importante legado, que haría aumentar el porcentaje actual de especies americanas utilizadas en jardinería, y con ello la vistosidad la biodiversidad de las plantaciones en  parques y jardines.

En la publicación de referencia se apuntaba la propagación como un tema fundamental después de la aclimatación y señalaba el listado de plantas introducidas y su sistema de reproducción.

Durante los años de abandono de los espacios verdes que lego la Exposición Universal de Sevilla ,solo tengo conocimiento de la reproducción por el interés de los creadores del Jardin Americano mientras estuvieron al cargo del mismo.

 “Por último, ha comenzado un programa de multiplicación de las especies recibidas, aprovechando fundamentalmente la ligera poda de formación de ejemplares todavía relativamente pequeños, por lo que se han obtenido en 1989-90  234 nuevas plantas por estaquillado, así como 60 plantas de Pilea hemisphaerica Urb. & Ekman mediante esquejes, 20 plantas de Philodendron oxicardium Schott. por acodo múltiple, y 6 plantas de Euphorbia cotinifolia H.B. & K. por siembra de sus semillas producidas en el vivero.

En cuanto a estaquillado, no se ha conseguido el enraizamiento de ninguna estaquilla herbácea. De las leñosas o semileñosas, las de algunas especies no han llegado a enraizar, como es el caso de Rapanea gulanensis Aubl., de la que se plantaron 25 estaquillas, Piptadenia rígida Benth. y Lonchocarpus longistylus Pittier, de los que se plantaron 15 estaquillas, o Crotón panamensis Muell, del que se plantaron 12 estaquillas. Por el contrario, todas las estaquillas plantadas de Prosopis chilensis Stuntz y Erythrína glauca Willd. han enraizado sin dificultad.” (Cristina Andres Camacho,Mariano Martin Cacao y José Manuel Rodríguez Pérez  )

De las pérgolas escribiremos otro dia.

Pérgolas obsoletas sin plantaciones

El Proyecto Naturalia XXI,  fue aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla el 25 de Marzo de 1999.

Ya en el 2002 se comentaba en la prensa local el convenio de colaboración de Naturalia XXI con el Ayuntamiento de Sevilla para conseguir el apoyo institucional de todas las administraciones implicadas en el proyecto para que los ciudadanos puedan disfrutar, entre otros, del Jardín Americano o los Jardines del Guadalquivir.

En enero de 2008 nace la Fundación Naturalia XXI con la participación de  instituciones públicas formada por expertos y universitarios ,convirtiéndose en una entidad jurídica compuesta por el Ayuntamiento de Sevilla, la Consejería de Medio Ambiente, la Universidad de Sevilla o entidades como Cartuja 93,Lipasam  y Emasesa. con la misión fundamental de gestionar el legado verde de la Exposición Universal de 1992, esta fundación se creó en su día con el objetivo la recuperación para usos públicos y sociales de los espacios heredados de la Expo92 en la ribera de la dársena del Guadalquivir, desde el Pabellón de la Naturaleza y el Jardín Americano hasta el norte de la Isla de la Cartuja, pasando por su edificio-emblemático, el Pabellón del Futuro, donde se prevéia la creación del Complejo Museístico de la Biodiversidad.

Entre sus muchos objetivos aspiraba a la  creación de un Jardin Botánico que albergara y desarrollara la riqueza florística de Andalucía y la flora americana introducida, ubicándolo en el antiguo Pabellón de la Naturaleza, el Jardin Americano y en el umbráculo invernadero de Expo 92.anexionando los terrenos correspondientes a la Ciaboga y Canal de los Descubrimientos ( jardín de plantas acuáticas) teniendo como actuación complementaria la  apertura del Jardin del Guadalquivir como parque público de Sevilla.

Por vez primera desde la conclusión de la Expo, el Jardín Americano contaba con un presupuesto que le iba a permitir la puesta en valor del abandonado edén botánico y programar actividades científicas relacionadas. Pero no fue así.

El 2 de septiembre de 2013,Cartuja 93 entidad que formaba parte de la Fundación anuncia su abandono a la misma y en el mismo mes el patronato de la Fundación Naturalia XXI aprobó su disolución ante la imposibilidad de no cumplir los fines fundacionales, en cumplimiento de la Ley de Fundaciones de Andalucía y de los propios estatutos de la entidad y la falta de las subvenciones que venían aportando el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento cedió en febrero el Pabellón de la Naturaleza a Agesa, por lo que la Fundación Naturalia XXI dejo de tener sede en el mismo. El servicio municipal de Parques y Jardines tuvo que asumir la conservación del Jardín Americano y las labores de educación ambiental debieron de ser asumidas por la Agencia Local de la Energía, Emasesa y Lipasam.

“No era lógico ni razonable que el Ayuntamiento, pese a tener personal que puede gestionar esas funciones de Naturalia XXI, subvencionara a la fundación con importantes sumas de dinero a través del propio Ayuntamiento, de Emasesa, y de Lipasam”

En 2008,  la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y con fondos FEDER, se emprendió la restauración del Jardín Americano. Quedaban 159 especies. Nuevas adquisiciones de plantas americanas en viveros españoles, sobre todo de Cactáceas, hicieron que al final de su restauración, en 2011, el Jardín Americano estuviera poblado por 350 especies. Pero han transcurrido varios años, y ya se han producido nuevas pérdidas. El presupuesto total ascendió a 8.489.431,02 euros, financiación que se realizó con cargo a Fondos Europeos de Desarrollo Regional (75 %) y autofinanciados por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla (25 %), corriendo a cargo  su ejecución a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Tampoco fue así, el jardín no se restauró, se realizaron muchas obras pero se dedico muy poco dinero a las plantas no supuso la mejora que todos los amigos del jardín Americano  esperábamos. De nuevo el abandono se cebó sobre el jardín y por lo visto este será su destino por mucho tiempo, otro intento fallido y una muy importante cantidad de dinero desaprovechado para el jardín.

A pesar de todas sus vicisitudes aun así, crecen en el Jardín Americano de Sevilla magníficos ejemplares de numerosas especies americanas, muchas de ellas únicas, como el palo de Campeche: Haematoxylum campechianum L., de América Central ; el quillay o jabón de palo: Quillaja saponaria Molina, de Chile; el algarrobo: Prosopis chilensis (Molina) Stuntz, de América del Sur  el timbú colorado o guanacaste: Enterolobium contortisiliquum (Vell.) Morong, de América del Sur; el ya mencionado colpache: Croton niveusJacq., de América Central y norte de América; el almácigo, jiota o palo mulato: Bursera simaruba (L.) Sarg., de América tropical; la palma real: Roystonea regia (Kunth) O.F. Cook, del Caribe, que más recientemente se ha plantado en algunos jardines de Sevilla; el roble de Virginia: Quercus virginiana Mill., del N de México y S de Estados Unidos; el ahuehuete: Taxodium mucronatum Ten., del Golfo de México; el cedro de Cuba: Cedrela odorata, del Caribe (Fig. 9), y otras muchas especies que siguen haciendo singular y sumamente interesante a este Jardín Americano, herencia de la Exposición Universal de Sevilla de 1992.( Benito Valdés 2005 )

Antes  en el 2010 por  iniciativa de la Asociación Jardines de la Oliva hizo que se recuperase este espacio para la ciudadanía.

El presidente de esta asociación, Jacinto Martínez Gal, dijo en su día a ABC que para los Amigos de los Jardines de la Oliva lo esencial no era recuperar un parque en la ribera del río, sino devolver a la ciudad la colección de plantas americanas que se reunió para la Expo, un total de 690 especies y variedades distintas.

Circunstancialmente por recogida de semillas o esquejes esta Asociación en su modesto vivero ha reproducido algunas de estas plantas que luego ha distribuido en plantaciones que de forma altruista a realizado en Centros Escolares, Asociaciones análogas y pueblos de la provincia.

Una vez finalizada la Exposición Universal, , el vivero ha venido siendo gestionado por varios organismos de la Junta de Andalucía, hasta que finalmente fue incorporado al Parque Metropolitano del Alamillo. En la actualidad, mantiene un buen número de ejemplares de casi cincuenta especies exóticas, que constituyen una colección botánica de gran valor.

Los viveros de la Expo92  pasaron a manos de la Junta de Andalucía a través de EPSA .-Empresa Publica del Suelo de Andalucía y con ellos parte del personal que había trabajado en la Expo entre los que se encontraba Alberto García Camarasa que había sido Director del “Programa de Forestación y Jardinería” y formo parte del equipo del innovador Proyecto de Pérgolas para la Expo ,Alberto que poseía una gran sensibilidad hacia las plantas conservo como oro en paño, aquellas que permanecieron protegidas  en vivero y no fueron plantadas y se dedico a reproducir algunas de las especies que se habían quedado sin plantar en el vivero, la Lagerstroemia speciosa en uno de los ejemplos.

Pero vivero paso a manos de Puertos del Estado y finalmente otra vez a la Junta de Andalucía adscrito al Parque del Alamillo en fase de liquidación, con lo que se prohibió la reproducción de plantas para aumentar los cultivos ya que su finalidad no era la comercialización, sino la parte expositiva de los que había sido el vivero así como la exposición de aquellas plantas introducidas que necesitaban protección y que todavía se conservaban .

En  el 1916 el Parque del Alamillo, responsable de la conservación de los ejemplares de plantas exóticas que llegaron a Sevilla desde distintos países para poblar parte del recinto de la Cartuja durante la celebración de la Exposición Universal de 1992, acaba de culminar el trabajo de señalización de las casi 50 especies que se mantienen, desde entonces, alojadas en el invernadero situado en el interior del conocido como Vivero de la Cartuja, dentro del Parque Metropolitano.

Entre las actuaciones realizadas para divulgar el contenido del Vivero de La Cartuja, se   señalizaron de las especies existentes en el invernadero, indicando  sus nombres, común y científico, así como la familia a la que pertenecen y la región de procedencia en carteles informativos  y abrirlo al público en visitas guiadas.

Veamos cómo se ha llegado a este infortunio.

¿ Que se ha hecho con las muchas plantas que introducidas gracias a la Operación Raices llegaron y se aclimataron en Sevilla durante estos últimos años ¿

Debemos de tener en cuenta que fue la más importante introducción de plantas americanas realizada jamás en el mundo a un solo país.

El interés personal de algunas personas sensibles consiguió la multiplicación de algunas de las plantas introducidas que tenían interés para la flora local y nacional ,pero en todos los intentos de gestión de los espacios verdes que lego la Expo 92,nunca existió un plan para la propagación de las plantas ornamentales que se introdujeron que era uno de los fines más importantes una vez concluida la Exposición Universal de Sevilla.

Soy un asiduo paseante por el jardín y he visto durante años miles de semillas en el suelo de diferentes especies barridas inconscientemente y tallos leñosos de arbustos para reproducción por esquejes tirados a la basura ,de malas practicas culturales y muchas plantas muertas de sed o sustraídas del jardín, de un jardín que se realizó con el esfuerzo de muchos y se destruye por la ignorancia y negligencia de unos pocos.

Leer más  en INTRODUCCIÓN DE PLANTAS ORNAMENTALES LEÑOSAS AMERICANAS.-VALDES, M. MARTIN CACAO & Z. DÍAZ LIFANTE en el blog jardinessinfronteras.com