La rosa de la Paz

La Rosa de la Paz, también conocida como’ Madame Meilland ‘, es sin duda la rosa más famosa de la historia.

 ¿Por qué?

Todo partió hace algunos años, cuando las familias de obtentores de rosas, los Meilland y los Dubreuil, se emparentaron entre sí y comenzaron a trabajar arduamente en el cultivo e hibridación de rosas. En 1937 y entre tantos ejemplares producidos, un 15 de junio, nació una que les llamó la atención y que bautizaron con el Nº3-35-40 ..

Durante el tiempo que estudiaron su crecimiento y evolución y no tardaron en darse cuenta de que se trataba de algo especial. Decidieron entonces mandar los injertos de esta nueva especie a cultivadores de distintos países, para analizar su desarrollo en diversos terrenos. Fue así como esta rosa llegó entre otros lugares a Italia, Alemania , en Estados Unidos, Robert Pyle, quien se ocupó del injerto y la cultivó, decía en una carta: “Mi mirada se queda maravillada ante esta enorme rosa amarillo canario ribeteada de carmín. Estoy seguro de que será la rosa del siglo y la llamó “Peace”. En este mismo día, la Paz llegó al mundo. El 29 de abril de 1945 se producía la toma de Berlín y con ello el fin de la II Guerra Mundial. Pura coincidencia o predestinación.

Rosa Madame A Meilland

 La rosa adquirió su lugar en la historia, y fue un golpe de suerte para los criadores de rosas y jardineros de todo el mundo. Nació una rosa de té híbrida  de la que se han vendido muchos millones de plantas desde que estalló en el escenario mundial en 1945. Fue desarrollada por el obtentor de rosas francés, Francis Meilland, entre 1935 y 1939 quien, cuando vio la aparición de la  guerra con Alemania, envió material de injerto a amigos en Italia, Turquía, Alemania y Estados Unidos.  La historia cuenta que fue en el último vuelo antes de la invasión alemana de Francia.

 En los Estados Unidos, los criadores de rosas Conrad Pyle Co., cultivaron con éxito el rosal y, por lo tanto, lo mantuvieron a salvo. Sin embargo, debido a que los diversos destinatarios de estos preciosos injertos no pudieron comunicarse entre sí durante la guerra, se le dieron varios nombres diferentes. Francia la llamó ‘Madame A. Meilland’ por la madre de Meilland. Italia lo llamó ‘Goia’ (Alegría). Alemania la llamó ‘Gloria Dei’ (gloria a Dios) y Estados Unidos la llamó ‘Paz’. Y ‘Paz’ se hizo conocida como, cuando se declaró la Paz. El nombre oficial se anunció el mismo día en que cayó Berlín, poniendo fin a la guerra en Europa.

Así, esa rosa que había conocido la guerra y sus vicisitudes se convirtió en un símbolo que perdura hasta hoy. En efecto, el 8 de mayo de 1945, el día en que Alemania firmó su rendición, los cuarenta delegados que formaron Naciones Unidas encontraron sobre la mesa de su primera reunión una rosa: la Rosa de la Paz. “Ojalá esta rosa pudiera influir en todos los hombres de buena voluntad, y así la Paz reinará para siempre en el mundo”, les señaló el Dr. R. C. Allen, el entonces secretario de la American Rose Society.

 En palabras de Peter Beale, un destacado experto en rosas inglesas, “‘Peace’, sin duda, es el mejor té híbrido jamás criado y seguirá siendo una variedad estándar para siempre”. Y para mí descubrir que también viene en forma de escalada, fue la guinda del pastel. La rosa de la paz es un té híbrido con flores grandes de color amarillo claro a crema, ligeramente enrojecidas en los bordes de los pétalos con rosa carmesí. Es resistente y vigoroso y relativamente resistente a las enfermedades, lo que la hizo popular tanto en jardines como en el comercio de flores. Y  desde hace 83 años en un mes de junio cuando fue creada ha sido la protagonista en muchos en nuestros jardines .

La rosa de la paz, la rosa favorita del mundo, tiene una historia devastada por la guerra. (Foto cortesía de Wikimedia Commons )

Esta rosa está plantada en el jardín del edificio de las Naciones Unidas en New York.