jardines-de-chapina-e. Nueve años más tarde desaparecería el viejo puente y, con posterioridad, el nuevo paso recibiría el nombre de Avenida del Cristo de la Expiración. Este lugar se convierte, así, en el fondo de saco de la nueva dársena en la que se ha convertido el río a su paso por el centro histórico, sirviendo de unión por tierra a las dos orillas. Con ello surgió todo un borde fluvial en forma de “u” que se consideró necesario embellecer..

El Ayuntamiento convoco un concurso de ideas y fallado, aprueba el proyecto presentado por Arquinde que en  1964 ganó el concurso para la ordenación de las márgenes del Guadalquivir, donde se materializaron los jardines de Chapina y el Paseo de la O y acuerda realizar la obras que dirigidas por  los arquitectos Jaime López de Asiain y Ángel Díaz con la colaboración del paisajista Pierre Vanier  las dirigen hasta culminaras en 1969 .Eran unos nuevos jardines para la ciudad.

Con el proyecto se  revaloriza el caserío de Triana, con la construcción del Paseo de Ntra.Sra. de la O, al acometer el estudio de las márgenes, no se puede prescindir de esta conexión íntima de perfil tradicional entre el rio y la ciudad.

El rio brinda una solución a los viejos problemas urbanos., zona verde y parque para Triana, respetando en el callejón  la hilera de casas antiguas cuyos volúmenes y planos se combinan brillando al sol y caen sobre el agua salpicados sus muros de una vegetación densa y salvaje.

Las márgenes tienen en esta concepción paisajística funciones diversas, la de la izquierda es margen para estar, de recreo, de descanso, la de la derecha, el callejón Ntra Sra- de la O una zona peatonal intimista de paisaje urbano en la que se ha buscado revalorizar las construcciones de Triana junto al rio. Desgraciadamente esta ambición conservadora no se ha visto reflejada en las nuevas construcciones llevadas a cabo últimamente que han distorsionado la idea original.

Se restaura la entrada al paseo por el Callejón de la Inquisición ,se pavimenta el paseo ,se contienen las márgenes con mallas de cemento y vegetación, se planta toda la margen con árboles y arbustos intentando formar un bosque de galería junto al rio.

Los jardines conjugaban un diseño de carácter paisajista, con naturalidad en el empleo de las plantaciones y un tratamiento particular y detallado de éstas en la ribera, que además era objeto de actuaciones para mantener su perfil. Se construyen  pantalanes de moderno diseño para facilitar la pesca y el atraque de pequeñas embarcaciones de recreo, se disponen paseos longitudinales pavimentados en las diferentes terrazas con las que se resuelve la bajada a la orilla. Taludes tapizados con césped y otros realizados con piezas prefabricadas de hormigón, se combinan con pequeñas escalinatas que conectan las terrazas, bancos y juegos infantiles, confiriendo a esta zona un acabado que hace posible el paseo y el asiento cercano a lo que hasta entonces había sido el viejo cauce del Guadalquivir. Numerosas plantaciones acomodadas a la configuración de la ribera, prestaron también su contribución al diseño: chopos, álamos, fresnos, así como otros menos frecuentes como, liquidambar, ginkgo o ciprés de los pantanos.

Se conforman paseo y terrazas, se crea un gran embarcadero en el fondo de saco que cierra el rio aterrado con anterioridad, se instalan bancos, juegos infantiles, papeleras y alumbrado.

paseo-ntrasra-de-la-o-x
Paseo Nuestra Sra. de la O

Aspectos de los jardines desde las calle Ntra.Sra, de La O

El trazado del jardín adquiere un carácter paisajista funcional, sin grandes elementos ornamentales, las terrazas en talud contenidas con bloques de hormigón prefabricado y enchinados, al igual que las losas que conforman las sendas y paseos de circulación por el jardín y las márgenes, jardín rustico donde el ciudadano puede gozar de la pesca, tenderse en el césped o dedicarse a la lectura en los múltiples bancos instalados o contemplar el agua con la nostalgia de  poderla ver correr algún día por su nuevo cauce natural.

Entre las plantaciones que se realizaron en este momento destacaban los chopos booleana .-Populus alba var.pyramidalis y Populus  canadienses.-Chopo del Canadá ,Elaeagnus angustifolia.-Olivo del Paraiso ,Robinia pseudacacia.-Acacia blanca, Fraxinus angustifolia.-Fresnos propios de la climatología local y de distinta perennidad en la jardinería ornamental,

Se introducen  especies de climas más fríos y con más exigencias de agua, aprovechando el microclima existente, así aparecen los Liquidambar styraciflua .-Liquidambar o Estoraque, el Ginkgo biloba.-Árbol de los Escudos, el Liriodendron tulipifera.-Árbol de las tulipas, el Taxodium distichum.-Ciprés calvo que en este ambiente húmedo y fresco al lado del rio consiguen desarrollarse aunque con dificultad, ( excepto los Taxodium de los cuales existen buenos ejemplares en el Parque de María Luisa y posteriormente en el Jardín Americano ).

Una amplia gama de arbustos completaban el estrato vegetal del nuevo jardín, que se mantuvo hasta que se decidió construir el nuevo Puente del Cristo de la Expiración en el año 1990 y que el agua corriera de nuevo en la nueva dársena creada al eliminar el  conocido como tapón de Chapina y  aterrar  el rio en San Jerónimo donde ahora finaliza la dársena creada., una vez realizada La Corta dela Cartuja.

Este panorama cambió cuando, con motivo de la exposición universal de 1992, se decide la eliminación del aterramiento de Chapina, construyéndose en su lugar el puente del Patrocinio o del Cristo de la Expiración (Octubre de 1991), creándose no obstante un  nuevo corte junto a la isla de la Cartuja.

Con ello lo que había sido un conjunto unitario se disgrega. Por un lado, el Paseo Nuestra Señora de la O es objeto de una nueva reforma que mantiene en gran medida el diseño original, uniéndose mediante escalinatas a la bautizada ahora como Plaza de Chapina y que, pasando bajo el puente, conecta con los ajardinamientos de la Isla de la Cartuja.

La zona ajardinada correspondiente al aterramiento desapareció con él, mientras que los jardines de la margen izquierda son también reformados y pasan a ser conocidos –un tanto paradójicamente- como jardines de Chapina.

La realización de estas obras transformó totalmente el jardín reduciendo su superficie y convirtiéndoles en márgenes de la dársena creada con la desaparición del aterramiento de la Avda. Cristo de la Expiración.

jardines-de-chapina-2015-antes-de-su-desaparicion
Jardines antes de la instalacion de nueva red de riego y despues de la misma

jardines-de-chapina-24-de-febrero-despues-de-la-actuacion-municipal

Se hallan, pues, situados tras el paseo del Marqués del Contadero, inmediatamente después del Puente de Triana y tienen como continuación al Paseo del rey Juan Carlos I. Han conservado en gran parte el espíritu y la forma con el que se diseñaron, permaneciendo sus diferentes terrazas, unas pavimentadas –por donde ahora discurre un carril bici que continua por el paseo antes citado- y otras terrizas con abundante vegetación arbórea. Su marcado carácter paisajístico -entonces novedad en la ciudad- pervive sobre todo en la parte cercana a la ribera, donde todavía persisten sendas peatonales curvilíneas, resueltas con piezas cuadradas de hormigón lavado asentadas sin mortero ni juntas y que dejan crecer libremente el césped entre ellas. No se ciñen al borde del cauce y, en la premeditada arbitrariedad de su trazado, dejan sitio a bancos y pequeñas praderas donde con libertad crecen árboles. Permanecen también los taludes y las escalinatas, flanqueadas por maceteros que albergan tuyas o ciruelos japoneses. Todo ello en hormigón lavado que deja al descubierto el chino, material que sirvió de identidad a este jardín y que también se reconoce en el vecino Paseo de la O.

Incluso es posible ver pequeños grupos de carrizo (Phragmites australis). En sus días, plantados junto al agua a modo de vegetación de ribera casi palustre, constituían una de las imágenes características del parque.

Los jardines transformados mantienen la atmosfera de un jardín paisajista con escasos elementos ornamentales y con una vegetación la mayoría autóctona o naturalizada con pocas necesidades de mantenimiento y de gran sostenibilidad, se incorporan plantaciones de Celtis australis, almeces, Fraxinus excelsior.-Fresno común y Tamarix gallica.-Taraje, junto con Populus alba.-Álamos blancos.

sevilla-jardines-de-chapina-a3

El jardín sin embargo sufre la instalación de botellonas sin control con grandes destrozos en el mobiliario urbano y tremenda suciedad de las personas que acuden a estas manifestaciones sin ninguna educación cívica ,papeles y plásticos por los suelos, botellas rotas por los paseos, restos de comidas etc….uno de los elementos más afectados por esta barbarie fue y es el Monumento a Fray Bartolomé de las Casas de Emilio García Ortiz, que instalado junto al Puente de Triana sufre los embates de esta movida con roturas y grafitis en el monumento.

23-sept-2016-03323-sept-2016-028 23-sept-2016-019

Botellonas,concentraciones,novatadas que de forma incivica se desarrollan en los jardines.

Estas actuaciones efímeras algunas veces y otras estables han hecho mucho daño al jardín que por otra parte es muy frecuentado durante el día por toda clase de público, quienes pasean las mascotas, quienes lo disfrutan como solárium para tomar el sol ,grupos musicales, artistas saltimbanquis el jardín es enormemente concurrido en ciertas épocas del año.

El jardín ha sufrido años de abandono y falta de mantenimiento, sobretodo limpieza y cuidados del césped, durante estos periodos y estoy obligado destacarlo un vecino amante d las plantas y el orden en el jardín estado durante  ocho años manteniendo parte del mismo con plantación de plantas facilitadas por los propios vecinos y otras multiplicadas por el mismo. El jardín, mejor dicho, la parte del jardín cuidada y mantenida por el vecino dentro de su categoría presentaba un aspecto de jardín cuidado, lleno de flores en las  diferentes estaciones, el vecino participaba en el mantenimiento del jardín con el riego de las plantas que a cubos retiraba de la dársena y realizaba la limpieza de paseos que no realizaba el Ayuntamiento, incluso en las áreas de juegos infantiles que se pasaban semanas y semanas sin barrer…..

Pero hace tan solo dos años, el Ayuntamiento en el verano de 2015,con la excusa de que tenía que instalar una nueva red de riego, arraso más de 600 m2  de jardín, arrancando todo tipo de vegetación existente….el disgusto del vecino fue descomunal, todas las horas que había dedicado a la consecución del jardín se vieron frustradas por una vandálica acción municipal….descorazonado no quiere ni oír hablar del jardín, su participación en la conservación del medio para una mayor calidad de vida de los ciudadanos, había fracasado, alguien no la había entendido.

jardines-de-chapina-z2jardines-de-chapina-mayo-2015 jardines-de-chapina-tecomaria-b jardines-de-chapina-2015-antes-de-su-desaparicion

Estado del jardin antes de esta desafortunada actuacion

Si desastroso fue esto, más desastroso que desde que se destrozó todo el jardín, nada se ha hecho y los terrenos permanecen baldíos y sin vegetación alguna.

En esto momentos ya instalada la nueva red de riego se  están preparando los lugares donde están emplazados los bancos colocándoles una solería de hormigón para evitar los charcos que se forman al pie de los mismos cuando, ya gracias a Dios, se riega el jardín.

La Confederación Hidrográfica  del Guadalquivir y la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla en su convenio marco apuestan para la regeneración de cauces y la creación de nuevos espacios verdes para la capital, trabajos cofinanciados con Fondos Europeos y la Gerencia de Urbanismo del  Ayuntamiento de Sevilla.

El Paseo Ntra Sra de la O  paseo arbolado margen derecha del Río Guadalquivir, entre Puente Cristo de la Expiración y Puente de Isabel II recibió la última reforma gracias a este Convenio.

Este fue uno de los primeros proyectos en los que se actuó  ante el mal estado en que se encontraba la pavimentación de este paseo junto a la Dársena del Rio Guadalquivir, se proyectó la repavimentación  con adoquines  de pasear engorroso, y al mismo tiempo  las obras de reforma que consistieron en la instalación de  dos embarcaderos en la lámina de agua y puestos de pesca en la margen del paseo, nuevo alumbrado y restauración de las esculturas que se instalaron como donaciones realizadas a la ciudad con motivo de la Expo 92.

jardines-de-chapina-08 jardines-de-chapina-620 jardines-de-chapina-842 jardines-de-chapina-905

Jacaranda mimosaefolia en los Jardines de Chapìna

Vegetación.-

Uno de los requisitos del proyecto era respetar todas las plantaciones existentes desde el año 1968 en un proyecto de restauración de riberas, de las especies que quedan de aquella plantaciones destacamos unos cipreses calvos.-Taxodium distichum, un árbol de los escudos.-Gingko biloba unos Liquidambar o estoraques.–Liquidambar styraciflua, unos grande chopos.-Populus  x canadiensis, unas casuarinas.-Casuarina cunhanghamiana, cuatro olmos bola.-Ulmus glabra var. umbraculifera, algunos naranjos amargos.-Citrus aurantium var. amara, catalpa.-Catalpa bignonioides, queda un solo chopo bolleana.- Populus alba var pyramidalis y un álamo blanco.-Populus alba de los muchos que se plantaron, unos Fresnos.- Fraxinus americana, una jacarandá.-Jacaranda mimosaefolia y una acacia tipuana.-Tipuana tipu completan la vegetación antigua del Paseo .Es curiosa la existencia de un peral.-Pyrus communis desarrollado  en la margen, posiblemente plantado por algún vecino.

jardines-de-chapina-a jardines-de-chapina-ad jardines-de-chapina-sept-2015-017 jardines-de-chapina-sept-2015-021

Documento grafico en homenaje al ciudadano que durante años estuvo creando su jardin en los abandonados Jardines de Chapina y estado en que quedo despues de la actuacion municipal.

La margen del rio esta plantada con adelfas.-Nerium oleander en todo su recorrido, no faltando los carrizos.- Phragmites australis, hubo más plantas autóctonas en los taludes, pero en los trabajos de conservación  y mantenimiento posteriores a la ejecución del proyecto, algún “iluminado” para no tener que desbrozar el talud le aplico herbicida y con ello se eliminaron muchas plantas características de ribera, los carrizos con los que no pudo el herbicida están colonizando la zona., junto con los rebrotes de raíz de los chopos bolleana. Los neumatóforos de los cipreses calvos plantados en la orilla están en lucha continua con las mallas de hormigón para poder sobrepasarlas y  aflorar  al aire en busca de oxigeno para el árbol.

Sevilla septiembre 2016