palos-de-la-frontera-a
Sevilla.-Platanos enfermos en calle Palos de la Frontera

ESTUDIO DE LAS CAVIDADES PRESENTES EN LOS PLÁTANOS DE SEVILLA AGENTES BIOLÓGICOS IMPLICADOS.-estudio realizado por ASESORES ARBORISTAS

  1. Introducción…
  2. Equipo de trabajo. Plazo de realización..
  3. Descripción de los daños en arbolado adulto.
  4. Lesiones en arbolado joven..
  5. Desvitalización de copas y muerte de ramas.
  6. Antecedentes..
  7. Metodología de trabajo..
  8. Agentes causantes de las lesiones en arbolado joven..
  9. Agentes causantes de las lesiones en arbolado adulto.
  10. Descripción general del proceso de formación de los daños..
  11. Conclusiones..

RESUMEN:

Se decriben varias plagas, no descritas hasta la fecha, que afectan de manera muy grave a los plátanos de Sevilla.

Una prospección en otras ciudades españolas muestra daños semejantes en sus plátanos.

Se evidencia la necesidad de trabajar de manera coordinada en el conjunto de las ciudades afectadas, de cara ampliar y consolidar esta investigación, conocer el alcance y la gravedad de la situación, decidir políticas conjuntas, etc…

  1. INTRODUCCIÓN.

El Ayuntamiento de Sevilla ha puesto en marcha los trabajos de inventariación informatizada con valoración de riesgo del arbolado urbano de la ciudad, comenzando, en el año 2.000, con el Distrito Centro y el Parque de Maria Luisa.

Dichos trabajos de valoración de riesgo tienen en cuenta los daños y lesiones estructurales observables en cada árbol, con modelos de inventariación y cuantificación ya experimentados en más de 400.000 árboles urbanos en otras ciudades españolas: Madrid, Segovia, Pamplona, Huesca, Ávila,Fuenlabrada…

Pero en este trabajo de Sevilla se ha detectado la presencia de daños estructurales muy graves en la población de plátanos, de una tipología extraña,no encontrado en los trabajos anteriores, ni descritos hasta la fecha en publicación alguna.

Por esta razón, el Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla encargó a nuestra empresa en Julio de 2.001 la realización de los trabajos específicos de análisis y valoración necesarios para:

– Conocer el alcance que tienen esos daños en los árboles concretos y su significación en cuanto a valoración de riesgo.

– Identificar, en la medida de lo posible, los agentes fitopatológicos causantes.

– Tipificar los daños, y establecer la coordinación con los trabajos de inventariación informatizada y valoración de riesgo que se están realizando.

– Proponer posibles actuaciones conducentes a corregir este tipo de lesiones y a evitar su aparición y desarrollo.

La incorporación del resultado de este trabajo a la inventariación informatizada que se está realizando permitirá valorar el alcance y la gravedad

del problema a nivel de toda la ciudad y tomar las medidas de corrección oportunas.

Este trabajo ha tenido un plazo de realización de 3 meses, y se ha entregado a primeros de Octubre de 2.001.

  1. EQUIPO DE TRABAJO.

El equipo de trabajo ha sido formado por:

– Gabriel Iguiñiz Agesta, especialista en arboricultura urbana, como realizador del trabajo.

– La analítica de hongos ha sido realizada por:

!.-“Jordi Luque i Font, Doctor en Ciencias Biológicas, como responsable de la toma de muestras y el análisis, estudio e identificación

de hongos.

!.-“Josep Girball Lladó, profesor titular de Universidad de la Unidad de Botánica del Departamento de Biología Animal, de Biología Vegetal y de Ecología de la Universidad Autónoma de Barcelona y responsable del Laboratorio de Micología de dicho Departamento, como responsable de analítica.

– En la clasificación de parásitos:

  • Dr. Zdenek Lastuvka, Universidad Mendel, República Checa, autor del libro “The Sesiidae of Europe”, se ha ofrecido amablemente a clasificar los microlepidópteros parásitos encontrados.
  • D. Antonio Serrano, del Laboratorio de Sanidad Vegetal, encargado de evolucionar las larvas parásitas para obtener los adultos.
  • D. Miguel Gajú, profesor titular de Biología Animal de la Universidad de Córdoba, ha clasificado los ejemplares de termitas.

– Todos ellos bajo la supervisión de los técnicos municipales de Parques y Jardines de Sevilla, D. José Elías Bonells y D. José Miguel Reina.

arboles-platanus-k

  1. DESCRIPCIÓN DE LOS DAÑOS EN ARBOLADO ADULTO.

Por razones de claridad de exposición vamos a distinguir entre lesiones en arbolado adulto y lesiones en arbolado joven (aunque luego se verá que esta distinción no es absoluta).

En arbolado adulto, aún cuando, como se verá más adelante, coexisten varios tipos de daños (y de agentes), las lesiones que más llaman la atención consisten grandes daños y deformaciones en los troncos y ramas principales, algunas con aspecto chancroide, cavidades importantes, y deformaciones del tronco plagadas de pequeñas heridas abultadas que, frecuentemente, presentan los bordes oscurecidos y llegan a exudar un flujo negruzco.

Su gravedad reside no sólo en la pérdida de sección estructural, sino en la desconcertante incapacidad del árbol por reparar la herida, que en muchos casos, lejos de mostrar signos de cierre eficaz, se deforma y se agranda con el paso del tiempo.

Cavidades y lesiones graves se presentan también en las bases de las grandes ramas verticales, que son puntos de antiguos terciados.

Las secciones transversales realizadas en troncos adultos muestran claramente que estas cavidades no tienen un origen reciente (algún tipo de agente que en estos últimos años esté socavando madera anteriormente en buen estado) sino que se observa cómo las lesiones tienen un origen antiguo, y acompañan al árbol en su desarrollo (como se demuestra por el hecho de que los anillos de crecimiento interiores se curvan hacia los daños).

3.1. Gravedad de los daños estudiados, desde el punto de vista de valoración de riesgo.

3.1.1. Pérdida estructural de los troncos dañados.Los daños estudiados suponen una clara pérdida de sección estructural,aunque también es cierto que la sección, además de perder superficie, aumentade diámetro, lo que tiende a compensar, estructuralmente, la perdida de seccion

También se produce una pérdida de cualidades estructurales en la madera presente por la actividad de hongos xylófagos.

Entendemos que, en general, la pérdida estructural es importante.

3.1.2. Pérdida estructural en las lesiones situadas en la base de grandes ramas verticales

Numerosos plátanos presentan una estructura el la que, a partir de unos gruesos brazos, terciados hace 10, 15 ó 20 años, se han desarrollado amplias copas, soportadas por ramas verticales de importante altura.

Los antiguos puntos de terciado se encuentran actualmente muy afectados y desestructurados por los agentes descritos en este trabajo, siendo puntos estructuralmente débiles sobre los que se alzan copas de gran altura, peso y vela.

Nuevamente aquí, la pérdida estructural es importante. Las roturas de ramas por este punto son frecuentes.

7

3.2. Presencia y distribución de estos daños en otras ciudades españolas.

A mediados del mes de Septiembre hemos dedicado dos semanas a visitar una serie de ciudades del Levante y Sur españoles para conocer el alcance de estos daños en los plátanos de otras ciudades. Hemos visitado:

  • Valencia
  • Murcia
  • Elche
  • Almería
  • Granada
  • Málaga
  • Cádiz
  • Córdoba
  • Huesca

En todas esas ciudades hemos podido constatar, guiados por sus técnicos de Parque y Jardines en la mayor parte de los casos, la presencia general de daños similares en los plátanos adultos.

Se nos ha comunicado la existencia de daños probablemente similares en Gerona, y sabemos, por un estudio que se cita a continuación, de la importante presencia de daños probablemente similares en Barcelona.

Es decir, estamos ante una plaga o plagas que afectan de forma general y grave a la especie Platanus en un área geográfica muy importante. La afección es importante no sólo desde un punto de vista puramente fitopatológico, sino desde el punto de vista de valoración de riesgo de accidentespor roturas estructurales.

La presencia en este Congreso de los técnicos de Parques y Jardines de esas y otras ciudades puede aportar referencias y datos muy interesantes.

platanus-6
Sevilla.-Platanos jovenes en calle Torneo
  1. LESIONES EN PLÁTANOS JÓVENES.

En Sevilla existen plantaciones masivas de cientos de plátanos jóvenes realizadas para la Expo 1992. Actualmente tienen 20 a 30 cms. de diámetro, con un buen desarrollo. No han sido podados, ni en vivero ni después, y presentan su eje central completo.Más de un 80 % de esos plátanos jóvenes muestran lesiones en la parte alta de las horquillas de las ramas laterales. Estas lesiones resultan poco visibles en los primeros años, pues quedan semiocultas bajo la corteza exterior desprendible del plátano, y no se ponen en evidencia hasta que ésta cae o es retirada.

También aparecen lesiones en la base del tronco y, en menor medida, en cualquier punto del tronco.

Son daños graves y, aparentemente, nuevos y progresivos.

  1. DESVITALIZACIÓN DE COPAS Y MUERTE DE RAMAS.

Este problema no estaba incluido en los objetivos de este trabajo, pero lo hemos observado en un número de veces importante: algunos plátanos presentan muerte difusa y aparentemente progresiva de la copa, que a veces se continúa lateralmente por el tronco, pudiendo morir el árbol.

Las ramas muertas no presenta lesiones sintomáticas, pero la observación minuciosa de la madera muerta muestra unos pequeños cuerpos fructíferos moteando la corteza aún adherida a la madera muerta.

  1. ANTECEDENTES.

No hemos encontrado publicaciones que estudien y describan daños similares en plátanos, ni la bibliografía sobre parásitos de Platanus adultos describe daños ni agentes patógenos que nos puedan servir de orientación (sólo hay referencias a chancros y hongos patógenos en plantas de vivero).

En el “Journal of Arboriculture” Vol. 26, Nº5, Septiembre 2000, aparece un artículo de M.L. Tello, C. Redondo y E. Mateo-Sagasta titulado “Health Status of Plane Trees (Platanus spp.) in Spain” (Estado de salud de los plátanos (Platanus sp.) en España), en el que no se citan ninguno de estos problemas.

En la Revista de Arboricultura (Asociación Española de Arboricultura) se cita en sendos artículos (nº 23 y nº 27) un trabajo del Ayuntamiento de Barcelona en 1998 sobre el estado de los plátanos del distrito de l´Eixample (El Ensanche). Ambos artículos recogen las siguientes enfermedades encontradas sobre plátano en ese trabajo: oidio, tigre, cochinilla y “chancro seco”. En uno de estos artículos se describe el “chancro seco” como “una enfermedad, no descrita hasta ahora, que afecta a poblaciones de plátanos de zonas costeras y húmedas de toda España”. No se aportan más detalles ni de esa enfermedad, ni de su agente causal. En el mes de Julio informamos al Servicio de Parque y Jardines de Barcelona del inicio de este trabajo sobre los plátanos de Sevilla, y pedimos información sobre ese trabajo realizado por ellos en el año 1998, pero no se nos aportó dato alguno. Ese trabajo no ha sido publicado.

El plátano está representado en Sevilla (y en el resto de España), básicamente, por la especie Platanus x hispanica. Esta especie es muy abundante en la mayor parte de las ciudades europeas, siendo considerada como vigorosa y muy resistente a heridas y podas, con buena compartimentación, buen cierre de heridas, etc. Como hemos comprobado en este trabajo, al menos en Andalucía y en la costa mediterránea, no muestra esa proverbial fortaleza, sino que desarrolla daños, pudriciones y cavidades graves y crónicas, al parecer, desconocidas en otras latitudes.

Este comportamiento realmente anormal se puede concretar en tres aspectos básicos:

– la presencia de daños y cavidades de diversa consideración a diferentes alturas y en múltiples puntos del árbol, tanto en plátanos jóvenes como adultos, no necesariamente relacionados con antiguas heridas de poda,

– la gran pérdida de sección, es decir, el desarrollo de cavidades cerradas y abiertas muy importantes, y – la debilidad o distorsión de un proceso tan universal en la fisiología arbórea como es el cierre de heridas mediante el crecimiento activo de la madera nueva en los bordes de las heridas.

Nuestro trabajo ha pretendido dar respuesta a todos estos hechos.

platanus-5
Sevilla.-Daños en Platanos jovenes
  1. METODOLOGÍA DE TRABAJO.

Dada la habitual complejidad de los procesos patológicos en el interior de la madera viva, con seriación y/o coincidencia de diferentes patógenos y saprofitos, probable dualidad patógeno/saprofito de diferentes agentes, etc., este trabajo no ha pretendido desvelar la totalidad de los procesos implicados.

Se planteó, para el plazo de realización de tres meses, una intensa investigación de campo con tomas de muestras, un trabajo completo de analítica de laboratorio y de identificación de los agentes, y, finalmente, la elaboración de un modelo que explicase cómo la presencia y actividad de los diferentes agentes identificados origina los daños encontrados.

El trabajo se ha desarrollado en las siguientes fases:

!”Julio de 2001: coordinación con el Servicio de Parques y Jardines y con las empresas encargadas del apeo de plátanos viejos.

!”Julio de 2001: investigación de campo y toma de muestras sobre plátanos apeados y en pié.

!”Agosto de 2001: cultivo y analítica de hongos en laboratorio.

!”Septiembre de 2001: seguimiento de la evolución de los parásitos y sus daños. Investigación de campo y nuevas tomas de muestras. Cultivo e identificación de parásitos.

!”Septiembre de 2001: Comprobación de posibles daños similares en los plátanos de otras ciudades del Levante y Sur españoles: Valencia, Murcia, Elche, Almería, Granada, Málaga, Cádiz y Córdoba.

!”Primeros de Octubre de 2001: entrega del trabajo.

  1. AGENTES CAUSANTES DE LAS LESIONES EN ARBOLADO JOVEN.

El examen físico de las lesiones en horquillas, tronco y base de plátanos jóvenes muestra deformaciones y/o necrosis corticales graves.

Asociado a las lesiones se pueden observar finos excrementos, liados entre sí por filamentos. A final de verano la acumulación de excrementos puede ser muy importante.

También la base de los chupones (ramas adventicias) en árboles adultos aparece en numerosos casos abultada y agrietada.

Inspeccionando cuidadosamente se puede encontrar pequeñas fundas pupales asomando por orificios de emergencia,característico de los lepidópteros de la familia sesidae.

Una excavación subcortical algo más profunda muestra la actividad de unas pequeñas larvas solitarias, de unos 10 a 20 mm. (según la época de observación) que se alimentan del cambium y del xylema y floema en formación.

En la medida en que avanza la temporada de crecimiento, las lesiones presentan más profundidad al irse completando la formación del xylema anual. Las galerías abandonadas, de 5 mm. de ancho, divagantes, llegan a afectar un área de unos 40 x 50 mm. cada una.

Si los ataques son abundantes y cercanos, pueden afectar y deformar un área importante. El daño puede no manifestarse al exterior hasta el año siguiente del ataque de la larva (cuando éste ya está), por lo que la identificación del agente puede ser dificultosa.

Se trata de la larva de un microlepidóptero, de la familia sesidae. La hembra pone los huevos en los puntos en los que la corteza exterior (ritidoma) aparece agrietada por efecto de un engrosamiento activo (base del tronco, base de la rama, arruga de corteza), o en los puntos en que hay alguna herida en la corteza. Los bordes de heridas (accidentales, de poda, daños anteriores del propio lepidóptero, etc.) son también puntos atractivos para la reinfección.

platanus-chancro
Sevilla.-Chancros en Platanos jovenes

En este momento, varias larvas, entregadas por nosotros, están siendo evolucionadas en el Laboratorio de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía en Sevilla. Se espera obtener adultos en el plazo de unas semanas, con lo que podrán clasificar.

Disponemos de un ejemplar , capturado en 2.000 en Córdoba por D. Miguel Gajú, profesor titular de Biología Animal de la Universidad de Córdoba. El adulto tiene unos 14 mm. de envergadura.

El Dr. Zdenek Lastuvka, Universidad Mendel, Repúbica Checa, autor del libro “The Sesiidae of Europe”, se ha comprometido en la clasificación de los lepidópteros encontrados, y a la vista de una fotografía de un ejemplar, cree que se trata de un pequeño sésido (familia a la que pertenece también el conocido Paranthrene tabaniformis), aparentemente del género Synanthedon, probablemente S. codeti.

La mayor parte de los plátanos de nueva plantación están afectados. Los daños son graves, por varias razones:

!.-“están dañados la mayor parte de los plátanos jóvenes.

!.-“están más dañados los ejemplares vigorosos.

!.-“los bordes de los daños se vuelven a reinfectar.

!.-“no se produce cierre correcto de las heridas.

!.-“probablemente los daños serán puntos de atracción para las termitas Kalotermes flavicollis (que veremos a continuación).

!.-“su distribución, es más amplia que la de Kalotermes, ya la hemos encontrado en Madrid.

kalotermes-flavicollis-fabr-a-soldier-caste-b-alate-caste-with
Kalotyermes flavicollis
  1. AGENTES CAUSANTES DE LAS LESIONES EN ARBOLADO ADULTO.

Las disecciones de árboles adultos dañados demuestran la presencia, conjunta o no, de dos agentes principales: hongos de pudrición y termitas.

9.1. La termita Kalotermes flavicollis Fabr.

No es inusual la presencia de termitas en plátanos y otras especies de árboles urbanos, dentro de las áreas geográficas con condiciones climáticas adecuadas a su desarrollo.

La especie más conocida de termitas es Reticulitermes lucifugus, que forma grandes colonias y anida en el suelo, desde donde, por largas galerías siempre ocultas a la luz, ataca estructuras de madera de edificios, y también, por supuesto, árboles. Se le llama “termita de la madera húmeda”. El área de distribución de Reticulitermes lucifugus incluye Sevilla y el resto de la península, por lo que podría estar presente en los plátanos de Sevilla, aunque en este trabajo no la hemos detectado.

Pero no es esa la especie de termitas que encontramos de forma masiva en los plátanos de Sevilla, sino Kalotermes flavicollis Fabr. o “termita de la madera seca”, llamada así porque a diferencia de la anterior termita no anida necesariamente en el suelo húmedo, y puede instalarse en estructuras de madera sin comunicación con el suelo.

Las colonias son pequeñas, de unos cientos de ejemplares, y de pequeña extensión.

De su biología, el aspecto más interesante, por su incidencia en los daños sobre los plátanos sevillanos, es que los individuos alados que reproducen las colonias muestran una fuerte querencia por los árboles, en los que deben encontrar un punto de entrada.

Aunque la biología de Kalotermes flavicollis está ampliamente estudiada, no se han descrito daños tan abundantes y graves como los aquí encontrados en Platanus en Sevilla y en el área estudiada: la mayor parte de los plátanos presentan daños de termitas, de larvas del lepidóptero, o de ambos.

El número de daños por árbol, la proporción de árboles afectados y el área de distribución observada hace que podamos calificar a Kalotermes flavicollis como plaga endémica del plátano en Sevilla y en el área explorada (Levante y Sur peninsular), independientemente de su presencia y daños en otras especies arbóreas

Hasta este momento se conocía la presencia y la producción de pequeñas cavidades de Kalotermes flavicollis en diversas especies de árboles, pero no se había descrito este tipo de daños exteriores.

En nuestra opinión, este tipo de lesión está producido, básicamente, por la termita Kalotermes flavicollis, independientemente de cuál haya sido la herida original que permitió la implantación de la termita, y de la participación de algún otro agente.

Tras observar y analizar numerosas lesiones, puede interpretarse que en un principio las termitas ocupan una pequeña zona subcortical que, progresivamente, van haciendo crecer, hacia el interior, y en superficie, por socavación subcortical centrífuga, mediante galerías preferentemente (aunque no exclusivamente) horizontales y paralelas, en cada una de las cuales trabaja un sólo individuo, avanzando en la zona blanda cambium – floema – xylema exterior.

En un principio esto produce una necrosis cortical que se aprecia desde el exterior como una zona donde la corteza está más seca, dura y deprimida, que crece en dimensiones hasta alcanzar 20, 30, ó más cms. de diámetro.

Esta primera fase podría durar varios años (y es de suponer que se acompaña de una necrosis y excavación, también progresiva, hacia el interior de la madera). Con el tiempo la corteza degenera y se desprende, evidenciando cavidades hacia el interior y a lo largo de la madera.

Alrededor de toda la zona afectada se va formando un borde engrosado vivo, formado por el crecimiento de la madera en la zona periférica viva no afectada.

La socavación subcortical bajo los bordes vivos de la herida puede conferir a ésta un aspecto “chancroide”.

No sabemos si el desarrollo de las grandes heridas y cavidades presentes, y la socavación subcortical de los bordes vivos de las viejas heridas se deben a la actividad y crecimiento progresivo de una única colonia de Kalotermes, o si (dado el pequeño número de ejemplares que se atribuye a estas colonias) nuevas colonias (venidas de fuera o producidas por la colonia original) continúan y agravan los daños.

Otros tipos de daños presentan la acción conjunta (aunque no coordinada) de Kalotermes flavicollis y de la larva de lepidóptero, actuando ésta siempre en los bordes exteriores vivos.

No descartamos la presencia de algún hongo o bacteria que colabore en la regresión de los bordes, pero la actividad subcortical de termitas y larvas es evidente, y podría explicarpor sí misma la regresión. Por otro lado, no hemos observado, en general, regresión de los bordes sin presencia de parásitos subcorticales.

kalotermes-flavicollis-3
Kalotermes flavicollis

9.2. Estudio de los bordes de las cavidades

Como se ha indicado al principio, el presente estudio tendría que explicar la aparente ausencia, debilidad o distorsión, del proceso de cierre de heridas.

Éste es el aspecto normal de los bordes de las cavidades en plátanos.

Y éste es el aspecto de los bordes alterados que se presentan en los plátanos de Sevilla: los bordes de las lesiones y cavidades se presentan irregulares y retorcidos.

La inspección subcortical de los bordes dañados pone en evidencia las galerías de excavación

de las mismas larvas encontradas en las lesiones en plátanos jóvenes, no visibles antes de retirar la corteza exterior.

El daño no es apreciable desde el exterior durante el tiempo en que la larva está actuando subcorticalmente.

Sin embargo, en el siguiente ciclo vegetativo, el cambium dañado produce una zona de crecimiento irregular, con deformación ya visible exteriormente por el aspecto hundido, agrietado y necrótico de la corteza, pero sin la presencia de la larva que originó el daño, que ya voló.

Las imperfectas cicatrizaciones que el árbol produce a causa de estas galerías, con corteza retorcida y agrietada, son puntos preferentes de puestas de huevos, lo que agranda la lesión e invita a nuevas puestas de huevos.

La continua repetición de galerías, a veces incluso una junto a otra, agranda y deforma continuamente los bordes de las cavidades, distorsionando e impidiendo el cierre de las heridas. De hecho, las heridas en las que no hay actividad del lepidóptero tienden a realizar un cierre normal.

La mayor parte de los bordes vivos de las heridas y cavidades presentes en los plátanos sevillanos están alterados por los daños de las larvas del lepidóptero, y entendemos que ésta es la causa de que las cavidades de los plátanos sevillanos se deformen continuamente, impidiendo el cierre de los bordes de las lesiones y cavidades.

9.3. Hongos.

Se ha realizado una amplia toma de muestras y el correspondiente trabajo de laboratorio de aislamiento en cultivo e identificación. Como se ha

indicado, la analítica se ha realizado en Laboratorio de Micología de la Unidad de Botánica del Departamento de Biología Animal, Biología Vegetal y

Ecología de la Universidad Autónoma de Barcelona.

El muestreo ha tenido como objetivo principal la identificación de hongos asociados a las patologías objeto de este estudio, con especial atención

a posibles hongos patógenos, y no a los hongos xylófagos. Por otro lado, se trata de un muestreo jerarquizado y dirigido; en consecuencia, de los

análisis efectuados tan sólo podemos concluir una mera asociación de relación entre un conjunto de especies fúngicas y unas sintomatologías determinadas,

es decir, que unos determinados hongos (y no otros) aparecen asociados a determinados daños.

Aún demostrada repetidamente esta relación, no es posible deducir de la mera analítica que tales agentes sean causa primaria de los daños estudiados.

Serán necesarios posteriores estudios de patogenicidad antes de atribuir a estos hongos un papel definitivo.

A continuación se resumen los hongos encontrados en la analítica en relación con las lesiones estudiadas.

platanus-plaga-x
Sevilla.-Graves chancros en los platanos mas viejos

9.3.1. Hongos basidiomicetos causantes de pudriciones internas.

Este estudio ha encontrado Inonotus sp. y Phanerochaete sp. Como se ha indicado, durante el muestreo no se ha buscado muestrear ni identificar

basidiomicetos causantes de pudriciones internas, sino hongos patógenos activos, por lo que consideramos a estas dos especies como meros representantes

de la amplia colección de hongos basidiomicetos (unas 30 especies) conocidos sobre Platanus.

9.3.2. Hongos asociados a las galerías subcorticales de termitas y larvas de lepidóptero.

Como hemos visto al describir los daños subcorticales de termitas y larvas de lepidóptero, se llega a producir un crecimiento “chancroide” en los bordes de las heridas. En este proceso está demostrada la participación de los citados parásitos en la socavación subcortical, pero no se descarta la participación de hongos que colaboren en la necrosis del cambium-corteza.

Los tejidos inmediatamente en contacto con las galerías de termitas y larvas de lepidóptero muestran una coloración rojiza, oscura o negra. La analítica ha encontrado allí la presencia sistemática de Fussarium solani, Phaeoacremonium inflatipes y Phialophora sp.

9.3.3. Hongos asociados a copas desvitalizadas y ramas muertas de 10 – 15 cms. de diámetro.

Estos daños son independientes de las lesiones que dieron lugar a este estudio.

Como se ha indicado antes, se trata aquí de ramas de cierto calibre que aparecen muertas, aunque a veces la afección llega a buena parte o a la totalidad de la copa, e incluso al tronco. La analítica muestra la presencia sistemática de Splanchnonema platani ( = Massaria platani), que aparenta ser el único responsable.

  1. DESCRIPCIÓN GENERAL DEL PROCESO DE FORMACIÓN DE LOS DAÑOS Y CAVIDADES PRESENTES EN LOS PLÁTANOS SEVILLANOS.

Este estudio se ha limitado a los plátanos, por la gravedad de las lesiones que presentan. Sin embargo, agentes que aquí se describen para los daños en plátanos pueden estar también afectando, en mayor o menor grado, a otras especies arbóreas. Tal va a ser al caso, por ejemplo, de las termitas.

Estudios posteriores deberán analizar la presencia e incidencia de estos u otros patógenos en el resto de las especies arbóreas de Sevilla y del resto del área mediterránea y Andalucía.

Sevilla, como otras ciudades andaluzas y mediterráneas, presenta unas condiciones climáticas especialmente favorables tanto para el desarrollo de pudriciones de madera, como de colonias de termitas.

Hongos y termitas, agentes básicos de las cavidades, se transmiten por vía aérea, y necesitan puntos de entrada al interior de los árboles.

Una vía de entrada normal son las heridas y los cortes de poda, frecuentes y, hasta cierto punto, inevitables.

Las colonias de termitas, de tamaño muy pequeño y escasa actividad en los primeros años, van creciendo progresivamente, y ampliando subcorticalmente la zona atacada, con necrosis y regresión cambial y cortical, configurando un tipo de daño que, en nuestra opinión, es típico y distinguible exteriormente como tal. En este avance centrífugo de la zona necrosada (con cierto aspecto chancroide) podrían estar colaborando algunos hongos (Fusarium solani, Phaeoacremonium inflatipes y Phialophora sp.), que encontramos asociados a las galerías de los parásitos subcorticales. Interiormente, la socavación también avanza. Finalmente, se llegan a desarrollar pudriciones y cavidades por basidiomicetos en relación o no con la actividadde las termitas.

Entendemos que la pérdida estructural es grave y difícil de valorar, por dos razones:

!.-“las cavidades de las termitas puede llegar a ser muy importante y su extensión y distribución son anárquicas.

!.-“los procesos que, en una situación normal, pueden limitar o compensar la pérdida estructural (CODIT de A. Shigo, y “crecimiento reparador” de C. Mattheck) están, ambos, distorsionados:

  • el primero, porque las termitas atraviesan sistemáticamente las barreras de compartimentación, introduciendo los hongos en la madera sana,
  • y el segundo, porque los daños subcorticales producidos por las termitas y las larvas del lepidóptero y los hongos asociados están produciendo necrosis y regresión cambial, lo que distorsiona y reduce el posible crecimiento reparador. El propio crecimientolocal reparador, cuando se da activamente, agrieta la corteza exterior, y esto atrae a las puestas del lepidóptero.

Por otro lado, aparece un nuevo agente, un lepidóptero, una diminuta mariposa, cuya larva excava galerías subcorticales, tanto en los bordes de las heridas y cavidades, como en las grietas de la corteza exterior (felodermis) de los plátanos jóvenes con fuerte desarrollo. A la espera de su clasificación definitiva, aparentemente se trata de un sésido, Synanthedon codeti. Aunque entre especialistas en lepidópteros se conocía su presencia sobre robles y plátanos, no se habían descrito daños, y menos de esta gravedad y amplitud.

platanus-plaga-z

Cabe destacar:

!.-“el gran número de ataques, pues si bien las larvas son solitarias, pueden encontrarse muchas decenas actuando a la vez en cada árbol, y podemos pensar que está presente en la mayor parte de los plátanos.

!.-“su capacidad de producir daños primarios, en los bordes de heridas y especialmente en las zonas del árbol donde aparecen agrietamientos de la corteza exterior (ensanchamientos de base del tronco y bases de ramas laterales de los árboles jóvenes), daños primarios que, entendemos, darán pié a instalación de termitas.

!.-“sus efectos en los bordes de las heridas y en los bordes de los amplios daños superficiales, deformando y ampliando esos bordes e impidiendo un cierre normal de las heridas y cavidades.

!.-“los efectos debilitadores sobre la estructura de los árboles afectados, pues si bien un ahuecamiento de estructura podría ser asumible, los ahuecamientos “abiertos” y el debilitamiento estructural de las bases de las ramas pueden provocar un nivel de riesgo inasumible.

!.”su novedad. Los daños de lepidóptero en horquilla y base de ramas jóvenes, presentes por millares en los plátanos jóvenes de Sevilla, son, aparentemente, daños recientes, de no más de 3, 4 ó 5 años de antigüedad. No sabemos si esto se debe a que el lepidóptero debe esperar a que los plátanos tengan un determinado desarrollo, o a que es una plaga de reciente introducción.

En este momento no tenemos evidencias de que los daños primarios producidos por las larvas del lepidóptero sean aprovechados para la instalación de las termitas, pero creemos que lo puede hacer.

  1. CONCLUSIONES.

Este estudio a puesto en evidencia:

  • la presencia masiva de la termita Kalotermes flavicollis en los plátanos de Sevilla
  • la responsabilidad directa de esa termita en los daños estudiados, con la probable corresponsabilidad de varios hongos (Fussarium solani, Phaeoacremonium inflatipes y Phialophora sp.). La patogenicidad de estos hongos debe estudiarse con más profundidad.
  • la presencia de un parásito subcortical (la larva de un microlepidóptero, aparentemente un sésido, Synanthedon codeti), que está causando daños muy importantes en los plátanos, tanto jóvenes como adultos.
  • la amplia extensión geográfica afectada.
  • la presencia de un número importante de casos de plátanos con copa seca y troncos afectados por necrosis lateral sin deformación, con el hongo Splanchnonema platani (= Massaria platani), como aparente responsable.

En nuestra opinión estamos ante un conjunto de plagas, no citadas ni estudiadas hasta este momento, que ocasionan graves lesiones crónicas en los plátanos del área estudiada, con pérdidas estructurales muy importantes. Deben realizarse estudios más detallados de extensión, patogenicidad y posibles tratamientos, y debe cuestionarse la utilización masiva de la especie Platanus en el área afectada.

Octubre de 2.001