Diente de León (Taraxacum officinale)

MALAS HIERBAS

Se denomina maleza, mala hierba o planta indeseable a cualquier especie vegetal que crece de forma silvestre en una zona cultivada o controlada por el ser humano como cultivos agrícolas o trabajos en jardines y arbolado.

Esto hace que prácticamente cualquier planta pueda ser considerada mala hierba si crece en un lugar en el que no es deseable o no se ha plantado.

Un ejemplo característico es el de la menta, que, aun siendo una planta aromática, se considera indeseable en praderas de césped donde en algunos terrenos tiene tendencia a prosperar.

Por regla general las malas hierbas suelen crecer de forma natural, y además con considerable vigor por tratarse en la mayoría de las ocasiones de especies autóctonas muy adaptadas al medio y por tanto con gran facilidad para extenderse.

Por ello, la catalogación de malas hierbas es poco menos que imposible y además arrojando cifras tremendamente dispares en función de cada ubicación geoecológica.

Se denomina malherbología a la ciencia, relativamente moderna, que se dedica al estudio de las malas hierbas. Además, pueden ser muy molestas al poderlas confundir con raíces superficiales de plantas del alrededor al ser arrancadas.

INTRODUCCIÓN: DEFINICIÓN DE MALHERBOLOGÍA

La malherbología es la ciencia que se dedica al estudio de las malas hierbas y al control de las mismas.

Como ciencia, con la entomología agrícola y la fitopatología, forma parte de la protección de cultivos y en nuestro caso de los jardines.

Hasta hace muy poco la malherbología estaba ligada a la agronomía.

La malherbología, como ciencia, empieza a dibujarse sobre los años 40, coincidiendo con el descubrimiento del 2-4-D, el primer herbicida orgánico sintetizado.

Los estudios de malas hierbas siempre fueron de la botánica.

Los métodos de control nacen con las malas hierbas.

En principio eran manuales (arrancado, escarda) y ahora mecanizados.

El último en aparecer fue el método químico. Estos métodos de control los estudiaba la agronomía.

La malherbología está relacionada con muchas materias: química agrícola, toxicología, botánica, agronomía, fisiología vegetal, edafología, mecánica agrícola, fitotecnia, ecología vegetal y protección de cultivos.

BREVE HISTORIA

En 1951, en EE.UU., aparece la primera revista sobre malas hierbas, y en 1950 se crea la primera asociación americana.

Los siguientes fueron los colombianos, que crearon la asociación Colombiana de Malherbología.

Luego se creó la Sociedad Latinoamericana de Malherbología.

Los europeos comenzaron en Inglaterra, en 1975, creando la Sociedad Europea de Malherbología.

En España aparece la Sociedad Española de Malherbología (SEMh), que agrupa a 200 – 300 socios de instituciones muy diversas (casas comerciales, instituciones públicas, privadas…).

Se dedica a organizar Congresos, grupos de trabajo, y trabaja una sección que se dedica al estudio y publicación de resistencias a herbicidas, de las malas hierbas.

El año pasado se creó la sociedad Española de Conservación, que se dedica a los suelos, principalmente.

Se estudian las malas hierbas, porque se intenta abandonar el laboreo.

DEFINICIÓN DE MALAS HIERBAS

Mala hierba tiene varias definiciones, según la concepción que se dé.

Las definiciones de mala hierba se clasifican en:

Antropocéntricas o malherbológicas: planta que crece en lugar no deseado. Algunos las describen como hierbas no deseadas en vez de malas hierbas.

Tiene un componente subjetivo muy alto. Ej.: los agricultores llaman malas hierbas a las plantas que interfieren con el cultivo. No hay criterio científico.

La Sociedad Europea de Malherbología define mala hierba como cualquier planta, o vegetación, que interviene con los objetivos o necesidades del hombre.

Correhuela o Corretjola (Convolvulus arvensis)

Ecológicas

Dicen que las malas hierbas deben definirse atendiendo a sus propiedades biológicas que las distinguen.

Son capaces de colonizar, y mantenerse, en un terreno a pesar de las alteraciones.

Hay un criterio científico para definir las malas hierbas.

“Plantas que son pioneras en el caso especial de sucesión secundaria que acontecen en los campos cíclicamente sometidas a laboreo” (Bunting, 1960).

Mixtas

Cogen de las dos anteriores.

“Organismo no deseado que se desarrolla bien en hábitats alterados por el hombre” (Harlan, 1965).

“Planta que crece siempre de forma predominante en situaciones marcadamente alteradas por el hombre y que resulta no deseable por él en un lugar y momento determinado” (Pujadas, 1988)

Se incluye el tiempo y el lugar.

La chufa, que se usa para la horchata, en Galicia es una mala hierba y en Valencia se cultiva. La regaliz o paloduz, puede ser otro ejemplo.

Nosotros vamos a usar la definición de mala hierba que la considera como cualquier planta o vegetación que interfiere en cualquier lugar con los objetivos del hombre.

PERJUICIOS Y BENEFICIOS DE LAS MALAS HIERBAS

El principal perjuicio es que reducen la producción por competencia con el cultivo (agua, luz y nutrientes).

Otra interferencia que pueden causar es la alelopatía (desprenden sustancias).

También pueden dar lugar a la contaminación de la cosecha o efectos en el jardín.

Favorecen las heladas.

Interfieren con la maquinaria.

Son intermediarias en algunas fases del desarrollo de patógenos en el cultivo.

Los beneficios también existen.

Pueden ser hospedantes de algunas fases de animales y hongos que controlan patógenos.

Favorecen la infiltración de agua, por hacer canales en el suelo, disminuyendo la escorrentía y evitando la erosión del suelo.

Aportan nutrientes al suelo, al morir.

 

Amaranthus detroflexus-hybridus-bledo-sabia

CARACTERISTICAS BIOLOGICAS

Tiene una serie de características que hacen que puedan competir con cultivos.

Facilidad de dispersión

Tiene estructuras que les permiten dispersarse muy fácilmente, en algunos casos por el viento, por animales (ganchos, sustancias adherentes), por el agua (se dispersan por flotación) o al recoger la cosecha (con la alfalfa va la cuscuta, que posee semillas muy similares).

Capacidad de persistencia. Es una ventaja de las malas hierbas. Debido a esto son un problema.

Esto se debe a que mucha tiene elevada capacidad de producir semilla (más de 100.000 semillas cada planta).

Otra característica es el largo periodo de viabilidad de las semillas (pueden germinar hasta 10 años después de la producción). Los rizomas y bulbos pueden ser viables mucho tiempo (en la chufa permanecen hasta 40 años).

Suelen tener germinación escalonada, a lo largo del año o en años sucesivos. Algunas no germinan no sólo cuando las condiciones son adecuadas. cuando hay buenas condiciones germinan unas pocas, a los pocos días otras pocas…

De todas las semillas que hay en el suelo no germinan todo el mismo año, quedando una reserva en el suelo.

COMPETENCIA

La competencia se establece con el cultivo por luz, agua y nutrientes. Las malas hierbas suelen tener adaptaciones que permiten competir más fácilmente. Una de las características es su elevada densidad. A mayor número de plantas, en el cultivo, mayor ventaja competitiva.

Otra característica es la nacencia sincronizada. Las malas hierbas con nacencia al mismo tiempo que el cultivo, serán las más adaptadas a él. Caso de los céspedes.

El vigor es importante. Suelen tener elevado vigor y rápido desarrollo inicial, sobre todo las perennes.

La morfología y la fisiología de la planta influyen en la competencia. Si el desarrollo radicular es importante son más competitivas por ocupar antes el espacio subterráneo. Las de mayor altura y superficie foliar son más competitivas, porque pueden sombrear, fácilmente, el cultivo.

Las plantas C-4 son más eficaces fotosintéticamente, con lo que son más competitivas con el cultivo.

Las malas hierbas pueden producir toxinas que inhiben el desarrollo de los cultivos. Ej.: calabazas en huertos

Las plantas trepadoras son muy competitivas, por enrollarse a las hojas de las plantas. Ej.: vicias

La capacidad de rebrote favorece la competencia.

Si las plantas no rebrotan con una siega se eliminan.

Si rebrotan la siega no vale para nada, o al contrario las reproducen.

Los rizomas y estolones son importantes porque las plantas con reservas en el suelo crecen con gran vigor. Son más difíciles de eliminar.

CLASIFICACION DE LAS MALAS HIERBAS

Arvenses

Se desarrollan en los campos de cultivo y jardines, adaptadas a intenso laboreo.

Hoy en día en muchos cultivos no se laborea. Con el no laboreo, y el mínimo laboreo, las plantas allí adaptadas disminuyen, y aparecen las que están adaptadas a no laboreo o mínimo.

Ruderales

Aparecen cuando no hay laboreo o es mínimo.

Las arvenses suelen tener germinación escalonada y características para resistir en el terreno. Las ruderales tiene diferentes características. Se instalan en los bordes de cultivos o caminos.

Las ruderales no suelen tener germinación escalonada, porque no tienen que adaptarse a los trabajos humanos. Producen muchas semillas y tienen características para ocupar, rápidamente, el suelo, pero no para persistir.

Las arvenses suelen ser plantas anuales y las ruderales bianuales.

Cuando en el cultivo no se laborea las condiciones son semejantes a una cuneta y esas plantas ruderales se instalan en el cultivo.                                                                                                                                                                        Competencia

Invasoras de dehesas, praderas, pastos y céspedes.

Están muy adaptadas a siegas. Suelen tener alto porcentaje de perennes, por ser favorecidas por siegas y cortes. Ej.: lavazas, margaritas.

Arvenses forestales

Malas hierbas de una repoblación forestal. Pueden ser herbáceas o leñosas

Acuáticas

Hay desde las que se instalan en bordes de canales, las que están en la superficie del agua hasta las del interior del agua.

Cuando no se laborea las plantas arvenses no ocupan el terreno, sino que lo ocupan las ruderales.

Los pastos llevan un control de malas hierbas diferente a las zonas de cultivo, con lo que hay plantas adaptadas a esa situación.

Las acuáticas pueden dar lugar a problemas en canales de riego.

Urbanas

Plantas que interfieren en las construcciones humanas. Ej.: plantas que crecen en tejados, alcantarillas…

Suelen ser rupícolas

Otras en las áreas verdes, plantaciones, céspedes y caminos.

 

Sonchus oleraceus (cerraja)

POR SU CICLO DE VIDA

Anuales

Completan su ciclo de vida en un año.

Muchas veces se clasifican en función de la época del año en que florecen.

En Galicia son:

+ invierno-primaverales: germinan en invierno y florecen en primavera

+ verano-otoñales

Bianuales

Son plantas que en el primer año desarrollan su parte vegetativa y florecen y germinan en el segundo año. Ej.: Verbascum, muchas de las que tienen roseta

Son muy abundantes en pastos, praderas y jardines, en cultivos donde se siega mucho.

Las plantas anuales son abundantes en campos donde se laborea

Perennes

Viven más de 2 años y tienen órganos que persisten en el suelo.

Son difíciles de controlar.

Las estructuras perennes son:

estolones: no subterráneos (como las fresas). Ej.: grama

rizomas: subterráneo. Ej.: cañota

tubérculos: Cyperus esculentus (de él sale la horchata). Las raíces están engrosadas

bulbos: se origina en el tallo. Ej.: Allium vineale

raíz rizomatosa: raíz que crece por debajo del suelo como los estolones. Ej.: correola (Convolvulus arvenses), con rizomas de hasta 3 metros.

Las perennes causan grandes problemas en campos donde se aplican herbicidas y no se laborea.

INTERFERENCIA DE LAS MALAS HIERBAS CON EL CULTIVO

Las malas hierbas interfieren en el crecimiento y desarrollo del cultivo (la presencia de malas hierbas disminuye el rendimiento). Esta reducción de la producción puede ser causada por tres tipos de interferencias:

+ competencia

+ alelopatía

+ parasitismo

Competencia

Es el proceso por el cual las plantas que conviven en un mismo lugar tratan de obtener los mismos recursos (agua, luz y nutrientes).

Alelopatía

Consiste en que una planta emite una sustancia tóxica al ambiente que inhibe el crecimiento, y desarrollo, de otra planta.

Parasitismo

Es una forma particular de interferencia. Son plantas que se desarrollan en, o sobre, otras plantas y que absorben los principios nutritivos de la planta huésped. Ej.: orobanche en leguminosa, que no fotosintetizan, la cuscuta, que no tiene clorofila o el muérdago que aparecen en jardinería.

En el campo la competencia y la alelopatía no se diferencian, generalmente, aunque sí es fácil diferenciarlo experimentalmente.

La calabaza es alelopática cuando se descomponen las hojas, que liberan sustancias alelopáticas, al igual que las hojas de eucalipto, la flor del tojo o algunas variedades de calabaza.

Las sustancias alelopáticas se usan para interferir, pero también para poder desarrollarse las plantas.

La interferencia más importante es la producida por competencia.

Primero se estudian los factores limitantes del medio y estos serán los motivos de la competencia (si hay mucha agua, las plantas no competirán, pero si hay poca sí). Si no hay factor limitante no hay competencia.

COMPETENCIA POR EL AGUA

Es la más importante en cultivos de secano.

Se inicia la competencia por el agua cuando el sistema radicular de las malas hierbas se empieza a desarrollar y se desarrolla más que las raíces del cultivo.

Competirán muy bien por el agua las malas hierbas con un sistema radicular muy desarrollado, aquellas que tengan una germinación coordinada con el cultivo, y aquellas que transpiren mayor cantidad de agua.

Estas son las que más compiten y las que se deben controlar.

Unas diferencias de un 10-15% de malas hierbas en cobertura en el suelo en otro suponen una gran extracción de agua.

Controlar la cantidad de agua que tienes en los diferentes estadíos de cultivo es interesante para controlar las malas hierbas en relación a la competencia por el agua.

Si las tenemos controladas podemos evitar, incluso, el riego.

COMPETENCIA POR LA LUZ

Una vez que germinaron las malas hierbas y el cultivo.

Serán más competitivas aquellas que tengan un mayor desarrollo inicial, las que tengan coordinado su desarrollo con el cultivo (sincronización) y que tengan una mayor área foliar (o que sean trepadoras).

Todo esto hace que se sombree el cultivo, provocando un etiolado. Crecen en altura, pero pierden en estructura de materia y en producción.

Hay que evitar esto en los primeros estadios del cultivo y por eso se hacen labores antes y al principio del cultivo.

COMPETENCIA POR LOS NUTRIENTES

Si son tomados por las malas hierbas no los toma el cultivo y, si el nutriente es limitante, el cultivo puede mostrar una deficiencia en ese nutriente disminuyendo la producción.

Hay malas hierbas más exigentes en unos determinados nutrientes.

Aunque haya pocas malas hierbas se observa de igual modo una disminución de la producción.

 

MÉTODOS DE CONTROL

Hay métodos:

+ físicos: térmicos y mecánicos

+ biológicos

+químicos

Los primeros que se usaron fueron el manual y los biológicos. Luego aparecieron los físicos y, a finales del siglo pasado, los químicos. En los años 40 empezaron a desarrollarse los primeros herbicidas (2-4-D, fue el primero).

Los métodos físicos son: escarda manual, siega y escarda mecánica.

MÉTODOS PREVENTIVOS

Selección de semillas.

Vigilancia de los plantones: con la tierra vienen propágulos vegetales de malas hierbas.

Una de las fuentes de introducción de malas hierbas son el turismo y el comercio.

Pueden penetrar por la costa, procedentes de plantas de viveros o con tierras aportadas sin control.

Limpieza de maquinaria.

Limpieza de márgenes.-. A través de canales de riego

MÉTODOS FÍSICOS

+ Escarda manual

Se refiere a la escarda que se realiza a mano o, manualmente, con algún apero. También se incluye la escarda manual automatizada. La escarda manual, realmente, se usa en muy pocos casos (en cultivos con plástico, en jardines, en viveros en maceta…). La escarda manual automatizada usa una máquina con manos mecánicas. Es un robot con una cámara que distingue, por colores, el cultivo de la mala hierba. Son maquinas experimentales.

Se diseñan para cultivos hortícolas, donde se podría trabajar de día y de noche

La escarda manual con aperos se usa cuando la mano de obra es muy barata y cuándo el cultivo es muy caro.

También se usa para situaciones muy concretas (si en un cultivo hay una composición de malas hierbas conocida, o una zona con una mala hierba). Escardas en remolacha o algodón

Controla casi todo tipo de malas hierbas.

En sembrados o céspedes cuando falla la siembra se desarrollan muchas malas hierbas y es rentable la escarda manual.

Operaciones de desbroce y siega de malas hierbas

+ Siega

Es un método menos eficaz y es muy selectivo (favorece el desarrollo de un tipo de plantas con respecto a otras).

Las siegan favorecen el desarrollo de hemicriptófitos y terófitos rastreros.

Si uno quiere controlar los geófitos hay que hacer siegas continuadas.

También hay que tener en cuenta la capacidad de producir semillas en estados muy jóvenes.

Esto es un problema en algunas explotaciones con algunas malas hierbas. Ej.: la poa saca semillas en cuánto aparece la primera hoja.

Escarda mecánica

Hay dos tipos de efectos del laboreo:

Sobre el banco de semilla: cualquier movimiento del suelo provoca la germinación de las semillas de malas hierbas. Los métodos que no mueven el suelo hacen que se haga mayor el banco de semillas

Sobre la explotación de malas hierbas: depende del tipo de apero.

En grandes superficies, el arado de vertedera mata todas las malas hierbas al dar la vuelta al terreno. El arado de discos controla poco, porque no mata todas las malas hierbas. Los aperos que vibran favorecen que se desarraiguen las raíces.

Dependiendo de la eficacia de mover el suelo hay que usarlos en un periodo de desarrollo u otro. El arado de vertedera vale para plantas grandes.

Hay aperos con ganchos flexibles, que vibran, para sacar malas hierbas.

En general el laboreo controla muy bien las plantas anuales. En las plantas perennes el laboreo produce dos efectos, si el apero pone en superficie los tubérculos, rizomas… se secan y el control es bueno, pero hay un efecto negativo por trocear y extender los rizomas, tubérculos…se reproducen.

Cualquier tipo de laboreo es más eficaz si se hace con plantas jóvenes.

Mulching o acolchado                                                                                                                         Cubricion con plastico

+ Cubiertas

Es un método físico, aunque no sea mecánico.

Hay:

Cubiertas vivas: entran en los métodos de control biológico

Cubiertas muertas. Entran en los métodos físicos.

Se usan plásticos, piedras, corteza, periódicos. Se trata de materiales que impiden que llegue la luz al suelo, en general, para que no germinen semillas.

Un caso especial es usar plástico transparente para la solarización.

Se coloca el plástico, sobre el suelo humedecido, en verano.

Entre la humedad y la temperatura bajo el plástico se produce una esterilización del suelo.

Se levanta el plástico y se pone el cultivo.

Los plásticos negros funcionan muy bien para anuales y para perennes, depende.

Los rizomas y tubérculos pueden sobrevivir y la mala hierba perfora el plástico.

El uso de arena, piedras, corteza de pino… funciona bien

MÉTODOS DE CONTROL BIOLÓGICO

Uso de plantas (métodos de control culturales o ecológicos)

Se basa en utilizar sistemas para aumentar la competencia del cultivo con la malas hierba o reducir la competencia de la mala hierba con el cultivo. Se usa la competencia como método de control.

Ej.: muchas prácticas agrícolas influyen en la aparición y desarrollo de malas hierbas, entre ellas el uso de cultivos sanos y vigorosos, que influyen más sobre las malas hierbas. el mantenimiento del cultivo sano y vigoroso ayuda en la competencia sobre las malas hierbas.

El mantenimiento del cultivo sano y vigoroso ayuda en la competencia sobre las malas hierbas.

El manejo más importante que influye en la competencia es la rotación de cultivos y emplear los más competitivos.

Herbicida en margenes de carretera                                                                                                 Aplicando herbicida

CONTROL QUÍMICO

Un herbicida está constituido por la molécula de materia activa, o herbicida, y un formulado.

Hay nombres diferentes para formular la molécula:

+ nombre científico, que es el nombre químico de la molécula (2,4-diclorofenoxiacético).

Se refiere a la estructura química de la molécula (N- fosfometilglicina)

+ nombre común (2,4_D, glifosato)

+nombre comercial

La molécula de herbicida tiene un solo nombre científico, un nombre común (aunque puede variar un poco según la lengua), pero diferente nombre comercial, en función de la casa que lo comercialice.

Herbicida referido a la molécula

Los productos químicos (herbicidas) se conocen desde finales del siglo pasado. Las moléculas utilizadas eran sales, ácidos. fundamentalmente.

Desde los años 40 empieza a considerarse el inicio y síntesis de los herbicidas con la aparición del 2,4-D (primer herbicida orgánico sintetizado) que es un herbicida selectivo que mata las dicotiledóneas (malas hierbas de hoja ancha) en los cereales.

El 2,4-D es un herbicida hormonal. Desde entonces hay en el mercado más de 160 herbicidas de moléculas registrados.

Los herbicidas son compuestos químicos que se aplican a las plantas y que producen una alteración en su estructura o en sus funciones que conduce a la muerte de la planta. Desde que un herbicida es aplicado (a la parte aérea o al suelo) hasta que se muere la planta se suceden una serie de etapas (el conjunto de esas etapas se denomina modo de acción del herbicida). Estas etapas son.

+ interceptación del herbicida por la planta

+ retención del herbicida por la planta

+ penetración del herbicida en la planta a través de la cutícula de las partes verdes (hojas, tallo)

+ movimiento del herbicida dentro de la planta

Si el herbicida fuera aplicado en el suelo hablaríamos de:

+ interceptación por la raíz

+ absorción del herbicida por la raíz

+ movimiento

Cuando el herbicida llega al sitio donde tiene que actuar, dentro de la planta, lo hace y, hasta que se produce la muerte, constituye otra fase llamada mecanismo de acción.

Aplicacion de herbicidas hormonales

MECANISMO DE ACCION

El mecanismo de acción se define como la interferencia biofísica o bioquímica impuesta por un biocida que a la menor dosis del mismo produce un efecto letal.

Ej.: difeniléteres son herbicidas que interfieren en varios procesos y rutas metabólicas, entre ellas de biosíntesis de las clorofilas.

El mecanismo de acción se divide en:

+ primario: acción directa de la molécula de herbicida con una estructura celular.

+ secundario: proceso fisiológico que se ve afectado por la acción primaria de un herbicida.

Las moléculas de los herbicidas son similares a las moléculas del sustrato y se colocan en su lugar en la enzima (inhiben de forma competitiva). Se usan 0,2 kg/ha.

Las imidiazolinas inhiben, pero de diferente forma. Esta inhibición es no competitiva. El inhibidor modifica el sitio de acción, pero se une en otro lugar.

Estas acciones son los mecanismos primarios.

El secundario se refiere al proceso fisiológico que es afectado. Los dos herbicidas inhiben la biosíntesis de aminoácidos de cadena ramificada.

Si tenemos 2 plantas y aplicamos herbicidas aparecerán las que produzcan más sustrato.

Principales mecanismos de acción

No se incluyen ácidos, sales y aceites.

INHIBICIÓN DEL TRANSPORTE ELECTRÓNICO EN LA FOTOSÍNTESIS

Algunas actúan sobre el transporte y otras sobre los componentes.

De los que actúan sobre el transporte hay dos grupos en función de su mecanismo de acción primario y de su localización en su sitio de acción:

+ bipiridilos: Dicuat, Paracuat

Su mecanismo consiste en desviar los electrones de la cadena de transporte electrónico en el Fotosistema I.

Tienen un potencial redox que permite competir con los aceptores celulares. Los complejos de Fe-S ceden los electrones a las moléculas de bipiridilos en lugar de a la ferrodoxina.

+ Triacinas, triacinonas, ureas, benzonitrilos, uracilos: diurón, bromooxinín, bromacilo.

Todas ellas son inhibidoras del transporte de electrones en el fotosistema II.

Actúan uniéndose a un sitio en la proteína D1 e inhiben o bloquean el flujo de electrones entre la quinona A y la quinona B.

Hay muchas malas hierbas resistentes a estas familias. El mecanismo de esta resistencia se da porque las plantas tienen unos aminoácidos cambiados, con lo que la molécula de herbicida no se une bien, pero si se une la quinona.

Las plantas se mueren enseguida aplicando Paracuat, porque al bloquearse el transporte de electrones, en presencia de oxígeno molecular se producen grupos tóxicos que oxidan los lípidos de las membranas y destruyen los pigmentos.

Se conocen algunas plantas que toleran dosis bajas de bipiridilos porque los sistemas de limpieza de especies de oxígeno oxidado están más desarrollados.

Dentro del segundo grupo se pensó que se podrían rotar las moléculas para evitar las resistencias.

En principio esto funcionó, porque el sitio era muy próximo.

Hay plantas que son resistentes, ahora, a varios de estos herbicidas.

Para intentar no tener resistencias hay que rotar los herbicidas con materias activas, totalmente, diferentes.

 

Herbicida-RoundUp-el más vendido en el mundo

HERBICIDAS

Un herbicida es un producto fitosanitario utilizado para eliminar plantas indeseadas.

Algunos actúan interfiriendo con el crecimiento de las malas hierbas y se basan frecuentemente en las hormonas de las plantas.

Clasificación

No existe un solo sistema de clasificación de los herbicidas.

Los diferentes sistemas se basan en criterios muy dispares, como su naturaleza química, su mecanismo de acción o su toxicidad.

No obstante, podemos dividirlos en:

Según su persistencia

Residuales: Éstos se aplican al suelo, sobre la tierra desnuda y forman una película tóxica que controla la nacencia de las malas hierbas al atravesarla durante su germinación.

Dos aplicaciones al año de herbicidas residuales pueden ser suficientes para mantener un suelo limpio de malas hierbas anuales que nacen de semilla.

Normalmente no son activos sobre especies perennes que rebrotan a partir de rizomas, estolones o bulbillos; sí lo son en cambio si la mala hierba nace de semillas (Ej.: Terbutilazina).

No residuales: se degradan normalmente en poco tiempo por lo que solo actúan sobre las plantas sobre las que caen cuando se aplican.

Según su movilidad dentro de la planta

Sistémicos: Se aplican sobre la planta, se absorbe y al ser traslocado a otras zonas de la planta a través del floema puede afectar a zonas de ella sobre las que el producto no cayó al tratarla. (Ej.: Glifosato).

De contacto: no se traslocan por el floema por lo que solo afecta a las zonas de las plantas sobre el que caen. (Ej.: Paraquat).

Según la acción sobre las plantas

Selectivos: Son aquellos herbicidas que respetando el cultivo indicado eliminan las hierbas indeseadas, o al menos, un tipo de ellas. (Ej. la metribuzina en cultivos de patata, gladiolo y otros)

No selectivos: eliminan todo tipo de vegetal con el que entren en contacto (Ej. el glifosato).

Normalmente utilizados para terrenos sin cultivos, zonas industriales, carreteras etc.

Si se aplican en terrenos con cultivos deben aplicarse de modo que no afecten al cultivo.

Según el momento en que debe aplicarse

De preemergencia: Se aplican antes de la nacencia del cultivo. (por ejemplo, Terbutilazina)

Existen herbicidas que pueden ser aplicados en preemergencia o postemergencia según sea el cultivo, el terreno, la climatología y otros factores.

EFECTOS SOBRE EL MEDIO AMBIENTE

Los herbicidas suelen tener un efecto negativo sobre las poblaciones de pájaros, aunque su impacto es muy variable y a menudo son necesarios estudios de campo para predecir adecuadamente sus efectos.

A veces los estudios de laboratorio han sobrevalorado el impacto negativo de los herbicidas debido a su toxicidad, prediciendo a veces graves problemas que luego no se observan en las condiciones de campo.

La mayoría de los efectos negativos suelen ser más debidos a que su uso hace que disminuya el número de especies vegetales que sirven a las aves de refugio y fuente de alimentación.

Incluso usando herbicidas poco tóxicos se ha observado que la disminución de la biodiversidad vegetal que producen afecta negativamente a los pájaros.

El masivo uso de herbicidas en las zonas agrícolas neotropicales es uno de los factores implicados en que estas zonas no sean ahora de utilidad para la invernada de aves migratorias.

 

EN CONTRA DE SU USO

¿Qué puedes hacer tú?

Existen numerosas alternativas al uso de herbicidas.

Pero todas ellas pasan por mirar de otra manera las llamadas “malas hierbas”.

Ninguna hierba es mala: fijan en el suelo carbono y nitrógeno del aire y lo convierten en alimento para los cultivos y para otros animales, siendo la base del ecosistema; bombean con sus raíces nutrientes del suelo hacia la superficie, para ponerlos a disposición de otras plantas, animales y microorganismos; y protegen los suelos y la vida que hay en ellos del sol directo y la lluvia, frenando la erosión.

Alternativas en jardines y carreteras:

Control manual y mecánico, como se ha hecho siempre, generando así más empleo.

Acolchados o cultivos tapizantes, que requieren un mantenimiento mucho menor, o incluso dejar la vegetación natural como sustitución del césped, controlándola mediante siega.

En la agricultura:

Métodos para controlar la hierba sin eliminarla, ya que la vegetación natural sólo compite por el agua en los meses de verano: siegas y labores superficiales.

Mantener el suelo cubierto aumenta la humedad del suelo y la cantidad de nutrientes; y mantiene la vida en el suelo, base de la fertilidad, reduciendo así los costes del cultivo.

Otras técnicas posibles para controlar las hierbas:

Rotaciones, Abonos verdes, Acolchados, etc.

Y, sobre todo, la gran alternativa es la agricultura ecológica, que consigue una importante rentabilidad para los cultivos sin uso de herbicidas ni otros pesticidas.

LOS HERBICIDAS; UNA HISTORIA OSCURA

Años 40

Primeros herbicidas. II Guerra Mundial: se usan contra cultivos alemanes,

Años 60

Guerra de Vietnam el ejército de EEUU rocía la selva de forma masiva con “Agente Naranja”.

Terribles consecuencias para medio ambiente y humanos, incluidos los propios soldados.

Años 70

Se prohíben muchos de estos herbicidas y otros pesticidas, como el lindano y el Hexaclorobenceno(HCB).

Sin embargo, el número, tipo y cantidad de herbicidas disponibles en el mercado se multiplica con la expansión de la agricultura.

2009

Se comercializaron en España 22.333 toneladas.

 

Muchos productos prohibidos siguen llegando a nuestros platos con los alimentos que importamos de otros países más permisivos.

Los cultivos transgénicos resistentes al herbicida Glifosato han disparado su uso en otros países para la producción de piensos.

Además, algunos fitosanitarios ya prohibidos, como el lindano y el DDT, siguen transmitiéndose de madres a hijos/as en la leche materna, hasta la 5ª generación.

LOS HERBICIDAS EN NUESTRA VIDA

Agricultura: ¿curar el campo?

El 80% de los herbicidas se utilizan en la agricultura.

Se acumulan en nuestras aguas y suelos; así como en nuestros cuerpos, creando graves problemas sanitarios.

Eliminan la cubierta vegetal, matando la vida en el suelo, su fertilidad y su capacidad de retener agua y nutrientes para los cultivos.

Impiden la ganadería, la apicultura y la caza menor: los animales a menudo resultan intoxicados.

Son peligrosos para quien los aplica, y para quien se come alimentos contaminados.

Jardines públicos: ¿los herbicidas son un juego?

Su uso en jardines supone un peligro para paseantes y especialmente para nuestros/as pequeños/as y animales domésticos.

En países como Argentina se han llegado a prohibir en estas zonas.

Carreteras:

Se aplican en el control de la vegetación en las cunetas y medianas de nuestras carreteras, con la consiguiente contaminación de aguas y, en algunos casos, intoxicaciones mortales para el ganado.

En las Islas Canarias existe una gran oposición al uso de herbicidas.

EL GLIFOSATO. -el herbicida más utilizado

El glifosato es un herbicida que mata todo tipo de plantas una vez que han nacido.

Los preparados de glifosato se venden bajo diversas marcas, como Spasor Plus y sobre todo RoundUp de Monsanto, que en 2008 facturó en este producto 4.000 millones de euros. (= PIB de Uruguay).

El uso del glifosato está permitido, a pesar de que está reconocido como altamente tóxico.

Dos de los laboratorios encargados de realizar pruebas oficiales en Estados Unidos han sido declarados culpables de falseamiento de datos.

Otras pruebas toxicológicas independientes han revelado toxicidad subaguda (lesiones en glándulas de la saliva), toxicidad crónica (inflamación del estómago), daños genéticos (en células sanguíneas), trastornos reproductivos (esperma menor y anómalo en ratas y conejos), y cancerígeno (aumento de la frecuencia de tumores de hígado y de tiroides en ratas).

Además, cada marca viene acompañada de otras sustancias (llamadas  “inertes”) que facilitan la absorción del Glifosato, y que multiplican su toxicidad.

La importancia radica en que el glifosato es el herbicida más vendido del mundo. Pero sobre esta sustancia sobrevuela la sospecha de su peligrosidad para la salud: La OMS expuso hace un año su potencial cancerígeno. Su panel científico lo colocó en el grupo 2A: probablemente cancerígeno, como la carne roja. Sin embargo la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no lo considera peligroso.

Desde el Parlamento Europeo, organismo que solo puede emitir una opinión, fuentes de grupos políticos analizan que las negociaciones “van encaminadas hacia conseguir un compromiso que reduzca los años de licencia y restringa los usos pero no que lo prohíba definitivamente”.

A pesar de ello muchas ciudades han prohibido su uso..

    

USO INDISCRIMIDADO

Durante los años 1980, la aplicación masiva de plaguicidas fue considerada, generalmente, como una revolución de la agricultura.

Eran relativamente económicos y altamente efectivos. Su aplicación llegó a ser una práctica común como medida preventiva aun sin ningún ataque visible.

Desde entonces, la experiencia ha demostrado que este método no sólo perjudica el medio ambiente, sino que a la larga es también ineficaz.

Donde se han utilizado los plaguicidas de manera indiscriminada, las especies de las plagas se han vuelto resistentes y difíciles o imposibles de controlar.

En algunos casos se ha creado resistencia en los vectores principales de las enfermedades (p.ej. los mosquitos de la malaria), o han surgido nuevas plagas agrícolas.

Por ejemplo, todos los ácaros fueron fomentados por los plaguicidas, porque no abundaban antes de su empleo.

En base a esta experiencia, los especialistas en la protección de cultivos han desarrollado un método más diversificado y duradero: el manejo integrado de plagas.

EFECTOS AMBIENTALES

El uso de pesticidas crea una serie de problemas para el medio ambiente.

Más del 98% de los insecticidas fumigados y del 95% de los herbicidas llegan a un destino diferente del buscado, incluyendo especies vegetales y animales, aire, agua, sedimentos de ríos y mares y alimentos.

La deriva de pesticidas ocurre cuando las partículas de pesticidas suspendidas en el aire son llevadas por el viento a otras áreas, pudiendo llegar a contaminarlas.

Los pesticidas son una de las causas principales de la contaminación del agua y ciertos pesticidas son contaminantes orgánicos persistentes que contribuyen a la contaminación atmosférica.

En adición, el uso de pesticida reduce la biodiversidad, reduce la fijación de nitrógeno, contribuye al declive de polinizadores (reducción de los polinizadores en muchos ecosistemas, desde finales del siglo XX), destruye hábitats (especialmente para aves), y amenaza a especies en peligro de extinción.

También ocurre que algunas pestes se adaptan a los pesticidas y no mueren.

Lo que es llamado resistencia a pesticidas, para eliminar la descendencia de esta peste, será necesario un nuevo pesticida o un aumento de la dosis de pesticida.

Esto causara un empeoramiento del problema de contaminación del ambiente.

 

Efectos medioambientales

EFECTOS PARA LA SALUD

Según datos de la OMS, unas 100.000 personas mueren al año por el uso de pesticidas y 200.000 quedan intoxicadas de forma aguda por su utilización en la agricultura y la ganadería.

Aunque para la población en general, en cuanto consumidora de productos agrícolas, los riesgos de sufrir consecuencias en su salud por el uso de pesticidas son muy bajos, siempre que las condiciones de aplicación y eliminación de residuos hayan sido cumplidas correctamente, para los obreros de su manufactura, transporte y aplicación, así como para los agricultores, sobre todo del tercer mundo y de cultivos intensivos, el riesgo es muy grande.

Por estas razones la Asociación Médica de Estados Unidos recomienda limitar la exposición a los pesticidas y el uso de alternativas menos peligrosas:

Existe incertidumbre acerca de los efectos de la exposición prolongada de dosis bajas de pesticidas.

Los sistemas de supervisión actuales son inadecuados para definir los riesgos potenciales relacionados con el uso de pesticidas y con enfermedades relacionadas a pesticidas. . .

Teniendo en cuenta estas faltas de datos, es prudente. . . limitar la exposición a pesticidas. . . y usar los pesticidas químicos menos tóxicos o recurrir a alternativas no químicas.

ALTERNATIVAS

Hay alternativas al uso de pesticidas que incluyen métodos de cultivo usando controles biológicos, tales como feromonas y pesticidas microbianos, ingeniería genética, métodos de disrupción de la reproducción de insectos.

Estos métodos están ganando popularidad por ser más saludables y a veces también más efectivos.

En Estados Unidos la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) está registrando mayores números de pesticidas de bajo riesgo.

Las prácticas de cultivo incluyen los policultivos (cultivar una variedad de plantas, lo opuesto a monocultivo), rotación de cosechas, cultivar una cosecha donde las plagas estén ausentes o en épocas en que sean menos problemáticas, usar las llamadas cosechas trampas que atraen a las pestes hacia otras plantas para que no ataquen a la cosecha principal.

Medidas mecánicas en vez de químicas, por ejemplo, el agua caliente puede tener casi tan buen efecto sobre pulgones como los pesticidas.

Otro método es la liberación de otros organismos que combaten a las plagas, como ser sus predadores y parásitos naturales.

También se usan pesticidas biológicos como hongos patógenos de la peste, bacterias, virus

También es posible alterar el ciclo biológico del insecto por medio de esterilización de los machos que luego son liberados para que se apareen con hembras que no podrán producir crías.

Esta técnica fue usada por vez primera con el gusano barrenador del ganado en 1958 y ha sido usada posteriormente en la mosca del Mediterráneo y en la mosca tse-tsé y en la polilla Lymantria dispar.

Estos procedimientos pueden ser costosos, llevar mucho tiempo y servir sólo para ciertas especies de pestes.

No obstante, algunos problemas hay evidencias de que los pesticidas alternativos pueden ser tan efectivos o aún más que los tradicionales.

Por ejemplo, en Suecia fue posible reducir a la mitad el uso de pesticidas en los cultivos con una reducción mínima de las cosechas.

En Indonesia los agricultores redujeron el uso de pesticidas en las plantaciones de arroz en un 65% y experimentaron un aumento del 15% de las cosechas.

Portulacaria oleracea.-Verdolaga                                                                                                                  Papaver rhoeas.-Amapola

SU USO

Mientras que los pesticidas pueden ser útiles, también pueden hacer daño a las personas, los animales o el medio ambiente si son mal utilizados o utilizados indiscriminadamente.

Esa es la razón por la que el mejor método de control de plagas es evitar que las plagas se conviertan en un problema en primer lugar.

Si la prevención no funciona y las plagas se convierten en un problema, el siguiente paso es encargarse de elegir el método menos tóxico del manejo del producto.

Usted puede deshacerse de la maleza, por ejemplo, con una técnica mecánica (arrancándolas), una práctica cultural (esparcir mulching sobre el suelo), o con un herbicida.

Si el uso del pesticida es la mejor solución, asegúrese que el producto está diseñado para solucionarle el problema de la plaga, y siempre elija una alternativa menos tóxica.

Este enfoque se llama “Manejo Integrado de Plagas” (Integrated Pest Management), o IPM, y es practicada por muchos agricultores y consumidores.

El DPR alienta a todos a aprender sobre el IPM, prevención de plagas, y métodos menos tóxicos del control de plagas.

Muchos de estos herbicidas ampliamente utilizados anteriormente hoy son prohibidos por sus efectos contaminantes del suelo. Se describen a efectos de información.

UN HERBICIDA NATURAL

Un herbicida natural. hecho de la materia orgánica excedente de la agricultura, no le hará daño a la fauna.

No debemos estar demasiado sorprendidos al enterarnos de que las plantas producen de forma natural sus defensas químicas.

Y estas sustancias pueden ser utilizadas casi como si estuvieran en la naturaleza.

En realidad, se trataba de un descubrimiento casual hecho en Iowa Statu University.

Ellos encontraron un herbicida natural que inhibe el crecimiento de las raíces de las plántulas.

Sin embargo, sólo funciona en las pequeñas plántulas emergentes.

Y es fácil de aplicar y útil sobre todo para combinar con la siembra después de las plántulas de mayor crecimiento en las bandejas y los módulos.

De hecho, se puede utilizar libremente, sin miedo de dañar a las plantas importantes.

Eso es porque este material natural y orgánico sólo impide la germinación de plántulas de malas hierbas en lugar de dañar las plantas enraizadas.

Otro beneficio es que se descompone para liberar un equilibrio de N: P: K para impulsar el crecimiento de las plantas establecidas.

Este material de alto contenido proteínico tiene 10% de nitrógeno.

Por ejemplo, en el césped se obtiene un ataque en dos frentes contra las malas hierbas. Uno de inhibir las plántulas de malezas (no lo uses en re-siembras).

Un segundo para estimular la hierba fuerte y saludable, que a su vez es importante en el control de malezas.

Hay una tendencia moderna en el uso de mulch alrededor de las plantas, como hojas, cortezas, acículas etc.…

Sin embargo, la hoja de abono artificial, impide el acceso a alimentar sus plantas correctamente y no ayuda a los organismos del suelo importantes, tales como las lombrices de tierra.

Sin embargo, el herbicida alternativo alimenta su suelo y las plantas, además de ser útil como un herbicida natural.

SE TRATA DE WOW. -GLUTEN DE MAIZ

WOW ® gluten de maíz se ha demostrado que reduce las siguientes malezas: crabgrass. -Digitaria sanguinalis, agrostis, pimienta, los dientes de león, bledo, verdolaga, cola de zorra, y pasto Bermuda.

El mejor momento para aplicarlo es cuando las malezas están germinando en primavera – sobre el tiempo de la floración amarilla de la Forsythia.

Él trabaja en los primeros centímetros de suelo.

Las tasas de aplicación de 1 a 2 libras por 11 metros cuadrados.

Las mayores tasas son aún más eficaces.

Naturalmente, el poder de WOW ® disminuye con el tiempo como debería.

Una segunda aplicación antes del receso de verano es probablemente aconsejable.

Además, como muchas malezas germinan en el otoño, una aplicación al final del verano debe dar un control efectivo de malezas en buenas condiciones.

Y menos malas hierbas, significa menos trabajo en el futuro. Así que ahí está – un herbicida natural que podemos aplicar para ganar la guerra contra las malas hierbas con un poco de ayuda orgánica.

WOW! ® (sin malezas) PLUS. -Gluten de maíz-emergencia de malezas y control

100% orgánico fertilizante para césped

8-1-1 8-1-1

Atóxica y no tóxico para los seres humanos y animales domésticos

Contiene todos los ingredientes naturales

Ingrediente Activo

Gluten de maíz …………………….. 78%

Ingredientes inertes: harina de huesos, la melaza, cascarilla de soya 8-1-1

Análisis garantizado

Nitrógeno (N) ……………………………………… 8% 8%

0,01% de nitrógeno soluble en agua

7,99% de nitrógeno insoluble al agua.

Fosfato disponible (P2O5) ………………………………………………………….1%

Potasio soluble (K2O) ………………………….1%

Derivado de gluten de maíz, harina de huesos, melaza, cascarilla de soja.

Este producto es un herbicida pre-emergente para el uso en el control del pasto de cangrejo, agrostis, las malas hierbas inteligente, dientes de león, bledo, verdolaga y cola de zorra.

Un herbicida de pre-emergencia es capaz de controlar las malas hierbas sólo en el momento de la germinación.

Las malas hierbas que han germinado antes de la aplicación no van a ser eliminadas.

¡No hay restricciones de reingreso tras el uso de WOW! Plus.

La gente, las mascotas y los animales pueden entrar en la zona de aplicación inmediatamente después de la aplicación.

Podemos utilizar Gluten de maíz en las siguientes situaciones:

Especialmente en las jaulas, túneles o campanas de cristal reducir el acceso a las malas hierbas a mano,

En el césped 4 – 6 semanas después de la siembra donde la invasión de semillas de malezas es un problema,              Gluten de maiz.-concern-lawn-weed-killer

En semilleros listas para la siembra de plantas con flores,

En un terreno abierto a la espera de tener los trasplantes de cultivos,

Entre las filas de los cultivos trasplantados: lechugas, coles, cebollas, puerros,

Alrededor de los trasplantes de pequeños frutos: fresa, frambuesa, grosella etc.…

También puede utilizar en compost que se aplica como una preparación superior.

Para macetas y contenedores-de hecho, en cualquier otra área en la que están sembradas las semillas, pero desea evitar las plántulas de malezas.

QUE ES: gluten de maíz es un subproducto del proceso de molienda húmeda de toma de almidón de maíz o jarabe de maíz.,

Gluten de maíz es 60% de proteínas y se utiliza ampliamente como un ingrediente de alimentos para peces, aves, caballos, ganado vacuno y en los alimentos para mascotas!

Además, se descompone, libera los nutrientes a la hierba.

Los ingredientes “inertes” son 100% vegetales y los subproductos animales incluido para proporcionar un césped orgánico equilibrado fertilizantes.

Nota: ¡A veces, cuando WOW! Además, se descompone en las condiciones del suelo húmedo, un olor de descomposición y naturales a la ruptura de todos los productos orgánicos, se pueden producir.

Esto debe durar no más de 7-10 días

Visión general

Gluten de maíz hidrolizado y harina de gluten de maíz o CGM, son por productos creados durante la molienda húmeda de maíz.

De acuerdo con la Agencia de protección ambiental, o EPA, glúteos son “una clase de proteínas que se encuentran en varios cultivos como el maíz, el trigo y patatas.”

Gluten de maíz hidrolizado es básicamente el mismo como harina de gluten de maíz, excepto que es soluble en agua y, por lo tanto, puede ser pulverizado si es necesario.

Historia

CGM fue descubierto en 1985 por el profesor de la Universidad Estatal de Iowa Nick Christians para ser un herbicida natural eficaz.

Se emitieron las patentes en 1991 y 1993 para el uso de CGM en cultivos de campo y huertas.

En 1993, también se reclamó una patente sobre la utilización de proteínas hidrolizadas de CGM como un herbicida.

Desde noviembre de 2010, sigue siendo empleado en la Universidad y continúa su investigación como herbicidas naturales.

Herbicida

Gluten de maíz de hidrolizado ha demostrado ser tanto como cuatro veces más efectivo que el CGM para controlar el crecimiento de las malas hierbas y otras no deseados de las plantas.

La aplicación de las proteínas de maíz a las plantas inhibe el crecimiento de la raíz de plantas germinantes sin efectos secundarios para madurar las plantas hasta llegar a una concentración de alrededor de 80 libras de CGM por 1.000 pies cuadrados de suelo.

Cuando se aplica correctamente, las malas hierbas forman un rodaje, pero ningún sistema de raíz y así mueren poco después de la germinación.

Información de expertos

Según la EPA, CGM y gluten de maíz hidrolizado se saben que no son tóxicos para los seres humanos en cualquier forma y se pueden comer regularmente

Estos productos también se han identificado no tener ningún efecto tóxico en otros mamíferos, aves y peces.

Cuando se utiliza como un herbicida, gluten de maíz hidrolizado ha demostrado ser especialmente eficaz contra pasto de cuaresma ( Digitaria), consta rastrero, maleza inteligente, dientes de León, redroot bigweed, verdolaga, trimestre de corderos, contenido,  hierba de corral  y hierba de las Bermudas,”

Gluten de maiz

INSTRUCCIONES PARA SU USO EN CÉSPEDES

El uso en céspedes como un herbicida de pre-emergencia.. No lo use en la hierba que ha sido recientemente sembrada.  (Aplicar WOW! Plus en cualquier momento después de la primera siega.)

El clima fresco de la primavera y el otoño se crean dos primeros períodos de germinación de hoja ancha perenne, y malas hierbas.

El período de germinación otoño se suele pasar por alto a pesar del hecho de que los dientes de león y muchas otras malezas germinan rápidamente en condiciones favorables de otoño, estableciéndose para el rápido crecimiento y la floración en la primavera siguiente.

DECLARACIONES DE PRECAUCIÓN

RIESGOS AMBIENTALES: No lo aplique directamente al agua, en áreas donde el agua esté presente en la superficie, o en zonas intermareales por debajo de la marca de la marea.

MODO DE EMPLEO: Es una violación de la ley utilizar este producto de manera inconsistente con su etiquetado.

ALMACENAMIENTO Y ELIMINACIÓN: No contamine el agua, alimentos o piensos al almacenar o eliminar.

ALMACENAMIENTO: Almacene en un almacén normal, seco, en condiciones ambientales.

SI EN LOS OJOS: Lavar inmediatamente con grandes cantidades de agua

ELIMINACION DE LOS PESTICIDAS: Los residuos resultantes de la utilización de este producto se pueden desechar en el lugar o en una instalación aprobada para desechos.

ELIMINACIÓN DEL ENVASE: Vacíe completamente la bolsa en el equipo de aplicación.

Luego deseche la bolsa vacía en un relleno sanitario o por incineración, o, si lo permiten las autoridades estatales y locales, quemándolo.

Si se quema, manténgase alejado del humo.

DESHIERBE A MANO. -SECO O HUMEDO

Deshierbe manual tradicional no es tan malo

Algunos jardineros aconsejan hacer esto cuando el suelo se haya secado.

Una azada afilada se utiliza para cortar las malas hierbas en la superficie.

Las hierbas anuales mueren con rapidez con el sol y durante su permanencia en seco no se regeneran.

Sin embargo, en terreno blando, poco después de la lluvia se puede levantar las malas hierbas conjunto, raíces y todo.

Una pequeña tenedor azada puede ayudar a aflojar la tierra.

Y con un agarre firme que va a ser capaz de tirar del lote a cabo.

Mientras la tierra no sea demasiado húmeda para pararse en esto no es un mal momento para las áreas pequeñas el deshierbe a mano.

Encontraremos las mejores herramientas pequeñas para deshierbe manual – y hay algunos reclinatorios confortables para mantener las rodillas en cálido y seco.

Cómo saber la diferencia. – ¿Es una mala hierba o una planta?

Debemos de saber distinguir entre las plantas que debemos salvar y las que queremos eliminar.

Muchas plantas se las considera malas hierbas porque se desarrollan en un lugar no reservado para ellas. Otras han pasado de ser malas hierbas a ser plantas cultivadas como la rúcula o la borraja.

Antes de tomar la decisión de eliminarlas deberíamos conocer que especies de hierbas tenemos en el jardín, su desarrollo y forma de crecimiento para realizar el tratamiento adecuado.

Graduaciones del rociador

El fabricante de su esparcidor debe ser capaz de decirle la configuración de difusor de usar, basado en la tasa de aplicación.

Para aplicar aproximadamente 4´5 kg. por 100 m2 – El distribuidor de una gota de Scott, utilice un valor de 10.

El esparcidor de Scott, utilice un valor de 13.12

Sin embargo, si esta información no está disponible para usted, puede ser necesario para determinar el ajuste del esparcidor, usando los métodos siguientes.

Para esparcidores de caída de otros (Utilice las 4´5 kg. por 100 m2 aplicación de la tasa cuadrados para fines de calibración.

  1. ¡Mida 0´450 (3 tazas) de WOW! Plus, Además, la cual cubrirá aproximadamente 10 m2.
  2. Mida el ancho de la tolva en el separador y dividir la cifra en 10 metros cuadrados

ELIMINACION DE MALEZAS SIN UTILIZAR HERBICIDAS

Es normal encontrar malezas en el jardín en la época de crecimiento de las plantas, lo cual para mucha gente significa que hay que recurrir al uso de herbicidas y fertilizantes.

Sin embargo, existen métodos no tóxicos para mantener su jardín libre de malezas, tales como los que a continuación se describen:

Ball weeder: Consta de una esfera central y de un dispositivo de púas que se entierran al lado de las malezas y las extraen al presionar una manija. La firma Lee Valley Tools fabrica un ball weeder de manija larga que facilita la tarea.

Azadas: Existen diversos modelos de azadas para realizar las tareas de desmalezado.

Diríjase a una tienda de implementos de jardinería y pregunte por los distintos modelos disponibles.

Lanzallamas: Se utilizan manteniendo la llama sobre las hojas de las malezas durante algunos segundos, lo que hace que el agua se expanda hasta hacer reventar las paredes celulares.

La firma Peacefule Valley Farm Suply, de Grass Valley, tiene un modelo llamado Primus Garden Flamer.

La página web de la empresa puede consultarse en www.groworganic.com

Gluten de maíz: Elimina las malezas antes de que emerjan y, al mismo tiempo, fertiliza el césped.

Fast Acting Weed Killer: Producto elaborado por Necessary Organics que elimina las malezas después de su emergencia.

Weed and Grass Killer: Producto elaborado por Nature’s Glory a base de jugo de limón y vinagre.

Otro producto que contiene los mismos ingredientes es el Burnout Weed & Grass Killer, elaborado por Peaceful Valley Farm Supply.

Arranque las malezas antes de la formación de las espigas.

Si éstas ya se hubieren formado, elimínelas y no las utilice como cubierta vegetal ni las incorpore al abono, ya que de este modo podría estar resembrando las malezas.

Las cubiertas de materia orgánica (mulching) constituyen un buen método para el control de malezas y para mantener las plantas saludables.

Una capa gruesa de mulching mantiene el suelo aislado, permite conservar la humedad (al reducir la evaporación), impide la erosión, evita que el follaje toque el suelo (lo que disminuye el riesgo de enfermedades de las plantas que se transmiten a través de éste) y mantiene las plagas alejadas.

Cuando se descompone, el mulching incorpora humus y nutrientes al suelo.

Hay que tener cuidado de que la capa de mulching no sea demasiado gruesa (10- 12 cm.), ya que la misma podría ahogar el suelo, impidiendo la circulación de aire, que es de vital importancia

Para ello, es necesario que haya varios centímetros de distancia entre el mulching y la base de la planta, lo cual, a su vez, evita la pudrición del cuello y dificulta el acceso de las plagas.

CONSEJOS EN LA ESCARDA

No dejemos las malas hierbas que sacó de la tierra por ahí, porque es probable que broten de nuevo. Tirarlas a la basura.

Las malas hierbas que retiramos de la tierra no se deben poner en el compost, ya que pueden prosperar dentro del compost y reprender sobre el césped si se propaga.

No dejemos amplias zonas de césped sin ningún tipo de plantas. Estas áreas son el perfecto lugar para las malas hierbas, ya que están llenas de nutrientes. Debemos plantar una cubierta de tierra a desplazar las malas hierbas.

Inspeccionemos el jardín con frecuencia en la aparición de las malezas en primavera y destruirlas todas.

Uso de herbicidas no químicos

Gluten de maíz y vinagre son eficientes y respetuosos con el medio ambiente, natural herbicidas. Gluten de maíz no deja que las semillas germinen por lo que no debe ser utilizado en áreas del césped en las que no se va a plantar nada.

Vinagre simplemente tiene que ser rociado en la maleza para hacer su trabajo.

Otra alternativa puede verter agua hirviendo sobre las hierbas. Si ello es posible.

Solarización

SOLARIZACION. -DESINFECCION DEL SUELO

Un suelo cultivado reiteradamente aumenta las poblaciones de hongos que viven en el suelo, de Nematodos (gusanitos microscópicos que parasitan raíces), de malas hierbas… Por tanto, cada 3 ó 4 años, se recomienda desinfectarlo.

Para desinfectar los suelos hay productos químicos, pero existe un método ecológico de desinfección llamado SOLARIZACIÓN que ofrece una gran eficacia.

Está admitido en Agricultura Ecológica.

Con este método, se puede desinfectar el suelo antes de sembrar o plantar en la parcela.

Su efecto es sobre:

Hongos del suelo: mata a hongos como Fusarium, Verticillium, Rhizoctonia, Pythium… que parasitan las raíces.

Nematodos: son unos gusanitos microscópicos que se alimentan de las raíces de las plantas. Meloidogyne spp. es uno de los Nematodos más frecuentes y hay datos contradictorios en cuanto a la eficacia de este método en su control.

Gusanos y otros insectos que viven en el suelo alimentándose de las raíces.
Muchas hierbas anuales (deja inservibles las semillas), aunque no controla bien malas hierbas perennes: Cyperus, Cynodon, Portulaca…

Bacterias: acaba con bacterias perjudiciales y aumenta la población de otras beneficiosas.

La solarización conlleva una elevación del rendimiento del cultivo posterior, más crecimiento, vigor, más altura, más producción de flores y frutos…

Hay un aumento temporal de más nutrientes minerales disueltos y materia orgánica soluble.

LA SOLARIZACION.-CONTROL ECOLOGICO

La solarización es una técnica tradicional y respetuosa con el medio que prepara la tierra para la posterior siembra y elimina las semillas de plantas no deseadas, además de otras posibles plagas como insectos, larvas, invertebrados y algunos hongos.

Es como hacer un invernadero, pero a ras de suelo: se cubre la tierra con un plástico resistente y transparente para que aumente la temperatura en la exposición al sol (sube unos seis grados bajo el plástico).

De esta forma el terreno se ‘cuece’ y desinfecta, al mismo tiempo que aumenta los niveles de nitrógeno, calcio y magnesio para que la plantación tenga más vigor y salud.

Procedimiento:

Retirar las malas hierbas y los restos vegetales como hojas o tallos.

Airear bien la tierra con un labrado profundo, retirar las piedras grandes e igualar el terreno con un rastrillo.

Después, regar a conciencia, que el agua empape la tierra hasta 40 centímetros de profundidad.

A continuación, extender el plástico y enterrar los bordes en zanjas profundas para que quede bien tenso y no escape el calor.

El momento más adecuado para solarizar es el estío.

Así se deja el terreno de cuatro a seis semanas, depende de la temperatura que haya hecho.

Y listo, la tierra está lista y limpia para comenzar la siembra.

¿Cómo se desinfecta un suelo mediante solarización? La lámina debe quedar tensa y con los bordes perfectamente enterrados para que no se escape el calor.

  • En general, se considera necesario dejarlo así, de 4 a 6 semanas como mínimo a pleno sol. Si no está haciendo mucho calor, dejarlo más tiempo.
  • Se puede aplicar al aire libre y también en el interior de un invernadero.
  • Las plagas y enfermedades disminuirán en el cultivo siguiente.
  • Quizás a los 3 ó 4 años haya que repetirlo.
  • Es un método eficaz, sencillo y no contaminante.

Limitaciones

  • Aplicable a regiones que tengan una elevada irradiación solar y altas temperaturas veraniegas.
  • Durante el tratamiento, el suelo debe estar libre de cultivo, como mínimo durante 1 mes en verano.
  • No es un método de desinfección total 100%.

También hay productos químicos para desinfección de suelos aptos para el horticultor aficionado.

  • Por supuesto, la prevención rotando cultivos es una medida necesaria para que no degenere la tierra.

Las recomendaciones para llevar a cabo la técnica de solarización, siempre y cuando las condiciones climáticas lo permitan, son las siguientes:

El área por solarizar debe estar bien preparada; libre de terrones grandes, residuos de cosecha y malezas, los cuales podrían levantar el plástico o romperlo.

El plástico debe ser transparente (y no pigmentado) para que permita el paso de la mayor parte de la radiación solar que calentará el suelo.

El plástico transparente debe formularse con inhibidores ultravioleta (UV) para evitar el deterioro rápido del polietileno, permitiendo que el suelo se pueda solarizar por más tiempo, se reutilice, o bien que se deje para usarlo como acolchado para el desarrollo de cultivos hortícola.

El plástico debe ser lo más delgado posible (0.025-0.050 mm = 25-50 micras), ya que es más económico y efectivo para calentar el suelo, y porque hay mejor transmisión de radiación solar que en los plásticos más gruesos.

El plástico transparente grueso refleja más energía solar que el delgado, y provoca temperaturas ligeramente más bajas.

El suelo debe cubrirse con la película de plástico durante el período de temperaturas altas, días largos y radiación solar intensa.

El suelo puede cubrirse total o parcialmente en bandas sobre las camas o surcos.

La solarización en bandas es más económica que la solarización total; sin embargo, existe un gran riesgo de que el suelo tratado pueda reinfectarse más rápidamente.

El plástico se puede dejar colocado para usarlo como acolchado, sólo si fue protegido mediante inhibidores UV.

El plástico puede colocarse manual o mecánicamente.

En áreas pequeñas -como jardines, invernaderos o almácigos- la colocación del plástico puede llevarse a la práctica manualmente, o por medio de maquinaria, cuando se trate de extensiones más grandes de terreno

Entre la película de plástico y la superficie del suelo debe haber un espacio mínimo, con el fin de evitar bolsas de aire que retarden el calentamiento del suelo.

El suelo debe mantenerse húmedo durante el período de tratamiento para incrementar la sensibilidad de los patógenos y también con el propósito de mejorar la conductividad térmica del mismo.

El suelo puede humedecerse antes de instalar el plástico o después de colocado mediante riego por goteo.

La solarización es más efectiva cuando el suelo se humedece después de instalar el plástico.

El tiempo de tratamiento debe ser suficientemente prolongado.

Por lo general, de cuatro a seis semanas para lograr el control de patógenos, malas hierbas e insectos en todas las profundidades deseadas, ya que las temperaturas en las capas profundas del suelo son más bajas que en las superiores.

El plástico debe removerse después del tratamiento de solarización.

El suelo puede plantarse con un cultivo o dejarse hasta la siguiente temporada.

Otra alternativa es no remover el plástico y pintarlo de blanco para dejarlo como acolchado

Si el suelo tiene que prepararse después del proceso de solarización -por llevarse a cabo en suelo plano, antes de plantar o sembrar- la labranza debe ser superficial, es decir, a una profundidad menor de 5 centímetros para evitar el movimiento de propágulos de patógenos y semillas de malezas que puedan emerger a la superficie.

La mejor alternativa es solarizar el terreno ya surcado, de acuerdo a las necesidades del cultivo

. CONCLUSIONES

La efectividad de la solarización del suelo para controlar patógenos en diferentes cultivos y bajo varias condiciones climáticas, debe investigarse en cada región, para verificar resultados obtenidos en otros países y valorar la reproductibilidad de la técnica.

Esto es especialmente importante cuando se trata de un método que depende del clima.

En resumen, la técnica de solarización del suelo es efectiva para controlar muchos patógenos, pero no todos; es el caso de Macrophomina phaseolina y algunas malas hierbas como Melilotus sp.

Además del control debido a factores físicos, como el calor, están involucrados el control biológico y los factores que estimulan el desarrollo de las plantas.

Por último, la solarización del suelo no debe considerarse como un método universal para el control, sino más bien como una opción adicional, la cual, si se usa de manera correcta, puede reducir segura y eficazmente los daños por patógenos, plagas y malezas.

Malas-hierbas de hoja ancha en cespedes

CONTROL DE MALAS HIERBAS EN JARDINES DOMESTICOS

El control de las malas hierbas es una de las actividades más fastidiosas para cualquier aficionado a la jardinería.

Son transportadas por el viento en forma de semillas, también las trasladan animales e insectos, o vienen camufladas en las tierras para relleno o en el banco de semillas que existe naturalmente en el suelo.

La presencia de las malas hierbas es negativa para el jardín: dan sensación de abandono.

Además, roban nutrientes, agua, sol y espacio a las otras plantas, que incluso pueden sucumbir si las especies no deseadas son agresivas.

También son propagadoras de plagas o enfermedades.

TIPOS DE MALAS HIERBAS

Existen dos tipos básicos de malas hierbas:

Anuales: aquellas que nacen y mueren en la misma temporada y se reproducen solamente por las semillas que sueltan al final de su ciclo vital.

El invierno es un buen momento para arrancarlas y pueden reciclarse haciendo compost i no poseen semillas.

Hasta el 80% de las especies pertenecen a esta categoría y las más comunes son la cola de caballo, la avena loca, la amapola, la verdolaga o el jaramago.

Perennes: además de por semillas, también se reproducen a partir de órganos llamados de multiplicación como los rizomas, los bulbillos o los estolones que permanecen enterrados.

Por eso, aunque se las arranque, vuelven a surgir en el mismo lugar al año siguiente.

Las más corrientes son el diente de león, el ranúnculo rastrero, la cañota, la grama, la correhuela o la castañuela.

Un clásico entre las malas hierbas es el trébol, existen varias especies perennes y varias anuales.

No utilizar para hacer compost.

  

COMO ERRADICARLAS

En el caso de las anuales, bastará con eliminarlas manualmente.

Es muy útil regar unas horas antes de deshierbar para arrancar cómodamente la maleza desde la raíz.

Si están demasiado extendidas se puede usar un herbicida, aunque si se quiere cuidar el medio ambiente, es mejor echarle paciencia y proceder al trabajo manual.

Cuando se trata de plantas perennes (también llamadas vivaces), aunque se las arranque a conciencia y desde la raíz, siempre quedan órganos de multiplicación bajo tierra y vuelven a surgir incluso en la misma temporada.

No obstante, la repetición del proceso sistemáticamente cada vez que broten y temporada tras temporada hará que poco a poco el terreno quede limpio.

El uso de los herbicidas suele ser más habitual con estas especies perennes, dada su resistencia.

Entre los herbicidas totales, que no distinguen entre especies y malas o buenas hierbas, el más común es el glifosato, que se rocía sobre las hojas, penetra en el interior y a través de la savia envenena toda la planta, incluida la raíz.

Como se trata de un producto abrasivo, hay que usarlo con medida y responsabilidad.

Es más eficaz si se rocía sobre las plantas jóvenes, más vulnerables.

Si la planta está desarrollada y es muy resistente, habrá que repetir el tratamiento; lo más eficaz será arrancarla a mano y cuando rebrote (si es perenne) rociarla con el glifosato.

Como la aplicación es superficial sobre las hojas, no conviene efectuarla si se prevé lluvia, porque el producto acabaría desperdiciado en el suelo.

LA PREVENCION

La estrategia más inteligente es la prevención. Se trata de impedir las condiciones propicias para que medren las malas hierbas.

– Antes de plantar o sembrar hay que labrar bien el terreno y arrancar con paciencia todos los rizomas, restos de raíces o bulbos que aparezcan.

– Arrancar las hierbas anuales antes de que florezcan para que no suelten sus semillas.

– El riego abundante por chorro o por aspersión sobre la tierra desnuda facilita la aparición espontánea de hierbas. Es mejor el riego por goteo en cada planta deseada.

En los huertos conviene rotar los cultivos porque cada uno lleva asociado sus propias malas hierbas, así que al cambiarlos de terreno se dificulta que estas especies tengan más tiempo para medrar.

– Antes de implantar césped, es bueno empapar bien el terreno y unos días después pulverizar un herbicida total sobre las hierbas que broten espontáneamente. Repetir la operación un par de semanas después.

– El sistema de panes de césped (rectángulos con los brotes ya enraizados) es mejor que plantar semillas para evitar el brote de malas hierbas.

Después hay que regar, abonar y segar regularmente para que el césped esté fuerte y resista el avance de otras plantas.

En los jardines o parterres suelen plantar especies conocidas como tapizantes que colonizan el espacio e impiden la proliferación de hierbas no deseadas.

– Las mallas sintéticas anti-hierbas cubren el suelo alrededor de la planta a proteger y permiten el paso del agua, pero impiden el brote de las malas hierbas.

A veces se cubren de cortezas o grava para disimular su aspecto. Suelen usarse en macizos de arbustos, árboles pequeños, cactus, rocallas…

– Acolchados: es el mismo sistema de la malla, pero con materias naturales. Al cubrir el pie de la planta, no llega la luz para que germinen otras semillas. Eso sí, el grosor de la capa debe ser ancha, de 10 a 12 centímetros.

Suele emplearse corteza o agujas de pino, hojas, paja y productos prefabricados como las esterillas de fibras naturales o de caucho.

MALLAS ANTIHIERBAS

Podemos encontrar distintos modelos de mallas antihierbas en centros de jardinería, Garden center y viveros.

Lo importante es seleccionar una malla porosa para que permita el drenaje del agua, además de opaca y resistente, para evitar la entrada de luz y que las malas hierbas puedan atravesarla.

Para colocar la malla antihierbas seguiremos los siguientes pasos:

1.- Realizaremos un cavado y mullido de la tierra en la zona donde vamos a colocar la malla antihierbas. Eliminaremos las malas hierbas retirando sus raíces.

2.- Cubriremos la superficie con la malla antihierbas fijándola firmemente a la tierra con grapas de alambre consistentes.

3.- Seleccionaremos las plantas que queremos cultivar y las distribuiremos sobre la superficie mallada marcando así el lugar exacto de plantación.

4.- Cortaremos la malla antihierbas realizando un corte de cruz para realizar la plantación de cada una de las plantas.

5.- Plantaremos las plantas, las regaremos y cubriremos los cepellones con las lenguas de la malla antihierbas.

6.- Cubriremos la malla antihierbas con una capa de 6-8cm de grava, canto rodado o piedras decorativas si utilizamos acolchados minerales o acolchados orgánicos preferiblemente.

Herramientas para cortar la malla antihierbas

Una herramienta indispensable es un cúter o unas tijeras, mejor si son nuevas, y a ser posible muy afiladas, ya que así la faena se reduce enormemente. Las tijeras desgastadas pueden entorpecer mucho el trabajo.

Uniones de la malla

La malla para que no quede suelta y se pueda separar hay que solaparla, pegándola con celo o cualquier material, así cuando luego se vuelca la gravilla sobre la malla no se mete por debajo de la misma.

No importa que luego el celo se despegue o se desintegre, pues la grava ya estará colocada.

Como debe colocarse una malla. -La malla ha de estar bien estirada evitando todo lo posible los pliegues, pues donde hay pliegue termina sobresaliendo de la grava y acaba viéndose.

Como debe fijarse la malla

Se debe fijar con las grapas de hierro en forma de U que venden específicas para fijar mallas, pero un punto fundamental es que antes de ponerlas hay que marcar con la punta de la tijera los dos agujeros para las patitas de la USi tratas de colocar la U directo sobre la malla esta se arrugará y mucho más si dan con el martillo sin que este previamente agujereada.

Uso de mallas antihierbas con acolchado encima

  

Acolchado mineral                                                                                                                                              Gravilla sobre malla antihierbas

Como colocar la gravilla

Si están con celo las uniones no es demasiado importante, pero si te olvidaste de poner celo, la grava debe ser esparcida desde la capa superior de malla a la inferior y no al revés porque allí es cuando la grava se mete entre las dos telas.

¿Qué malla escojo?

En el mercado encuentras diferentes modelos, sin embargo, los más empleados son la malla geotextil o la malla plástica.

A la hora de comparar las diferencias entre el uso de malla geotextil o malla plástica son pocas, sin embargo, a la hora de colocarlas muestran pequeñas diferencias.

En la malla plástica los bordes se deshilachan y si por casualidad se levanta un poco es difícil de cubrir con las hilachas.

En lugares estrechos, la malla plástica no sirve.

La geotextil es más fácil de cortar, es más liviana y resbala menos la grava que la plástica sobre todo en taludes y es más fácil de pinchar con las U de hierro o alambres.

Como debe colocarse una malla. La malla ha de estar bien estirada evitando todo lo posible los pliegues, pues donde hay pliegue termina sobresaliendo de la grava y acaba viéndose.

Malla antihierbas Horsol®

Una de las maneras más cómodas, fáciles y económicas de mantener un invernadero, un vivero, un jardín, etc.… libre de barrizales, encharcamientos y malas hierbas, es la colocación de malla antihierba Horsol®.

Se aplica tanto en interior como en exterior para cultivos en macetas, contenedor, producción de flor cortada, fruticultura, arboricultura, jardinería pública y privada, etc…

Horsol® evita la salida de malas hierbas porque anula la función clorofílica de estas al anular el paso de la luz.

Puede apreciar su calidad comprobando su peso y resistencia al estiramiento.

Tratadas anti U: V. para dar estabilidad frente a las deformaciones por temperatura. El más utilizado por los profesionales es el HORSOL® de 140 gr/m2El Horsol® Negro de 140gr/m2 es idóneo para zonas donde su uso va a estar sometido el continuo pisoteo tanto de personas como de maquinaria, zonas de paso en jardines, etc.… ya que es una de las mallas más resistentes.

Anchos disponibles: 1 – 2 – 3,25 – 4 – 5,30 metros. Largo: 100 metros.

Colores:

Gramaje Permeabilidad Negro: 100 gr/m2.-10 litros/m2/seg

30gr/m2 10 litros/m2/seg140 gr/m2 6 litros/m2/se Blanco:

100 gr/m2.- 8 litros/m2/se Verde: 100 gr/m2.-10 litros/m2/seg.

Características físicas• Materia prima: Bandaletas de PP•

Peso: 140 gr/m2• Trama: 111*111•

Bandas/10 cm: 60*60•

Permeabilidad al agua: 61/m2/sec

Características químicas: • Tratada anti U.V

  • Resistente al envejecimiento en el agua•

Resistente al medio ácido y alcalino• Resistente al agua del mar• Insensible a los agentes biológicos

La calidad de este mucho, se basa en su gran resistencia al pisoteo incluso resiste el paso de la maquinaría.

Es un producto de:

COMERCIAL PROJAR, S.A.

La Pinaeta, s/n – Pol. Ind. Quart de

Poblet.
46930   QUARTDEPOBLET (VALENCIA)

Textos y fotografías bajadas de Internet