Nicolau María Rubió i Tudurí
Miguel Aldrufeu

El jardinero se hace poco a poco, crece en su arte como el árbol noble, lentamente y tranquilamente. Una Escuela Municipal de Aprendices Jardineros sería factible y muy útil. (…) Después, la experiencia les haría progresar por este buen camino, hasta que llegaran al ser hombres, a convertirse en jardineros de verdad. Nicolau Rubió i Tudurí, Revista Mirador, diciembre de 1929.

El Instituto Rubió fue fundado en 1933 por el arquitecto paisajista Nicolau M.ª Rubió i Tudurí, nombre del arquitecto urbanista y escritor que, entre otras muchas obras, colaboró con Forestier en la realización del parque de Montjuic e introdujo las tendencias de Le Corbussier en Cataluña.

Terminados sus estudios, Nicolau María Rubió i Tudurí (Mahón 1891- Barcelona 1981) trabajó como profesor de arquitectura de jardines en la Escuela Superior de los Bellos Oficios – situada en el edificio de la Escuela Industrial y de la que fue primer director el pedagogo Alexandre Galí Posteriormente, en 1917, fue nombrado director de los jardines públicos de Barcelona. En 1933, siendo jefe de Servicio de Parques y Jardines, por iniciativa suya y “para asegurar la formación de una banda de buenos obreros jardineros que sea una firme garantía de la buena conservación de los jardines de nuestra ciudad“, el Ayuntamiento de Barcelona acordó la creación de una escuela Municipal de Aprendices jardineros.

Rubió fue el primer director de la escuela de la que eran profesores personajes como Miguel Aldrufeu, Gabriel Sistachs y Josep Rovira y el Sr. Perez. bajo la dependencia del Ayuntamiento de Barcelona y con el nombre de Escuela Municipal de Aprendices Jardineros. Su objetivo era formar jóvenes en la profesión de la jardinería que nutrieran el personal técnico del Servicio Municipal de Parques y Jardines de la ciudad. Siempre estuvo ubicada en la montaña de Montjuïc.

En un punto de referencia obligado en la historia de la escuela, sobresale la figura de Joan Pañella Bonastre: “tuvimos unos maestros entrañables y guardamos un excelente recuerdo de todos ellos, pero en especial de Joan Pañella. Él también había estudiado aquí en la escuela, quería ser un buen jardinero y acabo siendo Técnico botánico del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Barcelona, como jefe de estudios, nos animaba constantemente por qué nosotros también lo fuéramos. Siempre nos decía que ser jardinero era ser un buen profesional y que tenía que estar preparado para, cuando resulte oportuno, ponerse la corbata “.

Miguel Aldrufeu y Lluís Riudor (director de Parques y Jardines, entre 1940 y 1968) las firmaba como arquitecto y paisajista. Tenía estudios, pero no tenía ningún título. Mucha parte del Jardín de Mar y Murtra de Blanes la diseñó él. Miquel Aldrufeu fue también profesor y el alma de la Escuela de Jardinería, junto a su director, el arquitecto y diseñador de jardines Nicolau María Rubió i Tudurí … En la Escuela tenía orquídeas, que las consideraba su tesoro, las cuidaba en su pequeño invernadero el Sr. Benabarre en este pequeño invernadero nacían las Victoria prusiana procedentes de semillas de jardines botánicos. De la poda de palmeras -entonces no se comercializaba la fibra de coco- hacía un sustrato para las orquídeas, utilizaba también sphagnum. Miquel Aldrufeu fue también el maestro de Joan Pañella, botánico, cactòfilo y profesor de la Escuela de Jardinería … – En colaboración con Riudor y Pañella, su discípulo, publicaron en 1947 el Catálogo de las plantas cultivadas en los jardines municipales de Barcelona, justo un año antes de morir …  se murió de un ataque al corazón. Miquel Aldrufeu estaba casado con la florista María Rifé y Bofill de Las Ramblas.

Viver Els Tres Pins.-Sr Pere profesor de practicas

Desde entonces, y sólo con la interrupción de la Guerra Civil, la Escuela ha impartido estudios de jardinería abarcando todas sus modalidades: cursos para aficionados, formación continua para trabajadores y formación profesional que permitía acceder a la titulación de maestro jardinero, muy reconocida dentro de la profesión. Siempre ha contado con un equipo docente de alto nivel técnico y durante muchos años ha sido el único centro de formación en horticultura ornamental y jardinería de España. Cabe destacar el papel del profesor Juan Pañella y Bonastre, alma de la escuela y autor de textos de referencia en el mundo de la jardinería y la botánica catalana. En 1969 se abrieron los estudios a las chicas tras superar numerosas reticencias políticas. Como parte importante de su actividad formadora, a lo largo de su historia la escuela ha participado en muchos de los eventos públicos organizados por el sector profesional y encaminados a fomentar el uso del verde entre la ciudadana. En la primera etapa antes de la Guerra Civil se formaron en la Escuela grandes profesionales de la jardinería catalana, entre ellos Josep Batlle Grass, Miguel Rigola Vila juan y Joan Pañella Bonastre entre otros

Después del a Guerra el primer curso fue el de Jaime Viure, Ulrich Wertheim y otros dos alumnos, el primero creo Cultivos Viure en Cardedeu y Ulrich en Mallorca la empresa Uli el jardinero.

Yo entre a la escuela el año 1947 en el segundo curso, los cursos duraban entonces cuatro años, en mi curso éramos solo tres Andreu Massoni, Fernando Raja y yo. Durante los cuatro años se nos exigían en los periodos vacacionales la realización de prácticas externas en casas profesionales de jardinería y viverismo, Yo las realice en Cultivos Munné de Gavá, junto con Joaquín y Blas Munne los propietarios, ambos buenos profesionales y bien considerados en la profesión en aquel entonces.

La familia Munné fundó su establecimiento en el año 1895 en la hoy anexionada a Barcelona y bien estante villa de Sarrià. Durante la segunda década del siglo XX se trasladaron a Gavà, para posteriormente, en la década de los 50 asentarse en Riba-Roja de Túria,

Blas Munné Pons, el patriarca, comenzó en Sarriá a mediados del siglo trabajo como horticultor y roserista. Consiguió diversos reconocimientos internacionales, como la medalla de oro en Saverne por la rosa Elena Castelló, en el año 1932 y un certificado de mérito en Bagatelle, por la Rosa Pau Vila, en el año 1935.Él fue el obtentor de Gavà es un rosal trepador, descendiente de dos híbridos de té de principios del siglo XX: Souvenir de Claudius Denoyel y Souvenir de Claudius Pernet. Blas padre murió en al año 1941

La saga Munne continuo con la producción de rosales, encontrándome de prácticas en sus instalaciones, conocí por primera vez el que entonces mandaba una cuadrilla de injertadores de rosales desde Alacuás, Francisco Ferrer Martí celebre rosalista y obtentor, quien después me inculco la pasión por los rosales, Francisco Ferrer Martí (1919-2004) fue el pionero de un importante linaje de productores. Desde 1944, este criador de rosas valenciano fue entrenado en Sant Feliu de Llobregat y Sant Joan Despí por los criadores de rosas Dot, Munné y Camprubí. Pere Dot le enseñó sus técnicas de hibridación. Además de cultivar rosas para criadores extranjeros y mantener su importante vivero de rosas, el propio Francisco Ferrer creó 24 variedades de rosas. Comenzó un linaje de criadores de rosas con sus hijos Matilde, Francisco y José Ferrer Sena, todos ellos líderes de varias empresas en el campo de la rosa, pero esta es otra historia que contare algún día.

Con Francisco Ferrer y la saga Bordas en la Rosaleda de Madrid

En otro periodo de practicas las realice en la empresa Ferrer y Batlle una empresa dedicada a la floristería y la jardinería. La empresa se dedicó fundamentalmente a la construcción de jardines públicos para el servicio de Parques y Jardines de Barcelona. Durante este periodo recuerdo que realizábamos muchos exornos para bodas en la iglesia de San Severo, jardines y vivientica en Premia de Dalt (Barcelona). Uno de los socios era Josep Batlle Grass que, en 1934, había ingresado en la escuela de jardinería del Ayuntamiento de Barcelona, fundada por el Arquitecto Nicolau M. Rubió i Tudurí. Con él, en los primeros años de aprendizaje conocí el mundo de la jardinería y el vivismo desde la vertiente de una empresa.

No faltaron los contactos con las principales empresas que en aquellos tiempos predominaban en Barcelona y su provincia. Andreu Batlle en la Diagonal José Casasús en la Plaza de España, Antoni Camprubí Hospitalet del Llobregat, Joan Bordas a Santa Eulalia, Salvador Barri al centre de Barcelona, Joan Isart al barrio de Sarria etc.…. Las cuales visitábamos para adquirir conocimientos ´.

Y no puedo olvidar al que fue como un magnifico asesor profesional Joan Bordas i Brullas con quien hasta su fallecimiento mantuve una gran amistad, me mandaba fotos de nuevas especies que encontraba en sus viajes, principalmente de Guayaquil en el Ecuador, donde era muy admirado por los cursos que ofrecía.

Joan Bordas nació en 1914 en la avenida del Metro, lugar donde vivió hasta su fallecimiento. La saga de los Bordas en jardinería se remonta al año 1800, cuando su abuelo, que cultivaba variedades de plantas y arbustos dejó Sant Feliu para trasladarse y continuar ejerciendo la actividad en los terrenos del antiguo pasaje del torreón, a pocos metros de la antigua carretera de Valencia y actual calle de Santa Eulalia donde nació su padre, conocida actualmente como el Centro Gallego de Santa Eulalia. Cuando tenía 17 años compaginó las tareas laborales del oficio con la formación en el extranjero, estudiando todo lo relacionado con el cultivo de los jardines y los viveros en su fase inicial, formación que puso en práctica con su familia. Joan Bordas viajó a Canadá, Estados Unidos, Centro América, Japón, Nueva Zelanda, Australia, África y diferentes países árabes donde ha hecho cursillos y de donde ha llevado muchas novedades en materia de jardinería. De sus trabajos por tierras catalanas destacan los paseos de Sitges y Vilanova y la Geltrú o el ajardinamiento de Ampuria Brava.

Coincidíamos todos los años en los Concursos Internacionales de Rosas Nuevas de Madrid y Barcelona como miembros del Jurado Internacional.

Terminados los años de la Escuela fui llamado por el Servicio de Parques y Jardines de Barcelona para ingresar a través de Cubiertas y Tejados S.A como ayudante del técnico botánico Juan Pañella Bonastre en las oficinas del servicio, junto a la Escuela de Jardinería en la Avda. Marques de Comillas en pleno Parque de Montjuic.

Joan Pañella con Enrique Andres y Sra. y conmigo en Sevilla.-1957

Los años que pase con el Sr. Pañella fueron decisivos en mi vida profesional.

Me encargo el intercambio de semillas con centros botánicos de todo el mundo a través de los Índex Seminum que elaboran estos centros. Las semillas eran recibidas y sembradas para obtener nuevas especies de los cinco continentes que luego pasaban al Jardin de Aclimatación.

Había que recoger las semillas de todas las especies que figuraban en el index, muchas las traía el propio Sr. Pañella de sus visitas a jardines los fines de semana y otras me las mandaba recoger en los sitios que me indicaba, con ello aprendí mucha nomenclatura de las plantas y las visitas a los Jardines de Pinya de Rosa y Marimurtra en Blanes que más adelante describiré.

Tuve oportunidad de conocer a Svenson Sventenius cuando estuvo en Montserrat y su idea era publicar una Flora Montserratina, parte de la cual vio la luz en algunos cuadernillos. Su larga estancia en el monasterio no podía prolongarse por más tiempo después de varios años allí, compartidos entre el recinto conventual, sus herborizaciones y los ratos con sus amistades, no sólo con sus entrañables amigos mencionados, sino con otros importantes personajes de la floricultura catalana, poseedores de interesantes colecciones, como fueron D. Fernando Riviere de Caralt, dueño y alma mater del jardín, por mucho tiempo prestigioso, Pinya de Rosa, situado también junto a la Costa Brava gerundense, o el botánico, técnico de jardinería en el Ayuntamiento de Barcelona,  así como diversos especialistas

internacionales, particularmente en plantas suculentas, entre las que él tenía especial predilección por la familia de las Asclepiadáceas y de las cuales llegó a reunir una interesante colección,

Trasladado a Tenerife, concretamente al Jardín Botánico, para iniciar una serie de trabajos científicos sobre el Jardín de Aclimatación de La Orotava y la interesante y aún poco conocida flora canaria para el desarrollo de su gran obra, el Jardín Canario “Viera y Clavijo”, patrocinado por el Cabildo de Gran Canaria, sus restos reposan en el jardín.

En el año 1956 visitaron el director del Servicio de Servicio de Parques y Jardines de Barcelona, el arquitecto Luis Riudor Carol para conocer si procedente de la Escuela de Jardinería existiría algún ex alumno que quisiera trasladarse a Sevilla para hacerse cargo como Director Técnico del Servicio de Parques y Jardines de la capital andaluza. Fueron d. Celestino Fernández Ortiz teniente de alcalde y Luis Gómez Stern arquitecto municipal del Ayuntamiento de Sevilla, hablaron conmigo, yo tenía familia en Sevilla, acepte ir de prueba ingresando el 9 de enero de 1956 y aquí estoy, jubilado en el 2004, después de 49 años ininterrumpidos de servicio, pero esta es otra historia.

Estando ya en Sevilla, me escribió Luis Riudor Carol entonces Director del Servicio de Parques y Jardines por si quería integrarme en Barcelona en una nueva organización, el Instituto de Parques y Jardines que gestionaría los jardines con esta nueva fórmula. Yo ya estaba asentado en Sevilla y rechace la oferta.

Joan Pañella impartiendo clases

Pero de quien quiero escribir es de mi profesor

JUAN PAÑELLA BONASTRE. -TECNICO BOTANICO

Joan Pañella y Bonastre (Barcelona, 1916 – Barcelona, 3 de agosto de 1992) fue un botánico, cactòfilo y profesor de la Escuela de Jardinería Rubió Tudurí de Barcelona.

Hijo de Josep Pañella y María Bonastre Munné. Cabe destacar el trabajo de Joan Pañella y Bonastre al frente de la escuela de jardinería durante muchos años, el cual inició, en los años cincuenta, la elaboración del índice Seminum (catálogo de semillas) del centro, con el que se intercambiaban entonces con centros botánicos de todo el mundo. Su colección de cactus se conserva en los Jardines Mossèn Costa i Llobera de Barcelona. El botánico alemán Curt Backberg le dedicó un cactus: Opuntia panellana en reconocimiento a sus contribuciones al conocimiento de los cactus de jardinería.

Empezó a estudiar jardinería en 1933 y formó parte de la primera promoción de la recién creada Escuela de Jardinería del Ayuntamiento de Barcelona. En 1950 asumió el cargo de técnico botánico del Servicio de Parques y Jardines de Barcelona y desde 1970 fue subdirector y jefe de estudios de la Escuela de Jardinería. Colaboró en la realización de los jardines que se construyeron en Barcelona durante la segunda mitad del s. XX, entre los que destacan el jardín Costa y Llobera, el jardín Mossèn Cinto y el jardín Joan Maragall. Fue también asesor del Jardín de Aclimatación Pinya de Rosa de Blanes y de los Jardines S’Avall de Mallorca. Destacó, también, en el campo de la nomenclatura botánica. Entre sus principales publicaciones destacan Las plantas de jardín cultivadas en España (1970), punto de referencia obligado para conocer el nombre correcto de las especies cultivadas, y Árboles de Jardín (1972).

Gran conocedor de las cactáceas y las suculentas, fue Miembro fundador de la IOS (International Organization for Succulent Plant Study) desde 1953. La Organización Internacional para el Estudio de Plantas Suculentas (IOS) se describe como una “organización no gubernamental que promueve el estudio y la conservación de plantas suculentas y aliadas y fomenta la colaboración entre científicos y curadores de importantes colecciones vivas de tales plantas, profesionales o aficionados

En su honor se ha llamado la especie Opuntia panellana y la variedad de rosa “Rosa Pañella”.

ALGUNOS TRABAJOS EN LOS QUE INTERVINO EN SU VIDA PROFESIONAL

Barcelona.-Mirador de l´Alcalde y Jardin de Aclimatacion de Barcelona

JARDINES DEL MIRADOR DEL ALCALDE. -Barcelona Montjuic

En lo alto de la ciudad de Barcelon cerca del Castillo de Montjuïc, se encuentran los jardines del Mirador del Alcalde, concebido e inaugurado en 1969 por el entonces alcalde de Barcelona Josep María de Porcioles, este proyecto transmite algo de la megalomanía y el carácter controvertido de este partidario de Franco que luchó con uñas y dientes por el espíritu independiente de su ciudad.

El proyecto en sí es una obra maestra menor del European Landscape Design. El desarrollo de la propuesta fue un verdadero proceso multidisciplinario. El proyecto de paisaje fue liderado y desarrollado por el arquitecto Joaquim Casamor i Espona y el técnico botánico Juan Pañella i Bonastre.

Las fuentes biomorficas en el corazón del esquema fueron diseñadas por el ingeniero Carles Buigas, pionero en el uso de la luz y el agua en el diseño del paisaje, creador de la Fuente Mágica en Montjuïc.

Aún más sorprendente es la calidad del esquema de pavimentación, que en sí mismo es una obra de arte en sí misma. Concebido y ejecutado por el artista Joan Josep Tharrats, este pavimento es una versión moderna del mosaico clásico ejecutado con materiales reciclados, como botellas, engranajes, adoquines, ladrillos y piezas de maquinaria

JARDIN DE ACLIMATACION DE BARCELONA. -Barcelona Montjuic

El jardín de Aclimatación de Barcelona se encuentra en la montaña de Montjuïc, en el Distrito de Sants-Montjuic de Barcelona. Se halla ubicado entre el Estadio Olímpico y las Piscinas Bernat Picornell, y fue creado en 1930 por Nicolau María Rubió i Tudurí.

El jardín fue creado por Rubió i Tudurí, director de Parques y Jardines de Barcelona entre 1917 y 1937, al año siguiente de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929, en el terreno donde se habían situado los pabellones de Italia y Suecia. Su objetivo era el de crear una zona de especial protección para la aclimatación de especies foráneas. El núcleo principal fueron especies de los cinco continentes que se trajeron para la exposición, y que luego se fueron ampliando hasta 1937, fecha en que la Guerra Civil interrumpió los trabajos. Posteriormente, en 1945, el nuevo director de los jardines públicos de Barcelona, Lluís Riudor, junto con el botánico Joan Pañella, retomaron los trabajos de plantación, que se prolongaron hasta los años 1980.

Este jardín alberga alrededor de 230 especies de plantas, algunas de ellas únicas o de escasa presencia en la ciudad condal. Situado en el área que fue epicentro de los Juegos Olímpicos de 1992, se halla cercado por una verja de hierro. El jardín se estructura en parterres, donde destacan algunos árboles de gran tamaño. Su superficie está dividida en dos niveles, unidos por escaleras de piedra, y junto a los parterres se encuentran una serie de pérgolas con enredaderas, comunicadas por caminos de sablón.

En este jardín se encuentra el Memorial del Sida, inaugurado en 2003 con un diseño de Patrizia Falcone con la colaboración del Técnico jardinero Lluís Abad, una iniciativa de la ONG Projecte dels Noms, que tiene por objetivo sensibilizar y concienciar a la gente sobre la enfermedad del SIDA. El monumento está conformado por un parterre con losas alargadas de piedra sobre el que se yergue un olivo, símbolo de la paz, y contiene en su parte interior un poema de Miquel Martí i Pol.

Entre las especies del jardín destacan especialmente: jabonero de la China (Koelreuteria paniculata), jinjolero (Ziziphus jujuba), acacia blanca (Albizia procera), árbol del azafrán (Elaeodendron croceum), mirto sauce (Agonis flexuosa), palo blanco (Ealeodendron capense), árbol del coral (Erytrina cristagalli), aromo criollo (Acacia caven), árbol de cera del Japón (Toxicodendron succedaneum), Sophora japónica var.dotteana (Styphonolobium japonicum), pitosporo llorón (Pittosporum angustifolium), ciruelo de Natal (Carissa macrocarpa), eucalipto (Eucalyptus gomphocephala), pino de Creta (Pinus brutia), madreselva gigante (Lonicera hildebrandiana), amapola mejicana (Romneya coulteri), etc..

Una historia que sigue el jardín de aclimatación, entre el estadio olímpico y las piscinas Picornell, hay un árbol conocido como la Sóphora dotteana (Styphonolobium japonicum), nombre común con que Joan Pañella bautizó en 1947 esta especie vegetal, en honor al gran jardinero catalán Simó Dot, padre del obtentor de rosales Pedro Dot.

Barcelona .-Montjuic.-Jardins de Mossen Costa i Llobera

JARDINES DE MOSSEN COSTA Y LLOBERA. -Barcelona Montjuic

Están dedicados al poeta mallorquín, Miquel Costa i Llobera.

Contrariamente a muchos de los otros jardines de Montjuïc, que se crearon para la Exposición Internacional de 1929, los jardines de Mossèn Costa i Llobera fueron diseñados y desarrollados mucho más tarde, en 1970. Los jardines fueron construidos bajo la dirección del arquitecto Joan María Casamor y Joan Pañella Bonastre, profesor de la Escuela de Jardinería de Barcelona, y se utilizaron inicialmente como un aula al aire libre para estudiantes de botánica., el New York Times incluyó el jardín en la lista de los 10 jardines más bellos del planeta. A mediados de los años setenta, los Jardines de Costa i Llobera vivían los momentos de máximo esplendor y la colección de suculentas, especialmente cactáceas, era una de las mejores del mundo. Por desgracia, las intensas heladas de 1985 la arruinaron en gran parte. Al faltar invernaderos de producción, con ejemplares y esquejes de recambio, fue imposible reponer las especies perdidas y, poco a poco, la gran diversidad inicial fue menguando.

Aquí se cultivan 800 especies de cactus y otras suculentas procedentes de todas las zonas desérticas del mundo, especies palmáceas y árboles exóticos subtropicales. Está la colección del cactófilo Joan Pañella y la colección “Pallanca” (Bordighera, Italia) con ejemplares centenarios de grandes dimensiones como es el Oreocereus neocelsianus de 200 años. Esparcidas entre las plantas se encuentran varias esculturas de artistas catalanes.

Escultura dedicada a Joan Pañella Bonastre

En los jardines se instaló un monolito en piedra y bronce de Meritxell Duran en Homenaje en vida al maestro de la Escuela Municipal de Jardinería Joan Pañella (1916-1992), acompañado por la publicación de la tercera edición de su libro Las plantas cultivadas Jardin. Fue una iniciativa de la Asociación de antiguos alumnos de la Escuela de jardinería con el apoyo del Ayuntamiento.

PINYA DE ROSA. –Blanes. -Girona

En 1945 compró una finca en Blanes donde creó el jardín de aclimatación Pinya de Rosa que, con cerca de 7.000 especies, se convirtió en un jardín de referencia mundial a nivel de plantas suculentas. Miembro del IOS (International Organization for Succulent Plant Study) desde 1953, se relacionó con los botánicos especialistas más recocidos en esta materia, tales como Curt Backeberg, Martín Cárdenas y Louis Vatrican, y participó activamente en la organización de los congresos de IOS en Barcelona en 1961 y en 1976. Fue considerado, junto con Joan Pañella Bonastre, el decano en plantas cactáceas en España. Su biblioteca particular, hoy desgraciadamente casi desaparecida, se convirtió en una de las más importantes de España en cactologia. Expertos en botánica de cactus y otras suculentas le dedicaron plantas clasificadas por ellos: Leucostele rivierei y Opuntia riviereana, descritas por el alemán Curt Backeberg en 1953 y 1962 respectivamente, Echinopsis riviere-de-caraltii, dedicada por el profesor Martín Cárdenas Hermosa el 1971, y Aloe rivierei, dedicada por JJ Lavranos y L.E. Newton en 1977.

En 1945 la finca primitiva, 53h, era una zona árida cerca del mar donde convivían los viñedos con el bosque mediterráneo. Don Fernando Riviére de Caralt, coleccionista y amante de las cactáceas y otras suculentas e Ingeniero Industrial, creó un lugar estructurado a través de la agricultura, la silvicultura y la ganadería. Construyó los edificios necesarios para llevar a cabo la explotación, así también un Jardín Botánico de Aclimatación, “Pinya de Rosa”, su sueño.

Joan Pañella a Pinya de Rosa.-Mas del Sol

Se construyeron balsas, estanques y pozos de agua para la granja y el jardín botánico, y pensando en el visitante, bancos y miradores con buenas vistas marítimas. Todos estos elementos estaban conectados por caminos diseñados en relación con la topografía. Hoy en día es a través del Jardín Botánico Tropical de Aclimatación, que podemos disfrutar de este bello paraje.

El encargado del diseño del jardín botánico de aclimatación fue Joan Mirambell discípulo de Rubió y Joan Pañella Bonastre, botánico y cactófilo, íntimo amigo del propietario, cuya relación se alargó durante años, los dos mantuvieron una relación muy estrecha con el botánico alemán Curt Backeberg.

Pañella era un excelente conocedor de la familia de las cactáceas y de otros grupos de especies suculentas y, junto con Fernando Riviere de Caralt, fundador del Jardín Pinya de Rosa de Blanes, realizó varias exploraciones por América y sus hallazgos permitieron describir nuevas especies, algunas muy notables.

´

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Old Botanical Institute of the University of Zürich at Pelikanstrasse.-Fernando Riviere de Caralt y Juan Pañella en el centro.-1950

JARDI MARIMURTRA. -Blanes. -Girona

El clima suave de Blanes permite el cultivo de plantas de regiones cálidas como si estuvieran en su ambiente natural. Todo y siendo una iniciativa personal, Carl Faust no fue un solitario. Se supo rodear de colaboradores en ámbitos tan diferentes como la jardinería, la horticultura, la botánica o la arquitectura.  A este factor, se fueron añadir en el momento de la creación del jardín y al mismo tiempo, también hacía de mecenas de algunos de ellos. personajes ilustres como Ramón Margalef, Pere Montserrat, Oriol de Bolós, Joan Pañella o Pius Font i Quer, que encontraron en el Marimurtra un apoyo muy valioso para su trayectoria.

El resultado fue un espacio de más de cuatro hectáreas donde conviven más de 4.000 especies de plantas de todo el mundo, y un bagaje que ahora ya rebasa los cien años.

 

 

 

Mallorca.-Jardines de S´Avall.

JARDINES DE S´AVALL. -SES SALINAS. -MALLORCA

Jardin creado desde 1954 a 1960 por D. Juan March, D. Juan Pañella y D. Gabriel Alomar. Tiene una superficie de 20.000 M cuadrados.  Está situado en Sus Salines, isla de Mallorca. Normalmente no puede ser visitado por el público´.

S’Avall es una de las colecciones más importante del mundo en cactus, un jardín cuidado por Rafael y apoyado por Toni, dos apasionados jardineros amantes de los cactus.

El jardín es propiedad de la familia March. En la creación del mismo intervino el técnico botánico del Ayuntamiento de Barcelona D. Juan Pañella Bonastre, cactófilo de reconocido nombre internacional. -Es un jardín privado.

Recuerdo cuando los viernes había que ir a Transmediterránea a sacar los billetes para el barco que lo trasladaba el fin de semana a Mallorca para la construcción del jardín, el tiempo que estuve de ayudante del Sr. Pañella.

Cactus columnares en el mercado más interesantes y que soportan el frío: Cleistocactus strausii. Cephalocereus senilis, Euphorbia resinífera, Espotoa lanata, Pachycereus pringlei, Cereus peruvianus, Trichocereus pasacana, Carnegia gigantea entre otros.

Una verdadera delicia para los amantes de las colecciones de cactus

Sa Vall, un jardín botánico único con lagos y decorado con esculturas de Botero a lo largo de sus 35 kilómetros cuadrados, la misma superficie que todo el municipio turístico de Altea en Alicante.

Volviendo a la Escuela Profesional de Jardinería Rubio i Tuduri no puedo dejar de referirme al que fue durante unos años director y amigo.

JOSE CARRILLO DE ALBORNOZ FABREGAS (Granada 1931)

Nacido en Granada, en 1931, José Carrillo ha sido una persona importante para el verde urbano de Barcelona, ya que hay dedicado toda su carrera profesional entre los años 1960 y 1993. Dirigió la Escuela de Jardinería Rubió i Tudurí desde 1962 hasta 1991.

Se doctoró por la Universidad Politécnica de Madrid como Ingeniero Agrónomo, y en 1960 se incorpora como ingeniero al Servicio Municipal de Parques y Jardines de Barcelona, donde permanece hasta su jubilación, periodo durante el que ocupó la Dirección Técnica del mismo y, al tiempo, fue profesor y director de la Escuela Profesional de Jardinería “Rubió i Tuduri”.

Pero su labor docente no se limitó al ámbito de la jardinería ya que fue profesor titular en la Escuela Superior de Agricultura de Barcelona durante muchos años (1962-1986). También fue profesor de Técnicas de Arquitectura del Paisaje en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (1968-1983).

En esa especialidad suya fue uno de los fundadores y presidente de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos y de la IFPRA (International Federation of Parks And Recreation Administration) durante tres años, con el que coincidí en numerosos congresos internacionales en diversos lugares del mundo, el primero en Brighton (Inglaterra) año 1961.

EL INSTITUTO RUBIO TUDURI. -ESCUELA DE JARDINERIA.-. -HOY

En 2008, el Instituto Rubió celebró su 75 aniversario. La escuela fue el primer centro formativo de jardinería de España -actualmente el único de la ciudad de Barcelona- y con el tiempo se ha convertido en un punto de referencia no sólo en todo el estado español, sino que sus enseñanzas han sido reconocidas también por la mayoría de centros de Formación Hortícola y Jardinera de Europa.

Muchos ex alumnos cuando recuerdan sus tiempos de estudios que entonces duraban 4 años, todos ellos coinciden en afirmar la buena preparación que recibieron y destacan especialmente el gran papel que muchos de los profesores tuvieron en su formación. Entre ellos, punto de referencia obligado en la historia de la escuela, sobresale la figura de Joan Pañella: “tuvimos unos maestros entrañables y guardamos un excelente recuerdo de todos ellos, en especial de Joan Pañella. Él también había estudiado aquí en la escuela, quería ser un buen jardinero, y después, como jefe de estudios, nos animaba constantemente por qué nosotros también lo fuéramos. Siempre nos decía que   que el jardinero debía ser un buen profesional y que tenía que estar preparado para, cuando resultara oportuno, ponerse la corbata.

El Instituto Rubió i Tudurí, Escuela de Jardinería, hoy es un centro educativo que ofrece formación profesional, personal y en valores a personas que quieren desarrollar su trayectoria laboral en el campo de la jardinería y la gestión de recursos naturales y paisajísticos. Ofrece una formación integral para formar profesionales con las competencias necesarias para favorecer su inserción laboral y / o promoción académica.

El Instituto Rubió i Tudurí quiere ser, por tradición histórica, un centro de referencia en el mundo de la jardinería, el paisaje y el medio natural.

Conocer las necesidades sociales y empresariales de cada momento, a fin de formar a los alumnos respondiendo a los requerimientos reales del mundo laboral y / o académico.

Satisfacer estas necesidades educativas mediante ciclos formativos, cursos de especialización, seminarios, … y disponer de las instalaciones y espacios necesarios donde desarrollar esta oferta educativa.

La Escuela quiere ser un centro gestionado con criterios de calidad para satisfacer las demandas de la comunidad educativa, para mejorar las técnicas pedagógicas y metodológicas de forma constante, para fomentar la formación continuada del profesorado e impulsar la aplicación de las nuevas tecnologías en el campo profesional.

Formar en valores y contenidos, mediante un trato de proximidad y una atención individualizada

Favorecer el desarrollo de las competencias técnicas y aptitudes personales adecuadas para facilitar la inserción laboral y promoción de los alumnos

Fomentar el esfuerzo personal, la iniciativa y la creatividad como herramientas de desarrollo del individuo, así como el orden, el rigor y la limpieza en las tareas realizadas.

Favorecer la planificación, organización y autonomía personales, pero también el trabajo colectivo.

Buscar el desarrollo de la destreza manual e instrumental.

Fomentar el espíritu crítico mediante la observación, evaluación y toma de decisiones. Estimular actitudes de respeto con el entorno y de conservación del medio

Potenciar la participación en proyectos de conservación del medio.

Fomentar actitudes y decisiones profesionales respetuosas con el entorno.

Trabajar para ofrecer un servicio de calidad.

Participar en el Proyecto de Calidad y Mejora. Identificar las necesidades de los usuarios y satisfacer sus perspectivas.

Velar por la seguridad, la higiene y la ergonomía en el trabajo.

Apoyar las actividades formativas externas del alumnado y profesorado en todos los ámbitos territoriales (Erasmus, Leonardo, Becas SOC, …)

Potenciar la utilización de las TAC en el ámbito académico.

Gestionar el centro con liderazgo, profesionalidad y responsabilidad Favorecer un clima de participación y respeto.

Tener una actitud receptiva a las demandas de la comunidad educativa. Velar por los intereses de la comunidad educativa. Revertir los aprendizajes en la sociedad

Fomentar la participación del centro en actividades ciudadanas. Divulgar los conocimientos jardineros y del medio natural.

Potenciar las relaciones con los antiguos alumnos

Favorecer las actividades conjuntas del centro con empresas y entidades del sector.

Ofrecer, a la comunidad educativa y la ciudadanía, una biblioteca técnica especializada.

(Text de l Institut Rubio Tuduri. -Escola de jardinería)

A todos los “pañellistas “que vivieron las enseñanzas del profesor Pañella y que las han seguido en su vida profesional.

Enero de 2018