Principios básicos del diseño de paisajes por Gail Hansen, assistant professor; Environmental Horticulture Department, UF/IFAS Extension, Gainesville, FL 32611. Fecha de publicación original del 2010 de junio. Revisado el 2016 de septiembre.

Traducción libre por José Elías Bonells con permiso de la autora

Los diseñadores de paisajes trabajan en un lienzo que es claramente diferente de otras formas de arte. El “arte” siempre está cambiando a medida que las plantas crecen, las condiciones ambientales cambian y las personas usan el espacio. Por esta razón, los diseñadores de paisajes utilizan un proceso de diseño que considera sistemáticamente todos los aspectos de la tierra, el medio ambiente, las plantas en crecimiento y las necesidades del usuario para garantizar un diseño agradable a la vista, funcional y ecológicamente saludable.

Elementos y principios

El proceso de diseño comienza determinando las necesidades y deseos del usuario y las condiciones del sitio. Con esta información, el diseñador luego organiza las plantas y los materiales del paisaje, que se conocen colectivamente como las características. Las características se pueden describir físicamente por las cualidades visuales de línea, forma, color, textura y peso visual: los elementos del diseño.

Los principios son los conceptos fundamentales de composición (proporción, orden, repetición y unidad) que sirven de guía para organizar  las características para crear un paisaje estéticamente agradable o hermoso. El conocimiento de los elementos y principios del diseño es esencial para diseñar un paisaje y trabajar a través del proceso de diseño. Este articulo describe cada uno de los elementos y explica los principios y su aplicación.

Elementos del diseño

Los elementos de la composición son las cualidades visuales que las personas ven y responden cuando ven un espacio. Las cualidades visuales pueden hacer ilícitas muchas emociones y sentimientos diferentes, y cuanto más positivos sean esos sentimientos, más probable es que las personas disfruten y usen un espacio. Quizás el elemento más común en una composición es la línea. La línea crea todas las formas y patrones y se puede usar de varias maneras en el paisaje.

Línea

La línea en el paisaje se crea por el borde entre dos materiales, el contorno o la silueta de una forma o una característica lineal larga. Las líneas son una herramienta poderosa para el diseñador porque se pueden usar para crear una variedad infinita de formas  y controlan el movimiento del ojo y el cuerpo.

Los diseñadores de paisajes utilizan líneas para crear patrones, desarrollar espacios, crear formas, controlar movimientos, establecer dominancia y crear un tema cohesivo en un paisaje. Las líneas de paisaje se crean de varias maneras: cuando dos materiales diferentes se encuentran en el plano del suelo, como el borde de un patio de ladrillos que se encuentra con una extensión de césped verde; o cuando el borde de un objeto es visible o contrasta con un fondo, como el contorno de un árbol contra el cielo; o por la colocación de un material en una línea, como una cerca. La figura 1 muestra líneas de paisaje comunes, incluidas líneas de  diseño líneas constructivas, líneas de trayectoria, líneas de césped y líneas de cerca. Las líneas pueden tener una o más características, como las que se describen a continuación, pero generalmente tienen propósitos diferentes.

Figura 1. Líneas en el paisaje.

 

Propiedades de las líneas

Las propiedades de las líneas determinan cómo las personas responden al paisaje, tanto emocional como físicamente.

Líneas rectas

Las líneas rectas son estructurales y contundentes; crean un carácter formal, generalmente se asocian con un diseño simétrico y dirigen el ojo directamente a un punto focal. Las líneas diagonales son líneas rectas con una dirección intencional. Las líneas rectas se encuentran con mayor frecuencia en los bordes y el material del paisaje.

Líneas curvas

Las líneas curvas crean un carácter informal, natural y relajado que se asocia más con la naturaleza y el equilibrio asimétrico. Las líneas curvas mueven el ojo a un ritmo más lento y agregan misterio al espacio creando vistas ocultas.

Líneas verticales

Las líneas verticales mueven el ojo hacia arriba, haciendo que un espacio se sienta más grande. Una línea hacia arriba puede enfatizar una característica y tiene una sensación de actividad o movimiento. Las líneas verticales en el paisaje incluyen material vegetal alto y estrecho, como árboles, o estructuras altas, como un cenador o una pajarera en un palo.

Líneas horizontales

Las líneas horizontales mueven el ojo a lo largo del plano del suelo y pueden hacer que un espacio se sienta más grande. Las líneas bajas son más tenues y crean una sensación de reposo. Las líneas horizontales pueden dividir espacialmente un espacio o unir un espacio. Las líneas bajas son creadas por paredes bajas de jardín, pasillos y setos cortos. Las líneas se utilizan para dibujar formas en un plan. En una vista en planta, definen los lechos de plantas y las áreas de jardines. Las líneas también son creadas por las formas verticales de las características construidas y el material vegetal. Hay tres tipos de líneas primarias que crean formas en el paisaje: líneas de arriates, líneas de materiales y líneas de plantas. Las líneas de arriates se crean donde el borde del arriate de la planta se encuentra con otro material de superficie, como césped, cubierta vegetal, grava o pavimentadoras de patio. Las líneas de arriate conectan el material vegetal con la casa y el paisaje duro porque el ojo sigue la línea, moviendo la mirada a través del paisaje. Las líneas constructivas son creadas por el borde de lo construido, que delinea la estructura construida. La línea también se puede crear con materiales largos y estrechos, como una cerca o una pared.

Formas

La forma de la forma es creada por un contorno que encierra un espacio, y la forma es la masa tridimensional de esa forma. La forma se encuentra tanto en el paisaje duro como en las plantas, y es típicamente el elemento visual dominante el que organiza espacialmente el paisaje y, a menudo, determina el estilo del jardín. La forma de las estructuras, los lechos de plantas y los adornos del jardín también determina el tema general de la forma del jardín. Las formas geométricas formales incluyen círculos, cuadrados y polígonos. Las formas informales y naturalistas incluyen líneas serpenteantes, bordes orgánicos y bordes fragmentados. Las plantas crean forma en el jardín a través de sus contornos o siluetas, pero la forma también puede definirse por un espacio vacío o negativo entre las plantas.

 Formas geométricas

 Formas circulares

Los círculos pueden ser círculos completos, o pueden dividirse en semicírculos o segmentos circulares y combinarse con líneas para crear arcos y tangentes. La Figura 2 muestra el uso de segmentos circulares para los paneles de construcción y césped. Los círculos también se pueden estirar en óvalos y elipses para obtener más variedad e interés. Los círculos son una forma de diseño fuerte porque el ojo siempre está orientado hacia el centro, que puede usarse para enfatizar un punto focal o conectar otras formas.

Figura 2. Formas circulares en hardscape y paneles de césped.
Figura 3. Líneas serpenteantes en el paisaje.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Figura 4. Bordes orgánicos: borde irregular del jardín de rocalla
Figura 5. Bordes fragmentados: escalones en camino.

Los cuadrados de forma cuadrada se usan para una variedad de características, que incluyen escalones, ladrillos, azulejos y estructuras de madera, ya que son una forma fácil de trabajar para la construcción. La forma cuadrada también se puede segmentar y usar repetidamente para crear un patrón de cuadrícula. A diferencia de los círculos, los cuadrados son más fuertes en los bordes, que pueden alinearse o superponerse para crear patrones únicos y formas más complejas

Polígonos irregulares

Los polígonos son formas de muchos lados con bordes rectos. Los triángulos, por ejemplo, son polígonos de tres lados. Los bordes angulosos de los polígonos pueden hacer formas interesantes, pero deben usarse con precaución porque las formas pueden volverse complejas; la simplicidad es lo mejor

Formas naturalistas

Líneas serpenteantes.- Las líneas serpenteantes a menudo imitan el curso natural de los ríos o arroyos y pueden describirse como líneas suaves con ondulaciones profundamente curvadas. Las líneas serpenteantes (Figura 3) funcionan bien para caminos, líneas de cama de plantas y lechos de arroyos secos. Las líneas serpenteantes pueden agregar interés y misterio a un jardín al guiar a los espectadores por las esquinas para descubrir nuevas vistas y espacios.

Bordes orgánicos

Los bordes orgánicos imitan los bordes del material natural, como el follaje, las formas de las plantas y las rocas, y se pueden describir como ásperas e irregulares. Las líneas orgánicas se pueden encontrar en los jardines de rocas y en los lechos de arroyos secos o se pueden crear a propósito en los bordes del paisaje.

Bordes fragmentados

Los bordes fragmentados se asemejan a piezas rotas dispersas desde el borde, como piedras o adoquines, y se usan a menudo para crear un borde que desaparece gradualmente en patios o pasarelas

Forma de  la planta

La forma es la calidad más duradera de una planta..- Las formas comunes de las plantas están bien establecidas y estandarizadas, ya que la forma es la característica más consistente y reconocible de las plantas. La forma también se puede crear a través de la masa de plantas, donde la masa global crea una forma diferente a una planta individual. Una forma fuerte que contrasta con el resto de la composición tendrá un mayor énfasis dentro de la composición. Una forma altamente contrastante debe usarse con cuidado: uno o dos funcionan bien como un punto focal, pero muchos crean caos. Las formas de plantas naturales, en lugar de formas sobre recortadas, deben establecer la mayor parte de la composición. La relevancia de la forma general depende más o menos de la perspectiva visual: la forma de un árbol puede parecer bastante diferente a la de una persona que se encuentra debajo del dosel en lugar de ver el árbol desde una distancia en un campo abierto. Las formas verticales agregan altura; Las formas horizontales agregan ancho. Las formas de las plantas también crean y definen los espacios vacíos o abiertos entre las plantas, creando formas convexas o cóncavas en los vacíos. Las ramas de los árboles con arcos altos típicamente crean un espacio abierto cóncavo debajo de las ramas, y un dosel redondo con ramas bajas llena el espacio para crear una forma convexa en el espacio abierto debajo del árbol.

Figura 6. Formas de árboles.

 Formas de los árboles

Las formas de árboles comunes (Figura 6) incluyen redondas, columnares, ovaladas, piramidales, en forma de jarrón y que lloran. Se utilizan diferentes formas de árbol para el atractivo visual, pero la forma también es importante para la función. Crear un área sombreada en el jardín requiere un árbol redondo u ovalado, mientras que una pantalla generalmente requiere una forma más columnar o piramidal, y una

forma de árbol que llora es un buen punto focal.

Formas de los arbustos

Las formas de arbustos (Figura 7) incluyen verticales, en forma de jarrones, arcos, montículos, redondeados, puntiagudos, en cascada e irregulares. La elección de formas de arbustos a menudo depende de si el arbusto se usará en una masa o como una sola muestra. Los arbustos que se amontonan y se extienden se ven mejor en una masa, y los arbustos en cascada y en forma de jarrón se comportan bien como plantas ejemplares.

Formas de cobertura del suelo.-Cubre suelos

Las formas de cobertura del suelo (Figura 7) incluyen esteras, esparcimientos, grumos, esparcimientos y picos cortos. Casi todas las coberturas se ven mejor en masas porque son plantas pequeñas, que abrazan el suelo, y tienen muy poco impacto como plantas individuales

Figura 7. Formas de arbustos y cubiertas vegetales.

 Propiedades de la forma

La forma es muy poderosa porque las personas a menudo pueden reconocer e identificar una característica basada en un contorno o silueta. Las personas a menudo pueden percibir una forma cuando solo una parte de ella es visible. La familiaridad y la sugerencia de un formulario es suficiente para que el ojo llene el resto. La repetición de la forma es esencial para la creación de un patrón, que es la estructura organizativa básica del paisaje. La forma es también el principal determinante de un jardín formal o informal. Las formas geométricas con bordes rectos son típicas de los jardines formales que se basan en un estilo establecido, como los jardines contemporáneos o italianos. Un jardín informal tiene formas más naturalistas y orgánicas que normalmente se encuentran en jardines que imitan la naturaleza. La compatibilidad de formas también es un componente importante de la unidad en el diseño: una o dos formas sorprendentemente diferentes son buenas para el contraste y el énfasis, pero en general todas las otras formas deben tener algunas similitudes para una apariencia unificada.

 Textura

La textura se refiere a qué tan gruesa o fina se ve y / o se ve la superficie de la planta o el material del paisaje. La textura se utiliza para proporcionar variedad, interés y contraste. El follaje, las flores, la corteza y el patrón de ramificación general de la planta tienen textura. El tamaño y la forma de las hojas a menudo determinan la textura percibida de la planta. Una planta generalmente se puede describir como que tiene una textura gruesa, media o fina. La textura gruesa es más dominante que fina y también tiende a dominar el color y la forma, mientras que la textura fina está más subordinada a otras cualidades y tiende a unificar las composiciones. Las plantas de textura gruesa atraen el ojo y tienden a sostenerlo porque los contrastes claros y oscuros de las sombras proporcionan más interés. La textura fina exagera la distancia y da la sensación de un espacio más grande y más abierto. La textura rugosa minimiza la distancia: las plantas aparecen más cerca y el espacio se siente más pequeño o cerrado. La textura también se encuentra en el paisaje rígido, incluso en edificios, patios, paredes y pasillos.

Textura gruesa

Las características de la planta que crean una textura gruesa incluyen hojas grandes; Hojas con bordes muy irregulares; Vetas profundas y atrevidas; colores variados; ramitas y ramas gruesas; Hojas y ramitas con espinas o espinas; y formas audaces, gruesas y / o irregulares. Cada hoja de una planta de textura gruesa rompe el contorno, lo que le da a la planta una forma más suelta. Los ejemplos de plantas con textura gruesa incluyen filodendros, agaves, bromelias, acebos, palmeras y hortensias. El paisaje rígido con textura gruesa incluye piedra tallada, ladrillo de acabado áspero y madera sin terminar con nudos y un grano elevado. El material de construcción envejecido o viejo que mantiene una superficie templada por el clima a menudo es de textura áspera.

Las características de textura fina  incluyen follaje pequeño; Hojas delgadas, tiras (hierbas) o tallos altos y delgados; Ramitas diminutas y densas y ramas pequeñas; tallos largos (viñas o trepadoras); Y flores pequeñas, delicadas. A menudo se describen como tenues y ligeras o con una forma de vid en expansión. Las plantas de textura fina a veces tienen una forma más fuerte porque las hojas individuales pequeñas están densamente empacadas (por ejemplo, el boj) para crear un borde sólido. Las plantas con una textura fina incluyen hierbas, helechos, arces japoneses, muchas enredaderas y enebros con agujas finas. El paisaje duro con textura fina incluye piedra lisa, madera o macetas de cerámica y adornos de vidrio. El agua suave, como la que se encuentra en una piscina reflectante, o el agua con un rocío muy fino se considera de textura fina.

Textura media

La mayoría de las plantas son de textura media, ya que no pueden describirse como de textura gruesa o fina. Se caracterizan por hojas de tamaño mediano con formas simples y bordes lisos. Las ramas de tamaño promedio no están densamente ni ampliamente espaciadas y la forma general es típicamente redondeada o apiñada. Las plantas de textura media actúan como fondo para vincular y unificar las plantas de textura fina y gruesa. Las plantas con textura media incluyen agapanthus, ardisia, camellia, euonymus, pittosporum y viburnum. El material constructivo con una textura media incluye adoquines de losas estándar, concreto cepillado con escoba y maderas terminadas.

Propiedades de la textura

La textura afecta la percepción de la distancia y la escala. Para hacer que un espacio se sienta más grande, ubique las plantas de modo que las texturas finas estén a lo largo del perímetro exterior, las texturas medianas estén en el centro y las texturas gruesas estén más cerca del espectador. El pequeño tamaño de la textura fina retrocede en el paisaje y se percibe como más lejos. Para hacer que un espacio se sienta más pequeño, coloque las texturas gruesas a lo largo del perímetro exterior y las texturas finas más cercanas al espectador. El detalle de la textura gruesa hace que las plantas parezcan más cercanas y hace que el espacio se sienta más pequeño. La textura percibida de las plantas también puede cambiar con la distancia de la planta. Las plantas que son de primer plano grueso pueden verse bien texturadas desde la distancia. Los colores intensos aumentan el contraste y hacen que la textura se vea más gruesa, mientras que los colores apagados pueden aplanar la textura. El paisaje duro con una textura gruesa, como rocas muy ásperas y maderas grandes y en negrita, tiende a hacer que todo el material vegetal tenga una textura más media. Los diseñadores a menudo desarrollan un estudio de textura (Figura 8) en papel para ayudar a decidir la disposición de los materiales de la planta. El dibujo imita la textura utilizando diferentes grosores y líneas para representar texturas finas, medias y gruesas.

.Figura 8. Estudio de la textura.

Color

El color en el material vegetal y el constructivo agrega interés y variedad al paisaje. El color es el elemento más visible en el paisaje y suele ser el foco de la mayoría de los propietarios; sin embargo, también es el elemento más temporal, que generalmente dura solo unas pocas semanas al año para plantas individuales. El uso del color se guía por la teoría del color (uso de la rueda de colores) para crear esquemas de color. Una descripción simple de la rueda de colores incluye los tres colores primarios: rojo, azul y amarillo; los tres colores secundarios (una mezcla de dos primarios) de verde, naranja y violeta; y seis colores terciarios (una mezcla de un color primario y secundario adyacentes), como el rojo-naranja. La teoría del color explica la relación de los colores entre sí y cómo se deben utilizar en una composición. Los esquemas de color básicos son monocromáticos, análogos y complementarios.

Esquema monocromático

Un esquema de color monocromático utiliza solo un color. En paisajismo, esto generalmente significa otro color además del color verde en el follaje. Un jardín que es todo verde depende más de la forma y la textura para el contraste y el interés. Un color puede tener muchas variaciones claras y oscuras, lo que puede agregar interés. Un ejemplo de un esquema monocromático es un jardín blanco con flores blancas, follaje blanco variado y adornos de jardín blancos.

 Esquema análogo

Los esquemas de color análogos (a veces llamados armoniosos) son de tres a cinco colores adyacentes en la rueda de colores, como rojo, rojo-naranja, naranja, amarillo-naranja y amarillo, o azul, azul-violeta y violeta . Los colores están relacionados entre sí porque normalmente incluyen dos colores primarios mezclados para formar un segundo color secundario y dos colores terciarios, lo que significa que comparten propiedades comunes

Esquema complementario

Los colores complementarios son aquellos que están uno frente al otro en la rueda de colores. Tienden a tener un alto contraste entre ellos. Los conjuntos más comunes son violeta y amarillo, rojo y verde, y azul y naranja. Los colores complementarios se encuentran a menudo naturalmente en flores; Un par común es el amarillo y el violeta. Color en plantas y materiales constructivos,. El color se encuentra en las flores, el follaje, la corteza y los frutos de las plantas. El follaje generalmente proporciona el color de fondo general para los colores de las flores. El follaje verde en todos sus diversos tonos es el color dominante por cantidad, pero otros colores captan la atención más fácilmente debido a su alto contraste con el color verde. El color también se encuentra en edificios, rocas, adoquines, madera y muebles. La mayoría de los colores en materiales naturales, como la piedra y la madera, son generalmente apagados y tienden a ser variaciones de marrón, tostado y amarillo pálido. Los colores brillantes en el paisaje duro generalmente se encuentran en materiales hechos por el hombre, como muebles pintados, contenedores o esculturas de cerámica de colores brillantes y adornos de vidrio o cerámica..

 Propiedades del color

El color es un elemento importante para crear interés y variedad en el paisaje. Los colores tienen propiedades que pueden afectar las emociones, la percepción espacial, la calidad de la luz, el equilibrio y el énfasis. Una propiedad del color se describe en relación con la temperatura: los colores parecen ser frescos o cálidos y pueden afectar las emociones o los sentimientos. Los colores fríos tienden a ser calmantes y deben usarse en áreas de relajación y serenidad. Los colores cálidos tienden a ser más emocionantes y deben usarse en áreas de entretenimiento y fiestas. La “temperatura” de los colores también puede afectar la percepción de la distancia. Los colores fríos tienden a retroceder y se perciben como más lejos, haciendo que el espacio se sienta más grande. Los colores cálidos tienden a avanzar y se perciben como más cercanos, lo que hace que el espacio se sienta más pequeño.

El color también se puede utilizar para captar la atención y dirigir las vistas. Los puntos focales se pueden crear con colores brillantes. Por ejemplo, el amarillo brillante, que tiene la intensidad más alta, también tiene un alto contraste con todos los demás colores (a menudo descrito como un “pop” de color) y se debe usar con moderación. Una pequeña cantidad de color intenso tiene tanto peso visual como una gran cantidad de un color más tenue o más débil. Los esquemas de color en el jardín pueden cambiar con las estaciones. Los colores de verano suelen ser más variados y brillantes con más flores, mientras que los colores de invierno tienden a ser monocromáticos y más oscuros con más follaje. El color también se ve afectado por la calidad de la luz, que cambia con la hora del día y la época del año. El sol de verano más brillante e intenso hace que los colores aparezcan más saturados e intensos, mientras que la luz filtrada del invierno hace que los colores aparezcan más tenues. Al elegir un esquema de color, se debe tener en cuenta la hora del día en que se utilizará el patio. Debido a que el color es temporal, debe usarse para resaltar elementos más duraderos, como la textura y la forma. Un estudio de color (Figura 9) en una vista en planta es útil para hacer elecciones de color. Los esquemas de colores se dibujan en el plan para mostrar la cantidad y la ubicación propuesta de varios colores.

Figura 9. Estudio del color.

 

 

Figura 10. Peso visual por masa y contraste.

Peso visual

El peso visual es el concepto de que las combinaciones de ciertas características tienen más importancia en la composición basada en la masa y el contraste. Algunas áreas de una composición son más notables y memorables, mientras que otras se desvanecen en el fondo. Esto no significa que las características de fondo no sean importantes: crean una apariencia cohesiva al vincular características de alto peso visual y proporcionan un lugar de descanso para el ojo. Una composición donde todas las características tienen un alto peso visual a menudo se ve caótica porque el ojo tiende a rebotar entre las características. El alto peso visual generalmente proviene de un grupo de plantas con una o algunas de las siguientes características: formas verticales o inusuales, tamaño grande, colores brillantes, textura audaz y líneas diagonales. El peso visual bajo se encuentra en líneas horizontales bajas, postradas o formas bajas, textura fina y colores apagados o apagados (Figura 10). . Peso visual por masa y contraste.

Principios del diseño

Los principios de diseño guían a los diseñadores en la organización de elementos para un paisaje visualmente agradable. Una composición armoniosa se puede lograr a través de los principios de proporción, orden, repetición y unidad. Todos los principios están relacionados, y la aplicación de un principio ayuda a lograr los demás. La comodidad física y psicológica son dos conceptos importantes en el diseño que se logran mediante el uso de estos principios. Las personas se sienten más cómodas psicológicamente en un paisaje que tiene orden y repetición. Los paisajes organizados con patrones predecibles (signos de cuidado humano) son más fáciles de “leer” y tienden a hacer que las personas se sientan a gusto. La comodidad psicológica también se ve afectada por la sensación de placer que un espectador percibe desde un paisaje unificado o armonioso. Los usuarios se sienten más cómodos físicamente, funcionan mejor y se sienten más seguros en un paisaje con proporciones compatibles con la escala humana.

Proporción

La proporción relativa es el tamaño de un objeto en relación con otros objetos. La proporción absoluta es la escala o el tamaño de un objeto. Una escala absoluta importante en el diseño es la escala humana (tamaño del cuerpo humano) porque el tamaño de otros objetos se considera relativo a los humanos. El material vegetal, las estructuras de jardín y los ornamentos deben considerarse en relación con la escala humana. Otras proporciones relativas importantes incluyen el tamaño de la casa, el patio y el área a plantar.

Proporción en las plantas

La proporción se puede encontrar en el material vegetal en relación con las personas (Figura 9), las plantas circundantes y la casa. Cuando los tres están en proporción, la composición se siente equilibrada y armoniosa. También se puede lograr una sensación de equilibrio teniendo proporciones iguales de espacio abierto y espacio plantado. El uso de tamaños de plantas notablemente diferentes puede ayudar a lograr el dominio (énfasis) a través del contraste con una planta grande. El uso de plantas de tamaño similar puede ayudar a lograr el ritmo a través de la repetición del tamaño.

 La proporción en lo construido

Las características son más funcionales para las personas cuando se ajustan al cuerpo humano. Los bancos, mesas, caminos, cenadores y miradores funcionan mejor cuando las personas pueden usarlos fácilmente y sentirse cómodos al usarlos (Figura 11). El paisaje rígido también debe ser proporcional a la casa: una terraza o patio debe ser lo suficientemente grande para el entretenimiento, pero no tan grande como para que no se ajuste a la escala de la casa.

Figura 11. Proporción en plantas y hardscape.

Proporciones en los vacíos

La escala humana también es importante para la comodidad psicológica en los vacíos o espacios abiertos. Las personas se sienten más seguras en áreas abiertas más pequeñas, como patios y terrazas. Un concepto importante de confort espacial es el recinto. La mayoría de las personas se sienten cómodas con algún tipo de condición de sobrecarga (Figura 11) que implica un techo. El recinto no tiene que ser sólido; de hecho, un recinto implícito, como las ramas de los árboles, sirve como un buen recinto psicológico que aún permite la luz y las vistas del cielo.

Orden

La orden generalmente se refiere a la distribución espacial u organización del diseño y la mayoría de las veces se logra a través del equilibrio. El equilibrio es el concepto de igual atracción visual y peso, generalmente alrededor de un eje central real o imaginario. La forma, el color, el tamaño y la textura afectan el equilibrio. El equilibrio puede ser simétrico, asimétrico o en perspectiva. El orden también se puede lograr agrupando características o elementos en grupos distintos y ordenándolos alrededor de un punto central.

 Balance simétrico

El equilibrio simétrico se logra cuando los mismos objetos (imágenes espejo) se colocan a ambos lados de un eje. La figura 12 muestra los mismos árboles, plantas y estructuras en ambos lados del eje.

Este tipo de equilibrio se utiliza en diseños formales y es uno de los conceptos de organización espacial más antiguos y más deseados. Esto se debe a que la mente, naturalmente, divide el espacio al asumir un eje central y luego busca una distribución uniforme de objetos o masa (peso visual). Muchos jardines históricos se organizan utilizando este concepto.

Figura 12. Equilibrio simétrico alrededor de un eje.
Figura 13. Balance asimétrico alrededor de un eje.

Equilibrio asimétrico

El equilibrio asimétrico se logra con el mismo peso visual de formas, colores o texturas no equivalentes en ambos lados de un eje. Este tipo de equilibrio es informal y generalmente se logra mediante masas de plantas que parecen tener el mismo peso visual en lugar de masa total. La Figura 13 muestra agrupaciones de árboles y estructuras que tienen un peso visual aproximadamente igual en ambos lados del eje. La masa se puede lograr mediante combinaciones de plantas, estructuras y adornos de jardín. Para crear equilibrio, las características con tamaños grandes, formas densas, colores brillantes y texturas gruesas parecen más pesadas y deben usarse con moderación, mientras que los tamaños pequeños, formas dispersas, colores grises o tenues y la textura fina parecen más ligeras y deben usarse en mayor cantidad .

Balance de perspectiva

El balance de perspectiva tiene que ver con el equilibrio del primer plano, el plano medio y el fondo. Al mirar una composición, los objetos en el frente generalmente tienen un mayor peso visual porque están más cerca del espectador. Esto se puede equilibrar, si se desea, utilizando objetos más grandes, colores más brillantes o textura gruesa en el fondo. En la mayoría de los casos, el primer plano o el fondo deben ser dominantes.

Colección en masa

La colección en masa es la agrupación de funciones basada en similitudes y luego organiza los grupos en torno a un espacio o característica central. Un buen ejemplo es la organización del material vegetal en masas alrededor de un área de césped circular abierta o un área de asiento de grava abierta

 Repetición

La repetición se crea mediante el uso repetido de elementos o características para crear patrones o una secuencia en el paisaje. La repetición de líneas, formas, colores y texturas crea ritmo en el paisaje. La repetición debe usarse con cuidado, demasiada repetición puede crear monotonía y muy poca puede crear confusión. La repetición simple es el uso del mismo objeto en una línea o la agrupación de una forma geométrica, como un cuadrado, en un patrón organizado. La repetición se puede hacer más interesante utilizando la alternancia, que es un cambio menor en la secuencia de forma regular, por ejemplo, utilizando una forma cuadrada en una línea con una forma circular insertada cada quinta casilla. La inversión es otro tipo de alternancia donde los elementos seleccionados se cambian, por lo que las características son opuestas a los elementos originales. Un ejemplo podría ser una fila de plantas en forma de jarrón y plantas piramidales en una secuencia ordenada. La gradación, que es el cambio gradual en ciertas características de una característica, es otra forma de hacer más interesante la repetición. Un ejemplo sería el uso de una forma cuadrada que gradualmente se hace más pequeña o más grande. La repetición no siempre crea un patrón; a veces es simplemente el uso repetido del mismo color, textura o forma en todo el paisaje. La Figura 14 ilustra la repetición de una forma cuadrada en un patio de entrada, paneles de césped, un patio y una fuente de agua.

Figura 14. Repetición de forma cuadrada.

Repetición en plantas y material constructivo

Usar la misma planta repetidamente en un paisaje es una simple repetición. Un jardín de hierba es un buen ejemplo de la repetición sutil de la planta. La gradación se puede lograr con un cambio gradual en la altura o el tamaño (por ejemplo, usando pastos pequeños al frente, respaldados por pastos medianos y luego pastos grandes). Una gradación más obvia son las plantas que hacen la transición de textura fina a gruesa, o de verde claro a verde oscuro. El material se puede usar repetidamente en todo el patio para la unidad, pero el interés se puede crear variando ligeramente el tamaño, la textura o el color del material del paisaje. La repetición y el patrón se pueden hacer más evidentes en el paisaje duro porque la duplicación es más fácil con los materiales construidos que se fabrican a las dimensiones exactas.

 Unidad

La unidad se logra al vincular elementos y características para crear un carácter coherente en la composición. La unidad a veces se denomina armonía, el concepto de todo lo que encaja. En comparación, los grupos dispersos de plantas y los ornamentos de jardín no relacionados son lo opuesto a la unidad. La unidad se logra mediante el uso de la dominancia, la interconexión, la unidad de tres (que se describe a continuación) y la simplicidad para organizar los colores, las texturas y la forma. Si bien los elementos constructivos y las plantas se pueden unificar mediante la combinación de características similares, también es importante crear cierta variedad para crear interés. La forma más sencilla de crear unidad es mediante el uso de un tema de diseño o un estilo de diseño. Los temas y estilos de diseño tienen un conjunto bien definido de características que han mantenido su popularidad a lo largo del tiempo porque son visualmente agradables para muchos

 

Unidad por dominancia

La dominación o el énfasis es la propiedad de una planta u objeto que atrae y mantiene la atención, por lo que el objeto es una característica importante. La capacidad de un objeto para captar la atención generalmente depende del contraste con los objetos adyacentes. Un ejemplo típico para un jardín sería una maceta de cerámica de colores muy brillantes entre el follaje verde. Las características dominantes que captan la atención se denominan puntos focales. Los puntos focales se utilizan para llamar la atención sobre un lugar en particular, mover el ojo alrededor del espacio o guiar la circulación. El énfasis se crea a través del contraste en tamaño, color, forma o textura. Las plantas que llaman la atención a menudo se llaman plantas de espécimen o ejemplares.. Estas son plantas con una forma, tamaño o textura únicos que se destacan de las plantas circundantes. Las plantas ordinarias también se pueden usar para dar énfasis al aislar la planta en un recipiente (Figura 15) o en un espacio abierto. A propósito, colocar las plantas de esta manera llama la atención sobre la planta. Las plantas de especímenes o ejemplares se usan generalmente para llamar la atención sobre entradas, caminos o estatuas. Los adornos de jardín también funcionan bien para atraer la atención porque a menudo son dramáticamente diferentes del material vegetal. Forma y color son usualmente las características que más contrastan con las plantas. Las esculturas, jardineras y muebles tienen formas que son fácilmente reconocibles y distinguibles de las plantas.

Figura 15. Énfasis por aislamiento de material vegetal en un recipiente.

Unidad por interconexión

La interconexión, el concepto de enlace físico (tocar) de varias características, está presente en todos los diseños. Aunque todas las funciones están vinculadas a otras funciones, la clave es hacer que el enlace sea transparente para que las características se combinen o se unan. Los elementos constructivos son importantes para la interconexión porque generalmente sirven para organizar y vincular espacios en el jardín. La continuación de una línea, como una trayectoria, el borde de un objeto construido o un borde definido de un lecho vegetal, puede crear unidad a través de la interconexión. Unidad de tres características que se agrupan de tres en tres, o en otros grupos de números impares, como en grupos de cinco o siete, se sienten más equilibrados a la vista y dan una sensación de unidad más fuerte. Los números impares permiten variaciones de altura escalonadas, como pequeñas, medianas y grandes, que proporcionan más interés. Los números impares a menudo se ven o se perciben como un grupo y no se dividen ni se dividen visualmente tan fácilmente como los números pares.

 Unidad por simplicidad

.La simplicidad es el concepto de reducir o eliminar los elementos no esenciales para evitar un aspecto caótico. Esto aporta claridad y propósito al diseño. Muchos diseñadores logran la simplicidad al eliminar cuidadosamente las características de un diseño y al mismo tiempo preservar su integridad.

Aplicación de los principios y elementos del diseño

Si bien es útil conocer los elementos y principios del diseño, a veces es difícil entender cómo aplicarlos a sus ideas para su jardín. Cada sitio presenta desafíos y oportunidades para el diseño y la expresión individual y requiere una aplicación única de los elementos y principios. Estudiar cómo se han aplicado los elementos y principios en un diseño existente que le atraiga es un buen lugar para comenzar. La mejor manera de crear un buen diseño es tomar prestadas ideas de diseños que encuentre atractivos y adaptarlos a las condiciones particulares de su sitio.

Estilo personal y sentido del lugar

Para descubrir e identificar su estilo personal, piense en otros patios o paisajes que disfrute. Observe los paisajes en su vecindario y en otros vecindarios de su comunidad. Estudie aquellos que le atraigan y anote las características y tipos de material vegetal. También intente identificar los elementos de diseño, como el color, la textura y la forma, y ​​determine cómo se utiliza la línea en el paisaje.

Estudia la vista e intenta determinar cómo se crean el equilibrio y el ritmo.

También, busca el dominio y trata de averiguar cómo se produce la unidad. Estudiar paisajes en su vecindario y comunidad es importante porque la mayoría de las personas se sienten más cómodas cuando “encajan” con sus vecinos. A menudo hay un fuerte deseo social de sentirse parte de la comunidad y contribuir al tejido del vecindario. El concepto de adaptación se denomina “género loci” o tiene un sentido de lugar. Sentido de lugar también se refiere al contexto regional: los paisajes circundantes, tanto naturales como planificados, que influyen en el diseño y los materiales vegetales que se utilizarán.

Otras fuentes de inspiración incluyen jardines o paisajes de demostración, jardines botánicos locales y exhibiciones en viveros locales. Evite los viveros de grandes cadenas nacionales, ya que sus plantas no suelen cultivarse localmente y su selección de plantas puede no ser tan adecuada para su área. Sin embargo, pueden ser buenos para comprar anuales temporales para áreas pequeñas. Visite jardines de demostración y jardines botánicos para buscar agrupaciones de plantas interesantes y atractivas. Tenga en cuenta el tipo de microclima de cada grupo para determinar si funcionará en su jardín. Debido a que estos jardines están diseñados para su área, puede utilizar la combinación exacta de material vegetal, siempre que se ajuste a los requisitos de sol y sombra. Pregunte sobre los requisitos de crecimiento y mantenimiento para determinar si las plantas se ajustarán a sus necesidades. En los viveros locales, puede reunir y organizar varias macetas para ver cómo se ven juntas. Aunque son pequeños, todavía puede obtener una buena idea sobre la composición de la textura y el color.

Otra forma de identificar su estilo personal es buscar en las revistas y libros ideas. Estudia las imágenes y nota los detalles. ¿Qué te gusta del diseño? ¿Funcionará en tu espacio? No podrá duplicar el diseño exacto porque su sitio será diferente en ubicación, tamaño y forma, pero a menudo hay muchas características que puede adaptar a su sitio.

Los materiales y plantas de paisaje apropiadas para su región pueden ser sustituidos por aquellos en el diseño de la muestra al elegir materiales y plantas con las mismas características. Intente imaginar cómo se verán las características en su jardín y dónde podrían ubicarse. Se pueden unir varias ideas diferentes para crear un diseño final. Es importante tener en cuenta que los jardines y los patios que se ven en las revistas y los libros se eligen porque son ejemplos sobresalientes, y generalmente son jardines que son atendidos por personas con amplios conocimientos de jardinería. Tenga en cuenta sus habilidades y conocimientos de mantenimiento (o los de su jardinero o contratista ) y ajuste el diseño de manera adecuada.

Condiciones del sitio

¿Cómo sabe si un diseño que le guste funcionará en su jardín? Primero, compare el estilo arquitectónico de las casas e intente encontrar similitudes entre su casa y la casa de muestra. Estudie los materiales de construcción en el diseño de la muestra. ¿Los mismos colores y materiales funcionan con tu casa? Si es necesario, ¿qué sustituciones podría usar y aun así conservar el aspecto deseado? Imagine su casa con el mismo material vegetal o similar: recuerde que las plantas se pueden organizar de manera diferente para adaptarse a las dimensiones de su jardín. Para obtener más información sobre la selección de plantas, consulte

Planta correcta, Lugar correcto: El arte y la ciencia del diseño de paisajes – Selección y ubicación de plantas (http://edis.ifas.ufl.edu/EP416).

En segundo lugar, observe la forma y el tamaño en planta (contorno) de su casa en relación con el tamaño y la forma de su lote. Para esto, necesitará una encuesta oficial de límites que muestre la huella exacta, con las dimensiones y su ubicación dentro de los límites de la propiedad. Esto le indicará si tiene espacio para las funciones que desea y dónde se pueden ubicar. Preste especial atención a la forma de los espacios o vacíos entre su casa y las líneas de la propiedad. Estas son las áreas donde se ubicarán sus características y ayudarán a determinar la forma o forma potencial de esas características. Por ejemplo, un patio rectangular puede verse mejor con formas rectangulares en el  paisaje. La forma de la casa también proporcionará pistas sobre el tipo de forma que debe utilizar en el patio. Si la casa tiene paredes diagonales o formas hexagonales, esto podría inspirar una forma diagonal o hexagonal en el paisaje. Los diseñadores a menudo dibujan líneas en el plano que se extienden desde los bordes o esquinas de la casa hasta las líneas de propiedad. La Figura 16 ilustra las líneas utilizadas para delinear la forma de los espacios y ubicar el patio y las características focales. Estas se llaman líneas de regulación porque ayudan a regular el espacio y definen formas que se extienden desde la casa o entre la casa y las líneas de la propiedad.

Figura 16. Líneas de regulación de paredes y puertas de la casa.

Tercero, entienda completamente su sitio y cómo quiere usar el espacio.

Comience con un inventario y análisis del sitio. Anote todas las condiciones del espacio y analice cómo las condiciones pueden afectar su diseño. Cada condición se puede ver como una oportunidad, una condición positiva que ayudará a lograr su diseño, o una restricción, una condición negativa que podría afectar su diseño, pero que posiblemente podría convertirse en una oportunidad. Los ejemplos de oportunidades y / o limitaciones incluyen formas de tierra, como laderas y áreas planas, y características naturales, como árboles y rocas, o características construidas, como piscinas y cercas.

Dependiendo del diseño deseado, cada uno podría presentar una oportunidad o una restricción. Ubicación de características y definición de habitaciones al aire libre Una vez que haya determinado el estilo arquitectónico, la forma de los espacios del patio y las oportunidades de su sitio, puede comenzar a ubicar las características y darles forma. La mayoría de las características tendrán una ubicación lógica basada en el uso o tipo de característica y las oportunidades del sitio. El patio generalmente se considera una extensión de la casa, y tiene sentido ubicar las características más utilizadas del patio cerca de la entrada de la puerta trasera. Por ejemplo, el área de comedor / asientos al aire libre (patio o terraza) se ubica típicamente adyacente a la casa por comodidad y comodidad física.

Otras características, como el lugar para el perro y las huertas, a menudo se ubican en el costado de la casa para ocultarlas de la vista, y las áreas de juego o recreación a menudo se encuentran a la vista de la cocina o las habitaciones familiares para que los padres puedan ver a los niños jugar. La división espacial de un patio en usos separados se suele denominar creación de salas al aire libre (Figura 17) y es un concepto fundamental del diseño de exteriores. La disposición lógica de las “habitaciones” crea un paisaje funcional y estéticamente agradable.

Los espacios se pueden delinear mediante el uso de diferentes materiales, como el borde de un patio de piedra contra un panel de césped; a través de un cambio en la elevación (pasos); a través del uso de un formulario, tal como un panel de césped cuadrado; mediante el uso de una función, como un muro bajo del jardín o árboles pequeños; a través del uso de plantas para crear paredes y techos implícitos. Los elementos y principios de diseño son particularmente útiles cuando se crean salas porque ayudan a definir espacios, a agregar interés y a crear un paisaje unificado, funcional y estéticamente agradable.

Figura 17. Salas exteriores para usos separados.

El color y la textura también se pueden usar para diferenciar espacios haciendo que cada área sea visualmente única o distinta. La jerarquía de espacios o habitaciones también se puede delinear mediante el uso del peso visual. Las áreas de gran importancia pueden incluir características y elementos que les otorgan un alto peso visual y que atraigan la atención. La escala y la proporción también son principios útiles para la organización espacial y la jerarquía. Un espacio con un tamaño claramente diferente en relación con los otros espacios tiende a adquirir mayor importancia debido al contraste. La escala también es muy importante para determinar el tipo de características que se pueden usar en el paisaje; diferentes usos requieren diferentes pies cuadrados para ser funcional. Por ejemplo, las características tales como piscinas, casas de perros y huertas tienen un tamaño mínimo requerido, y un patio tiene un tamaño mínimo dependiendo del número de personas que se espera que usen el patio al mismo tiempo. Los espacios se pueden conectar mediante el uso de líneas, como vías, o se pueden conectar visualmente mediante el uso de énfasis (puntos focales) que capta la atención y lidera el ojo, o mediante la repetición de elementos que conectan espacios con objetos similares. Otro concepto importante del diseño al aire libre es la dirección o el movimiento físico dentro de un espacio. El movimiento o la circulación se pueden controlar mediante el uso de diferentes materiales, la organización espacial, los puntos focales y el marcado intencional de las vías. El uso de todos los elementos y principios unirá todo el paisaje de una manera unificada y funcional.

Resumen

El concepto fundamental de diseño de paisaje es la resolución de problemas mediante el uso de la ciencia hortícola, la composición artística y la organización espacial para crear “salas” al aire libre atractivas y funcionales para diferentes usos. Los elementos (cualidades visuales): línea, forma, textura, color y peso visual, y principios (pautas): proposición, orden, repetición y unidad de diseño se utilizan para crear espacios, conectarlos y hacerlos visualmente agradables. al ojo.