Jardín Botánico de Berlin.-2006

LA EVOLUCIÓN DEL ARTE DE LOS JARDINES

Nadie debe ignorar lo que se ha realizado anteriormente.

Reflejo de civilizaciones y de costumbres, el jardín tiene también su historia.

Podemos simplificar la evolución de la arquitectura de los jardines en cuatro tipos principales:

  • El jardín regular
  • El jardín irregular
  • El jardín mixto
  • El jardín moderno

EL JARDÍN REGULAR

Nacido desde la antigüedad, el jardín regular asegura por sí solo un vínculo continuo hasta nuestros días

Inquebrantable en su misma concepción, donde predominan las líneas rectas y el trazado geométrico, el jardín regular resiste los ataques más virulentos, a pesar de los años.

Principales jardines regulares

Los jardines de Babilonia, realizados por Nabucodonosor, es un jardín colgante de terrazas.

  • El jardín egipcio

Prototipo de los jardines regulares. El jardín es considerado como una prolongación de la vivienda. Avenidas y paseos limitan geométricamente el espacio plantado. Palmeras, granados, cipreses…Puntos de agua jalonan las circulaciones enmalladas y la de los parterres florecidos.

  • El jardín greco-romano (Plinio el Joven)

Concebidos para permitir la vida a pleno aire con proximidad a la casa, son simples, estanques y esculturas. Tienen protagonismo asegurando una transición con la casa.

  • El jardín hispanoárabe (Generalife- La Alambra)

En ellos todo es sensibilidad y claridad, intimidad y decoración.

Contenidos en los menores detalles, introducen nuevos elementos en el arte de los jardines.

o             El agua: Estática hasta entonces, se hace ruidosa y movediza, cambiante y ligera.

Introducen en el arte de los jardines la hidráulica.

o             El color:  Floraciones exuberantes, follajes diversos. Cerámica de colores se oponen o se acuerdan con violencia o delicadeza.

o             Los perfumes:   Concebidos para reducir y encantar. Estos jardines aportan el perfume de los jazmines, los mirtos, las lavándulas, los claveles venidos de Persia, de Siria y de todo Oriente.

Museo Medieval Nacional.-Edad Media

 

Villa d´Este.-La fuente de los cien caños.

Los jardines de la Edad Media.

El jardín se vuelve utilitario o de “refugio” pero siendo todavía regular.

Compuesto por muros o enrejados, se denomina:

o             Patio:    Un simple cuadrado encespado para ornamentar el claustro de numerosas abadías y conventos.

o             Cuadrado: Con figuras geométricas decoradas con flores, legumbres o arbustos tallados en el mismo seno de los castillos o fortalezas.

Los cruzados, a su vuelta, introdujeron muchas plantas desconocidas hasta entonces: tulipanes, jacintos, etc… propios para enriquecer el patrimonio floral.

Villa Aldobrandini
  • El jardín italiano (Villa del Este- Villa Aldobrandini)

El movimiento que revoluciona las artes en el Renacimiento italiano no podía ignorar el arte de los jardines.

El jardín italiano nace de la fantasía, nace sensible y se adapta a la madre naturaleza.

Regular en sus grandes líneas, ofrece una avenida central sobre la casa, a la que se accede a través de majestuosas escaleras y terrazas; jardín accidentado por excelencia, ofrece igualmente grutas, fuentes, cascadas, etc… cuya finalidad es restituir una cierta intimidad a la decoración más o menos arquitectural y rígida de la avenida central.

Las especies vegetales se emplearon en número limitado utilizando coníferas en función de su silueta, su densidad o su coloración (ciprés, pino piñonero, olivo, olmo, etc…)

La influencia del Renacimiento italiano se deja sentir en Francia y Holanda.

En Francia el jardín del Renacimiento conserva el vigor de la Edad Media (cuadratura de los parterres), líneas geométricas.

En Holanda “Du Cerceau” crea un estilo propio, conservando los parterres, los enmarca con galerías verdes, acentuando las avenidas principales con la ayuda de glorietas rectilíneas desde donde surgen las fuentes.

Estas avenidas anuncian ya las grandes perspectivas y los cenadores de Versalles.

  • El jardín clásico

o             Los precursores de Le Nôtre

De la misma forma que los mecenas italianos, la monarquía francesa a finales del siglo XVI, ansiosa de prestigio y de gloria, aporta su apoyo moral y financiero a los intendentes de los jardines Reales. Claude Mollet, André Mollet, Boyceau de la Barauderi, proyectan entonces:

Paris.-Jardines de Luxemburgo.-El jardín de Luxemburgo para María de Médicis
Paris.-Museo del Louvre desde las Tuilleries

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El verdadero jardín clásico nace de Le Nôtre.

“La gran avenida perpendicular a la fachada. Las otras avenidas iban a parar siempre a una estatua o una fuente, el gran semicírculo o cuadrado frente al palacio al principio de la gran avenida de olmos perpendicular a la casa. Los parterres de “broderie” detrás con múltiples arabescos inscritos en formas cuadradas, rectangulares o hexagonales, rodeando un estanque”.

  • El jardín a la francesa o la apoteosis del jardín regular.

Mientras que el jardín italiano se dirigía a los sentidos, el jardín clásico se dirige a la razón. Todo es calculado, puesto a la manera de un discurso cartesiano.

No hizo falta nada más que Le Nôtre (1.613-1.700) para asegurar la gloria del Rey Sol (Luis XIV).

Saint Cloud, Meudon, Sceaux, Vaux le Vicomte, Versalles, etc… fueron  sus obras principales.

Jardines de Versalles
Jardins de Vaux le Vicompte

Versailles.-

En el seno de un equipo pluridisciplinar célebre (Le Vau, Mansart, Lebrun; Le Nôtre despliega su talento en compañía de arquitectos, escultores y maestros en hidráulica para crear Versailles.

Le Nôtre une el arte italiano y el arte francés casando armoniosamente sensibilidad y lógica.

Hecho para la recepción y las fiestas, no puede pasar inadvertido, para comprender Versailles, hace falta recorrer, descubrir las perspectivas científicamente elaboradas.

EL JARDÍN IRREGULAR

Al rigor cartesiano o jansenista sucedieron el gusto de lo pintoresco y lo melancólico, el jardín romántico, y con ello la introducción del jardín paisajista.

  • El jardín anglo-chino (Jardines de Kew)

Su creador, William Chambers une las construcciones típicas de jardines chinos (pagodas, kioscos, estanques, pasarelas, etc…) a las avenidas curvadas y sinuosas.

  • El jardín paisajista francés

En Francia, donde se predica la vuelta a las raíces. Este estilo nuevo venido de Inglaterra se acoge con fervor. “Hacer penetrar la naturaleza en el jardín” es la mayor preocupación de los paisajistas, las rocallas, los riachuelos y arroyos.

Es un jardín teatral, jardín de pintores de praderas naturales con ligeras inclinaciones, paseos sinuosos, aguas libres y caprichosas con efectos de luces y sombras en el jardín.

Jardín japonés estilo Roji
  • El jardín japonés

Irregular en su esencia, muy diversificado, es integrante de la vida religiosa, sugiriendo meditación y plegaria, traduciendo frecuentemente un estado de ánimo, o un símbolo, la posición del hombre con respecto a la naturaleza, el jardín está pensado a escala humana. Una prolongación de la vivienda (la casa de The), los paseos y las circulaciones son muy estudiadas.

Losas irregulares serpentean entre las plantas, árboles de floración primaveral (cerezos, melocotoneros…) o de siluetas curiosas.

Las rocas simbolizando, según su colocación, temas religiosos.

EL JARDÍN MIXTO

Una mezcla de jardín clásico y jardín paisajista aparece en el siglo XIX y principios del siglo XX.

Las cercanías de la casa son tratados con estilo regular para, poco a poco, perderse en un jardín paisajista, invita al paseo.

Varias obras de fábrica decoran el jardín: pabellones, kioscos, pasarelas, etc…

EL JARDÍN MODERNO

El jardín se caracteriza por una ausencia de trazado, vaídos íntimamente con la naturaleza. Los mixed-bordes en Inglaterra, los macizos de vivaces y arbustos en el jardín mediterráneo. Se deplora la ausencia de una real doctrina del paisaje en la hora actual. Sí es necesario destacar la educación del gran público en materia de jardinería.

Las formas modernas del jardín:

  1. a) Patio-jardín o jardín de ciudad.

Terreno reducido, generalmente cerrado por muros y edificaciones, son una prolongación de la casa, caracterizados por una ausencia total de trazado, los problemas de jurisdicción y medianería eliminan la posibilidad de plantar grandes árboles.

El esfuerzo decorativo debe ser dirigido preferentemente a decorar los muros con ayuda de plantas trepadoras.

  1. b) Jardín de recreo

Situado generalmente en los límites de la aglomeración urbana, se desarrolla sobre parcelas de 200 a 1.000 m2

Con jardín de fachada de la casa y jardín ornamental detrás.

El jardín de fachada corresponde a un espacio muy restringido que comprende desde la casa a la calle.

Sinónimo de acogida, contiene generalmente el acceso a la casa y al garaje, con un seto que aísla la casa de la calle.

El jardín trasero, libre de las molestias de la calle, vistas, ruidos, etc…, más íntimo, más espacioso, asegura a la vez la decoración, la intimidad y el reposo.

Se convierte en un salón al aire libre. La elección de los materiales inertes (pavimentos) y vivos (vegetales) subordina la calidad y la riqueza del conjunto, que debe permanecer en armonía con el ambiente.

Frecuentemente, en la materialización del mal gusto, vemos la colocación de materiales diversos (estanques de plástico, cigüeñas, enanitos, pozos y molinos, etc…)

Gertrude Jekyll Jardín de recreo en el campo
  1. c) Jardín en el campo

A 10 o 50 Km. de la ciudad incluye además de los jardines de recreo, como complemento del jardín, dos espacios: el huerto de hortalizas y el huerto de frutales o vergel.

Con una transición entre lo ornamental y lo funcional.

  1. d) Jardín de fin de semana o de vacaciones

Es el jardín integrado en el paisaje circundante, como premisa tiene que preservar la vegetación natural.

Los imperativos técnicos y económicos que guían la composición son los siguientes:

–              Poca conservación y mantenimiento

–              Costo moderado (se puede hacer por etapas o en varios años)

–              Posibilidades múltiples de utilización por los propietarios y amigos (lugares de reposo, barbacoas, lugares de juego, etc…)

Se limitarán los paseos y circulaciones indispensables, con aparcamientos en la entrada.

Se plantarán especies autóctonas, platas vivaces y resistentes a la sequía.

El equipamiento estará en función de las costumbres del propietario y la frecuencia e intensidad de la utilización: piscina, tenis, pádel, etc…

La piscina sin árboles grandes cerca, integrada en el jardín.

El campo de tenis orientado a Norte-Oeste Sureste, previendo una pantalla verde que facilita la práctica del juego sirviendo de fondo oscuro a las bolas blancas.

Jardines du Manoir d´Erygnac .-Perigord Francés

JARDINES ESPECIALES

  • El jardín regular moderno

“El gusto a este tipo de jardín viene de la necesidad ensayada de realizar entre la casa, de figuras geométricas regulares, y el resto del jardín, tratado en un estilo más o menos libre, una transición, un paisaje armonioso”.

Derivado del estilo mixto o compuesto del siglo XIX. Un poco de fantasía en la plantación es suficiente en general para contraponer la rigidez del trazado.

Diferentes elementos en el jardín regular. Solos o en asociación pueden ser:

  1. Los parterres
  2. El agua, estanque, pilón…
  3. Los vegetales que pueden ser sometidos a recortes: bojes, arrayanes, tuyas, evónimos, tejos, laureles…

El simple patio pavimentado con una fuente al centro donde el jardín regular, de gran superficie, presenta un elemento esencial: el parterre.

Existen cantidad de tipos de parterres (cuadrados, octogonales, rectangulares, etc…), sea cual sea la forma, debe estar a escala con el jardín.

  • Jardín de rocalla

Derivado del jardín alpino, la rocalla ofrece muchas posibilidades de cultivo de plantas vivaces y cactáceas, convirtiéndose en un elemento decorativo sobre todo en jardines en el campo o la montaña.

Un terreno accidentado es bueno para instalarla, de todos modos, también puede construirse en un terreno llano.

De todas maneras, las excavaciones y movimientos de tierra deberán realizarse teniendo en cuenta:

  1. Grupos de importancia desigual, por ejemplo: tres montones de piedras diferentes.
  2. Un eje no rectilíneo donde la depresión esté jalonada por piedras irregulares y construida ya sea como sendero, como torrente seco o como arroyo florecido.

La exposición más favorable será la norte-sur, buscando una exposición seca y bien drenada.

La naturaleza del suelo debe se silícea, rica en humus y como mínimo tendrá 30-40 cm. de espesor. Debemos conocer que se va a plantar por si hay plantas que exigen sustratos especiales.

Chatsworth.-Jardín de rocalla
  1. Las piedras.

Deben asegurar la decoración y el movimiento; el aspecto y la forma.

El sostenimiento de las tierras; soporte y abrigo para las plantas.

Procuraremos rocas locales, las piedras pequeñas sensiblemente iguales, de orígenes diferentes, van en oposición a los efectos deseados.

  1. Su disposición

Este es el problema más importante para resolver para evitar la erosión.

–              Construir con piedras o rocas de importancia desigual.

–              Inclinar ligeramente las piedras hacia atrás.

–              Disponer las rocas en gradas y lechos horizontales para disminuir los efectos de la erosión.

En terreno llano debemos acentuar visualmente la altura y el volumen de la rocalla con movimientos de tierra adecuados que justifiquen las irregularidades del terreno.

En terreno en pendiente, hay que preparar la nivelación antes de incorporar las rocas. Si el terreno es muy accidentado, y las rocas solas no pueden mantenerlo, crearemos plataformas por pisos, recalzadas con muros de piedras secas.

Si disponemos de poco espacio, en jardines pequeños, podemos realizarla con:

–              Losas colocadas sobre pedazos

–              Piedras planas superpuestas

–              Bordillos de granito

Plantas herbáceas, plantas bulbosas, cactáceas, etc… al sol o la sombra, la rocalla será un elemento decorativo una vez cubierto por la vegetación.

Rosaleda Ramón Ortiz.-Parque del Oeste.-Madrid
  • El jardín de rosas o rosaleda. El jardín del florista: Flor Cortada. El jardín de plantas vivaces

Antes de reagrupar plantas vivaces en macizos, hace falta conocerlas, sobre todo sus características esenciales.

  1. Porte y desarrollo
  2. Época de floración
  3. Color
  4. Naturaleza del follaje, si presenta algún interés

La asociación se realizará con una densidad de plantación apropiada, buscando la policromía de los colores. El máximo de efectos se obtiene de preferencia con la mezcla de tres colores básicos: el azul, el amarillo y el rojo, sin olvidar el blanco y el gris que aseguran buenas transiciones.

Plantaciones de floración primaveral, estival u otoñal, seleccionando las especies o con escalonamiento de las floraciones, con conocimiento de la época de floración de cada una de las especies que utilizamos.

Podemos incorporar algunas plantas anuales que cubrirán los fallos de las vivaces.

La calidad prima sobre la cantidad a la hora de elegir las plantas.

El jardín acuático

Distinguimos dos categorías de plantas cultivables al borde y dentro del agua.

  1. Las especies que viven en tierras húmedas o semiacuáticas.
  2. Las especies sumergidas completamente o flotantes y denominadas plantas acuáticas.

El jardín acuático precisa como mínimo 40 o 50 cm. de agua, si carecemos de esta profundidad en todo el estanque podemos crear pozos para albergarlas.

Las aguas estancadas no son convenientes ya que se invaden de vegetación adventicia.

Las aguas calcáreas en exceso perjudican el desarrollo de algunas plantas acuáticas.

Conviene que el agua se regenere para eliminar impurezas.

Las plantas son plantadas en el fondo o en macetas, o en el interior de los contenedores si se trata de un estanque artificial.

La mezcla de tierra se realiza a base de tierra franca, turba y mantillo muy descompuesto.

Jardín de Claude Monet en Giverny.-Francia

Las plantas se pueden clasificar en función de la altura del agua que precisan:

  1. De 0,40 a 0,50 m.

Nenuphar, lotos, sagitaria, Pontederia, Aponogeton

  1. De 0,10 a 0,30 m.

Thypha, Junco florido, Falsa ninfa.

  1. De 0 a 0,10 m.

Trébol de agua, Ranúnculo de pantano, Salicaria, Iris, etc….

Existen otras plantas invasoras flotantes: Eichornia, Pistia, Lemna, etc… que deben ser controladas

Marzo de 1989