Calle Almirante Lobo año 1929 recién plantada

El alcalde Zoido presenta la remodelación de la calle Almirante Lobo el escrito de  Pepe Barahona  en la prensa local de 2013 nos anunciaba la noticia.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha presentado esta mañana la próxima remodelación de la calle Almirante Lobo y su entorno. La actuación, prevista para finales de año, consistirá en la renovación de la red de suministro y saneamiento, cambio del pavimento e instalación de nuevo mobiliario urbano.

«Creo que ya le toca a Almirante Lobo», ha asegurado Zoido, en la rueda de prensa de presentación de la remodelación que se acometerá en dicha vía del Casco Antiguo. El proyecto, elaborado por la Gerencia de Urbanismo y Emasesa está presupuestado en 900.000 euros y las obras, que tendrán una duración de entre seis y ocho meses, se adjudicarán después del verano, para que comiencen antes de que expire 2013.

Las obras abarcan el espacio desde Puerta de Jerez hasta la calle Santander, pasando por la esquina del edificio de Previsión Española. También se actuará en la isleta que habilita los giros desde Almirante Lobo hasta el Paseo de Colón, reduciéndose está a favor de ganar espacio útil.

La nueva Almirante Lobo tendrá un «marcado carácter peatonal», según ha explicado el alcalde, pero «permitirá el paso de vehículos que salgan de la Casa de la Moneda, del aparcamiento de Puerta de Jerez y la carga y descarga para los establecimientos comerciales de la zona, lo que ha hecho que se descarte la total peatonalización».

Las actuales lozas con dibujos hexagonal serán sustituidas por otras de granito y bordillos de ocho centímetros, «más bajos que lo habitual para conseguir dotar a la calle de un marcado carácter peatonal», ha detallado Zoido. Las farolas serán sustituidas por otras de estilo fernandino a lo largo de todo el recorrido y las actuales plataneras serán sustituidas por árboles, de la especie sóforas japónicas, más pequeños «que permitirán ver la Torre del Oro desde Puerta de Jerez», ha aclarado el alcalde.

En la remodelación de Almirante Lobo también se incluirá la instalación de contenedores soterrados así como de aparcamientos para motos. Para este proyecto se usarán «materiales de mucha calidad acordes con el entorno» y se dotarán a las aceras de mayor dimensión.

Desde este momento los arboles de la calle plantados alrededor del 1929 al finalizar la construcción del Edificio Cristina estaban sentenciados,  con la ya tradicional excusa de que estaban “ enfermos “ nadie podría  protestar y si esta existía la seguridad de los ciudadanos ante el riego de caídas de ramas y arboles  lo hacía lo más aconsejable.

Calle Almirante Lobo con su plantación de Platanus x hispanica

En el año 2005 la calle disponía de  35 ejemplares de plátanos de unos 80 años los más veteranos y otros se habían repuesto hacía doce  o trece años con Platanus acerifolia .24 estaban en primera línea y 11 en una doble alineación al lado del edificio Cristina, donde el acerado era más ancho..

Una vez más el Ayuntamiento confundió ‘reurbanizar’ con eliminar todo rastro de vida vegetal existente. Se presentó el proyecto de intervención en la céntrica calle, una vía que tras la peatonalización de la avenida de la Constitución y Puerta Jerez  había perdido su sentido como gran arteria de tráfico. La  propuesta incluía la eliminación de todos los árboles que había en la calle, grandes ejemplares de plátanos, por una nueva especie de menor porte, la Sophora japónica denominada ahora Styphnolobium japonicum   .Pero aquí no acertó el alcalde.

Antes de la tala de los Platanus x hibrida y ” consumatum est “

¿Para qué el cambio?

Según el alcalde, esta especie, los plátanos  “no resultaban  adecuados para esta calle”, así que sin más, se talarán la veintena de árboles que daba sombra en la calle para que la Torre del Oro se pueda ver desde Puerta de Jerez. Durante décadas a nadie le ha importado que la Torre del Oro sólo la vieran los conductores de los coches que circulaban por esta avenida, ahora resulta que los que estorbaban eran los árboles, que durante ochenta años habían estado mejorando el clima y ofreciendo oxígeno a los ciudadanos.

Resulta del todo inaceptable la eliminación de árboles sanos sin motivo alguno, alegando que estaban “ enfermos “, pero aún es más absurdo cuando se va a proceder a ampliar los acerados. por ello es todavía más sorprendente que se eliminen los árboles, por mucho que se sustituyan por nuevos ejemplares que tardarán décadas en crecer.

En unos meses veremos la calle Almirante Lobo repleta de sombrillas y los pulverizadores que tan de moda se han puesto en nuestras calles. En lugar de apostar por lo natural, por conseguir sombra con árboles que ya existen, caemos de nuevo en el error de eliminarlos consiguiendo únicamente que Sevilla sea cada vez más intransitable durante los meses de verano.

Calle Almirante Lobo.-Bahuinia variegata en floración mes de marzo 2016
Calle Almirante Lobo con nueva plantacion de Bahunia variegata.-Arbol de las orquídeas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Apostemos por los parasoles naturales que son los árboles.

No han sido sóforas como indicaba el Sr. alcalde han sido  el árbol de las orquídeas, Bahuinia variegata, árbol caducifolio que alcanza de 6 a 10 metros de altura ,procedente de China , Nepal y Tailandia y  extendido en países tropicales y subtropicales de todo el mundo.

Tiene un crecimiento  relativamente rápido, necesita podas de formación frecuentes para equilibrar su copa con las dimensiones de su tronco, si no se realizan es propenso a inclinarse por el peso de la misma.

Esta ha sido otra calle que a través de sus arboles ha cambiado de estilo, espero que se le den los cuidados necesarios para que nos  ofrezcan las mejores sombras y el mejor confort en la calle.

La reurbanización de la calle en la confluencia con el Paseo de Colón nos dejo la herencia de  parterre abandonados que habían pertenecido al cajón de la obra ,llenos de hierbajos que después de cinco años todavía persisten en el inicio del paseo  frente al edificio de una compañía de seguros.