El colectivo ciudadano más activo en este tema, la Plataforma ‘Salva tus árboles Sevilla’ alerta de la inexactitud y centenares de errores de los datos de este inventario de arboleda además de impedir el acceso a toda la información por motivos políticos.

RICARDO GAMAZA  /SEVILLA /24 NOV 2019 / 08:08 H – ACTUALIZADO: 24 NOV 2019 / 08:55 H.

El Plan Director del Arbolado de Sevilla y la estrategia del avestruz

TAGS:

ARQUITECTURA – AYUNTAMIENTO DE SEVILLA – BARRIOS – CAMBIO CLIMÁTICO – CINE – CLIMA – CONTAMINACIÓN – CRISIS – CRÍTICAS  – ELECCIONES – EMPLEO – EMPRESAS – MEDIO AMBIENTE – PARQUE DEL ALAMILLO – PARQUES Y JARDINES – URBANISMO – VERANO

A principios del mes de julio del año pasado una empresa privada procedía a la tala de árboles en la céntrica Plaza del Pumarejo de Sevilla. El día no podía estar peor escogido: uno de los de más calor del verano sevillano fue la fecha marcada en los despachos de la Dirección General de Medio Ambiente del Ayuntamiento para iniciar la que se convertiría en la guerra del árbol, enfrentando a los gobernantes socialistas del Consistorio contra una ciudadanía indignada ante lo que acabó con la vida de más de 4.000 árboles en una de las capitales más calurosas de toda Europa, como se explica en el documental ciudadano Cortar por lo Sano, que ha llevado el arboricidio sevillano fuera de las fronteras hispalenses hasta el Festival de cine Vegan Film Festival de Chile.

Tal fue la prepotencia de los concejales y responsables políticos frente a las demandas de información de la ciudadanía, que personas de todos los barrios de Sevilla y de ideologías diferentes se unieron en la que acabó por llamarse “Plataforma Salva tus Árboles Sevilla”. Pleno municipal tras pleno municipal pedían la palabra y esperaban largas horas hasta que les dejaban hablar para pedir, entre otras cosas, explicaciones de una tala indiscriminada de árboles que además le estaba costando millones a los contribuyentes sevillanos. Nunca recibieron una respuesta satisfactoria. El concejal responsable del arboricidio, David Guevara, optó por la estrategia del avestruz, bloqueando en redes sociales a cualquiera que cuestionaba su gestión de la arboleda. Igual hizo el director general de Medio Ambiente, Adolfo Fernández Palomares, un ingeniero de caminos, canales y puertos que ya había demostrado que no le temblaba el pulso para planificar un arboricidio, como hizo en el Parque del Alamillo cuando estuvo bajo su gestión.

Tras las últimas elecciones municipales, Juan Espadas movió ficha para tratar de cerrar la guerra del árbol. Cesó a Adolfo Fernández Palomares al frente de la dirección general de Medio Ambiente (de la que depende la delegación de Parques y Jardines), cargando sobre el todo el peso de la pésima gestión de la crisis, plagada de mentiras, propaganda y vetos a la prensa. La maniobra le permitió proteger a su concejal David Guevara, a quien mantiene en el nuevo mandato con el cargo de teniente alcalde y delegado de transición ecológica y deportes.

El primer movimiento del equipo que sustituyó a Fernández Palomares ha sido dar respuesta a la demanda más sangrante de la Plataforma ciudadana y de los colectivos ecologistas y vecinales: dar un inventario de la arboleda de Sevilla, que está incluida en el Plan Director de la Arboleda, presentada a bombo y platillo, como es habitual en las operaciones de marketing político de Juan Espadas. Hasta entonces no se sabía oficialmente cuántos árboles tenía la ciudad. Con el Plan de Arbolado se geolocalizan mediante un programa informático, Arbomap, los árboles existentes en Sevilla. Algo que recuerdan desde la Plataforma Salva tus Árboles que era una de las condiciones puestas a las empresas contratadas por el Ayuntamiento para la gestión de la arboleda, que cuestan más de 15 millones de euros anuales a las arcas sevillanas., que se pagan a empresas privadas.

Pero el inventario de los árboles no sólo llega tarde, sino que se ha hecho de manera chapucera. La Plataforma Salva tus Árboles Sevilla tardó menos de 48 horas en detectar centenares de errores: zonas amplias que en realidad no existen, árboles secos que contabilizan como árboles sanos, tocones y alcorques vacíos que aparecen en la aplicación informática como árboles… Para rematar, denuncian, el inventario está “mutilado” y no permite al usuario acceder a todos los datos disponibles. ¿Por qué no se puede acceder a toda la información?, se preguntan desde la Plataforma ciudadana: “porque el Ayuntamiento no lo desea”, concluyen y aseveran que es una “decisión política”.

Para tratar de acallar las críticas contra el arboricidio, antes del cese de Adolfo Fernández Palomares se inició una ronda de contactos con las organizaciones. El objetivo era el que acaban de poner sobre la mesa al presentar el Plan del Arbolado: se ha elaborado de manera participativa. Pero una de las entidades citadas en ese consenso, Ecologistas en Acción Sevilla, lo acaba de desmentir. “¿Un Plan de Arbolado participado, dice el alcalde?… Si así es como entiende la participación ciudadana, aviadas vamos”, comenta Jesús Lara, Coordinador de Ecologistas en Acción Ciudad de Sevilla.

La “supuesta” participación que, según lo afirmado por el alcalde, ha tenido Ecologistas en Acción en la redacción de dicho plan “dista mucho de poderse llamar participación ciudadana”, explica Ecologistas en Acción. En efecto, a Ecologistas en Acción se le cito el 13 de febrero a una reunión donde presentó el proyecto una empresa privada contratada por el Ayuntamiento; en esa cita los ecologistas hicieron múltiples aportaciones al Plan Director del Arbolado: que repongan el arbolado masivamente talado en lo que iba de mandato; la reposición con arbolado autóctono, adaptado a las duras condiciones de contaminación y cambio climático de la ciudad, y con especies de sombra, evitando las especies exóticas; y la prohibición (nuevamente, porque el ayuntamiento ya lo había prohibido empezando 2016, para volverlo a permitir dos años más tarde) del uso de herbicidas químicos como el glifosato, utilizando alternativas sostenibles y generadoras de empleo: arranque manual, soluciones de vinagre… También pidieron que el plan se presentase al conjunto de entidades y especialistas que conforman el Comité consultivo para la gestión del arbolado, las zonas verdes y el paisaje de Sevilla, más conocido como “Mesa del Árbol”. Tras la reunión, el Ayuntamiento se comprometió a enviar a Ecologistas en Acción un borrador del documento para poderle hacer esas aportaciones. “Dicho envío aún lo estamos esperando; y la siguiente noticia que tenemos es lo que la prensa ha reflejado sobre las palabras del alcalde, con el nombre de Ecologistas en el mentidero”, explican desde la organización ecologista.

“Negamos que la elaboración del Plan Director de Arbolado de Sevilla haya contado con la participación de Ecologistas en Acción Sevilla; y mucho nos tememos que la supuesta participación ciudadana invocada por el alcalde no haya ido mucho más allá”, sentencian.

Sevilla por el Clima, otra de las organizaciones señeras de la ciudad en lo que se refiere a la lucha contra el cambio climático, alerta de la falta de participación, presupuesto y coordinación con el resto de las áreas municipales. Las críticas de esta organización hablan de una ausencia de enfoques diferentes al de la arboricultura, como la ecología, arquitectura, urbanismo y paisajismo.

¿Y a todas estas irregularidades, mentiras y chapuzas denunciadas desde la ciudadanía, qué dice el Ayuntamiento de Sevilla? Nada. Tras solicitar su versión oficial desde esta redacción sobre todas las irregularidades denunciadas el Ayuntamiento ha vuelto a dar la callada por respuesta. El equipo de Juan Espadas vuelve a la estrategia del avestruz.

24 NOVIEMBRE 2019