Praderas silvestres sembradas Pictorial Meadows

Durante muchos años recuerdo que a la llegada del otoño se sembraban los alcorques de los arboles de la Plaza de América del Parque de María Luisa de Prado nevado.-Ionopsidium acaule para que a la llegada de las Fiestas Primaverales estuvieran todos florecidos en otros parterres las semillas del alhelí de Mahon.-Malcomia marítima o las Clarkia.-Clarkia elegans,las Godetias.-Godetia grandiflora,las Capuchinas.-Tropaeolum majus,las amapolas de California.- Eschscholzia califórnica y otras especies de plantas anuales se sembraban directamente en los parterres para que con los cuidados jardineros oportunos dieran esplendorosas floraciones a la llegada de la primavera. Con el tiempo han dejado de utilizarse y han desaparecido de nuestros jardines, lo lamento, entonces no había dinero para comprar ciclámenes, flores de pascua ,petunias etc.…

Pero con las nuevas tendencias en la gestión de los espacios públicos de las ciudades, por la sostenibilidad de estos y su biodiversidad los parterres de floraciones silvestres y las praderas de flores mediterráneas han de volver a utilizarse razonablemente, son más fáciles de implantar y más económicas de mantener sobre todo en las siembras otoñales  que nos cubrirán los seis meses de clima mas lluvioso y con menos necesidades de riego. Para la época de verano también en las zonas que existiera riego podrían ser instauradas.

Praderas Mediterráneas Pictorial Meadows nos ofrece una gama de productos para implantar en nuestros jardines las praderas de flores silvestres que añoramos, gracias a la gentileza de su representante en España el arquitecto paisajista Miguel García Ovejero que ha investigado para poderlas establecer en nuestra climatología y por su interés hoy las incluyo en el blog para todos los que estén interesados y agradeciendo a Pictorial Meadows haber autorizado su publicación.

Estas praderas son comunidades herbáceas inspiradas en el mundo natural. Contienen una cuidada selección de más de 90 especies de plantas anuales y vivaces de todo el planeta combinadas estratégica- mente para producir una sucesión prolongada de floraciones y texturas de gran belleza.

Las comunidades anuales ofrecen un espectáculo visual en pocas semanas y funciona bien sin muchos recursos, pero debe ser resembrada periódicamente. Las vivaces, requieren mayor dedicación y no alcanzan su apogeo hasta el tercer año, pero una vez establecidas, florecen durante más tiempo y duran muchos años sin necesidad de resiembra.

Implantarlas desde semilla es relativamente fácil y asequible, aun- que requiera paciencia y suponga tener que asumir cierto grado de incertidumbre. Tan sólo hay que preparar un terreno mullido y libre de vegetación, sembrar encima –o colocar el tepe-, y mantener las ‘malas hierbas’ bajo control hasta que la pradera germine y se establezca.

Requieren riego durante los primeros meses de implantación, pero a partir del segundo año el consumo de agua puede reducirse considerablemente, debemos jugar con la climatología local.

La dinámica de estas comunidades refleja el paso de las estaciones en el jardín, al ir cambiando su apariencia, textura y color, así como su fauna asociada. Se siegan a unos 10 cm de altura en verano para rejuvenecer su aspecto y, una vez marchitas, se mantienen en pie hasta el final del invierno como refugio de fauna, momento en el que se siegan por completo para dar paso al nuevo ciclo que se reactiva en la primavera inmediata.

Praderas de flores silvestres
Praderas mediterraneas de flores silvestres

INTRODUCCION

PRADERAS MEDITERRANEAS PICTORIAL MEADOWS

Pictorial Meadows ha estado trabajando muy de cerca con el arquitecto paisajista local Miguel García Ovejero para establecer Pictorial Meadows en un nuevo desarrollo del parque en el centro de Madrid. Grandes áreas del parque fueron preparadas para la siembra y la fuerza laboral del parque local instaló sistemas de riego. El primer año se usó para probar la efectividad de las mezclas anuales de PM estándar, lo que resultó ser un gran éxito incluso en las condiciones climáticas estresantes. En 2016, habrá más áreas del parque entregadas a Pictorial Meadows en forma anual y perenne, junto con mezclas de “xeri” específicamente diseñadas que se pueden usar en todas las áreas geográficas con un clima mediterráneo. Una variedad de tratamientos diferentes, incluido el riego, han ayudado a refinar los tiempos de establecimiento y el tratamiento en estas zonas. Las publicaciones anuales de floración rápida crearon un impacto real con los visitantes del parque y todo el proyecto le ha dado a PM y a la administración del parque la confianza de que al usar una combinación de los productos correctos con una buena comprensión de las condiciones ambientales locales, es posible lograr un viable y sorprendente pradera mediterránea.

La mezcla de semillas de Prado del sur de el dorado es Especialmente creada para los climas más secos más calientes que se encuentran en la región. Un exuberante y cálido Prado con temática de colores para suelos de fertilidad normal. Una mezcla de semillas perenne, esto creará un prado impresionante que volverá año tras año.

Esta mezcla es impresionante, proporcionando una colorida pantalla floral a través del verano.  El dorado está dominado por amarillos y dorados, pero estos se suavizan con los blancos y la crema.  Toques de naranja y destellos de púrpura dan un sutil contraste. Aunque no es muy exigente con los tipos de suelo que prefiere el drenaje libre de lugares soleados. Las variedades abiertas y únicas encontradas en la mezcla son ideales para los polinizadores.

Aunque se desarrolle para climas más cálidos, es posible que deba regar regularmente, y aconsejamos instalar un sistema de riego. Esto dependerá de su clima local y las condiciones del suelo.

Para asesoramiento en España, por favor contacte  con Miguel García Ovejero

Teléfono: + 34 911 334 482

Correo electrónico: miguelgarcia@pictorialmeadows.co.uk

la original y la más popular de nuestras mezclas, Classic produce exhibiciones brillantes, impresionantes y siempre cambiantes desde finales de primavera hasta mediados de otoño. Rico en delicados blancos, azules, rosas y rojos en las primeras etapas, la mezcla se convierte en hermosos colores otoñales más adelante en la temporada. Una intérprete muy confiable en todo tipo de condiciones del terreno y hermosa tanto en vistas audaces como en bolsillos íntimos y pequeños. Tiempo de siembra recomendado: primavera. Tasa de siembra recomendada: 3 g por metro cuadrado.

Praderas silvestres mediterráneas

Por fortuna, cada vez son más los jardineros y paisajistas españoles que tienen la inquietud de mejorar la jardinería en nuestro país. Durante sus años de estudio en Sheffield, Miguel García Ovejero se planteó la manera de incorporar los prados de flores multicolor a jardines de nuestras latitudes. Mientras desarrollaba una tesina sobre la percepción cultural en España de las plantaciones naturalistas, trabajó como voluntario en Pictorial Meadows en la búsqueda de las semillas más apropiadas para nuestra región climática.

En colaboración con sus compañeros de Inglaterra, quienes buscan las semillas más apropiadas y diseñan las mezclas, Miguel se encarga de implantar las praderas en nuestro territorio, ver cómo evolucionan, proponer mejoras y darlas a conocer.

A sus primeros experimentos personales le siguieron pruebas más sistemáticas realizadas junto a la empresa. Algunos años más tarde llegó un primer ensayo real, la plantación en el parque de Felipe VI en Valdebebas, y más tarde la instalación de praderas pictóricas en el Real Jardín Botánico de Madrid

Si hay algo que me horroriza ver en los jardines públicos es el césped artificial. No tengo nada contra quien lo utiliza en el jardín de su casa; a mí no me gusta, pero Dios me libre de criticar lo que otro pone en su jardín. Con lo que no puedo es con esas rotondas cubiertas de plástico verde que de vez en cuando me encuentro cuando voy conduciendo. Puedo entender que los ayuntamientos necesitan ahorrar un recurso tan importante como es el agua, pero hay otras alternativas que no son plastificar la tierra. Los expertos aseguran que los prados de flores son la mejor alternativa cuando se quiere evitar el gasto excesivo de agua.

Praderas de flores para el jardín mediterráneo

Aparecieron en Reino Unido, pero estos prados de flores son cada día menos exclusivos del jardín inglés. Tras años de investigación y experimentación, Pictoral Meadows ha elaborado mezclas de semillas diseñadas para llenar de color los jardines de la región mediterránea con plantas resistentes a nuestro ambiente caluroso y seco. Son praderas que incluyen especies ibéricas, pero también muchas especies de otras partes del planeta.

Una pregunta frecuente que le hacen a Miguel y que le gusta dejar claro, es que las praderas Pictorial Meadows suponen una reducción de consumo de agua respecto al césped convencional, pero en un clima Mediterráneo han de regarse también!

Y es comprensible, a veces confundimos los términos y creemos que lo que en otras latitudes se puede mantener sin riego, aquí también. Nuestro clima es tan extremo que no hay planta que resista nuestros veranos secos y tórridos sin su necesaria dosis de agua. Quizás algunas suculentas, pero eso es otra historia.

Estos prados de estética natural y repletos de flores conllevan muchas ventajas frente al césped. La reducción del consumo de agua es algo muy significativo pero, además, se cortan con menor frecuencia y contribuyen a la diversidad biológica del jardín atrayendo, con sus flores, a los insectos polinizadores.

GUÍAS PRÁCTICAS PARA LA IMPLANTACIÓN

¿Cómo crear una pradera pictórica? No hay que ser un genio, aunque se requiere algo de conocimiento técnico. Estas “Guías prácticas” te proporcionarán toda la información que necesitas saber para cultivar con éxito tu propia pradera Pictorial Meadows.

Ya sea en una finca, una zona comercial, un jardín pequeña o incluso una jardinera, los consejos y trucos de estas guías te permitirán crear una hermosa pradera en poco tiempo y aprender a mantenerla en años sucesivos.

Selección del lugar

Sembrar flores silvestres sin una planificación y mantenimiento adecuados, generalmente produce resultados insatisfactorios. Hay que tener muy claros los siguientes aspectos:

  • ¿El sitio tiene vegetación? Si en el terreno no crece nada, ni siquiera maleza, es poco probable que vaya a poder albergar una pradera silvestre.
  • ¿Habrá humedad adecuada durante la germinación y el establecimiento de la pradera? ¿existe un sistema de riego de apoyo para suministrar agua suplementaria cuando fuera necesario?
  • ¿Hay suficiente luz para que las plantas puedan crecer y florecer correctamente?

Ten en cuenta que el arbolado existente arrojará más sombra cada año.

  • ¿Qué semillas de ‘malas hierbas’ pueden estar presentes en el suelo? ¿Puede propagarse las maleza desde áreas adyacentes?

La evaluación de estos factores le permitirá hacer una elección realista de un lugar en el que puedan prosperar las flores silvestres y decidir qué medidas serán necesarias para garantizar su éxito.

Suelo A menos que su suelo sea en realidad estéril o especialmente complicado, lo cual es raro, se recomienda usar el suelo tal cual lo encuentre, puesto que las flores silvestres son bastante adaptables . Lógicamente, si tu suelo contiene arcilla muy pesada, es excesivamente arenoso o está muy compactado, será conveniente mejorarlo añadiendo materia orgánica o descompactándolo, pero en general la prueba es simple: si hay algo está creciendo correctamente, el suelo existente podría albergar flores silvestres. Si es un área problemática donde nada crece, necesita un nuevo sitio. Las flores silvestres pueden ser adaptables, pero no son mágicas.

Fertilidad del suelo. Las praderas más diversas generalmente están asociadas a suelos de baja productividad (=disponibilidad de agua y nutrientes) que no han sido ‘mejorados’ agrícolamente por la adición de fertilizantes. En condiciones donde los nutrientes son escasos, existen más oportunidades para una gama más amplia de especies, cada una con su propia estrategia para captar los recursos que necesita.

Cuando la fertilidad es muy elevada, las plantas más dominantes – capaces de aprovechar mejor los recursos para crecer más rápido que las demás -, se expandirán rápidamente eliminando a las especies de crecimiento más lento. Por tanto, lo ideal es trabajar sobre un suelo de producción moderada.

Praderas silvestres en el Parque Valdebebas .-Madrid
Praderas silvestres en el Parque Olimpico de Londres

En la mayoría de las situaciones, la mejor evaluación de la fertilidad del sitio y del suelo puede deducirse a partir de la historia y de la observación de la vegetación que crece allí. Por ejemplo, las siguientes condiciones suelen indicar una fertilidad por encima del promedio:

  • el sitio es un jardín o tierra de cultivo que ha sido cultivado y fertilizado en el pasado, el suelo generalmente produce buenos cultivos y el césped crece bien
  • hay malezas asociadas a una alta : ortigas, acederas, tréboles, etc.
  • el suelo es profundo y bien estructurado

El análisis químico de la fertilidad del suelo es un tema complejo y a menudo tiene un uso práctico limitado para el cultivo de flores silvestres, aunque el nivel de fosfato del suelo se considera el indicador químico de fertilidad más útil. Esto no se debe a que el fósforo por sí mismo puede mejorar en gran medida la productividad, sino que su estado es con frecuencia el factor que limita la capacidad de las plantas para explotar otros recursos (principalmente nitrógeno). La actividad humana tiende a aumentar la concentración de fósforo en cultivos y jardines, y ésta disminuye muy lentamente. fosfato.

Entonces… ¿abonar o no abonar?. Aunque las mezclas de vivaces Pictorial Meadows están diseñadas para prosperar en suelos de fertilidad media, como norma general, es preferible no abonar. Si lo haces, obtendrás plantas más altas y voluminosas, pero la competencia entre ellas aumentará y muchas desaparecerán. Si además aparecen ‘malas hierbas’ competidoras, estarás ayudándolas a extenderse. Por las mismas razones, conviene retirar los restos de siega para mantener baja la fertilidad.

Sin embargo, las mezclas anuales Pictorial Meadows, se comportarán mejor en suelos de fertilidad media o alta. Cuanto más rico sea el sustrato, más altas y voluminosas será las plantas y convendrá reducir la dosis de siembra un poco. Si el sustrato es pobre, el resultado será una pradera más fina y baja. En este caso, si quieres puedes extender algo de humus –libre de ‘malas hierbas’ – sobre el suelo preparado, lo que además de enriquecer ligeramente el sustrato te ayudará a enterrar el banco de semillas del suelo y neutralizar en parte la germinación de especies no deseadas.

Reducción de la fertilidad. Se han probado una variedad de técnicas para devolver la fertilidad a los niveles naturales. Todas, con la excepción de la eliminación drástica del suelo, tienen un éxito limitado o variable.

  • Eliminación repetida de cultivos voluminosos: El cultivo continuado de ciertas especies y su posterior siega y retirada, puede eliminar un excedente de nitratos a corto plazo, pero tiene poco impacto en las reservas de fosfatos a largo plazo. En la práctica, cualquier reducción significativa en los niveles de PH requiere años, o incluso décadas de eliminación continua.

Cuando la fertilidad se concentra en una capa poco profunda (<20cm), un arado profundo puede voltear el suelo para enterrar y diluir la reserva de nutrientes de la capa superior. Sin embargo, los nutrientes no se eliminan sino que se redistribuyen, por lo que los beneficios de esta técnica tienen una duración limitada, ya que las plantas competidoras podrán acceder a los nutrientes enterrados cuando sus sistemas radiculares alcancen una profundidad adecuada.

  • Lixiviación del suelo: Los nutrientes solubles – como los nitratos -, desaparecen rápidamente de los suelos al ser captados por la vegetación o lavados a profundidades extra -edafológicas. Sin embargo, los minerales insolubles como el fósforo no se lavan tan fácilmente. Las pérdidas ocurren más rápidamente en suelos arenosos con bajo contenido orgánico. En general, la lixiviación como estrategia no se recomienda por su limitada efectividad y porque los minerales del suelo (por ejemplo, nitratos) pueden contaminar acuíferos o cursos de agua.
  • Agregar material para enterrar/diluir nutrientes: Cubrir el suelo con sustratos infértiles -como escombros, arenas o suelos de excavación -, para diluir la fertilidad puede producir resultados interesantes. Sin embargo, como con el arado profundo, la dilución de la reserva de nutrientes a menudo solo tiene un efecto temporal.
  • Eliminación de la capa superior del suelo: Esta es la forma realmente efectiva de eliminar las reservas de nutrientes de un sitio. Es un enfoque irreversible y costoso, por lo que es importante considerar las implicaciones a largo plazo para el sitio y evaluar previamente el patrimonio arqueológico.
  • Praderas silvestres.-Pictorial Meadow

    Praderas silvestres.-Rotherham Meadow

Riego

Todas las semillas, incluidas las flores silvestres, necesitan abundante humedad para germinar y convertirse en plántulas saludables. Los mejores resultados se obtendrán regando las áreas sembradas a fondo y manteniendo una humedad constante en los 2-3 cm superiores del terreno, durante los primeros meses, para reducir posteriormente los riegos.

El elemento más crítico en ambientes mediterráneos es la falta de humedad a finales de la primavera y en verano. Hasta que las plantas no hayan logrado desarrollar raíces lo suficientemente profundas como para penetrar en las capa más húmedas del suelo, pueden morir muy rápidamente en condiciones de estrés hídrico prolongado. En estas circunstancias, el riego marca la diferencia.

Una vez establecidas las plántulas, el riego puede reducirse dependiendo del clima y la lluvia.

Ten presente que las malas hierbas se benefician tanto de la humedad como las flores silvestres y pueden dominar las áreas con exceso de agua.

Si las plantas se secan durante largos períodos, la floración se reducirá. Por lo tanto, si está muy seco, riegue cuando pueda, incluso cuando su prado esté en flor.

Los consumos dependerán del suelo, clima, exposición, sistema de riego y del manejo que se le quiera dar a la pradera pero, a la vista de las experiencias realizadas hasta la fecha, se puede considerar que durante la fase de germinación, las praderas necesitarán un riego por pulverización cada 1 o 2 días hasta su completa germinación y establecimiento.

Una vez establecidas, el riego puede reducirse en la medida que las plantas desarrollen su sistema radicular en profundidad, siendo entonces los consumos en torno a un 25-30% inferiores a las necesidades de un césped convencional.

Para el diseño del sistema de riego, hay que tener muy presente que las praderas pueden alcanzar una altura de entre 50 y 150cm dependiendo de la mezcla y las condiciones ambientales.

Puede ser interesante realizar los riegos manualmente si la extensión no es muy grande y se dispone de recursos para ello.

Los sistemas de riego por goteo son más eficientes en el medio-largo plazo y permiten que el agua llegue al suelo en toda la pradera cuando ésta crezca pero, durante la fase de germinación puede perderse planta entre los goteros por no recibir suficiente agua. Este efecto será menor cuanto más cerca estén las líneas de goteros entre sí.

Pictorial Meadows.-Coloridas praderas floridas-‘Candy’ annual Meadow mixed
Pictorial Meadows.-Coloridas praderas floridas-‘Candy’ annual Meadow mixed

La germinación es algo parcheada, si bien es cierto que luego las plantas ocupan todo el espacio cuando crecen en altura. Este inconveniente puede superarse si durante la germinación se dan riegos uniformes pulverizados con aspersión o manguera para favorecer la germinación de toda la superficie y facilitar que las plántulas alcancen el bulbo de agua de los goteros. Por otra parte, goteros pueden además complicar las operaciones de siega y, en caso de tener que resembrarse, habría que retirar las líneas de goteros. Puede ser una opción interesante para superficies estrechas no muy extensas.

El riego por goteo enterrado puede ser otra opción para implantar praderas de vivaces desde semilla –aunque no tenemos ningún proyecto en el que lo hayamos utilizado por el momento-. No obstante habrá que asegurar que los primeros centímetros de suelo permanezcan húmedos de forma homogénea para que la germinación de las semillas que hay en la superficie sea óptima durante los primeros meses –para lo cual es posible que fuera necesario un sistema auxiliar de aspersión o riego manual -. También habría que y tener presente que su hubiera que repetir operaciones de cultivado y resiembra, éstas podrían dañar el riego.

Dónde este sistema de riego puede ser más interesante es en la implantación de tepes, en los que la planta ya está preinstalada y, una vez que sus raíces penetran en el suelo, pueden acceder con facilidad al bulbo de agua. La siguiente imagen muestra una pradera Pictorial Meadows tan sólo 2 meses después de ser implantada en formato tepe con un sistema de riego enterrado con líneas de goteo separadas 30cm.

El riego por aspersión favorece una germinación más homogénea y facilita las labores de mantenimiento. Sin embargo, las praderas pueden alcanzar fácilmente 70- 90cm de altura –incluso 150cm si el suelo es muy productivo y no se siega a principios de verano -, impidiendo un riego eficiente en el que aparecen zonas secas allá donde no ha podido llegar el agua.

Para evitar este problema hay elevar el emisor por encima de la pradera unos 50- 70cm, o impedir el crecimiento de planta a su alrededor.

Errores más comunes que ocasionan resultados pobres

  • Malas condiciones de suelo (compactación, mal drenaje, mucha sombra, etc.)
  • Falta de luz
  • Control deficiente de malas hierbas o sustratos contaminados.
  • Laboreo no superficial (>3cm) sin tratamiento de malas hierbas ( herbicidas orgánicos ),

acolchados, solarización, etc.)= explosión de malas hierbas

  • Enterrar la semilla demasiado profundo. Un rastrillado y/o rulado es suficiente en la mayoría de los casos.
  • Tratar de cubrir un área muy grande con poca semilla.
  • Sembrar en una época no adecuada
  • Falta de lluvia / riego tras la germinación.
  • Climatología extrema: granizo, sequía, encharcamientos, heladas extremas.
  • El Dorado

GUIA PRACTICA DE ANUALES   PICTORIAL MEADOWS

Época y condiciones de siembra

Cuando: Siembra a comienzos del otoño, cuando el suelo aún esté caliente. La siembra a comienzos de primavera también es posible.

Dónde: En una zona soleada, bien drenada y libre de vegetación. Las mezclas Pictorial Meadows crecerán felizmente en una amplia variedad de tipo de suelos.

Labores previas

Malas hierbas: Para tener éxito es crucial que el terreno esté libre de vegetación antes de la siembra. Has de procurar una cama de siembra limpia de malas hierbas. La forma más rápida puede ser el uso de un herbicida selectivo pero también puede optarse por un control mecánico de las malas hierbas mediante laboreos sucesivos.

Preparación del terreno:

Cultivando superficialmente el suelo (5-10cm) conseguirás un sustrato mullido y suelto para la germinación de las semillas. Si el suelo presenta mucha compactación, será necesario un laboreo más profundo (15-20cm). Idealmente, este laboreo habría de hacerse con antelación para permitir que germinen las semillas de maleza que existan en el suelo, y proceder a su posterior eliminación. Si no se pudiera labrar con antelación, realiza la siembra inmediatamente después para evitar que las semillas del suelo germinen antes que las especies que vas a sembrar.

Si quieres, también puedes optar por enterrar el banco de semillas del terreno, extendiendo una cama de siembra de 2 cm a base de humus de lombriz, compost o sustrato para semilleros. ¡No mezcles esta cama de siembra con el terreno!

Rastrilla el terreno y nivélalo antes de sembrar.

Siembra

Dosis de siembra: Las mezclas de anuales han de sembrarse a 3g / m2

.Cómo sembrar:

Mezcla muy bien las semillas con algún material para aumentar el volumen y facilitar el voleo – arena lavada, serrín o mantillo – , utilizando de 5 a 10 partes de arena por cada parte de semilla. Esto te ayudará a repartir las semillas de forma homogénea en el terreno y, sobre todo, a ver dónde cae la semilla. Pon la arena en una carretilla, cubo grande o similar. Añade toda la semilla, y mezcla a conciencia la semilla que vasa utilizar hasta alcanzar una mezcla de  distribución homogénea.

Después, separa un tercio de esta mezcla a un cubo más pequeño y volea sobre la zona de siembra yendo y viniendo en una misma dirección. La arena permitirá ver que zonas se ha sembrado. A continuación, vuelca otro tercio en el cubo pequeño y volear de nuevo la zona, pero esta vez caminando de forma perpendicular al voleo anterior.

Por último utilizar el tercio restante para sembrar en la dirección inicial, repasando los bordes y las zonas que hayan podido quedar menos sembradas. Es muy importante que no entierres las semillas tras la siembra.

No recomendamos utilizar sembradoras mecánicas con nuestras mezclas.

Rulado y riego

Cómo: Es muy importante que la semilla entre en contacto con el suelo, pero sin enterrarse. Para ello, pasa un rodillo acanalado montado sobre tractor agrícola. También puedes rastrillar ligeramente la superficie sembrada y pasar un rulo de jardinería o incluso presionar con una pala o similar.

Riego: Se recomienda dar un riego ligero después del rulado para mejorar el asentamiento del suelo y de las semillas sobre el mismo, así como riegos de apoyo durante la germinación si hay sequía en las semanas posteriores a la siembra.

Mantenimiento

Crecimiento: La germinación puede empezar con rapidez -entre 1 y 2 semanas- si se el suelo tiene la humedad y temperatura adecuadas.

Escardas: Aunque hayas preparado bien el terreno, algunas plantas no deseadas se las arreglarán para germinar entre las flores. En general no suelen ser un problema, pero en ocasiones será necesaria alguna escarda manual para retirar las más problemáticas, aparte de ello no debería de ser necesaria otro tipo de intervención.

Riegos:

Serán necesarios riegos de apoyo en primavera, y riegos periódicos si se quiere prolongar la floración a partir del mes de junio.

Siega:

Cuando la pradera se agoste puedes segarla una vez hayan madurado las semillas retirando los restos, o dejarla como refugio de fauna. Si realizas una siega temprana incluso puedes provocar la segunda floración de algunas especies a finales de verano

Años posteriores: Algunas especies serán capaces de autosemillarse y florecer la siguiente primavera, pero el resultado no será perfecto ni homogéneo. Si quieres disfrutar de una auténtica floración ‘Pictorial Meadows’ te recomendamos resembrar. Otra vez en otoño. cada uno o dos años.

Más información en:

www.pictorialmeadows.eu

La gestion diferenciada sostenible de los jardines
Segado de las praderas una vez finalizada la fructificación

GUIA PRACTICA PARA SIEMBRA DE VIVACES

Época y condiciones de siembra

Cuando: El otoño es la época más recomendable para la siembra de vivaces. También se puede hacer en inverno o primavera, siempre y cuando el suelo tenga tempero, pero cuanto antes se haga mayor oportunidad tendrán las especies de germinar y desarrollar sus raíces antes de los calores estivales.

Dónde: E

n una zona soleada, bien drenada y libre de vegetación. Las mezclas Pictorial Meadows crecerán felizmente en una amplia variedad de tipo de suelos.

Labores previas

Preparación del terreno:

Si el suelo presenta compactación, será necesario un laboreo del suelo que ha de hacerse con antelación para permitir que germinen las malas hierbas presentes en el suelo, y proceder a su posterior eliminación. Si no fuera posible labrar con antelación habría que realizar la siembra inmediatamente después para evitar que las semillas del suelo germinen antes que las que se van a sembrar.

Malas hierbas:

Para tener éxito es crucial que el terreno esté libre de vegetación antes de la siembra. Has de procurar una cama de siembra limpia de malas hierbas. La forma más rápida puede ser el uso de un herbicida selectivo pero también puede optarse por un control mecánico de las malas hierbas mediante laboreos sucesivos cada 4-6 semanas para matar cualquier fragmento de raíz superviviente, y agotar el banco de semillas existente en el suelo.

Cama de siembra:

Es aconsejable añadir, nivelar y rastrillar una cama de siembra de sustrato libre de malas hierbas (compost vegetal, arena lavada o de sílice 0,5/1mm o incluso subsuelos de excavación) de unos 8 cm. de espesor.

La función de esta capa es frenar la germinación de las miles de semillas de especies no deseadas existentes en suelo y que pueden suponer una competencia excesiva para la pradera. Mientras el compost/arena pueda mantenerse suficientemente húmedo durante el primer año de establecimiento de la pradera, su uso supone una ventaja muy significativa. Tanto la arena como el compost pueden utilizarse, ambos tienen sus ventajas y dificultades. A veces la elección depende de lo que esté disponible y sea asequible.

La cama de siembra ha de extenderse sobre el terreno antes de la siembra y una vez ,eliminada la vegetación existente. Se extiende como una capa uniforme con un rastrillo, asegurándose de que el terreno natural existente queda completamente cubierto y de que no emerge a la superficie durante el rastrillado.

El estrés hídrico puede ser un problema al usar camas de siembra de arena/compost en ambientes mediterráneos. Hay un periodo crítico, que puede durar unos 4-5 meses, en los que habrá que garantizar la humedad del sustrato las plántulas germinadas intentan enraizar en el subsuelo y por tanto serán necesarios aportes de riego.

Preparación del terreno y siembra de la pradera
Rulado posterior despues de la siembra y riego

Rastrilla y nivela el terreno antes de la siembra.

Siembra

Dosis de siembra:

Las mezclas de vivaces han de sembrarse a 2g / m2 .

Cómo sembrar:

Mezcla muy bien las semillas con algún material para aumentar el volumen y facilitar el voleo – arena lavada, serrín o mantillo – , utilizando de 5 a 10 partes de arena por cada parte de semilla. Esto te ayudará a repartir las semillas de forma homogénea en el terreno y, sobre todo, a ver dónde cae la semilla. Pon la arena en una carretilla, cubo grande o similar, añade toda la semilla y mezcla a conciencia hasta alcanzar una distribución homogénea.

Después, separa un tercio de esta mezcla a un cubo más pequeño y volea sobre la zona de siembra yendo y viniendo en una misma dirección. La arena permitirá ver que zonas se ha sembrado. A continuación, vuelca otro tercio en el cubo pequeño y volear de nuevo la zona, pero esta vez caminando de forma perpendicular al voleo anterior.

Por último utilizar el tercio restante para sembrar en la dirección inicial, repasando los bordes y las zonas que hayan podido quedar menos sembradas. Es muy importante que no entierres las semillas tras la siembra.

No recomendamos utilizar sembradoras mecánicas con nuestras mezclas.

Rulado y riego

Cómo:

Es muy importante que la semilla entre en contacto con el suelo, pero sin enterrarse. Para las siembras de primavera o las siembras hechas sobre el terreno existente, se ha de pasar un rodillo acanalado (cultipacker) montado sobre tractor agrícola o un rulo manual.

Si se ha optado por añadir una capa de sustrato estéril será necesario rastrillar superficialmente para facilitar el contacto de la semilla con el suelo, sin enterrarla demasiado.

La colocación de una malla orgánica de yute tipo Soil Saver 500g/m2, cuyas aperturas supongan más del 50% de la superficie total, mejorará la retención de agua y estabilidad de la siembra, y permitirá reducir la entrada de semillas indeseadas dispersadas por el viento así como posibles alteraciones por fauna local. La colocación de esta malla se hace siempre después de la siembra, sin solapar los bordes y fijándola al terreno mediante piquetas o grapas.

Riego:

Dar un riego inmediatamente después del rulado para mejorar el asentamiento del sustrato y de las semillas sobre el mismo.

Mantenimiento inicial

Crecimiento:

Durante el primer año, las especies de vivaces dedicarán la mayoría de sus recursos a germinar y establecerse un buen sistema radicular. La germinación es mucho más lenta en comparación con las mezclas de anuales, y tanto el establecimiento como la floración no alcanzarán su óptimo hasta el segundo o tercer año.

Escardas:

En el periodo de implantación el control de malas hierbas es especialmente importante, ha de realizarse con cierta frecuencia, y antes de que éstas alcancen un tamaño considerable que dificulte su retirada y perjudique a las especies de interés. Se realizará arrancando/cortando manualmente aquellas especies que se identifiquen sin lugar a duda como indeseables. También puede hacerse un tratamiento mediante aplicación individualizada de un herbicida. Ante la duda es preferible no arrancar/tratar. Las gramíneas habrán de controlarse con un herbicida selectivo

Riegos:

Es importante contar con un sistema de riego, y regar la siembra durante la germinación para asegurar el crecimiento óptimo de las plantas, pero evitando riegos excesivos que sofoquen o pudran los brotes. Será crucial mantener el sustrato húmedo durante los 3-4 meses de germinación inicial.

Siega:

Independientemente de si la pradera está en flor o no, en el primer año se habrá de realizar una siega doble (a finales de primavera –cuando las plántulas alcancen unos 15 cm de altura-, y a finales de invierno). Estas siegas favorecen un buen desarrollo basal, evitan una excesiva competencia por la luz y permiten mantener a raya las malas hierbas anuales. La altura de corte ha de ser de unos 10 cm y los restos habrán de ser retirados.

En años posteriores la pradera puede manejarse con una siega invernal con retirada de restos o con una siega adicional a comienzos de verano para reducir el vigor de las especies más altas, eliminar el material seco o reducir el riesgo de incendios.

Potenciar el crecimiento:

A comienzo del otoño del año de implantación, el 50-90% del suelo debería de estar cubierto de pradera. Si crees que el primer año la cubierta vegetal progresa muy lentamente, puedes aplicar una fertilización foliar o granular nitrogenada para impulsar el crecimiento sin fertilizar a largo plazo. En importante evitar fertilizaciones con fósforo o potasio ya que pueden incrementar la productividad del suelo a largo plazo favoreciendo a las especies más competidoras. Prolongar el riego durante el verano, riegos espaciados para no favorecer anuales.

Más información en:

www.pictorialmeadows.eu

Mezcla de semillas-pradera de vivaces-Pictorial Meadows.-El dorado
Mezcla de semillas-pradera de vivaces-Pictorial Meadows.-El dorado

GUIA PRACTICA DE TEPES DE VIVACES

Sobre el Tepe Pictorial Meadows

El tepe PM es un producto único que está diseñado para resultar atractivo tanto al público como a la fauna, y ha sido descrito a menudo como una plantación a medio camino entre una pradera natural y una bordura inglesa.

Está producido por expertos que dedican un cuidado diario y control de calidad continuos, de forma que todo el trabajo especializado está hecho antes de llegar a tus manos, asegurando así el éxito de tu pradera pictórica. El proceso para cultivar el tepe desde semilla dura entre 12 y 16 semanas en periodo vegetativo entre marzo y octubre. El tepe se produce en un sistema sin suelo y se enraíza sobre una malla que lo mantiene cohesionado durante el transporte.

La producción de tepe está supervisada en todas sus fases por personal de Pictorial Meadows y Tapiz Verde para asegurar que la composición es buena, que la contaminación por malas hierbas es aceptable y para certificar cuando está listo para su extracción.

El tepe se levanta a mano en planchas de 1200mm x 600mm y se coloca sobre pallets.

Las plantas conservan sus sistema radicular intacto en el proceso y la pradera es capaz de arraigar con rapidez  una vez colocado en el suelo.

Las mezclas de Pictorial Meadows son completamente diferentes a otras mezclas de praderas y proporcionan un producto único que:

  • supone un concepto de diseño desarrollado durante muchos años de investigación realizada por expertos botánicos y horticultores de la Universidad de Sheffield (Inglaterra) y de Pictorial Meadows.
  • está formulado para proporcionar floraciones temáticas en relación con el color.
  • contiene una mezcla diseñada con una selección muy cuidadosa de especies nativas y exóticas
  • contiene especies únicas y robustas que favorecen la biodiversidad
  • tiene un alto contenido de flores de gran impacto visual
  • favorece a las abejas y otros polinizadores
  • tiene un amplio rango de aplicaciones incluyendo la vegetación de taludes
  • es fácil y rápido de establecer
  • tiene un mantenimiento reducido.

Disponibilidad

Compruebe con el departamento de ventas sobre la disponibilidad actual, que puede existir durante todo el año. El tepe Pictorial Meadows puede extraerse para su transporte en la mayoría de las condiciones climáticas exceptuando heladas, nieve o inundaciones. El tepe se levanta el mismo día del suministro para asegurar que llega fresco y en buenas condiciones a su destino, y ha de colocarse sobre el suelo en el mismo día.

Suministro

El tepe se suministra en pallets en el que se apilan capas de dos planchas de 1200x600mm colocadas planas y juntas hasta un máximo de 50m2 por pallet.

El tepe se transporta en camiones dotados de transpaletas capaces de circular por pavimentos duros. El conductor no podrá maniobrar la transpaleta sobre superficies irregulares o sin capa de rodadura. La mayoría de los repartos se realizan en trailers, si el acceso a tu parcela tiene un espacio limitado has de comunicarlo en el momento de realizar el pedido. Por favor, indíquenos también si a la hora de presupuestar el pedido va a ser necesaria una carretilla elevadora (toro) para mover los pallets desde la zona de descarga a la parcela -sólo sobre pavimentos duros -.

Preparación del Terreno

Antes de colocar el tepe, es necesario disponer de una superficie de suelo desnudo, que puede logarse cultivando el terreno o extendiendo suelo importado sobre el mismo.

En taludes de mucha pendiente en los que no sea posible cultivar, puede aplicarse un herbicida que elimine la vegetación existente y desbrozarse la misma una vez que esté muerta. Un segundo tratamiento puede ser necesario si el talud reverdece antes de la colocación del tepe.

El sustrato ha de humedecerse justo antes de la colocación del tepe para asegurar un buen enraizamiento de este.

Mezcla de semillas.-Pradera de vivaces-Pictorial Meadows-el dorado

Extendido del tepe

Para facilitar los trabajos y evitar manipular el tepe dos veces, hay que procurar descargar los palets lo más cerca de la zona de colocación. Es muy recomendable extender el tepe inmediatamente tras la entrega, de no ser posible ha de mantenerse húmedo hasta su colocación.

Una vez retirada la malla de los palets, las planchas se pueden levantar individualmente y colocarse individualmente sobre el terreno preparado.

No espere la misma densidad que en los tepes convencionales de césped, la existencia de huecos sin planta son críticos para que la pradera se estructure correctamente.

Es normal que algunas planchas estén muy sueltas: manéjelas con cuidado y evite colocarlas en los bordes.

Lo mejor es comenzar colocando las planchas completas alrededor del perímetro de la zona y después continuar rellenando el interior colocando las planchas en flas con las juntas contrapeadas, como en un muro de ladrillo. Cuando sea necesario cortar las planchas, esto se puede hacer con facilidad doblando el tepe hacia adentro y cortando el geotextil por detrás con un cutter profesional, para después desdoblar la plancha y separarla en dos. Procure no tirar ningún recorte ya que todos contienen especies muy valiosas y útiles para rellenar los huecos que vayan quedando.

Si se trabaja en un talud, el tepe debe fijarse con piquetas biodegradables o similar, con un mínimo de 3 piquetas por plancha.

Una vez colocadas, las planchas han de regarse inmediatamente. La implantación de tepe durante el verano requerirá riegos generosos durante varias semanas para su correcta implantación.

Mantenimiento

Para mantener su pradera saludable y en buenas condiciones durante muchos años, es necesario realizar algunas labores de mantenimiento. Una de ellas es la siega al final de la estación, seguida de una recogida de los restos de la siega. Con ello se puede controlar el crecimiento de malas hierbas y especies leñosas, y promover el rejuvenecimiento de las plantas deseables. La siega puede llevarse a cabo en cualquier momento después de que la floración haya concluido y las semillas hayan caído de maduras al suelo. No obstante, también es posible realizar siegas en otros momentos del año para obtener diferentes resultados:

  • Segar en primavera, cuando las plantas hayan comenzado a producir follaje, produce un retraso en la floración – cuanto más cercana se haga la siega al momento de la floración, más tiempo se retrasa la floración -. Un corte primaveral ayuda a proporcionar una pradera más compacta, especialmente si las condiciones ambientales favorecen un crecimiento demasiado vigoroso.
  • Una siega estival puede ejecutarse si una especie en concreto está dominando demasiado, para reducir el número de plantas de esta especie se llevaría a cabo el corte cuando esté en floración. Los recortes de verano pueden también proporcionar una segunda floración en otoño si se realizan cuando la planta está agotando su primera floración.
  • Las siegas otoñales pueden ejecutarse si la pradera tiene un aspecto visualmente poco atractivo una vez que las flores se han marchitado y la semilla ha caído madura.
  • La siega invernal debería de realizarse en Enero/Febrero, antes de que los brotes primaverales comiencen a despuntar, pero no demasiado pronto para proporcionar un refugio a las aves invernales, insectos y pequeños mamíferos. Los tallos secos pueden incluso resultar atractivos especialmente durante las heladas.
  • En climas mediterráneos, los riegos serán necesarios para mantener las plantas vivas y alargar los periodos de crecimiento y floración. Sin embargo, a diferencia del césped convencional, las praderas de vivaces tienen generalmente sistemas radiculares más profundos y adaptados a periodos de sequía, por lo que las necesidades de riego serán menores en comparación con un césped, especialmente a partir del segundo y tercer año, una vez que la pradera se haya establecido.

Método de siegas y recogida de restos

  • Dependen del tamaño de la pradera. Superficies pequeñas de unos pocos metros cuadrados pueden segarse con tijeras de podar y ser rastrillados posteriormente. Una motosegadora o un cortasetos harán el trabajo más fácil, pero habrá que acompañarlos de un pase de rastrillo igualmente. Para superficies grandes, un tractor cortacesped será más conveniente, algunos vienen equipados con depósito para los restos.
  • Asegúrese de que la máquina utilizada es suficientemente robusta como para cortar los tallos sin arrancar las plantas, algo que puede suceder con algunos cortacéspedes rotativos si las cuchillas no están bien afiladas. La altura de corte ha de hacerse a unos 100mm.

Malas hierbas

  • Hacemos todo lo posible para asegurar que el tepe Pictorial Meadows llegue a sus manos con el menor número de ‘malas hierbas’ posible, pero hay algunas que logran sobrevivir y encontrar oportunidades de crecer una vez que el tepe ha sido colocado.
  • Las praderas bien establecidas y con una composición adecuada son muy resistentes a la invasión, y el número de malas hierbas debería de ser mínimo y fácilmente controlable.
  • Muchas especies indeseadas simplemente desaparecerán por la competencia de la propia pradera o, en el caso de la mayoría de malas hierbas anuales, no sobrevivirán a las siegas programadas. Son las malas hierbas vivaces y vigorosas las que hay que vigilar de cerca (ortigas, cardos, correhuelas, chufas, grama, acederas, romazas, etc.), ya que si no se mantienen a raya pueden hacerse con toda la parcela. Por lo tanto, a mediados de primavera y de verano es conveniente revisar la pradera y eliminar las especies indeseadas arrancándolas o tratándolas individualmente con un herbicida de contacto. El control de malas hierbas es más eficiente si se realiza unas semana después de las siegas primaverales/estivales, ya que será más fácil diferenciar las especies deseables de las que no lo son.

Más información en: www.pictorialmeadows.eu

 

24 de diciembre de 2019