El Júpiter.-Lagerstroemia indica es uno de los árboles favoritos de muchos jardineros del sur.  El atractivo de esta planta es que florece en un momento en que la mayoría de los árboles han dejado de florecer.

Si la planta está sana, estará cubierta de flores que durarán meses durante la parte más calurosa del verano. Los Júpiter son caducifolios, tienen una tasa de crecimiento medio y a menudo se ven en su forma de tallos múltiples.

 Crecen en casi cualquier tipo de suelo: arena, marga o arcilla, aunque prefiere un suelo húmedo, bien drenado y a pleno sol. Esta planta se trasplanta fácilmente y es tolerante a la sequía y a la cal, pero tiene muchos  problemas de plagas y enfermedades.  Florece desde junio hasta el otoño, y para promover la floración  es mejor cortar las vainas de las semillas. El color del otoño  es muy fugaz e impresionante porque el árbol es tropical y pierde sus hojas temprano. Esta planta se puede cultivar como un árbol de la calle como arbusto y en contenedor. Los hemos visto en espaldera.

 En el cultivo el Júpiter.-Lagerstroemia indica se han producido varios cultivares de colores diferentes  que van del blanco al púrpura y a todos los tonos de rojo. Se pueden comprar para espacios pequeños con plantas de porte enano que alcanzan una altura madura de 1 a 3 m o  para árboles de sombra grandes que alcanzan alturas de 6 a 8 m en su madurez y casi cualquier tamaño en el medio.

Los de los jardines de la Lonja plantados en 1924 son unos de los más antiguos de Sevilla, plantados como arbustos de han desarrollado como arboles con multitroncos ,durante años en el mes de Julio nos han alegrado la vista con sus esplendidas floraciones, en la actualidad por haber sufrido plaga de pulgones , infección de oídium ( cenizo ) u otras plagas presentan un decrepito aspecto faltos de hojas y sin apenas floración alguna.

No es solo la Magnolia junto a la Catedral que exige una mayor atención, sino también los Júpiter de los Jardines de la Lonja dado el pobre aspecto que presentan en su época de mayor floración, esperamos que alguien  se acuerde de ellos.

Las fotos en flor son de años anteriores y las de los árboles defoliados son actuales.