Los espacios verdes urbanos brindan una amplia gama de servicios ecosistémicos que podrían ayudar a combatir muchos males urbanos y mejorar la vida de los habitantes de las ciudades.

 Los espacios verdes públicos incluyen parques y reservas, campos deportivos, áreas ribereñas como riachuelos y riberas, vías verdes y senderos, jardines comunitarios, árboles en las calles y áreas de conservación de la naturaleza (Wolch, Byrne y Newell, 2014).

 La accesibilidad y la proximidad son factores muy importantes a considerar durante la planificación y el diseño de un espacio verde urbano (Haq, 2011).

Los espacios verdes urbanos pueden brindar enormes beneficios al vecindario y la comunidad al mejorar la salud, el bienestar social y mejorar el disfrute del medio ambiente local

Beneficios de las zonas verdes

1. Beneficios ambientales

– Beneficios ecológicos: los espacios verdes urbanos proporcionan a las ciudades servicios ecosistémicos que van desde el mantenimiento de la biodiversidad hasta la regulación del clima urbano.

– Control de la contaminación: los espacios verdes pueden filtrar el aire, eliminar la contaminación y atenuar el ruido.

– Biodiversidad y conservación de la naturaleza: los espacios verdes sí funcionan como centro de protección para la reproducción de especies y conservación de plantas, suelos y calidad del agua. Los espacios verdes urbanos proporcionan alivio visual, cambio estacional y vínculo con el mundo natural.

Beneficios esteticos

2.  Beneficios económicos y estéticos

– Ahorro de energía: el uso de vegetación para reducir los costes energéticos de la refrigeración de edificios se ha reconocido cada vez más como una razón rentable para aumentar los espacios verdes y la plantación de árboles. Las plantas mejoran la circulación del aire y proporcionan sombra. Esto proporciona un efecto de enfriamiento y ayuda a bajar la temperatura del aire.

– Valor de la propiedad: las áreas de la ciudad con suficiente vegetación son estéticamente agradables y atractivas para los residentes, visitantes e inversores. Los espacios verdes urbanos pueden ser uno de los factores que atraen importantes inversiones extranjeras que ayudan a un rápido crecimiento económico (Haq, 2011).

Beneficios psicológicos

3. Beneficios sociales y psicológicos

– Recreación y bienestar: los espacios verdes son un elemento clave para la recreación y la vivencia de la naturaleza. Mejoran la calidad de vida de las personas que viven en los alrededores y proporcionan ubicaciones para una variedad de actividades de ocio como un espacio abierto recreativo de usos múltiples. Los espacios verdes se preocupan por los valores sociales y cómo los lugares alientan a las personas a interactuar de maneras que conducen a la confianza, el entendimiento mutuo, los valores compartidos y el comportamiento de apoyo. Los valores sociales surgen cuando las personas pueden conectarse con otras con intereses comunes.

– Salud humana: ayuda a mejorar la salud de la ciudadanía, ya que se descubre que el tiempo pasado en la naturaleza, alivia la fatiga mental y los sentimientos de violencia y agresión que pueden derivarse de ella. Los recursos naturales proporcionan muchas “actividades” que requieren poco o ningún esfuerzo, pero brindan formas de restaurar la salud y el bienestar mental de una persona. Este tipo de espacios verdes puede ayudar a relajarse y descansar y crear desarrollo social en los niños. Además, la salud física y el bienestar se pueden mantener participando en deportes organizados, practicando la escisión informal, el contacto con la naturaleza y estando al aire libre al aire libre y al sol. Estudios científicos recientes han demostrado que las áreas naturales tienen impactos positivos en la salud sobre los problemas del desarrollo, en particular los trastornos del comportamiento como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Los espacios verdes urbanos crean grandes ciudades donde se entrelazan lo construido y lo natural. Sin embargo, a veces la creación de espacios verdes se considera un desafío, particularmente en los países en desarrollo, donde existe presión por el espacio, los recursos y el desarrollo.

Verde Urbano

Concepto de espacios verdes urbanos

Las ciudades del mundo están cada vez más congestionadas y contaminadas. Los espacios verdes urbanos brindan una amplia gama de servicios ecosistémicos que podrían ayudar a combatir muchos males urbanos y mejorar la vida de los habitantes de las ciudades.

La definición de espacios verdes urbanos acordada por ecólogos, economistas, científicos sociales y urbanistas: “son espacios abiertos públicos y privados en áreas urbanas, cubiertos principalmente por vegetación que está directa o indirectamente disponible para los usuarios (Haq, 2011). De otra manera, es la tierra que consiste predominantemente en superficies “blandas”, permeables y sin sellar, como tierra, pasto, arbustos y árboles. Es el término general para todas esas áreas, sean o no de acceso público o administradas públicamente. Incluye todas las áreas de parques, áreas de juego y otros espacios verdes específicamente destinados al uso recreativo, así como otros espacios verdes con otros orígenes (Dunnett, Swanwick y Woolley, 2002).

Características de los espacios verdes urbanos

Dichos espacios verdes varían en tamaño, cobertura vegetal, riqueza de especies, calidad ambiental, proximidad al transporte público, instalaciones y servicios. Los espacios verdes públicos incluyen parques y reservas, campos deportivos, áreas ribereñas como riachuelos y riberas, vías verdes y senderos, jardines comunitarios, árboles en las calles y áreas de conservación de la naturaleza (Wolch, Byrne y Newell, 2014).

Los espacios verdes públicos deben estar en el centro del vecindario y no más de cinco minutos a pie para la mayoría de los residentes, edificios públicos o tiendas. Por tanto, la accesibilidad y la proximidad son factores muy importantes a considerar durante la planificación y el diseño de un espacio verde urbano (Haq, 2011).

Estocolmo pionera en sostenibilidad

El efecto de los espacios verdes urbanos en la sostenibilidad

Los espacios verdes urbanos se consideran un contribuyente importante y pueden ser una parte significativa de la sostenibilidad. Los desarrollos de espacios verdes urbanos deben considerar enfoques interdisciplinarios e integradores, como aspectos económicos, sociales, culturales, de gestión y planificación para mejorar las instalaciones y servicios de los espacios urbanos existentes y optimizar las políticas de espacios verdes urbanos. La calidad de las ciudades depende de cómo se diseñen, gestionen y protejan los espacios verdes urbanos. Los aspectos sociales de los espacios verdes urbanos incluyen la diversidad de usos del suelo, la contribución a la salud y los estilos de vida activos en las ciudades, la justicia social mediante la incorporación de todos los grupos y edades de las personas en los espacios verdes, las oportunidades para interactuar y expandir la red social, la mejora de la vida cultural para diferentes comunidades que viven en la ciudad proporcionando una plataforma para compartir puntos de vista, sentimientos y celebrar diferentes ocasiones de grupos .

Desde los aspectos de planificación, los espacios verdes urbanos incluyen negocios, comercio minorista, desarrollo de ocio, desarrollo turístico; Los centros de empleo además de las áreas residenciales y la buena planificación de los espacios verdes urbanos pueden desempeñar un papel como pantalla visual, una función de protección contra el ruido y un lugar para los desplazamientos y la recreación al proporcionar redes bien diseñadas dentro del parque y con las otras áreas.

Los aspectos económicos de los espacios verdes urbanos incorporan- como un lugar para la producción y suministro de frutas, madera a los centros de negocios verdes, y como un lugar para la creación de nuevos empleos y el aumento del valor económico de la zona al integrar el comportamiento amigable con el medio ambiente y la atracción de turistas proporcionada con ambiente conveniente, seguridad e instalaciones para los turistas. Lo más importante es que la perspectiva ecológica considera los espacios verdes urbanos como un facilitador para reducir el impacto de las actividades humanas mediante la absorción de contaminantes y la liberación de oxígeno, contribuyendo al mantenimiento de un entorno urbano saludable con aire, agua y suelo limpios y preservando la naturaleza local y patrimonio cultural con diversidad de vida silvestre urbana y recursos urbanos.

OPH – Jardines de la calle Rue des Meaux Paris 19º

Conclusión

Los espacios verdes urbanos cumplen muchas funciones en el contexto urbano que benefician la calidad de vida de las personas. El tráfico y el calor urbano en constante crecimiento, especialmente en los países en desarrollo, no solo dañan el medio ambiente, sino que también generan costos sociales y económicos. Los beneficios ecológicos otorgados en los espacios verdes, que van desde proteger y mantener la biodiversidad hasta ayudar en la mitigación del cambio, no pueden pasarse por alto en la planificación sostenible actual. Los espacios verdes también ayudan a reducir los costes energéticos de la refrigeración de edificios de forma eficaz. Además, debido a su amenidad y estética, los espacios verdes aumentan el valor de la propiedad. Sin embargo, los beneficios más buscados de los espacios verdes en una ciudad son los beneficios sociales y psicológicos. Los espacios verdes urbanos, especialmente los parques y jardines públicos, proporcionan recursos para la relajación y la recreación. Los espacios verdes deben distribuirse uniformemente en toda el área de la ciudad, y el área total ocupada por espacios verdes en la ciudad debe ser lo suficientemente grande para adaptarse a las necesidades de la población de la ciudad. Las ciudades son responsables de la mayor parte del consumo de los recursos del mundo y también albergan a la mayoría de los ciudadanos del mundo. Llevar espacios verdes al paisaje urbano puede promover e inspirar una mejor relación con el medio ambiente al mismo tiempo que respalda servicios importantes. El espacio verde es parte y también representa hábitats y ecosistemas. 

La promoción y conservación de los espacios verdes en las ciudades está en manos de los entes locales y regionales. Las ciudades son responsables de la mayor parte del consumo de los recursos del mundo y también albergan a la mayoría de los ciudadanos del mundo. Llevar espacios verdes al paisaje urbano puede promover e inspirar una mejor relación con el medio ambiente al mismo tiempo que respalda servicios importantes. El espacio verde es parte y también representa hábitats y ecosistemas.