Reales A lcazares.-Ceiba speciosa o Chorisia speciosa en octubre

Sevilloa.-Ceiba speciosa plantadas en 1992 con motivo de la Expo

Apenas iniciado el otoño estos dos árboles nos sorprenden son sus abundantes floraciones, la Ceiba speciosa (antes Chorisia speciosa) solo estaba representada en los jardines de los Reales Alcázares, un ejemplar junto al cenador del León, el más antiguo que conozco, después se propagaron en los propios jardines en el Jardin del León y Jardin de las Damas donde cada año nos ofrecen sus abundantes floraciones a la llegada del otoño.

Anteriormente colocados en su propio género, Chorisia (y aún se venden bajo ese nombre), estos llamativos miembros sudamericanos de la familia (Bombacácea) están estrechamente relacionados con el árbol kapok tropical (Ceiba pentandra) y recientemente han sido reclasificados dentro de ese género.

De las dos especies en cultivo, el más vistoso y cultivado con mayor frecuencia es el árbol de la lana rosado, (Ceiba speciosa, anteriormente Chorisia speciosa).

El árbol de la lana o árbol de la seda Ceiba speciosa, es una especie de árbol de hoja caduca originaria de los bosques tropicales y subtropicales de América del Sur. Tiene una gran cantidad de nombres comunes locales, como palo borracho, samu’ũ (en guaraní) o paineira (en portugués brasileño). En Bolivia se llama Toborochi, significa «árbol de refugio”.  Pertenece a la misma familia que el baobab y el kapok.

El hábitat natural del árbol de seda es el noreste de Argentina, al este de Bolivia, Paraguay, Uruguay y el sur de Brasil. Es resistente a la sequía y al frío moderado, teme las heladas.

Su tronco tiene forma de botella, generalmente abultado en su tercio inferior, que mide hasta 2 metros de circunferencia. El tronco está salpicado de espinas cónicas gruesas y afiladas que impiden que los animales salvajes trepen a los árboles. En árboles más jóvenes, el tronco es verde debido a su alto contenido de clorofila, lo que lo hace capaz de realizar la fotosíntesis cuando las hojas están ausentes; con la edad se vuelve gris.

Las ramas tienden a ser horizontales y también están cubiertas de espinas. Las hojas se componen de cinco a siete foliolos largos. Las flores son cremosas, blancuzca en el centro y rosa hacia las puntas de sus cinco pétalos. Miden de 10 a 15 centímetros de diámetro y su forma es superficialmente similar a las flores de hibiscos u orquídeas. Se sabe que su néctar atrae a los polinizadores de insectos, así como a los colibríes. Las flores de C. speciosa florecen entre febrero y mayo (en su hemisferio sur nativo), en Sevilla de Octubre a noviembre.

Los frutos son cápsulas ovoides lignosas, de 20 centímetros de largo, que contienen semillas negras del tamaño de una judía rodeadas por una masa fibrosa y esponjosa que recuerda a la lana o el algodón con ellas se rellenan almohadas.

Ceiba speciosa.-Chorisia speciosa.-Detalle de flor y frutos

En otoño (o tan temprano como en pleno verano en las zonas de veranos calurosos), los árboles maduros tienen una vista espectacular, cubiertos con una profusión de flores de color rosa brillante.

Fuera de los jardines privados de todo el mundo, a menudo se plantan a lo largo de las calles urbanas en áreas subtropicales como en España, Sudáfrica, Australia, el norte de Nueva Zelanda y el sur de los EE. UU., donde son populares tanto en paisajes públicos como privados. Aunque sus troncos y miembros precitados requieren zonas de seguridad, especialmente alrededor del tronco, para proteger a las personas y los animales domesticados de sus espinas, generalmente se plantan arbustos a su alrededor en los parques para protegerse de sus espinas.

Este es uno de los árboles con flores más espectaculares en esta época, su crecimiento es bastante imponente requiere algo de espacio, pero la ubicación solo necesita ser muy soleada y seca. Una vez establecido, el cuidado del árbol es ilimitado. Si se riega mucho, florece poco.

El palo borracho es a menudo clasificado entre los árboles más bellos del mundo distintivo de las regiones donde las heladas no son severas.

Ceiba speciosa flores rosada                                                                                                                  Ceiba insignis flores blanco crema

Árbol de seda blanca o árbol de la lana (Ceiba insignis)

Originaria de América del Sur occidental, desde Colombia hasta el norte de Argentina, el árbol de la lana blanca (Ceiba insignis, antes Chorisia insignis) es de flores blancas, más grueso y menos comúnmente sembrado. Crece a una velocidad moderada de alrededor de 10 a 12 m. de alto (los árboles viejos pueden ser algo más grandes), típicamente con un tronco gordo, espinoso y ramas que se extienden. Al igual que la especie de flores rosas, las plantas generalmente tardan de siete a diez años antes de que alcancen el tamaño de la floración, pero se vuelven más floríferas con la edad. Las flores son de cinco pulgadas de ancho y de un blanco cremoso a amarillo pálido, que aparecen justo después de que el árbol arroja su follaje en otoño e invierno. Un árbol maduro en flor es un espectáculo deslumbrante, con espinas, flores y vástagos de sembradíos completamente desplegados en ramas desnudas, que le dan la apariencia de un árbol rosa extraño y gigantesco.

Ambas especies de árboles de seda o palo borracho o árbol de la lana, nombres populares con que se conoce, aman el calor y son tolerantes a la sequía, aunque crecen rápidamente en suelos profundos y bien drenados, pueden ser más lentos en suelos más pesados. Los árboles jóvenes de seda-seda pueden sufrir daños por heladas, los árboles más viejos tolerarán mejor las temperaturas bajas.

El palo borracho, árbol de la lana o el hilo de seda, cualquiera que sea el nombre correcto, este espécimen tiene excelentes cualidades llamativas. Este árbol caducifolio es un verdadero aturdidor y tiene el potencial para alcanzar una altura de más de 15 metros con una extensión igual. Se encuentran árboles en su trópico nativo de Brasil y Argentina.

Sevilla.-Koelreuteria bipinnata en flor en el Jardin Americano en octubre

Koelreuteria bipinnata, también conocida como (árbol de la llama chino, árbol de lluvia dorado chino, árbol de lluvia dorado de Buganvilla) es una especie de Koelreuteria originaria de Asia, particularmente de China. Es un árbol de hoja caduca de tamaño pequeño a mediano que crece entre 10 y 20 metros de altura. También son uno de los pocos árboles que florecen en otoño en Sevilla. Pueden vivir de 50 a 150 años.

Las hojas son hojas alternas, bipinnadamente compuestas; con una forma ovada y una venación pinnada, generalmente tienen un color verde y se vuelven amarillas en otoño, midiendo entre 5 y 10 cm de largo.

Las flores son pequeñas y amarillas con un toque de rojo en la base, con cuatro pétalos, producidas en panículas grandes y ramificadas que miden 20-50 cm de largo. Son muy llamativos y tienen una agradable fragancia. Florecen en octubre -. Las flores son hermafroditas, tienen órganos masculinos y femeninos.

El fruto es una cápsula inflada de papel de tres lóbulos que mide 3-6 cm de largo y contiene varias semillas duras parecidas a las tuercas de 5-10 mm de diámetro con un color rosado.

La corteza es delgada y marrón, se dobla un poco a medida que el árbol crece, podría romperse debido a la formación deficiente del collar, se requiere la poda para desarrollar una estructura fuerte, y también para la separación de peatones y vehículos si es necesario. El árbol se caracteriza por ser un árbol boscoso débil.

El árbol es originario de China y Japón; Su descubrimiento se acredita a Pierre d’Incarville, un misionero jesuita; quien envió la primera semilla de China a Rusia en 1747. Fue clasificado por el botánico ruso Erich Laxmann, quien lo nombró después de Joseph Koelreuter, un contemporáneo y profesor de historia natural en Karlsruhe. Más tarde se cultivó en Europa en 1753 y llegó a América en 1811. Ahora, crecen principalmente en China, Corea, Japón, Europa, Nueva Zelanda, Australia, Israel y algunas partes de los Estados Unidos (costas orientales y occidentales y estados del sur)

Crecen en suelo nutricionalmente pobre, que incluye: arcilla, arena, bien drenado, alcalino, franco; requieren pleno sol, pero no mucho riego, con una moderada tolerancia a la sal en aerosol. Toleran el viento, la contaminación del aire, la sal, el calor y la sequía. Crecen moderadamente y en ocasiones son cultivadores rápidos.

Sevilla.-.-Koelreuteria bipinnata.- Árbol de la lluvia chino detalle de frutos

Los Koelreuteria bipinnata tienen pocas o ninguna plaga o enfermedad que los amenace. La corteza del árbol puede desarrollar una enfermedad del chancro en ciertas condiciones culturales. Además, se pueden desarrollar cuerpos rosados de coral en la corteza enferma que requerirán retirar las ramas infectadas para mantener el árbol en buena salud.

Koelreuteria bipinnata se utilizan comúnmente como puntos focales en el diseño del paisaje en regiones donde prosperan; a menudo se usan como calles, carreteras, sombra de estacionamientos, bosques o árboles de especímenes. Las semillas se usan en cuentas en collares y las flores pueden producir un tinte amarillo

Uno de los pocos árboles de flores amarillas para la mitad del año, y el paisaje profundo del sur.

Fácilmente distinguido de la Koelreuteria paniculata. -Jabonero del Japón que florece en el mes de junio, Koelreuteria bipinnata tiene más ramas verticales y tiene dos veces hojas compuestas, mientras que Koelreuteria paniculata tiene un solo desarrollo de las hojas compuestas.

En principio plantadas en los jardines de Isla Magica, después en el Jardin americano de donde son las fotografías que acompañas este artículo.

La ciudad debe tener en consideración estas dos especies más que por su época de floración por ser especies resistentes a la sequía y de escaso mantenimiento, una en el diseño de parques y espacios verdes y la otra para plantaciones lineales en las calles y avenidas de la ciudad.

Todas las fotografías que acompañan este articulo han sido conseguidas en Sevilla Capital.