Instalación general de árboles en la ciudad

Los árboles de las calles de la ciudad deben cultivarse en viveros para obtener el producto de la más alta calidad posible. La alta calidad es esencial debido al difícil entorno con el que los árboles de la calle deberán VIVIr.

Los Planes de Gestión de Arbolado son el elemento clave para salvaguardar nuestro patrimonio arbóreo. Quienes los desarrollen y los implanten han de ser arbolistas y titulados que se hayan especializado en ARBORICULTURA, no es adecuada otra especialización.

Modificación del suelo del sitio de plantación

Lo mejor es crear una mezcla uniforme en toda la zona de transición donde deben crecer las raíces. Investigaciones recientes indican que las enmiendas como la turba de musgo, el compost, el estiércol compostado, los hidrogeles, los inoculantes microbianos o los fertilizantes mejorarán la retención de agua del suelo cuando se mezclen con el material original. Además, al agregar no más de un tercio (en volumen) de una partida bien compostada de materia orgánica se reducirá la compactación cuando se trabaje en los (60-90 cm) superiores de un hoyo de plantación. Demasiada enmienda del suelo, sin embargo, puede crear contracción, gradientes de humedad y hacer que las raíces se limiten al hoyo de plantación. ¡Nunca llenemos el hoyo de plantación con solo una enmienda de suelo! Si se va a hacer una enmienda basada en las condiciones del suelo, se debe aplicar de la manera necesaria para corregir las deficiencias del suelo y en el área más grande posible. Por ejemplo, si el suelo es arenoso, puede ser necesario agregar una capa de compost de (10 a 12 cm), mezclada en la parte superior a (60 cm) de la capa superior del suelo previamente labrada. Con arcilla, puede ser necesario agregar (21 – 23 cm) de compost para aflojar el suelo para el desarrollo adecuado de la raíz en la plantación del árbol .

Subsuelo en la ciudad

Crecimiento de la raíz. antes de que las raíces puedan crecer en el suelo existente, antes se establecerá el árbol y se recuperará del stress de trasplante. Aflojemos hasta la profundidad del sistema de raíces del árbol, y horizontalmente hasta una distancia de al menos tres veces la longitud de las raíces del árbol.  Al aflojar cualquier suelo compactado, las grietas y fisuras proporcionarán vías de crecimiento y expansión para las raíces recién desarrolladas.  En el centro del área preparada, excavemos un hoyo poco profundo para colocar el árbol. El hoyo de plantación debe ser lo suficientemente ancho para acomodar las raíces sin doblar ninguna. El hoyo debe d permitir que el cepellón de raíz se asiente en un suelo sólido, pero no compactado en lugar de en un suelo suelto. Una vez que el árbol se coloca en el hoyo, el árbol debe estar nivelado con (3 cm) sobre el nivel del suelo existente. Coloque el árbol de modo que esté vertical y sus ramas no se dañen. Al orientar el árbol con la misma orientación que estaba en el vivero, se reducirá la necesidad de envolver el tronco y protegerlo de las quemaduras solares. Los árboles pequeños tienen una raíz poco profunda y son más adecuados para su instalación en sitios húmedos. Si es absolutamente necesario para un sitio pobremente drenado, compre árboles con una raíz poco profunda. en un montículo para mantener las raíces sobre el nivel freático.

Cuando finalicemos la instalación, consideremos la posibilidad de construir una berma de mantillo (preferido) o suelo (menos preferido) alrededor de la circunferencia de la raíz para mantener el agua de la lluvia y el agua de riego. Mantengamos esta cuenca a menos de 10 a 15 cm. de alto. Es más apropiado hacer la berma del mantillo ya que la berma típicamente termina en la parte superior del cepellón donde es deseable el mantillo. Retire la berma justo antes del invierno para que el agua no quede acumulada en la superficie.

 Plantación en pendiente

La práctica temprana sugirió que el árbol se instale en pendiente o (2,5 cm) más arriba y que habría un corte en la mitad cuesta arriba del hoyo del árbol y se llene en la mitad inferior. Sin embargo, las investigaciones actuales requieren que la raíz este 2,5 cm más alta que el lado cuesta arriba para evitar que el árbol se instale demasiado profundo. El cepellón en el lado descendente se cubrirá con un montículo de relleno. Cubrir con mantillo De 5 a 10 cm. de abono orgánico alrededor del árbol resulta en una tasa de supervivencia notablemente mejorada, recuperación de choque de trasplante y crecimiento posterior. Combinado con un riego adecuado de forma regular, el mulch es la medida más efectiva para garantizar el éxito de la instalación del árbol. Recuerde mantener el mantillo lejos de tocar directamente el tronco.

Barrera de Raíces con costilla -Rígida

Barreras anti raíces. Control de raíces

Barrera anti raíces para el correcto control del crecimiento de las raíces de los árboles.

Actualmente, el control activo de raíces (control radicular), también llamado anti raíces, es un componente ineludible en la plantación de árboles viarios. Ya no es suficiente con plantar un árbol en una zona urbana solo con la esperanza de que las raíces no incurran en problemas.

Se ha desarrollado una gama de productos especializados para el control de las raíces (control radicular anti raíces). A menudo hay que emplear distintos métodos para resolver diferentes situaciones, en lugar de intentar encontrar una solución única.

Se busca es proteger las superficies pavimentadas de la presión que ejercen las raíces.

Riego

Suministrar agua adecuada a los árboles asegura la supervivencia de la planta y la salud a largo plazo. El suelo mal drenado es la causa más común de mortalidad de las plantas. Nunca coloque rocas o grava en el fondo del hoyo para mejorar el drenaje a menos que esté conectado a un sistema de drenaje.

 Poda

Es fundamental durante la instalación, eliminar todas las ramas y raíces muertas, dañadas o débiles junto con uno de los líderes codominantes. Los arboles se plantan con los cortes que se le efectúan en el vivero para la carga en los medios de transporte, deben ser eliminadas todas las ramas afectadas en el transporte. Además, considere si se deben hacer correcciones para los defectos estructurales ahora o espere hasta que se establezca el árbol en un par de años. No es necesario eliminar un tercio del crecimiento superior. La investigación ha demostrado que esta fuerte poda, destinada a compensar la pérdida de raíz, no tiene ningún beneficio e incluso puede retrasar la recuperación del árbol de la pérdida de raíz del trasplante.

Control de malezas

Las malezas en el cepellón procedentes de los viveros se deben controlar tirando con la mano o con mulch. Las existencias de viveros pequeños pueden ser la mejor opción para el control de malezas porque los árboles pequeños se establecen rápidamente y son más capaces de competir con las malezas.

Árboles recolectados en la naturaleza

Los árboles autóctonos a veces se recolectan de rodales naturales y se trasplantan a jardines. Si se mantienen en un vivero durante dos años, se considera que han crecido en vivero. La investigación indica que las superficies de raíz en los árboles recolectados son similares a las de los árboles cultivados en viveros, pero tienen menos raíces finas. Además, a menudo tienen un dosel más delgado hasta que se establecen. Los árboles recolectados crecen más despacio después del trasplante que los árboles de los sistemas de producción de viveros.

Arboles cultivados en Air Pot

 Comparación entre las técnicas de plantación. –

Los árboles se pueden comprar de diferentes maneras.

Es posible instalar algunas especies en cualquier época del año, dependiendo de las opciones de existencias de vivero y métodos de instalación. Los que están en recipientes o contenedores de plástico duro son los más resistentes a la manipulación abusiva; aquellos en contenedores de tela blandos y aquellos que son (con cepellón y arpillera) son los más sensibles. Los árboles y arbustos se extraen con un cepellón de tierra firme alrededor de las raíces y se mantienen de forma segura en su lugar con arpillera, y, por lo general, con plantpast o una cesta de alambre. El cepellón protege las raíces de los árboles del estrés hídrico durante el proceso de plantación. Las plantas cultivadas en el campo se mueven mejor cuando están inactivas. Los árboles en cepellón generalmente se producen para urbanizaciones, parques y proyectos de plantación de árboles en las calles de una ciudad.  Los árboles a raíz desnuda se extraen y almacenan sin ningún tipo de tierra alrededor de sus raíces. y son ideales para los desafíos de entornos urbanos. El método a raíz desnuda utiliza árboles de hasta 10 cm en calibre y puede sustituirse por el árbol en cepellón a un menor costo de compra y plantación, al tiempo que ofrece excelentes tasas de supervivencia y crecimiento. Las raíces son susceptibles de secarse y deben mantenerse húmedas en todo momento, evitar el desecamiento. Los árboles en contenedores son convenientes y menos costosos que los árboles en cepellón, pero más que los árboles a raíz desnuda. Se pueden instalar siempre que no existan heladas y sean más fáciles de manejar que los arboles con cepellón, los arboles a raíz desnuda. El crecimiento del brote y del tronco parece ser similar entre los árboles. Los árboles en contenedores parecen ser más susceptibles a la desecación, la muerte y un crecimiento más lento hasta que se establecen si las raíces no se mantienen húmedas después de la plantación. Tienen una buena tasa de supervivencia porque hay una mayor capacidad de regeneración de la raíz. Sin embargo, también tienen la mayor probabilidad de malformaciones de la raíz, lo que puede conducir a la anulación de las raíces y la inestabilidad del árbol. Las bolsas de cultivo son aproximadamente la mitad del volumen de las superficies de raíz de los árboles cultivados en el campo, lo que las hace más fáciles de manipular. La investigación muestra que debido a que el Rooteo es más pequeño, hay menos capacidad de almacenamiento de agua. Esto hace que los árboles en bolsas de cultivo sean más sensibles a la desecación inmediatamente después de excavar que los árboles en cepellón que se cultivan directamente en el campo.

El sistema Air-Pot ha revolucionado el cultivo de plantas en vivero, las macetas estándar deforman las raíces, lo que compromete seriamente a la planta. El sistema Air-Pot hace lo opuesto; mejora la planta activamente, haciendo que esta desarrolle una masa de raíces fibrosas. Esto maximiza su capacidad de absorber nutrientes y agua, con el resultado de una planta más sana, con un crecimiento más rápido.

 Temporada de plantación

Las condiciones climáticas esperadas durante las semanas posteriores a la plantación son muy importantes para determinar el tiempo de trasplante de la recuperación del stress. Los periodos extendidos de temperaturas moderadamente cálidas del suelo y la humedad adecuada del suelo son ideales para promover el crecimiento activo de las raíces y minimizar el estrés. La ausencia de lluvia no necesita demorar la plantación si el riego está disponible durante y después de la plantación.  La plantación de otoño de árboles a menudo se realiza porque ciertas especies se enfocan en el desarrollo del sistema de raíz en el otoño. Otras especies regeneran nuevas raíces mejor cuando se instalan en primavera. La instalación de otoño es exitosa si las plantas están cubiertas con mantillo y hay al menos 4 semanas antes de que la temperatura del suelo caiga por debajo de (4 ° C). Los árboles de hoja perenne instalados en el otoño necesitan varias semanas de temperatura del suelo en el rango de (15 ° – 20 ° C) para el desarrollo de las raíces. Los árboles de hoja perenne deben estar bien establecidos antes de que el suelo esté demasiado frío para obtener la humedad necesaria para equilibrar la pérdida de agua a través de sus agujas en invierno. La instalación en sitios expuestos a viento excesivo se debe retrasar hasta la primavera, si es posible. Durante el primer invierno después de la plantación, las plantas de hoja perenne deben protegerse de los vientos dominantes mediante el uso de algún tipo de protector o barrera contra el viento.

Arboles cultivados con Planpast o similar

Plantaciones fuera de temporada

La mejor opción si se requiere una plantación fuera de temporada, es instalar árboles en contenedores. Si un árbol debe plantarse con todas las hojas, el árbol debería haber sido podado en la raíz en el vivero varias semanas antes de la excavación. El árbol debe ser excavado a mano para que el cepellón se enrolle y arpillee en el agujero. Después de excavar, se debe quitar hasta un tercio de las hojas y se debe rociar con antitranspirante el follaje y se debe remojar el cepellón y mantenerlo en un área sombreada durante 3 a 7 días hasta que el nuevo crecimiento se haya endurecido. Durante el período de endurecimiento, las raíces comienzan a regenerarse dentro del cepellón y el árbol puede dejar caer algunas hojas. No se recomienda comprar árboles recién arrancados que no estén endurecidos, a menos que tenga la certeza de que fueron repicadas sus raíces regularmente durante la producción y las hojas se nebulizaron durante una semana antes de la venta. El árbol debe instalarse lo antes posible. También es fundamental que el árbol sea regado dos veces, inmediatamente después de la plantación, y luego se debe regar al menos dos veces por semana durante el resto de la temporada de crecimiento.

Instalar árboles con flecha puede ser más exitoso en verano porque el cepellón puede ser grande y las raíces finas están menos alteradas que en la plantación de invierno Los cepellones de tierra grandes pueden ser más fáciles de manejar y transportar con menos posibilidades de que se rompan y dañen las raíces. La tierra congelada proporciona un mejor acceso para equipos pesados ​​en el sitio de excavación y de plantación. El arce azucarero (Acer saccharum), el pino (Pinus sp.), La acacia negra (Gleditsia triacanthus), el olmo (Ulmus sp.), El tilo (Tilia sp.) Y el manzano silvestre (Malus sp.) Son las especies más adecuadas para la instalación en invierno. El roble rojo (Quercus rubra), el cornejo (Cornus florida), la cicuta (Tsuga canadensis), el sicómoro (Platanus occidentalis), el liquidámbar (Liquidambar styraciflua), el abedul (Betula sp.) y la magnolia (Magnolia sp.) Tienen menos probabilidades de sobrevivir. Algunos viveros arrancan árboles cuando el suelo está congelado. La superficie congelada del cepellón reemplaza la arpillera y la canasta de alambre. El cepellón congelado en realidad solo está congelado unos pocos centímetros alrededor de la superficie de las raíces y no se debe permitir que se descongele o congele el sólido hasta que se instale. El hoyo de plantación debe mantenerse acolchado antes de instalar el árbol para que la tierra de relleno no se congele. Esta práctica requiere tanta atención a la congelación y descongelación que ya no se utiliza y mucho menos en nuestro clima.

Dos formas de una instalación exitosa

Ahora se entiende que los árboles urbanos son una parte central de los sistemas de infraestructura verde y brindan una gama de beneficios. Reducen el efecto de isla de calor urbano, gestionan la calidad del agua de lluvia y proporcionan sombra que alarga la vida de los materiales del pavimento. En el verano, las calles más sombreadas también significan temperaturas más bajas en el vecindario, lo que puede reducir los costos de servicios públicos, la contaminación del aire y el estrés de los residentes. Los árboles más viejos y más grandes son mucho más valiosos que los más jóvenes para cumplir con estos beneficios, por lo que es necesario trabajar para preservar los árboles más viejos y utilizar nuevas técnicas para permitir que los árboles más jóvenes permanezcan más tiempo y crezcan hasta la madurez.

Un árbol de altura del pecho (debe) (0.75 m) de diámetro proporciona 70 veces los beneficios ecológicos de un árbol dbh de (7.5 cm). La clave para cultivar árboles grandes durante 50 años o más en una ciudad, es instalarlos en grandes cantidades de suelo franco arcilloso de alta calidad. Los lugares de plantación deben ser lo suficientemente grandes como para acomodar las raíces del árbol en su madurez. Los informes de investigación publicados indican cuatro (0.4 metros cuadrados) de superficie de suelo por cada (2.5 cm) de diámetro del tronco que se espera que alcance el árbol, o (0.05 pies cúbicos) de suelo por cada (0.1 metros cuadrados) de la proyección futura de la corona (que es el área debajo de la línea de goteo). El suelo debe tener cerca de (0.9 m) de profundidad para crecimiento y vigor normales. Si no se dispone de grandes cantidades de tierra de alta calidad, aportemos un suelo con 5-15% de grava, 30-50% de arena, 5-60% de limo y no más de 35% de arcilla. El pH de 5.5 a 7.3. Este suelo ideal se puede aplicar como una enmienda al suelo urbano existente o como un reemplazo total del suelo. Se debe aplicar compost y / o biochar en contacto con las raíces durante la instalación. no solo los mejores medios de cultivo para árboles urbanos, sino que también filtrará las cantidades excesivas de metales pesados, nitrógeno y fósforo del agua de lluvia.  El uso de este suelo como enmienda puede hacer que las raíces del árbol se vuelvan “atadas a la maceta” en el suelo bueno y nunca se aventuren en el suelo urbano de peor calidad. Como no es probable que un suelo natural de alta calidad se encuentre en sitios urbanos, el gestor de la plantación debería considerar otras opciones. Una opción puede ser el uso de celdas de suelo que suspendan los terrenos duros (aceras, bordillos y calles) en la superficie de un armazón subterráneo, lo que evita la compactación del suelo sobre el hoyo de plantación relleno de suelo ideal.

Una segunda opción es usar CU-Structural Soil® que es una piedra revestida de suelo que permite que las raíces de los árboles sigan poros grandes en la mezcla de piedra y la piedra puede compactarse para soportar las durezas de la superficie.

CU-Structural Soil® CU-Structural Soil® es comercializado por Amereq Inc., un desarrollador de hidrogeles innovadores y compatibles con el medioambiente para aplicaciones de horticultura, nutrientes de plantas y bioestimulantes. Los materiales CU-Structural Soil® son piedra triturada, arcilla franca, y un agente estabilizador de pegajosidad hidrogel. El agente de pegajosidad se vierte sobre la piedra para cubrir cada roca y luego se mezcla el barro para revestir la piedra. La piedra recubierta de tierra se coloca luego en el hoyo de plantación donde se puede compactar para cumplir con todos los requisitos de diseño de pavimento relevantes. El pavimento se instala directamente sobre el CU-Structural Soil® compactado. CU-Structural Soil® proporciona vacíos y tierra para el crecimiento de la raíz del árbol. Las raíces del árbol siguen los vacíos, buscando nutrientes del suelo, y el agua y el aire de los vacíos. El agua puede ingresar al suelo a través de pavimentos permeables, desagües, cuencas de captación y sistemas de riego. Si el árbol necesita ser reemplazado o los servicios públicos necesitan ser ubicados o reparados, el suelo estructural puede ser excavado y reemplazado usando equipo de construcción convencional. Patentado por la Fundación de Investigación de la Universidad de Cornell, CU-Structural Soil® puede soportar con seguridad pavimentos y aceras y está diseñado para proporcionar una amplia área de enraizamiento para árboles en las calles, disminuyendo la mortalidad de árboles y los levantamientos del acerado. Se comercializa bajo el nombre CU-Structural Soil® o CU-Soil. CU-Structural Soil®, correctamente fabricado e instalado, proporciona un excelente entorno de enraizamiento con un amplio movimiento de aire y agua, intercambio de nutrientes y actividad biológica beneficiosa para promover una vida vigorosa para los árboles en las calles. CU-Soil es producido por empresas de los EE. UU., Canadá y el Reino Unido que cuentan con la licencia de Amereq para utilizar material local aprobado que cumpla con las especificaciones de la Universidad de Cornell. Usar productores y materiales locales ayuda a mantener bajos los costos y reduce la huella de carbono. Además, aunque CU-Structural Soil® no solo ayudará en la filtración, debido a su naturaleza extremadamente porosa, también puede actuar como un depósito de aguas pluviales, reduciendo la velocidad del flujo de agua en el sistema de drenaje de aguas pluviales. CU-Structural Soil® rara vez se envía a más de (160 k) al sitio de instalación, lo que reduce las emisiones de CO2 liberadas durante el proceso de instalación.

( Structural Soil es un medio que se puede compactar con el diseño del pavimento y los requisitos de instalación al tiempo que permite el crecimiento de las raíces. Es una mezcla de gravas de gradiente de brechas (hechas de piedra triturada), franco arcilloso y un agente estabilizador de hidrogel para evitar que la mezcla se separe. Proporciona un sistema integrado de pavimento de alta resistencia, penetrable en la raíz que desvía el diseño de los hoyos individuales de los árboles)

Plantación de arboles utilizando Soil Cells

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Soil Cells es un producto llamado StrataCells, inventado en la década de 1990 y fabricado por CityGreen, se ve como bloques y está hecho de 100% de resina de polipropileno que puede apilarse a varias alturas y cortarse y formarse según sea necesario durante la construcción. Son módulos de componente único que se unen para formar una matriz esquelética que luego se llena de tierra. Esto hace que la instalación sea rápida y fácil en comparación con los sistemas de componentes múltiples. También pueden extenderse lateralmente tanto como sea necesario, incluso bajo el tráfico vehicular y las áreas peatonales con una cobertura superficial mínima.

Otro producto similar se llama Silva Cells, producido por DeepRoot. Las células de suelo de raíz profunda parecen estanterías industriales de acero. Las unidades de plástico se pueden apilar a varias alturas antes de que se cubran con una plataforma que soporte los paisajes duros.

El producto ArborSystem de GreenBlue, son módulos de soporte estructural que permiten pavimentos sobre la mezcla de suelo adecuada utilizada para nutrir árboles de la calle y tienen el beneficio adicional de proporcionar retención de aguas pluviales. Otros fabricantes tienen productos con nombres como Urban Tree Box y Storm Tank Module. Todas estas unidades se apilan desde una superficie dura en la parte inferior del hoyo de plantación. Están rodeados con la cantidad óptima de suelo de alta calidad para el crecimiento de la raíz del árbol y el tratamiento de aguas pluviales. Las celdas del suelo se pueden extender lateralmente tanto como sea necesario. Las celdas de suelo también pueden acomodar utilidades durante la instalación. El peso del pavimento y cualquier carga superficial se transfiere hacia abajo por las celdas al suelo firme en el fondo del hoyo de plantación, mientras que el suelo ideal permanece suelto y adecuado para el desarrollo de las raíces. Juntos, el bastidor y la plataforma de cada celda de suelo admiten el material duro y pueden cumplir con los requisitos de carga AASHTO H-20. Los sistemas de riego pueden integrarse en el diseño de la celda del suelo. El agua también puede ingresar al sistema a través de adoquines permeables, desagües y cuencas de captación, y pasar por las plantaciones para proporcionar agua a los árboles.

Contras

Además de las emisiones de dióxido de carbono y los altos costos creados al excavar el hoyo de plantación y transportar el suelo, también se liberan las emisiones al enviar las celdas desde su lugar de fabricación al sitio de instalación. Las células del suelo pueden dañarse con equipos pesados ​​durante la reparación o instalación de servicios subterráneos. Se requiere atención especial durante el diseño de las celdas de suelo y los servicios subterráneos.

Contras

Al igual que las células del suelo, las emisiones y el alto costo se crearán al excavar el pozo de plantación, así como transportar y mezclar la piedra.

Comparación de costos

Conclusión Todas estas técnicas de instalación son más costosas que la plantación urbana convencional de árboles en la calle, pero son mucho mejores. Ningún concepto es la panacea final para todos, para las plantaciones del árbol de la calle. Sin duda, la selección de árboles y las prácticas de vivero también son cuestiones importantes. Nota: La mención de nombres de marcas en este artículo no constituye una aprobación de estos productos. Se mencionan solo para proporcionar al lector información útil.

Hoyos de plantación de árboles y contenedores sobre el suelo

A veces llamados “bóvedas de árboles”, los hoyos de instalación de árboles también se conocen como “ataúdes de árboles”, y con buenas razones. Los árboles en entornos urbanos cargados de concreto y rodeados de aceras de concreto luchan contra muchos estreses que inhiben el crecimiento como espacio de enraizamiento limitado, contaminación del aire, temperatura excesiva, impactos de vehículos, etc. Aunque instalar un árbol en el hoyo de árboles no es ideal, en muchos casos, los hoyos ofrecen la única oportunidad para instalar árboles en un entorno de calle. Los hoyos de árboles se deben construir siempre que sea posible de modo que un canal continuo de suelo debajo del pavimento conecte los hoyos individuales y permita mayores volúmenes de suelo para el crecimiento compartido de raíces y el almacenamiento de agua. Los hoyos de árboles levantados también pueden diseñarse para acomodar árboles múltiples en lugar de simples. Donde se deben construir hoyos individuales, pueden estar arriba, en, o debajo de la superficie del pavimento. Si están arriba, se deben tomar medidas adicionales para la fertilización suplementaria y el riego. Si están en el nivel de la superficie, plantar algunas plantas perennes resistentes duras o cubre suelos en el momento de la instalación del árbol para desalentar el tráfico peatonal sobre las raíces del árbol. Si el nivel del suelo del hoyo esta entre 5 y 20 cm por debajo de la superficie del pavimento, instale adoquines de concreto, una cubierta de hoyo ajustable o rejilla para acomodar el crecimiento del tronco y evitar un accidente peatonal.

 Espacio de enraizamiento

Desafortunadamente, el éxito de plantación en un árbol a menudo sigue lo que podría llamarse la “Regla de cuatro”: las raíces de un árbol con un diámetro de tronco de 4 “llenarán un pozo de 4’x4’x4 ‘dentro de 4 años. Esto generalmente resulta en una desaceleración o detención del crecimiento y la muerte prematura del árbol. Una reconstrucción planificada de calles o aceras ofrece una excelente oportunidad para construir mejores sitios de plantación de árboles. Las siguientes estrategias son las mejores para garantizar la supervivencia de los árboles y las calles verdes.

 Buen suelo, suelo de calidad, árboles de calidad

El mejor método para preparar un hoyo para la plantacion de árboles es eliminar todos los escombros urbanos y rellenar la mayor cantidad posible de tierra alrededor del área del hoyo con un sustrato uniforme y de buena calidad, Los ingredientes del suelo deben prepararse a fondo y mezclarse antes de la instalación. El tipo de suelo debe ser consistente en todo el hoyo y en la ubicación más externa disponible para el crecimiento de la raíz. Los suelos para el diseño de hoyos de árboles deben ajustarse cuidadosamente a la ubicación

El suelo a lo largo de las calles urbanas o en los parques de la ciudad debe mejorarse mediante la enmienda o el reemplazo del suelo.

Es penoso observar la mala calidad de las tierras que se utilizan en la plantación de árboles en la ciudad. Estas garantizan el futuro de los árboles.

Sustrato de plantación uniforme.

Aireación y agua: demasiado o muy poco, debe considerarse

. La mezcla CU-Structural Soil, como se mencionó anteriormente, a veces se denomina suelo de ingeniería o de carga, y es una alternativa para la instalación en hoyos y debajo de las aceras.

Amsterdam Tree Soil es otra mezcla de suelo que mantendrá el agua del árbol y permitirá la modesta compactación necesaria para las aceras

(. Amsterdam Tree Soil se desarrolló como un tipo de suelo estructural en los Países Bajos que consiste principalmente en arena medianamente gruesa con algo de arcilla y materia orgánica. y, arena, como suelo estructural para la plantación de árboles en la ciudad)

Desafortunadamente, la tasa de compactación del 80% no es aceptable por el código, en la mayoría de las ciudades.

 Agua

Un árbol en un hoyo a menudo sufre de falta de oxígeno debido al drenaje deficiente. Además de llenar el hoyo con un perfil de suelo uniforme, el drenaje puede ser facilitado por un sistema que drenará el exceso de agua de las raíces. Los hoyos se pueden vincular con una red de tuberías perforadas que van desde los desagües pluviales hasta el árbol. Debajo de las raíces de los árboles, un segundo drenaje con tubería perforada debe conectarse al drenaje pluvial de la ciudad. El hoyo de árbol típico tiene un volumen mínimo de solo un metro cúbico para el espacio de raíz. Los árboles en los hoyos deben regarse profundamente dos o tres veces durante el rellenado y remojos profundos y regulares a partir de entonces. El uso de adoquines permeables en lugar de pavimentos de concreto sólido puede ser otra manera de permitir que el agua y el oxígeno penetren en el suelo.

Los riegos con goteos localizados en los alcorques de plantación son actualmente el sistema más utilizado.

Elija la especie adecuada

Un paso crítico hacia la creación de cualquier paisaje urbano sostenible es seleccionar el árbol correcto para el lugar correcto. Solo árboles pequeños o pocas especies   pueden sobrevivir en espacios pequeños como el hoyo típico de un árbol. La instalación de árboles en hoyos independientes de árboles dicta el uso de especies de crecimiento lento que tienen un tamaño maduro relativamente pequeño y una tolerancia para las condiciones urbanas. Cerca de servicios públicos y otras estructuras, los árboles con forma de columna pueden evitar la poda más adelante.

El clima es un condicionante básico a la hora de elegir la especie adecuada, debemos informarnos cual es la paleta de árboles disponibles para plantas en nuestra ciudad.

Leer más en jardinessinfronteras.com Arboles en la ciudad

Rejillas para alcorques adaptadas a cada paisaje urbano
Recortando la rejilla cubrealcorque adaptándolo al desarrollo del árbol

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rejillas de árboles o cubre alcorques

La rejilla o cubre alcorque de un árbol sirve como una superficie similar a una acera para el tránsito peatonal, protegiendo el suelo de la compactación y permitiendo que el agua llegue a las raíces. Las parrillas de árbol han caído en desgracia para las instalaciones de árboles en la calle porque los anillos concéntricos de las parrillas rara vez se cortan a medida que crece el tronco del árbol. Finalmente, la rejilla rodea el tronco y el árbol se encuentra con una muerte prematura. Vemos muchos ejemplos en la ciudad.

 Estándares de rejillas de árbol

Las rejillas de árbol están disponibles en tamaños estándar en formas redondas, cuadradas o rectangulares. Los diseños son ADA (American with Disabilities Act) que cumplen con aberturas de no más de 0.6cm) y se modifican fácilmente para aceptar el desarrollo del árbol. Se debe incluir una visita de mantenimiento anual en el presupuesto antes de instalar el árbol. Esta visita proporcionará la expansión de la abertura de la parrilla para no restringir el crecimiento del tronco. Los dos errores más comunes al especificar rejillas de árboles son elegir tamaños inadecuados e instalación incorrecta. Si la rejilla de un árbol se coloca directamente en el suelo en lugar de suspenderse en un marco adecuado, puede causar la compactación del suelo y la compresión vertical en las raíces que destruirá completamente un árbol.

Usemos rejillas para árboles con una abertura mínima de (30 cm) para el árbol y con secciones removibles que puedan romperse o cortarse para permitir el crecimiento del árbol. Llenar el espacio entre el grado de acabado del árbol y el árbol rallado con grava de más de (0.6 cm) para limitar la acumulación de residuos debajo de la parrilla y al mismo tiempo permitir la penetración de aire y agua.

Las rejillas o cubre alcorques se han usado durante décadas alrededor de la base de árboles en los distritos comerciales del centro. Las rejillas están diseñadas para presentar una superficie nivelada para peatones y ciclistas y para soportar su peso mientras se evita la compactación del suelo sobre las raíces. También evitan que la tierra, el mantillo o la grava que tradicionalmente se coloca alrededor de la parte superior del cepellón se desborde hacia la acera. Las rejillas de los árboles también agregan un elemento estructural formal al diseño del paisaje urbano. Ayuda a apoyar el crecimiento de los árboles y fortalecen su resistencia contra influencias ambientales perjudiciales. No son para paisajes sostenibles, sino que son una solución a corto plazo para paisajes urbanos. Las rejillas se deben quitar del árbol tan pronto como sea lo suficientemente grande como para sobrevivir en el paisaje urbano sin ellas. Las rejillas de los árboles son menos apropiadas para los entornos de los parques, donde generalmente hay un espacio adecuado para las raíces. Una vez que se eliminan las rejillas de los árboles, se deben reemplazar con plantas perennes resistentes que sirven como mantillo vivo. Instalar plantas perennes de crecimiento bajo y resistentes en los hoyos de árboles no debe incluir vides y plantas agresivas. Las plantas perennes no solo se ven atractivas y desalientan el tránsito peatonal sobre las raíces de los árboles, sino que también pueden mejorar la calidad del suelo, dependiendo de las plantas que se usen. A menudo las plantas sirven como unos mini jardines.

Las investigaciones recientes están fomentando el uso de materiales porosos en lugar de las rejillas de los árboles. Estos materiales contienen pequeñas piedras y trozos de astillas de madera o fragmentos de goma, que se mantienen unidos con diferentes tipos de resinas. Hay varios productos en el mercado en este momento. Las resinas permiten que el agua pase a través de las partículas más duras, mientras que las virutas de caucho y madera proporcionan cierta flexibilidad. Deben ser bien instaladas y acorde con el paisaje urbano. Las hemos visto en plazas y jardines históricos donde nunca debieron ser instalados,

Protectores de árboles

Los protectores de árboles deben extenderse verticalmente desde las rejas de los árboles y servir para proteger los árboles en áreas altamente activas. Las protecciones de los árboles deben ser angostas, estar pintadas de un color similar y estar relacionadas con otros muebles del paisaje donde están instalados. Están diseñados para proteger a los árboles del mantenimiento de las aceras, de vándalos y animales. Se fabrican en dos o más piezas y se atornillan para facilitar el envío y la instalación alrededor de los árboles. Los protectores de árboles se deben quitar tan pronto como el tronco del árbol sea lo suficientemente grande como para ser visto por los operadores de acera y lo suficientemente grande como para tolerar el encadenamiento de las bicicletas

 Adoquines

En lugar de rejas de árboles, ladrillos y adoquines, los adoquines se pueden utilizar para crear un área de paredes bajas que rodee el hoyo de plantación que está a (15 – 30 cm) sobre el nivel de la acera. Esta superficie elevada alienta a los peatones a caminar y ayuda a limitar la compactación sobre las raíces más cercanas al árbol. Dado que esta área elevada se puede considerar un peligro de tropiezo, una opción es colocar los adoquines de la unidad a nivel con la acera alrededor del árbol. Los adoquines permiten que el aire y el agua se muevan en el suelo a través de las grietas rellenadas de arena entre los adoquines. Las pavimentadoras son más efectivas cuando se usan junto con suelos estructurales o celdas de suelo, evitando la necesidad de una base compactada de polvo de piedra o arena.

Mantillo como mulching o acolchado

El mantillo orgánico se recomienda normalmente alrededor de los árboles para la retención de agua y la prevención de hierbas no deseadas. Sin embargo, no es práctico que los árboles de la calle se nivelen con las aceras. El mantillo puede usarse en un lecho de plantación elevado si los lados son lo suficientemente altos como para contenerlo o cercado para evitar que los peatones caminen sobre el mantillo.

Poda estructural

El objetivo de la poda de un árbol bien conducido es mantenerlo en un tamaño manejable que lo ayude a mantener una proporción de brote a raíz sostenible. Una poda excesiva puede ayudar a limitar el crecimiento de las raíces a continuación.

Mantenimiento

El mantenimiento de los árboles recién instalados debe planificarse durante al menos un año después de la plantación y preferiblemente en el segundo y tercer año. Los voluntarios pueden ser grandes ayudantes para regar y para ayudar a árboles jóvenes con poda estructural desde el suelo. Los voluntarios son entusiastas, a menudo defensores de la protección de los árboles públicos, y son mano de obra rentable. Sin embargo, los voluntarios deben recibir un día de enseñanza práctica de recorte antes de que se les asigne una poda estructural en los árboles de la ciudad. La poda estructural generalmente comienza dos años después de la instalación. V En muchas comunidades, una instalación en un hoyo de plantación es una de las principales oportunidades para cultivar árboles. A pesar de que los hoyos no son perfectos, las buenas prácticas de instalación y mantenimiento pueden ayudar a compensar los factores limitantes del sitio que presentan.

Contenedores de acero plantados

 Contenedores sobre el suelo

Los contenedores sobre el suelo que son decorativos y se asientan sobre una superficie pavimentada, vienen en una amplia gama de tamaños, colores y materiales. Los tamaños para árboles varían desde (110 cm.de diámetro por 45 cm.de alto) hasta (175 cm.de diámetro por 75 cm. de alto) (110 cm de diámetro x 48 cm de alto) a (180 cm de diámetro) x 75 cm de altura)]. Pueden ser de madera, una variedad de plásticos y metales, cerámica, piedra y prefabricados de hormigón. Están diseñados para el uso de árboles en la calle, así como para edificios, hogares y oficinas. Se usan tanto en interiores como en exteriores en áreas donde tienen el mayor impacto visual. Siempre instalemos el tipo correcto de árbol en el contenedor que se ajuste a su sistema raíz. Asegurémonos de que el contenedor ofrezca un amplio soporte de suelo y retención de agua. Las plantas necesitan ser regadas continuamente en contenedores y los agujeros de drenaje son necesarios para eliminar el exceso de agua. La plantación en contenedores significa un riego constante, especialmente en períodos cálidos y secos. Se recomiendan macetas de riego automático porque tienen un depósito con un accesorio de llenado de manguera. Al mantener el depósito lleno, las plantas no se quedarán sin agua. El diseño proporciona remojo continúo utilizando la acción capilar a través de perforaciones que exponen el suelo al depósito de agua. Si hay fuertes lluvias, las macetas deberían tener desbordamientos incorporados para eliminar el exceso de agua.

Formación de árboles jóvenes

La formación de árboles jóvenes se refiere a un método de poda destinado a establecer una buena forma y mejorar la estructura de las ramas a una edad temprana. En general, cuanto más pequeña es la herida y más joven es el árbol, menor será la descomposición. Los árboles debidamente configurados no solo son más agradables estéticamente, sino estructuralmente más fuertes. Esto puede reducir significativamente la probabilidad de falla de rama o tronco a medida que el árbol madura y la necesidad de una poda correctiva y otras medidas de mantenimiento a lo largo del tiempo. Esto significa una vida más larga para el árbol y un mejor rendimiento de su inversión. Esta poda debe comenzar dos años después de instalar el árbol. La creencia de que los árboles deben podarse cuando se instalan para compensar la pérdida de raíz está equivocada, si deben sanearse. Los árboles necesitan todas sus hojas y puntas para producir alimentos y sustancias que estimulen la producción de nuevas raíces. Si eliminar ramas secas y/o desgajadas. Los árboles sin podar se establecen mucho más rápido y con un sistema de raíces más fuerte que los árboles podados en el momento de la instalación.

 La poda adecuada a cada especie de árbol

Los árboles se podan cuando son jóvenes para eliminar los problemas a largo plazo. Los tallos co-dominantes son un buen ejemplo. Al eliminar un líder cuando el árbol es muy joven, el árbol puede recuperarse fácilmente y la herida es muy pequeña. Podar los árboles jóvenes también reducirá el daño potencial de los peligros y mejorará la resistencia sostenida de un árbol para reducir la falla. Varias ramas que surgen del mismo punto en el tallo son accesorios débiles y deben eliminarse temprano. Cuando un árbol ha sido recientemente instalado, está en un estrés severo. Este estrés a menudo hará que el árbol envíe tallos co-dominantes que se vuelvan visibles dentro de un año o dos después de la instalación. Uno de estos tallos debe cortarse o reducirse de tamaño para que el árbol entero no esté sujeto a fallas en el futuro. El hábito de crecimiento del árbol y su uso del paisaje determinan cómo y hasta qué punto debe podarlo para desarrollarlo a la forma deseada. Los árboles con un fuerte líder central y una forma cónica como (Liquidambar) y (Quercus palustris) pueden necesitar poca o ninguna poda. Las coníferas pueden desarrollar tallos co-dominantes que deben eliminarse temprano y durante su período de inactividad. Los arces azucareros (Acer saccharum) a menudo producen múltiples líderes y necesitan podas tempranas. Por otro lado, los árboles con hábitos de crecimiento irregulares como el pistacho chino (Pistacia chilensis), con una estructura de rama pobre como el fresno (Fraxinus velutina), o con laterales vigorosos como en árboles frutales en flor, pueden necesitar unas podas considerables. Los árboles de la calle deben tener ramas de andamio más altas que los árboles utilizados para la detección visual o cortavientos. La poda es generalmente la forma más efectiva de dirigir el crecimiento de una planta.

Programa de poda a cinco pasos

Se ha desarrollado un programa de cinco pasos para podar apropiadamente un árbol joven. Para reducir el estrés en los árboles recién instalados, la poda no debe comenzar hasta 3 años después de la plantación, cuando también se puede volver a aplicar mulching. Los árboles recién instalados podrían recibir los pasos 1 y 2 una vez que se establezcan las raíces.

 Paso 1.- Al momento de la plantación, inspeccionamos el árbol y quitamos solo las ramas muertas y enfermas. Las ramas rotas o dañadas proporcionan un punto de entrada para los insectos, la podredumbre y las enfermedades. La poda de las ramas enfermas a menudo puede evitar que la infección se propague a otras partes del árbol.

Paso 2.- Seleccionemos un líder central y elimina las ramas competidoras. Dos años después de la plantación, la mayoría de las especies de árboles se benefician al tener un tallo central que se estrecha hacia un único líder en la parte superior de la corona. Si hay varios líderes compitiendo entre sí, seleccionemos el más vigoroso y orientado verticalmente, y luego eliminar el resto. No nos preocupemos si el líder seleccionado no es perfectamente recto o vertical, ya que generalmente se autocorregirá a medida que crezca el árbol. También tengamos en cuenta que varios líderes comienzan en respuesta al estrés de la plantación, por lo que no son visibles en el Paso 1.

Paso 3.-Seleccionemos la rama permanente más baja dependiendo del uso previsto del árbol. Verifique las ordenanzas locales para los mandatos de altura mínima de las de ramas. Por ejemplo, los árboles de la calle deben podarse de modo que la rama más baja en el lado de la acera esté a 2´40 metros del suelo y la rama más baja en el lado de la calle esté a 4´50 metros. Las ramas adjuntas fuertes también deben conservarse y las ramas adjuntas débiles deben eliminarse. En áreas que requieren alturas de rama mínimas más altas, puede ser necesario esperar hasta que el árbol crezca más alto antes de determinar la rama más baja.

Paso 4.- Seleccionemos las ramas de la estructura sobre la rama prominente más baja y recorte o elimine ramas competidoras. Seleccionemos ramas accesorias fuertes y verifiquemos el espacio radial y el espacio vertical. Las ramas de la estructura son aquellas que permanecerán permanentes y dictarán la forma general del árbol. Todas las ramas de la estructura deben compartir una unión fuerte con el tallo principal, y su diámetro máximo (grosor) no debe ser mayor que ½ del diámetro del tronco en el punto de unión. Todas las ramas débilmente unidas deben ser eliminadas o reducidas significativamente para dirigir el crecimiento a las ramas estructurales. El espacio vertical entre las ramas de la estructura debe ser de aproximadamente 45 a 50 cm. para árboles grandes (diámetro del tronco maduro 30cm. o más y 30 cm.) para árboles más pequeños. A medida que el árbol madure, puede ser necesario podar y / o eliminar algunas de las ramas originales de la estructura. Dos o más ramas vigorosas que surgen en o cerca del mismo nivel en el tronco tienden a “ahogar” al líder y las ramas superiores. Esto es especialmente cierto en árboles de “rápido crecimiento” cuyos laterales crecen a partir de brotes formados en la temporada anterior, como árboles frutales en flor, morera (Morus).

Paso 5.- Las ramas temporales deben seleccionarse y conservarse durante varios años. Estas son ramas debajo de la rama permanente más baja. Dejar varias ramas temporales ayudará a mantener el crecimiento del diámetro en la parte inferior del tronco. Las hojas en ramas temporales producen alimento para el árbol joven, protegen la corteza joven del sol y pueden ser removidas más tarde cuando están sombreadas. Las ramas temporales deben ser más pequeñas y menos vigorosas que las ramas permanentes de la estructura para evitar la competencia. También puede ser útil podar ramas temporales hasta el tercer botón para minimizar la competencia. Hacerlo sirve para aumentar el ahusamiento del tallo, proporcionando al árbol una base que es más estable bajo la presión de vientos fuertes y cargas pesadas. Las ramas en el tallo inferior también pueden ayudar a reducir el vandalismo y otras lesiones mecánicas. Cuando los troncos de pequeños árboles en crecimiento (ej. Júpiter y arce japonés) son 5 a 8 cm de calibre, o los árboles grandes (por ejemplo, olmo y sicómoro) son de 15 a 20 cm. en el calibre, la cantidad de ramas temporales se puede reducir en un período de 1, 2 y 3 años. Retire las más grandes en cada poda para minimizar el tamaño de las heridas de poda.

Consejos útiles. –

Como regla general, no más del 25% de la corona viviente debe eliminarse en un año. Grandes ramas defectuosas o árboles excepcionalmente vigorosos pueden garantizar una poda más agresiva. Aproximadamente la mitad del follaje debe estar en las ramas que se originan en los 2/3 inferiores del tallo principal. Esta regla puede ser útil para guiar su selección de sucursales permanentes. Pode durante los meses de invierno mientras los árboles estén inactivos, aunque las especies que rebrotan mal, como los tilos o los manzanos silvestres, se podan mejor poco después de que las hojas se hayan expandido por completo. Las ramas que están muertas, enfermas o dañadas se pueden eliminar en cualquier momento.

 Usar técnicas de poda apropiadas es esencial. –

Una mala poda puede causar daños que duran toda la vida del árbol. Los árboles jóvenes débiles pueden ser el resultado de una serie de condiciones de crecimiento desfavorables, ya sea en el vivero o después de la instalación en el paisaje. Si problemas como el anillamiento o las raíces retorcidas, enfermedades, insectos, quemaduras solares en el tronco, suelos mal drenados, etc. no limitan el crecimiento, la poda severa puede ser el último recurso que revitalizará el árbol.

Platanus xhispanica

Árboles que toleran los entornos urbanos

A continuación, se enumeran las opiniones sobre los árboles que toleran las condiciones ambientales urbanas. Estos árboles tolerarán suelos pobres, mala calidad del aire y riego desigual. Deberían tener éxito en nuestras ciudades, a lo largo de las calles y en las propiedades públicas. Si bien la instalación de árboles en las aberturas de las aceras no es el mejor sitio para cultivar árboles, si no hay otras opciones, los siguientes árboles deberían sobrevivir y crecer razonablemente bien. Es cierto que los árboles como el arce plateado, y el árbol del cielo nunca deben usarse en una ciudad, pero si tienes espacio y necesitas un árbol donde nada más crecerá, entonces úsalos.

Leer más en jardinessinfronteras.com. -Artículos sobre arbolado

Los árboles que faltan no se han eliminado porque eran inferiores. Simplemente ya no son nuevas presentaciones, pero puede mantenerlas en su lista de plantas si le han funcionado bien. Los nuevos en la lista son algunas presentaciones recientes, así como un par de cultivares más antiguos que no son muy conocidos, pero deberían cultivarse en más ciudades. He agregado enlaces a hojas informativas donde puede encontrar algunas fotos geniales de estos árboles.

Cuidado del árbol después de la plantación

Después de plantar un árbol, el período de choque del trasplante es de aproximadamente un año por cada (2,5 cm) del calibre del tronco. Por lo tanto, un calibrador de (8 cm) necesitará al menos tres años en el paisaje para recuperarse del impacto. Sin embargo, si el sitio de plantación es un sitio particularmente hostil, típico en muchos sitios de plantación urbana, este período de descarga puede ser mucho más prolongado.

 Cuidados de seguimiento. –

Después de la plantación, asegurémonos de indicar en los mapas o listas los árboles instalados sus ubicaciones. Luego, quite las etiquetas de vivero de los árboles y arbustos para evitar que las ramas y / o troncos queden estrangulados. Cubra adecuadamente los árboles y arbustos recién instalados. No apliquemos más de (10 a 15 cm) de mulch para ayudar a mantener la humedad en el suelo. El mantillo también protege la zona de la raíz del frío severo o el calor intenso, y fomenta la formación de micorrizas en las raíces. El mantillo debe mantenerse por lo menos a (10 cm) del tronco. Instale estabilizadores de raíz en árboles con coronas grandes, aquellos situados en sitios ventosos, o donde la gente pueda empujarlos. La eliminación de los estabilizadores al final de la primera temporada de crecimiento es opcional. Si el árbol está envuelto, quítelo después de la plantación. Idealmente, todos los árboles deberían inspeccionarse anualmente y cuidarse regularmente. Si un árbol muere, se debe tener cuidado para determinar su causa antes de que se instale otro árbol. Si el drenaje deficiente es un problema, debe corregirse si es posible. Si el vandalismo es un problema, haga que los niños del vecindario ayuden a instalar árboles nuevos y más grandes en estas áreas. Los niños desarrollarán un sentido de “propiedad” que ayudará a proteger al árbol de futuros ataques de vandalismo. Además, agregue una estaca grande, de (3,5 m) de altura, al lado del árbol para ayudar a protegerlo durante los primeros dos años, además de los estabilizadores de raíz subterráneos. Anime a los niños a “ser dueños” del árbol pidiéndoles que le den agua una vez a la semana. Instale árboles más pequeños en parques y áreas residenciales donde es menos probable que el vandalismo sea un problema. En áreas de alto tránsito peatonal, puede ser necesario instalar adoquines, piedras o ladrillos, colocados en arena sobre el cepellón del árbol. Esto tendrá un impacto negativo en el crecimiento del árbol, pero permitirá que siga creciendo (aunque más lentamente).

Rejillas para árboles o Cubre alcorques

Las rejillas o cubre alcorques se han usado durante décadas alrededor de la base de árboles en los distritos comerciales del centro. Las rejillas están diseñadas para presentar una superficie nivelada para peatones y ciclistas y para soportar su peso mientras se evita la compactación del suelo sobre las raíces. También evitan que la tierra, el mantillo o la grava que tradicionalmente se coloca alrededor de la parte superior del cepellón se desborde hacia la acera. Las rejillas de los árboles también agregan un elemento estructural formal al diseño del paisaje urbano. Ayuda a apoyar el crecimiento de los árboles y fortalecen su resistencia contra influencias ambientales perjudiciales. No son para paisajes sostenibles, sino que son una solución a corto plazo para paisajes urbanos. Las rejillas se deben quitar del árbol tan pronto como sea lo suficientemente grande como para sobrevivir en el paisaje urbano sin ellas. Las rejillas de los árboles son menos apropiadas para los entornos de los parques, donde generalmente hay un espacio adecuado para las raíces. Una vez que se eliminan las rejillas de los árboles, se deben reemplazar con plantas perennes resistentes que sirven como mantillo vivo. Instalar plantas perennes de crecimiento bajo y resistentes en los hoyos de árboles no debe incluir vides y plantas agresivas. Las plantas perennes no solo se ven atractivas y desalientan el tránsito peatonal sobre las raíces de los árboles, sino que también pueden mejorar la calidad del suelo, dependiendo de las plantas que se usen. A menudo las plantas sirven como unos mini jardines.

Las investigaciones recientes están fomentando el uso de materiales porosos en lugar de las rejillas de los árboles. Estos materiales contienen pequeñas piedras y trozos de astillas de madera o fragmentos de goma, que se mantienen unidos con diferentes tipos de resinas. Hay varios productos en el mercado en este momento. Las resinas permiten que el agua pase a través de las partículas más duras, mientras que las virutas de caucho y madera proporcionan cierta flexibilidad. Deben ser bien instaladas y acorde con el paisaje urbano. Las hemos visto en plazas y jardines históricos donde nunca debieron ser instalados,

Riegos de mantenimiento. –

El período de choque del trasplante se debe considerar como el período de cuidados más intensivos. Las prácticas de mantenimiento deben enfocarse en preservar todas las hojas del árbol y eliminar o reducir todas las tensiones innecesarias tales como estrés hídrico (demasiado, o muy poco), competencia por el espacio de raíz de otras plantas (especialmente césped), plagas de insectos o patógenos que hieren o defolian el árbol, deficiencias de nutrientes y heridas innecesarias. Los árboles provistos con riego regular durante la primera temporada de crecimiento después del trasplante requieren tiempo para establecer completamente las raíces en el suelo. La cantidad de tiempo requerida es de aproximadamente 3 meses (en la temporada de crecimiento más larga), y de 6 meses (o un año o más (en la temporada de crecimiento corta e inviernos más largos) Durante este período, la energía del árbol debe centrarse en el crecimiento rápido de las raíces. Los árboles trasplantados dependen casi por completo de la humedad de la raíz durante la mayor parte de la primera temporada de crecimiento y, debido a que los cepellones o superficies de raíz se secan más rápidamente que el relleno circundante, la atención se debe enfocar en la humedad de la raíz. De acuerdo con una investigación reciente, durante las primeras 4 semanas después de la instalación, un árbol requiere (½ litro) de agua por día. Durante las siguientes 11 semanas, se usa (1 litro) por día y durante las siguientes 21 semanas se usa (2 litros) de agua por día. Sin embargo, después de este punto, dependiendo de la zona, las raíces deberían haber crecido hacia la zona de la raíz agrandada, por lo que ya no es necesario el riego específico de la raíz. El riego regular después de la instalación fomenta el rápido crecimiento de la raíz que es esencial para el establecimiento del árbol. El riego ayuda a mantener y alentar al líder dominante deseable en el dosel del árbol en árboles de gran madurez. En lugar de un líder dominante, los árboles que están bajo riego durante el período de establecimiento a menudo desarrollan líderes indeseables, bajos y dobles que pueden separarse del árbol más adelante en su vida.

Regeneración de las raíces. –

La regeneración de raíces ocurre poco después del trasplante y se refiere al reemplazo de las raíces que se perdieron durante el proceso de excavación que resultaron raíces cortadas. Estas nuevas raíces crecen en la misma dirección que la raíz original. La tasa de regeneración varía dependiendo principalmente de la humedad del suelo, el tipo de suelo, la temperatura y la especie. Las especies fáciles de trasplantar, iniciarán nuevas raíces a los 17 días. El roble rojo es una especie difícil de trasplantar y tomará 24 días por lo menos un mes para comenzar nuevas raíces. Los árboles que crecen en suelos frescos tardan más en desarrollar buenos sistemas de raíces que los mismos árboles en suelos cálidos. En los suelos cálidos y arenosos durante la temporada de crecimiento que es casi todo el año, las raíces de los árboles promediarán (2 m) por año. En los trasplantes con cepellón y arpillera, se estima que solo del 4% al 8% del sistema de raíz original está contenido en el cepellón, dependiendo de cómo se mide el sistema de raíz. Una vez que se establece un árbol, muchas raíces habrán crecido una distancia final igual a aproximadamente 3 veces la altura. Durante el período de establecimiento, los brotes y el tronco crecen más despacio que antes del trasplante. Cuando sus tasas de crecimiento se vuelven más consistentes de un año a otro, el árbol se considera establecido. Cuando las raíces de los árboles de raíz desnuda y en contenedores no se extienden adecuadamente durante la instalación, pueden originarse raíces retorcidas. No se producirá el desarrollo adecuado de la raíz y el anclaje, y el flujo vascular puede estar restringido. Durante el proceso de trasplante, las raíces primarias se cortan para que las raíces de las ramas existentes a menudo comiencen a crecer más rápidamente. Esto da como resultado un sistema de raíces más fibroso, que se encuentra típicamente en árboles cultivados en viveros.

Cuidados de invierno. –

La nieve y el hielo pueden romper ramas y derribar árboles enteros, cosa que no ocurre en nuestro clima, pero si en la Región. El sol invernal, el viento y las temperaturas frías pueden blanquear y desecar follaje de hoja perenne, dañar la corteza y dañar o secar ramas, capullos y raíces. Al instalar árboles donde se sabe que este problema ocurre, oriente el árbol en el foso de siembra para que las ramas más grandes miren hacia el sudoeste. Esta será la misma orientación que tenía el árbol en el vivero, por lo que es menos probable que se dañe por el sol de invierno. La sal utilizada para deshielo de calles es dañina para los árboles y las plantaciones de paisajes. El escurrimiento de sal puede dañar las raíces y ser absorbido por la planta, lo que puede dañar también el follaje. El rocío salino de los autos que pasan también puede causar lesiones severas en las hojas o el tallo. Asegúrese de que haya muchas lluvias de primavera para lavar la sal del follaje y eliminarla del suelo. Si no las hay, será necesario proporcionar irrigación. Para evitar este problema, evite instalar árboles y arbustos sensibles a la sal en áreas con mucha sal

????????????????????????????????????

Inspecciones de salud de los árboles

Se pueden observar varias características físicas visibles para indicar la supervivencia y el bienestar general de un árbol recién instalado, incluido el examen del follaje, las ramitas, la corteza y las raíces. El color del follaje es un excelente indicador de diagnóstico. Un color verde brillante uniforme en toda la corona con hojas completamente formadas es un indicador confiable de buena salud en especies de madera dura. El color amarillento indica estrés hídrico debido a la poca o demasiada humedad del suelo o puede indicar varios grados de deficiencias de nutrientes. Las hojas amarillentas e inmaduras al principio de la primavera generalmente indican estrés debido al registro de agua en el suelo durante la temporada de inactividad. Esta condición comúnmente ocurre en árboles instalados en suelos compactados. El diagnóstico del estrés hídrico del follaje de las coníferas es algo más difícil. El examen de las condiciones del suelo y las raíces puede determinar si el estrés hídrico es la causa. La longitud del alargamiento de la ramita en comparación con el crecimiento del año anterior es otro indicador de la salud de la planta. Se debe esperar cierto acortamiento de ramitas debido al shock de trasplante. Instalar el árbol demasiado profundo puede ser fatal, causar podredumbre y eventuales fallas o brotes no deseados. Aunque el examen de raíz es difícil, se recomienda cuando aparecen síntomas graves de crecimiento. El color de las puntas de las raíces de los árboles sanos y vigorosos es de color blanco a amarillo claro, con superficies lisas. Las puntas de raíz afectadas por aireación deficiente son de color marrón oscuro, morado o incluso negro y tienen superficies rugosas. Estos pocos consejos ayudarán a asegurar el éxito de los árboles recién instalados.

Las plantaciones de arboles en zonas del litoral afectadas por los vientos y brisas marinas serán tratados en otro articulo especifico de estas zonas.

Tala de árboles urbanos

Si se usa con sensatez, la vegetación urbana puede reducir las altas temperaturas del aire de verano y de ese modo ayudar a atenuar el efecto de isla de calor urbano. El verde urbano incluye parques, espacios verdes públicos más pequeños, jardines privados, árboles en las calles y fachadas y techos verdes

En la literatura, el término “bosque urbano” se usa a menudo para describir la totalidad de los árboles urbanos, ya sea que crezcan como árboles individuales a lo largo de una calle o dentro de un bosque urbano.  Además, el término “infraestructura verde (urbana)” se usa a menudo para describir medidas e intervenciones que usan la vegetación para proporcionar beneficios humanos y del ecosistema

¿Están nuestros árboles urbanos en peligro? La enfermedad, el clima extremo y las prioridades cambiantes del consejo amenazan a muchos de nuestros árboles urbanos maduros

Sin embargo, los árboles pueden ser peligrosos. Los árboles o partes de árboles pueden caer y causar lesiones a personas o daños a la propiedad. Es importante evaluar los árboles por riesgo. Si bien cada árbol tiene el potencial de caer, solo un pequeño número impacta a algo o a alguien: un objetivo. No existe un árbol completamente “seguro”. Es responsabilidad del propietario proporcionar la seguridad de los árboles en su propiedad y los gestores de los árboles de nuestra ciudad.

Caída de árbol sobre coche

Algunos defectos en árboles urbanos

  1. Recrecimiento de descope, limpieza de líneas u otro tipo de poda
  2. Líneas eléctricas adyacente al árbol con peligro de interferencia a las redes.
  3. Ramas rotas o parcialmente adheridas a la estructura del árbol
  4. Cavidades en el tronco o rama que no puedan ser corregidas.
  5. Ramas muertas o moribundas. Cualquier rama seca del árbol.
  6. Ramas que surgen de un solo punto en el tronco. Posibilidad de desgajes
  7. Deterioro y pudrición presentes en heridas viejas en tronco y ramas.
  8. Cambios recientes en el grado o nivel del suelo u otras construcciones, zanjas etc.…

Todos los árboles presentan cierto nivel de riesgo para las personas, estructuras y servicios públicos cercanos. Típicamente, este riesgo es mínimo y está ampliamente superado por los beneficios ambientales, sociales y económicos que ofrece el árbol en cuestión. A medida que los árboles envejecen o se debilitan por plagas, enfermedades, mal mantenimiento, podas inadecuadas y / u otras tensiones, este equilibrio puede cambiar, requiriendo que el propietario o gerente de un árbol decida qué nivel de riesgo está dispuesto a aceptar y qué modificaciones, si las hay, son necesarias. Los arboristas acreditados experimentados pueden ayudar en este proceso de decisión llevando a cabo una evaluación de riesgos profesional que especifique la probabilidad de una falla total o parcial del árbol, las consecuencias de tal falla y los objetivos potenciales afectados.

Se han desarrollado una variedad de métodos de evaluación de riesgos para guiar a los profesionales a través del proceso de inspección de árboles. En España, tras la evaluación de riesgos han obtenido la mayor aceptación entre los profesionales de cuidado de árboles, los programas urbanos municipales de la Asociacion Española de Arboricultura (AEA), La AEA es miembro de INTERNATIONAL ARBORICULTURE ASSOCIATION y de EUROPEAN ARBORICULTURE COUNCIL, máximas corporaciones a nivel europeo e internacional en materia de arboricultura.

Existe la profesión de arbolista como tal, aunque aún no existan las titulaciones concretas, cuestión que si ocurre en el resto de Europa.

Hay objetivos concretos que deben seguirse para lograr una ciudad segura y arbolada:

Seguir la Carta de Barcelona que muchísimos ayuntamientos firmaron, pero no cumplieron

Plantar árboles de calidad en suelos con abundante volumen y de calidad (suelos estructurales)

Trabajar a favor de tiempo reconociendo el cambio climático e ir plantando otras especies más adaptadas

El trabajo de los urbanistas en el diseño urbano debe condicionarse a la salud pública y por ende al ciudadano y eso significa primar la ciudad arbolada y ajardinada al vehículo. Primero el ciudadano y el árbol, como factor medioambiental, y detrás el coche, pero con garantías de mejora del bosque urbano, Solo se conseguirá con equipos multidisciplinares.

El personal que toma decisiones técnicas tiene que estar cualificado en Arboricultura. Las empresas de servicio que trabajen con arbolado deben tener Arbolistas cualificados en sus contratos

Se debe potenciar por parte de las administraciones y sector privado la evidente necesidad de contar con muchos más profesionales debidamente formados y certificados por el EAC: EUROPEAN TREE WORKER y EUROPEAN TREE TECHNICIAN

Los planes de gestión y planes directores del arbolado deben ser diseñados y ejecutados por especialistas en arbolado urbano.

Se debe disponer de recursos de inversión para cumplir con el horizonte 2020 que fijan las directrices europeas. Se deben renovar infraestructuras que favorezcan el desarrollo del árbol y la habitabilidad para el ciudadano, inversión que a fecha de hoy es insuficiente.

Es fundamental para el control y el buen hacer del Plan de Gestión y del Plan Director modificar las actuales tasas de reposición. Los actuales contratos solo pueden cumplirse con personal funcionario suficiente y a la vez bien formado, destacando que, en Arboricultura, la formación permanente es elemento fundamental para la conservación del bosque urbano y disminuir el nivel de riesgo.

Solo un tratamiento profesional del problema junto con planes directores y de gestión del arbolado urbano paliará el riesgo de daños a ciudadanos por fracturas en árboles o palmeras.

(Del Comunicado de la Asociacion Española de Arboricultura (AEA))

Si personas están expuestas a un árbol peligroso, se debe completar una evaluación de riesgos y si no existe solución para mantenerlo, debe ser eliminado. Solo una persona con capacitación adecuada aceptable puede realizar la evaluación y asesorar sobre la gestión del peligro.

Administración del riesgo de un árbol

Un arbolista puede ayudar a gestionar los árboles  y puede proporcionar tratamientos que pueden ayudar a reducir el riesgo asociado con ciertos árboles. Un arborista familiarizado con la evaluación del riesgo del árbol puede sugerir uno o más de los siguientes:

  • Eliminar el objetivo. Mientras que una casa o una línea de alimentación cercana no se puede mover, es posible mover mesas de picnic, automóviles, elementos del paisaje u otros posibles objetivos para evitar que sean golpeados por un árbol que cae.
  • Pode el árbol. Retire las ramas defectuosas del árbol. Debido a que una poda inapropiada puede debilitar un árbol, un arbolista certificado por ISA lo hace mejor.
  • Cablee y abrace el árbol. Proporcione apoyo físico para ramas débiles y tallos para aumentar su fuerza y estabilidad. Dichos apoyos no son garantías contra fallas.
  • Proporcionar cuidado de rutina. Los árboles maduros necesitan cuidado de rutina en forma de agua, nutrientes (en algunos casos), mantillo y poda según lo dicten la estación y su estructura.
  • Eliminar el árbol. Algunos árboles con niveles de riesgo inaceptables se eliminan mejor. Si es posible, plantar un árbol nuevo en un lugar apropiado como reemplazo. ¡

Reconocer y reducir el riesgo de los árboles no solo aumenta la seguridad de los ciudadanos  sino que también mejora la salud del árbol y puede aumentar su longevidad!.

la información del riesgo de árboles evaluada y recolectada con precisión es fundamental para minimizar las lesiones y el daño  cuando los árboles caen.

Talar un árbol no deben ser un tabú, cuando la tala es justificada.

Sevilla septiembre 2018